Después de sismo, se desata lluvia en la capital

Texto y fotografía: José Miguel Sánchez

19 de septiembre del 2022

Chilpancingo

 

Después del sismo de 7.7 grados registrado esta tarde en el centro del país lluvias intensas desbordaron barrancas y derribaron árboles en Chilpancingo, de acuerdo con el reporte del Secretaría de Protección Civil (SPC).

Un lluvia intensa registrada esta tarde en Chilpancingo afectó a varias colonias del poniente de la capital y derribo un árbol en la calle Abasolo en centro de la ciudad.

De acuerdo con los reportes del Heroico Cuerpo de Bomberos de Chilpancingo, en las colonias 4 abril, Eduardo Neri y Tequimil, al poniente de la capital, hubo desbordamiento de barrancas debido a la gran cantidad de agua que corrió por las fuertes lluvias.

Por el desbordamiento de las barrancas y la gran cantidad de agua se bloqueo el acceso a dichas colonias. No se registraron víctimas, solo algunos daños materiales por inundación.

En la calle Recursos Hidráulicos, a un costado de Palacio de Gobierno, el agua inundó parte del estacionamiento de una tienda comercial y la corriente arrastró 10 motocicletas que estaban estacionadas.

En la calle Abasolo, en el centro de la ciudad, un árbol cayó por las fuertes lluvias.

Protección Civil informó que se tomen precauciones por el crecimiento del Río Huacapa.

La alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez informó que hasta el momento no hay víctimas.

La lluvia comenzó a las 3:30 de la tarde y duró hora y media aproximadamente, posteriormente se detuvo y hasta el momento solo se perciben lluvias de baja intensidad.

La lluvia se sucitó horas después de que un sismo de 7.7 grados se registró en el estado de Michoacán y que afectó a estados del centro y sur del país.

La SPC informó que las lluvia continuarán durante la noche de hoy y la madrugada debido a un canal de baja presión frente a las costas de Tamaulipas y Veracruz.

El pasado fin de semana, debido al Huracán Lester, que tocó tierra en las costas de Guerrero, hubo afectaciones y daños materiales por inundación en el municipio de Tixtla, Chilpancingo y Tlapa.

Inunda Lester más de 700 viviendas en Guerrero

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Óscar Guerrero

18 de septiembre del 2022

Chilpancingo

 

El paso de la tormenta tropical Lester en Guerrero dejó hasta el momento 777 viviendas inundadas, 17 derrumbes en carreteras, caída de árboles y poblados incomunicados, informó la Secretaría de Protección Civil (SPC).

Los daños más severos por las lluvias que cayeron desde este viernes en la tarde fueron en el municipio de Coyuca de Benítez, en donde 706 casas se inundaron.

La SPC informó este recuento de daños en 17 municipios de Guerrero en forma preliminar.

El segundo municipio afectado por Lester es Tixtla. En este pequeño municipio pegado a la capital, 22 viviendas resultaron inundadas, además de daños en las parcelas de los productos básicos que siembran los campesinos.

En Tixtla hubo inundaciones desde el viernes en la noche por los desbordamientos de los arroyos Coacuilpa, Xaltipan, Coxtlapa y Tezahuapa.

Mientras los mismos ciudadanos daban cuenta de lo que ocurría a través de las redes sociales, por la misma vía denunciaron al alcalde morenista Antonio Moisés González Cabañas por la falta de limpieza en las barrancas.

Desde este viernes como consecuencia de las intensas lluvias, la Laguna Negra, está a su máxima capacidad.

«No queremos vivir otra tragedia como la del 2013 con la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid que cientos de casas se inundaron y miles de familias resultaron damnificadas», dijo uno de los ciudadanos del barrio de El Santuario.

La ciudadanía señaló que desde la anterior administración que encabezó la perredista Erika Alcaraz Sosa, no se ha realizado el desazolve de arroyos y barrancas que cruzan esta localidad, ubicada a 25 minutos de Chilpancingo.

La SPC informó que en Tixtla se habilitó un refugio temporal en el Auditorio Municipal, en donde solamente ocho personas se instalaron.

Otras personas afectadas prefirieron refugiarse de manera temporal con algún familiar.

En Chilpancingo, otro municipio afectado por Lester, 21 casas se inundaron, tres de las cuales resultaron colapsadas.

También se registraron tres derrumbes en carreteras además de tres personas lesionadas; sólo una fue hospitalizada.

En la región Montaña, comunidades del municipio de Acatepec quedaron incomunicadas debido a un corte que sufrió la carretera de Escalerilla Laguna-Tecuitlapa.

Roberto Arroyo Matus, titular de la SPC, afirmó que se prevé que en las próximas horas haya más lluvias pero en forma ligera por el remanente que está dejando la tormenta tropical Lester.

Profepa decomisó aves en situación de riesgo en Acapulco

Texto: Itzel Urieta 

Fotografía: Profepa

14 de septiembre del 2022

Chilpancingo 

 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) decomisó 11 aves en riesgo y protegidas por la NOM – 059 en una vivienda del puerto de Acapulco.

Tras una denuncia ciudadana por comercio de fauna protegida, Profepa acudió a revisar un domicilio particular en el barrio Pozo de la Nación donde halló 11 aves resguardadas de manera ilegal por un particular, de quién se omitió el nombre.

A través de un comunicado, la Profepa informó que las aves halladas fueron 11 ejemplares de psitácidos, entre los cuales, están un loro yucateco, cuatro pericos frentinaranja, una cotorra frente blanca, un perico mejilla amarilla, un loro cabeza amarilla y tres cotorras guayaberas.

«Los inspectores en materia de vida silvestre visitaron el domicilio, luego de que el denunciante se quejó por presunta venta ilegal de aves y ruido en un inmueble del centro porteño», se lee en el comunicado de Profepa.

Todas esas especias están protegidas por la NOM-059 por lo que su comercio y resguardo son ilegales si no hay un permiso otorgado por Profepa.

Las aves fueron entregadas de manera temporal a una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) para su resguardo, aunque no se informó en que unidad se resguardaron.

El decomiso se realizó porque no se comprobó la procedencia legal de los ejemplares.

Las aves decomisadas figuran en la categoría de protección en la NOM- 059 de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Además, la Ley General de Vida Silvestre prohíbe que todas las aves de dicha familia en el país, sean comercializadas.

La Profepa informó que comenzaron el procedimiento administrativo correspondiente para determinar las sanciones contra quienes resulten responsables.

¿Pueden multarme por tener a mi perro en la azotea? Miniguía de la Ley de Bienestar Animal en Guerrero

La Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero es el marco legal que sanciona el maltrato animal.


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: José Miguel Sánchez (Archivo)

Chilpancingo

 

Para muchas personas los perros son los cuidadores de sus casas, por esta razón, es común ver a los perritos en azoteas o amarrados cerca de la puerta.

¿Sabías que tener a tu perro en la azotea o amarrados es delito y puedes pagar una multa por eso?

En Guerrero, desde 2014 es delito tener a los perros en la azotea o amarrados por mucho tiempo, pues se considera un tipo de maltrato animal y por esos actos puedes ser arrestado y pagar multas que van desde los 5,000 a los 170,000 pesos, depende del tipo de maltrato animal.

La Ley Número 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero es el marco legal que sanciona el maltrato animal.

De acuerdo con la ley las personas, físicas o morales, tiene la obligación de brindar un trato digno y respetuoso a cualquier animal, es lo que dice el capitulo décimo, artículo 42, de la Ley de Bienestar Animal.

Dicha ley establece que son actos de crueldad animal si privas a tus mascotas de aire, luz, alimento, agua e higiene.

