«No me voy a esconder»: Aguirre Rivero

 

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: José Luis de la Cruz (Archivo)

21 de agosto de 2022

Chilpancingo

 

El dos veces ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, declaró en sus redes sociales que no se va a esconder a pesar de pasar por momentos difíciles después de la presentación del informe de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa,

“La vida me ha enseñado que en los momentos más difíciles es cuando más debemos de mostrar el temple y el carácter”, dijo el ex gobernador en un comunicado a través de su cuenta personal de Facebook.

En su comunicado Aguirre Rivero negó su participación en una reunión en Iguala para construir la verdad histórica, como lo acusa el ex procurador de la República, Jesús Murillo Karam durante su primer audiencia después de ser detenido por la Fiscalía General de la República (FGR).

“Son meros trascendidos dolosos y por tanto absolutamente falsos, tengo mi conciencia tranquila”, mencionó.

El ex gobernador señaló a los medios de comunicación de hacer «interpretaciones sesgadas del informe de la Comisión de la Verdad» y aseguró que las nuevas órdenes de aprehensión del caso Ayotzinapa son para funcionarios federales, municipales y miembros de la delincuencia organizada, no para funcionarios estatales.

Además dijo que siempre que lo mandan a declarar asiste porque no tiene nada que esconder.

En su comunicado culpó al entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, actualmente prófugo en Israel, de tratar de involucrarlo como integrante del crimen organizado, y que el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto cortó toda relación de colaboración con el gobierno de Guerrero.

Informó que ya se puso en contacto con el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, para manifestarle su disposición de colaborar en el caso hasta su conclusión y confió en que “el pueblo de Guerrero sabe quién es Ángel Aguirre Rivero”.

Aguirre Rivero fue ex gobernador de Guerrero en dos ocasiones, la primera vez de 1996 a 1999, fue nombrado nombrado como gobernador interino tras la renuncia de Rubén Figueroa Alcocer derivado de la masacre de Aguas Blancas.

Durante su primer administración se produjo la masacre de El Charco.

La madrugada del 7 de junio de 1998, elementos del Ejército llegaron a la comunidad El Charco ubicada en el municipio de Ayutla de Los Libres, rodearon la escuela primaria Caritino Maldonado Pérez, donde dormían varios indígenas que participaron en una asamblea para tratar asuntos relacionados con proyectos productivos para sus comunidades.

El Ejército abrió fuego contra la primaria donde murieron once campesinos.

En su segundo periodo de 2011 a 2014, el 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron desaparecidos por un grupo de civiles armados en conjunto de policías municipales, federales y el Ejército.

El ex gobernador Ángel Aguirre Rivero en el cierre de campaña del entonces candidato a gobernador por la Alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos. Foto: José Luis de la Cruz (Hemeroteca Amapola periodismo)

 

 

Los padres y madres de los 43 insisten en que AMLO encubre al Ejército

Con la marcha del día de hoy las madres y padres de los 43 culminaron las actividades de la jornada de lucha en el estado de Guerrero, a partir del lunes 13 las manifestaciones serán en la Ciudad de México y culminarán con una marcha en la capital del país el próximo domingo 19 de junio.


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez 

12 de junio de 2022

Chilpancingo

 

Al culminar aquí en Chilpancingo la jornada de lucha 26 de Septiembre no se Olvida, los padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala reiteraron en acusar al presidente Andrés Manuel López Obrador de proteger al Ejército de su responsabilidad de estos hechos de Iguala ocurridos casi ocho años.

Este domingo la protesta de los padres y madres, así como los estudiantes empezó en el punto conocido como El Caballito, al norte de la ciudad, y cruzó por las avenidas principales de Chilpancingo.

Durante el trayecto los manifestantes gritaron «¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!».

La marcha terminó en el antimonumento, ubicado en el monumento a las banderas, al sur de la capital, con un mitin donde los oradores exigieron al gobierno federal dar con el paradero de los 43 estudiantes, que el Ejército y la Marina abran sus archivos y castigo a los culpables del caso Ayotzinapa.

