Firma Evelyn decreto de reforma para despenalizar aborto en Guerrero

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez

20 de mayo de 2022

Chilpancingo

 

En su edición de este viernes el Periódico Oficial de Guerrero publicó la reforma al Código Penal que contempla la interrupción del embarazo hasta con 12 semanas de gestación.

Dicha reforma que aprobó este martes 17 de mayo el Congreso local se convirtió en ley ya entra en vigor al publicarse en el Periódico Oficial del Gobierno estatal.

El decreto que es firmado por la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, se lee, “Decreto número 180 por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Penal para el estado libre y soberano de guerrero, número 499, en materia de aborto”.

En la publicación se explica que con la reforma al Código Penal del estado se reformaron los artículos 154, 155,  156, 157 y el 159 de dicho Código.

De acuerdo con los antecedentes de la iniciativa y que están publicados en el Periódico Oficial  la reforma a los artículos del Código Penal es para armonizarse con la Ley General de Salud, la Ley General de Víctimas y la NOM-046 de Violencia Familiar, Sexual y contra las Mujeres.

También explica que dichas reformas formaron parte de una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde determinó inconstitucional sancionar penalmente a la mujer o persona gestante que decide interrumpir su embarazo, además de una serie de recomendaciones derivadas de las dos alertas de género que emitió la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).

Con la publicación del decreto en el Periódico Oficial  el aborto deja de ser un delito y la mujer que decida practicárselo antes de las 12 semanas de gestación podrá hacerlo sin necesidad de presentar una denuncia por violación ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC).

Este martes durante la sesión del Congreso que debatían sobre esta reforma al Código Penal, grupos religiosos de Provida, dijeron que esperaban que la gobernadora Evelyn Salgado Pineda no firmara el decreto para despenalizar el aborto.

Con la reforma al Código Penal, Guerrero se convierte en el octavo esta del país en despenalizar el aborto, detrás de la Ciudad de México, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Baja California y Colima.

La violencia en Acapulco es por la ausencia del Estado

Texto: Arturo de Dios Palma

Fotografía: Cromática agencia fotográfica y multimedia 

20 de mayo del 202

Acapulco

 

Acapulco atraviesa por un proceso de violencia desde hace 15 años que parece interminable. En este tiempo ha rozado los límites con el abismo. Ahí se ha mostrado lo peor de la violencia: asesinatos, feminicidios, desapariciones, extorsión, desplazamientos, pero también el caos.

Acapulco se ha convertido en una ciudad, además de violenta, hostil y, también, inoperante, algo cercano a la anarquía.

¿Qué han hecho las autoridades para revertir la violencia, el caos?; ¿El Estado ha renunciado a su responsabilidad en el puerto, lo ha abandonado?; ¿Hay algo que funcione en Acapulco?; ¿Hay aún alguna salida?

Estas son preguntas que Carlos Juárez Cruz, director del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), intenta responder en esta entrevista.

Carlos Juárez es acapulqueño y gran parte de su vida la ha pasado en Acapulco. Lo conoce perfecto, conoce sus alcances, sus límites.

Es contundente en su análisis sobre la situación que vive actualmente el puerto: no se ha hecho ni el intento por entender qué está pasando.

—¿Qué está pasando en Acapulco?

—El gran problema es que las personas de alto nivel, las que están tomando decisiones, no se están haciendo las preguntas necesarias para entender lo que está pasando en Acapulco. Todos sabemos qué está pasando, hay muchas manifestaciones de violencia, en la Costera, en las colonias, pero no sabes el por qué. Luego deberíamos saber el cómo es que suceden estos hechos en un sentido más profundo. Hablamos de un enfoque sistémico cuando hablamos de una sociedad. Nos quedamos normalmente en la superficie. ¿Qué pasó? Eso es un síntoma y debe haber una reacción. Es decir hubo un asesinato pues hay que investigar y en el mejor de los casos, que es muy raro, resolverlo.

Pero viene un segundo nivel, uno más profundo ¿Qué es lo que está sucediendo? Algo que está pasando constantemente, ya es una semana, un mes, un año. Con eso ya podemos prevenir.

Lo que nos ha dejado la experiencia, y analizamos hacia atrás es que cuando hay un cambio de gobierno ya sea del mismo partido o del otro, suele agudizarse al violencia, desde el periodo de campaña y el inicio del gobierno por varias razones. Tenemos varias hipótesis. Que los grupos comienzan a presionar, sobre todo a los partidos de oposición.  En campaña vemos cómo se va acercando la elección se va agudizando la violencia y los partidos de oposición son los más propensos a ser agredidos. Y además a nivel municipal son más vulnerables los candidatos. Pero sí esto ya lo sabemos, que viene la elección y los partidos de oposición son más propensos y a nivel local, todo eso nos debe dar una luz para prevenir.

Y eso me parece que falta mucho en Acapulco: entender patrones, tendencias y entender cómo se comportan. Ya sabemos algunas cosas como en los periodos de elección se eleva la violencia y después cuando pasan la elección gane quien gane hay como una especie de reajuste, de generar nuevos equilibrios porque para bien o para mal, negociado o no negociado, de forma explícita o no, los grupos o en el caso de Acapulco las células generan sus equilibrios y se viene un periodo de cierta paz, la violencia baja, pero no quiere decir que se terminó, pero fue porque encontraron un equilibrio.

Por decirlo de una manera falsa: está trabajando en paz, y digo de manera falsa, porque no es trabajo y no hay paz, pero hay una estabilidad.

Lo que pasó en Acapulco al final de la pasada administración, la de Héctor Astudillo Flores, que hubo una caída en los índices violencia, así lo reportamos. Guerrero en los últimos cinco, seis años había estado ocupando la posición 32, 31, 30 de todo el país en el índice de paz. En los dos últimos años Guerrero había mejorado posiciones, el último año se encontraba en el lugar 25. Para este año, esperamos que no cambie mucho, pero estamos viendo que la tendencia está empeorando otra vez porque está en aumento la violencia.

Si no nos quedamos sólo con los eventos, en lo qué pasó, y vamos a entender patrones, tendencias podríamos dar el otro paso: entender por qué está pasando esta violencia. Y ahí ya estamos hablando que estaríamos generando cambios estructurales, sociales, pero eso es a largo plazo, que se mide en décadas.

—En Acapulco ya hay tendencias muy claras de la violencia. Siguiendo con tú ejemplo de la elección, que ya se sabe que habrá violencia, ¿no te parece que hay una omisión deliberada?

—Lo que ahora vemos que está pasando en Acapulco nos parece grave: hay una ausencia del Estado. De pronto si grupos del crimen organizado controlan territorios dentro del municipio y ahí los impuestos los cobran ellos. Si la seguridad la proveen los criminales. Si los ciudadanos rinden cuentas a los criminales, estamos hablando de una ausencia del Estado en esos espacios. Un grupo criminal no podría espontáneamente apropiarse de un territorio, podrían intentarlo pero no podrían y sí el Estado está funcionando, pero si vemos que se han apropiado de algunas economías, de mercados es porque el Estado se ha replegado.

