Astudillo y Añorve se adueñan el PRI (RIP)

Hace unos días, el dos veces perdedor de la elección por la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja Ramírez, por fin cumplió su tan anunciada amenaza: renunció al PRI porque el ex gobernador Héctor Astudillo Flores y el senador Manuel Añorve Baños tienen cooptado al partido y le repartieron cargos a sus hijos, esposas, amigos e incondicionales y, a él, no le tocó ni un huesito.

Taja, quien era de los amigos preferidos de Astudillo, dio una conferencia de prensa en un hotel fifi en la costera de Acapulco para anunciar su renuncia, aunque, según el ex priista, desde abril de este año ya no hacía vida partidista.

¿Quién sabe por qué apenas se le ocurrió revelarlo? ¿Será que esperaba que desde el CEN del PRI le rogaran que no se fuera o, que mínimo, le dijeran que tenía razón y le dieran una palmadita en la espalda? Sólo Taja sabe el motivo de tan rara despedida, lo que es cierto, es que nadie en el PRI estatal va a extrañar al candidato con más votos –según él– en la historia mundial del priismo en el puerto.

Pero bueno, entre reclamos y reproches contra sus ex jefes, Añorve Baños y Astudillo Flores, Taja afirmó que aún no sabía a qué partido saltará como buen chapulín, digo como político libre pensador, o, como muchos priistas se unirá a la autodenominada Cuarta Transformación.

¿Aunque qué creen que no descartó? Adivinaron: que en las elecciones del 2024 volverá a perder… digo a competir por la alcaldía de Acapulco.

Después de que Taja públicamente vilipendió, denostó, ofendió, despreció, insultó y más verbos parecidos a Astudillo, la secretaria general del PRI estatal, Pilar Vadillo Ruiz salió a la defensa de sus jefes y se le fue con todo a Taja, no lo bajó de «traidor, malagradecido, misógino, clasemediero, ingrato y tipejo».

Los lindos adjetivos que le dedicó Vadillo a Taja nos recordaron aquellas poéticas frases que hicieran famosa a Paquita la del barrio:

«Rata inmunda

Animal rastrero

Escoria de la vida

Adefesio mal hecho.

Infrahumano

Espectro del infierno

Maldita sabandija

Cuanto daño me has hecho

Alimaña

Culebra ponzoñosa

Desecho de la vida

Te odio y te desprecio».

 

Algo que llamó la atención fue cuando Vadillo cuestionó cómo le ha hecho Taja para que en pocos años, pasara de un «clasemediero» a gozar un poderío económico en Acapulco.

Esa temeraria acusación de la enviada de Astudillo sí que va a enfurecer a Taja, quien dicen los que lo conocen, es «de armas tomar».

Por si fuera poco, el broche de oro lo pusieron Astudillo y Añorve, quienes aprovecharon que en Zihuatanejo dio su cuarto informe uno de sus secuaces, perdón, su compañero Jorge Sánchez Allec, donde anunciaron que comenzarán un recorrido por Guerrero, nada parecido al del gobersenador, Félix Salgado Macedonio, disque «para fortalecer al partido».

Los dimes y diretes de los priistas en Guerrero no están tan alejados del desmadrito que se cargan en el PRI nacional, con eso de la alianza de Alito Moreno con AMLO, y su apoyo, de un día para otro, a la reforma para militarizar al país: la adhesión de la Guardia Nacional al Ejército.

Semejante propuesta «neoliberal» se esperaba de los priistas desde hace años, pero no del líder mesiánico de la Cuarta Transformagión, que cuando no era gobierno fingía estar en contra de la militarización de la vida pública del país, y ahora no solo acorraló a Alito, quien por salvar el pellejo tras varios audioescándalos, provocó la ruptura del Pacto por México, y dividió internamente al PRI.

Si habláramos como en el béisbol que tanto le gusta a López Obrador, diríamos: “¡vaya curvas lanzó AMLO!” en el diamante llamado México, y en las primeras entradas hacia las elecciones de 2024.

