Grupo armado libera a otro retenido por caso de página Escenario Calentano

Lo liberaron esta madrugada; estuvo retenido casi un mes


Texto: Amapola periodismo

Fotografía: Redes 

22 de enero del 2023

Chilpancingo

En la Tierra Caliente de Guerrero había más personas privadas de su libertad por el caso de la página de Facebook Escenario Calentano. Como José Alberto Benítez Santos, quien fue liberaron la madrugada de este domingo, después de casi un mes de cautiverio.

En un video difundido en las redes sociales, el propio Benítez Santos narró que a él lo privaron de su libertad el 25 de diciembre del 2022; unos hombres se lo llevaron de Arcelia, uno de los municipios de la Tierra Caliente.

Al igual que el caso de los tres comunicadores desaparecidos (dos de ellos ya fueron liberados), a Benítez Santos sus captores lo acusaron de administrar la página de Facebook Escenario Calentano.

“Me agarraron, me vendaron los ojos, no sé en qué lugar me tuvieron, y el motivo porque me agarraron porque yo era integrante de la página de Escenario Calentano; se hicieron las investigaciones y resultó que no tenía que ver en esa página”, expuso.

Además dejó claro que él no tiene nada que ver con el periodismo. “Quiero aclarar que yo no soy reportero, no soy periodista”, mencionó.

Sólo trabajó en el área de Comunicación Social en el Ayuntamiento de Arcelia, municipio de Tierra Caliente. Ahí, dijo, fue compañero con Fernando Moreno Villegas, uno de los tres comunicadores privados de su libertad, y uno de los dos liberados el 11 de enero pasado.

El lunes 9 de enero se supo de la privación ilegal de la libertad de dos supuestos administradores de la página de Facebook Escenario Calentano, Fernando Moreno Villegas y Alan García Aguilar, y del periodista asentado desde hace años en la Terra Caliente de Guerrero, Jesús Pintor Alegre.

Desde el 7 de enero estaba colgado un video en la misma página de Escenario Calentano donde aparecen Fernando y Alan en cautiverio: estaban encadenados. El primero de ellos dijo que su privación ilegal tenía que ver con los contenidos que habrá en la página.

En hechos distintos detuvieron a los administradores y al periodista en diciembre pasado. A Moreno Villegas el 25 y a Pintor Alegre el 27, precisaron después que los liberaron el 11 de enero por la noche.

De Aguilar García, quien en el video difundido en cautiverio asume que él creó la página, todavía se desconoce su paradero.

En la página de Facebook abunda contenido sin rigor periodístico donde señalan de manera recurrente a la Familia Michoacana, grupo criminal que presuntamente estaría detrás de estas privaciones ilegales.

“Hoy 22 de enero me dejaron en libertad aquí en la curva de Changata (municipio de Ajuchitlán del Progreso). Una persona de Arcelia me dio un raid”, narró Benítez Santos al ser liberado, después de 28 días de cautiverio, y de quien se desconocía su privación de libertad.

Cuando fue público la desaparición de los administradores y el periodista, las autoridades intervinieron. Es decir, varios, días después de su desaparición. Autoridades del gobierno estatal informaron que emplearon una operación de búsqueda y localización con Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal.

Después difundieron su liberación, pero el periodista y el comunicador informaron que en realidad fueron liberados por el grupo armado, y que los elementos policiacos sólo llegaron a tomarse foto cuando acudieron a las instituciones a rendir su declaración ministerial.

Así como nunca mencionaron de las desapariciones previas, las autoridades tampoco informaron del caso de Benítez Santos, quien también salió a denunciarlo por su cuenta.

Hasta el momento, el gobierno estatal tampoco ha informado si continúa con la búsqueda de Alan.


Te podría interesar:

Liberan a dos de los tres comunicadores desaparecidos en la Tierra Caliente

 

“Pensé que me iban a matar”, dice el periodista Jesús Pintor después de ser liberado

Texto: Amapola periodismo

Forografía: Especial 

Chilpancingo

 

Lo aventaron de una patada de la camioneta al suelo. No sabía qué hora era, el día, ni a dónde llegaron. Lo que sí sabía es que lo iban a asesinar, porque eso le dijeron antes de este viaje.

Jesús Pintor Alegre, uno de los tres comunicadores desaparecidos, estuvo cautivo 15 días. Eran alrededor de las once y media de la noche del miércoles 11 de enero cuando lo liberaron. Fue privado de su libertad la mañana del 27 de diciembre, cerca de las diez de la mañana. Caminaba por el zócalo de Ciudad Altamirano, había gente en las calles. Varias personas vieron el secuestro. Nadie reportó nada.

