Paro de transportistas: estas serán las carreteras afectadas este 15 de febrero

La AMOTAC anunció el paro de transportistas este 15 febrero para exigir mayor seguridad debido a que enfrentan asaltos y extorsiones en las principales autopistas del país.


Texto: Redacción Animal Político 

Foto: Amotac

15 de febrero 2024

 

La Alianza Mexicana de Organización de Transportistas (Amotac) realizará un nuevo paro nacional el 15 de febrero a partir de las 08:00 horas.

Dicha movilización de transportistas afectará algunas de las principales autopistas del país. Entre las exigencias de la AMOTAC está el mejoramiento de la seguridad en carreteras pues han denunciado ser víctimas de robos y extorsiones.

Foto: Amotac

¿Qué carreteras tendrán cierres por el paro de transportistas este 15 de febrero?

Carlos García, vicepresidente de

AMOTAC, detalló que el paro de transportistas se realizará en carreteras de todo el país, por lo que algunas de las vialidades afectadas serán:

México—Pachuca

México—Querétaro

México—Veracruz

México—Puebla

México-Toluca

Circuito Exterior Mexiquense

Zona conurbada de Chalco y Ecatepec

Toluca-Naucalpan

Los transportistas del Estado de México se reunirán en la vía Morelos, frente a la estación de Mexibús Laureles a las 08:00 horas.

Además, se espera que haya movilizaciones en Nuevo León y el resto de los estados de la República. El vicepresidente de AMOTAC también detalló que las manifestaciones se realizarán en los acotamientos

¿Cuáles son las exigencias de los transportistas?

Los transportistas de AMOTAC le exigen al gobierno federal, municipal y estatal garantizar la seguridad resolviendo estas demandas:

Toma de acción para garantizar la seguridad de las carreteras

Prohibir los vehículos doblemente articulados tipo tanque y regular el parque vehicular

Emplacamiento por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SICT)

Establecer tarifas oficiales de operación al transporte de carga

Reclasificar las carreteras

Aplicación del reglamento estatal y federal de grúas

Eliminar el pago de permisos municipales para trabajar

Detener los abusos y extorsiones por parte de la policía en todos los niveles

Devolución de las carreteras federales, las cuales acusaron de haber sido convertidas a autopistas de cuota.

Foto: Amotac

Violencia a transportistas

La exigencia de seguridad de los transportistas se da debido al aumento en hechos violentos en su contra. Ya que, luego del paro del 5 de febrero, cuatro transportistas fueron asesinados.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) los robos, asaltos y agresiones contra este grupo sumaron más de 9 mil 100 casos en 2023. Esto indica un promedio de 765 hechos al mes, 25 diarios y un alza del 4% en comparación con 2022.

Ricardo Bustamante, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada e Industria Satelital (AMESIS) advirtió que “No hay suficientes elementos de la Guardia Nacional para abarcar todas las carreteras del país, ni para atender cuando suceden dos o tres eventos en una misma vía, y eso hace que la situación se esté saliendo de control”.

Nuevo ataque al transporte público en Chilpancingo deja una persona muerta y otra herida

El rumor y más tarde la confirmación propició una jornada de terror esta noche en la ciudad


Texto: Marlén Castro

Lunes 12 de febrero del 2024

Chilpancingo

 

Un grupo de seis personas auxilian a otras dos tendidas en el suelo. Se aprecia que tres personas ayudan a la que podría ser una mujer tendida en la banqueta, mientras otras tres atienden a otra más. Las personas que auxilian se nota que salieron de sus casas a prisa, así como andaban; en bermudas, en chanclas, algunos hombres están sin camisa.

Una persona toma el rostro de una de las personas tendidas en la banqueta y lo sostiene en sus manos. Otras personas, tocan las pantorrillas. Se escucha el caos. “Mueve esa patrulla”, grita alguien. El de la patrulla no sabe que es para él. Le gritan fuerte: “¡Hey, bombero. Mueve esa patrulla!”

Ya es noche. Se observan las luces de las patrullas de los policías. La persona que graba el video hace un paneo a la unidad acribillada. Se trata de una unidad de la ruta Mercado-Javier Mina. Tiene todos los vidrios del costado destrozados. Del otro lado, está la persona tendida en la acera.

Se trata del video más reciente del ataque contra los conductores del transporte público en Chilpancingo. El video es muy breve.

En poco tiempo, miles de personas de la capital, quizá de otros lugares, lo vieron. Muchos portales lo reprodujeron. Todos están pendientes de lo que pase con el transporte público. Un rumor de que algo nuevo pasa y la alarma se enciende.

No hay mucha información por lo corto del vídeo. En el posteo dicen que es en la colonia Izazaga, son una ruta de colonias al oriente de la capital. Las redes se rompen. Circulan audios de los conductores que cuentan que ya le dieron a uno de ellos.

Uno de los conductores se aguanta el llanto. Dice que le dieron a «El Profe». Se entiende que «El Profe» es alguien conocido por todos ellos. Entre los conductores se advierten con terror que no se acerquen a la base.

Personas auxilian a dos personas heridas en el ataque de esta noche al transporte público. Foto: Captura de video.

“No te acerques a la base, no te acerques a la base”.

-Sálganse güey, sálganse, sálganse ya.- Se entiende que se salgan de la ruta.

Otro advierte que anda un Jetta blanco, con hombres armados, que son los que andan atacando.

La primera información que fluye es que el ataque deja a una persona muerta y a un herido. No se sabe si el ataque fue también contra el pasaje y si la mujer tendida en la banqueta es una pasajera.

