Comerciantes exigen cancelación de la Feria de Navidad por falta de condiciones; se pospone la entrega de instalaciones

Texto: José Miguel Sánchez 

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo 

Unos 100 comerciantes que ofertan sus productos durante la Feria de San Mateo Navidad y Año Nuevo bloquearon la avenida Heroínas del Sur, a la altura de las instalaciones de la feria, para exigir al Patronato y a la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, la suspensión de la festividad «por falta de condiciones».

Los mismos comerciantes inconformes consideraron que por los trabajos de reconstrucción del recinto de la feria que, calcularon, lleva un avance del 20 por ciento, no hay condiciones para realizar la feria.

Quienes venden comida, de manera principal, mencionaron que los trabajos de construcción generan mucho polvo y eso merma o impacta al ofrecer sus productos, además de que hay varillas expuestas por diferentes partes, no hay agua potable y lo antihigiénicos que pueden ser los baños portátiles.

A la manifestación llegó el presidente del Patronato de la Feria, Cristian Valadez González, para dialogar con los comerciantes.

«Como comerciante de comida, a nosotros nos preocupa el tema del polvo, no tenemos las condiciones de higiene para laborar», dijo una comerciante a Valadez González.

También los comerciantes denunciaron que el Patronato de la Feria cobra 500 pesos por metro cuadrado de espacio en las instalaciones, aun cuando el recinto está en remodelación.

De acuerdo con Valadez González, la reconstrucción de la obra tiene un avance del 25 por ciento, y de momento así la entregarán para la edición de esta feria.

Para resolver esta edición, Valadez González dijo que el patronato contrató un empresa llamada Toldos de México para techar alrededor de 1,500 metros cuadrados del terreno delas instalaciones de la feria para que se coloquen los comerciantes.

Al principio exigieron la suspensión total de la feria, pero conforme avanzó el diálogo con Valadez González las opiniones estuvieron divididas.

Algunos comenzaron a pedir la condonación de un 50 por ciento del pago del local para todos los comerciantes.

Valadez González dijo que analizarían uno por uno los casos y les ofreció comenzar un nuevo diálogo para definirlos espacios de quienes participen en esta edición.

Un comerciante de ropa de nombre José Luis mencionó que para él es inviable que se realice la feria, pidió un diálogo directo con la alcaldesa, porque consideró que Valadez González no tiene la capacidad para resolverle a los manifestantes. «Esperamos hablar con la presidenta para ver soluciones, pero no nos ha querido dar una audiencia».

«Para como están las condiciones en la feria nos están cobrando muy caro y para el otro año que ahora si ya quede bien nos van a querer aumentar el precio del metro cuadrado con ese pretexto, por eso pedimos una condonación», mencionó José Luis.

Después de una hora de diálogo los manifestantes se retiraron con el compromiso del presiente del Patronato de la Feria de revisar cada uno de los casos y peticiones.

De acuerdo con lo dicho por la alcaldesa en su conferencia de prensa matutina, hoy la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) entregaría la obra al Ayuntamiento para comenzar la instalación provisional de los locales comerciales, pero Valadez González dijo a los comerciantes que eso sucederá hasta mañana (miércoles).

Marchan colonos contra nuevos impuestos que contempla la Ley de Ingresos de Chilpancingo

Texto y fotografía: Beatriz García

15 de noviembre del 2022
Chilpancingo

Representantes de 30 colonias de Chilpancingo, agrupadas en el Frente de Resistencia por Guerrero, marcharon y protestaron afuera del Cogreso local para exigir la intervención de los diputados y diputadas locales para que modifiquen la Ley de Ingresos que envió el cabildo del Ayuntamiento, el cual al aprobarse originará aumentos en los servicios públicos.

Más tarde, el director de Catastro en Chilpancingo, Juan Carlos Méndez Olea, negó que habrá estos aumentos.

Unos 80 líderes y vecinos de Chilpancingo, comerciantes y personajes como la morenista Silvia Alemán Mundo, quien contendió para presidenta municipal de la capital  en el pasado proceso electoral, se concentraron en la explanada del Monumento a Las Banderas para marchar afuera del Congreso local.

Los manifestantes portaron pancartas en las que se leían sus demandas: «El pueblo demanda revocación de mandato», «El pueblo ya está cansado de tanta tranza» y «Trabajando juntos por la 4° Transformación».

En consulta, el representante de la comisión de prensa de la organización, Isidro Lázaro Encarnación, declaró que  la inconformidad es la propuesta de Ley de Ingresos que el Cabildo de Chilpancingo aprobó para el ejercicio fiscal 2023.

Dentro de esta Ley de Ingresos, de acuerdo con el vecino, se aumentará el costo a los servicios públicos, entre un 100 y hasta el 400 por ciento.
Los aumentos se reflejarán en la recolección de basura, agua entubada y licencias de comercios.

Una de las propuestas de los vecinos es que en el caso del agua entubada pagarán, si el servicio llega puntualmente cada mes, y los meses que no caiga agua no los pagarán, pues hay colonias que el servicio no llega hasta en unos tres meses.