Cuando la camioneta paró, Pintor creyó que todo había acabado para él. Tan pronto como cayó al suelo, escuchó de nuevo el motor de la camioneta y que ésta se alejaba, hasta que dejó de oír el ruido del motor, se quitó la venda.

Cada día de su cautiverio lo hacían creer que lo iban a matar. Ahora que estaba sin vendas y en apariencia libre, todavía seguía el temor, más cuando volvió a escuchar ruidos.

–¿Hay alguien aquí?, –preguntó con miedo.

–Sí, soy yo, –escuchó y en medio de la oscuridad supo de inmediato que se trataba de Fernando Moreno Villegas, otro de los comunicadores en cautiverio. Entonces Pintor pensó que había librado la muerte.

-¿Y Alan? Se preguntaron con angustia. Alan García Aguilar es el tercer comunicador desaparecido.

-¡Alan! ¡Alan! ¡Alan! Gritaron para ubicarlo.

Hicieron una pequeña búsqueda a pesar de la debilidad de sus cuerpos y el aturdimiento que sentían después de tantos días cautivos.

Después llegaron tres de sus compañeros periodistas hasta el lugar donde fueron liberados. Los periodistas supieron que los liberaron porque les avisaron.

Los dejaron cerca del río Cuirio, de la comunidad de San Pedro, a unos cinco minutos de la cabecera municipal de Coyuca de Catalán. Los periodistas llevaron a sus compañeros a sus casas.

El jueves 12 de enero por la mañana circuló un video de la primera entrevista al periodista y el comunicador una vez liberados, hecha por los periodistas que fueron por ellos.

–Gracias a Dios se les sensibilizó el corazón y nos dejaron libres, gracias en verdad, –dice en esa primera entrevista Pintor.

Moreno aprovecha para aclarar que no es periodista. Es químico biólogo de profesión. También dice que él no hacia publicaciones en la página de Facebook Escenario Calentano. Reitera que Alan García fue el creador de la página, el administrador y quien alimentaba los contenidos, como lo dicen en el video. Se refiere al que apareció en la misma página Escenario Calentano, el lunes 9 de enero, en el que aparecen Moreno y Alan. Los muestran encadenados de pies y manos. Fue así como se supo de la desaparición de los tres comunicadores. Antes no se había hecho público en medios y tampoco por dichos.

A Moreno lo secuestraron desde el 25 de diciembre. “Unas personas me llegaron por atrás, me ataron a los ojos, no alcancé a ver quién, no vi nada, solamente me dijeron subes aquí, yo con los ojos vendados iba haciendo mi lucha para caminar. Nos llevaron a un lugar, desconozco a dónde”, dice en esa primera entrevista.

En la liberación y el apoyo a los comunicadores no figura la presencia de ninguna autoridad. De hecho, oficialmente, nunca dieron información sobre cómo ocurrió la desaparición de los tres, sin embargo, durante el jueves circularon fotos de policías y elementos de la Guardia Nacional con los dos comunicadores, como si hubieran participado en su liberación.

Del tercer comunicador desaparecido aún no se sabe nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Liberan a dos de los tres comunicadores desaparecidos en la Tierra Caliente

Texto: Amapola periodismo

Forografía: Redes 

Chilpancingo

 

Dos de los tres comunicadores que desde hace más de dos semanas fueron privados de su libertad, al parecer, por un grupo criminal en la Tierra Caliente de Guerrero, aparecieron con vida la madrugada de hoy. Se trata de Jesús Pintor Alegre y de Fernando Moreno Villegas, quienes, en un video difundido en redes donde ellos mismos hablan de su liberación, dijeron ignorar quiénes los tenían cautivos.

Alan García Aguilar, uno de los dos administradores de la página de Facebook Escenario Calentano, sigue desaparecido o retenido.

“No sé en qué ubicación (estaba retenido), tenía vendas y las manos esposadas y ahí había gente encapuchada que francamente no pude distinguir”, dijo Pintor Alegre en el video difundido en las redes sociales donde le hacen una entrevista junto a Moreno Villegas.

Pintor Alegre, quien ha laborado en varios medios de comunicación de Guerrero, dijo que las personas que lo tenían retenido se dieron cuenta que él no era administrador de Escenario Calentano. “Gracias a Dios se les sensibilizó el corazón y nos dejaron libres, gracias en verdad”, dijo.

Moreno Villegas dijo en su turno de la entrevista fue privado de su libertad el pasado 25 de diciembre y que él es químico parasitólogo de profesión, no periodista.

«El 25 de diciembre unas personas me llegaron por atrás, me ataron a los ojos, no alcancé a ver quién, no vi nada, solamente me dijeron subes aquí, yo con los ojos vendados iba haciendo mi lucha para caminar. Nos llevaron a un lugar, desconozco a dónde”, agregó.

Lo liberaron 17 días después.

