FGR atrae investigación de asesinato de normalista y hace pelear a Seguridad Pública y FGE

Texto y foto: Margena de la O 

Martes 12 de marzo del 2024

Chilpancingo

El hecho de que la Fiscalía General de la República (FGR) se hiciera cargo de la investigación del ataque de policías estatales a los normalistas de Ayotzinapa ocurrido el jueves pasado, al oriente de la ciudad, donde asesinaron al estudiante Yanqui Kothan Gómez Peralta, de 23 años, puso en jaque al gobierno estatal al quedar exhibido con su falseada versión de los hechos.

En este momento, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal mantiene una confrontación mediática al responsabilizarse mutuamente de lo que no hicieron con los policías estatales que participaron en la agresión a los normalistas, en particular porque este martes por la mañana el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que el elemento que asesinó al estudiante, huyó.

“Ayer el presunto responsable del asesinato del joven de la Normal de Ayotzinapa, se fugó, el policía. Se está haciendo la investigación, la búsqueda, se van a fincar responsabilidades”.

Eso generó reacciones de parte de los estudiantes, que esa misma mañana irrumpieron en la FGE, donde lanzaron explosivos y quemaron algunos vehículos que estaban estacionados adentro del edificio.

Así quedaron las instalaciones de la FGE tras el paso de los normalistas, esta mañana del 12 de marzo, en Chilpancingo.

También acarreó que la FGE y la SSP se señalaran públicamente, mediante comunicados, sobre el caso de los policías.

El primer comunicado salió de la FGE para aclarar que “ninguna autoridad puso a disposición de esta Fiscalía a los policías estatales involucrados”, menos pudieron estar en calidad de detenidos por la dependencia, porque no realizan “arrestos administrativos”.

Enseguida a estos apuntes, en el comunicado está planteada la necesidad de que aclaren “qué autoridad mantiene bajo resguardo a los citados funcionarios estatales”.

El comunicado de la FGE lo difunden cuando todavía en las instalaciones personal oficial hacían trabajos para componer parte de los desastres, producto de la irrupción de los estudiantes al inmueble.

Más tarde, la SSP difundió un comunicado donde expuso que los policías estatales involucrados dieron su declaración ministerial ante el Ministerio Público de la Agencia Especializada de Delitos Graves de la FGE a las 7:30 horas de la mañana del viernes 8 de marzo, es decir horas después de los hechos.

Hay dos elementos que expone la SSP: es competencia de la FGE “la retención de los elementos por al menos 48 horas” o solicitar una ampliación del término o una orden de aprehensión. Señaló “dilaciones” de parte de la Fiscalía al negarse a “recepcionar la puesta a disposición”.

“Asimismo, durante todo el evento, la enlace del Jurídico Región Centro intentó entablar comunicación con el Jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la FGE, para el apoyo correspondiente, sin obtener resultados”, es una parte del comunicado.

Dos de los tres elementos que participaron en el ataque a los normalistas el jueves pasado, de acuerdo con el comunicado de la SSP, están resguardados de manera voluntaria, sólo en carácter administrativo, pero el otro, al parecer el que reportó el presidente, sin ser localizado.

La condición actual de este agente, aclaró la secretaría, es “por no tener una situación jurídica dictada por la autoridad correspondiente”, en clara alusión a la Fiscalía.

Con esto, la SSP refutó la versión de la Fiscalía y, al mismo tiempo, expuso cómo dos dependencias de una mismo administración estatal, la que encabeza la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, no están coordinadas. Las posiciones públicas de la FGE y la SSP las distancia de tal manera que pareciera son de estructuras gubernamentales diferentes.

Tampoco es que los funcionarios de la administración estatal hayan actuado mejor antes. La gobernadora habló públicamente del hecho hasta el cuarto día de que ocurrió, y lo hizo mediante un mensaje por redes sociales, como acostumbra, porque desde el inicio de su gobierno evita los cuestionamientos de los reporteros, así sea en actos públicos.

Secretaría de Seguridad asegura que la Fiscalía se negó a recibir a los policías implicados en hechos donde murió normalista

Texto: Marlén Castro

Martes 12 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

A las 7:30 de la mañana del viernes 8 de marzo, los policías estatales involucrados en los hechos en los que murió el normalista Yanqui Kothan Gómez Peralta rindieron su declaración ministerial ante el Ministerio Público de la Agencia Especializada de Delitos Graves de la Fiscalía General del Estado (FGE) aseguró la Secretaría de Seguridad Pública estatal a través de un comunicado de prensa.

El comunicado es una respuesta al que emitió la Fiscalía General del Estado (FGE) en el que afirmó que “ninguna autoridad puso a disposición a los policías estatales involucrados”.

Esta guerra de comunicados entre las dos instancias encargadas de la prevención y persecución de los delitos en Guerrero ocurre después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en Ciudad de México, en su conferencia matutina, que el responsable de dispararle a Yanqui Kothan se había fugado.

Una de las patrullas incendiadas por normalistas al pie del monumento a Vicente Guerrero, en Tixtla, el pasado sábado 9 de marzo.

Seguridad Pública respondió a la FGE que era su competencia “la retención de los elementos por al menos 48 horas y, en su caso, solicitar la ampliación del término, así como solicitar la orden de aprehensión”.

La dependencia del gobierno del estado también acusó a la Fiscalía de negarse a “recepcionar la puesta a disposición” de los elementos y que eso generó dilaciones en el proceso.

Explicó que durante todo el evento la enlace jurídico de la región Centro de la Secretaría de Seguridad intentó entablar comunicación con el jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la FGE para el apoyo correspondiente, sin obtener resultados.

Señaló que a pesar de esta complicación “la Secretaría de Seguridad Pública Estatal actuó sin ninguna omisión, pues los elementos se mantienen plenamente identificados”.

Agregó que dos de los elementos “se encuentran resguardados de manera voluntaria administrativa para aclarar los hechos, mientras que uno más está en proceso su localización por no tener una situación jurídica dictada por la autoridad correspondiente”.

FGE: blanco de los normalistas al conocer que se escapó el policía que mató a Yanqui

Texto: Marlén Castro

Foto: Amapola Periodismo 

Martes 12 de marzo del 2024

Chilpancingo

Cerca de las diez de la mañana, la duda y la incertidumbre de cinco días se despejó.

El blanco de los normalistas era la Fiscalía General del Estado (FGE). Se supo desde que los autobuses en los que venían viraron dos veces a la derecha después de dejar la carretera México-Acapulco.