Los manifestantes marcharon por la avenida Lázaro Cárdenas para llegar al Congreso local, donde mediante una bocina externaron su situación.
Una comisión fue recibida por diputados locales para entablar un diálogo.

Director de Catastro de Chilpancingo niega los aumentos

El director de Catastro en Chilpancingo, Juan Carlos Méndez Olea, negó que se tengan contemplados aumentos de impuestos para el 2023.

Mediante un comunicado, el funcionario municipal  pidió a la población no caer en rumores ni en interpretaciones «erróneas o dolosas».

Explicó que la iniciativa presentada este año por el municipio al Congreso local en referencia a la Ley de Ingresos contemplaba una tasa de cobro de 2.6 por ciento al millar en lugar de la actual que se encuentra en 4 por ciento al millar, que aunque se trataba de una disminución no se las aprobaron, por lo que mantendrán la tarifa para 2023, en la misma situación que este año.

El funcionario dijo  que todos los municipios presentan sus propuestas y es la Comisión de Hacienda del Congreso quien laz revisa y ajusta, y avala las tablas aplicables a cada municipio.

Llamó a la población a no dejarse sorprender o utilizar por supuestos gestores o intermediarios, porque además de  no estar autorizados representan un riesgo al poner en manos de terceros documentación importante como la que ampara una propiedad.


Te podría interesar:

Estudiantes de partería de la Montaña protestan para exigir destitución de directora

Los boleros del zócalo vivieron penurias económicas durante la pandemia

Texto: José Miguel Sánchez
14 de noviembre del 2022
Chilpancingo

 

Después de dos años de pandemia y de uno donde estuvo cerrada la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac, los boleros de Chilpancingo se recuperan poco a poco de las pérdidas desde 2020.

Por las recomendaciones de la Secretaría de Salud en 2020, debido a la pandemia de Covid-19, las autoridades cerraron la Plaza Cívica y los principales accesos al centro de la ciudad, espacio donde tradicionalmente trabajan los boleros de lunes a viernes, de ocho a 10 horas diarias.

De las personas que diario transitan por el centro de la ciudad, los boleros obtienen sus ingresos, los cuales se vieron disminuidos.

Algunos buscaron otras actividades para mantener a sus familias.

En la Plaza Cívica es común hallarlos. Su oficio estuvo en riesgo durante 2020, año en que por la pandemia del Covid-19 se les impidió trabajar.

Arnulfo Castro Reyes es uno de los 26 boleros que conforman la Alianza de Trabajadores de Lustre del Calzado Primer Congreso de Anáhuac, quien, aún con la pandemia, todos los días salió a trabajar.

En el centro, en aquel entonces, fueron abiertos pequeños pasillos donde se colocaron los boleros. «Estábamos algo apretujados porque todos tenían que pasar por ahí, pero en parte nos ayudó a que más personas se nos acercaran», mencionó Arnulfo.

Con 53 años, Arnulfo es quien sostiene a su familia, por lo que el aislamiento por la pandemia, no era una opción.

“Para el gobierno fue fácil decir quédate en casa, porque ellos tienen ingresos fijos, pero nosotros no y no nos dan ningún apoyo”, comentó.

Los boleros de Chilpancingo forman parte del paisaje urbano de la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac, ellos se encargan de limpiar, lustrar y dejar como nuevo el calzado de las personas.

Arnulfo trabaja todos los días de las ocho de la mañana a tres de la tarde y sólo se regala parte de la tarde del domingo.

Cuando recién comenzó la pandemia estuvo dos meses en casa, pero regresó a trabajar porque tenía que pagar luz, agua y comida.

Por la situación muchos de los boleros ya no regresaron a ejercer su oficio en el centro de la ciudad.

“Hay compañeros que ya no regresaron, que optaron por buscar otros empleos; unos se fueron de albañiles, pero la verdad ahorita todo está difícil”, declaró Arnulfo.

A dos años de la pandemia poco a poco se recupera el negocio, «ya no es como antes que hasta fila hacían las personas por una boleada, hay días que solo una o dos personas se acercan pero es parte de las experiencias y esperamos que con el tiempo todo se normalice de nuevo».

Otro problema que detectó Arnulfo y le preocupa es que los jóvenes ya no usan zapatos, «ahora puro tenis y esos pues no se pueden bolear, eso también reduce el trabajo», dijo.

Arnulfo contó que lleva ocho años dedicados a este oficio. La primera vez que trabajó como bolero fue en 1995 pero por motivos personales, que no quiso revelar, se retiró y regresó en el 2014, donde ha trabajado hasta la fecha.

A lo largo de su vida, Arnulfo ha desempeñado otros trabajos; estuvo en un aserradero, también fue policía estatal, actualmente además de dedicarse a ser bolero, es músico, canta y toca la guitarra.

“De vez en cuando voy a tocar con grupo, donde me invitaron a cantar”.

