Congreso de la Unión pide al Congreso de Guerrero actualizar leyes en materia de bienestar animal

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

El Congreso de la Unión presentó un punto de acuerdo al Congreso de Guerrero para fortalecer la legislación en materia de bienestar animal, así se informó en la sesión del día de hoy.

En la sesión se notificó a los diputados locales que se recibió un acuerdo con número LXIII/1ER/SSP/DPL/128/2022 suscrito por la diputada federal Karla Yuritzi Almazán Burgos, vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso de la Unión, mediante el cual exhortan al Congreso de Guerrero y a los demás estados de la República a fortalecer la legislación en materia de bienestar animal.

El oficio fue turnado a la Comisión de Recursos Naturales, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático para su análisis y discusión.

El acuerdo del Congreso de la Unión pide a los congresos de los estados que las leyes en materia de bienestar animal se actualicen y se garantice su cumplimiento.

Además pide, en caso de ser necesario, reformar o actualizar los artículos que garanticen fomentar acciones de protección hacia los animales, promover la adopción de animales domésticos, acciones a favor de animales abandonados y fomentar un trato digno y respetuoso a los animales.

Actualmente, diversas asociaciones protectoras de animales en la entidad piden se reforme y se actualice la la ley 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero ya que no se ha actualizado desde 2017.

Las asociaciones piden el cumplimiento de la ley, ya que consideran que no se cumple y los maltratos de animales no disminuyen.

En los últimos meses, las asociaciones se organizaron para realizar marchas y actividades para difundir y costear refugios y esterilizaciones para gatos y perros callejeros.

También piden al Congreso un tabulador claro de sanciones a quienes incumplan la ley.

Piden al alcalde de Alcozauca dejar el cargo para enfrentar su denuncia por violencia familiar

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo

 

La diputada de Morena, Beatriz Mojica Morga, propuso al Congreso del estado un exhorto para que el alcalde de Alcozauca, acusado de violencia familiar, se separe del cargo para ser investigado por agredir a su esposa.

Durante la sesión del día de hoy, Mojica Morga subió a tribuna para solicitar se exhorte al alcalde de Alcozauca, Sebastián Ortíz Zayas, a separarse del cargo para enfrentar, sin fuero constitucional, la acusación de violencia familiar que interpuso su esposa por golpearla.

“Este Congreso como representante popular y comprometido a la observancia de los derechos humanos, respetuosamente se pronuncie por solicitar se separe del cargo, hasta que se defina la posible comisión de conductas que incluso pueden ser delictivas, independientemente de si ameritan prisión preventiva oficiosa o son delitos de menor gravedad”, mencionó Mojica Morga durante su intervención.

El pasado 11 de septiembre, Rosalía Díaz Caballero denunció a su esposo Ortiz Zayas, alcalde del municipio de Alcozauca, en la región de la Montaña, de haberla golpeado.

Horas más tarde, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar de Tlapa recibió a Rosalía «N» quien manifestó ser víctima de violencia familiar.

Rosalía N mencionó como su agresor al alcalde de Alcozauca, quien la agredió a las siete de la mañana del sábado 11 de septiembre.

“En un estado donde el 68.8 por ciento de las mujeres de 15 años y más han experimentado al menos un incidente de violencia y en la mayoría de las ocasiones por su ex pareja o pareja, no podemos permanecer omisos ante estos hechos”, dijo Mojica Morga.

La propuesta de exhorto fue turnada a la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso para su dictaminación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Denuncian a director de Bachilleres plantel Ocotito por maltrato animal

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Redes

Chilpancingo

 

Alumnas y alumnos del Colegio de Bachilleres, del plantel ubicado en Ocotito, denunciaron mediante videos y fotografías, al director y un trabajador administrativo de ese plantel por maltratar a un perro en situación de calle.

Lomito es un perro comunitario del Ocotito, conocido y alimentado por pobladores de esa localidad.

El día lunes, Lomito ingresó a las instalaciones del plantel y el director con otro trabajador lo sacaron de manera agresiva.

De acuerdo con los testigos, el director utilizó un teaser para dar toques eléctricos al perrito, además de que en una fotografía publicada en Facebook, se observa que amarra su cuello con rafia mientras el perro duerme en el piso.

El caso se viralizó y llegó a Protección Animal Ocotito, quienes se dedican a velar por el derecho y cuidado de los animales.

Protección Animal Ocotito es una asociación pública que se rige bajo un reglamento de protección animal de la comunidad. Este reglamento fue avalado y firmado por el comisario municipal.

Después de que el perrito fue sacado de la institución, llegó a uno de los locales donde lo alimentan.

“La chava que trabaja en un local de los que lo alimenta, lo revisó y afortunadamente está bien”, comentó una integrante de Protección Animal Ocotito.

La exigencia es que el director y el trabajador sean sancionados de acuerdo con el reglamento de la comunidad, además de la denuncia formal para que también se apliquen sanciones de acuerdo con la Ley de Bienestar Animal 491.

“Se espera que hoy platiquen con el director y el trabajador para ver la sanción correspondiente”.

Respecto a por qué actuó así el director, algunos alumnos externaron que el director les dijo que el perrito estaba lleno de pulgas.

Lomito no sufrió heridas graves y está bajo resguardo de Protección Animal Ocotito.

“Queremos que con la multa se cubran los gastos médicos del perrito y su valoración con un veterinario”.

Protección Animal Ocotito realizará una campaña de esterilización canina y felina el sábado 8 de octubre, en esta campaña se esterilizará a Lomito para que sea dado en adopción.

Integrantes de Protección Animal Ocotito informaron que La Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propeg), y el Colegio de Bachilleres (Cobach) iniciaron una investigación contra el director por maltrato animal.

 

 

 

Proponen al líder magisterial Othón Salazar Ramírez para el muro de honor del Congreso local

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo 

 

En la sesión de hoy del Congreso local se presentó una propuesta para que el nombre del líder magisterial Othón Salazar Ramírez sea colocado con letras doradas en el muro de honor del salón de sesiones.

La propuesta fue presentada por la diputada morenista María Flores Maldonado.

Othón Salazar fue un dirigente magisterial, originario de Alcozauca, en la Montaña de Guerrero, fundador del Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM), militante del Partido Comunista Mexicano (PCM), candidato a gobernador en 1980 y diputado federal.

En 1987 ganó las elecciones en su natal Alcozauca impulsado por el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), lo que significó el primer triunfo de un partido de izquierda en México.

Othón Salazar siempre fue cercano a los movimientos de izquierda en Guerrero. Falleció el 4 de diciembre de 2008, a los 84 años.

“Se le debe un reconocimiento por ser un precursor de la democracia en este país”, mencionó Flores Maldonado durante su Intervención.

“En el muro de honor hay personajes destacados que aportaron a la historia y desarrollo de Guerrero, uno de esos personajes fue Othón Salazar, por eso debería estar aquí”.

La propuesta fue turnada a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para su análisis y dictaminación.

En el muro de honor del Congreso están los nombres de personajes históricos cómo Vicente Guerrero, Hermenegildo Galeana, Nicolás Bravo o Ignacio Manuel Altamirano.

 

 

 

 

Destituyen a jefa de enfermeras del Hospital General después de varias denuncias

También protestan colonos para exigir destitución de la coordinadora del Centro de Salud de la colonia CNOP


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Cortesía

Chilpancingo

 

Un grupo de enfermeras y enfermeros protestaron la mañana de este martes al interior del Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, en Chilpancingo, para exigir la destitución de Tania Serna Maciel, jefa de enfermeras.

De acuerdo con las y los manifestantes, Serna Maciel fue impuesta por su cercanía con la diputada local morenista Yoloczin Domínguez Serna, presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado (Jucopo).

Los manifestantes denunciaron que Serna Maciel es prepotente con el personal, tiene una mala actitud, y agrede verbalmente a los trabajadores. Otro punto que precisaron fue que no estaba capacitada para el cargo.

“Son varias arbitrariedades, para empezar, su falta de preparación para dirigir este hospital, no tiene la capacidad para llevar a cabo las funciones básicas”, comentó una enfermera que prefirió omitir su nombre.