La noticia se propaga en segundos y así de rápido desaparecen de circulación las pocas urvans por la ciudad.

El terror vuelve a reinar. Ahora ni los reporteros de los portales de los directos salieron a hacer sus transmisiones. En todos lados hay miedo. En los grupos se vuelve a propagar la información de que no hay condiciones para reanudar las clases.

Las madres reciben de las maestras y maestros de sus hijas e hijos que todo sigue igual hasta nuevo aviso. No hay clases, aunque el secretario de Educación, Marcial Rodríguez Saldaña, haga el llamado de volver a las aulas.

Poca gente, miedo y un rezo de por medio en la marcha en Chilpancingo para pedir paz

Texto: Marlén Castro

Fotos: José Miguel Sánchez 

Jueves 9 de febrero del 2024

Chilpancingo

 

—En tu nombre señor vamos a marchar¬, dijo un hombre de camisa blanca con una biblia en la mano izquierda pegada al abdomen. Automáticamente el resto de gente, la que tardó más de una hora en reunirse, se sumó a la plegaria e iniciaron la marcha para pedir paz a las autoridades estatales.

Eran las 10:15 de la mañana del jueves 8 de febrero, cuando el contingente de unas 100 personas salió de la estatua del Caballito, en el parque Margarita Maza de Juárez, dobló a la derecha, rodeó la entrada a la colonia Electricistas y se metió al carril Norte-Sur del bulevar Vicente Guerrero.

Así inició la marcha por la paz y la seguridad en esta ciudad que la mañana del jueves sumó cuatro días sin transporte público porque el primer fin de semana largo del año, del 3 al 5 de febrero, asesinaron a seis conductores de taxis, mixtas y urvans.

Conductores de Taxis y transporte público marchan por el bulevard Vicente Guerrero para exigir seguridad, en Chilpancingo, este 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

—“¿Qué queremos para Chilpancingo?”

—¡Seguridad¡ ¡Seguridad! ¡Seguridad! Contestaba el escaso contingente.

La marcha se internó al carril de alta velocidad de la Autopista del Sol. Durante el recorrido de unos seis kilómetros, hasta el punto donde doblaron para dirigirse al Palacio de Gobierno, del lado derecho del bulevar, vieron cuatro taxis con pasaje.

—¡Bájate, súmate! Les gritaron.

«¡Auxilio! Gob. Del Edo. ¡Nos están matando!» Decía una pancarta que portaba un transportista de unos sesenta años. Este señor dijo tener 40 años con su permiso de taxi.

«¡Gobernadora necesitamos trabajo!» Decía la pancarta de otro transportista, quien contó que lleva cuatro días sin llevar sustento a su familia.

En la marcha iban dos mujeres comerciantes de venta de chicharrones y palomitas. Las mujeres contaron que tienen hijos que mantener y si las niñas y los niños no acuden a las escuelas ellas no venden sus productos.

“Tengo miedo pero por amor a Chilpancingo me tengo que manifestar”, decía la pancarta de otro señor, un maestro jubilado que bajó de la colonia PRD para pedir paz. Dijo que leyó la convocatoria, que salió a invitar a sus vecinos, que éstos le dijeron que no irían porque temían por sus vidas y se vino solo, aunque traía temor.

Conductores de Taxis y transporte público marchan por el bulevard Vicente Guerrero para exigir seguridad, en Chilpancingo, este 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Este señor durante la marcha gritaba a la gobernadora que se preocupara por la paz de los capitalinos y el sustento de cientos de familias, también que tuviera compasión por las familias que lloran a sus difuntos y aparte de eso no tienen recursos para comer porque las actividades están paralizadas.

El grupo de transportistas dentro del contingente aparte de que gritaba que querían paz y seguridad, también decían: —“Fuera la MUTOEG”. “Fuera”. “Fuera”. “Fuera”.

¿Por qué quieren fuera a la MUTOEG? Se preguntó a uno de los que gritaban. Todos los transportistas callaron.

Movilidad Unión de Transportistas y Organizaciones del Estado de Guerrero (MUTOEG), es la organización que aglutina a las uniones de transportistas de la capital y de otras ciudades del estado de Guerrero.

De acuerdo con uno de los transportistas, hace más o menos un mes y medio, aproximadamente a mediados de diciembre, los líderes de cada organización llamaron a los agremiados y pasaron la voz de que tenían que pagar una cuota de 1,000 pesos por concepto de seguridad. Junto con esta solicitud, la MUTOEG también les dijo que de ahora en adelante todos los vehículos de transporte público deberán estar registrados en el Registro Público de Vehículos (Repuve). Una gran parte, aceptaron, no están en ese listado.

De acuerdo con la misma fuente, la negativa a pagar esta cuota es lo que generó la violencia actual contra los conductores.

El escaso contingente llegó a la intersección del bulevar con la calle que baja al Palacio de Gobierno. Ahí bloqueo durante unos 10 minutos la circulación del carril Sur-Norte de la Autopista del Sol para una breve manifestación.

Pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora, a la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez, los tres niveles de gobierno en manos del partido Morena, no dejar solo a Chilpancingo con el problema de la violencia y de las familias que no tienen ingresos por la parálisis económica.

En seguida bajaron al Palacio de Gobierno. En el trayecto, los encontró el titular de la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad, Arturo Salinas Sandoval, quien les dijo que en el gobierno estatal querían escucharlos para hallar la solución. Pidió que formaran una comisión para dialogar.