En la ciudad, blindaron los edificios públicos más importantes desde la madrugada del viernes 8 de marzo, unas horas después del asesinato de Yanqui Kothan Guzmán Peralta, de 23 años, por policías estatales, a la salida oriente de Chilpancingo.

Definitivamente influyó para esa decisión, lo dicho casi una hora antes desde Ciudad de México por el presidente Andrés Manuel López Obrador, de que el policía estatal que disparó había escapado.

Aspectos del momento en que los vehículos están incendiándos en la FGE, después de que esta mañana irrumpieran los normalistas de Ayotzinapa en protesta por el caso de au compañero asesinado.

Los estudiantes en la Normal Rural, en Tixtla, ubicada a unos 30 minutos de la capital, comenzaron a moverse. Subieron a los autobuses que tienen retenidos desde hace varios días, antes del asesinato de Yanqui, y se enfilaron hacia el nuevo libramiento a Tixtla.

Los movimientos de los estudiantes eran monitoreados o quizá reportados desde dentro mismo por algún normalista, ya se documentó en varias ocasiones la infiltración de los estudiantes por parte de las autoridades a través de diferentes instancias.

Cuando se movieron los normalistas, el gobierno del estado comenzó a desalojar de forma inmediata a los trabajadores en Palacio de Gobierno, Congreso del Estado, edificio Juan Álvarez, en el centro de la ciudad, y a los de la FGE.

Alrededor de las 9:40, los autobuses con los normalistas entraron a Chilpancingo, por el acceso norte de la ciudad, de ese lado el nuevo libramiento entronca con la Autopista del Sol.

La caravana de autobuses se metió a la Autopista y siguió por la vía rápida como si fuera a Acapulco, cuando llegó a la altura del Palacio de Gobierno continuó de frente. Entonces se supo que las oficinas centrales, en las que despacha la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, no eran objetivo.

A las 10:10 arribaron al edificio blindado con barricadas de guardias nacionales. A los normalistas les bastaron 30 minutos para dejar el lugar, tal y cual queda una zona de guerra.

Unos 200 normalistas bajaron de esos autobuses, casi cada uno, con un equipo de cuatro bombas molotovs, preparadas en envases grandes de refrescos, también petardos y cohetones. Los normalistas se lanzaron contra la Fiscalía como una parvada de langostas sobre un campo de maíz.

A cierta distancia, empezaron a prender fuego y aventar los artefactos uno tras otro, superando desde el primer momento a los cerca de 100 elementos de la Guardia Nacional que desde dentro intentaron defender el edificio.

Unos 10 minutos de petardos y bombas molotovs después los guardias nacionales lanzaron gases lacrimógenos sólo para que les permitiera replegarse y retirarse.

Ya con el edificio sin protección y mientras seguían lanzando bombas y petardos, un grupo de normalistas condujo una camioneta blanca propiedad de la Normal Rural y la estrelló varias veces contra la barda de cemento al lado derecho de la entrada principal, en donde hizo un boquete por el que pasaron los normalistas.

No fue el único lugar que abrieron. De lado izquierdo de la puerta de acceso principal, otro grupo quitó un pedazo de la reja, por donde más estudiantes se brincaron.

Adentro, los estudiantes fueron incendiado los autos estacionados, algunos oficiales y otros propiedad de los mismos trabajadores.

En unos cinco minutos, con todos los autos incendiándose, el lugar se convirtió en un espacio con varias llamaradas y se envolvió en una enorme nube de humo negra, la cual podía verse a varios kilómetros a la redonda.

Mucha gente comenzó a subir a redes sociales grabaciones de lo que veían a kilómetros de la Fiscalía.

“Desde dónde estoy así se ve el lugar donde se ubica la Fiscalía”, dijo un usuario de Facebook alrededor de las 10:30 de la mañana. Estaba lejos y lo que se miraba a distancia era impresionante, pero menos de como se veía a unos cuantos metros.

Después de incendiar los autos en el estacionamiento, los estudiantes se metieron a las oficinas de la Fiscalía por el punto conocido como la pluma, por donde entran los carros. Iban atrás de ellos, los comunicadores que reportan para muchas páginas digitales.

Los normalistas les marcaron el alto a los comunicadores. Les dijeron que hasta ahí llegaban.

“Alto ahí, alto ahí, siempre dicen las cosas a su conveniencia. Nunca dicen la verdad”, increparon y salió su reclamo en los en vivos de todas estas páginas. La marabunta de estudiantes pasó la pluma y se metió a las oficinas sin permitir el paso a ningún reportero.

Al cabo de unos tres minutos salieron y se dirigieron a sus autobuses.

“Amonos, amonos, amonos ya, entiendan, vámonos todos”, decía uno de los normalistas al mando.

Todos comenzaron a subirse a los autobuses. Alrededor de las 10:40 se retiraron. Dejaron el lugar envuelto en llamas.

Sólo 30 minutos bastaron para mostrar esta fuerza demoledora de los estudiantes otra vez agraviados.

Irrumpen normalistas en la FGE al comprobarse que policía que atacó a su compañero, huyó

Estamparon una camioneta contra la barda en la que hicieron un boquete e ingresaron a la Fiscalía, nueve autos estacionados en las instalaciones fueron incendiados por los estudiantes


Texto y foto: Margena de la O

Martes 12 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

En una acción que duró unos 30 minutos, los normalistas de Ayotzinapa irrumpieron en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) y lanzaron petardos e incendiaron nueve vehículos oficiales después que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que el policía estatal que disparó y asesinó a uno de sus compañeros el jueves pasado al oriente de la ciudad, huyó.

Mientras, la FGE emitió un comunicado en el que indicó que la dependencia ninguna autoridad puso a disposición de la dependencia a los policías estatales involucrados en los hechos, en donde fue asesinado Yanqui Kothan Guzmán Peralta, la noche del jueves 7 de marzo.

Normalistas de Ayotzinapa irrumpen en la FGE esta mañana del 12 de marzo del 2024.

Los estudiantes llegaron a las inmediaciones del edificio alrededor de las 10:10 horas. Tan pronto bajaron comenzaron a lanzar explosivos hacia el interior, donde había algunos elementos de la Guardia Nacional, resguardando el inmueble. Los agentes se enfrentaron con los normalistas; respondieron con gases lacrimógenos, lo que complicó el ambiente, porque la nata de humo negro por el incendio comenzaba a formarse.