Dijeron además que Serna Maciel no tiene la preparación académica para el cargo. “Hasta donde sabemos es licenciada en enfermería, pero hasta hace unos meses no tenía como sustentar ese título”.

La protesta duró aproximadamente tres horas.

Ante la presión de las y los enfermeros, el personal directivo del Hospital realizó una mesa de diálogo, después de unas horas de plática, se acordó la destitución de Serna Maciel.

“La salida de la anterior enfermera ya es un hecho, ya se nombró a una jefa de enfermeras provisional. Se hizo llegar una terna de tres compañeras con el perfil, la actitud y la experiencia en esa área. El personal de enfermería está muy contento”, festejó un trabajador.

Contaron con el apoyo de enfermeros y enfermeras de otros turnos, por eso no se afectó la atención a los usuarios del Hospital.

“No se afectó de ninguna manera la atención de los pacientes, ni siquiera de la consulta externa”.

Esperan que el día de mañana la jefa de enfermeras interina tome posesión en la jefatura y el próximo lunes reciban la designación de la nueva jefa de enfermeras.

La destitución ocurre a dos meses de que las y los trabajadores denunciaron los malos tratos de Serna Maciel.

En otro hecho, enfermeras y personal médico del Centro de Salud, ubicado en la colonia CNOP, se manifestaron para exigir la destitución de la coordinadora del centro de salud.

Denunciaron que las autoridades no aceptan la propuesta de coordinadora que tienen los trabajadores.

El día de ayer el Centro de Salud se mantuvo cerrado y no se brindó atención a la ciudadanía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autoridades de Guerrero protegen a grupos del crimen organizado en el cobro de piso y extorsiones, asegura obispo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo

 

El obispo emérito de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, aseguró que autoridades del gobierno permiten que grupos del crimen organizado cobren derecho de piso a empresarios y a comerciantes e incluso imponen los precios de los productos básicos.

“Estas organizaciones imponen el precio de la carne, la tortilla, refresco y otros productos en municipios de Guerrero”, aseguró Rangel Mendoza.

Mencionó que incluso muchas autoridades tienen tratos con estos grupos.

“Podemos decir que estas autoridades coludidas son de la “a hasta la z”, afirmó.

Mencionó que es tanto el poder que tienen estos grupos que incluso obligan a algunas autoridades de los municipios que les paguen una cuota.

Contó que una alcaldesa de un municipio de la región de la Tierra Caliente le informó que tiene que pagarles una cuota a una organización criminal que la tiene amenazada.

“Este recurso que la da al grupo es de las arcas del ayuntamiento”, mencionó.

Rangel Mendoza afirmó que es mentira que en el país haya bajado la violencia como lo dice el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Lo vemos en Guerrero, en todo el país, prueba de ello es de que el número de asesinatos dolosos ya superó la cifra en este gobierno de López Obrador al sexenio de Enrique Peña Nieto y no se puede ocultar el sol con un dedo”, dijo.

“Yo no estoy de acuerdo con esa política de abrazos y no balazos porque con esa frase se refleja la indolencia de este gobierno”, mencionó.

“Aquí en Guerrero (las autoridades) no se quieren comprometer con la pacificación del estado por los compromisos que tienen con los narcotraficantes; podrán decir lo que quieran, pero Guerrero está vendido, empeñado, con el crimen organizado e incluso a nivel nacional se escuchan esas voces que el mismo (Andrés) Manuel López Obrador está metido en estas cosas porque las organizaciones están financiando la campaña a Morena”, especuló.

Rangel Mendoza mencionó que en las pláticas que ha tenido con los grupos del narcotráfico les ha pedido que en esta lucha que libran no perjudiquen a los civiles.

“En un correo de voz que alguien me mostró escuché que un narcotraficante decía que por el obispo Rangel no matarían a personas en las ciudades y por eso yo insisto en un diálogo con esos señores (narcos) para que se pacifique el estado”, sostuvo.

Reveló que uno de los líderes del crimen organizado con quien ha hablado es con Isaac Navarrete alías el señor de la “I”, quien, dijo no le gustaba que se produjera la droga sintética.

Rangel presumió que en el tiempo en que Navarrete Celis tenía el control de Chilpancingo, no había violencia en sus calles.

“A finales del gobierno (Héctor) de Astudillo sacaron los de Jaleaca (otro grupo delictivo) a Navarrete y se metieron a Chichihualco y Chilpancingo que es donde actualmente están ahora con el gobierno de Morena” , mencionó.

Aseguró que esta organización criminal que sacó a ese grupo que dirigía Navarrete Celis mantiene en jaque a la ciudadanía de Chilpancingo con asesinatos, secuestros y cobro de piso.

“La ciudadanía está en manos de estos criminales y las autoridades no harán nada porque tienen compromisos con ellos”, sostuvo.

Rangel Mendoza afirmó que una prueba de la inacción del gobierno para frenar al crimen es de que él logró convencer a integrantes de un grupo delictivo para que dejaran en libertad a dos personas.

“Logré que hace un mes (los secuestradores) liberarán a un niño de 15 años en Chilapa y hace diez días a otra persona”, dijo el prelado entrevistado al concluir la misa que oficio en la iglesia de San Francisco, ubicada en el barrio del mismo nombre ubicada en esta ciudad.

Según las autoridades en el municipio de Chilapa la organización que tiene el control es la de Los Ardillos dirigida por los hermanos Celso y Antonio Ortega Jiménez.

El coordinador de la organización Siempre Vivos de Chilapa, José Díaz Navarro, acusó al obispo Rangel Mendoza de tener vínculos con los dirigentes de esta agrupación criminal.

Rangel Mendoza dijo que los familiares de las dos personas secuestradas de Chilapa primero hablaron con unos sacerdotes para que él interviniera con los secuestradores.

“No voy a dar más detalles de cómo fue la cosa pero estamos interviniendo para otros casos (de secuestrados) que familiares me están pidiendo”, expuso.

Este martes Rangel Mendoza asistió a este barrio tradicional en donde cada año festeja a su santo patrono, San Francisco de Asís.

La gobernadora Evelyn Salgado Pineda, quien había confirmado su asistencia al acto, de último momento canceló su visita por una serie de desavenencias con Rangel Mendoza por las críticas que hace su gobierno en relación a la inseguridad.

 

 

De la Montaña baja a la Riviera Nayarit: reducir, reciclar, reutilizar

Texto: Beatriz García

Foto: Cortesía

Chilpancingo

 

En Los Mesones, municipio de Atlixtac, en la Montaña baja de Guerrero, hace siete años se comenzó a escribir una historia en pequeños de preescolar junto a su profesora Guadalupe Natividad Xantzin Flores, que los llevó a trascender fronteras para compartir la concientización de su medio ambiente, haciendo su hábito diario el uso de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar.

La educadora y sus pequeños alumnos nunca pensaron que la solución de un problema en el ambiente en su localidad, que comenzó siete años atrás, los llevaría a ser uno de los 30 proyectos que la Fundación Somos el cambio premió este año por su impacto en su comunidad de un conjunto de 2,200 proyectos similares que se presentaron en el país.

Somos el cambio es una fundación internacional que invita y guía a miles de personas del país a resolver los problemas de su comunidad, con proyectos o acciones sociales con sus propios recursos, de acuerdo con la información que la organización tiene pública en su página web.

Pero, en sí, el proyecto de la educadora y sus alumnos: El reciclaje como una forma de vida en la aplicación de las tres erres, reducir, reciclar y reutilizar, en realidad comenzó siete años atrás, justo el día que la profesora llegó a la localidad a laborar en el preescolar, cuando se percató y preocupó sobre a donde iba a parar la basura de los habitantes.

En entrevista telefónica, la profesora, luego de seis días de permanecer en la Riviera Nayarit junto a su alumna de cuatro años Melina Reyes Nava en la premiación por hacer un cambio en su comunidad, contó sobre el camino que recorrió en Los Mesones, nunca con el fin de participar en un concurso si no de resolver un problema grave: la quema de basura.

Los Mesones está ubicado en la Montaña baja de Guerrero, a unos 15 minutos de Atlixtac, cabecera municipal de es Atlixtac. En esta localidad, de acuerdo con los lugareños, habitan cerca de 85 familias.