-«Entramos todos o nadie», gritaron.

Protesta de transportistas llega al Palacio de Gobierno para exigir medidas de seguridad ante la ola de violencia en Chilpancingo, el 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

En una breve entrevista, en este punto, Salinas Sandoval aseguró que 30 por ciento aproximadamente del transporte público había reanudado actividades desde temprano. Se vio circular a taxis, los que encontró este contingente durante la marcha, pero ninguna Urvan o mixta.

A partir de aquí, Salinas Sandoval, formó parte del contingente.

En la entrada del Palacio de Gobierno se negaron a formar una comisión. Entraron todos.

Mientras negociaron, se notó que las oficinas gubernamentales no suspendieron labores. Este jueves que ya es el cuarto día sin transporte, salvo alguno que otro taxi, la gobernadora morenista Evelyn Salgado Pineda, no explica todavía a la ciudadanía qué problema hay con el transporte, por qué la gente tiene que quedarse encerrada en su casa, porque no hay unidades para moverse, y por miedo a quedar en medio de un fuego cruzado.

Unas horas más tarde, por primera ocasión, el secretario general de Gobierno, Ludwing Marcial Reynoso Núñez, dará la cara en un mensaje vía redes sociales. No explicará cuál es el origen del problema, pero pedirá calma a la ciudadanía y a los transportistas. Para tranquilizarlos dirá que no ha ocurrido ningún asesinato en las últimas 48 horas, que la ciudad está vigilada y que detuvieron a 14 sospechosos y decomisaron equipo como armas y cartuchos, además de autos y motocicletas.

El secretario general de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, en su mensaje a la ciudadanía y transportistas para pedir calma. Foto: Captura de video del mensaje difundido en redes

La respuesta

Sólo unos veinte minutos estuvo el contingente de marchistas en la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad. Los aproximadamente 100 marchistas salieron en tres grupos diferentes. El de las ciudadanas y ciudadanos contaron que lo que escucharon no les dio indicaciones de que el problema del transporte en la ciudad se resolvería pronto.

La propuesta que escucharon como solución al problema, hasta a ellos, que no eran transportistas, les pareció disparatada. Contaron que Salinas Sandoval propuso que una comisión de cuatro o cinco transportistas se integrara a un grupo de WhatsApp en el que mientras cubren sus rutas informen los puntos críticos y el gobierno y las fuerzas policíacas refuercen la seguridad.

—Obvio nadie quiso estar en un grupo así, quien lo haga corre peligro de morir por estar informando tal cosa—, contó el colono de la PRD.

Protesta de transportistas llega al Palacio de Gobierno para exigir medidas de seguridad ante la ola de violencia en Chilpancingo, el 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Un segundo grupo estuvo conformado por transportistas viejos de la ciudad, los que refirieron al salir que la propuesta que escucharon de la autoridad les indicó que el problema del transporte no se resolvería en corto, porque no se resuelve con retenes y vigilancia en las bases y paradas.

El tercer grupo, el de los transportistas que gritaban «fuera la MUTOEG», dijeron que no llegaron a ningún acuerdo, pero que seguirían dialogando.

De acuerdo con esta tercera versión, este viernes a la una de la tarde, tienen un nuevo encuentro con la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad.

—Después de mañana, veremos, dijeron—. Se fueron de ahí en sus carros particulares. Sus taxis, urvans y mixtas están guardadas en sus casas.

La MUTOEG

Una rápida búsqueda en redes sociales y en noticias de internet arrojaron que el líder de la MUTOEG, Arturo Godínez Alarcón, es uno de los 21 aspirantes morenistas al Primer Distrito electoral local.

Que en la anterior paralización de la ciudad, en agosto del 2023, cuando asesinaron y calcinaron a tres conductores del transporte público de la ruta de Los Angeles-Mercado, el líder transportista firmó los acuerdos con el secretario general de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, para volver a circular y que el transportista junto con la alcaldesa morenista Norma Otilia Hernández Martínez recorrieron la ciudad capital, en noviembre del año anterior, para mejorar las operaciones de seguridad implementadas por el Ayuntamiento.

En las redes sociales, como WhatsApp, circula una amenaza de muerte de Los Ardillos, uno de los dos grupos del crimen organizado con operaciones en la ciudad, contra Arturo Godínez Alarcón, a quien llaman empleado de Los Tlacos, el otro grupo del crimen organizado con dominio territorial, económico y político en esta parte de la entidad.

Sin condiciones para que el transporte público circule pronto en Chilpancingo

Marchan conductores y concesionarios del transporte por la capital para exigir seguridad, se reúnen al final en Palacio de Gobierno con autoridades y concluye encuentro sin salidas al problema


Texto y foto: José Miguel Sánchez

8 de febrero del 2024

Chilpancingo

 

Esta mañana unas 100 personas, entre conductores del transporte público, concesionarios y ciudadanía marcharon en Chilpancingo, por el boulevard Vicente Guerrero, para exigir garantías de seguridad al gobierno municipal, estatal y federal.

La marcha fue convocada por redes sociales desde ayer y se invitaba a transportistas y población en general a unirse para exigir seguridad para que las unidades del servicio público vuelvan a operar en la capital.

La movilización ocurrió al cuarto día sin transporte público tanto local como foráneo y después de los crímenes de seis conductores y nueve unidades atacadas a balazos e incendiadas por grupos del crimen organizado.