Y donde vemos que hay espacios con mucha miseria, con mucha pobreza, con estos problemas de violencia e inseguridad es porque el Estado fue el primero que se fue, porque dejó de prestar servicios y ese vacío que deja el Estado lo ocupan otros grupos. En el caso de Acapulco, hay una cierta —a lo mejor voy exagerar— anarquía, cuando no se cumplen las reglas, se generan vacíos y alguien está llenando estos vacíos.

—No te parece que ese repliegue del Estado es intencional, ¿no ves una intencionalidad de generar estos vacíos desde el propio Estado?

—Sí, estoy de acuerdo, pero veo que algunas veces es intencional, otras son omisiones, También veo una degradación, un deterioro grave de la ciudad. Ahorita se me vienen dos momentos de la historia reciente de la ciudad, donde parecía que podría pasar algo, algún cambio. Uno, fue cuando los maestros encabezaron, tal vez, la marcha más grande, paralizaron la ciudad. Miles y miles de maestros, habrá sido hace unos 15 años. Antes de esa marcha yo tenía una pregunta constante: ¿Quién puede encabezar un cambio en Acapulco, en el país? Porque está claro que de la clase política no lo hará, porque está muy desprestigiada, la iglesia está muy limitada, la sociedad civil en Acapulco es incipiente, hay mucha gente trabajando pero sin cierta articulación. Yo no veía a alguien que pudiera convocar, con ética, con cierto impulso y fuerza. Surgió esta marcha y yo dije ojalá generen una agenda, además de la propia de sus salarios, sus bonos, sus plazas. Me imaginé muchas cosas que se podrían convertir en observadores contra la corrupción, para que hubiera más seguridad y no sólo para ellos, sino para todos. Pero se quedaron con sus demandas que son muy exclusivas y, sobre todo, de dinero. No pasó nada, fue una oportunidad pérdida.

Luego vino el Acabús. Desde hace tres años vivo en la Ciudad de México y hemos visto cómo funciona el Metrobús, que funciona muy bien, es un transporte digno, tiene fallas pero resuelve. Pensamos que iba a funcionar en Acapulco, pero el proyecto fracasó: nadie respeta el carril exclusivo, todos lo invaden y, lo peor, es que nadie los amonesta.

A lo que voy es que ahí no es crimen organizado, que en la ciudad los servicios no funcionen, que la ciudad no opera, no es el crimen organizado. No sé si hay algo que funcione en Acapulco. El agua, por ejemplo, cómo es posible que el gobierno tenga un monopolio de un servicio indispensable para la vida, donde toda la ciudad es tu cliente y lo quiebran: ¡de plano hay que ser demasiado torpe o corrupto!. Pero la Capama está quebrada. Y eso va minando la esperanza de la gente, el imaginar que la ciudad puede funcionar de otra manera, En cambio lo que está surgiendo es un individualismo, un sálvese quién pueda, una desconfianza profunda. Porque en Acapulco ya no puedes confiar en nadie, ya no sabes bien a bien quién es tu vecino, no sabes a qué se dedica, qué hace y eso por lo menos te genera una sensación de desconfianza. Y la ciudad de ha hecho más hostil.

—Varios empresarios coinciden que parte de la violencia que se vive es por la extorsión, es decir, quién no se somete, recibe su castigo y ya sabemos cuál es el castigo, ¿tú qué opinión tiene de eso?

—La extorsión es otra manifestación de la descomposición y de la inseguridad. No sé si causa otros delitos pero sí me parece que es demasiado doloroso, como el secuestro, porque deja a la víctima en una indefensión completa. Lo que hemos visto últimamente es las protestas de comerciantes del mercado pidiendo la salida de los soldados, que no es así, muchos creemos que los están presionando para que salgan a decir esto. Lo que muestra que en este momento los comerciantes en Acapulco están entre la espada y la pared. Que si lo pones a decidir, van a decidir colaborar con los delincuentes porque están solos, sin la ayuda del Estado. Esa es mi interpretación. Deciden colaborar no porque sean malintencionados, si no porque en una lógica muy básica, muy clara: hay que tenerle más miedo a los delincuentes porque la represalia es mayor.

Me voy a aventurar a una hipótesis. Sería que los grupos delincuenciales no quieren ejercer la violencia, la violencia no es una actividad, es un recurso que tienen, aunque sabemos que sí tienen actividades donde sí usan la violencia, como el secuestro o sicariato, pero en general hay otras actividades que no deberían ejercer violencia, pero lo que está pasando es que con la decadencia de la ciudad, donde Acapulco ha perdido rentabilidad, entonces los grupos que ya tiene protección institucional y controlan un territorio y tienen armas, buscan alternativas como extorsionar a los comercios. Lo que vimos hace 15 años, antes de que se declarara la guerra, es que había violencia focalizada, había tres grupos, con problemas muy específicos entre ellos. Pero ahora, por ejemplo, en Acapulco —hace un tiempo tuvo el dato— de que son 19, 20 bandas y eso genera caos. Y eso complica todo porque ahora hay que entender las dinámicas hiperlocales, ahora no basta entender la dinámica estatal, municipal sino de ciertas zonas, de algunas colonias.

—En lo hiperlocal, ¿han mapeado como está dividido, fragmentado?

—No lo hemos mapeado, porque es muy difícil hacerlo cuando analizamos todo el escenario nacional. Pero lo que sí estamos trabajando es en ubicar algunos patrones, unos paralelismos entre ciudades turísticas. Porque lo que sí hemos visto es que se repiten algunos patrones de Acapulco en la Riviera Maya, en Cancún, en Los Cabos. Yo pienso que sería un error pensar que los patrones se repiten al nivel de colonias, yo pienso que cada colonia, cada barrio tiene sus dinámicas, y eso se tendría que estudiar, caso por caso.

Lo que yo me preguntaría es si de parte de las autoridades hay un genuino esfuerzo por erradicar la extorsión. Porque lo que he visto es que hacen presencia policial, algunas veces disuasión, pero creo que la clave para erradicar este delito está en la investigación, en la inteligencia. Del delito de la extorsión en Acapulco también ya tenemos algunos patrones, pero se debería hacer un trabajo profundo de inteligencia, porque si solo es disuasión lo único que pasa es que si están extorsionando en un mercado se van a otro, a otra calle, a otro giro.