Incluso si los tienes alojados en un espacio insuficiente, acorde a su especie, porque no pueden moverse y eso eso es maltrato.

Muchas personas aún desconocen que existe la ley y que maltratar animales es un delito que se sanciona con multas y arresto.

¿Qué pasa si tengo a mi mascota en la azotea?

De acuerdo con el artículo 43 párrafo III, “Aislarlos en azoteas, cuartos obscuros y terrenos baldíos e impedirles el movimiento que les son naturales, así como dificultar la realización de sus necesidades primarias, como defecar, orinar, caminar, reposar o dormir” se considera delito y se sanciona.

Angelita es una perrita que estuvo abandona en un terreno baldío en Tlapa de Comonfort en la región de la Montaña. Su dueña la dejaba sola, amarrada y sin alimento hasta por 15 días. La asociación civil Peludos de la Montaña la rescató y dio aviso al Ayuntamiento de Tlapa sobre el caso.

La dueña de Angelita pagó 3,000 pesos por los gastos médicos de la perrita y está pendiente la sanción por maltrato animal.

Las sanciones por maltratar animales van desde amonestaciones, multas, arresto y decomiso de los animales.

Algunas sanciones que la Ley dicta para quienes maltraten animales son:

El arresto administrativo hasta por 36 horas, el arresto administrativo no eximirá al infractor del pago de la sanción económica respectiva.

Decomiso de los animales, así como de los bienes e instrumentos directamente relacionados con las infracciones a la Ley.

Pago de todos los gastos erogados por el depositario de los animales decomisados durante el procedimiento administrativo, tales como hospedaje, alimentación y atención veterinaria, entre otros.

Realización de trabajo comunitario. En caso de que el dictamen lo considere necesario, asistir a terapia psicológica, lo cual será supervisado por la autoridad competente.

Para el caso de las sanciones económicas, las autoridades corresondientes

Aplicarán una cuota de recuperación de 50 a 1,000 días de salario mínimo general vigente en el estado, según se determine en resolución fundada y motivada.

¿Dónde puedo hacer una denuncia contra personas que tengan a sus perros en azoteas?

El capítulo XIX, artículo 109, establece que cualquier personas puede denunciar un caso de maltrato animal.

Se puede hacer la denuncia ante la Procuraduría de Protección Ecológica (Propeg), el ayuntamiento o directamente en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los requisitos para denunciar son el nombre, teléfono y domicilio del maltratador, contar por escrito el hecho y alguna prueba.

La denuncia puede ser anónima y las autoridades tienen la facultad de investigar la denuncia.

Si la denuncia procede será un Juez de Paz quien dicte la sentencia condenatoria.

La Ley 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero fue publicada en el Diario Oficial del Estado el 26 de diciembre del 2014. Desde entonces existen sanciones para quienes agreden o maltratan animales domésticos o silvestres. La nula difusión y la falta de voluntad política hace que no se aplique ni se difunda la Ley.

A ocho años de entrar en vigor la Ley 491, las personas desconoces su alcance y sus sanciones.

Gracias a las redes sociales, actualmente son más visibles los actos de maltrato animal.

Gretta Fuentes de María, coodinadora de Bienestar Animal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), considera que si bien las redes sociales sirven para hacer visibles el maltrato animal, es mejor realizar la denuncia correspondiente para que se castigue a las personas maltratadoras de animales.

También reconoce que no hay una difusión adecuada por parte de las autoridades correspondientes, es por ello que la ciudadanía desconoce de dicha ley.

En la imagen de archivo se muestra una marcha de asociaciones protectoras de animales, el 21 de agosto del 2021, en Chilpancingo, para exigir la aplicación de la Ley de Bienestar Animal. Foto: José Miguel Sánchez

Este texto es parte de una iniciativa de Amapola periodismo para sensibilizar a la sociedad acerca del respeto y cuidado de los animales.

En Amapola Periodismo creemos que los altos índices de violencia en México, expresado principalmente en la tasa de homicidios, están relacionados a la falta de respeto a la vida.

El cuidado o maltrato a los animales silvestres y domésticos demuestran nuestra calidad humana.

¡No maltrates, protege!

Zooturismo: ¿apostarle al entretenimiento humano o al bienestar animal?

Texto: Gino Jafet Quintero y Aline Nicolas / Animal Político – PUB UNAM

Fotografía: José Luis de la Cruz (Archivo)

 

Entre las múltiples actividades que el ser humano puede realizar en sus tiempos de ocio, tiene alta demanda la opción de desplazarse para convivir con otros animales. A esto se le conoce como zooturismo, el cual permite la interacción con diferentes especies, ya sea en su hábitat o en cautiverio, en espacios urbanos o rurales, y con especímenes vivos o muertos.

La idea de esta práctica es que los turistas tengan experiencias extraordinarias como montar animales mientras disfrutan de diferentes paisajes, fotografiar la fauna como recuerdo, degustar algún platillo elaborado a base de un ingrediente de origen animal o incurrir en el asesinato de un ser sintiente.

Esta actividad genera dos posturas: una que la legitima y otra que la condena. En el primer caso, se asevera que genera altos beneficios económicos para las comunidades locales; en el segundo, se apoya la idea de que la actividad altera el bienestar de los animales utilizados y que la intromisión del ser humano en sus hábitats y el desarrollo de infraestructura turística afectan al medio ambiente. Entonces surge una disyuntiva ética: ¿se le debe apostar al bienestar humano (mediante este tipo de turismo) o a mantener el bienestar animal?

Desde una postura antropocéntrica, la derrama económica que genera el zooturismo pareciera ser una razón muy válida para legitimar estas prácticas. De acuerdo con el World Travel & Tourism Council, tan solo para 2018 representó un ingreso de más de 120 mil millones de dólares del Producto Interno Bruto a nivel mundial. Se argumenta que este tipo de turismo permite el crecimiento económico local y provee de ingresos para que las poblaciones receptoras accedan a comida y vivienda.

Sin embargo, valdría la pena preguntarse si este tipo de turismo es en verdad la única alternativa económica para dichas comunidades y qué tan ética es su implementación. Los animales no humanos en cuestión son obligados a realizar determinadas actividades, ven invadidos sus espacios de vida, son mercantilizados como productos semovientes y hasta se ven físicamente controlados sin tener oportunidad de oponerse. La World Animal Protection (WAP) ejemplifica esto con elefantes que fueron separados de sus madres, que están ciegos y con tuberculosis o que tienen heridas de anzuelos en sus lomos, o cuyas piernas y pies se lastiman por las largas caminatas que los fuerzan a realizar para satisfacer los gustos de los turistas. Miembros de otras especies –como delfines, serpientes, caimanes y perezosos– están expuestos continuamente al flash de las cámaras y a los químicos con que los turistas que los tocan protegen su piel, lo cual puede generar estrés, enfermedades, estereotipias, zoocosis, lesiones y muerte prematura.

Desde una postura ética centrada en el privilegio humano, por poblaciones cuya única derrama económica es el zooturismo, el sufrimiento animal y el deterioro ambiental son necesarios pues tiene prioridad el bienestar de los homo sapiens. Sin embargo, a lo largo de la historia se ha dado que poblaciones que perdieron su “único” (sic) sustento se han reinsertado en la dinámica económica; es el caso de los hñahñú en Hidalgo, quienes tras haber abandonado sus milpas, migrado a los Estados Unidos y regresado a México sin nada, implementaron un recorrido turístico que simula la caminata que tienen que hacer los migrantes indocumentados en el desierto de Sonora. Esto demuestra que el argumento referido es falaz.