Pero afirma que ningún trabajo ha disfrutado más que ser bolero. Para él sus clientes son lo más importante.

“Hay que hacer el trabajo con amor y dedicación para que el cliente se vaya contento”, además de que este oficio le ha permitido conocer a muchas personas e incluso hacerse amigo de algunas de ellas.


Te podría interesar:

El escritor Juan Sánchez Andraka denuncia boicot a la Feria del Libro; acusa a Norma Otilia

*El escritor Juan Sánchez Andraka denuncia boicot a la Feria del Libro; acusa a Norma Otilia

Texto y fotografía: José Miguel Sánchez
13 de noviembre del 2022
Chilpancingo

 

Por demostraciones de box, lucha libre y actividades deportivas organizadas por el Ayuntamiento de Chilpancingo se suspendieron eventos de la Feria del Libro de Chilpancingo (Felich), denunció Juan Sánchez Andraka, escritor y presidente de la Asociación Nacional de Libreros (ANL) Capítulo Guerrero.

Los eventos estaban previstos para conmemorar el Día Nacional del Libro, pero el Ayuntamiento capitalino, que encabeza la morenista Norma Otilia Hernández Martínez, no generó las condiciones para realizarlos y decidieron cancelarlos.

«Decidimos suspender varios actos que teníamos programados porque aquí a un lado nos metieron box, lucha libre y estaba el ruido y nosotros para nuestras actividades necesitamos silencio», dijo Sánchez Andraka.

En la Felich, en su edición número 43, participan las cuatro librerías de Chilpancingo organizadas en la Asociación Nacional de Libreros Capítulo Guerrero, quienes fueron los organizadores de la Feria.

Sánchez Andraka reconoció que el Ayuntamiento otorgó facilidades de espacio, logística y sonido, pero fue decisión de ellos como Asociación cancelarlo.

«Nosotros organizamos el evento junto con el ayuntamiento, pero ellos encimaron todo y decidimos cancelar por no tener silencio porque nuestros actos requieren silencio y aquellos necesitan boruca».

Entre las actividades que se decidieron cancelar estaban presentaciones de libros, recitales de poesía y conciertos que se realizarían los días 11 y 12 de noviembre para celebrar el Día Nacional del Libro.

Los eventos deportivos que realizó el Ayuntamiento de Chilpancingo, en la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac, que se «encimaron» con la Feria del Libro fueron también los días 11 y 12 de este mes, el evento fue llamado Feria del Deporte.

«Ayer (12 de noviembre) íbamos a celebrar el Día Nacional del Libro y antier (día 11) íbamos a hablar sobre Luis Zapata, el Chilpancingueño que se hizo famoso a nivel mundial porque fue el primero que incursionó en la literatura LGBTQ».

Zapata, quien es autor del libro El Vampiro de la colonia Roma, falleció en noviembre del 2020 y pese a ser guerrerense no sé le ha hecho un homenaje por parte de las autoridades culturales de Guerrero.

En entrevista en el stand de la Librería Guerrero, que es de su propiedad, Sánchez Andraka mencionó que pidieron al Ayuntamiento capitalino permanecer hasta la quincena, pero su solicitud fue negada con el argumento que ellos como libreros no pagan por vender en el centro de la ciudad.

«Yo creo que lo más importante que puede hacer un gobierno es promover la lectura, pero ahora ya hasta nos están levantando, nosotros pedimos estar hasta la quincena y nos dijeron que ya nos tenemos que ir porque (en la Felich) nosotros no pagamos», mencionó el escritor.

La Felich comenzó el pasado 3 de noviembre y culminó el día de hoy y por la falta de condiciones tampoco se realizó el acto de clausura.

Sobre las ventas Sánchez Andraka dijo que no son muchas, pero ayuda a darles visibilidad a las librerías.

«La venta no es tan significativa, aunque vendamos en estos 10 días 200 libros ya serán 200 lectores, además aquí la gente viene, ve libros y aunque no se los lleva nos ubica y sabe que ahí podrá hallar el libro que le gustó», dijo el escritor.

Sobra la situación de la lectura en Guerrero dijo que es una situación preocupante, ya que en la entidad las librerías son alrededor de 18 para un población de tres millones de personas.

«Yo soy el líder de los libreros, si un día quiero hacer una marcha no vamos a llegar ni a 20».

 

 

En la imagen. El escritor guerrerense Juan Sánchez Andraka vende sus libros en la Feria del Libro de Chilpancingo este domingo 13 de noviembre. Foto: José Miguel Sánchez

* En la edición de este domingo 13 de noviembre publicamos esta información con la siguiente cabeza El escritor Juan Sánchez Andraka denuncia boicot a la Feria del Libro; acusa a Norma Otilia.

Queremos ofrecer a nuestros lectores una disculpa por la interpretación en esos términos de las palabras del escritor guerrerense. Aunque lo que dijo prefigura tal situación, efectivamente él nunca mencionó la palabra boicot ni tampoco dijo que la responsable era la alcaldesa, y esto queda claro en el cuerpo de la nota.