“No podemos aceptar otra verdad histórica, el Ejército y la Marina planean engañarnos, pero no nos vamos a dejar, no abandonaremos esta lucha hasta saber verdaderamente donde están nuestros hijos, nosotros no olvidamos y no perdonamos”, mencionó durante su participación Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los 43 desaparecidos.

Padres y madres de los 43 exigen castigo a los culpables

El pasado 28 de marzo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó su tercer informe del caso Ayotzinapa, donde se reveló la participación de la Marina y del Ejército en los hechos ocurridos la madrugada del 26 de septiembre de 2014.

Por ese motivo las madres y padres de los 43 normalistas exigen a las fuerzas armadas abrir sus archivos y expedientes para conocer sus implicaciones en el caso y castigar a los responsables.

De acuerdo con lo dijeron los padres durante el mitin existe un testigo protegido que asegura que 25 estudiantes de los 43 estuvieron en el 27 batallón de infantería horas antes de ser desaparecidos por la Policía Municipal y civiles armados.

Además de que los elementos de la Marina estuvieron en el basurero de Cocula, lugar donde de acuerdo con la verdad histórica fueron asesinados e incinerados los 43 estudiantes.

“A más de siete años que desaparecieron a nuestros hijos ningún gobierno da una solución, pedimos que dejen de engañarnos con su verdad histórica, queremos juicio para Enrique Peña Nieto y para (el ex gobernador perredista de Guerrero) Ángel Aguirre”, dijo otro de los padres.

Con la marcha del día de hoy las madres y padres de los 43 culminaron las actividades de la jornada de lucha en el estado de Guerrero, a partir del lunes 13 las manifestaciones serán en la Ciudad de México y culminará con una marcha en la capital del país el próximo domingo 19 de junio.

En la marcha, que comenzó a las once de la mañana, participaron alrededor de 500 personas, entre padres de los 43, estudiantes de Ayotzinapa y de distintas normales del país, organizaciones sociales y colectivos de personas desaparecidas.

Los oradores de las distintas organizaciones como la Coordinadora Estatal de la Educación Guerrero (CETEG), de la Coordinadora Nacional de Comités Ciudadanos, del Frente de Defensa Popular Francisco Villa (FDP) y del comité del 60, coincidieron en que a tres años y seis meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no hay garantías de justicia y se está encubriendo a las fuerzas armadas.

La marcha fue pacífica y después del pase de lista a los 43 estudiantes desaparecidos los manifestantes entonaron el himno Venceremos y se retiraron en los 14 autobuses en los que llegaron a esta capital desde la mañana de este domingo.

Padres y madres de los 43 realizan mitin en instalaciones del Ejército en Iguala para exigir castigo a militares

Fuera del batallón de infantería las madres y padres de los 43 reprocharon que a ocho años y ocho meses no hay mandos militares, sancionados, detenidos, procesados ni juzgados por su implicación en el caso Ayotzinapa.


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Especial

10 de junio de 2022

En un mitin afuera de las instalaciones militares de Iguala, los padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en el 2014 exigieron al Ejército abrir los archivos del caso y reconocer sus implicaciones en estos hechos.

Al concluir el acto en el Campo Militar 35-C, antes 27 Batallón de Infantería, un grupo de estudiantes de Ayotzinapa lanzaron piedras y petardos contra las instalaciones del Ejército.

Un petardo cayó adentro del cajero Banjército provocando una explosión. Durante el ataque a las instalaciones militares no hubo personas lesionadas.

Fuera del batallón de infantería las madres y padres de los 43 reprocharon que a ocho años y ocho meses no hay mandos militares, sancionados, detenidos, procesados ni juzgados por su implicación en el caso Ayotzinapa.

“Los culpables del caso andan libres mientras nosotros no sabemos dónde están nuestros hijos, eso no es justo, por eso exigimos a los militares reconocer sus implicaciones para saber dónde están nuestros hijos”, mencionó María Martínez Zeferino, madre de Miguel Ángel Hernández Martínez uno de los 43 estudiantes desaparecidos.