A mi me gustaría que este esfuerzo lo pusieran las cámaras empresariales, los grandes empresarios del puerto. Ellos deberían impulsarlo. Porque dan la impresión de que si no los extorsionan a ellos, no importa, si la extorsión no es en la Costera entonces no les interesa. Y el gran problema es que si se deja que prolifere en la periferia, la extorsión se va ir acercando a donde sí le importa que es la Costera y zonas privilegiadas y atentar contra sus intereses, si es que no está pasando ya.

—Eso ya comenzó o por lo menos hay indicios, como lo que sucedió en la discoteca Baby’O.

—Sí, pero a mi eso me preocupa que se le haya dado tanto revuelo a una discoteca vacía, que es importante, emblemática pero se habla muy poco cuando se quema la Central de Abasto o un mercado. Eso nos habla de una profunda desigualdad que hay en el puerto, esa desigualdad económica, social y ahora mediática. Mucha gente se lamentó más de que se haya destruido una discoteca que por las pérdidas humanas que llevamos en la ciudad.

—¿Ves una salida en Acapulco?

—Yo creo que sí, hay muchas ciudades que han salido de crisis similares, a veces cuando a uno le toca en su casa o en su ciudad se pierde la esperanza. Pero luego te das cuenta que hay otras ciudades con patrones similares que han salido. Veo que hay una concentración fuerte de ver a Colombia, está bien, pero hay que ver otros ejemplos también. A mi me gusta mucho lo que pasó en Palermo, Italia, una ciudad sumida en la delincuencia, con asesinatos aparatosos, sumida en el miedo, con mucha corrupción y la ciudad ha salido, no ha terminado de construir la paz que quieren, pero van saliendo. Yo creo que en Acapulco sí se puede, pero no va a suceder espontáneamente, se deben hacer intentos, deben crecer los liderazgos y eso me parece que en la ciudad falta muchísimo. Liderazgos éticos, que generen respeto, que no vengan egoístamente buscando cómo beneficiarse.

—El asunto social, acá además de resolver la violencia debes resolver el agua, la basura, el drenaje, los servicios básicos pues.

—Tienes razón, de entrada parece una agravante, pero veo una ventaja, que si empiezas a resolver el agua, el drenaje, el transporte público, la contaminación, el respeto a la cultura vial, la contaminación auditiva y toda la lista que no termino aquí ahorita, que no son la violencia y la delincuencia, consecuentemente vendrán beneficios para el tema de la violencia, porque no están desconectados.

—¿Cómo llegar a la paz en Acapulco?

—Acapulco vive por momentos una paz que llamamos negativa, es decir, hay  momentos de cierta tranquilidad, donde no hay tantos asesinatos, le llamamos paz negativa porque por un momento dejó de pasar lo que no queremos: no queremos asesinatos, secuestros, extorsiones, pero qué es lo que si queremos.

Pero para decir que sí queremos, es la paz positiva, y para eso se necesitan cambios en las estructuras, en las instituciones, en los patrones pero eso es a largo plazo. Por eso decimos que para tener una paz que dure hay ocho factores que se alimentan mutuamente: Uno: un gobierno que funcione bien. Dos: distribución más justa del recurso, (acortar la desigualdad, hay brecha que lastima mucho). Tres: el libre flujo de la información (la libertad de expresión, pero también garantizar los medios de comunicación, pero lo que vemos que en Acapulco tiene miedo y son dependientes de los recursos públicos y así es difícil que sean contrapesos, se necesitan medios que denuncien corrupción).

Cuatro: buenas relaciones entre los vecinos, (el tejido social, que se recupere la confianza). Cinco: altos niveles de capitales humanos (un pueblo que está mal desnutrido que no sabe qué va comer mañana, es difícil ponerle atención a otros problemas. En Guerrero es difícil encontrar quien lidere cuesta mucho, pero si los hay, más escasos que en otros lugares). Seis: aceptación de los derechos de los demás. Siete: bajos niveles de corrupción (mejorar la ética pública). Y ocho: un entorno empresarial sólido.

Congreso aprueba despenalización del aborto

Texto: Jesús Guerrero
Fotografía: Óscar Guerrero
17 de mayo de 2022
Chilpancingo
 Con 30 votos a favor, 13 en contra y una abstención el Congreso de Guerrero aprobó la reforma del Código Penal que establece la interrupción del embarazo hasta con 12 semanas de gestación.
Fueron los votos de Morena, PRD y PT, además de uno de una legisladora del PRI el que sacó adelante esta iniciativa que la promovieron los morenistas.
La aprobación de esta reforma provocó algarabía de unas 200 mujeres feministas que desde la mañana de este martes se colocaron afuera del Congreso en espera de la votación.
En contraste, grupos religiosos que también desde la mañana están afuera del recinto reprobaron a los diputados.
Hasta las seis de la tarde las feministas seguían bailando y cantando afuera del Congreso.

Protestan en pro y en contra de la despenalización del aborto en Guerrero

Texto: Jesús Guerrero 
Fotografía: Óscar Guerrero
17 de mayo de 2022
Chilpancingo
A unas horas de que los diputados locales analicen y en su caso aprueben o rechacen la reforma al Código Penal de Guerrero que permite la interrupción del embarazo hasta con 12 semanas de gestación, colectivas feministas están concentradas en una puerta del Congreso en apoyo a esta iniciativa de ley.
En otra puerta del recinto legislativo están concentrados grupos religiosos que exigen que el Congreso rechace este dictamen de la reforma al Código Penal.
Mientras afuera del Congreso están las dos protestas pacíficas, los diputados aún no inician la sesión legislativa y tampoco se sabe si en la orden del día está contemplado el punto del dictamen de la citada reforma.
Las legisladoras morenistas Beatriz Mojica Morga y Citlali Calixto quienes son promotoras de esta iniciativa entraron por la puerta donde están las feministas quienes gritaron al verlas: este apoyo si se ve, este apoyo si se ve».
Las legisladoras saludaron de mano a cada una de las feministas y se unieron a sus gritos.
«Hoy la aprobamos», dijo la diputada morenista, Citlali Calixto.
En el otro extremo están los grupos religiosos gritando consignas contra los legisladores de Morena por ser los promotores de la reforma al Código Penal.
Policías estatales antimotines llegaron y se colocaron en medio de los dos grupos que están protestando.

Mueren miles de peces en presa por culpa de CONAGUA, acusan pescadores

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Cortesía

15 de mayo de 2022

 

Personal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) no arregló un desperfecto en la compuerta de una  presa de Guerrero quedándose sin agua y como consecuencia miles de peces han muerto.

Se trata de la presa Andrés Figueroa que está ubicada en la comunidad de Las Garzas, del municipio de Ajuchitlán del Progreso, en la región de la Tierra Caliente.

Los lugareños que en su mayoría son pescadores de esta zona se percataron de la baja de agua en la presa el pasado 10 de mayo cuando notaron que toneladas de peces estaban muertos cerca de la compuerta principal.