Hace siete años, la profesora Guadalupe Natividad Xantzin, originaria de Chilapa a una hora y 15 minutos de distancia a Los Mesones, llegó a la localidad a dar clases en el Jardín de Niños José Guadalupe Flores.

La profesora de 32 años además de impartir clases es la directora del plantel, en el que asisten 11 niñas y niños.

Esa primera semana que vivió en la localidad la docente se percató del problema que había, no tenían un lugar donde depositar sus desechos mucho menos un centro de acopio para reciclar, tampoco en la cabecera municipal.

Cada viernes la profesora viaja a su casa, a Chilapa, y desde esa primera semana tomó la basura que generaba en la casa donde vivía en Los Mesones y la del preescolar, y se la llevaba con ella. Para empezar las tapitas de botellas las entregaba a un centro de acopio que ayudaba a niños con cáncer.

Así pasaron las semanas hasta que un día unas madres de familia se acercaron a la educadora y le preguntaron por qué se llevaba la basura a Chilapa.

Ese momento lo aprovechó la maestra para contarles lo preocupada que estaba porque las familias en Los Mesones quemaban su basura y contaminaban el ambiente, incluso, cuando tenían clases el humo de esa quemazón se colaba en las aulas.

A partir de ese momento algunas mamás llevaban los desechos que consideraban podían reciclarse, para que la maestra los llevara a algún centro de acopio.

Cuando el grupo creció a cinco madres de familia que se interesaron por lo que la maestra observó, que había una inminente necesidad de reciclar la basura y buscar soluciones a la contaminación generada, comenzaron a trabajar juntas a través de un Consejo de Participación Social.

El grupo de madres y la profesora hicieron un plan anual que no solo incluía el tema de la basura si no también se aprovechó para tener actividades con las madres y padres a través de la lectura o activación física. Al final ya eran ocho madres y padres de familia interesados en las actividades de la docente.

Tres años trabajó esta dinámica la profesora solamente dentro del preescolar, luego otros vecinos de la comunidad se interesaron y se integraron. Ahí empieza la expansión de las actividades en pro del medio ambiente.

Las pláticas de la profesora se expandieron en la comunidad sobre cómo reciclar la basura y los efectos de la contaminación, incluso hubo reuniones con los dueños de tiendas de abarrotes para adquirir compromisos, uno de ellos dejar de utilizar bolsas de plástico y desechables.

Por ejemplo, en el preescolar, cuando hay una actividad que implique consumir alimentos los niños, las niñas y las madres y padres de familia ya saben que deben de llevar sus recipientes. Se volvió un hábito.

La profesora dice que cambiar el hábito fue un camino arduo pero ha valido la pena. Lo único que espera es un beneficio en la comunidad.

Esta forma de trabajo en Los Mesones la presentó en la cabecera municipal hace tres años que derivó en que se dispusiera del preescolar como punto de centro de acopio. Previamente, las familias con la capacitación que recibieron llevan sus desechos separados.

Al llegar esta nueva forma de trabajo en pro del medio ambiente a la cabecera permitió que se concientizara de la problemática a otras localidades de ese municipio, como Petatlán y Duraznal.

Todos los desechos separados que llegan al centro de acopio se trasladan a Tlapa, que está a hora y media rumbo a la Montaña alta o a Chilapa, con apoyo de algunas autoridades del municipio.

Hace un año, la maestra se enteró de la existencia de la fundación Somos el cambio, y le interesó, porque pensó que de lo que se trataba era compartir experiencias del cambio que se generó en la localidad a partir del cuidado del medio ambiente en su escuela con trabajos similares en otras partes del país, nunca pensó que había un premio detrás de ello.

La profesora inscribió el proyecto en la plataforma de la fundación pensando que a través de ello podía conocer otras experiencias que sumaran al trabajo que en su comunidad.

La inscripción del proyecto incluía además de la profesora un equipo de alumnas y alumnos de su preescolar.

Además de Melina están María Fernanda, Fabiola, Amanda y José Miguel.

El pasado 3 de junio la educadora se enteró que de 2,200 proyectos inscritos en la plataforma de Somos el cambio, su proyecto “la aplicación de las tres erres” había sido seleccionada como parte de los 30 mejores proyectos, además eran el único preescolar en el país con este reconocimiento, y premiados con un viaje a la Riviera Nayarit.

El viaje se hizo del 20 al 26 de septiembre pasado, y podían asistir con todo pagado la profesora a cargo, los cinco alumnos y una madre o padre de familia para auxiliar al equipo.

La docente contó que desafortunadamente las niñas y el niño nunca habían salido de su comunidad, había temor por sus padres, quienes también muchos de ellos no habían hecho viajes largos.

Al final, solamente Melina y su madre asistieron a la premiación junto con la docente.

Para ir al viaje, aunque hospedaje, transporte y alimentación estaban cubiertos, hubo otros gastos que se generaron, como compra de vestuario, artículos de ambientación para instalar un stand del proyecto.

La profesora buscó a algunas personas que la apoyaron con algunos gastos, aunque no todo pudo cubrirse, entonces una parte la puso de su dinero y otra más hizo rifas.

Melina, la pequeña alumna de la profesora Guadalupe Natividad Xatzin, a sus cuatro años fue la primera vez que salió de su municipio y esta vez para viajar a la Riviera Nayarit, también por primera vez en un autobús y en avión por cerca de 11 horas.

Para la pequeña, de acuerdo con su profesora, fue la primera vez de varias experiencias, además del viaje conoció el mar, conoció otros proyectos similares al de su comunidad, conoció a otros niños y niñas.

Ahora más que nunca la profesora está convencida de seguir trabajando a favor de su comunidad, más allá del trabajo que implica ser directora y educadora.

Septiembre: más violencia contra mujeres y asesinan a un joven con dos hermanos desaparecidos

Abel (de 19 años) fue asesinado el pasado 29 de agosto; sus hermanos Héctor (28 años) y Martín (26) están desaparecidos desde hace tres años y ocho meses. Abel forma parte del Colectivo de Familiares en Búsqueda María Herrera


Texto: Margena de la O

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Jessica llegó a Chilpancingo a vivir con una de sus tías a la colonia del PRI cuando salió de Acapulco huyendo de su anterior pareja porque “la golpeaba mucho”, alguna vez le dijo a una de sus vecinas de la colonia CNOP, sección B, ubicada al oriente de la ciudad, donde vivió hasta el sábado 17 de septiembre pasado con su hija y una nueva pareja.

La niña, que la vecina calcula no rebasa ni los tres años, es hija de su ex marido. Por esa violencia que vivió Jessica, y muy probable su hija, supo la misma vecina, que en su momento buscó ayuda en la Secretaría de Mujer (Semujer), pero nunca trascendió su petición, y por esa razón decidió huir de él, pero, al final, al parecer descubrió donde vivía en Chilpancingo.

Entre el 17 y 18 de septiembre, en los medios de comunicación circuló la noticia de que la noche de ese sábado una mujer de 31 años, de nombre Jessica, que vivía en la calle Caritino Maldonado de la colonia CNOP sección B, fue asesinada con arma blanca; la lesionaron del cuello y el tórax. Fue degollada.

El feminicidio de Jessica ocurrió en la casa donde vivía con su pareja y su hija. El agresor intentó quemar el cadáver y el lugar, pero el fuego no se propagó porque, supone la vecina, en el cuarto hay mucha humedad.

Lo que se lee en las noticias del hecho, sustentada en los reportes policiacos y de la Fiscalía General del Estado (FGE) es que el cadáver de la mujer tenía quemaduras, porque él o los agresores incendiaron su habitación. Los familiares o vecinos supieron del crimen porque entraron después de ver que salía humo del cuarto.

En la colonia se sabe que Jessica estaba en casa sólo con su hija. La vecina cree que la pequeña fue testigo del asesinato de su madre, pero desconoce por qué razón su pareja no estaba ahí.

Después de los hechos, la FGE sólo informó que abrió una carpeta de investigación contra quienes resulten responsables por el feminicidio en agravio de Jessica.