Desde este fin de semana, el gobierno del estado montó una operación para blindar y resguardar los edificios públicos. La presencia de los guardias nacionales en la FGE, al parecer, tiene que ver con esa estrategia.

Los guardias nacionales que estaban en la FGE fueron rebasados por los estudiantes, y terminaron replegándose, lo que facilitó el ingreso de los normalistas.

Los estudiantes entraron luego de estampar varias ocasiones una camioneta blanca propiedad de la Normal Rural sobre la barda, al lado izquierdo de la entrada principal, mientras otros de sus compañeros entraron, al lado derecho de la puerta de entrada, después de quitar una parte de la malla.

Una vez dentro, los estudiantes también colocaron explosivos en los vehículos estacionados, algunos oficiales y otros, se entiende, de trabajadores. En total fueron contabilizados nueve vehículos incendiados, de acuerdo con el posterior reporte de Protección Civil

Los estudiantes duraron unos minutos y se retiraron. Después de eso, los vehículos quedaron incendiándose por mucho más tiempo sin que nadie interviniera.

El personal de la FGE trató a cubetazos de apagar el incendio de los vehículos. Tiempo después, a eso de las once de la mañana, llegaron los bomberos y hasta las once y media, cuando la protesta y el incendio estaba sofocado, arribó un nuevo grupo de elementos de la Guardia Nacional.

Policía de Guerrero acusado de matar a estudiante normalista de Ayotzinapa se fugó

El policía señalado como presunto responsable de disparar contra un normalista de Ayotzinapa se dio a la fuga; estaba en arresto administrativo


Texto: Animal Político

Foto: Amapola Archivo/ Óscar Guerrero

12 de marzo, 2024

 

El policía estatal que presuntamente mató en Guerrero al joven normalista de Ayotzinapa, Yanqui Kothan Gómez Peralta, se fugó, dio a conocer esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa, el mandatario dijo que el elemento de seguridad estaba en un arresto administrativo, pero no se cumplieron con los protocolos y se escapó antes de ser entregado a la FGR.

“Estaba en el tránsito de la entrega de las autoridades estatales a la Fiscalía (FGR) que ya atrajo el caso”, declaró.

Normalistas de Ayotzinapa se confrontan con la Guardia Nacional y Policía Estatal en el 2022. Foto: Archivo.

“Se va intensificar la búsqueda de este policía y pido a la gente de Guerrero, de la región de Chilpancingo, que nos ayuden porque necesitamos detenerlo”, insistió López Obrador.

El mandatario admitió que hay complicidades entre autoridades en Guerrero.

“Alguien le aviso”, dijo.

AMLO reconoció que hubo abuso de autoridad

Ayer, el presidente reconoció que hubo un abuso de autoridad y que el joven normalista de Ayotzinapa asesinado por policías de Guerrero en una persecución, nunca disparó, como sostuvo en un inicio la Secretaría de Seguridad estatal.

“Hubo un abuso de autoridad, todavía no quiero adelantar, pero no disparó el joven, por ejemplo, hay que ver todos los peritajes, ya se hicieron y ya está el expediente en manos de la Fiscalía General. No vamos a permitir ninguna injerencia, tentación de querer proteger a los responsables”, declaró.

Yanqui Rothan Gómez Peralta. Foto: Facebook.

Hace unos días, el mandatario replicó la versión de las autoridades locales, quienes argumentaban una persecución originada por el reporte de un robo de vehículo.

Las autoridades de Guerrero indicaron que la policía estatal marcó el alto a los conductores de ese vehículo porque iban tras la investigación de una unidad reportada como robada.

Yanqui Kothan, el normalista de Ayotzinapa asesinado 

Yanqui Kothan Gómez Peralta, de 23 años, fue asesinado por policías en Tixtla, en el estado de Guerrero, el 7 de marzo.

Estudiaba en la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa y era un corredor del Club Guadalupano de Tixtla.

El 6 de marzo, Yanqui Kothan estuvo en la primera línea del portazo a Palacio Nacional. Los manifestantes, que encabezaron una movilización por los 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero, exigieron ser atendidos por López Obrador y al no recibir respuesta intentaron ingresar por la fuerza.

Con una camioneta con el logo de la CFE, los normalistas dieron un portazo al acceso de la calle Moneda 8 de Palacio Nacional, por lo que elementos de la Policía Militar usaron gas para replegarlos. Al lugar llegaron elementos antimotines de la policía capitalina.

35 horas después, Yanqui Kothan murió a manos de policías estatales de Guerrero, de un balazo.

Qué pasó 

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayozinapa, declaró que Yanqui Kothan y sus compañeros que lo acompañaban en la camioneta en la que murió, iban por unas compañeras a la terminal de autobuses.

“No había retén en el lugar de los hechos, ellos se estacionan para hacer una compra cuando son agredidos”, declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

De acuerdo con el abogado, la policía llegó en motocicleta, les marcó el alto a los estudiantes, a quienes les pidió que se bajara del auto de manera agresiva.

El estudiante Yanqui Kothan que era el que manejaba se asustó y aceleró para intentar regresar a Tixtla, pero al intentar dar vuelta les dispararon a las llantas y luego a los ocupantes, provocando la muerte de Yanqui.

 

A tres normalistas detuvo la Policía Estatal después del ataque en el que asesinó a Yanqui Kothan

Vidulfo Rosales Sierra reveló que en la detención también participaron elementos del Ejército. Pide que la FGR finque responsabilidades a los secretarios de Gobierno y de Seguridad Pública por falsear y ocultar información


Texto y foto: Margena de la O 

Martes 12 de marzo del 2024

Chilpancingo

Elementos policiacos y del Ejército detuvieron a tres normalistas de Ayotzinapa después del ataque de agentes estatales donde asesinaron a su compañero Yanqui Kothan Gómez Peralta, de 23 años, en el punto conocido como el viejo libramiento a Tixtla, al oriente de Chilpancingo, y no sólo a uno, como lo dieron a conocer autoridades locales, denunció el abogado de los estudiantes, Vidulfo Rosales Sierra.

El único detenido que reconocen las autoridades es Osiel Faustino Jimón Dircio, el joven de 22 años que iba de copiloto en la camioneta que manejaba Yanqui, a quien, denunció el Centro de Derechos Humanos de Personas Víctimas de la Violencia Minerva Bello, presentaron hasta la mañana siguiente de los hechos ante el Ministerio Público.