Comentó que desconoce dónde está Alan García, a quien identificó como abogado de profesión.

“Desconocemos a dónde lo liberaron (García Aguilar)…esa vez que hicimos el video para la página Escenario Calentano con Alan, donde él menciona que él es el creador de la página, del contenido y donde yo también hago mención que soy parte de la página. Yo, hasta donde tengo entendido, nunca hice una publicación en la página de Escenario Calentano, él (García Aguilar) fue el creador, él lo dijo”, mencionó.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que Pintor Alegre y Moreno Villegas fueron liberados cerca del río Cuirio, en Coyuca de Catalán, y que se sigue con la búsqueda de García Aguilar.

En un video anterior colgado en Escenario Calentano, donde aparecen Fernando y Alan, el segundo fue quien dijo ser el creador de esta página de Facebook hace cinco años y es quien sigue desaparecido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Detienen a 11 presuntos responsables del ataque contra Ciro Gómez Leyva; investigan si pertenecen a algún cártel

Autoridades no descartan que se trate de presuntos integrantes de otra célula criminal ligada a algún cártel, pero que por ahora solo están identificados como una célula local que opera en la Ciudad de México y Estado de México. Esto, ante el hallazgo de gorras con iniciales del Cártel Jalisco Nueva Generación aseguradas en los cateos donde detuvieron a los presuntos agresores.


Texto: Animal Político

Fotografía: Fotograma

11 de enero del 2022

 

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que se detuvieron a 11 personas por la agresión en contra del periodista Ciro Gómez Leyva; los detenidos estarían relacionadas con la autoría material de la agresión.

El secretario de Seguridad, Omar García Harfuch, indicó que las personas aprehendidas formarían parte de una célula criminal, liderada por  Pool Pedro “N”., la cual está dedicada a llevar a cabo homicidios, extorsiones a comerciantes y narcomenudeo.

El funcionario no descarta que se trate de presuntos integrantes de otra célula criminal ligada a algún cártel, pero que por ahora solo están identificados como una célula local que opera en la Ciudad de México y Estado de México. Esto, ante el hallazgo de gorras con iniciales del Cártel Jalisco Nueva Generación aseguradas en los cateos donde detuvieron a los presuntos agresores.

Pedro “N” fue quien presuntamente coordinó y participó en la agresión directa al periodista, señaló.

En conferencia de prensa, García Harfuch indicó que desde el 6 de diciembre los agresores vigilaron las instalaciones de Grupo Imagen, donde labora el periodista, y detalló las rutas que siguieron los automóviles y motocicleta involucrados en el ataque.

La fiscal Ernestina Godoy indicó que las personas detenidas serán presentadas ante el juez de control por los delitos en fragancia y a la par será preparada la investigación por homicidio en grado de tentativa contra el periodista.

Sheinbaum indicó que no se puede especular con causas o motivos de la agresión, porque éstas se determinarán con la investigación.

La detención se realizó tras el cateo de 12 inmuebles ubicados en las alcaldías de Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztacalco e Iztapalapa.

La titular de la Fiscalía detalló que durante los cateos se aseguraron siete armas cortas, cuatro largas, dos granadas de fragmentación, cartuchos, mil dosis de droga, ocho vehículos, cinco motos, documentación diversa y animales exóticos.

Por la mañana, la jefa de gobierna informó que la madrugada de este miércoles la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México realizaron los cateos de forma simultaneas, logrando la aprehensión de las personas.

La mandataria reiteró que en no habrá impunidad por el hecho.

Ataque al periodista Ciro Gómez Leyva

El 15 de diciembre, la camioneta donde viajaba el periodista Ciro Gómez Leyva fue atacada a balazos, cerca de su domicilio en la colonia Florida, al sur de la Ciudad de México.

“Alguien, a juzgar por lo que ocurrió, por lo que me dijo la autoridad, el Ministerio Público, los peritos, me quiso matar anoche”, dijo entonces Gómez Leyva.

Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana capitalina, reconoció que el ataque contra el periodista fue directo y concretamente para atentar contra su vida.

Dos semanas después, autoridades capitalinas informaron que ya había algunos avances en la investigación, aunque omitieron hablar sobre detenciones en el caso.

Indicaron que se tenían identificados a más vehículos implicados en el ataque, y que han ubicado a los presuntos autores materiales.

México cerró el 2022 acumulando el 20% de los asesinatos de periodistas en el mundo durante el año pasado, de acuerdo con el informe de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Aunque durante el año asesinaron a 13 periodistas en el país, el reporte señala 11 casos por estar directamente vinculados con su profesión.

El informe destaca a México como el país que no está en guerra más peligroso para el ejercicio del periodismo.