La Fiscalía nunca ofreció detalles de quién podría ser el autor del feminicidio, pero la vecina de Jessica, quien la escuchó contar del trato que le daba su ex pareja, ve en ese antecedente un indicio de la razón de su destino.

Jessica es una de las cinco mujeres que asesinaron en Guerrero entre el sábado 17 y el lunes 19 de septiembre. Cuatro de estos asesinatos ocurrieron en Acapulco (tres) y en Chilpancingo (uno) en menos de 24 horas.
Sólo en ese fin de semana ocurrieron la mitad de los asesinatos de mujeres documentados en septiembre, mes en el que asesinaron a 10, y el de Jessica fue el de las circunstancias y características más descarnadas, porque pone en evidencia la saña feminicida, con que las mujeres son castigadas sólo por el hecho de serlo.

Dentro del mismo fin de semana mataron a otras tres mujeres en circunstancias parecidas, hubo hijos presentes en la escena de sus crímenes. Entre la tarde y noche del domingo 18, dos mujeres jóvenes, porque en los reportes policiacos les calcularon unos 18 años, fueron asesinadas a balazos en la colonia La Mica de Acapulco; desde un vehículo les dispararon mientras caminaban sobre la esquina de las calles Cacahuates y Limones. Una de ellas llevaba un bebé de unos siete meses, a quien hirieron, pero se salvó porque los familiares llegaron y lo llevaron a un hospital.

Para la madrugada del lunes 19, es decir unas horas después, mataron en Marquelia a Kelly cuando dormía en su casa. En el reporte policiaco le calcularon unos 18 años. Tenía un hijo de pocos meses de nacido, quien estaba con ella.

A Kelly entraron hasta su casa a matarla.

Las víctimas del mes

En total, en septiembre asesinaron en Guerrero a 104 personas, 94 hombres y 10 mujeres. La mayoría son hombres, pero los crímenes de mujeres son destacados en el bloque anterior por los patrones de saña evidenciados en el contexto.

Este número de víctimas de septiembre es resultado de la documentación que lleva Amapola, periodismo transgresor sobre los asesinatos que son publicados a diario en los medios de comunicación locales. El saldo es mayor en comparación con el mes anterior, donde fueron documentados 92 víctimas de homicidios dolosos, cifra que corresponde a los números del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP); la dependencia difundió que este mes era el de menos homicidios en lo que iba del año.

El mes pasado, la dependencia reportaba una disminución de 36 casos en comparación con el mes de julio, donde documentaron 128 víctimas, pero en septiembre, en referencia al conteo de este medio, las estadísticas tuvieron un nuevo repunte, con 12 casos más. Aun así, en septiembre hay menos casos que en julio.

De los 30 días de septiembre sólo en dos no hubo víctimas, pero en otros casos, en un sólo día hubo hasta nueve víctimas, como ocurrió el 21, en seis hechos distintos asesinaron a ocho hombres y una mujer. En otros tres días diferentes del conteo hubo saldo de ocho víctimas, es decir, que tan sólo en cuatro días del mes, se contabilizaron 33 víctimas.

El mayor número de víctimas lo concentran tres municipios: Acapulco con 49, Iguala con 18, y Chilpancingo con seis. Juntos suman 73 casos, es decir, un 70.1 por ciento de la cifra total de víctimas de septiembre.

Los resultados de este conteo sostienen lo expuesto al principio de septiembre en este medio, acerca de que Acapulco ocupaba el quinto lugar de las 50 ciudades más violentas del país, aún con operaciones policiacas de por medio para disminuir delitos.

Esta coincidencia, el crecimiento del número de homicidios en lugares donde es reforzada la seguridad, apela a reflexionar la violencia de manera diferentes, es decir, sobre quienes la generan. En este reporte, Iguala es la segunda ciudad con más homicidios en Guerrero durante septiembre, aun cuando el alcalde David Gama Pérez informó a principios del mes que seguía en coordinación con el Ejército, la Marina y la Policía Estatal para la seguridad en su municipio, de acuerdo con lo que publicaron algunos medios.

En Iguala está fuera de funciones la Policía Municipal desde el 18 de marzo del 2021 para capacitación y aplicarles exámenes de confianza; es la segunda ocasión que desarman y sacan de funciones a los agentes municipales después de los hechos en que desaparecieron a normalistas de Ayotzinapa (26 de septiembre del 2014), donde se confirmó la participación de miembros de la corporación.

La confirmación de un crimen

Era 1 de septiembre cuando sus hermanos confirmaron que una parte del cadáver de Abel estaba en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, el asunto complicado sería decírselo a su mamá, pero cuando llegaron a casa ya lo sabía, una vecina, que desconocen cómo lo supo, se lo contó.

Abel tenía 19 años, era hijo de Rosario, una mujer de unos 45 años que en total tuvo cinco hijos, pero ahora sólo dos están con ella. Abel fue asesinado y Héctor (de 28 años) y Martín (de 26) están desaparecidos desde hace tres años y ocho meses, es por esa razón que Gema Antúnez Flores, quien coordina el Colectivo de Familiares en Búsqueda María Herrera, conoció a Abel.

El joven formó parte de las actividades de búsqueda del colectivo, con el propósito de localizar a sus hermanos, a quienes se lo llevaron unos hombres que interceptaron el taxi en el que llegaban a su casa. Abel dejó de asistir a las búsquedas para trabajar y aportar para los gastos de su casa. Su madre trabajaba en el aseo de casas.

Lo que sabe Antúnez Flores de caso de Abel es que trabajaba en una tienda de conveniencia cerca de Petaquillas, el pueblo más cercano a la ciudad de Chilpancingo, y que el 29 de agosto salió de su casa, de la que sólo se mencionará que está cerca de una barranca, para ir a trabajar a la tienda, donde se sabe cubrió turnos hasta la noche.

Ella sabe, por lo que le han contado los familiares, que Abel salió de la tienda y se vio con su novia, porque fue ella quien después le hizo saber a la familia que estaban juntos cuando unos hombres de un carro los alcanzaron, los subieron al vehículo y se los llevaron, pero a ella la soltaron.

Los familiares no lo buscaron pronto porque pensaba que andaba con los amigos. Antúnez Flores describe a Abel como un joven tranquilo, quien trabajaba para mantener a su mamá que es diabética.

Cuando la novia avisó a una prima de Abel lo que les pasó y ésta le dijo a su mamá para que le contara a Rosario –la mamá de Abel no conoce a quien era novia de su hijo–, entonces sus otros dos hijos buscaron a Abel en hospitales, barandillas (cárcel municipal) y el Semefo, donde reconocieron un resto del cuerpo de su hermano.

De acuerdo con lo que está documentado en los medios de comunicación, a las 18:30 horas del 30 de agosto, policías municipales y ministeriales confirmaron el hallazgo de la cabeza de un hombre, en la colonia 4 de abril. La abandonaron dentro de una hielera.

Era Abel, pero los hermanos lo supieron hasta que lo reconocieron en el Semefo.

Cuando buscaban a su hermano, una vecina le dijo a Rosario que policías habían hallado una cabeza cercenada y que se trataba de Abel. Algunos medios de comunicación documentaron sin muchos detalles de la víctima y el hallazgo; algunos difundieron algunas imágenes del lugar dónde la localizaron y de los restos, sin que se distingan los rasgos, lo que hace poco probable su reconocimiento.

El énfasis en este apunte es porque Gema Antúnez explicó que la familia, al ampliar la denuncia hace unos días, pidió que en la investigación incluyeran todos estos elementos y llamaran a declarar a todas las personas que tienen información sobre la desaparición y asesinato de Abel.

 

Te pude interesar: 

«Ya perdimos la confianza en este gobierno: madres y padres de los 43

Aguirre el torito: ¡Soy inocenteeeee!

En las últimas semanas, la investigación por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa comenzó a enmarañarse, aunque usted no lo crea, todavía más.

En estas semanas, distintos sectores del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se dieron con todo, sobre todo, los militares sacaron las uñas o más bien las garras para defender a los suyos, que según los últimos informes todo apunta que soldados participaron activamente en los ataques, desaparición y asesinato de los normalistas.