En las imágenes, normalistas de Ayotzinapa bloquean de manera parcial la Autopista del Sol la tarde de ayer 11 de marzo como parte de su plan de acción en exigencia del esclarecimiento del ataque a sus compañeros.

También detuvieron, contó el abogado, al otro estudiante que viajaba con Yanqui y Osiel, quien bajó a comprar un cigarro en el punto del ataque, al que sólo identificó como Arenita, y a uno de los dos estudiantes que minutos más tarde llegaron al lugar a auxiliarlos.

Por estos y otros detalles ocultados por los secretarios estatales de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez y el de Seguridad Pública, Rolando Solano Rivera, quienes salieron a ofrecer la versión oficial de los hechos, el abogado plantea que la investigación que realiza la Fiscalía General de la República (FGR) por el ataque a los normalistas incluya a estos servidores públicos.

El abogado que forma parte del Centro de derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, quien también es asesor de las madres y los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace casi 10 años, sostiene que estos servidores públicos manipularon y crearon pruebas de los hechos para responsabilizar a los estudiantes de Ayotzinapa de su propia agresión y avalaron las detenciones ilegales de los tres normalistas.

La versión que tiene el abogado sobre cómo pasaron los hechos es la siguiente: tres estudiantes, Yanqui, Osiel y Arenita, vinieron de Tixtla a Chilpancingo y se detuvieron en la entrada oriente de la ciudad; Arenita bajó a comprar un cigarro y a lo lejos vio cuando los policías estatales les dispararon a sus compañeros. En esa agresión mataron a Yanqui; Osiel se salvó porque se agachó dentro de la cabina.

“Arenita estuvo detenido. Arenita huye después de los hechos que se da la balacera; sale corriendo calles hacia abajo, entre la Viguri y la Indeco. En la barranca se esconde. Pide auxilio a dos de sus compañeros, van por él; cuando le hablan sus compañeros ya estamos aquí, sale de su escondite, al salir es detenido por elementos del Ejército mexicano y su compañero, uno de ellos, el que llevaba la moto”, compartió el abogado en entrevista.

En realidad, insistió, fueron tres los estudiantes detenidos, pero los llevaron en direcciones distintas, y los cargaron “dando vueltas en la ciudad alrededor de tres, cuatro horas. Después los sueltan”.

Los secretarios estatales citados dieron una conferencia de prensa para informar de lo ocurrido con los normalistas alrededor de las dos de la mañana del día siguiente en la calle, muy cerca de Palacio de Gobierno. Ahí dijeron que no habría impunidad en el caso, pero que el hecho se desprendía de la persecución de un delito porque la camioneta tenía reporte de robo y, además, que dentro del vehículo hallaron alcohol, una arma y una sustancia granulada, lo que se sugería como un tipo de droga. En ese momento mencionaron que sólo había un normalista detenido, sin más detalles.

Hasta la mañana siguiente los defensores de derechos humanos que acompañan a los normalistas informaron que se trataba de Osiel Faustino, a quien las autoridades presentaron varias horas después.

“Cuando está dando la conferencia de prensa el secretario de Seguridad Pública y el secretario General de Gobierno están detenidos los (otros) dos. En ese momento las policías andaban cargando a los chavos”, detalló el abogado.

Para el abogado esto indica que la Policía Estatal ocultó las dos detenciones ilegales y los dos secretarios nunca lo aclararon. Además, insistió, a Osiel Faustino lo presentaron hasta la siete de la mañana en el Ministerio Público.

Todas las versiones del presidente

El primer día que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, habló sobre el ataque de policías hacia los estudiantes asumió la versión de la Policía Estatal, pero ayer su versión fue diametralmente opuesta, al reconocer que en el caso hubo un abuso de autoridad de los policías estatales en el ataque contra los normalistas.

Lo expuso en su conferencia de prensa de la mañana donde, además, mencionó que el estudiante asesinado nunca disparó un arma. El caso estén manos de la FGR y “no vamos a permitir ninguna injerencia, tentación, de querer proteger a los responsables”, expuso.

Ayer por la noche, al cuarto día de los hechos, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda salió a hablar por primera vez del caso. Sólo expuso que el asesinato de Yanqui Kothan no quedará en la impunidad y que se reunió con el Comité Estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, a quien le refrendó que los seguirá escuchando.

“Este gobierno no defenderá a nada ni a nadie que haya actuado fuera de la ley”, dijo la gobernadora.

Pero fue su gobierno, a través de los secretarios de despacho, el General de Gobierno y de Seguridad Pública, que sin una investigación de por medio, sugirió que los normalistas eran responsables de su propia agresión.

La gobernadora nunca se retractó, aun cuando el presidente dio una versión distinta a la de sus funcionarios, que siempre hablaron de un hecho plasmado en la persecución de un delito, de la versión que su gobierno ofreció.

El abogado de Tlachinollan expuso que esta nueva agresión contra los normalistas no puede quedar una vez más sólo en la responsabilidad de servidores públicos de bajo perfil, sino en aquellos que maquinaron la versión de los hechos, como los secretarios.

Robles rosas, los árboles que visten de tranquilidad la ciudad de Chilpancingo 

Texto y foto: Alberto Ramírez 

12 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

Los árboles de roble rosa son usados comúnmente en las ciudades para embellecer las calles con sus hojas durante la temporada de lluvias y con sus llamativas y coloridas flores en la temporada de sequías.

Las flores de este árbol, como su nombre lo indica, son color rosa en todas sus tonalidades hasta llegar a un color blanco y tienen forma de pequeñas campanas. En psicología, el color rosa se asocia a la calma, a la tranquilidad, a la ternura y al amor. Los robles rosas cuando florean transmiten esa sensación de tranquilidad que es imposible conseguir en las grandes ciudades.

Árbol de roble rosa en la calle Monterrey de la colonia San Juan.

Su nombre científico es Tabebuia rosea y puede llegar a medir de 15 hasta 30 metros de altura y de diámetro hasta 1 metro.

De acuerdo con la doctora Natividad Herrera Castro, directora del Herbario de la Universidad Autónoma de Guerrero ( Uagro), en la ciudad de Chilpancingo, este árbol tiene una función ornamental, es decir, fueron plantados para embellecer la ciudad.

Una característica del roble es que sus raíces no salen a la superficie como lo hacen las de otras especies de árboles que rompen el pavimento.

Flores de roble rosa en la calle 13 de septiembre, en la colonia Morelos.