Asumimos sin cortapisas la responsabilidad de interpretar sus declaraciones en el título de esta información.


Te puede interesar: 

La gente quiere ser parte de la historia: Antonio Turok, fotoperiodista de movimientos sociales en América Latina

Chilpancingo relaja medidas anti Covid y poca asistencia de niñas y niños a vacunación

Texto: Beatriz García 

Foto: Oscar Guerrero

8 de noviembre del 2022

Chilpancingo
 
“¿Verdad mamá que vengo a vacunarme para que no me contagie de coronavirus?”, le dice a su mamá uno de los pocos menores de edad que hicieron fila este martes durante el segundo y último día de vacunación contra la Covid-19 en las canchas de la colonia del PRI.

Uno de los factores de la poca afluencia en la vacunación de menores de cinco años a nueve años es por la relajación de las medidas sanitarias institucionales para enfrentar la propagación del virus SAR-CoV-2.

La madre del pequeño que esperaba su turno para ser vacunado cree que la poca afluencia es porque los padres de familia están confiados que la pandemia ya no es un peligro a la población.

La mujer de 35 años reconoció que ella también relajó medidas, como la sana distancia y la desinfección constante de manos, pero está consciente de que en cualquier momento pueden contagiarse.

La vacunación de niñas y niños es un requisito en las escuelas, pues ya las clases son presenciales y con horarios normales.

Esta es la segunda etapa de vacunación contra el virus que se apertura en la capital y en Acapulco para los menores de edad que no fueron vacunados en la primera jornada, también para quienes recientemente cumplieron cinco años.

La jornada de vacunación se da en medio de un semáforo epidemiológico color verde, es decir, de acuerdo con las consideraciones médicas los riesgos de contagio son mínimos o las personas con el virus presentan síntomas leves.

Las sedes de vacunación fueron Chilpancingo, además de la colonia del PRI, las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y las del Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense (HMNG).

De estas cuatro sedes donde hubo mayor presencia de menores en espera de ser vacunados fue en la colonia del PRI. En el resto la afluencia fue menor, y prácticamente conforme llegaban eran vacunados.

En las primeras jornadas de vacunación que hubo el año pasado eran notorias las largas filas, incluso había quienes dormían en las sedes para pasar primero.

Ahora la mayoría de los padres y madres que llevan a sus hijos llegaron poco antes de las nueve de la mañana, otros más a la hora exacta de su cita y otros padres de familia esperaron a que sus hijos salieran de la escuela entre 12 y 12:30 horas para acudir por su vacuna.

En la sede de la colonia del PRI, ayer lunes, aplicaron sólo 890 vacunas; hasta la una de la tarde de este martes habían aplicado 500 de 1,100 vacunas disponibles, informó la enfermera encargada de la sede, Dominga Narciso.

La trabajadora de salud también comentó que una de las razones por las que hubo poca afluencia des por la relajación de las medidas sanitarias. También comentó que la mayoría de los niños y niñas de 5 años a 9 años ya está vacunados, y que algunos padres de familia optaron por llevar a sus hijos a vacunar a otros municipios aledaños, como Tixtla, Mochitlán, Quechultenango y Eduardo Neri.

Durante estos dos días de vacunación en la capital no ocurrió ningún incidente.

La relajación de las medidas tiene que ver también con que las actividades públicas en la capital fueron retomadas sin medidas, además que ya es opcional usar o no cubrebocas.

De acuerdo con la Secretaría de Salud del estado a nivel nacional Guerrero ocupa el lugar 26 en casos activos de Covid-19.

Hasta este martes en el estado, de acuerdo con el registro de la dependencia estatal, hay 35 casos activos de contagios por SAR-CoV-2, sin registro de nuevos casos ni defunciones en las últimas 24 horas, y una ocupación hospitalaria de 1 por ciento.  Lo cierto es que las cifras ya son mucho menores.

Desde que inició la pandemia Guerrero ha acumulado 116,050 casos confirmados de la Covid-19 y 6,847 defunciones.

Los casos activos se ubican en Acapulco, con 29; Chilpancingo, con cuatro; Eduardo Neri, con uno y Taxco, con uno.


Te podría interesar:

Solo 53% de alumnos de educación básica volvió a clases presenciales tras COVID; la mitad no tuvo condiciones en escuelas: ASF

Pan de muñeco, una tradición que no puede faltar en la ofrenda del día de muertos en Chilpancingo

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Óscar Guerrero e Itzel Urieta

31 de octubre del 2022

Chilpancingo

Uno de los elementos más importantes en las ofrendas del tradicional Día de Muertos es el pan.

Los hay de muchas variedas, tamaños y sabores. En Chilpancingo, uno de los panes que no falta en las ofrendas es el conocido pan de muñeco con azúcar rosa.

Este pan se elabora en el estado. Es un pan que tiene la forma de una persona, con piernas, brazos y espolvoreado con azúcar de color rosa encima.