Ya ha habido intentos por regular el zooturismo a favor del bienestar de los animales, aunque no se resuelve de raíz su explotación. Diferentes agentes gubernamentales y privados han mostrado su preocupación y creado parques nacionales, donde son cuidados junto con su entorno, con los que las comunidades locales siguen recibiendo un beneficio monetario y en los cuales los recorridos turísticos son “más éticos”: dan a los animales un mayor grado de libertad, se manejan a partir del principio de la mínima intervención y se educa a los visitantes sobre las afectaciones hacia otras especies. Asimismo, la WAP ha implementado medidas como el Código Selfie, que trata de concientizar a los turistas sobre las repercusiones de tomarse fotografías con la vida silvestre. Sin embargo, en ningún caso se deja de ver a los animales no humanos como recursos turísticos ni se garantiza que no sean afectados ni individual ni colectivamente.

Dentro de una postura antiespecista y una ética no antropocéntrica, los Estudios Críticos Animales cuestionan estas prácticas, deconstruyen la valoración de la bestialidad como resultado de la dicotomía animalidad/humanidad y abogan por los intereses primarios de los animales —así como sus derechos a no sufrir, a no padecer molestias ni dolor y a ser libres— por encima del interés humano secundario de la recreación. Con base en la idea del abolicionismo de Tom Regan, proponen alternativas y buscan erradicar todo tipo de actividades de explotación y utilización, e incorporar a los no humanos como sujetos legales y agentes dignos de consideración moral.

En cualquier caso, no se debe olvidar que nuestras actividades turísticas son de corta duración, mientras que el daño hacia los no humanos es de muy largo plazo; pero sobre todo que su uso como recurso turístico o como elemento patrimonial no es realmente el problema de fondo: es sólo una consecuencia más de nuestra deliberada desconsideración moral, de una mentalidad supremacista y de un sistema de creencias, intereses, valores y costumbres llamado especismo. Hace falta que los aparatos legales reconozcan a éste como forma de discriminación para que se atienda la injusticia y la explotación y se regulen todas las prácticas recreativas, ya que el antropocentrismo siempre valorará los intereses de los turistas por encima de aquellos no humanos.

 

Flamingos en el zoológico Zoochilpan de Chilpancingo. Foto: José Luis de la Cruz (Archivo)

 

 

Con caminata canina, ciudadanos y mascotas exigen un alto al maltrato animal

Texto: Itzel Urieta
Fotografía: José Miguel Sánchez 
21 de agosto del 2022

Asociaciones protectoras de animales, sociedad civil y perros rescatados recorrieron las principales calles de Chilpancingo para exigir justicia para Katrin y un alto a la violencia y al maltrato animal.

Katrin era un perro callejero que adoptaron vecinas del fraccionamiento La Nuez, desapareció el pasado 7 de agosto y fue hallado muerto tres días después dentro de una bolsa de basura.

La caminata salió del Teatro Hundido hacia el parque Pezuapa, más conocido como los túneles.

De acuerdo con Monserrat Jorge Rodriguez, quien acompañó a las dueñas de Katrin durante su desaparición y que tiene una casa hogar para animales en situación de calle, Katrin fue torturado antes de ser embolsado.

“El cadaver de Katrin tenía fracturado el cráneo, las costillas y un hematoma en las patas, y la bolsa estaba rasgada, señal de que Katrin intentó abrir la bolsa desde dentro y al no poder salir murió por asfixia”.

El caso de Katrin fue denunciado ante la Dirección de Ecología del Ayuntamiento de Chilpancingo y ante la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Guerrero (Propeg).

Ambas insitancias dijeron que investigarán el caso, a 10 días de los hechos aún no hay respuesta.

Por eso, diversas asociaciones de protección animal y ciudadanos en compañía de sus mascotas marcharon y exigieron dar con los responsables del asesinato de Katrin y atender los casos de maltrato animal.

“Es preocupante saber que vivimos entre personas que son capaces de matar a un ser vivo, y que despues de asesinatos como el de Katrin continuarán con personas”, mencionó Jorge Rodriguez.

A la caminata asistió Frida, una perra mestiza que fue atropellada en las calles de Chilpancingo, por el accidente quedó mal de su columna y de sus piernas, pero sus afectaciones no le impiden exigir justicia para los de su raza.

Angie Naranjo Adame, integrante de la Fundación Huellas de Vida y Esperanza, mencionó que, a raíz del caso de Katrin, llegaron más denuncias de maltrato animal a su refugio.

Llamó a la ciudadanía a denunciar estos casos para que se sancione a los responsables.

Naranjo Adame considera que el maltrato animal es un problema invizibilizado porque las personas no saben cómo realizar una denuncia o a que instancias acudir.

Los asistentes portaron pañuelos y ropa naranja. Este color es el color contra el maltrato animal.

Mascotas marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir un alto al maltrato animal y justicia para Katrin; torturado y asesinado en la fraccionamiento La Nuez en Chilpancingo

 

Misión: liberar al ocelote 

Así fue la reintegración a su hábitat del ocelote capturado por un ejidatario de Humedades, municipio de Tecpan


Texto y foto: Marlén Castro

Vídeo: Cortesía de Osmar Zamudio de Guerrero Jaguar

14 de agosto de 2022

 

Con la jaula abierta, el ocelote (leopardus pardalis) observó durante cinco segundos a la gente que lo rodeaba. Eran bastantes personas pendientes del felino. El ocelote salió, dio tres pasos con timidez, luego bastó una zancada larga y un salto para perderse en el bosque húmedo. Eran las 11:27 del sábado 13 de agosto. Lugar: el filo del Caldo Flaco, una estribación en la Sierra Madre del Sur del ejido Cordón Grande, municipio de Tecpan de Galeana.

Concluyeron así tres semanas de encierro para el ocelote y una disputa entre la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) y el Zoológico Zoochilpan por el destino del ejemplar.

El ocelote, un macho de unos cuatro años, fue capturado la madrugada del miércoles 20 de julio por Efrén Maldonado Téllez, ejidatario de la comunidad Palo Solo, del ejido Platanillo, también en la sierra de Tecpan, porque lo estaba dejando sin gallinas.

Un día antes de la liberación, los ejidos de Cordón Grande y Platanillo recibieron certificados de área natural protegida, en la categoría de Área Destinada Voluntariamente a la Conservación (ADVC), por esa razón, en la región serrana del Filo Mayor había varios funcionarios del gobierno federal y estatal que testificaron la liberación, junto con pobladores e integrantes de Guerrero Jaguar, la organización que impulsó la creación del corredor comunitario para la conservación de especies en peligro de extinción.

Llevar al ocelote al filo del Caldo Flaco para liberarlo fue una aventura extrema, sobre todo para el ocelote.

El felino en la vida silvestre se mueve en un territorio extenso. Los 24 días que duró su cautiverio estuvo en la jaula de fierro de unos 50 centímetros de alto, por unos 80 de ancho, la que fabricó don Efrén y colocó con un cebo.

Cuando fue capturado, Ruiz Gutiérrez lo rescató y por las condiciones del ocelote, el cual se lastimó el hocico y la nariz en sus intentos por liberarse, lo trasladó al Zoológico Zoochilpan, en Chilpancingo, lo que significó un viaje de alrededor de seis horas, en un camino atropellado y bajo un calor agobiante que rozaba los 38 grados.

En el zoológico siguió en la misma jaula y fue trasladado a Acapulco el lunes 8 de agosto para una valoración médica en la clínica veterinaria privada Wild Pets.

Los veterinarios del zoológico establecieron que no estaba apto para ser liberado, porque ubicaron que tenía una lesión en el fémur izquierdo y estaba en tratamiento para erradicar parásitos intestinales.