Elfego Jiménez Figueroa, presidente de la cooperativa Pescadores Unidos de las Garzas denunció que el personal de la CONAGUA nunca pudo manejar el desfogue del agua de la presa y dejaron que millones de litros de agua se salieran.

Contó que cuando los pescadores le pidieron una explicación al personal de la CONAGUA por la mortandad de peces recibieron como contestación que eso no les importaba y que les interesaba más drenar la presa.

Jiménez Figueroa dijo que nunca había pasado una situación como esta y lo peor es que al quedar sin agua la presa las familias de esa zona que viven de la venta del pescado y de su alimentación van a sufrir más.

Antonio Jaimes Terrones, presidente de la Cooperativa Pescadores Liberales Ajuchitlecos señaló que en lo que falló la CONAGUA fue en no sellar la compuerta de la presa lo que provocó la salida de agua y miles de peces que murieron fuera de su hábitat.

«Se perdieron millones de pesos por la irresponsabilidad de la CONAGUA porque todas las familias de la comunidad de Las Garzas tienen como principal actividad económica la pesca», señaló.

Según el dirigente de los pescadores la gente de esta localidad vende la mojarra a los nueve municipios de la Tierra Caliente.

Los dirigentes de las cooperativas pesqueras pidieron el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora Evelyn Salgado y al alcalde de Ajuchitlán del Progreso Hugo Vega Hernández que ayuden a las familias para que no se queden sin sustento económico.

«Para poder recuperarse de esta tragedia que es un ecocidio se necesita que en las próximas semanas llueva para que de nueva cuenta se llene la presa y sembrar los alevines», afirmó.

Los dirigentes de las cooperativas denunciaron que tiene ocho años de que las autoridades no los apoyan para la siembra de alevines que es una actividad de suma importancia en acuicultura.

Dijeron que en caso de que de nueva cuenta se llene la presa de agua es necesario que la CONAGUA repare la compuerta para que no se vuelva a presentar el mismo problema de que se salga el agua.

Hipólito, un maestro que ama su profesión

Desde hace once años, Hipólito es el director y desde entonces emprendió una lucha para que sus alumnos reciban clases en espacios dignos. Hoy se ven los primeros frutos: fuera del aula de madera hay volteos y albañiles trabajando en lo que serán las dos primeras aulas, la dirección y los baños construidos de concreto.


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez 

15 de mayo de 2022

Chilpancingo

 

Al fondo del aula de paredes de madera, techo de lámina y piso de tierra, está en un escritorio envejecido Hipólito Hernández Ojéndiz director de la primaria Gregorio Alfonso Alvarado López, de la comunidad Emperador Cuauhtémoc, en Chilpancingo.

Desde hace once años, Hipólito es el director y desde entonces emprendió una lucha para que sus alumnos reciban clases en espacios dignos. Hoy se ven los primeros frutos: fuera del aula de madera hay volteos y albañiles trabajando en lo que serán las dos primeras aulas, la dirección y los baños construidos de concreto.

En la comunidad Emperador Cuauhtémoc convergen los cuatro pueblos originarios del Guerrero: los ñomndaa, na savi, me’phaa y los nahua.

La primaria se fundó hace 16 años, es multicultural, bilingüe. Cuando Hipólito llegó a la primaria, en 2011, lo único que había era un aula de adobe construida por los padres de familia en un terreno escabroso e inseguro, eso fue parte de lo que lo motivó para quedarse.

“El derecho a la educación no se le niega a nadie y aunque eso signifique dar clases bajo un árbol, eso haremos”, asegura Hipólito.

La vocación de ser profesor

La vocación de Hipólito comenzó en su pueblo, Huiztlatzala, en el municipio de Zapotitlán Tablas en la Montaña, donde la principal actividad económica es el campo y las oportunidades para que los jóvenes se conviertan en profesionistas son muy pocas.

Hipólito es me´phaa, estudió la primaria en su comunidad, para seguir estudiando la secundaria tuvo que trasladarse a la cabecera municipal, a una hora de distancia, donde vivió con un tío.

Para la preparatoria tuvo que emigrar de su municipio, se trasladó a Chilpancingo; al terminar presentó un examen de oposición y consiguió una beca en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) campus Ajusco, en la Ciudad de México.

Cuatro años después, regresó a Guerrero y comenzó a dar clases en la comunidad de Agua Xoco, en Acatepec, en la Montaña, a cinco horas de la capital.

En Acatepec, Hipólito trabajó 28 años, ocho frente a grupo y los otros veinte como director.

Trabajó en distintos centros educativos en Acatepec, sobre todo en comunidades rurales, con hijos de campesinos, como Agua Xoco, Alcamani y Caxitepec, recuerda.

Después fue invitado a participar en un proyecto de enseñanza de lenguas originarias en la normal de Teloloapan en la región Norte. Ahí estuvo seis años.

Cuando cumplió 28 años de servicio, Hipólito pensó en jubilarse, pero en ese momento Vicente Melqueades Galeana, entonces director de Educación Indígena de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) le propuso irse a la primaria de la comunidad Emperador Cuauhtémoc.

“Me contaron de las condiciones de la escuela, las características, las carencias y lo vi como un último reto antes de jubilarme, los dos años que me faltan los dedicaré a esa escuela”, recuerda.

La realidad es que esos dos años que planeó se convirtieron en ocho. Cuando llegó a la primaria tenía 18 alumnos, un aula de adobe. Era él solo.

Para dar clases se organizaba por horarios y pasaba de un grupo a otro dejando trabajos en lo que daba clases a otros, al terminar tenía que atender la parte administrativa y directiva del plantel.

Años después, llegaron estudiantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa a realizar sus prácticas profesionales, eso fue un alivio para Hipólito.

Lucha contra la discriminación

La escuela primaria Gregorio Alfonso Alvarado López se fundó en septiembre del  2006 para que los hijos de familias migrantes de pueblos originarios tuvieran acceso a la educación.

“La fundación fue un logro de madres y padres para que sus hijos tuvieran acceso al derecho fundamental de la educación”, dice Hipólito.

Hipólito cuenta que los padres de familia son obreros que venden su fuerza de trabajo en la capital en la construcción o en el comercio, y debido a la lejanía de la comunidad tener acceso a un centro educativo era muy complicado.

Los pobladores dentro de la comunidad buscaron un predio donde se pudiera ubicar la escuela primaria, lo hallaron en el punto más alto, desde donde se puede ver gran parte de Chilpancingo.

En 2006 arrancaron sus clave, era de 18 alumnos la SEG no los tomaba en cuenta y se convirtieron un módulo de otras escuelas. Primero de Ometepec, luego de Acapulco y al final de una de Chilapa.

“Si no tienes clave no existes, y nosotros no existíamos, siempre que hacíamos gestiones nos pedían la clave”, afirma.