 

Condenan agresión a fotorreporteros de Chilpancingo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografia: Comunicado del SNRP

Chilpancingo

Integrantes de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) condenaron las amenazas que sufrieron el pasado Jéssica Torres y Óscar Guerrero Ramírez del portal de noticias Amapola Periodismo, por parte de un guardaespaldas de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.

El domingo 20 de noviembre, Amapola publicó que personal de la dirección de Comunicación Social que dirige René Posselt y policías vestidos de civil que brindan seguridad a Salgado obligaron a los periodistas que cubrían el desfile con motivo del 112 aniversario de la Revolución Mexicana a meterse a un «corral» de vallas metálicas.

Cuando concluyó el desfile, la fotorreportera Jéssica Torres y Guerrero Ramírez empezaron a tomar gráficas de como los trabajadores de la DGCS y los guardaespaldas de la mandataria estatal impedían que los reporteros salieran del «corral» metálico.

Eso molestó a un guardaespaldas que con ira amenazó a Guerrero Ramírez, a quien le advirtió que si publicaba la fotografía no se hacía responsable de lo que le pudiera pasar.

Jéssica Torres reclamó el proceder al guardaespaldas quien en vez de calmarse también la amenazó.

«Donde salga la foto publicada sobre mí, me voy a ir contra ti también, si les pasa algo no voy hacer responsable de lo que les pase», reiteró el guardaespaldas.

Salgado Pineda se percató del incidente porque Jéssica Torres a gritos pidió ayuda a la gobernadora, quien sólo contestó que ese sujeto no formaba parte de su equipo de seguridad pero que el asunto se investigaría.

Hasta el momento, el gobierno del estado no ha dado a conocer si ese individuo es o no guardaespaldas de la mandataria estatal.

En un comunicado, el SNRP responsabilizó al elemento de seguridad de lo que le pudiera ocurrir en su integridad física a los dos fotorreporteros.

«Exigimos al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y a la gobernadora y a todos los miembros de los gobiernos municipales, el irrestricto respeto al libre ejercicio periodístico de los trabajadores de los medios de comunicación», dice esta agrupación de trabajadores de medios.

Agentes de seguridad encierran en “corral” y amenazan a reporteros en evento de gobernadora

Texto: Jesús Guerrero

Chilpancingo

 

Agentes de seguridad amenazaron y encerraron en un “corral” con vallas metálicas a los fotorreporteros y reporteros que fueron a cubrir el desfile cívico militar por el 112 aniversario de la Revolución Mexicana que presidió este domingo aquí en Chilpancingo la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.

“No somos animales para que nos encierren en un corral”, le reclamó a Salgado Pineda el reportero del portal Bajo Palabra, Juan Blanco.

La mandataria estatal no contestó porque al parecer no escuchó el reproche del reportero.

Desde que llegó Salgado Pineda al evento oficial, empleados de la Dirección de Comunicación Social y agentes de seguridad les exigieron a los periodistas que se metieran al “corral” de vallas metálicas.

La mayoría de los trabajadores de los medios de comunicación obedecieron la orden y desde ahí, encerrados, realizaron su trabajo.

Concluyó al desfile y los agentes de seguridad no abrían las vallas pese a que los periodistas les pedían que lo hicieran porque querían realizar entrevistas y otros tomar sus gráficas.

Varios reporteros empezaron a brincarse del “corral”.

Pero uno de los guardaespaldas amenazó al fotorreportero Óscar Guerrero, del portal Amapola periodismo cuando le tomó una fotografía justo en el momento en el que el policía impedía que los demás trabajadores de los medios de comunicación se salieran del corral.

“Si sale esa foto, vas a ver!, le advirtió el guardaespaldas a Guerrero Ramírez.

Luego la fotorreportera de El Sur, Jessica Torres, le pidió una explicación de su proceder al agente de seguridad quien en vez tranquilizarse también la amenazó.

Cuando la gobernadora ya se había bajado del templete, varios reporteros la abordaron.

Jessica le dijo a Salgado Pineda que estaban siendo agredidos por sus guardaespaldas.

“No ese no es mi guardaespaldas, se va a investigar”, contestó Salgado Pineda quien era rodeada por sus agentes de seguridad.

Después la mandataria estatal se marchó acompañada por sus guardaespaldas.

Se dijo que el agente vestido de civil es guardaespaldas agresor de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, pero su vocero de nombre Russel, rechazó esa versión.

Desde hace varios meses personal de Comunicación Social que dirige René Posselt y policías estatales vestidos de civil obligan a los reporteros a que se metan en un “corral” cuando realizan las coberturas informativas de Salgado Pineda.

A los periodistas se les impide que una vez que concluya el acto se le acerquen a la mandataria estatal para entrevistarla o tomarla fotografías.