El zoológico publicó en su página que llevárselo a Acapulco interrumpía el tratamiento y responsabilizaron a Ruiz Gutiérrez de las consecuencias.

El felino emprendió el viaje de regreso a su territorio, la mañana del viernes 12 de agosto, a las siete de la mañana. Fue otra vez un recorrido largo y atropellado; en la misma jaula, de nuevo bajo un calor intenso y con un camino en peores condiciones por las lluvias de las últimas tres semanas. En esta ocasión, el viaje de Acapulco a Cordón Grande fue de ocho horas.

El felino ya no sangraba, pero rugía y daba vueltas en su jaula estrecha. Cuando llegó a Cordón Grande, alrededor de las tres de la tarde, los pobladores con curiosidad rodearon la camioneta, le tomaron fotos, se tomaron selfies con el felino atrás. El ocelote se retorcía estresado sin poder hacer nada.

El veterinario recomendó darle de comer hígados y carne fresca antes de liberarlo como medida de precaución por los días que le llevaría cazar de nuevo.

Pusieron carne de res en su jaula y no la comió. Pasó una noche más de encierro.

 

La liberación

La mañana de la liberación, la gente volvió a rodear la camioneta en donde estaba la jaula del felino. Por la recepción de los certificados como ADVC, en Cordón Grande había muchos visitantes. Una parte eran pobladores de otros ejidos y la otra mitad servidores públicos de diferentes dependencias que ahí pasaron la noche, porque es poco seguro salir de tarde de estos pueblos; si cae la lluvia, lo que siempre pasa, el río crece y puede llevarse carros, incluidas las camionetas doble tracción o cuatro por cuatro que llevaban.

Llevar al felino a la zona de conservación para liberarlo no era una misión fácil. A esas zonas solo se llega en cuatrimotos. Montaron la jaula con al felino en una y los visitantes y pobladores hicieron lo mismo. Salieron de Cordón Grande alrededor de las nueve y media de la mañana.

Se hizo una fila de 23 cuatrimotos, con tres pasajeros en cada una: un poblador manejaba y dos visitantes en el asiento trasero.

Por las condiciones de su territorio, los pobladores de la sierra se volvieron conductores hábiles de caminos imposibles. La tierra pegajosa de los caminos empinados y bajadas peligrosas no fueron obstáculo para ellos, aunque a los visitantes les sacaron varios gritos y momentos de angustia.

La comitiva encabezada por el presidente del comisariado ejidal de Cordón Grande, Juan Carlos Domínguez Ramírez, quien llevaba en su cuatrimoto al titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Humberto Adán Peña Fuentes, se detuvo.

Era el lugar ideal para la liberación. El filo de Caldo Flaco, con un pino atravesado en el camino, lleno de musgo, parecía escenario de una película fantástica, tipo El señor de los anillos.

Ahí, el biólogo Ruiz Rodríguez y los ejidatarios, junto con el secretario del Medio Ambiente, Angel Almazán Juárez, bajaron la jaula del felino al suelo.

Almazán Juárez dijo que el ejemplar estaba en buenas condiciones de salud y por eso se reintegraba a su hábitat. El biólogo agregó que la zona en la que se liberaba habitan los ocelotes de manera natural, por lo que tenía las condiciones para adaptarse. “Se acostumbró a comer gallinas aquí hay gallinas de monte, tiene que cazar para comer”.

La secretaria del Bienestar, María del Carmen Cabrera Lagunas y Peña Fuentes, de un lado, y del otro Almazán Juárez, abrieron la jaula. Estuvo cinco segundos así, el ocelote asomó con timidez, dio tres pasos pequeños, ubicó el hueco en el que no había gente, dio una zancada y luego un salto y se perdió en el bosque húmedo.

 

Sicarú, un espacio para los tlacuaches en Chilpancingo

En su Sicarú Thalía recibe tlacuaches que le llevan de Acapulco y otros lugares cercanos a Chilpancingo, actualmente tiene cinco tlacuaches en rehabilitación y una ardilla.


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: José Miguel Sánchez 

Chilpancingo

 

Sarita es una tlacuache de aproximadamente un año. Sale un poco tímida de su madriguera. Es medio día y ella quiere dormir, pues los tlacuaches son animales de vida nocturna. A Sarita le falta una pata y más de la mitad de su cola, resultado de un mal cuidado cuando era mascota de una familia.

El tlacuache es el único marsupial mexicano; su nombre viene del náhuatl tlacuatzin (tla, fuego; cua, mordisquear, comer; y tzin, chico) que significa el pequeño que come fuego.

De acuerdo con una leyenda mexicana, el tlacuache robó el fuego para dárselo a las personas, por eso era adorado por la cultura Mexica.

Ahora Sarita vive en un espacio adaptado para ella y más tlacuaches en la colonia Bugambilias, al norte de Chilpancingo. Este espacio fue creado por Thalía Selene Martínez Nava, quien es amante de los animales y dedica parte de su día al rescate y conservación de fauna silvestre.

La primera vez que Thalía tuvo contacto con un tlacuache fue a los nueve años. Vive en una zona que no está totalmente urbanizada, tiene lotes baldíos, lo que permite que algunos animales como los tlacuaches ronden esa zona. A pesar del crecimiento de su colonia, aún hay tlacoaches.

“Recuerdo que estaba en mi casa y escuché que muchos perros estaban ladrando, me dio curiosidad y salí. Cuando vi eran cuatro perros que habían mordido y arrastrado a un tlacuache, se los quité, lo agarré y me lo llevé a mi casa. Mi mamá al verme con él gritó y me dijo que lo sacara”, recuerda Thalía.

Sacó al tlacuache, pero se quedó pensando que sería de él, salió a buscarlo y ya no lo encontró. Desde ese momento supo que tenía que hacer algo por los animales.

Sicarú Tlacuaches Chilpancingo

Sicarú Tlacuaches Chilpancingo nació el 6 de septiembre del 2018. Thalía ya tenía labor de rescate con los animales; a los 12 años rescataba perros y gatos, siguió con esa labor hasta que se dio cuenta que para esa población de animales ya existían diversos refugios y asociaciones que brindan ayuda.

Un día mientras navegaba por un grupo de Facebook, notó que había publicaciones de venta de tlacuaches. Thalía investigó y supo que su venta era ilegal y que no había en Chilpancingo algún refugio para tlacuaches.

Tomó la decisión de hacer esa labor. Creó su página en Facebook en la que comenzó a subir información sobre los tlacuaches y posteriormente recibió a su primer tlacuache para brindarle apoyo.

“Creía que iba a ser fácil, pero no, es toda una responsabilidad cuidarlos, alimentarlos correctamente”.

El patio de la casa de Thalía es el refugio. Es un lugar pequeño solo para ellos, lo adaptó con plantas, árboles y flores. Recibe crías, juveniles y adultos. El tiempo de vida de los tlacuaches es de tres a cuatro años, de acuerdo con especialistas.

Otro de los motivos para que Thalía decidiera abrir Sicarú Tlacuaches es por la desinformación que hay entorno a estos animales. “Se tiene la creencia de que transmiten rabia y son agresivos, cuando no es así. Obviamente que, si les haces algo o los molestas, se van a defender”.

Sicarú es el nombre de la primera tlacuache que llegó a su refugio, es una palabra de origen Azteca y significa hermosa. Sicarú llegó a manos de Thalía con una enfermedad llamada emo, la cual, debilita los huesos de los tlacuaches, hace que sus patas y caderas se salgan e impide que caminen, corran y trepen.