Conductores de Taxis y transporte público marchan por el bulevard Vicente Guerrero para exigir seguridad, en Chilpancingo, este 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

“Queremos seguir trabajando y la población necesita el transporte público, por eso nosotros pedimos el apoyo del gobierno, que se pongo a trabajar”, dijo un líder transportista, que pidió omitir su nombre por seguridad, al iniciar la marcha.

Los pocos más de 100 manifestantes iniciaron la marcha en el parque Margarita Maza de Juárez, al norte de la capital y avanzó hacia el sur por los carriles centrales del boulevard Vicente Guerrero.

Antes de iniciar la marcha, los manifestantes reconocieron que existía miedo por manifestarse, derivado del último ataque contra un taxi en el fraccionamiento Jardines de Zinnia, que ocurrió este jueves por la mañana, y de mensajes amenazantes que circulan por redes sociales.

Conductores de Taxis y transporte público marchan por el bulevard Vicente Guerrero para exigir seguridad, en Chilpancingo, este 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

La madrugada de hoy, hombres armados incendiaron un taxi en las inmediaciones del fraccionamiento Jardines de Zinnia e intentaron quemar otro en la colonia José María Izazaga.

La marcha culminó en la entrada de Palacio de Gobierno, donde fueron recibidos por el titular de la Comisión Técnica de Transporte del estado, Arturo Salinas Sandoval.

En breves declaraciones, Salinas Sandoval dijo que llamó a los conductores y concesionarios a guardar sus unidades para que nos les pase nada.

Antes de ingresar a Palacio de Gobierno, los manifestantes llamaron a los tres niveles de gobierno a brindar la seguridad para retomar el servicio del transporte público.

“Tenemos miedo de hacer este tipo de manifestaciones, por miedo de que estos grupos que andan haciendo daño y mientras las autoridades se cruzan de brazos”, mencionaron.

Conductores de Taxis y transporte público marchan por el bulevard Vicente Guerrero para exigir seguridad, en Chilpancingo, este 8 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Después de 30 minutos reunidos con Salinas Sandoval, los manifestantes salieron y dijeron que no hubo acuerdo que les garantice la seguridad para retomar sus labores.

“No nos aseguraron nada, lo único que tenemos seguro es la muerte”, dijo un conductor al salir de la reunión.

Afuera de Palacio de Gobierno denunciaron que ayer el conductor de una mixta del transporte público desapareció junto con su unidad después de hacer un servicio al puerto de Acapulco.

Los conductores y concesionarios dijeron que no hay acuerdo ni fechas para que vuelvan a operar sus unidades y el transporte público se restablezca.

Protesta de transportistas llega al Palacio de Gobierno para exigir medidas de seguridad ante la ola de violencia en Chilpancingo, este 7 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

El titular de la Comisión del Transporte dijo que hoy ya opera un 30 por ciento de unidades, entre urvans y taxis.

En las calles no se observa que dicha cifra sea cierta. Se notó la circulación de unos pocos taxis por la ciudad. En algunos momentos de la marcha por el bulevard, alrededor de tres horas, el contingente abucheó a cuatro taxistas con pasajeros.

Protesta de transportistas llega al Palacio de Gobierno para exigir medidas de seguridad ante la ola de violencia en Chilpancingo, este 7 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Asesinan a balazos a otro conductor de Urvan de transporte público en Chilpancingo

Suman 26 víctimas del transporte público de julio a la fecha


Texto y fotografía: Amapola periodismo

Chilpancingo

14 de septiembre del 2023 

El conductor de una camioneta Urvan de transporte público fue asesinado a balazos en la lateral sur-norte del boulevard Vicente Guerrero, en esta capital.

Con esta nueva víctima suman 26 los trabajadores del volante asesinados en Chilpancingo desde julio pasado.

El asesinato del conductor Jaime Quirino, de 38 años, ocurrió la tarde de este jueves en el carril norte sur del boulevard Vicente Guerrero, casi frente a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Este martes, por esta misma zona, en la colonia Cipatli, un grupo de individuos asesinó a balazos al delegado estatal de la Fiscalía General de la República (FGR), Fernando García Fernández.
Al parecer, el conductor de la camioneta Urvan de la ruta Reclusorio-Centro-Mercado, estacionó la unidad en una parada para cargar pasaje cuando fue asesinado a tiros.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar pero se retiraron al darse cuenta que el chofer de la Urvan de transporte ya había fallecido.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las diligencias de ley y posteriormente el cadáver de la víctima fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) de esta capital.

De julio a la fecha de este año, la violencia ha dejado un saldo de 26 conductores de transporte público asesinados a balazos en los municipios de Chilpancingo, Tixtla, Zumpango de Neri y Juan R. Escudero.

De las 26 víctimas, al menos 10 de ellos, fueron calcinados dentro de las unidades.

 

Atacan con explosivos la base de urvans de la ruta Filo de Caballo-Chilpancingo

Los pertardos lanzados contra las unidades no explotaron y eso evitó un saldo negativo


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Esta tarde hombres armados intentaron atacar la base de urvans Chilpancingo – Filo de Caballo, ubicada cerca de la Mercado Central, con explosivos caseros que no detonaron.

Poco antes de las seis de la tarde, segú el reporte que llegó al número de emergencias 911, hombres armados arrojaron explosivos contra dos urvans estacionadas en su base, ubicada en la colonia Benito Juárez, en medio del Mercado Central y la central de autobuses.