Durante el mitin las puertas del 27 batallón se mantuvieron cerradas y no hubo presencia de algún mando militar.

“Se encierran como cobardes, pero aquí estaremos diciéndole sus cosas, ustedes son valientes de a montón y con sus armas”, dijo María Martínez.

Las madres y los padres de los 43 lamentaron que a pesar de estar probada la participación del Ejército por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Gobierno de la República mantiene firme su postura de defenderlos.

“Aquí los únicos que hacen su trabajo son los del grupo de expertos independientes, porque de ahí en fuera nadie hace nada”, mencionó otro padre de los 43.

También denunciaron que desde que se presentó el Tercer Informe del GIEI, el pasado 28 de marzo, buscan una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero hasta la fecha no obtienen una respuesta de que los va atender.

El contingente llegó a la ciudad de Iguala a las 10 de la mañana al Palacio de Justicia, donde se tenía agendado un mitin donde iban a exigir a las autoridades judiciales entregar las grabaciones de las cámaras de seguridad del inmueble.

Las madres y padres de los 43 piden que les muestren las grabaciones de la noche del 26 de septiembre de 2014, pues justo frente a sus instalaciones fue interceptado un autobús con por lo menos 17 estudiantes de los 43 que están desaparecidos.

En este punto, dice el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) este grupo de normalistas fueron bajados con violencia del autobús por elementos de la policía estatal y de otros individuos armados.

Dicha versión también forma parte del expediente del caso en base a una declaración de un testigo protegido.

Los manifestantes cancelaron el mitin afuera del Palacio de Justicia y se trasladaron a las instalaciones del Campo Militar 35-C, ubicado en la avenida Periférico Oriente de la ciudad de Iguala.

Ya en la zona militar y mientras se realizó el acto político los estudiantes de Ayotzinapa realizaron pintas en la fachada del Batallón.

“Fue el estado”, “Nos faltan 43”, “Fue el ejército mexicano”, se leía en algunas pintas.

Al termino del mitin y mientras los manifestantes entonaban el Himno Venceremos, un contingente de estudiantes comenzó a lazar petarnos y piedras dentro de la zona militar.

 También destruyeron el letrero de concreto donde se leía “27 Batallón de Infantería”.

La movilización fue parte de la Jornada de lucha 26 de septiembre no se olvida, que el día de hoy va en el quinto día. Comenzó el pasado lunes 6 de junio y concluirá el 16 de junio donde se realizan actividades en Guerrero y en la Ciudad de México, la Jornada terminará con una marcha en la Ciudad de México.

La Jornada de lucha tiene como objetivo hacer visible le implicación del Ejercito Mexicano y la Marina la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando un grupo de estudiantes de Ayotzinapa acudió a la ciudad de Iguala a una actividad de boteo y posesión de autobuses con la finalidad de poder asistir a la marcha en conmemoración del 2 de octubre.

Dichas actividades son comunes por parte de los alumnos en la entidad, pero la respuesta de las autoridades la noche del 26 de septiembre no fue la ordinaria: Policías Municipales de Iguala abrieron fuego contra los estudiantes para impedir que salieran de la ciudad con los autobuses.

En aquellos hechos la Policía Municipal con ayuda de civiles armados detuvieron a 43 estudiantes que después fueron desaparecidos sin que hasta la fecha se sepa de su paradero.

Durante la Jornada de Lucha las madres y padres de los 43 jóvenes desaparecidos reprocharon al presidente López Obrador su inacción por detener a mandos militares implicados en el caso y que a tres años y seis meses del gobierno autollamado de la cuarta transformación, la promesa del presidente de impartir justicia no se ha cumplido.

El día lunes seis de junio las madres y padres de los 43 comenzaron marchando en las calles de Chilpancingo, al día siguiente se trasladaron al puerto de Acapulco donde se confrontaron a empujones con elementos de la Marina al intentar acceder a la Octava Región Naval para pedir acceso a los archivos y expedientes del caso.

Salir de la versión móvil