Pero en la Fiscalía General de la República (FGR) también traen un broncón. Pues, el fiscal especial del Caso Ayotzinapa, Omar Trejo renunció porque el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, se apoderó de la investigación y de paso la puso en riesgo.

Es decir, el gobierno federal se dividió en dos: los que defienden a todo costa a los militares y, los que pretenden llevarlos ante la justicia.

Todo este enredo, nos mostró que los guachitos que además de manejar armas le saben a la politiquería. Pues para defender a uno de sus generales, José Rodríguez Pérez, ex comandante del 27 Batallón de Infantería de Iguala en septiembre del 2014, le gestionaron su entrevista, a modo por supuesto, para que diera su “velda”.

Y días después, se supo de un supuesto hackeo al sistema informativo del Ejército, así como lo ve: la institución más segura del país, resulta que tiene su lado vulnerable.

Y aquí como somos bien mal pensados, no nos creemos del todo que haya sido un hackeo, sino más bien la filtración de información.

Pues, resulta, que el supuesto hackeo luego luego identificó la información sobre la salud del presi. ¿No será más bien un mensajito para López Obrador de que nada los detendrá para defender a uno de los suyos?

Si esto fuera cierto, aquí sí aplicaría ese viejo y conocido refrán: “cría cuervos y te sacarán los ojos”. Al Ejército como en ningún otro sexenio se le ha dado tanto poder como en el de López Obrador.

Otro de los datos importantes que se revelaron en estas semanas, fueron las órdenes de aprehensión contra el ex procurador de justicia de Guerrero, Iñaki Blanco; el ex secretario de Seguridad Pública, Leonardo Vázquez Pérez, y la ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado, Lambertina Galeana Marín. Todos estos angelitos en tiempo del cacique, Ángel agarra dinero, que diga, Aguirre Rivero.

Días después, la FGR desistió de las órdenes de aprehensión.

El que la sintió cerca de seguro fue el Aguirre Rivero, de hecho ni se presentó a la reunión de ex gobernadores que él mismo convoca en la Ciudad de México.

Pero eso sí después de que se supo del desistimiento, curiosamente, volvió a asomar la cabeza.

¿Le habrá dado frío? ¿Pensó que ahora si lo apañaba la chota?

De eso muchos tienen ganas y con mucha razón, pues la actuación del agarra dinero en esa noche de Iguala aún no está clara y lo peor es que como en el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, en el de López Obrador no se sabe si lo están investigando.

Hace unos días, Aguirre Rivero escribió en su columna, casi, casi en un tono de víctima, que él no hizo nada y si eso es cierto, eso tiene otro nombre: omisión y para una autoridad, como la que él era esa noche de Iguala, es una responsabilidad.

Esperemos que esto no sólo quede en un susto, ni para los militares señalados, ni para los ex funcionarios estatales ni para Aguirre Rivero, que por lo menos los investigue, sólo así se llegará a la verdad en este caso tanto doloroso para las mamás y papás de los 43 jóvenes y para todo el país.

Chirrionazo: A los que también les llovió en estas últimas semanas fueron a las organizaciones sociales que acompañan a las mamás y papás de los 43. Pues resulta que López Obrador, en su mañanera, les tiró duro, les dijo que muchos “defensores de derechos humanos” quieren que la tragedia siga porque de ahí se benefician. Eso sí estuvo duro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padres de familia y estudiantes bloquearon Autopista del Sol para exigir docentes

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo

 

Padres de familia y niños de una escuela primaria de la comunidad de El Ocotito cerraron más de una hora la autopista del Sol para exigir a las autoridades la asignación de tres maestros, computadoras y material didáctico.

Los manifestantes que acompañaron a los profesores iniciaron el cierre de la vía a la altura del Parque Industrial a las 9:20 horas y levantaron la protesta al recibir la invitación de que autoridades de la Secretaría de la Educación Guerrero (SEG) les dará una audiencia para instalar una mesa de trabajo.

“Estamos pidiendo que nos envíen tres maestros, computadoras, pizarrones y que nos instalen el internet”, afirmó una madre de familia de la escuela primaria José María Morelos y Pavón del poblado de El Ocotito, del municipio de Chilpancingo.

Los padres y maestros de la escuela también exigen la construcción del techo de la cancha de basquetbol.

Debido a la protesta los profesores suspendieron las clases para trasladarse a la Autopista del Sol.

El grupo de los manifestantes advirtieron que en caso de que no haya respuesta de parte de las autoridades van a regresar con las protestas.

 

Sedena compró software espía en 2019; desde ese año, teléfonos de al menos 3 periodistas y defensores de DH fueron infectados

En 2019, la Sedena compró un sistema de monitoreo a Comercializadora Antsua, representante en México de NSO Group, dueña del software Pegasus. En este sexenio, al menos tres personas han tenido infecciones espía, según lo documenta una investigación de R3D, Animal Político, Proceso y Aristegui Noticias.


Texto: Nayeli Roldán / Animal Político

Ilustración: Andrea Paredes

 

El Ejército mexicano compró, en 2019, un programa para el “servicio de monitoreo remoto de información” que se usa para intervenir los teléfonos celulares, a pesar de las declaraciones presidenciales en sentido contrario. Documentos oficiales confirman que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hizo esa contratación con la empresa Comercializadora Antsua, SA de CV, representante en México de la empresa NSO Group, dueña del software de espionaje Pegasus.

Ese mismo año, los teléfonos de al menos tres personas fueron intervenidos con Pegasus para monitorear llamadas y mensajes: un periodista de Animal Político; Raymundo Ramos, defensor de derechos humanos en Tamaulipas, y el periodista y escritor Ricardo Raphael, como pudo comprobar Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, luego de hacer un análisis forense a sus equipos.

En los tres casos, la intervención ilegal a los teléfonos ocurrió cuando los afectados investigaban temas relacionados con presuntas violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas.

Quien los espió pudo acceder a todo el contenido en el equipo: contraseñas, archivos, fotografías, correo electrónico, contactos, aplicaciones de mensajería, incluso encriptadas. También, activar el micrófono y la cámara para monitorear toda la actividad cerca del teléfono, así como acceder a conversaciones de mensajería realizadas previamente al ataque.

Esta investigación periodística realizada en conjunto por Animal Político, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), Proceso y Aristegui Noticias comprueba, por primera vez, que el espionaje a través de la infección del sistema Pegasus ha continuado durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En 2017, durante la administración de Enrique Peña Nieto, la investigación Gobierno Espía hizo público el espionaje en contra de activistas y personas defensoras de derechos humanos sin que hasta el momento la Fiscalía General de la República (FGR) haya encontrado a los responsables.

John Scott, experto de Citizen Lab, advierte que actualmente “existe al menos un operador de Pegasus en México, y podría haber otros, pero la pregunta es ¿quién es este cliente?”. Explica, además, que el sistema es mucho más sofisticado porque ya no requiere que el usuario interactúe con un link, sino que puede usarse de forma remota y aprovechando las vulnerabilidades de aplicaciones de mensajería —como ocurrió con WhatsApp— o del sistema Apple para realizar la infección.

Shalev Hulio, director de NSO Group, ha hecho declaraciones bajo juramento ante cortes de Estados Unidos en las que ha asegurado que su empresa solo vende el software Pegasus a gobiernos para que realicen investigación sobre delitos graves o terrorismo.

Incluso, la exportación y el otorgamiento de licencias del sistema se encuentran bajo el control del gobierno israelí a través de la Agencia de Control de las Exportaciones de Defensa (DECA, por sus siglas en inglés). Y para la venta del software en cada país, NSO Group designa a empresas como sus representantes para que los gobiernos puedan comprar el sistema a través de ellas.

Sobre este caso, este lunes 3 de octubre las víctimas del espionaje presentarán ante la FGR una denuncia penal contra quien resulte responsable, con el apoyo legal de las organizaciones R3D y Artículo 19.

El grupo de medios que hizo esta investigación envió cuestionarios para solicitar posturas respecto del tema a la Presidencia, la Sedena, NSO Group y la empresa Comercializadora Antsua, pero en ningún caso hubo respuesta.