El panorama que se dilucida es que las próximas elecciones presidenciales, como en el viejo régimen o en la época del PRI absolutista, serán internas, porque no hay partido de oposición que pueda medianamente competir con Morena.

O como atinadamente sopesó Vadillo Ruiz, aunque muy a su estilo –muy corrientita–: “Ya sabes que en el partido de enfrente (Morena), perdón, no lo digo para ofender, pero si un perrito de cuatro patas lo ponen de candidato, gana”.

Y no es que eso no se supiera, pues fue evidente en 2021, lo que sorprendió fue la especificación de la priista de que hay perritos de cuatro patas, ¿se habrá acordado de Taja o insinuó que probablemente caerá en el partido que está en el poder?

Chirrionazo: Con un ¡Cómo están los que deciden todo lo de Guerrero, cabrones!, saludó Rubén Figueroa Alcocer a Manuel Añorve Baños y a Héctor Astudillo, el pasado 26 de julio, en las instalaciones del PRI estatal, durante el homenaje luctuoso por el primer aniversario del fallecimiento del ex gobernador René Juárez. Ese fue el regaño de un gran cacique a dos caciquitos que se están quedando con la pedacera que es el PRI en la entidad.

 

Tlacolol – Astudillo el bravucón

El domingo 3 de julio, en el PRI en Guerrero anduvieron muy contentos con su nuevo Comité Directivo Estatal, incluso hasta el dirigente nacional Alejandro Moreno, alias Alito, se dio un baño de pueblo antes de que saliera huyendo del país, perdón de gira por Europa para denunciar que es perseguido por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El que no la pasó muy bien fue el ex gobernador, Héctor Astudillo Flores, pues además de felicitaciones por su cumpleaños, le llovieron los reclamos.

El añorvista, Javier Adame Vázquez le achacó a Astudillo la derrota electoral del PRI el año pasado. También lo acusó de haber entregado la gubernatura a la morenista, Evelyn Salgado Pineda y, de haber traicionado al candidato del tricolor, Mario Moreno Arcos.

Este reclamo enfureció al ex gobernador, quien escoltado por sus guaruras casi se le va a los golpes a Adame Vázquez. De lo que no se quedó con ganas fue mentarle la madre a su compañero de partido.

Y no creerán quién vio en primera fila el disgusto de Astudillo pues ni más ni menos que Mario Moreno Arcos, que no hizo el mínimo intento de defender a su ex jefe. El encontronazo terminó cuando los guaruras de Astudillo se lo llevaron del lugar, mientras que Adame Vázquez le alzó la mano a ex candidato priista, quién a juzgar de las imágenes, disfrutó el momento.

Después del escándalo, la ex vocera de Astudillo, Erika Lürs, intentó hacer el contro de daños con medios de comunicación amigos. Dijo que el enojo de su jefe fue porque el añorvista le reclamó no haberle entregado cinco permisos de transporte público.

¿A poco por cinco permisitos Astudillo mentó madres?

Por cierto, nos dicen que Mario Moreno está indeciso si se va o no del PRI. Esta semana será crucial porque espera que los meros macizos del tricolor (Astudillo y el ex gobernador, Rubén Figueroa Alcocer) decidan cuál será su destino, bueno dicho más clarito: qué huesito le van a dar para el 24 o, eso le prometieron frente Alito porque en realidad, nos dicen, fue pura finta para simular la unidad del priísta en Guerrero.

Mario Moreno tiene varias ofertas en el PRD y MC, pero uno de los meros macizos le dijo que para que siga su carrera política es dentro del PRI. Siendo así el panorama para el ex candidato es muy dasalentador, pues de los tres partidos no se hace uno.

La fiesta del tricolor no pudo terminar de otra manera. La secretaria general PRI, Pilar Badillo Ruiz, se estrenó con una joyita. Cuando le preguntaron los mochileros, reporteros adictos al apoyo oficial, si está de acuerdo con los dichos de Alito, de que a los periodistas no se les matan a balazos sino a hambre.