Sin clave les cerraron las puertas en las dependencia a todas las gestiones que realizaba. A pesar de eso los alumnos siempre recibieron documentos oficiales, aunque fueran de otras escuelas.

Hipólito no sólo atribuye esas negativas a una cuestión burocrática, sino a una cuestión discriminatoria.

“Por ser una escuela indígena y bilingüe nos hacían eso”, comentó.

Durante muchos años los niños recibieron clases en condiciones precarias: de las aulas se filtraba el agua, el polvo y sufrían las inclemencias del clima.

Los materiales como las butacas, pizarrones y libros de texto con los que trabajaron eran donados por otras escuelas.

En el tema de la infraestructura fueron los padres quienes siempre aportaron lo que pudieron para estar en condiciones aceptables, con el temblor de septiembre de 2017 el aula de adobe se derrumbó.

Eso no fue impedimento, los padres construyeron dos aulas ahora de madera con su propio dinero y recursos para que sus hijos recibieran clases.

Para lograr la clave tuvieron que enfrentar varios obstáculos: la escritura del predio, con la cual no se contaba y debido a un dictamen de Protección Civil necesitaba retajar el cerro para cumplir medidas de la seguridad que le requerían.

Después de ocho años de gestiones, en septiembre del 2020, la primaria recibió la clave (12DPB0554Z), lo que permitió tener el acceso a la construcción de dos aulas, baños y la dirección.

Un homenaje a la militancia indígena

Gregorio Alfonzo Alvarado López fue integrante de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (Ceteg) y del Consejo Guerrerense 500 años de Resistencia Indígena, proyecto del cual se desprende la comunidad Emperador Cuauhtémoc.

Alvarado López fue profesor zapoteca, originario de Oaxaca que fundó la comunidad, siempre cercano a las luchas de izquierda, indígenas y campesinas en los 90.

El 26 de septiembre de 1996, salió de una reunión del Consejo Guerrerense de 500 años de Resistencia Indígena, en la calle Nicolás Catalán, en el centro de Chilpancingo, cuando manejaba un Volkswagen fue detenido y desaparecido. Desde entonces no se sabe nada de él.

En su honor y memoria la primaria lleva su nombre.

La comunidad Emperador Cuauhtémoc surge como un espacio para que los habitantes de los cuatro pueblos originarios tengan un lugar donde llegar, es un espacio de autogestión e independencia, alejado de las formas tradicionales de la política mexicana.

Producto de la lucha del Consejo Guerrerense 500 años de Resistencia Indígena consiguieron el predio que lo comenzaron a habitar sus militantes.

Con una visión de autogestión, administran la comunidad, en asambleas toman las decisiones, su representación es horizontal.

Con esa visión fue que los habitantes buscaron un espacio para que sus hijos tengan acceso a una educación multicultural.

El futuro

Hipólito sabe que pronto tiene que retirarse, admite que ya no tiene la energía de antes, con carnosidad en los ojos pero sus convicciones continúan firmes, luchar por una educación digna para todos y todas las niñas del estado.

Actualmente la matrícula es de 53 alumnos, cuentan con tres profesores de base, dos egresados de Ayotzinapa, más practicantes, las condiciones, sin duda, han mejorado mucho, pero aún queda mucho por hacer.

“Las aulas son un primer paso, falta la barda perimetral, un techado para las actividades cívicas y muchas cosas, pero hasta donde podamos vamos a seguir buscando mejores condiciones”, asegura Hipólito.

 

Te puede interesar: El aborto legal es justicia social, dice la activista Angie de la Rosa Palafox

Buscan a Vicente Suástegui en pueblos que tiene bajo control el crimen organizado

Texto: Amílcar Juarez 

Fotografía: Tlachinollan

13 de mayo de 2022

 

Casas baleadas, sin habitantes y con la presunción de fosas clandestinas, fue lo que encontraron a su paso los integrantes de la Comisión Estatal de Búsqueda, Guardia Nacional y Ejército Mexicano en dos comunidades rurales del municipio de Acapulco en donde se buscó al defensor del agua y del territorio Vicente Suástegui Muñoz quien desde el 5 de agosto del 2021 está desaparecido.

Después de dos días de búsqueda por las localidades rurales de Menaditos o “Agua de Perro” y Soyamiche, el Vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (CECOP) Marco Antonio Suástegui, hermano de Vicente, dijo que concluyeron una jornada más con tristeza porque no han hallado nada.

“Estamos preocupados porque podemos encontrar a Vicente sin vida pero si eso sucede así lo vamos a informar”, expresó Marco Antonio.

Esta fue la sexta jornada de los trabajos de búsqueda en la que también ha participado Marco Antonio Suástegui, hermano de Vicente.

Marco Antonio Suástegui, señaló que en las comunidades de “Agua de Perro” y Soyamiche se han convertido en pueblos fantasmas porque, según él, han sido devastados por integrantes de un grupo delictivo y de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

En entrevista, el Vocero del CECOP, Marco Antonio Suástegui, señala que habitantes de estas comunidades le han dicho que hay fosas clandestinas.

Dice que en esta zona existe una gavilla que desde hace 50 años se ha dedicado a explotar el río Papagayo ahora con la anuencia de la dirigencia de la UPOEG.

Marco Antonio Suástegui quien estuvo los dos días en la búsqueda de su hermano, señala que la gente de esta zona le ha contado que ese grupo delictivo que se ha dedicado a saquear el material pétreo ha utilizado una gravillera para realizar una gigantesca fosa donde los delincuentes entierran a sus víctimas.


En entrevista, Suástegui Muñoz, dijo que en su recorrido que realizaron por la comunidad de Menaditos o “Agua de Perro”, se observó que las fachadas de muchas viviendas están destruidas porque fueron atacadas a balazos.

Dice que la gente le contó que un grupo de delincuentes entra y sale por estas comunidades.
En la sexta jornada de búsqueda de su hermano Vicente, Marco Antonio, dice que nuevamente no pudieron encontra a su hermano.

“Nuevamente nos vamos con las manos vacías”. No aparece Vicente, no regresa Vicente y eso es sumamente grave porque ya después de tantos meses no hayamos podido encontrar algún indicio que nos de una chispa de que Vicente está con vida”, expresó.

En opinión de Marco Antonio, las instituciones que lo acompañan en la búsqueda como la Fiscalía Estatal y la Comisión Estatal de Búsqueda han sido inoperantes.

“No hay una sola pista que ellos (la Fiscalía y la Comisión Estatal de Búsqueda) hayan guiado para encontrar a Vicente, incluso se ve en las búsquedas que ni siquiera caminan, ni siquiera nos acompañan, ni siquiera nos brindan seguridad y es algo que da mucho coraje”, criticó.