En la región de la Tierra Caliente existe una versión similar de este pan, lo único que cambia es que no lleva azúcar. Es un pan blanco con forma femenina y masculina.

De acuerdo con panaderos de Chilpancingo, este pan de mono o muñeco, es el pan más vendido en esta temporada de Día de Muertos y el más utilizado en los altares.

«Con los años, el origen de este pan de muñeco se ha ido perdiendo, muchos ya no conocen la historia o el origen, pero por tradición es uno de los que no puede faltar en los altares», comentó una vendedora de pan.

El pan de muñeco es el tradicional de Guerrero, su origen es desconocido, y solo se saben algunas cosas que pasan de boca en boca a través de los años.

Pan de muñeco en venta en el Mercado de Chilpancingo. Foto: Óscar Guerrero
El tradicional pan de muñeco guerrerense durante el séptimo festival del pan en Chilpancingo. Foto: Itzel Urieta

«Se dice que el muñeco representa la esencia de las persona que vienen y se dice que la azúcar es rosa por la sangre y otras versiones indican que era por la sangre de los sacrificados de la época prehispánica», comentó Gabriela Sánchez, de la panadería La Chilapeña.

En Guerrero, el pan de muñeco o mono es el que la mayoría ubica como pan de muerto, pero fuera del estado el pan de muerto es uno que aquí conocemos como amargosa.

La amargosa es un pan redondo, encima tienen pequeñas decoraciones que simulan ser huesos y al centro una bolita que se menciona es un cráneo.

De este pan se tiene más investigación y antecedentes documentados. Fray Diego de Durán, historiador y sacerdote en la época de la colonia, en su crónica sobre la ofrenda de Huitzilopochtli, menciona que la referencia más cercana al pan de muerto era el papalotlaxcalli, el cual era exclusivo de esta ceremonia y lo describe como una especie de tortilla en la cual se imprimía en la masa cruda un sello en forma de mariposa y una vez cocida se pintaba de múltiples colores.

La amargosa también es un pan popular en Guerrero. De acuerdo con un sondeo realizado por Amapola periodismo a distintas panaderías tradicionales de Chilpancingo, que venden sus productos en el VII Festival del Pan, los guerrerenses preferimos el pan de muñeco a la amargosa, esta última queda en un segundo lugar en ventas.

La cemita, a pesar de ser un pan tradicional y popular en la región Centro, en esta temporada es desbancado por el pan de muñeco y la amargosa.

Estos panes tradicionales son adaptados para un público más joven.

Por ejemplo, la amargosa tradicional sólo llevar azúcar encima. Panaderías como La Chilapeña, innovan en su realización.

Tienen una amargosa rellena de diferentes sabores como nutella y mermeladas.

«La gente mayor sí prefiere el pan tradicional y se lleva así las amargosas y los muñecos, pero los más jóvenes son quienes compran las amargosas rellenas».

Las panaderías conocen la importancia del pan para las ofrendas y tratan de mantener viva la tradición del pan artesanal, pero innovan sin ningún problema.


Te podría interesar:

Panaderías históricas en el Festival del Pan 2022

Leyendas del Panteón Central de Chilpancingo contadas por un enterrador

Texto y fotografía: José Miguel Sánchez

Chilpancingo

Desde correr a algunos borrachos, impedir la entrada a personas que van a recoger tierra de panteón hasta ver animas salir de las tumbas, la aparición de una niña vestida de blanco y ruidos extraños por las noches, son algunas de las anécdotas que cuenta Daniel García Reyna, trabajador del Panteón Central de Chilpancingo.

Daniel, desde hace 15 años, trabaja como albañil en el Panteón Central de Chilpancingo, cava tumbas y realiza los trabajos de albañilería que requieran las familias de un difunto.

Antes que él, fue su padre. Es un oficio generacional; sus tres hermanos se dedican a lo mismo, Daniel lo aprendió desde que tenía 12 años.
“Tal vez un poco más”, dice.

Fotografía: Oscar Guerrero

Recuerda que desde los siete años acompañaba a su padre al Panteón a verlo trabajar.
A lo largo de esos 15 años, David tiene mucho que contar. La primera anécdota que recuerda es cuando vio a una niña vestida de blanco jugando con una pelota en los andadores del Panteón.

“Una vez nos tocó trabajar ya de tarde y me mandaron por una herramienta, venía como a la mitad del panteón y volteo hacía un lado y vi que alguien pasó y era una niña de blanco que estaba jugando”, comentó Daniel.

La leyenda de la niña de blanco es una tradición en el Panteón de Chilpancingo, Daniel cuenta que es una historia muy contada por los demás trabajadores, pero hasta ese momento él nunca la había visto.

Otra de las leyendas que cuentan los veladores es de una persona que sale de su tumba, vestida de negro, camina y da rondines por los andadores del Panteón.

Trabajar como albañil en el panteón no es cosa fácil, Daniel indica que muchas veces se siente “un ambiente muy denso”.