Esta especie la reproducen en viveros y tiene la capacidad de crecer donde quiera que la planten, por lo que no se clasifica en peligro de extinción o en alguna otra categoría de riesgo.

Pierden sus hojas antes de iniciar con su floración. Las flores se pueden observar a partir del mes de febrero hasta junio, con este proceso anuncian el acercamiento de la primavera en la ciudad de Chilpancingo y muchos lugares más del país y de América Latina.

Los usos principales que le dan al árbol de roble rosa son, aparte del ornamental, para carpintería, leña, para fabricar algunos instrumentos musicales, entre otros.

Roble rosa en la avenida Miguel Alemán, en el centro de la ciudad.

El roble rosa es una especie que podría utilizarse en plantaciones comerciales y sería un gran éxito, además tiene potencial para reforestación productiva en zonas degradadas de selva.

El ingeniero forestal Gabriel Pintor Alcaraz, egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo, mencionó que este árbol también es utilizado en algunos lugares, principalmente en comunidades, para aliviar la disentería, diarrea, calentura y para acelerar el parto. La infusión de las hojas se utiliza como febrífugo (para aliviar la fiebre). La corteza cocida sirve para la diabetes, paludismo, tifoidea, parasitosis. Sin embargo, no está comprobado científicamente que sea eficiente, solo es usada de forma empírica.

El roble rosa a un costado del monumento a Las Banderas, en la avenida Lázaro Cárdenas, de la colonia Temixco I.

Pintor Alcaraz comentó que este árbol es una especie que produce abundante regeneración por lo tanto sugirió a las personas que lo utilizan para algún fin económico, que si cortan algunos de esos árboles cuiden que la regeneración no sea dañada y si se puede mejor que cambien el uso a ornamental ya que son especies con floraciones bastantes llamativas.

En los últimos años en la ciudad de Chilpancingo se han visto cientos de árboles alrededor de la capital, una de las calles que más árboles de roble rosa tiene es la avenida Miguel Alemán, la que por esta temporada está llena de flores.

En esta calle se plantaron decenas de árboles de roble rosa para que cumplieran la función ornamental. Llevan en esa avenida alrededor de siete años. Fueron plantados a finales del año 2016. Más árboles de esta especie se visualizan por el río Huacapa y en otros puntos de la ciudad.

Mantiene gobierno estatal blindaje de edificios públicos ante posibles acciones de normalistas

Autoridades y estudiantes comenzaron diálogo, pero la expectativa sigue. En Palacio de Gobierno, Finanzas, Casa Guerrero, las vallas y los muros de acero y concreto ahora son parte de las fachadas


Texto: Amapola Periodismo

Foto: Cromática agencia fotográfica 

Sábado 10 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

Ante la posibilidad inminente de que los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, se manifesten en la ciudad en reclamo de justicia por el ataque a sus compañeros el jueves pasado, el gobierno del estado desde temprano blindó algunos edificios públicos.

La razón de las últimas acciones de protesta de los normalistas de Ayotzinapa es por el asesinato de su compañero Yanqui Rothan Gómez Peralta, de 23 años, cometido por policías estatales al oriente Chilpancingo, en el viejo libramiento a Tixtla, la noche del jueves pasado, donde hirieron a otro y detuvieron a uno más.

Con el ataque, los normalistas han reaccionado, la misma noche y madrugada siguiente quemaron patrullas, y ayer retuvieron a elementos de Guardia Nacional y les quemaron las dos unidades en las que iban.

Palacio de gobierno blindado en Chilpancingo hoy 10 de marzo del 2024. Foto: Cromática agencia fotográfica

Desde temprano en la parte sur de la ciudad casi no había moviento ni tráfico. Otra vez el Palacio de Gobierno, sede del Ejecutivo estatal, ubicado en esa zona está cercado: vallas metálicas y muros de acero y concreto fueron colocados sobre la calle entre el edificio y el encauzamiento del río Huacapa, varios metros antes de la puerta principal.

Los policías estatales también están a la expectativa, pero no de manera visible, de acuerdo a las denuncias de algunos vecinos de diferentes puntos de la zona, los elementos están agazapados en ciertos lugares, por ejemplo, esperan a la sombra de los árboles del fraccionamiento La Nuez y en otros lugares atrás de Palacio de Gobierno, como Las Torres.

Las medidas también las aplicaron en otros edificios, como el de Finanzas, ubicado en el centro de la ciudad, donde después de las tres de la tarde colocaban muros metálicos. En Casa Guerrero también aplicaron estas medidas.

Ni siquiera en la crisis de inseguridad reciente en la ciudad, por los ataques a los choferes del transporte público, lo que paralizó a los habitantes que dependen del servicio o, simplemente porque tenían temor, hubo estas medidas institucionales.

Hasta cerca de las cuatro de la tarde, los normalistas de Ayotzinapa no han hecho acciones de protesta. Un grupo de estudiantes llegaron en dos autobuses y en una urvan de Tixtla a Chilpancingo. Un par de ellos sostuvo un diálogo con el secretario general de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, en el centro comercial Chilpancingo, ubicado al lado del bulevar Vicente Guerrero.

Palacio de gobierno blindado en Chilpancingo hoy 10 de marzo del 2024. Foto: Cromática agencia fotográfica

Los estudiantes, el secretario y el director general de Gobernación, Francisco Rodríguez Cisneros, estuvieron varios minutos conversando aislados de los reporteros que esperaban para saber qué pasaba. Unos minutos después terminaron y se retiraron sin dar detalles de la conversación. Antes de abordar una camioneta, Reynoso Núñez sólo dijo que habían comenzado el diálogo con los estudiantes y que cada quien tomaría sus acuerdos, «y cuando lo hagamos se los comunicaremos».

Gabriela León: una sanadora en la ciudad

Este es el segundo texto de la serie Sanadoras: la mujer, la salud y lo divino preparado por Amapola, periodismo transgresor para dar cuenta del papel fundamental de las mujeres en las funciones de cuidado a la comunidad


Texto y foto: Marlén Castro

Ilustración: Saúl Estrada

Sábado 9 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

Luis René llega a la casa de Gabriela León, en una colonia al sur de la ciudad conocida como Comunidad Emperador Cuauhtémoc, con dos huevos dentro de una bolsita de plástico. Toca la puerta rústica de madera y pregunta por doña Gabriela.