Exigió que la Fiscalía debería de tener gente profesional que realice bien su trabajo y sobre todo que tenga un compromiso social con las familias de las personas desaparecidas.

Responsabilizó a las autoridades de los tres niveles de gobierno de no hacer nada para frenar a la delincuencia organizada.

Pidió a la ciudadanía de Guerrero para que se organice y que pierda el miedo.

“Es el momento en que la gente pierda el miedo, que levante la voz y organizarse para terminar con esta situación que se vive en Guerrero”, dijo.

En Acapulco con presencia de Marina, Ejército y GN, van 26 asesinatos a balazos en dos semanas

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Cromática agencia fotográfica y multimedia 

8 de mayo de 2022

 

En Acapulco, la violencia nadie la frena.

Registros que documentó AMAPOLA, periodismo Transgresor señalan que en los últimos 14 días han ocurrido 26 asesinatos dolosos y dos desapariciones forzadas en distintos puntos de este puerto que desde la Semana Santa la afluencia de visitantes se ha mantenido en altos porcentajes pese a la ola de violencia.

El 8 de noviembre del 2021, dos semanas después de que la gobernadora morenista Evelyn Salgado Pineda asumiera el cargo puso en marcha el operativo Refuerzo Guerrero 2021 con elementos de la Marina, Ejército Mexicano Guardia Nacional y Policía Estatal para los municipios de Acapulco, Chilpancingo e Iguala.

En diciembre, las autoridades pusieron en marcha otro despliegue militar y policiaco en Acapulco y antes de la Semana Santa de este 2022, otro más.

Pero la violencia en las calles de este puerto está a su máximo nivel.

Este sábado siete de mayo a las once de la noche en la calle Postal, en la colonia Emiliano Zapata, en la zona suburbana de este puerto, un grupo de hombres armados irrumpió en esta zona y mató a balazos dos individuos e hirió a dos más frente a decenas de personas que se divertían en esa zona y que tuvieron que correr para ponerse a salvo.

Las personas atacadas estaban afuera de una cervecería ingiriendo bebidas alcohólicas.

El domingo 24 de abril se registró un ataque a balazos en el bar Jager Club, cerca de la Costera Miguel Alemán, el resultado fue dos hombres asesinados a balazos.

El día lunes 25 de abril el puerto de Acapulco registró cinco personas asesinadas en distintos hechos de violencia.

A las siete de la mañana fue hallado el cuerpo de un hombre con signos de tortura en la colonia El Rastro. El cadáver estaba tirado boca abajo y cubierto con bolsas de plástico negras sobre la calle Rio Balsas.

Dos horas más tarde de ese día en el río del poblado de La Sabana fue hallado el cadáver de un hombre que tenía las manos amarradas hacia atrás.

También ese lunes 24 de abril, fueron localizados tres cadáveres en la cajuela de un taxi colectivo de la ruta Cayaco-Puerto Marqués frente a una tienda de autoservicio.

Martes 26 de abril

Al mediodía, vecinos de la colonia Cumbres de Llano Largo reportaron al 911 el incendio de una casa habitación en la avenida Heroico Colegio Militar, al sofocar el incendio los elementos de seguridad se percataron que dentro de la vivienda murió calcinada una persona.

Versiones de los hechos señalan que hombres armados ingresaron a la vivienda, asesinaron a una persona dentro e incendiaron el inmueble.

Además se llevaron por la fuerza a un hombre y a una mujer en un vehículo y hasta el momento no se sabe nada de ellos.

En la colonia Primero de Mayo fue hallada una cabeza humana cercenada. El hallazgo se reportó minutos antes de las 12 del día en la calle Plan de Ayutla, donde se localizó sobre la banqueta la cabeza humana, a unos 100 metros del mercado. En el lugar no se halló el resto del cuerpo.

Cerca de las siete de la tarde, y en otro hecho de violencia, fue hallado, en la colonia Juan R. Escudero, el cadáver de un joven de 20 años con disparos de arma de fuego.

Miércoles 27 de abril

Una mujer con signos de tortura y de abuso sexual ingresó por sus propios medios al hospital general del ISSSTE en Acapulco, donde horas más tarde falleció.

De acuerdo con varios reportes la víctima tenía marcas en las manos, prueba de que estaba amarrada y heridas de arma blanca.

Rosa de la Cruz, hermana del ex Vocero de los padres de los 43 Normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Felipe de la Cruz, fue atacada a balazos cuando vendía ropa en la colonia de Ciudad Renacimiento, en la zona suburbana de Acapulco. La hermana de Felipe de la Cruz, falleció al otro día que fue herida de bala.

Jueves 28 de abril

En la colonia La Venta fue hallado un automóvil modelo Versa, con reporte de robo, con cinco cadáveres en su interior.

El viernes 29 de abril civiles varios individuos que se bajaron de una lancha asesinaron a balazos a dos hombres que estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en un restaurant de la playa Caleta.

La mañana del sábado 30 de abril fue asesinado un turista y su acompañante resultó herida en la playa Icacos, de acuerdo con un comunicado de la Fiscalía General del Estado (FGE) la pareja fue víctima de un asalto.

En otro hecho cuatro hombres muertos y una mujer herida, fue el saldo de un ataque armado a una familia en la colonia San Isidro Labrador, en la zona Poniente del puerto.

El crimen se reportó a las 10 de la mañana, sobre la calle Ricardo Flores Magón donde un hombre de la tercera edad fue atacado a balazos cuando circulaba en su motocicleta.

Metros más adelante dentro de una casa se localizaron a otros tres hombres asesinados, quienes eran padre y sus dos hijos adolescentes. La madre de los jóvenes resultó herida de bala.

El día tres de mayo elementos de seguridad hallaron un cadáver en el centro de Acapulco, el cual presentaba huellas de tortura.

Un enfrentamiento entre civiles armados y policías preventivos dejó como saldo una persona muerta y tres detenidos el pasado cinco de mayo.