Al llegar, los elementos de seguridad constataron que fueron tres petardos caseros arrojados contra dos urvans, los cuales no explotaron.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) informó que no hubo unidades siniestradas.

Al lugar llegaron elementos de la Guardia Nacional, Ejército y Fiscalía General del Estado, en particular del área de explosivos, para realizar las diligencias de ley.

Hasta las siete de la noche en el área había presencia de los elementos de seguridad.

El ataque contra esta base de urvans ocurre en medio de un contexto violento contra varios poblados de la región Sierra.
Filo de Caballos está enclavada en esa región.

Ayer un ataque armado paralizó al municipio de Leonardo Bravo, municipio al que pertenece Filo de Caballos. La semana pasada pobladores de El Caracol, de Heliodoro Castillo, otra municipio de la región, denunciaron ataques con explosivos vía área, lo que ya dejó el saldo de una persona asesinada.

 

Hallan cadáveres de líderes transportistas de Juan R Escudero reportadas como desaparecidas

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: La Lente de Guerrero / Especial

Chilpancingo

Las dos líderes transportistas reportadas como desaparecidas ayer en Tierra Colorada, municipio de Juan R Escudero, fueron localizadas sin vida esta madrugada en Plan de Lima, lugar donde fueron vistas por última vez.

Des manera extraoficial se supo que dentro de una camioneta abanadonada en Plan de Lima estaban dos cadáveres desmembrados, los cuales pertenecían a mujeres.

A través de redes sociales se confirmó que los cadáveres eran de Marlén Adame Simón, quien era la presidenta del comité de urvans de Tierra Colorda, y Mariel Lozano Salgado, permiosionaria de urvans.

Los familiares de las víctimas reportaron ayer que ambas acudieron a una reunión a Plan de Lima el miércoles, después de eso no supieron más de ellas.

Sus fotografías circularon en medios de comunicación locales y en redes sociales de sus familiares, quienes convocaron a un bloqueo frente al Ayuntamiento municipal de Juan R Escudero para exigir su aparición con vida.

Al bloqueo se sumaron choferes de urvans, antes suspendieron el servicio local y foráneo de Tierra Colorada.

Después de dialogar con autoridades municipales y estatales, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) inició una operación de búsqueda para localizar a las líderes transportistas.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó a través de redes sociales que «iniciaron trabajos de gabinete y búsquedas de campo que permitan dar con el paradero de las víctimas».

Hasta que la denuncia fue pública comenzaron a circular las fichas de búsqueda de las víctimas por parte de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (CEBP).

Lozano Salgado y Adame Simón se suman a la lista de agresiones y asesinatos contra trabajadores del transporte público que aumentó en los meses de julio y agosto.

El servicio de transporte público opera con normalidad hasta este momento en Tierra Colorada y de Tierra Colorada a Chilpancingo.

 

Mueren calcinados dos conductores de camionetas de transporte en Tixtla

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía:

Chilpancingo

 

Esta tarde los conductores de dos camionetas Urvan de transporte público murieron calcinados, después de que los vehículos fueron incendiados, al parecer por un grupo de hombres armados, en Tixtla, cerca de la carretera federal Chilpancingo-Tixtla.

Según los reportes extraoficiales, el grupo de delincuentes interceptaron las dos camionetas Urvan de la ruta Copalillo-Chilpancingo, con número económico 07 y 03, en la calle principal de la colonia Abedul, frente a la pozolería con razón social Delfi.

Después los hombres armados les prendieron fuego a las dos camionetas con los choferes adentro.

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que los conductores de las dos camionetas murieron calcinados en el interior de las unidades y por este hecho integró una carpeta de investigación por el delito de homicidio.

En menos de un mes, cinco vehículos de transporte público fueron incendiados por hombres armados en distintos puntos de Tixtla; han muerto calcinados cuatro conductores.

El 1 de julio un taxi fue incendiado y su chofer murió calcinado en la carretera Chilpancingo-Chilapa, a las afueras de Tixtla.

Ese mismo día, en el centro de Tixtla, hombres armados incendiaron un taxi de un sitio de transporte de Chilpancingo. El chofer de la unidad resultó ileso.

El pasado 12 de julio, un grupo armado interceptó una camioneta mixta de transporte que circulaba por la carretera Chilpancingo-Chilapa, frente a la colonia Vicente Guerrero, en Tixtla.

Los delincuentes rociaron de gasolina la unidad y la encendieron con el conductor adentro.

 

Javier, uno de los taxistas atrapados por la violencia del sábado

Lo que vivió la población de Chilpancingo del sábado al martes, donde el objetivo claro fueron los transportistas, abarca un contexto más amplio, con actores que van desde los grupos criminales hasta los políticos


Texto y fotografía: Amapola Periodismo

Chilpancingo

Javier Mendoza era trabajador del transporte público, tenía 60 años. Conducía el taxi con el número 403 de Chilpancingo. El sábado salió de su casa a las tres de la tarde, después de comer para comenzar su jornada del día.

Javier sólo era un trabajador, el taxi que conducía era propiedad de otra persona.

El sábado por la tarde, en redes sociales comenzó a circular información sobre ataques a taxis y trabajadores del transporte público.

Samara Mendoza hija de Javier, entró a su cuenta de Facebook y vio que incendiaron un taxi de Chilpancingo en la cabecera municipal de Tixtla. Se alarmó y preocupó por su padre.

“Llamé a mi papá para decirle que tuviera cuidado y afortunadamente me contestó. Me preguntó si lo taxis eran de aquí de Chilpancingo porque él pensaba que eran de Tixtla. Me dijo que tendría cuidado”, contó.