Después de estar cinco meses en rehabilitación, Sicarú se recuperó y fue liberada a la vida silvestre.
El emo es reversible si los tlacuaches tienen alimentación adecuada. “La gente cree que los tlacuaches comen cualquier cosa y no es así, ellos deben tener una alimentación balanceada a base de fruta de temporada y una porción de carne, muchas veces por eso traen a los tlacuaches en mal estado”.

En su refugio, Thalía recibe tlacuaches que le llevan de Acapulco y otros lugares cercanos a Chilpancingo, actualmente tiene cinco tlacuaches en rehabilitación y una ardilla.

Thalía se hace cargo de todo, la rehabilitación depende de la etapa en la que el tlacuache llega, si llegan siendo crías, ella se encarga de preparar su fórmula y alimentarlos constantemente debido a que las crías comen cada dos o tres horas.

Si llegan en una etapa juvenil o adulta, el tiempo puede ser menos, dependerá de las condiciones del tlacuache. Thalía les enseña a buscar su comida, los prepara para que después de su liberación busquen su fuente de alimentos.

Pone trampas en diferentes partes del patio para que los tlacuaches desarrollen su sentido del olfato y busquen el alimento, coloca también trampas en lugares estratégicos para que poco a poco aprendan a trepar.

Para su liberación, los tlacuaches deben cumplir con ciertas características como pesar de 700 gramos a un kilo, tener el tamaño de un gato de seis meses, que estén completos de sus extremidades, que no les falte ninguna parte de su cuerpo como una pata o la cola.

La mayoría de los tlacuaches del refugio son liberados para su reincorporación a la vida silveste, excepto Sarita, porque le falta una pata y una parte de su cola.

Thalía comenta que Sarita perdió su pata y su cola porque los tlacuaches no deben estar juntos en una sola jaula, al tener altos niveles de estrés se muerden unos a otros; así Sarita perdió una extremidad y la cola.

Thalía tiene apoyo de algunos biólogos para liberar a los tlacoaches, la invitan a dar platicas en escuelas sobre estos animales para erradicar la desinformación.

Una labor independiente

Sicarú Tlacuaches Chilpancingo es un refugio independiente, Thalía mantiene el refugio de las donaciones que le brindan. Las donaciones pueden ser en efectivo o en especie; como alimentos, fruta de temporada, verduras, pollo o charales.

En un principio Thalía no pedía ningún tipo de donación ella sola cubría todos los gastos de los tlacuaches. A raíz de la pandemia, perdió su trabajo, lo que ya no le permitió solventar los gastos.

“Ahora cuando me traen algún tlacuache les digo que no cobro pero que pueden dar una donación voluntaria de lo que ellos quieran, ya sea en efectivo o en especie”.

Thalía elabora tazas y playeras con imágenes de tlacuaches, las vende y ese dinero también le sirve para el refugio. Se apoya con otras emprendedoras para vender sus productos.

La creación de su página en redes sociales le permite compartir todo lo que pasa en el refugio; cuando recibe donativos, cuando libera a algún tlacuache o cuando le llega uno.

Dificultades y desinformación sobre los tlacuaches

Además de lo económico, Thalía se enfrenta a la desinformación sobre los tlacuaches, es algo que a ella le molesta. Una de las principales creencias que tienen las personas es que los tlacuaches transmiten rabia. Aclara que no es así.

“Los tlacuaches no transmiten rabia porque ellos manejan una temperatura menor a lo que comúnmente manejan los perros, ellos manejan una temperatura por de bajo de lo que el virus necesitaría para desarrollarse”.

No son animales agresivos, solo muerden si se sienten en riesgo y comen pollo como último recurso, cuando son viejos y se les dificulta cazar otro tipo de presas.

El que no haya más refugios para estos animales también complica la situación, no hay quien regule su venta ni como son tratados. “Son fauna silvestre, no deben estar como mascotas porque tienen que cumplir su función, son dispersadores de semillas, son controladores de plagas”.

Hasta ahora Sicarú tlacuaches Chilpancingo es el único refugio dedicado al cuidado de los tlacuaches.

Sicarú a futuro

Thalía quiere que su refugio crezca, tener un espacio más grande para los tlacuaches; le gustaría que más personas apoyen su labor.

“Quiero que la gente tenga más conciencia por la vida silvestre, creemos que ellos invaden nuestro espacio cuando hemos sido nosotros quienes destrozamos su hábitat e invadimos sus espacios”.


Te puede interesar: Conoce al tlacuache, el marsupial mexicano que controla plagas, crea bosques y dio el fuego a la humanidad

Al Grano: El calentamiento planetario alcanzó a los microorganismos

Texto: Emmanuel González Ortega / Página 3

Fotografía: Página 3

11 de agosto de 2022

 

La semana 29 y 30 de este año 2022 (entre el domingo 17 y el sábado 30 de julio), muchas regiones del mundo, tales como: Reino Unido, Alemania, Canadá, Montenegro, Taiwán, Dinamarca, Suiza, Estados Unidos, México, Francia, y España, padecieron las temperaturas más altas desde que se llevan los registros climáticos.

El calentamiento global causado por la especie humana es innegable, además de afectar a la salud y vida de las personas, está provocando daños a los ecosistemas que ni siquiera empiezan a dimensionarse aún, y muy probablemente son irreparables.

La diversidad biológica es la variabilidad existente entre diferentes organismos vivos y las relaciones complejas que existen entre ellos en la naturaleza. Desde hace algunos años se han evidenciado científicamente los efectos del calentamiento del planeta en la pérdida de animales, plantas y hongos, esto debido a factores diversos, tales como: la erosión del hábitat de muchas especies (por ejemplo, incendios); la incapacidad de adaptación de las especies a las nuevas condiciones climáticas; el rompimiento de la cadena alimentaria por la extinción o migración de una población; la presencia de especies invasoras, entre otras.

Estamos siendo testigos de la sexta extinción masiva de especies, ésta es debida totalmente a acciones provocadas por el ser humano y hasta ahora no se han ejecutado medidas efectivas para frenarla.

La diversidad de microorganismos que existen en el ambiente (microbiota), en particular en los suelos, es inmensa e incluye: virus, bacterias, arqueas, hongos y protozoos. Los expertos estiman que aún se desconoce el 95% de las especies de los microorganismos, y estos se encuentran en ecosistemas urbanos, rurales, bosques y selvas.

Sin embargo, se ha descrito apenas el 1% de las especies microscópicas presentes en los suelos del mundo. Los microorganismos del suelo participan en muchas funciones vitales para los ecosistemas, tales como la circulación de los nutrientes esenciales para las plantas (nitrógeno, fósforo, carbón, etc.), o la producción de moléculas señalizadoras para las plantas y otros organismos.

Aunque se han estudiado las respuestas al cambio climático de especies microbianas a nivel de composición de las poblaciones, la capacidad de degradación de la materia orgánica o biomasa microbiana, aún no se conocen con detalle los impactos potenciales del aumento de la temperatura sobre la viabilidad de la microbiota del suelo ante los escenarios de clima caluroso que vemos actualmente (en bosques, pastizales, selvas, sabanas o incluso, zonas de cultivo).

Un estudio publicado recientemente, aporta información muy alarmante sobre el efecto del cambio climático en la diversidad de los microbios del suelo.

La investigación se centró en un experimento que calentó artificialmente el suelo de pastizales, también se redujo artificialmente la humedad del suelo y se removió el material vegetal anualmente durante 7 años (entre 2009 y 2016).

Esta investigación -nunca antes hecha- tuvo el objetivo de analizar los impactos del calentamiento climático sobre poblaciones de bacterias, hongos y protistas. Se encontró que, obviamente, el calentamiento experimental tiene un efecto en la pérdida de humedad en el suelo, y que ambos factores provocan pérdidas importantes de especies microbianas en el suelo, como la reducción de poblaciones de bacterias benéficas de los géneros tales como Acidobacteria, Verrumicrobia y Plantomycetes.