Gabriela lo espera en su pequeño consultorio, donde hay una ventana chica que ilumina el espacio y tiene varias figuras de mariposas y lagartijas pegadas en las paredes de madera, que hacen pensar en la primavera, la primavera eterna en ese acotado espacio de esa colonia al sur de la ciudad capital.

Luis René, contará después, que viene desde Tijuana, una ciudad de la frontera entre México y Estados Unidos, a que Gabriela lo sane. A Luis René, de 33 años, alto, moreno claro, delgado, se le ve ansioso. La mano que no lleva la bolsita con los dos huevos, la mueve rápido y varias veces.

La sanadora Gabriela León atiende en su consultorio a un paciente el pasado 4 de marzo, en Chilpancingo.

Gabriela León lo pasa al consultorio. Tiene un escritorio, con dos sillas y una cama de las que usan los fisioterapeutas, también un mueble, como un juguetero, con frascos muy pequeños: son las medicinas que prepara ella misma, a partir de diferentes plantas con propiedades curativas, en otra parte hay una repisa con frascos de vidrio, cada uno, con agua y el contenido de dos huevos. Se ve flotar las dos yemas amarillas. Más adelante contará que esos vasos con los huevos son como los expedientes de sus pacientes.

Luis René ya vino otras veces a consulta. Cuenta que viene cada vez que se siente como ahora, intranquilo, nervioso, sin saber por qué. Lo primero que hace Gabriela es encender una vela. La luz es muy importante.

“Me permite regresar”, explica.

Gabriela León pide los huevos que lleva Luis René. El arranque de la sesión es un ritual. Cada parte de la consulta lo es. El paciente debe cerrar los ojos e iniciar un proceso de inhalaciones y exhalaciones largas y profundas. Estira ambos brazos y alza las manos con un huevo en cada una. Después de la luz, el huevo es lo más importante. El huevo, durante la limpia, recibirá la mala energía que inquieta a Luis René.

La sanadora Gabriela León atiende en su consultorio a un paciente el pasado 4 de marzo, en Chilpancingo.

La consulta con esta curandera se trata de una limpia de los tres cuerpos: el físico, el almico y el espiritual. Para empezar el proceso, Gabriela pide a las energías del universo, a sus guías espirituales y a Dios, hacerse presentes. También implora al Arcángel Rafael y al Arcángel Gabriel que acompañen a Luis René en este proceso.

Después del ritual para pedir permiso, inicia la limpia, la limpia no es la cura, es para recoger el diagnóstico de los males que tiene Luis René. La sanadora pasa los huevos por cada parte del cuerpo físico del paciente. Por delante y atrás. Desde los pies hasta la cabeza. Recorre centímetro a centímetro las dos piernas y los dos brazos. Llega a la cabeza. Reza todo el tiempo, se dirige a Dios, a su doctora espiritual y a todos los seres de luz que le acompañen para limpiar el cuerpo, el alma y el espíritu de quien acudió en su ayuda.

La penúltima parte de la consulta es abrir los huevos. Las yemas y las claras se convierten en un lienzo en el que quedan escritas las enfermedades del paciente, momento que quedó sólo entre la sanadora y el enfermo.

La sanadora Gabriela León atiende en su consultorio a un paciente el pasado 4 de marzo, en Chilpancingo.

Cuando Luis René sale del consultorio, afirma, se va tranquilo. “Venir aquí me da paz”.

Curar con ciencia, magia y religión

Desde pequeña, Gabriela León, de 58 años, siempre supo que procedía de una estirpe de sanadoras. Su familia materna y paterna es de Chichihualco, cabecera del municipio de Leonardo Bravo, una población que desde los años de la colonia tuvo la fama de albergar a brujas y brujos.

No sólo desciende de curanderas y curanderos, Gabriela desciende de la estirpe de Los Bravo, una de las familias que abrazaron las ideas de libertad e independencia de la corona española.

Gabriela comenzó a dedicarse a la sanación de otras personas, en forma, como un trabajo para obtener ingresos, hace alrededor de 20 años, pero siempre estuvo inmersa en este mundo de la cura con sustancias extraídas de las plantas, mundo en el que para curar se invocan espíritus y dioses, una combinación de ciencia, magia y religión.

A sus hijas e hijos los curó con remedios extraídos de las plantas. Cuando tenía a sus hijos pequeños, tenía una vecina de Atoyac que le recetaba remedios caseros para curar a sus hijas e hijos. Nunca los llevó a consulta con un doctor convencional.

Una muestra de que Gabriela vive entre lo divino y terrenal es el nombre de su hija mayor, Dirce: significa bruja de las profundidades del mar. Dirce es su guía espiritual, uno de los seres de luz que invoca cuando va a sanar a alguien. Dirce ya no está físicamente en este mundo, falleció de un infarto cerebral como consecuencia de un parto mal atendido en el Hospital de Partería de Chilpancingo, en 2019, pero su espíritu y energía sigue cerca. Últimamente, cuenta, percibe esa presencia débil. Gabriela cree que eso pasa cuando los espíritus regresan a la tierra en otro cuerpo físico.

La sanadora Gabriela León atiende en su consultorio a un paciente el pasado 4 de marzo, en Chilpancingo.

La sanadora sugiere hacerse una limpia de forma regular y curarse de acuerdo con el diagnóstico que arrojen los huevos o el agua para mantener sanos los tres cuerpos.

Para estar sanas y sanos, dice, hay que tener pensamientos positivos y rodearse de personas positivas, porque la negatividad atrae malas energías y malas ideas y si se enferma el alma y el espíritu, inmediatamente, se enferma la materia.

“El mejor medicamento es el pensamiento positivo, el sentimiento y nuestras acciones positivas, porque nuestras propias acciones y energías abren puertas. Podemos abrir puertas para el bien o puertas para el mal”, explica.

Las personas rencorosas suelen enfermarse de cáncer, las personas controladoras de la tiroides, las personas amargadas de diabetes, explica.

Gabriela dice que ella no cura, que sólo es un vehículo de los espíritus, que lo que ella tiene es una conexión con ellos.

“Yo misma suelo sorprenderme de diagnosticar enfermedades, a mi me dicen lo que la persona tiene”.

Gabriela también cura a distancia. Tiene pacientes que están en otros estados del país y de Estados Unidos. Con ellas y ellos usa el elemento agua y la luz. Para diagnosticar las enfermedades que tienen, durante nueve días, el paciente debe poner cada noche un vaso de agua bajo la cabecera de su cama y cada día tomarle fotos. Gabriela interpreta las sombras que aparecen en el agua, al cabo de nueve días, el agua del vaso queda limpia.