“Tendré cuidado hija”, recuerda que le dijo. Esa fue la última comunicación que tuvieron.

Javier circulaba por la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, en los límites de Chilpancingo con el poblado de Petaquillas, alrededor de las seis de la tarde.

Después de una hora, Samara vio nuevamente en redes sociales que habían incendiado dos taxis al sur de la ciudad, rumbo a Petaquillas.

De acuerdo con los reportes policiales las unidades fueron atacadas a balazos y posteriormente incendiadas.

“Aún no sabía si era el taxi de mi papá, trataba de escuchar lo que decían en los en vivos pero no daban información”.

Una vez sofocado el incendio, las autoridades se dieron cuenta que dentro de las unidades había cadáveres incinerados, pero por las condiciones estaban sin identificar.

Una de las unidades era la de Javier.

El contexto de las agresiones a transportistas

La tarde del jueves 6 de julio un grupo de transportistas de la ruta Circuito Río Azul, que comunica a los municipios de Chilpancingo, Mochitlán y Quechultenang bloquearon varios puntos del sur de la ciudad, incluida la Autopista del Sol, en exigencia de la liberación de dos transportistas puestos a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Resulta que poco antes detuvieron a su líder transportista y a su acompañante, con armas largas, cartuchos y presunta droga.

Horas más tarde, la madrugada del viernes 7, sujetos armados realizaron disparos al airea frente a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), donde estaban estacionadas las urvan del Circuito Azul como un medida de protestas, y trataron de incendiar una unidad de la ruta Colotlipa-Chilpancingo marcada con el número económico 58.

En ese mismo contexto y hora reportaron que fueron incendiados un taxi de la línea Taxi Plus, sobre la calle Melchor Ocampo, en el barrio de San Mateo y uno más en el barrio de San Antonio.

Con estos hechos, la situación para los trabajadores del transporte público se complicaba; significaban riesgos.

“Tenemos ahí grupos de whatsapp donde nos avisamos qué pasa y quién necesita ayuda, ahí es donde nos enteramos de cualquier cosa y, pues, ya uno está muy alerta, porque no están fáciles las cosas”, mencionó el chofer de un taxi que pidió omitir su nombre.

El taxista contó que desde el sábado temprano había amenazas contra ellos. Lo supo porque comenzaron a circular en sus grupos de de whatsapp un mensaje donde les advertían que “levantarían y quemarían a un chofer y unidad por de cada sitio de taxis”.

“Es por más nos tiene preocupados, pero tenemos que salir a trabajar, no tenemos otra fuente de ingresos y nuestros líderes y concesionarios no nos dan seguridad de nada”, agregó.

El aviso de una muerte pendiente de verificar

Samara no supo de su padre durante el resto del sábado, o no quiso saber.

Fue el dueño del taxi quien le avisó a ella y a su madre que uno de los taxis calcinados hacia Petaquillas con cadáver dentro era el de Javier.

“Yo pensaba que mi papá iba a regresar, yo pensaba que él iba a llegar hacia nosotros, pero desafortunadamente no ha sido así”.

Ese sábado hubo una serie de ataques violentos en distintos puntos de la ciudad y cuyos objetivos fueron los choferes del transporte público. El saldo fueron cuatro personas fueron asesinadas, hubo cinco heridos y cuatro unidades incendiadas y baleadas.

El taxista de 60 años era el sustento principal de su familia llevaba más de 25 años como taxista, de acuerdo con Samara, en ese tiempo nunca tuvo problemas con nadie, siempre fue responsable en su trabajo y “amaba lo que hacía”.

El domingo, Samara y el dueño del taxi acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para identificar a la persona calcinada en el taxi.

“Como el cuerpo quedó calcinado no quedó nada de como reconocerlo”.

En la FGE y en el Servicio Médico Forense (Semefo) le dijeron a Samara que los resultados de ADN que confirmen la identidad del cadáver podían tardar de 20 días a tres meses.

Samara exige a las autoridades agilicen las investigaciones y se identifique lo más pronto posible los restos para tener certidumbre sobre el destino de su padre.

Ninguna autoridad municipal, estatal ni del gremio de transporte le ha dado acompañamiento a la familia de Javier.

“Cómo es posible que en las redes sociales digan que están en acompañamiento con las víctimas cuando no es así”, reprochó.

Samara comentó que le parece insensible que el gobierno municipal que encabeza la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez diga que “los hechos de violencia del sábado se magnificaron”.

Durante estos seis días, Samara y su madre no asimilan que Javier no esté con ellas.

Cada día lo esperan a cenar a las once de la noche, como era costumbre.

Sus familiares han apoyado a Samara económicamente para todos los trámites para que le regresen el cadáver de su padre.

“Queremos que esto se agilice. Nosotros como familia estamos en la incertidumbre, no podemos darle sepultura al cuerpo de mi padre. Mi padre era todo para mí”.

La vida de la familia de Samara cambió ese sábado y nunca volverá a ser la misma.

“Para nosotros no hay normalidad y ni la habrá. No nos queda de otra más que afrontar esta situación”, agregó.

Una sentencia que no les pertenece

Durante la jornada del sábado se registraron al menos siete hechos violentos distintos contra unidades del transporte público, choferes y pasajeros, en los municipios de Chilpancingo y Tixtla.