Durante el tiempo que dura el evento oficial, los trabajadores de la DGCS y los agentes de seguridad tienen la orden de no dejar que los periodistas salgan del “corral” ni para hacer de sus necesidades fisiológicas.

En esta semana también fue agredida la reportera de El Sur, María Avilés Rodríguez quien cuando realizaba la cobertura de una marcha en esta ciudad, un trabajador del Colegio de Bachilleres del plantel 1, le tomó fotografías y videos.

Cuando Avilés le reclamó al empleado estatal porque hacía eso éste le dijo que “porque estaba bonita”.

Las y los reporteros realizaron una protesta para exigir una sanción al trabajador que acosó sexualmente a la reportera.

 

 

Protestan reporteras de Chilpancingo contra el acoso sexual

Texto: Beatriz García

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilapancingo 

 

Reporteras de Chilpancingo protestaron en el interior de las oficinas del Colegio de Bachilleres (Cobach) para exigir cese al acoso sexual en la institución, luego de que un trabajador del Plantel 1 Chilpancingo acosara sexualmente a una periodista mientras realizaba su trabajo.

Ayer miércoles la reportera del periódico El Sur, María Avilés Rodriguez, cubría la marcha de Trabajadores de la Dirección de Educación Especial, cuando se percató que un hombre externo a la protesta la fotografiaba por la parte de atrás.

La reportera lo encaró para decirle que eso era acoso sexual y él argumentó que era abogado y que no estaba incurriendo en un delito.

Dos reporteros auxiliaron a su colega para que el hombre borrara el video.

El hombre fue identificado como Antonio Campos Santana, trabajador del plantel 1 Chilpancingo del Cobach y de acuerdo con comentarios vía Facebook no es la primera vez que el hombre es acusado de acoso sexual, sobre todo en el plantel que labora.

Este jueves, reporteras de Chilpancingo se unieron para protestar en contra del acoso sexual que sufrió su compañera.

Las colegas ingresaron a las instalaciones del Cobach, y fuera de la oficina del director general, Jesús Villanueva Vega, lanzaron consignas.

“¡Reporteras unidas jamás serán vencidas!”, “¡No estás sola, no estás sola!”, gritaron las reporteras.

En declaraciones a los reporteros, María Avilés Rodríguez, manifestó que hizo pública la denuncia ante el riesgo inminente en el que se encuentran las alumnas dentro del plantel que labora Antonio Campos.

Dijo que ninguna niña y mujer debe pasar por un acoso sexual como el que ella sufrió y por eso era necesario que las autoridades del Cobach revisaran qué tipo de personal tiene la institución.

La reportera dijo que la denuncia la hizo en la red social de Facebook, pero lamentó que usuarios la estigmatizaran, como sucede con las miles de mujeres que a diario denuncian sufrir acoso.

Maria Avilés no procederá legalmente porque considera que es un proceso largo y desgastante, pero que era importante hacerlo público.

La reportera Alina Navarrete Fernández, a nombre de sus compañeras en respaldo a María Avilés, leyó un posicionamiento dirigido a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, a la secretaria de la Mujer Violeta Pino Girón y al director general del Cobach.

“Mujeres periodistas suscribimos este pronunciamiento en contra del acoso sexual con el que se lidia diariamente, nosotras y muchas otras en distintos espacios, vulnerando nuestro derecho a una vida libre de violencia”, señala el posicionamiento de las reporteras.

A las reporteras les preocupa que no es la primera vez que su compañera es víctima de agresiones mientras ejerce su oficio periodístico por parte de distintos actores políticos y sociales.

El acoso sexual en espacios públicos, destaca el posicionamiento, es un problema social gravísimo, normalizado en el patriarcado que justifica al agresor, y siempre se responsabiliza a la agraviada de ser la culpable de esa conducta.

Las reporteras señalaron que compete al Estado atender, sancionar y erradicar esta conducta que ocurre con frecuencia en el trabajo, en la escuela y en la calle.

Exigieron a la gobernadora que al menos implemente una estrategia profunda y de amplia difusión en los medios de comunicación para generar el cambio cultural que se necesita para garantizar los derechos como mujeres e integrantes del gremio periodístico.

Como mujeres periodistas condenaron este hecho que sufrió su colega.

Dijeron que no aceptarán que se culpe a las víctimas y se justifique a los agresores, mucho menos que continúen normalizadas estas conductas machistas.

En el momento que las reporteras se retiraron del lugar salió el director general del Cobacha solamente para decir que condenaba el hecho, que se estaba investigando y que “muy pronto” se implementará un protocolo de prevención de conductas de acoso sexual escolar en el Cobach.

Hay que ser valiente para ser periodista, coinciden reporteros en el 84 aniversario del SNRP

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero 

Chilpancingo

 

En un conversatorio realizado en las instalaciones de la Delegación XVII del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) periodistas del estado expusieron la falta de seguridad para ejercer el periodismo y las malas condiciones laborales en que se desempeña esta labor.