El agua también es medicina. El paciente debe poner en un vaso la cantidad de agua que cubre cuatro dedos de su mano colocada de forma horizontal, invocar a los seres de luz, a los espíritus y los santos en los que cree y prender una vela cerca del vaso de agua, después de eso, tomar el agua. Asegura que la gente se cura.

Tener una luz cerca es importante, cuando los pacientes no prenden la luz ella puede quedarse “del otro lado”.

Invocar energías no es fácil de sobrellevar. Su familia lo padece. Algunas veces la hallan desmayada en su casa, otras su pareja la escucha hablar dormida en idiomas desconocidos.

Gabriela aprendió de grandes sanadores del estado de Morelos, con quienes está en contacto de forma permanente, quienes conocen a profundidad la herbolaria, el temazcal y la curación esenia, una terapia muy antigua que se basa en el poder sanador de la luz y el sonido.

La sanadora Gabriela León atiende en su consultorio a un paciente el pasado 4 de marzo, en Chilpancingo.

La sanadora vivió en 2019 otro de los episodios más fuertes que ha enfrentado como persona. Su nieta estuvo desaparecida. Ella pidió ayuda a los espíritus. Dirce, quien llevaba unos días fallecida, guió a la niña de 16 años de regreso a casa. Le dijo lo que tenía que hacer.

Cuando la niña regresó contó que todo el tiempo escuchó a su tía Dirce decirle que no se rindiera.

“Esa fue la prueba de que esas energías realmente existen”.

8M: exigen justicia para mujeres asesinadas y desaparecidas en Guerrero

Texto: Margena de la O 

Foto: Andrea Mendoza

Viernes 8 de marzo del 2024 

Chilpancingo

“Soy feminista por mi propia historia”, se leía en una pancarta elevada sobre el contingente de mujeres que esta tarde transitó por las calles del centro de la ciudad para conmemorar el 8M, el Día Internacional de la Mujer.

Sí, cada una de las que participó llevaba consigo su propio proceso y circunstancias, porque la igualdad y la equidad no son una garantía para las mujeres, según las consignas que repitieron todas durante unas tres horas de protesta.

Grupo de mujeres en la Alameda de Chilpancingo, antes de comenzar la marcha.

“¡El Estado opresor, es un macho violador!”, fue una de las que más gritaron y con eso pusieron en evidencia que la falta de garantías es un tema, particularmente institucional. De ahí se desprende todo. Las mismas historias de muchas lo ratifican y dan sentido a las palabras escritas en la pancarta.

Las hay en diferentes proporciones, muchas de ellas reflejan una serie de abusos y las luchas personales que han dado por salir de esas violencias, como Carmen León Rodríguez, una docente de la Escuela Normal Regional de la Montaña, ubicada en Tlapa, quien pasó por acoso y tocamientos del ex director del plantel, Saúl Rivera Mercenario; después por acusaciones de robo de recursos de un programa educativo por la misma persona, y una agresión sexual de un hombre que no identifica, pero que se aseguró de decirle que ya no hablara públicamente contra el ex director ni contra las profesoras que lo secundaron en desacreditarla.

La docente, que sigue laborando en la normal en medio de un ambiente hostil, denunció parte de su caso en el mitin, donde expuso que aun cuando ha expuesto su situación mediante denuncias formales en instituciones de Estado y al solicitar ayuda a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, no ha tenido atención. Después en entrevista expuso que ella supo de las acusaciones de robo cuando estaba en España, por una beca académica que ganó en 2022 para estudiar un posgrado, lo que la obligó a regresar para, después, enfrentar una serie de violencias.

La persona que la señala y le provocó daño, o sea el ex director, sigue en su lugar de trabajo como docente sin que ella tenga ninguna protección. Rivera Mercenario antes de ser director de la Normal de la Montaña, fue alcalde de Metlatónoc, otro municipio de la región.

Mujeres feministas con sus carteles durante la marcha de hoy en la ciudad de Chilpancingo.

En el contingente diverso, también estaba Frida, quien llevaba la lona con la imagen de la niña Tania Samantha Vélez Morales, quien ahora tendría 30 años. Fue su mejor amiga, la asesinaron en Hidalgo un día antes de cumplir 15 años y su agresor, quien era una persona con influencia en ese estado hizo desaparecer, se entiende, el expediente de su caso. Ahora que Frida vive en Guerrero y participó en esta marcha conmemorativa en Chilpancingo recordó a su amiga y desde acá reclamó por la justicia negada.

En un ejercicio por nombrar las historias de las mujeres que participaron en esta marcha y por las luchas que representan, se observó que el contingente era diverso, había de diferentes edades, pero destacaban muchas muy jóvenes por las consignas que gritaban y por las que escribieron en el pavimento de las calles, bardas y paredes de edificios públicos que visitaron.

Durante el trayecto, que fue de la alameda Granados Maldonado hasta el zócalo de la ciudad, después de dar vuelta en la plazoleta Unidos por Guerrero, el contingente pasó por la sede del Ministerio Público del Fuero Común, donde además de gritar consignas –“¡Denuncia archivada, mujer asesinada!”–, un grupo de ellas tapizó las paredes con las imágenes y los nombres de agresores de mujeres. La acción la repitieron en otros espacios públicos por los que pasaron.

Jorge Luis Monroy, Enrique Cazalez, Cuauhtémoc Barragán, Alejandro o Aldahir Batazar, Alexis Ariel García, Víctor Olivares, un maestro de nombre Alejandro, Miguel Ángel Rodríguez, César Garzón, Jesús Moreno, Francisco Pacheco, Luis Eduardo González, son algunos nombres que expusieron y escribieron en las calles de Chilpancingo.

En el contingente también había un grupo nutrido de estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) y se hicieron notar con sus consignas, con las que expusieron que no están dispuestas a dejar pasar más agresiones: “¡En la Uagro se encubre a acosadores!” y “¡No somos una, no somos 100, pinche rector, cuéntanos bien!”.

Otro contingente que tomó notoriedad en la marcha fue el de las niñas acompañadas por sus madres, sumadas a las consignas como todas.

Ahí estaba Lucero, de 10 años, quien participaba por primera vez  y coreaba todas las consignas. “¡Mi mamá marchando, también está luchando!”, fue una de las que dijo. Junto a ella estaba Cristal, su madre, quien compartió que hasta ahora pudo llevar a Lucero porque en Acapulco, donde antes vivía, no le daba confianza hacerlo.