“Luego estás trabajando y escuchas que viene alguien y cuando volteas no hay nadie, se siente como la presencia de alguien pero pues no es nada”.

En las noches también se vive otro ambiente. “Cuando toca guardia o velar en las noches y sale uno al baño o algún ruido se escucha, se siente el aire más pesado, más frío, caminas y sientes que te empujan o cosas así”.

A pesar de las experiencias, Daniel ya se acostumbró a ese tipo de emociones y muchas de ellas ya no le causan miedo.

Otra de las vivencias que tiene Daniel en su trabajo es la de tratar distintos tipos de personas y circunstancias.

“Una vez me tocó abrir aquí el panteón y de repente vi que allá del fondo se estaba acercando un señor, ya que lo vi me dijo que vino a ver a un familiar, que se emborrachó y se durmió en la tumba de su familiar”.

Además trata de evitar que se realicen rituales pero en muchas ocasiones es complicado y solo hallan restos de algunos animales muertos, huevos o incluso dinero.
Durante la ola más fuerte de la pandemia de Covid-19, en 2020, Daniel recuerda que fue una etapa de mucho trabajo, en un día se llegó a enterrar a cinco personas.

Aunque él nunca supo si estuvo infectado, recordó que hubo un momento en que perdió el gusto y el olfato, pero eso no fue impedimento para continuar con su labor.

En el Panteón Central hay cinco grupos de albañiles, cada grupo consta de entre tres y cinco integrantes que se reparten el trabajo de cavar y realizar las tumbas.

Daniel comentó que a pesar de ser un trabajo pesado y de riesgo, por todo lo que les toca ver, él sabe que es necesario que existan personas que lo realizan.

 

Panaderías históricas en el Festival del Pan 2022

Texto y fotografía: Itzel Urieta

30 de octubre del 2022

Chilpancingo

 

Desde hace más de 20 años en los hornos de la panadería La Hidrocálida se preparan diversos panes tradicionales de la región.

Yesi y Angélica Pacheco atienden el puesto de la Hidrocálida en la séptima edición del Festival del Pan.

Su papá es quién hace el pan con ayuda de sus yernos. De acuerdo con Angélica, su padre aprendió sobre el mundo de la panadería a los 12 años, por lo que lleva aproximadamente 50 años en este oficio.

Todo el negocio es familiar, Yesi y Angélica también apoyan. Hornean y hacen algunos adornos a los panes como la cemita. Los yernos también apoyan en el negocio.

En esta temporada de Día de Muertos, La Hidrocálida vende más el pan de mono con azúcar rosa, la amargosa y su especialidad, el espinazo del diablo.

El espinazo del diablo es un pan de la casa, con una receta especial que pocos conocen, el nombre se debe a que es una gran pieza de pan que asemeja la forma de un espinazo.

Además de La Hidrocálida, en la Feria del Pan 2022 se dieron cita 14 panaderías tradicionales de Chilpancingo.

Otra de las panaderías presentes es La Chilapeña, con 34 años en la elaboración y distribución del pan.

La Chilapeña se especializa en pan estilo Chilapa, porque los que iniciaron el negocio eran originarios de Chilapa, municipio conocido por su gastronomía y su pan tradicional.

Gabriela Sánchez contó que la tradición del pan de Chilapa es porque cuando llegaron los frailes a evangelizar la zona venía un sacerdote agustino que era chef y tenía conocimiento sobre pan.

De ahí surgió una mezcla de recetas entre las originarias y las traídas por los españoles y así nació el pan de Chilapa que conocemos hoy.

Lo que más se vende en esta temporada en La Chilapeña es el pan de muñeco con azúcar rosa, el pan de muerto tradicional redondo con huesitos encima y los camarones.

Otra panadería tradicional es la Panadería San Mateo, dirigida por Marcos Nava Damián. Desde 1980 deleitan a los chilpancingüeños con sus panes.

Panadería San Mateo también es una panadería familiar en la que los hijos, nueras y nietos ayudan en el negocio.

Hacen todo tipo de pan. En esta temporada venden más los monos de azúcar y las amargosas.

El Festival del Pan es un apoyo para las panaderías locales de la ciudad.

De acuerdo con Gabriela Sánchez, los dos años de la pandemia por Covid-19 afectaron sus ventas.

«Fuimos uno de los sectores más afectados por la pandemia, afortunadamente ya nos estamos recuperando poco a poco».

La festividad de Día de Muertos permite que las ventas en las panaderías locales se eleven.

Para las familias de la capital que acuden a comprar, el pan es fundamental para sus ofrendas.

«Es importante recordar a nuestros difuntos en estas fechas. La tradición nos dice que vienen los muertitos y se llevan cosas, una de esas cosas, es el pan que es más tradicional», comentó Margarita Nava Rodríguez, quien asistió al festival a comprar pan.