El conversatorio se realizó como parte del 84 aniversario del SNRP y participaron los periodistas Jesús Guerrero, Zacarías Cervantes, Sergio Ocampo, Ricardo Infante Padilla y Karina Tejada, ésta última apadrinó la exposición fotográficas Mirada colectiva.

“Hay que ser valiente para ser periodista y criticar a este gobierno”, mencionó durante su participación Infante Padilla, periodista que fue corresponsal de guerra en Nicaragua durante la revolución sandinista en los años ochenta.

Infante Padilla mencionó el riesgo que hay en la prensa por criticar al actual gobierno federal y estatal debido a que “se crearon fanáticos que no aceptan lo que está mal”.

También hablaron de su experiencia en el periodismo y los retos que hay en la actualidad en la labor.

Situaciones como ser críticos al gobierno en turno divide las opiniones y la sociedad cataloga a los medios y periodistas como reaccionarios, “cuando la realidad es que desde siempre hemos caminado en la izquierda, mucho más que aquellos que nos critican”, dijo Infante Padilla.

Por su parte, Jesús Guerrero, fundador de Amapola. Periodismo transgresor y corresponsal del diario Reforma habló sobre la situación actual de los periodistas y el control que hay desde el gobierno del estado para impedir que la gobernadora sea entrevistada.

“Nos meten a un corral, incluso en espacios públicos limitando nuestro trabajo como reporteros”, mencionó.

Sergio Ocampo, fundador de Radio Universidad y corresponsal de La Jornada, habló sobre la importancia de legislar una ley de comunicación social para garantizar que el dinero oficial que ingresa a los medios de comunicación sea transparente y utilizado en mejorar las condiciones laborales de los periodistas; darles seguridad social, vivienda y mejores salarios.

El secretario general del SNRP, Luis Blancas, declaró que dicha conmemoración es para reflexionar sobre la situación de la prensa en Guerrero.

Destacó el llamado a las autoridades a garantizar el trabajo y la seguridad de los periodistas, a las organizaciones sociales les pidió respetar a los periodistas en su expresión y que ayuden en su protección.

Además del conversatorio se realizó una exposición fotográfica titulada Mirada colectiva, donde exhibieron más de 20 fotografías sobre temas de pobreza, violencia, manifestaciones y agresiones a periodistas en Guerrero. En esa exposición participaron fotoperiodistas de Chilpancingo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

​Aparece reportero de Guerrero

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Redes

Chilpancingo

 

El reportero de un portal de noticias de Taxco de Alarcón, Jorge Chew Cervantes, quien estaba reportado como desaparecido, fue localizado con vida este domingo en la madrugada.

A través de su cuanta personal de facebook, el periodista que cubre la nota roja escribió: «ya hoy estoy en mi casa».

De acuerdo con las versiones disponibles, Chew Cervantes habría llegado a su domicilio la madrugada de este domingo a bordo de un taxi.

En una breve entrevista, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, confirmó que Chew Cervantes ya estaba en su casa.

Cervantes escribió que le agradecía a la mandataria estatal su apoyo así como a las corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno.

Chew Cervantes desapareció este viernes alrededor de las siete de la noche, cuando fue a una cobertura relacionada con un presunto enfrentamiento entre grupos del crimen organizado en el barrio de El Campanario, en Taxco.

Después de que se difundió en las redes sociales la desaparición del reportero de nota roja de Taxco, este sábado, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas difundieron fichas técnicas de búsqueda.

La policía estatal y fuerzas federales buscaron al periodista en los municipios de Taxco y Tetipac.

El 25 de abril del 2016, el periodista Francisco Pacheco Beltrán fue asesinado a balazos cuando salía de su casa, en Taxco.

Pacheco Beltrán laboraba en los medios Sol de Acapulco y era corresponsal de un noticiero de radio en Chilpancingo.

Taxco al igual que Iguala, en la zona Norte del estado, son dos municipios de zonas de silencio para la actividad periodística debido a las amenazas a reporteros de parte de dos grupos del crimen organizada que articulados con grupos económicos y políticos se disputan el control de la zona.

Desde el 2019, al menos ocho periodistas de Iguala están desplazados y bajo la protección del Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación.

 

Exigen justicia y seguridad durante el sepelio del periodista asesinado

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

Durante el sepelio del periodista Fredid Román Román, asesinado el pasado lunes en Chilpancingo, familiares exigieron justicia y seguridad para ellos.

El sepelio se realizó en Buenavista de la Salud, del municipio capitalino, lugar donde residió Román Román y donde sus familiares se pronunciaron para exigir que el crimen no quede impune.