Durante el primer trimestre de 2022, Guerrero registró 319 víctimas de homicidio doloso y dos de feminicidio, de acuerdo con el último corte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Con exposición de fotografías, venta de comida y ropa, familiares de desaparecidos exigen justicia

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Especial

8 de mayo de 2022

Chilpancingo

 

Durante los días sábado y domingo, familiares de personas desaparecidas expusieron fotografías, realizaron venta de comida y ropa en diferentes sitios de Acapulco para visibilizar la situación por la que atraviesan y denunciar que el gobierno no hace nada por hacerles justicia.
Durante la exposición de fotografías de los desaparecidos que se instaló en el zócalo, se leyó un comunicado en donde los familiares hacen responsable al Estado Mexicano de esta crisis humanitaria por acción, omisión o por complicidad con los grupos delincuenciales.
«Las autoridades los detienen (a las víctimas) y luego se los entregan a las bandas para que sean en trabajo esclavo, venta de órganos, prostitución y otros delitos, dependiendo, si son hombres o mujeres», expone.
Señalan que aún de que las familias no interpongan la denuncia por la desaparición de alguno de sus parientes las autoridades están obligadas a realizar su búsqueda porque eso lo establecen los principios rectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de los cuales el Estado Mexicano firmó esos compromisos.
Denunciaron que debido a que el gobierno no realiza la búsqueda de los desaparecidos las familias tienen que hacerlo como ocurre aquí en Guerrero.
Mencionan que el Agente del Ministerio Público da un plazo de 72 horas después de la desaparición para que los familiares presenten la denuncia.
«Durante ese proceso revictimizan a los familiares y además las autoridades nunca realizan el protocolo de búsqueda», afirman.
Doña Socorro Gil quien desde el 5 de diciembre del 2018 tiene a su hijo Jhonatan Guadalupe Romero Gil, dijo que en la actividad que realizaron este sábado en el zócalo de Acapulco participaron madres y padres que tiene un familiar desaparecido en diversos municipios de Guerrero.
«Todos trajeron la fotografía de un familiar desaparecido que se montó en la exposición y una acción para visibilizar nuestra lucha y porque el gobierno atienda nuestro reclamo de justicia», dijo doña Socorro en entrevista.
Dijo que su caso muchos más permanecen en la impunidad porque las autoridades no les interesa atender.
«Nosotros tenemos realizar nuestras propias búsquedas con nuestros propios recursos económicos porque el gobierno no nos da nada», expresó.
En diciembre del 2018, doña Socorro denunció que el 5 de ese mes a las nueve de la noche su hijo Jhonatan junto con su amigo de nombre Carlos Ignacio Rojas Montes de Oca caminaban por la avenida Costera Miguel Alemán y se dirigían a jugar fut bol la cancha deportiva que está ubicada a unos metros de la playa Tlacopanocha, cerca del zócalo de Acapulco.
Frente a la playa, los dos jóvenes fueron interceptados por policías municipales que iban a bordo de una patrulla. Los agentes se llevaron por la fuerza a Jhonatan y a Carlos Ignacio Rojas.
El seis de diciembre apareció muerto y con huellas de tortura Carlos Ignacio Rojas.
Jhonatan quien en esa época recientemente había egresado de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero (UA-Gro), sigue sin aparecer.
Doña Socorro quien en la exposición fotográfica de este sábado que se montó en el zócalo de Acapulco y llevó el retrato de su hijo, dijo que desde un principio el gobierno municipal -que encabezaba la entonces alcaldesa morenista Adela Román- y la Fiscalía borraron las evidencias para tratar de exonerar a los policías municipales.
«En la carpeta de investigación que integró la Fiscalía se borró el nombre del número de la patrulla en donde iban los policías que se llevaron a mi hijo», expresó doña Socorro.
Dice que ya han pasado más tres años de la desaparición de su hijo y el caso sigue en la impunidad.
Mencionó que ella ha encabezado en dos búsquedas por uno de los cerros de la colonia Alta Progreso en donde se supone que los policías municipales se llevaron a su hijo.
«Yo he puesto de mi dinero para realizar la búsqueda y lo único que nos da el gobierno es la protección policiaca cuando realizamos las actividades», señaló doña Socorro.
Dijo que en la exposición fotográfica que se montó en el zócalo, varias personas le dijeron que tenían a un familiar desaparecido pero que no habían puesto la denuncia.
«En Guerrero, en Acapulco, siguen las desapariciones pero la gente no acude ante la autoridad para poner la denuncia por miedo o porque sabe que nunca harán nada», contó.
Este domingo, integrantes de la Asociación de Familias en Busca de sus Desaparecidos instalaron en el zócalo del Fraccionamiento Costa Azul en Acapulco un tianguis de venta de comida y ropa para recabar recursos económicos que utilizarán para realizar las búsquedas de sus familiares.
Los familiares dijeron que por cada jornada de búsqueda que realizan se requieren mil 500 pesos para la compra de insumos.
El grupo de 30 personas instalaron su tianguis a un costado de la iglesia de este fraccionamiento.

¿Has visto a?… FGE activa otra Alerta Amber en Guerrero por Jaqueline Morales, 24 horas después apareció

Datos de la Fiscalía indican que en lo que va del año 20 mujeres menores de 30 años están desaparecidas, de las 20 desaparecidas, 17 son menores de edad y sólo tres superan los 18 años.


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Redes

30 de abril de 2022

Chilpancingo 

 

Después de estar desaparecida más de 24 horas, la estudiante de 15 años, Jaqueline Morales García fue localizada, informaron fuentes cercanas a la familia.

Jaqueline ya declaró ante la Policía Ministerial, acompañada de un visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) para evitar cualquier violación a sus derechos humanos.

Wendy Alanís Gutiérrez, activista por los derechos de la mujer, acompañó a la familia de Jaqueline y denuncio la falta de protocolos en las instituciones de seguridad para atender casos de mujeres y menores desaparecidas, específicamente en la Policía Municipal de Tixtla y el Ministerio Público (MP).

Explicó que cuando la familia denunció la desaparición de Jaqueline, la noche del 29 de abril, la Policía Municipal de Tixtla se negó a comenzar la búsqueda bajo el argumento de que la menor se fugó con su novio y que ya era noche para trabajar.

En el MP, cuando la familia acudió a interponer la denuncia la madre de la menor acusó a los policías municipales por acusar a la menor de irse con su novio, los funcionarios respondieron, «seguramente si se fue con el novio», por ese trámite y bajo ese argumento la Alerta Amber tardó en emitirse.

“A ellos (MP y Policía Municipal) que les importa si se fue con el novio, lo alarmante del caso es que una niña de 15 fuera de su hogar siempre está en riesgo y el trabajo de las instituciones es buscarla”, dijo Alanís Gutiérrez.

Agregó que tanto en el MP como la FGE activó la alerta y abrió la carpeta de investigación debido a la presión por parte de ella y de la CDHEG quienes en todo momento acompañaron a la familia de la menor.

Fue a través de pistas y un rastreo que se logró localizar a la menor, de la cual se informó está en buen estado de salud y ya se reunió con sus familiares, y se aclaró que no se fue con el novio, como la acusaron los policías y agentes del MP. Para resguardar su integridad se omitió dar más información acerca del caso.

Los hechos

Jaqueline Morales García, de 15 años salió de su casa a las 6:30 de la mañana el día viernes 29 de abril en la comunidad de Ojitos de Agua, Tixtla, en la región Centro del estado, se dirigía a sus clases en el Conalep 134 ubicado en la cabecera municipal, un recorrido de 20 minutos en transporte público.