Chilpancingo, ahora con Morena, nuevamente en el ranking de los más violentos

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

20 de octubre del 2022

Chilpancingo

 

Chilpancingo, ciudad que ahora es gobernado por Morena, nuevamente ocupa los primeros lugares con mayores índices de violencia a nivel nacional, se informó este jueves durante la conferencia mañanera que ofrece el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fue la secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, quien dio a conocer un listado de los 16 municipios del país con el mayor número de homicidios durante el mes de septiembre.

Chilpancingo es uno de esos lugares, dice la SSPC.

Esta nueva realidad que dio a conocer oficialmente la federación se da en el contexto de varios hechos de violencia que se registraron en las calles de esta capital del estado.

Este miércoles, un grupo de individuos armados bajaron de un taxi y atacaron a balazos a integrantes de una familia que iban en una camioneta Nissan, tipo Estaquitas, en la colonia Las Antenas, atrás del Palacio de Gobierno.

En esta agresión murió un bebé de un año y su hermano de cinco años, la mamá y el papá resultaron heridos de bala.

Sobre este hecho, las autoridades detallaron que este miércoles alrededor de las seis y media de la tarde, recibieron el reporte que atrás del Palacio de Gobierno se registraba una balacera.


Elementos de la policía estatal, Ejército y Guardia Nacional llegaron al sitio y se percataron que afuera de un negocio de venta de arena en la colonia Las Torres había varias personas heridas de bala.

En el ataque armado murió un bebé de un año, resultó herido un menor de cinco años, una mujer y un hombre. Los cuatro son integrantes de una familia.
Poco después de estos hechos, la Secretaría de Seguridad Pública estatal activó el código rojo que es un protocolo para la búsqueda y detención de los responsables de un delito.

Sin embargo, la operación de las fuerzas de seguridad federal y estatal fueron infructuosas ya que hasta hoy jueves ninguno de los agresores ha sido detenido pese a que este hecho de violencia ocurrió a unas cuadras de la sede del Poder Ejecutivo estatal donde siempre hay presencia policiaca.

En los últimos dos días, la violencia en las calles de Chilpancingo aumentó con balaceras en las noches, asaltos a mano armada y secuestros.

Este martes en la madrugada, en la calle Andador 11 de Enero, en el mercado Juan Alarcón Hernández, de la colonia Alianza Popular, una mujer de 25 años de edad fue asesinada a balazos.

Los responsables de este feminicidio no han sido detenidos.

En las redes sociales, comerciantes han denunciado la serie de asaltos que sufrieron en sus establecimientos que tienen en el primer cuadro de la ciudad.

«Gracias Otilia por brindar seguridad; hoy llegué a mi negocio y los candados estaban rotos, me robaron», escribió uno de los comerciantes en su Facebook.

Cuando el denunciante escribe el nombre de Otilia, se refiere a la alcaldesa morenista de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez criticada por los empresarios por su incapacidad para poner en marcha un programa de seguridad eficaz.


Te podría interesar:

«Solo hay 112 policías», dice la alcaldesa sobre la violencia en Chilpancingo

Hallan tres personas asesinadas en un automóvil frente a Hospital de Chilpancingo

​Texto: Jesús Guerrero

Fotografia: Oscar Guerrero / Archivo

Chilpancingo

 

Tres hombres asesinados fueron hallados este martes poco antes del mediodía en el interior de un automóvil estacionado en la calle principal de la colonia Azteca, en el municipio de Eduardo Neri, pegado a la capital de Guerrero.

Fuentes extraoficiales dieron a conocer que los cadáveres de los tres hombres estaban en el interior de un automóvil marca Nissan, tipo Chevy, color blanco.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), policía estatal y Guardia Nacional llegaron al sitio para resguardar a los peritos forenses que realizaron las diligencias y traslado de las tres víctimas.

En el sitio fue hallado el vehículo con los tres cadáveres a unos metros de la carretera federal Chilpancingo-Zumpango de Neri, casi frente al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, al norte de esta capital del estado.

La ola de violencia en Chilpancingo y Eduardo Neri ha dejado un saldo de cuatro personas asesinadas.

Ayer lunes, en el interior de un billar de nombre Agus, ubicado en la calle Omiltemi, de la colonia Guerrero en Chilpancingo, hombres armados asesinaron a una mujer de nombre Lizeth «N», de entre 18 y 23 años.
Se informó que la víctima era la encargada del billar.

En ese billar, el pasado mes de agosto fue asesinado un joven de 24 años, hijo del investigador de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Serafín Núñez Ramos.

El billar fue clausurado pero la semana pasada, por órdenes del director de Gobernación del Ayuntamiento de Chilpancingo, se reabrió.

En este centro supuestamente deportivo se han registrado hechos de violencia desde el 2018 y funcionaba con toda normalidad.

 

Reparan calle de casi dos millones de pesos remodelada hace un mes

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

A un mes de que la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, inauguró la remodelación de un tramo de 200 metros de la calle 5 de Mayo que costó un millón 197 mil pesos, volvió a reabrirse por fallas en el drenaje.

A un mes, ese tramo de la calle 5 de Mayo fue reabierto, es decir, la parte remodelada tuvo que ser destruida porque hubo fallas en el drenaje y la obra comenzó a presentar hundimiento.