El primer ataque ocurrió en Tixtla, a la una de la tarde; un taxista asesinado y dos taxis del municipio de Chilpancingo incendiados en dos puntos distintos: la unidad 641 en el barrio de San Isidro, y la 33 en la colonia La Villa.

En Chilpancingo, a las cinco de la tarde atacaron las urvans de la ruta Circuito Río Azul, que dejó como saldo una persona lesionada, pero que falleció más tarde, mientras recibía atención médica.

A las seis de la tarde se reportaron dos taxis incendiados sobre el bulevar a Petaquillas, una de esas unidades fue la 403, la de Javier.

Poco antes de las siete de la tarde ocurrió otro ataque, esta vez en contra de una urvan de la ruta Chilpancingo-Chilapa, dónde dos personas resultaron heridas. Casi a la misma hora, un taxista que circulada en la colonia Margarita Viguri fue atacado a balazos; trataron de incendiar su unidad.

En este caso el conductor, de nombre Félix fue herido a balazos, logró salir de la unidad y refugiarse en una tienda cercana; después fue trasladado a un hospital donde falleció horas más tarde.

Los ataques contra los transportistas se dan en un contexto de violencia generada por el crimen organizado, entendido como la relación de grupos criminales, políticos y económicos. En el caso Chilpancingo han salido a la luz todos estos actores.

En medio está los trabajadores de unidades del servicio público. “Nosotros no tenemos nada que ver, si los de arriba, los patrones o líderes tienen broncas no es nuestro problema, nosotros con sacar nuestros 200 pesos diarios es más que suficientes, pero allá arriba se pelean por los millones y nosotros pagamos los platos rotos”, comentó el taxista que pidió anonimato.

Los ataques del sábado en contra de los taxistas de Chilpancingo se dieron un día después de las protestas de los transportistas del Circuito Río Azul, que exigieron la liberación de su líder Jesús “N” y su acompañante, a quienes el gobierno federal los vincula directamente con el grupo criminal Los Ardillos.

Los Ardillos son un grupo criminal que tiene presencia en parte de zona Centro y Montaña, regiones de donde son originarios los pobladores que continuaron con acciones en Chilpancingo durante el lunes y martes pasado.

Quechultenango es municipio de la zona Centro y lugar de donde son originarios los líderes de Los Ardillos, Celso y Jorge Iván Ortega Jiménez, de acuerdo con las reportes de autoridades. Ambos son hermanos del diputado perredista Bernardo Ortega Jiménez.

Celso Ortega Jiménez es, al parecer, la persona que aparece con la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, en el video que fue filtrado y el que le siguen una investigación.

Otro ataque suscitado contra los trabajadores del volante en todos estos días de violencia en Chilpancingo, fue el del lunes pasado a la base del transporte de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec, ubicada en la colonia Morelos.

En dicho ataque armado hubo varios heridos, pero las autoridades de seguridad no dieron más detalles.

En la Sierra de Chilpancingo y de la zona Centro también está asentado el grupo criminal de Los Tlacos, según la FGR; también el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, lo expuso en una de sus mañaneras. Tlacotepec, cabecera de Heliodoro Castillo, es uno de los lugares base de este grupo.

La FGR ha reportado que estos dos grupos criminales tienen diferencias porque sus actividades delictivas se cruzan en un mismo territorio, pero nunca ha expuesto a otros actores que también las hacen posibles.

 

Los transportistas en Chilpancingo reanudaron actividades este miércoles con temor

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Después de una semana de violencia y bloqueos en la capital, los ciudadanos y trabajadores del transporte público salieron a las calles con el temor de que sucedan más actos violentos o incluso ser víctimas de alguno de ellos.

Los trabajadores del transporte público fueron uno de los sectores más golpeados desde el sábado cuatro unidades fueron incendiadas y oficialmente hubo cinco conductores asesinados.

Algunos taxistas informaron que en realidad el número compañeros asesinados en durante la tarde y noche del sábado fueron ocho.

“Fueron ocho compañeros, uno de ellos fue mi primo, los que mataron el sábado», dijo un taxista que pidió omitieran su nombre por seguridad.

Los reportes policiacos sólo dieron cuenta de cuatro taxistas asesinados.

“A nosotros nada más nos agarran así, a los líderes no les hacen nada y mucho menos meten las manos por nosotros, nosotros seguimos amenazados y ese día, el sábado, nos dijeron que iban a agarrar uno por cada sitio de taxis”, dijo el taxista.

Contó que el sábado dejó de trabajar cuando supo del ataque contra sus compañeros, y fue hasta la tarde hoy, cuatro días después que regresó a laborar.

“Ya decidimos regresar porque paramos casi cuatro días y ya no hay qué comer, tengo una hija que está estudiando, deudas y aún con miedo hay que trabajar, no hay de otra, hoy me tocó parar hasta las tres de la mañana y con miedo y precauciones vamos darle”, dijo.

El sector del transporte fue uno de los más afectados los últimos cinco días, además de los hechos de violencia del sábado en Chilpancingo y Tixtla, donde otras dos unidades fueron incendiadas, el lunes y martes detuvieron su servicio por la irrupción de 2,000 pobladores de municipios de la Montaña baja y la zona Centro a la capital, para exigir, según dijeron sus líderes, en reclamo de carreteras, puentes y escuelas, pero el gobierno federal asegura que las movilizaciones fueron para exigir la liberación de dos integrantes del grupo criminal Los Ardillos.

También señaló a los líderes de los manifestantes de tener relación con ese mismo grupo criminal.