«Lo único que quiero es justicia, pueden decir muchas cosas, pueden hablar muchas cosas, pero solo Dios tiene la verdad», mencionó su familiar durante el sepelio.

Román Román fue velado en la comunidad de Buenavista de la Salud, municipio de Chilpancingo, con mucha seguridad policiaca en el entorno.

«El (Román Román) siempre fue un hombre muy inteligente, por eso lo admiramos, pero unos cobardes nos lo quitaron, quisieron callarlo», mencionó entre llantos el familiar.

Tras el homicidio del comunicador en Chilpancingo, a unos pasos de la zona militar, la familia decidió trasladar el cuerpo a su lugar de residencia, a pesar de que es una localidad en donde de manera frecuente se registran enfrentamientos entre hombres armados de dos grupos del crimen organizado que se pelean el control del territorio.

Por el crimen de Román Román y la situación de violencia que se vive en el valle de El Ocotito, y específicamente en Buenavista, la familia dijo temer por su seguridad.

«Si tememos, tememos mucho por la seguridad de la familia porque la cosas no están bien, pero hay un Dios y yo lo único que pido es justicia».

Acerca de que el periodista temía por su vida, sus familiares dijeron que siempre fue muy reservado en su vida laboral, por lo que nunca les mencionó si estaba amenazado o en peligro.

La casa de Román Román, fundador del semanario La Realidad, se ubica a dos cuadras de la base de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), sobre la carretera federal México-Acapulco, a menos de cinco minutos de El Ocotito.

Durante el sepelio del periodista se observaron varias unidades de la policía estatal y de la Guardia Nacional (GN).

La mañana de hoy, en la comandancia de la Policía Comunitaria de El Ocotito, se realizó una conferencia de prensa convocada por integrantes de la UPOEG.

Ahí, el comandante José Deivy Barrientos Salazar deslindó a la UPOEG del asesinato y acusó a un hijo y un sobrino del periodista de pertenecer al grupo del crimen organizado Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

 

Te puede interesar: Jesús Murillo Karam es vinculado a proceso por los delitos de tortura, desaparición forzada y contra la administración de justicia

Familiares del periodista Fredid Román exigen justicia

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Buenavista de la Salud

 

Familiares del periodista Fredid Román Román, asesinado a balazos el día de ayer en Chilpancingo, exigieron a las autoridades justicia y que les brinde medidas de seguridad.

Un familiar de Román Román, quién pidió se omitiera su nombre, habló de la falta de seguridad en esta comunidad a 30 minutos de Chilpancingo.

«El único mensaje que le puedo dar y le puedo pedir a las autoridades es que se haga justicia, que lo que le pasó a Román Román no quedé impune».

Román Román era originario de Oxtotitlán, municipio de Teloloapan, en la zona Norte del estado, pero vivía en Buenavista de la Salud, en la zona rural de Chilpancingo, una población asediada por la violencia.

Sobre el tema de la seguridad, el familiar de Román Román mencionó que desde enero pasado se vive un situación grave en torno a la inseguridad.

«Toda la población está atemorizada, ya uno no puede salir, aquí la gente no tiene vida porque están en sus casas con el temor de que suceda algún ataque u otra cosa», afirmó.

El familiar también dijo que la estrategia de seguridad en la zona está mal enfocada.

«Todos los policías están en El Ocotito, se planea hacer el cuartel de policías en El Ocotito, pero los ataques y la violencia son aquí en Buenavista», dijo.

El hijo de Román Román fue asesinado el 1 de julio en la localidad de Ocotito y era distribuidor de pollo en la zona.

Durante el mes de julio fueron asesinadas personas dedicadas a esa actividad, derivado de un conflicto entre integrantes de grupos del crimen organizado.

«Vivir en este pueblo no es vivir, vivir con miedo no se le puede llamar vivir», expuso el familiar del fundador del diario La Realidad.

Una de las líneas de investigación acerca del asesinato de Román Román será la de la actividad de su hijo, informó está tarde el vicefiscal de Investigación, Ramón Celaya Gamboa.

El cuerpo de Román Román es velado en esta comunidad y el día de mañana será sepultado.

Se observó en los alrededores de la casa donde es velado el cadáver del periodista dos patrullas de la policía estatal.

También elementos del Ejército recorrieron por las calles de la localidad.

«Lo único que pido al gobierno es de que se haga justicia y que esto no quede impune» , dijo el familiar del periodista.

Contó que desde que en esa zona aumentó la violencia, Román Román no manejaba su automóvil por la carretera libre Chilpancingo-Acapulco sino por la Autopista del Sol.

«Viajaba cada semana a Chilpancingo, no sé porque le pasó esto, era una persona buena», externó el familiar.