Las pruebas

Los periodistas y defensores de derechos humanos espiados durante el sexenio pasado interpusieron una denuncia penal ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) en 2017, y aunque la investigación prácticamente no avanzó durante dos años, Artículo 19 presentó en 2019 una segunda denuncia con base en un testigo protegido que rindió declaración ante la fiscalía y aportó información que dio pie a nuevas diligencias.

Entre ellas, el cateo a KBH Tracken, la empresa que encabeza la red de compañías que vendieron el software Pegasus a instancias del gobierno mexicano. Ahí se localizaron computadoras, dispositivos y documentación con logos de la Sedena, como se aprecia en el registro fotográfico del cateo.

Entre la documentación estaba la carta firmada por el director de NSO Group, Shalev Hulio, en enero de 2018. En ella, informó que la empresa Air Cap, SA de CV —mediante la cual la Procuraduría General de la República (PGR) había hecho un contrato de renovación de licencia de Pegasus—, dejaría de ser representante de su empresa y a partir de marzo de ese año. Ya lo sería Comercializadora Antsua.

En otro documento, la compañía israelí notificó que Comercializadora Anstua era la “autorizada para representar de forma exclusiva a NSO Group ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hasta el 31 de diciembre de 2019”, es decir, la dependencia podría realizar la compra con dicha empresa, dice la carta firmada por Niv Ovadia Leibovitch y Evan Forte, ejecutivos de la compañía.

La información de ambos documentos fue obtenida por fuentes que tuvieron acceso a la carpeta de investigación y que la entregaron para esta investigación a condición de reservar sus nombres.

Ahora también se sabe que la Sedena concretó la compra del software con Comercializadora Antsua el 12 de abril de 2019, como consta en el oficio número SGE-3335, enviado por la sección “Guerra Electrónica” de la Dirección General de Transmisiones de la Sedena, en la que informa del pago y cumplimiento del servicio.

El oficio —clasificado como “secreto”— se refiere al contrato DN-10 SAIT-1075/P/2019 para el “servicio de monitoreo remoto de información fincado a la empresa ‘Comercializadora Antsua, SA de CV’”, cuyo servicio tuvo una vigencia del 1 al 30 de junio de 2019.

El documento se encuentra en un mail con el asunto “oficios mortales”, que forma parte de los millones de archivos de la Sedena obtenidos por el grupo de hacktivistas Guacamaya, que otorgó acceso a dicha información a los medios participantes en esta investigación.

La comunicación daba cuenta de la realización del servicio, pues estaban enlistados los documentos derivados del procedimiento “factura original No. 197 debidamente legalizada (segundo pago); oficio de aceptación No. 1910-4950 de fecha 15  de julio de 2019, en original emitido por el usuario final, en el cual se informa que el servicio fue recibido del 1 al 30 de junio del 2019”.

Entre los documentos obtenidos por Guacamaya también está la información referente a la garantía por 12 millones de pesos que la empresa Fianzas y Cauciones Atlas, SA, otorgó a Comercializadora Antsua por dicho contrato, requisito solicitado en la administración pública para concretar la contratación.

Ocho meses después de que la Sedena firmara este contrato, el presidente López Obrador aseguró en su conferencia del 6 de noviembre de 2019 que su gobierno ya no destinaba recursos para adquirir software de espionaje: “Nosotros no hemos comprado equipos para escuchas, entre otras cosas por la corrupción que significaba comprar todos estos equipos a precios elevadísimos a empresas extranjeras, sistemas de espionaje, se gastaba muchísimo dinero”.

En reiteradas ocasiones también ha declarado que ya no había espionaje: “En el caso nuestro decidimos no espiar a nadie, había esa práctica de espiar a opositores, y hemos dado instrucciones de que no haya espionaje, porque era muy vergonzoso eso, además de que son prácticas ilegales, inmorales. Nosotros la padecimos, padecimos mucho de eso”.

La Sedena mantuvo oculto este contrato pese a peticiones por distintos medios.

Los periodistas participantes en esta investigación solicitaron vía transparencia los contratos que hubiesen hecho con Comercializadora Antsua la Sedena, la Marina, la Guardia Nacional, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Policía Federal y la PGR (hoy FGR), pero en todos los casos respondieron que no habían realizado ninguno.

Incluso, la Sedena también negó información a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), como da cuenta un correo enviado por la institución —localizado también en la información del grupo Guacamaya—, en la que reitera la solicitud para que la dependencia le entregara los contratos y pagos realizados a Comercializadora Antsua en 2019 y 2020, y que le había hecho previamente como parte del proceso de auditoría aplicada a la secretaría.

“Cabe señalar que en las 3 reuniones realizadas con el personal de la se indicó la forma en la que se requería la información y se precisó que en caso de no poder enviarla, se tenía opción de ponerla a disposición para que el equipo auditor la revisara en el sitio”, dice el correo del 1 de septiembre de 2021.

El caso Animal Político

El periodista de Animal Político, cuyo nombre se mantiene a reserva por motivos de seguridad, realizaba una investigación periodística sobre violaciones a derechos humanos presuntamente cometidas por militares en una zona conflictiva del país en 2021, cuando su teléfono fue infectado.

Daniel Moreno, director de Animal Político, advierte que, con la infección en el teléfono de uno de sus periodistas, quien realizó el espionaje tuvo acceso no solo a esa información, sino a todo el medio, porque durante la pandemia la comunicación entre todo el equipo se concentró a través del teléfono. Además, en las reuniones entre periodistas todos hablan de los reportajes que estén trabajando: “Esto hace que espiar un solo teléfono vulnere a toda la redacción”.

“Primero: no hay ninguna razón legal para que este periodista hubiera sido espiado. Segundo: el trabajo periodístico implica establecer conversaciones con fuentes de información que se ven en automático amenazadas cuando un teléfono está intervenido. Y además, siempre abre la posibilidad de amenazas o de presiones a medios y al propio periodista, de limitar derecho a la información y libertad de prensa por los riesgos que conlleva investigar. Se trata de un atentado a muchas cosas”.

El espionaje es aún más preocupante en un país considerado mortífero para la prensa, pues, solo en los primeros ocho meses de este año, 15 periodistas han sido asesinados, y que suman a los 150 contabilizados desde el 2000. También se tiene evidencia de que Cecilio Pineda, reportero de Guerrero asesinado en 2017, había sido espiado con Pegasus.

Por eso, Moreno insiste: “Este espionaje lo que hace es vulnerar aún más la inseguridad en la que vivimos periodistas y defensores (…) Los periodistas necesitamos tener la tranquilidad de que podemos ejercer nuestra labor sin la presión de que nos estén espiando ilegalmente y que nos estén espiando en un país donde las garantías para ejercer el periodismo son francamente limitadas. Porque al atentar contra el derecho a la información y contra la libertad de expresión, no se afecta al periodista y al medio, nos afecta a todos”.

Tras la denuncia penal que interpondrán las víctimas, la FGR tiene de nuevo en su responsabilidad encontrar a los responsables. “Ellos son quienes nos deben de decir quién fue. Lo que al menos tenemos que exigir es que la investigación se concluya y nos digan quién espió, qué dependencia lo hizo, bajo qué criterio, cuánto costó, por qué lo hizo de manera ilegal, a quiénes más está espiando”, asegura Moreno.

Culpan al Ejército

Raymundo Ramos ha sido defensor de derechos humanos desde hace 25 años y víctima de espionaje desde el sexenio pasado. De acuerdo con el análisis forense de Citizen Lab, su celular fue infectado en tres fechas: alrededor del 28 de agosto, el 2 y el 3 de septiembre de 2020.

Apenas cuatro días antes del primer ataque, el periódico El Universal reveló que, tras un enfrentamiento con presuntos integrantes del crimen organizado el 3 de julio de 2020, militares ordenaron matar a un sobreviviente, y puso en evidencia que en el actual gobierno las Fuerzas Armadas continuaban cometiendo violaciones a derechos humanos, pese al discurso contrario del presidente López Obrador.

El Comité Estatal de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CEDHNL) continuó documentando ese caso a raíz de las quejas interpuestas en contra de los militares por parte de familiares de los civiles asesinados, quienes se presume eran víctimas de secuestro. Por ello es que Ramos participó en las denuncias públicas en medios de comunicación y tuvo reuniones con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, en la Oficina del Alto Comisionado de la ONU.