Hoy en Tixtla, donde también tiene presencia de Los Ardillos, una mixta del servicio público fue incendiada.

El transporte que va hacia el Circuito Río Azul fue suspendido la tarde de hoy. De esta parte del estado eran los líderes transportistas detenidos, y por quienes sus compañeros bloquearon calles la semana pasada. Para el gobierno federal, está escrito antes, la irrupción de Chilpancingo también fue por esa misma razón.

La situación del transporte afecta de manera directa a la población que lo utiliza para moverse.

“Sin combis ni taxis mejor no salimos a trabajar, parece que estamos condicionados, la gente no sale y no tenemos ventas”, dijo Diana Laura, que tiene una tienda de ropa en la ciudad.

De acuerdo con el trabajador del volante entrevistado, hoy reanudaron por completo el servicio de taxis y combis en la ciudad, pero, aseguró, dependerá de las condiciones de seguridad que restringirán el número de unidades en circulación.

“Los dueños de las concesiones nos dicen, si no hay condiciones hay que resguardarse, mejor perder un día de trabajo a qué nos pase algo o a la unidad”, agregó.

 

Transportistas cierran carretera de Tierra Caliente después de decomiso de autos de lujo, al parecer de la FM

Texto: Amapola periodismo

Fotografía: Especial

Chilpancingo

 

 

Trabajadores de transporte público bloquearon este viernes más de una hora la carretera federal que conecta a los municipios de Pungarabato, Coyuca de Catalán y Arcelia, en la región de la Tierra Caliente, luego de que elementos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal llevaron a cabo un cateo en una bodega en donde aseguraron automóviles de lujo que, presuntamente, son propiedad de un familiar de uno de los líderes del grupo del crimen organizada de la Familia Michoacana (FM).

El cateo lo realizaron este jueves en la tarde en la comunidad de Tierra Blanca, del municipio de Pungarabato. Después ocurrió la protesta de los trabajadores del transporte, quienes según reportes, fueron obligados por el grupo criminal a realizar esta acción.

Según los informes, los agentes de seguridad federal y estatal entraron a la bodega y hallaron autos y camionetas de lujo que, presuntamente, son propiedad de una de las hijas de José Alfredo Hurtado Olascoaga, alías La Fresa, quien junto con su hermano Jhonny, El Pez, llevan más de una década asociados a acciones criminales en la Tierra Caliente, que incluyen alianzas políticas y económicas de la región.

El cierre de la vía federal a la altura de Tierra Blanca, sólo duró 90 minutos.

Se supo de manera extraoficial que las unidades halladas en la bodega, que al parecer son de la hija de La Fresa, fueron decomisadas.

Directivos de escuelas de todos los niveles educativos de los municipios de Pungarabato y Coyuca de Catalán suspendieron las clases por el cierre de la vía federal y por el riesgo de que ocurran hechos de violencia.

“A nosotros nos mandan, somos sus títeres”, dijo un trabajador del volante.

El bloqueo empezó a las 12:30 horas y concluyó a las dos de la tarde, aunque los choferes con sus unidades sólo se replegaron a los costados de la vía.

El cateo, reportaron, lo llevó a cabo la Fiscalía General de la República (FGR) en atención a una orden judicial.

El personal de la FGR fue acompañada por el Ejército, GN y Policía Estatal.

La violencia en la Tierra Caliente volvió a crecer luego de que el 7 de octubre del 2022, un grupo armado identificado por la FGR como integrantes de la FM, asesinó a balazos a 20 personas en San Miguel Totolapan, entre ellas el alcalde perredista de este municipio, Conrado Mendoza Almeda y a su papá, Juan Mendoza Acosta, ex edil durante dos períodos constitucionales en esta demarcación.

Por su parte la Policía Estatal informó que se realizó un cateo en una bodega en la colonia Tierra Blanca, en Ciudad Altamirano en dónde fueron hallados 30 vehículos y que por el número de serie, 25 son clásicos. Se informó que ninguna unidad vehicular tenía reporte de robo. El personal de la FGE y policía estatal de retiraron del lugar sin incidencia alguna

El bloqueo de los transportistas es vigilado por elementos de la Policía Estatal. Foto: Especial.

 

 

Transportistas bloquean autopista del Sol

La protesta se realiza después que este martes a mediodía fue asesinado a balazos el dirigente de taxistas en la región centro del estado, Francisco García Marroquín en la avenida Lázaro Cárdenas de esta ciudad.

Texto: Amapola Periodismo
Fotografía: Óscar Guerrero
1 de junio de 2022
Chilpancingo  
Para exigir garantías de seguridad, transportistas a bordo de sus unidades bloquean los cuatro carriles de la Autopista del Sol en kilómetro 272 a la altura del Parador del Marqués, en las afueras de Chilpancingo.
Los taxistas piden un alto a los secuestros que han sufrido en los distintos puntos de Guerrero.
La protesta se realiza después que este martes después de mediodía fue asesinado a balazos el dirigente de taxistas en la región centro del estado, Francisco García Marroquín en la avenida Lázaro Cárdenas de esta ciudad.
En la protesta participan familiares de taxistas desaparecidos.
Francisco Cisneros, director de Gobernación estatal dialoga con los líderes de los taxistas a quienes les pide que desbloquean la vía a cambio de que se instale una mesa de diálogo.
Más de 200 policías antimotines están a unos metros del bloqueo que empezó desde las 8 de la mañana.
Los transportistas acordaron liberar un carril de la Autopista en los carriles Norte – Sur.
Salir de la versión móvil