Al inicio de este 2022, un grupo armado atacó a balazos la comandancia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), en Buenavista de la Salud, con un saldo de cuatro policías comunitarios asesinados, entre ellos su comandante, el profesor Mario Zamora.

Desde entonces, la violencia en esta zona conocida como el Valle del Ocotito está imparable a pesar de la presencia de las fuerzas federales y estatales.

Román Román vivía precisamente a menos de dos cuadras de la comandancia de la UPOEG.

 

Te puede interesar: Asesinan a balazos a periodista en Guerrero

FGE abre líneas de investigación para esclarecer asesinato de periodista en Guerrero

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Óscar Guerrero

23 de agosto de 2022

Chilpancingo

 

 

El vicefiscal de Investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), Ramón Celaya Gamboa, aseguró a un grupo de periodistas que se siguen varias líneas de investigación para esclarecer el asesinato de Fredid Román Román, una de ellas relacionadas con su profesión.

Los periodistas fueron atendidos por Celaya Gamboa en las instalaciones de la FGE después de que realizaron una marcha que partió de la plaza Libertad de Expresión, en el centro de Chilpancingo a la Fiscalía.

El grupo de medio centenar de comunicadores arribaron a las oficinas de la FGE en donde realizaron un mitin para exigir el esclarecimiento del crimen y castigo a los asesinos de Román Román, quien era fundador y director del diario La Realidad y autor de una columna que publicaba en las redes sociales y en el periódico impreso Vértice, de esta ciudad.

Su última columna se publicó en las redes sociales y en Vértice, este martes.

En esta última entrega, el periodista de 58 años, escribe sobre el caso Ayotzinapa y la detención del ex Procurador General de la República (PGR) Jesús Murillo Karam.

La protesta del grupo de reporteros comenzó a las 12 del día con un mitin en la plaza Libertad de Expresión, en el centro de Chilpancingo, donde los reporteros decidieron marchar a las instalaciones de la FGE, ubicadas al sur de la ciudad.

En la FGE, los reporteros fueron atendidos por el visefiscal Ramón Celaya Gamboa; el fiscal especial para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, Roberto Mermejo Zapata, y el director de gobernación, Francisco Rodríguez.

Durante la audiencia, Celaya Gamboa informó acerca de dos líneas de investigación.

Dijo que no descartan ninguna, entre ellas, el negocio de venta de pollos del hijo de Román Román, asesinado en la comunidad de El Ocotito, del municipio de Chilpancingo, el pasado 1 de julio.

Esa fecha, un grupo armado asesinó a balazos a tres distribuidores de pollos, dos en el mercado central Baltasar R. Leyva Mancilla, en Chilpancingo, y al hijo de Román Román, en El Ocotito.

«Cabe aclarar que esas no son hipótesis ni conclusiones, son líneas de investigación que tendrán que comprobarse, cada una, a través de investigaciones periciales», dijo Celaya Gamboa.

Adelantó que si la línea de investigación sobre su actividad periodística es positiva el caso será atraído por la Fiscalía Especial de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos humanos.

«Es una línea de investigación (por su actividad periodística) que tendrá que agotarse, no está confirmada».

La única certeza que tienen es que fue un ataque directo contra Román Román pero dijo que no descartan un ataque «de la delincuencia organizada o delincuencia común».

De acuerdo con Celaya Gamboa, Román Román nunca manifestó sentirse amenazado o en peligro.

Agregó que ya tienen en la investigación testimonios y videos acerca del asesinato.

Por su parte, la delegación XVII del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), con sede en Chilpancingo, emitió un comunicado para condenar el asesinato de Román Román.

«Como organización gremial de trabajadores de medios de comunicación, exigimos al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, a la Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía General del Estado (FGE) realicen una investigación exhaustiva para esclarecer este oprobioso crimen que enluta al gremio periodístico, que encuentren a los responsables materiales e intelectuales y sean juzgados para que se aplique la ley», se lee en el pronunciamiento del SNRP.

Román Román quien era originario de la comunidad de Oxtotitlán, del municipio de Teloloapan, fue director del periódico Expresión Popular, un medio de tinte oficial. El dueño de este medio fue diputado local del PRI en la década de los noventas.

También fue jefe de información del desaparecido diario Palabra, cuyo propietario era el empresario Pioquinto Damián Huato, otro medio apegado al poder.

En 1996, fungió como subdirector de Comunicación Social del gobierno estatal durante la administración de Ángel Aguirre Rivero y en un tiempo fue jefe de prensa del PRI estatal.

Román Román fue autor del libro Crónicas de un gobierno democrático y popular en donde escribe sobre las acciones de gobierno de Aguirre Rivero.

Con el homicidio de Román Román suman 15 periodistas asesinados en México en lo que va del 2022.

Salir de la versión móvil