Sobre el tema Hernández Martínez dijo que si se realizó un estudio previo pero que no había indicios de algún problema con la red.

“Se realizaron todos los estudios, y en aquel entonces nada nos indicó que había un problema, pero es un tema general porque toda la red de drenaje del centro de la ciudad está colapsando», mencionó Hernández Martínez.

Por su parte, los trabajadores de la obra dijeron que ellos recién llegaron a reparar el tubo, el cual está aplastado, lo que impide la circulación del drenaje.

«Por esa razón toda la calle podría ser reabierta», mencionó uno de los trabajadores.

El pasado viernes, en su primer informe de labores, la alcaldesa mencionó que hay «una inversión histórica que asciende a más de 700 millones de pesos en este ejercicio fiscal para el tema de obra pública».

Entre los gastos realizados está el tramo de la calle 5 de Mayo.

 

La catedral de Chilpancingo, un homenaje a José María Morelos y Pavón

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Angie García/ Archivo 

Chilpancingo

 

En el centro de Chilpancingo hay dos torres blancas que sobresalen de los edificios y árboles más altos del primer cuadro de la ciudad, son las torres de la catedral Santa María de la Asunción,

En este lugar hace 202 años José María Morelos y Pavón llevó a cabo el Primer Congreso de Anáhuac, donde proclamó los Sentimientos de la Nación, que de acuerdo con historiadores fue el primer marco legal de México.

En la iglesia hay varios elementos históricos no religiosos que pasan inadvertidos.

Los elementos que se pueden observar son dos placas conmemorativas del centenario y bicentenario del Primer Congreso de Anáhuac, en las entradas los rostros tallados de José María Morelos y Pavón, Nicolás Bravo y Vicente Guerrero.

La gente camina todos los días y entra a la iglesia sin mirarlos ni poner atención; “No, si no me dices, ni cuenta me doy”, comenta una persona que camina frente a las puertas de la catedral, cuando se le pregunta si ya sabía quiénes estaban grabados en la entrada.

En la tesis titulada, Entre lo patriótico y lo religioso: la catedral de Santa María de la Asunción de Chilpancingo, Guerrero (1813-1977), de Deysi Cristina Hernández Hernández, se hace una cronología del inmueble.

Hernández Hernández relata en su tesis que durante la proclama de Los Sentimientos de la Nación la entonces parroquia estaba en muy malas condiciones, con techo de teja y las paredes en ruinas, a punto de colapsar.

Así permaneció hasta 1869, año en que por órdenes del obispo se invitó a los feligreses a reconstruir el templo. Las personas organizaban rifas y gestionaban donaciones para costear los gastos.

La construcción de la catedral que hoy conocemos duró muchos años. Un par de sismos y la falta de recursos impidieron el avance de la obra.

En 1913, en el centenario del Primer Congreso de Anáhuac, el Congreso local asumió los gastos de construcción y colocaron una placa que todavía está en la fachada, donde se lee: “En este templo se reunió el primer congreso constituyente mexicano el 13 de septiembre de 1813”.

A partir de entonces la iglesia comenzó a llenarse de símbolos patrios.

La Revolución Mexicana y la Guerra Cristera impidieron, de nuevo, el avance de la obra.

En 1949 se celebró un Congreso Eucarístico. De acuerdo con las normas católicas este evento se realiza cuando se inaugura un templo. La iglesia que hoy conocemos por fin estaba terminada.

En el contexto del 153 aniversario del Congreso de Anáhuac, el padre Humberto Osorio, quien era el encargado de la parroquia, gestionó ante el gobierno federal un busto de Morelos, el cual continúa en el jardín lateral.

En 1977 se colocaron las puertas que hoy vemos. En la principal se haya grabado José María Morelos, así como los escudos de México y Chilpancingo. En las entradas laterales, de lado derecho Vicente Guerrero y de lado izquierdo Nicolás Bravo.

Las puertas están hechas de madera y las realizó el escultor José Francisco Ramírez. De acuerdo con Hernández Hernández, los tres personajes y la manera en que están colocados tienen una razón de ser.

“La idea de colocar estos elementos tuvieron la función de recordar a la nación entera al cura José María Morelos y Pavón, razón por la que su efigie fue plasmada en la puerta principal del recinto religioso y, como sus dos brazos en las puertas laterales, a dos héroes, oriundos de la región, que dieron su apoyo incondicional al cura de Carácuaro: Nicolás Bravo y Vicente Guerrero”. Se lee en la tesis de la historiadora.

Dentro del templo también podemos ver elementos históricos combinados con los religiosos. Como en cualquier iglesia católica vemos representado en distintas imágenes las 15 estaciones del Vía Crucis de Jesús.

La primera es una imagen de Jesús condenado a muerte por los romanos y los fariseos, debajo, el primer artículo de los Sentimientos de la Nación; “Que la América es libre independiente”.

 

 

 

 

Salir de la versión móvil