En general, se registró una pérdida del 9.6% en la diversidad de bacterias y un 14.5% de la diversidad de hongos debido al aumento de la temperatura y la sequía del suelo. Estos resultados se suman a evidencia previa sobre la disminución de micorrizas arbusculares (especies de hongos existentes en el suelo que facilitan la asimilación de nutrientes del suelo y la comunicación entre las plantas), lo cual puede producir impactos muy importantes en el funcionamiento de los ecosistemas.

Muchas especies de microorganismos del suelo absorben o producen gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso); el calentamiento del planeta podría alterar los procesos metabólicos microbianos o los procesos bio-geológicos, por ejemplo, las tasas de desnitrificación, o la formación de metano a partir de la liberación acelerada de carbono que sería metabolizado por bacterias metanogénicas, aumentando así la presencia de gases que calentarán aún más el planeta: un círculo desastroso que ya está ocurriendo.

Adicionalmente, aunque no se tienen datos específicos, es posible que, entre los cambios en la diversidad microbiana, esté promoviéndose la proliferación de especies microbianas potencialmente patógenas o más virulentas para el ser humano, o que afecten a las sociedades en diferentes aspectos. Aunque muchas especies de hongos son benéficas para el ambiente y la especie humana, se han relacionado cambios del clima con el aumento de la capacidad de dispersión, el rango geográfico presencial o la “virulencia” de especies que afectan actividades importantísimas, tales como la agricultura o la salud humana.

La diversidad de microorganismos del suelo tiene propiedades tanto patógenas como promotoras de la salud y del crecimiento de las plantas y los cultivos. Los microorganismos (bacterias y hongos) que habitan el área cercana a la raíz de las plantas inducen la producción de hormonas vegetales que promueven el crecimiento y la activación de los sistemas de defensa de las plantas ante patógenos.

Cada vez se documentan más plagas que afectan a la agricultura y, en consecuencia, a la seguridad alimentaria; algunas plagas (por ejemplo, hongos) han aumentado sus impactos en la agricultura debido a cambios en el clima (por ejemplo, el hongo conocido roya amarilla del trigo –Puccinia striiformis f.sp.tritici-, o el hongo Fusarium graminearum, que provoca la enfermedad conocida como fusariosis de la espiga del trigo).

En resumen, se están evidenciando los impactos negativos del calentamiento global en la producción de alimentos nutritivos, variados y ecológicamente sostenibles a nivel global, pero un efecto muy importante y poco considerado hasta ahora es el papel que jugarán los microorganismos del suelo benéficos (por ejemplo, las bacterias fijadoras de nitrógeno, o solubilizadoras de fósforo) en la producción de alimentos en los escenarios de calentamiento climático, o el potencial aumento de plagas en los cultivos, particularmente en los producidos de manera industrial, en monocultivo y con insumos sintéticos, por ejemplo plaguicidas basados en petróleo.

Un par de aspectos muy importantes relacionados con la diversidad microbiana son la salud humana y animal, y están directamente relacionadas con las condiciones ambientales: los cambios en la temperatura, la humedad, la cantidad de CO2, la disponibilidad de nutrientes en los alimentos, entre otros, podrían influir en el aumento de enfermedades infecciosas o de transmisión zoonótica hacia la humanidad.

Además, desde hace años, las sociedades han expandido de manera acelerada su presencia en regiones naturales mediante actividades agropecuarias e industriales extractivas intensivas, por lo que la cantidad de interacciones con especies silvestres ha aumentado, así como la exposición a patógenos potenciales.

Aún no hay demasiada investigación epidemiológica sobre estos aspectos, aunque puede preverse que, en ambientes más calurosos, los microorganismos podrían adaptarse a las nuevas condiciones y ser más peligrosos. Se han identificado algunas especies de microorganismos que han aumentado su capacidad patogénica en contextos del calentamiento climático, como ejemplos Cryptococcus gatti, que provoca enfermedades fúngicas pulmonares o meningitis, o el hongo Coccidioides immitis, que causa un tipo de infección pulmonar conocida como fiebre del valle.

A este escenario caótico, se suma la realidad actual de la resistencia bacteriana a los antibióticos: debido al uso descontrolado de compuestos antimicrobianos de manera histórica, muchas cepas de bacterias han evolucionado y se han vuelto resistentes a los antibióticos.

Se estima que aproximadamente 1.27 millones de personas mueren anualmente por infecciones producidas por bacterias resistentes a antibióticos, y enfermedades tales como neumonía, tuberculosis o gonorrea, que podrían tratarse perfectamente con antibióticos si no existiera la crisis actual por la resistencia bacteriana.

Como conclusión, el calentamiento global es una de las amenazas más graves para la vida en el planeta y los expertos dicen que es inevitable, es urgente actuar en perspectiva de Una Sola Salud para diseñar e implementar medidas de adaptación y mitigación, considerando los ecosistemas y las especies que en ellos habitan -desde los microorganismos hasta las personas y comunidades, cuidando los territorios y la vida.

Este texto es propiedad de Página 3 y lo reproducimos como parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Puedes leer el original en este enlace. 


La red política que permitió el falso santuario de animales

El santuario Black Jaguar White Tiger destaca por su interacción con personajes famosos y políticos que ocuparon puestos en dependencias encargadas de vigilar el cuidado de los animales. La periodista Gabriela Gutiérrez destaca la red de complicidad sin la cuál este supuesto refugio no habría podido operar

Texto: Redacción Pie de Página

Foto: Profepa

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de la prohibición de usar animales en las funciones de circo de Ciudad de México en 2015, la periodista Gabriela Gutiérrez buscó saber qué pasaría con los animales “rescatados”. Halló a Black Jaguar / White Tiger (BJWT), un supuesto refugio que resultó ser una fachada para lucrar con los animales salvajes y que esta semana fue intervenido por autoridades federales.

Su dueño, Eduardo Serio, ha presumido fotografías con políticos y personajes famosos. Entre ellos, el expresidente Carlos Salinas de Gortari y una de sus hijas, de nombre Ana Emilia, a quien se refería como “becaria”.

También agradece en redes al entonces suprocurador de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y hermano del gobernador del Estado de México, Alejandro del Mazo Maza, así como al exsecretario de Medio Ambiente Rafael Pacchiano y a su esposa y hoy senadora Alejandra Lagunes, funcionarios en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

«BJWT no hubiera podido operar por casi una década sin el permiso y, por tanto, complicidad de autoridades, a quienes se encarga de ‘reconocer’ en sus redes sociales», apuntó la periodista en su cuenta de Twitter.

La relación con Profepa resultó conveniente para el supuesto santuario. La Procuraduría, señala, emitía comunicados en los que informaba del supuesto rescate de felinos para enviarlos al santuario.

“Tenía foto con Carlos Salinas de Gortari y decía que era su admirador. Rastreando vi que una de las muchachas que más frecuentemente salía en las publicaciones era una joven que resultaba ser hija de Carlos Salinas de Gortari, es Ana Emilia Salinas, hija de su segundo matrimonio. Después me llamaban la atención muchísimas cosas como que ser un lugar alejado que está hasta El Ajusco fuesen ahí socialités, famosas, Katy Perry las Kardashian, celebridades, que básicamente era por la alimentación de sus redes sociales”, relata la periodista en entrevista.

Este miércoles, Gabriela Gutiérrez publicó en su cuenta de Twitter un hilo en el que señala la relación de Eduardo Serio con políticos y la manera de operar para beneficiarse de especies en conservación, sobre todo a través de una estructura proyectada desde México por redes sociales hacia un mercado angloparlante.