Desde el año pasado el contingente de madres con sus hijas es importante. “¡Las niñas no se tocan!”, gritaron muchas veces las marchistas hoy como una manera de exigir garantías para ellas.

Porque una situación que no fue obviada durante la protesta son las muertes y desapariciones de mujeres en Guerreo y el país. Durante el mitin, algunas de las oradoras, quienes participaron en la coordinación de la marcha, dieron algunos datos oficiales para exponer la situación: en Guerrero, unas siete de cada 10 mujeres de 15 años o más han experimentado algún tipo de violencia en sus vidas. En 2023 ocurrieron 126 feminicidios, y en lo que va de 2024 los números son: ocho feminicidios y 18 mujeres no localizadas.

Para cerrar el acto conmemorativo, las mujeres nombraron a sus hermanas asesinadas y no localizadas. Aquí los nombres de las víctimas de feminicidio nombradas: Ilze Melody, Brenda Yuritzi, Delfina, Briseida, Carina, Abelina, Marlene, Doris, Yanei, Julia Magdalena, Claudia, Griselda, Leslie, Teresa, Sandra, Margarita, Luis Fernanda, Cecilia, Ayelín Iczae, Frida Alondra, Gabriela Lizet, Ana Carolina. Para todas ellas la consigna fue: “¡Justicia!”.

Libera la FGE a normalista detenido en ataque donde policías asesinaron a su compañero

Texto y foto: Marlén Castro

Viernes 8 de marzo del 2024

Chilpancingo

Por la mañana, la Fiscalía General del Estado (FGE) liberó a Osiel Jimón Dircio, el normalista detenido la noche del jueves en los hechos en los que fue asesinado su compañero, Yanqui Kothan Gómez Peralta, por la Policía Estatal.

Aunque al principio fue muy confusa la forma en que ocurrieron los hechos en los que fue asesinado Yanqui Kothan, de 23 años, por las versiones contradictorias de la autoridad y de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, finalmente se supo que eran tres los estudiantes que viajaban en la camioneta de Chilpancingo a Tixtla.

Madres y padres de los 43 normalistas en la conferencia de prensa en las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa este jueves 7 de marzo.

Los hechos ocurrieron a las 08:20 de la noche. Los normalistas viajaban en una camioneta Pick Up blanca y en el retén que permanentemente tiene la Policía Estatal a la salida oriente de Chilpancingo, les abrían marcado el alto, no se detuvieron y, además, contestaron con disparos, de acuerdo con la versión de policías. La versión oficial señala que la camioneta tenía reporte de robo y por ello les marcaron el alto.

La versión de los normalistas indica que hicieron un alto a la altura del retén, uno de los jóvenes, el que falleció se bajó a comprar cigarros, cuando los policías quisieron detenerlo, se subieron a la camioneta para irse y, entonces, los policías abrieron fuego contra ellos.

En la camioneta viajaban tres estudiantes, uno de ellos era Yanqui Kothan, quien quedó herido y lo trasladaron al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, en donde falleció, otro estudiante fue detenido: Osiel Jimón. El tercero se bajó de la camioneta y se escondió.

El Centro de Derechos Humanos de Personas Víctimas de la Violencia Minerva Bello denunció que el estudiante detenido se lo llevaron los policías estatales y lo presentaron al Ministerio Público hasta la mañana de este viernes.

El estudiante normalista fue liberado y entregado hoy a las 12:00 horas en el Ministerio Público al abogado de las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos, Vidulfo Rosales Sierra.

 

Hubo diálogo entre el gobierno y el abogado de los normalistas

Trascendió que desde la madrugada de este viernes, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan e integrantes del gobierno de la morenisa Evelyn Salgado Pineda mantuvieron comunicación, lo que habría permitido la liberación del estudiante detenido.

Por la mañana, Salgado Pineda indicó mediante un comunicado que tal y como sugirió el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia matutina de que la Fiscalía General de la República (FGR) atraería la investigación de los hechos, el caso quedaba a cargo de la instancia federal.

Madres y padres de los 43 normalistas en la conferencia de prensa en las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa este jueves 7 de marzo.

Indicó que la Mesa de Coordinación en Materia de Seguridad se declaró en sesión permanente para que se pudieran esclarecer los hechos en el filtro de vigilancia la noche del jueves.

Vigilan, obstruyen y desvían tráfico en Palacio de Gobierno ante posibles protestas de normalistas

Texto y Fotos: Alberto Ramírez

Viernes 8 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

Desde la madrugada de este viernes, el Palacio de Gobierno fue blindado con policías antimotines después del ataque a tres estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, en donde un estudiante murió y otro resultó herido.

El gobierno estatal, con todas las fuerzas policíacas, Guardia Nacional, Policía Ministerial y Policía Estatal, también blindó la Fiscalía General del Estado (FGE) y los edificios que alberga oficinas estatales en el centro de la ciudad.

La FGE está resguardada por cada lugar al que se accede a las oficinas, por alrededor de 80 a 100 elementos.

En las primeras horas del día, además de la vigilancia policíaca la avenida por donde se accede a las oficinas de gobierno fueron bloqueadas con un camión de volteo y otros automóviles oficiales.

Otra medida de las que tomó la autoridad fue desviar el tráfico por el tramo que pasa frente a las oficinas gubernamentales, tanto para automóviles particulares como para el transporte público.

De acuerdo con lo que se observó, el tráfico vehicular se desviaba desde el lugar en el que se ubica el Instituto Tecnológico. Los conductores de autos particulares y del transporte público que requieren ir más al sur de la ciudad toman vías alternas por atrás del Palacio de Gobierno.

Además de que el flujo vehicular fue desviado por las unidades atravesadas en la avenida, el rumor de la presencia de los estudiantes normalistas para protestar por uno de sus compañeros asesinados generó poca actividad por esta área de la ciudad. El tráfico no es intenso y la gente tampoco camina por la zona.

En toda esta parte de la ciudad hay un ambiente tenso. La poca gente que se observa por el lugar anda a prisa.

Adentro de las oficinas de gobierno se observa a varios grupos de policías antimotines que se mantienen a la expectativa para actuar en cualquier momento si llegaran los normalistas con su protesta.

Hasta la una y media de la tarde, no se reportaba movimiento de normalistas hacia Chilpancingo.

Salir de la versión móvil