En esas fechas, también realizaba actividades relacionadas con otros casos de violaciones a derechos humanos ocurridas previamente: la desaparición de 47 personasdurante un operativo especial realizado entre enero y junio de 2018 por parte de la Marina y la ejecución extrajudicial de ocho personas en Nuevo Laredo durante un operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, el grupo de inteligencia y el Ejército, en 2019.

Por eso, dice, “no me queda ninguna duda de que no solamente la inteligencia militar y la inteligencia naval están atentas a mi trabajo y a la defensa que hacemos de las víctimas”. Incluso, también ha sido víctima de campañas de desprestigio en publicaciones que lo acusan de vínculos con grupos criminales.

Si bien ha “aprendido” a vivir con los riesgos, en este momento dice tener elementos para sospechar de la existencia de una relación entre las Fuerzas Armadas y grupos criminales, que podrían aprovechar para hacerle daño. “Puedo ser víctima de un atentado por parte del crimen organizado, pero actuando bajo órdenes del Ejército o la Marina para ellos quedar libres de toda sospecha”.

Hago responsable al Ejército, a la Marina, de lo que pueda pasarle a mi familia, a mis colaboradores, a mí, en estos momentos de crisis, de fortalecimiento de las Fuerzas Armadas por encima de las instituciones y de debilidad presidencial (…) De ser el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el presidente ha quedado evidenciado como defensor de oficio de las Fuerzas Armadas ”, advierte Ramos.

El periodista y escritor Ricardo Raphael fue espiado a través de la infección de su teléfono celular en tres fechas de 2019 y una en 2020, además de que tuvo otros ataques detectados en 2016 en el análisis forense de Citizen Lab. Sus columnas publicadas en 2020 incluyeron la cobertura de la violencia y desapariciones forzadas en Tamaulipas, el proceso judicial del exsecretario de la Defensa Salvador Cienfuegos y el caso Ayotzinapa.

La fecha de infección del 7 de noviembre de 2019 coincide casi exactamente con el inicio de la ronda de entrevistas por su libro Hijo de la guerra, en el que aborda el origen de Los Zetas, un grupo conformado por desertores del Ejército y que nació prácticamente como fuerza paramilitar. Ahí incluye la entrevista que hizo a Galdino Mellado Cruz, quien se presenta como uno de los fundadores de la organización.

“El libro es una crítica a las decisiones que se han tomado a posterior, donde el Ejército ha tratado de ocultar esta historia y, algo peor, presentarse como la solución frente a un problema que el propio Ejército echó a andar”, explica el escritor.

Por eso, “sí alcanzo a entender por qué se me habría espiado con este malware. Tiene coherencia la hipótesis de que la única instancia que en este momento tiene en su poder Pegasus es el Ejército o alguna de las instancias dirigidas por militares (…) Ubico y señalo directamente como responsables de este espionaje a esas autoridades y quiero suponer que el presidente ha sido engañado y que no se le ha informado de que nos están espiando”.

Poco después de esa infección, su hijo menor de edad recibió un mensaje en teléfono preguntando por su padre y por su abuelo. Luego se publicó en Twitter un audio manipulado derivado de una llamada telefónica que había tenido con Salvador Leyva Morelos Zaragoza, funcionario del Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP), en la que hablaron de los casos de Israel Vallarta Cisneros y de Juana Hilda González Lomelí, condenada a 78 años de prisión por el secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda.

Dicho audio fue utilizado por Isabel Miranda de Wallace para demandar a Ricardo Raphael, acusándolo de pertenecer a una organización criminal y de sobornar al presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar.

Esto, dice Raphael, demuestra que Miranda de Wallace “utilizó contactos dentro del Ejército, le facilitaron esta grabación (…) Y si se la entregan a esta señora, ¿a quién más no se lo habrán entregado? ¿En manos de quién más estarán mis cuentas bancarias, mis operaciones, mis hábitos de consumo, los datos de mis redes familiares y amistosas, los datos de mis fuentes? ¿Quiénes son los verdaderos clientes de la agenda militar que ordenó estas intercepciones y luego las repartió?”.

Con todas estas pruebas, Ricardo Raphael considera que “el presidente tiene que llamar a cuentas a la cúpula militar que nos ha venido propinando estas limitantes propias de un Estado autoritario, militarizado, de control militar”.

En casos previos se ha confirmado que la Sedena es una de las instituciones que han utilizado Pegasus.

Apenas este 29 de septiembre, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que investiga la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, informó que la Sedena operaba el Comando Regional de Inteligencia Zona Norte Iguala, dentro del 27 Batallón de Infantería —pese a que la institución había negado su existencia— y donde utilizaba el software Pegasus para seguimiento e interceptación telefónica.

Mientras tanto, la investigación periodística Pegasus Proyect documentó que gobiernos de 10 países utilizaron Pegasus para espiar a periodistas, defensores de derechos humanos y opositores políticos. En México, la Sedena, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen, hoy CNI) y la extinta Agencia de Investigación Criminal usaron el software durante el sexenio de Enrique Peña Nieto —entre 2016 y 2017—, y las primeras dos lo hicieron sin orden judicial de por medio.

En dicha investigación se hizo el análisis de miles de datos de potenciales víctimas a espiar en cada país. En el caso de México, estaban personas relacionadas con la investigación de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa como Vidulfo Rosales, abogado de madres y padres, y el entonces fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz.

También estaban opositores como Alejandro Moreno, entonces gobernador de Campeche y ahora dirigente del PRI, cuyas conversaciones presuntamente obtenidas por espionaje han sido publicadas por la actual gobernadora de Campeche, Layda Sansores, de Morena. Igualmente, otros gobernadores de aquel momento, como Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Javier Corral, de Chihuahua; Graco Ramírez, de Morelos, y Omar Fayad, de Hidalgo, entre otros.

Este trabajo fue publicado por el equipo de Pie de Página y lo reproducimos como parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. 

 

San Miguel, las fiestas para “espantar el hambre” de La Montaña de Guerrero

Entre rituales, bailes, danzas y jaripeo tres pueblos indígenas de la región Montaña en Guerrero festejan a San Miguel y al maíz, el verdadero protagonista de las fiestas de septiembre, donde se pide alejar el mal y conseguir la prosperidad.


Texto y fotos: Isabel Briseño / Pie de Página

La Montaña, Guerrero

 

El día de San Miguel, 28 de septiembre, es el día en que se solicita al santo que termine con las lluvias para que la mazorca madure y la gente tenga buena cosecha. Tres pueblos que habitan en La Montaña de Guerrero -nahuas, tu’un savi y me phaa- realizan diferentes festejos que van desde el ritual hasta el baile y el jaripeo.

En la región nahua de La Montaña alta de Guerrero – cerca del municipio de Tlapa de Comonfort –, septiembre es un mes de celebración. Esta parte del año representa el último mes de la temporada húmeda, que además coincide con el periodo de las primeras cosechas de los cultivos agrícolas. Por fin, después de trabajar de sol a sol en los campos, las milpas y los otros cultivos están maduros. Lo que significa que pronto serán cosechados y utilizados por los habitantes para alimentarse.

El día 27 de septiembre, los habitantes del pueblo nahua recogen de sus parcelas un par de milpas con las que al día siguiente bailarán las mujeres, niñas y niños de cada hogar de Chiepetepec. Fotos: Isabel Briseño.

La fiesta de san Miguel, o mejor dicho, las celebraciones para “el agradecimiento a la lluvia” representan un rito de fertilidad. Rito que, al mismo tiempo, es “de propiciación y aseguramiento de la cosecha de maíz”.

A las 10 de la mañana del 28 de septiembre, la gente comienza a ingresar a la iglesia de Chiepetepec en donde se congrega todo el pueblo para iniciar con la celebración. Foto: Isabel Briseño.

Al interior de la iglesia, los hombres atavían a San Miguel con collares de flores, listones, globos y dinero, lo que representa una ofrenda para la deidad, quien forma parte de los santos católicos, impuestos por la Colonia. Foto: Isabel Briseño.