La publicación de la investigación de Gabriela Gutiérrez fue cancelada por una revista que ya había incluso diseñado la portada. Sin mayores explicaciones, interpreta la periodista, la cancelación podría obedecer al temor a las represalias de Eduardo Serio o a perder anunciantes.

Durante su investigación, la periodista encontró señales de que algo no andaba bien en el supuesto refugio. Que siempre tenga cachorros es muy extraño. los circos no se desprenden de ellos porque todavía son manejables, lo hacen hata que ya son muy grandes, no se pueden manejar y el mantenimiento y la alimentación se vuelven muy caras.

Eduardo Serio, sin embargo,  siempre mostraba fotografías de felinos cachorros, sobre todo leones.

“Lo que los expertos internacionales me decían antes esta situación aunque no podrían asegurarlo porque no tenían pruebas es que era muy muy probable que estuviera criando, cruzando a los animales para reproducirlos y continuar con su negocio. El negocio no era salvarlos y no tenerlo siempre a la vista en sus redes sociales”.

A la periodista le llamaba la atención cómo pese a ser un lugar lejando en el sur de Ciudad de México en el Ajusco, allá llegaran socialités y famosas como Katy Perry o las hermanas Kardashian, que eran por la alimentación de sus redes sociales. Las redes sociales en BJWT, señala, tendrían básicamente dos objetivos: la recaudación de donativos y la propia promoción del personaje hacia sus seguidores.

Eduardo Serio, destaca Gutiérrez, se benefició del supuesto refugio de todas las formas posibles: con donativos, campañas de crowdfunding, trabajo con marcas de lujo, venta de fotografías.

Otro de los privilegios del refugio, destaca la periodista, es que pese a no tenerlo permitido por norma, el espacio recibía visitas que se hacían públicas.

El trabajo del refugio en México era muy poco conocido entre especialistas; sin embargo, su imagen se proyectaba principalmente en el extranjero a través de mensajes en inglés.

La periodista destaca que además no se puede acariciar animales de este tipo, porque es una especie de maltrato condicionarlos como si fueran mascotas.

«Entrevisté a personas de un santuario en Estados Unidos que si tenían el nivel de santuario y me enseñaron fotos y videos de cómo manejan ellos sus espacios y había una distancia promedio por ejemplar. No recuerdo pero era un número x de metros cuadrados por cada ejemplar felino que tengas y Eduardo Serio tenía 10 en una jaula. No era ningún Santuario, Un santuario por descripción deben estar libres de jaulas. Son animales en un predio muy amplio están completamente libres».

Profepa, recursos insuficientes

La Profepa publicó este miércoles en sus redes sociales que realizó el traslado de felinos rescatados de BJWT a instalaciones del zoológico de Chapultepec.

El trabajo de la dependencia, sin embargo, parece resultar insuficiente debido al reducido número de personal enfocado tareas preventivas.

“El tema muy grave. Es que la instancia encargada de hacer estas inspecciones es Profepa y cuenta con un número muy reducido de inspectores”, advierte Gabriela Gutiérrez.

De acuerdo con información periodística, el número de inspectores de Profepa ha venido reduciéndose paulatimanete en los últimos años hasta tener 432; resultan insuficientes para cubrir las mil 172 Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS) que había en México hasta 2018; además de los Predios e Instalaciones que Manejan Vida Silvestre (PIMVS).

Esas inspecciones, destaca Gabriela, no se hacen en un día, sino que son procesos que requieren un monitoreo y pruebas que requieren mayor tiempo.

“Aún si hubiera normativa no hay forma de vigilar. No veo manera de prevenir que no existan más ve en todo el país”.


Este texto es propiedad de Pie de Página y lo reproducimos cómo parte de la Alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie

 

Huracán Blas deja dos muertos y daños materiales en Guerrero

El reporte oficial acerca de los daños del huracán Blas es que en diversas colonias de Acapulco, entre ellas la Emiliano Zapata, Rinconada del Mar hubo desbordamiento de arroyos y encharcamientos.


Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Cromática agencia fotográfica y multimedia  

16 de junio de 2022

 

Dos muertos, árboles caídos, desgajamientos de cerros y encharcamientos en calles es el saldo que hasta el momento ha dejado el huracán Blas en Guerrero, informaron autoridades estatales.

La madrugada de hoy jueves fueron hallados los cadáveres de dos personas flotando en la playa Manzanillo, en Acapulco.

Personal de Protección Civil acudieron a la playa para rescatar los dos fallecidos.

El reporte oficial es de que en diversas colonias de Acapulco, entre ellas la Emiliano Zapata, Rinconada del Mar hubo desbordamiento de arroyos y encharcamientos.

Además hubo deslaves en varios cerros de colonias de este puerto y apagones de energía eléctrica.

A su vez en municipios de la Costa Chica, se registraron caída de árboles y deslaves en diversos tramos de la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional, Oaxaca.

A través de un comunicado, la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG) ordenó la suspensión de clases en los municipios de la Costa Chica, Costa Grande y Acapulco ante la cercanía del huracán Blas a esta zona.

Señala que por recomendación de la Secretaría de Protección Civil se suspenden las clases en estas zonas para salvaguardar la integridad física de los estudiantes y personal docente de los 21 municipios de estas regiones.

Las autoridades de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) también ordenaron la cancelación de actividades académicas en todos los planteles educativos de estas demarcaciones de la entidad.

Protección Civil emitió una alerta debido a que se prevé que en las próximas horas se intensifiquen las lluvias.

 


Te puede interesar: Afectados de Ingrid y Manuel aún esperan la reconstrucción de sus casas

“El cambio climático tiene que ver con la fosilización de nuestros corazones”: Vandana Shiva

La crisis climática es el colapso de una forma de pensamiento antropocéntrico, colonial, capitalista y patriarcal, define la pensadora india en la conferencia #Clacso2022, que arrancó con discusiones sobre feminismos, roles de género y políticas de cuidado, y un duro cuestionamiento al “iluminismo de la razón”


Texto: Arturo Contreras Camero y Daniela Pastrana / Pie de Página

Fotografía: Isabel Briseño 

9 de junio de 2022

Ciudad de México

 

¿Qué tienen que ver los bienes públicos con el cambio climático y la forma de entender el mundo? Si usted no encuentra una línea inmediata, es probable que tenga que recalibrar su sistema de sentido en el mundo. Cambiar la forma de entender nuestra relación con todo lo que nos rodea es, quizá, el reto más grande que tenemos como humanidad.

De ese tamaño ha sido el planteamiento puesto sobre la mesa en las conferencias magistrales de la novena Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, que se realiza en la UNAM. En una de las mesas más abarrotadas y aclamadas, la filósofa ecofeminista Vandana Shiva sostuvo que el cambio climático no es sólo una cuestión de temperatura.

“El cambio climático tiene que ver con la mente fosilizada que se olvidó que la Tierra está viva y que somos parte de la biodiversidad. Tiene que ver con la fosilización de nuestros corazones que olvidaron la solidaridad. No es un índice de un fenómeno; es el colapso de una forma de pensamiento”, dijo Shiva en un video enviado por internet.

Aseguró que “la mente colonizada del pensamiento mecanicista” nos separó de la Tierra, y en un apartheid ecológico, creó una superioridad artificial de los humanos sobre otras especies. Con el antropocentrismo, dijo, llegaron el racismo, el patriarcado “y todas las demás jerarquías”.