Abordó un taxi colectivo de la ruta Chilpancingo-Chilapa. Su padre la acompañó a tomar el transporte y Jaqueline bajó del taxi en la desviación a Tixtla, fue la última vez que tuvieron contacto con ella, vestía su uniforme del Conalep, falda gris y blusa blanca, de acuerdo con la ficha de la Alerta Amber.

Jaqueline salió de su casa a la escuela y no regresó, la familia al percatarse comenzó a difundir su foto en redes sociales pidiendo a la ciudadanía información que ayude a localizarla.

Cuando se acercaron a la Policía Municipal los elementos de la corporación se negaron, y argumentaron la hora y dijeron que Jaqueline huyó por su propia cuenta.

Consultada vía telefónica, Alanís Gutiérrez, quien está dando acompañamiento a la familia de Jaqueline informó que este sábado denunciaron por desaparición y la FGE activó la ficha de búsqueda de la Alerta Amber a nivel nacional.

La Alerta Amber para localizar a Jaqueline es la número 14 activada en abril, de acuerdo con datos de la FGE ocho menores fueron localizados mientras que seis continúan desaparecidas.

Alanís Gutiérrez comentó que a pesar de la aparición de la menor el caso continua abierto y no se pueden dar más detalles para no comprometer la investigación.

Agregó que la familia está acompañada por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y del encargado de la Fiscalía Especial de Personas desaparecidas, Víctor Parra Téllez.

Datos de la FGE indican que en lo que va del año en Guerrero hay 20 fichas activas de niñas y jóvenes desaparecidas, 17 de la Alerta Amber para menores de edad y tres del Protocolo Alba para mujeres mayores de 18 años, de esos tres casos, ninguna supera los 25 años de edad.

Marchan para exigir presentación de Maria desaparecida desde hace dos años

De acuerdo con los familiares de las víctimas, Valadez Millán asesinó con un arma blanca a su esposa, Cendy Vázquez Ramírez, madre de la menor desaparecida.


Texto: José Miguel Sánchez 

Fotografía: Óscar Guerrero

29 de abril de 2022

Chilpancingo

 

Familiares de la niña Maria Fernanda Valadez Vázquez, desaparecida en 2019, marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir a las autoridades avances en las investigaciones para dar con el paradero de la menor de edad.

Los hechos ocurrieron en la cabecera municipal de Leonardo Bravo, Chichihualco el pasado cuatro de diciembre de 2019 cuando Javier Valadez Millan padre de la menor la sustrajo de su hogar.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, Valadez Millán asesinó con un arma blanca a su esposa, Cendy Vázquez Ramírez, madre de la menor desaparecida.

Derivado de los hechos, y después de interponer una denuncia ante el Ministro Público (MP), se mandó declarar a Valadez Millan, pero fue liberado horas después por falta de pruebas, denunció la hermana de la victima, Griselda Vázquez Ramírez.

Después de rindir su declaración el 12 de diciembre de 2019 ante el MP, Valadez Millan, huyó con su pareja sentimental Roberto Rayo Pérez.

Desde ese momento no se sabe el paradero de la niña Valadez Vázquez, que en ese momento tenía siete años de edad.

Existe una ficha de la Alerta Amber para lograr localizarla a la que exigieron debe ser actualizada porque la menor ahora tiene 9 años.

La marcha comenzó a las 11 de la mañana en la Alameda Granados Maldonado y recorrió las principales calles de la capital, los manifestantes se detuvieron en el Congreso del Estado donde colocaron una lona con la ficha de la Alerta Amber en uno de los accesos.

De ahí se trasladaron a la sede del Poder Ejecutivo, donde se manifestaron para exigir una audiencia con la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda.

«Le queremos pedir a la gobernadora su ayuda para dar en con el paradero de mi sobrina», dijo Vázquez Ramírez, tía de la menor desaparecida.

Agregó que el caso esta estancado en la FGE y por eso piden la intervención de Salgado Pineda.

Vázquez Ramírez dijo que ella y más familiares de la menor aportaron información importante a la FGE para lograr la detención de los captores, pero desconocen porque no los toman en cuenta.

Julisa Vázquez, hermana de la menor desaparecida explicó que a traves de alianzas con diversos grupos de personas desaparecidas lograron ubicar a Valadez Millán en la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas, información que le fue proporcionada a la FGE.

Derivado de esa información la familia explico que la FGE les informó que si acudieron al estado de Chiapas a buscar a Valadez Millán pero no lo encontraron.

A pesar de que la FGE informó que si acudieron al lugar, la familia dijo que en la carpeta de investigación no hay registro de que realizaron esa diligencia.

«Nuestra preocupación es por mi sobrina, las personas que nos hicieron el reporte dan parte que ven a su padre y a su pareja pero no hacen referencia a la niña», dijo Vázquez Ramírez.

En Palacio de Gobierno los manifestantes fueron atendidos por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno quienes les propusieron una reunión con la gobernadora para la próxima semana junto con la fiscal, Sandra Luz Valdovinos.

La familia dijo que a partir de hoy comienza una campaña de busqueda para exigir a las autoridades agilizar las investigaciones del caso.

 

Familiares y amigos de Frida Alondra llevan flores a su tumba

Activistas feministas de Cuajinicuilapa denunciaron que hasta el momento la Fiscalía General de Oaxaca sigue sin detener a los responsables de la desaparición y asesinato de Frida Alondras


Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Especial

21 de abril del 2022

Chilpancingo

 

Con flores y al son de música de viento que tocaba una banda de jóvenes afromexicanos, familiares y amigos le llevaron flores a la tumba de la niña Frida Alondra quien está sepultada en el panteón de la localidad de Cuajinicuilapa.

El contingente partió de la vivienda de Frida Alondra hacia el cementerio la tarde de este jueves.

La ceremonia luctuosa es la culminación de los 9 días de rezos que se le hicieron a Frida Alondra quien el pasado 12 de abril fue hallada asesinada después de tres días desaparecida.

El 9 de abril Frida Alondra salió de su casa para dirigirse a la comunidad vecina de San Juan Bautista de Lo de Soto, en el estado de Oaxaca.

Su cuerpo fue hallado en una brecha de este pueblo de San Juan Bautista.

Este jueves el cortejo fúnebre cruzó la calle principal de Cuajinicuilapa y después arribó al panteón.

A la tumba de Frida Alondra le colocaron una cruz de madera y flores.

Activistas feministas de Cuajinicuilapa denunciaron que hasta el momento la Fiscalía General de Oaxaca sigue sin detener a los responsables de la desaparición y asesinato de Frida Alondra que acudió a San Juan Bautista a una festividad con motivo de la semana santa.

Tanto la Fiscalía de Oaxaca y de Guerrero siguen sin decir los avances de la investigación.

La Fiscalía de Guerrero participa como coadyuvante en las indagaciones del caso con la Fiscalía de Oaxaca.