Estas fiestas representan la última etapa del ciclo agrícola anual. Se caracterizan por diversos ritos alrededor de la planta del maíz.

Para los habitantes, el santo es considerado un aliado de los campesinos y el principal trabajador del temporal. Gracias a sus poderes como guerrero y del rayo que se desprende de su espada, protege los cultivos y lucha contra los seres malignos que los afectan: El granizo, los malos aires, las tormentas y cualquier cosa que el cristianismo asocia con la imagen de Lucifer, el diablo.

Afuera de las casas por donde pasará la procesión, la gente decora con milpas pero también con globos. Fotos: Isabel Briseño.
Una mujer en la calle, espera el paso de la procesión que sale de la iglesia. Foto: Isabel Briseño.

Los habitantes comienzan su recorrido hacia la capilla del cerro, la procesión está encabezada por los músicos, las mujeres encargadas de los pendones, seguidas de los hombres que cargan a San Miguel que es seguido por el pueblo. Foto: Isabel Briseño.

Mijtotilistli, el ritual de los nahuas en Chiepetepec.

La banda de viento encabeza la procesión que sale de la iglesia. Mientras, avanza por las diversas casas de Chiepetepec. Este pueblo, como muchos otros de La Montaña, es un pueblo de migrantes. La mayoría de sus habitantes se van a los campos de Sinaloa y Chihuahua. La migración se observa en las casas que se ven al paso. Son pocas las que quedan tradicionales de adobe. La mayoría construye casas nuevas de material.

Mujeres nahuas cargando la milpa en la comunidad de San Miguel Chiepetepec, Guerrero. Foto: Isabel Briseño

Mujeres, niñas y niños abrazan y arrullan las milpas. La banda de viento suena. Las mujeres se hacen una con la milpa adornada con flor de cempasúchil, flor de pericón, pan rosquete de color rosa, ejotes, chiles, papálo y quelite que fueron cortadas una noche anterior.

Mijtotilistli, (Baile de la Milpa en Náhuatl) comienza. Una mujer con sahumerio lo mueve de arriba hacia abajo mientras las demás, incluidos los más pequeños, bailan alrededor de la capilla con las ofrendas que cargan en sus rebozos como muestra de agradecimiento por la buena cosecha que será su alimento. Foto: Isabel Briseño.

La capilla del cerro llamado Sacamatlapa –que un día antes estaba vacía y cerrada–, comienza a vestirse de verde. El sol no tiene piedad. Cae como plomo sobre los negros cabellos de los nahuas. A la pequeña explanada entran quienes “bailarán la milpa”, mientras el santo es colocado dentro de la capilla. Los cantores del pueblo entonan rezos que suenan a melodías. En tanto, los pies de los asistentes comienzan a fusionarse con las notas musicales que la banda entona una tras otra afuera del centro del ritual. Al igual que los hombres, los músicos deben permanecer en el exterior.

En el cerrito a un lado de la capilla, mientras la gente baila con sus milpas, se ofrenda pan, maíz, flores, velas. En La Montaña se siembra la milpa, o sea el maíz, la calabaza, el ejote y el frijol, en los meses de abril y mayo para cosechar entre octubre y noviembre. Foto Isabel Briseño
El ritual de la vida. El triunfo de la vida sobre la muerte pues la muerte es la hambruna y el maíz la esperanza de que habrá vida gracias al sustento. Foto: Isabel Briseño

Mujeres, niños y niñas, le agradecen a San Miguel Arcángel las cosechas. Con esta ceremonia se “espanta el hambre”, dicen algunos habitantes. Representa el triunfo del maíz sobre el hambre del pueblo.

Dos pequeñitas caminan tomadas de la mano mientras regresan hacia la parroquia después de haber bailado con sus milpas que cargaban en sus coloridos rebozos. Foto: Isabel Briseño.

Después de “bailar la milpa” durante unas dos horas la procesión se encamina de nuevo hacia la iglesia. Regresan a su santo a la parroquia. Posteriormente en casa ofrendan con mole y tamales nejos a la milpa que fue elegida para llevarla a bailar. Este ritual es único en la región de la Montaña de Guerrero, pues aunque en otros pueblos también se celebra a San Miguel, son distintos los festejos.

Los santos católicos son considerados en toda la montaña indígena de Guerrero potencias de la naturaleza. Foto: Isabel Briseño.
Los habitantes de Chiepetepec, aunque migran, todavía viven según los antiguos “usos y costumbres” del pueblo. Después del ritual en el cerro, en la comisaría de pueblo se prepara el chivo para seguir con la fiesta de san Miguelito, como cariñosamente le dicen los habitantes al santo. Foto: Isabel Briseño.

La danza de los chareros en Moyotepec

La temporada de secas, o de calor, como se le llama en la región, suele ser severa, si no es que extrema. Con temperaturas que alcanzan los 40 grados y vientos calientes que transforman el paisaje: la tierra se vuelve dura, hay polvo por todas partes y muy pocas plantas sobreviven todo el año. Ninguna que ofrezca alimento a las personas.

En esta región está la comunidad de Chilixtlahuaca, que tiene mil 500 hablantes del Tu’un Savi (mixteco). Son espléndidos. “Todos los hombres tienen cargo desde que se casan”, dice don Anastacio, quien come junto a otros hombres en un largo tablón de madera.

Los chareos es una variante de la danza de Moros y Cristianos, conocida prácticamente en toda la República Mexicana entre las poblaciones indígenas. Foto: Isabel Briseño

Más hombres llegan al festín con un cartón de cervezas al hombro, y sus familias sujetadas con la otra mano. Entregan el cartón y se sientan a disfrutar del manjar que desfila por las mesas: Mixiote de borrego, salsita verde y frijoles. Todo esto acompañado con tortillas, una pepsi y una cerveza que es sustituida en cuanto se termine la que está sobre el tablón.

Los cargos de mando en Moyotepec se reúnen a comer y beber, mientras los chareos bailan a un lado de ellos. En Moyo, como le dicen los habitantes, no solo se festeja con danza y baile en la cancha a San Miguel, también hay cambio de autoridades. Es por eso que hay bastante comida, banda de viento y la danza continua de los chareos.

La fiesta de los me phaa en Tototepec

Puede decirse que septiembre es el punto central del ciclo agrícola. De él depende el futuro y la supervivencia de la comunidad que se reúne y agradece a sus santos protectores más relevantes para el ciclo agrícola: San Marcos, santo de las semillas; y san Miguel, santo de la cosecha.

La fiesta de San Miguel se puede definir como una práctica religiosa, pero los Me phaa son fiesteros, dicen ellos mismos. Es por eso que a San Miguel los habitantes lo celebran con monta de toros y un baile al que nadie falta. Incluso asisten quienes radican en Tlapa.

“La tradición nunca se pierde. Año con año se festeja a nuestro Santo Patrón San Miguel Arcángel. Todos los vecinos y pueblos de diferentes lugares están invitados”, dice un anuncio en la página de facebook que lleva por nombre: Fiesta San Miguel Arcángel.

“Porque cada uno de estos valientes guerreros tendrán la oportunidad de demostrar su valentía y destreza montando los lomos de estos torazos” dice un hombre que anuncia a los jinetes. Foto: Isabel Briseño.

En la iglesia hay castillo, por lo que algunas familias lo esperan emocionados. Pero la mayoría de la gente está dividida entre la feria y la jineteada que anuncia que, en cuanto termine el espectáculo en donde los valientes jinetes suben al toro bronco, dará inicio lo verdaderamente bueno de la celebración al santo patrón: El baile.

Las tradiciones – o “la costumbre”–, persisten a pesar de los difíciles problemas que enfrenta cada comunidad de las diferentes zonas indígenas: pobreza, migración masiva al norte, violencia estructurada, narcotráfico, etcétera.

Así, entre rituales, bailes, danzas y jaripeo tres pueblos diversos de la región Montaña festejan la relación que existe entre San Miguel y el maíz; quien es el verdadero protagonista de las fiestas de septiembre con la intención de alejar el mal y conseguir la prosperidad.

 

Este trabajo fue publicado por el equipo de Pie de Página y lo reproducimos como parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. 

Salir de la versión móvil