Por eso, lanzó una convocatoria:

«Éste es el momento para que las culturas indígenas del sur se rebelen; para que las mujeres del mundo se manifiesten; para que los jóvenes del mundo construyan un futuro para el último insecto, la última abeja, el último gusano (…) Tenemos que pasar de un ideal destructivo y mecanicista sobre la economía de la codicia a una mente ecológica y una economía del cuidado».

Vandana Shiva.

México puede ser punta de lanza

Vandana Shiva apuntó al colonialismo como el gran impulsor de la propiedad privada. Ella lo conoce por la historia colonial de su país, la India, que de un plumazo quedó bajo propiedad del imperio inglés. Así pasó también con México y con todo el sur global, dijo la filósofa.

“Las personas pertenecen a la Tierra, no la Tierra a las personas”, recordó.

“La semilla no es una fábrica, no es una propiedad de Monsanto, ni una invención del cartel del veneno de los cuatro integrantes”, dijo en referencia a las cuatro mayores empresas de la agroindustria mundial: Dow DuPont, Bayer-Monsanto, ChemChina-Syngenta y BASF.

En ese sentido, destacó la batalla que ha dado el actual gobierno mexicano contra el maíz transgénico y contra el glifosato, uno de varios agroquímicos señalados como tóxicos, cancerígenos y casi mortales. “México ha hecho mucho en decir ‘no a los transgénicos, al glifosato’. México puede liderar al mundo en reclamar el bien público”, aseguró.

La crisis de la razón

El mensaje de Vandana fue el inicio de una mesa en la que el economista y sociólogo ambiental Enrique Leff planteó la crisis climática como una crisis de la razón.

«Vemos la degradación de las relaciones humanas, de la moral humana. La crisis ambiental es una crisis del conocimiento», dijo Leff.

«Estamos ante la más crítica crisis de la razón humana como el privilegio y la soberanía del ser humanos sobre el planeta. El iluminismo de la razón como aquello que habría de orientar los destinos de la vida».

El economista recordó la primera conferencia mundial sobre el medio ambiente, celebrada en 1972 en Estocolmo. Su conclusión fue dura:

«Cincuenta años no han sido suficientes para recomponer, para reorientar los destinos de la vida y los modos de comprender la vida y de habitar el planeta (…) Hoy la vida ya no evoluciona a través de las leyes de la naturaleza. Hoy la vida se degrada por la intervención de un régimen ontológico. Un régimen de racionalidad que se ha apoderado del mundo y del planeta, que interviene el metabolismo de la vida, orientándolo hacia la muerte entrópica del planeta».

Enrique Legg. Foto: Isabel Briseño

 

Un nuevo modelo desde el sur

El antropólogo colombiano Arturo Escobar se sumó a la discusión al asegurar que el cambio tiene que atender no solo a las formas en que funcionamos como sociedad o como entes económicos, “sino en cómo nos explicamos a nosotros mismos como parte de un planeta vivo”.

Si bien puede sonar a un cambio muy radical, Escobar es optimista, pues considera que hay una conciencia creciente del carácter destructivo que impera en todos los sistemas económicos.
Y la respuesta, anuncia, no vendrá de los países desarrollados, sino del Sur, de los países colonizados, que tendrán que encontrarla colectivamente, sin recetas.

Aún no existe un país que esté intentando dar este salto a una transición socioecológica radical, como él la llama, y de la que se puede conocer más en el ¨Pacto Ecosocial del Sur, que desde su perspectiva es una de las inspiraciones de las propuestas de gobierno de Gustavo Petro en Colombia.

Los cuidados en el centro

La conferencia de Clacso, que tiene como tema transversal “Las tramas de las desigualdades”, arrancó con dos temas centrales para la agenda de las ciencias sociales del siglo XXI: feminismos y políticas de cuidados.

“Es fantástico poder estar iniciando estos diálogos magistrales con la temática del cuidado. Muchas de las que están aquí saben que esto no hubiera sido posible hace unos años”, destacó la socióloga uruguaya Karina Batthyány, secretaria ejecutiva de Clacso.

En la mesa magistral “Sociedad del cuidado y políticas de la vida”, Batthyany aseguró que a quienes no habían descubierto la importancia de este tema “el cuidado les estalló en su casa” con la pandemia.

Nos encontramos en sociedades que sufrirán necesariamente reconfiguraciones en el corto y el mediano plazos. Y es necesario que sigamos trabajando para colocar en esas reconfiguraciones el cuidado y a las personas en el centro. Que el cuidado y la vida sean los ejes organizadores. Y no el mercado, como es hoy en la mayoría de las acciones que se realizan», insistió.

Batthyany destacó que los estados tienen que desarrollar políticas públicas que trabajen para que el cuidado esté en el centro; deben hacerlo desde una perspectiva feminista y con sistemas universales de protección.

Pero ¿cómo avanzamos a que personas y sociedad reconozcan y valoren la importancia de las diferentes formas del cuidado sin reforzarlas como una tarea de mujeres y niñas?

“Se dice muy fácil, parece muy simple, pero sabemos que es una de las transformaciones sociales más difíciles y que enfrenta grandes resistencias y ataques”.

Karina Batthyány, secretaria ejecutiva de Clacso

Aquí puedes ver la sesión completa:

Nadya Araujo, integrante de la Academia Brasileña de Ciencias y profesora de sociología de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, consideró que “mirar a las intervenciones políticas desde el punto de vista del cuidado es estratégico” para los países de la región.

«Hablar de cuidado es hablar de la multiplicidad de las formas de existencia de las mujeres en sociedades desiguales. En ese sentido, pensar en políticas es pensar en los destinos de distintas mujeres, la parte dominante de los proveedores de cuidados”.

Nadya Araujo.

 

Vulnerables e interdependientes

La argentina Eleanor Faur, doctora en Ciencias Sociales, planteó que la organización social que tenemos está fundada sobre supuestos que tenemos que empezar a deconstruir de forma radical.

Uno de ellos es pensarnos como sujetos desligados de otros, autosuficientes e invulnerables, “cuando en realidad somos personas vulnerables y hay que aceptar esto y pensar en la sociedad de cuidado es reconocer la interdependencia y la vulnerabilidad”.

La sociedad capitalista se ha construido a partir de la lógica de acumulación del capital y el mercado como regulador de toda la organización social de la vida. Frente a eso, “tenemos que poner la sostenibilidad de la vida en el centro de todo (…) Y repensar la construcción social de las masculinidades porque no hay manera de revalorizar los cuidados si no estamos todas y todos comprometidos con esto”.

El planeta, insistió la feminista, no está para que lo usemos y desechemos, sino para que vivamos en él, reconociendo nuestra vulnerabilidad e interdependencia.

«Frente a la cultura de lo descartable, la cultura de la restauración colectiva”, concluyó.

Eleanor Faur

Mesa, «Feminismos, géneros y luchas en América Latina y el Caribe” con la participación de Montserrat Sagot, Dora Barrancos y Marta Lamas. Presenta Karina Batthyány Fotos: Isabel Briseño

El feminismo crítico y la reflexividad

#Clacso2022 abrió el martes con una mesa dedicada a los feminismos. Ahí, la antropóloga mexicana Marta Lamas planteó uno de los principales debates actuales:

«Tenemos una gran posibilidad de pensar en un feminismo crítico, antiesencialista, que asume, antes de desarrollar cualquier tarea política, el imperativo ético de la reflexividad”. Dijo la feminista, en un mensaje que destacó por el lenguaje incluyente y la defensa de las identidades no binarias.

«La pregunta para las ciencias sociales no sería qué es la transexualidad, sino más bien, ¿cuál es el significado social y político de que cada vez más seres humanos rechazan ajustarse a los modelos convencionales de ser hombre o ser mujer?».

Marta Lamas, antropóloga feminista.

Salir de la versión móvil