La secretaria rápidito pintó su rayita con su dirigente, pues les prometió que con ella sí habrá para los refrescos, eso sí, aseguró que será de su bolsillo. Los chayoteará y lo confesó. Así las cosas en el PRI.

 

Te puede interesar: Astudillo a punto de pelear a golpes con un priísta durante Consejo del PRI

Astudillo a punto de pelear a golpes con un priísta durante Consejo del PRI

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Especial

Chilpancingo

 

​Durante la sesión del Consejo Político Estatal del PRI realizado este domingo en la sede de este partido, aquí en Chilpancingo, el ex gobernador Héctor Astudillo Flores se insultó y a punto estuvo de darse de golpes con un priísta del municipio de Zumpango de Neri.

Todo transcurría en forma normal en el auditorio Plutarco Elías Calles, en donde fue recibido el líder nacional de este partido, Alejandro Moreno Cárdenas, alías Alito.

El líder nacional del tricolor se tomaba fotos con sus compañeros de partido y Astudillo venía bajando los escalones del inmueble seguido del ex candidato a gobernador en las elecciones de junio del 2021, Mario Moreno Arcos, cuando un grupo de reporteros conocidos como Los Mochileros captaron un video en el que un hombre corpulento de camisa color rosa a rayas y que más tarde fue identificado como Javier Adame Vázquez, un priísta vecino de la localidad de Zumpango le gritaba al ex mandatario estatal.

Por el ruido de la música de viento y de los gritos que hacía el maestro de ceremonias del evento partidista, Roberto Salazar López, no se escuchaba lo que Adame Vázquez le gritaba al ex mandatario estatal quien se regresa para encararlo y se observa que también le grita.

Una versión que se difundió este domingo después del evento en donde Moreno Cárdenas le tomó protesta a Alejandro Bravo Abarca y a María del Pilar Vadillo Ruiz como presidente y secretaria general del Comité Estatal del PRI, es de que Adame Vázquez le reclamó a Astudillo haber negociado con Morena para que las elecciones del 2021 las ganara Evelyn Salgado Pineda, hija del senador Félix Salgado Macedonio.

«Vendiste la gubernatura», le gritó el priísta a Astudillo.

La otra versión que contó gente allegada al ex gobernador es de que Adame Vázquez le gritó a éste porque no le había cumplido con la entrega de cinco concesiones de transporte público durante su sexenio.

«Yo no te prometí nada, ni siquiera te conozco», le reviró Astudillo.

Adame Vázquez aumentó sus insultos al ex gobernador quien se puso furioso mentándole la madre.

Cuando ya estaban a punto de darse de golpes, priístas y guardaespaldas que acompañaban a Astudillo se pusieron en medio y convencieron a éste que siguiera caminando rumbo a donde estaba el dirigente nacional de su partido.

Poco después de este incidente, Adame Vázquez y el grupo que acudió con él se retiraron del auditorio.

En diciembre del 2019, durante un Consejo Político del PRI que se desarrolló en este mismo auditorio, Javier y su hermano David Adame, quien ya falleció, interpelaron al entonces líder estatal de este partido Jorge Albarrán Mendoza por los malos resultados de las elecciones del 2018 al perder la presidencia de la República.

En esta sesión de Consejo estaba el gobernador Astudillo Flores y gran parte de su gabinete, a quienes se les nombró consejeros estatales, incluido su hijo Ricardo quien es actualmente diputado local.

Los Adame Vázquez forman parte del grupo político del senador Manuel Añorve Baños quien estaba en el evento político de este domingo en el Plutarco Elías Calles.

El zipizape protagonizado por Astudillo y Adame Vázquez no impidió que el primero de ellos fuera festejado en el auditorio por su cumpleaños número 66.

Un pastel y mariachi fueron parte de la fiesta después del evento partidista en donde Alito Moreno ni siquiera se percató del pleito que protagonizó Astudillo.

El líder nacional del PRI, acusado de corrupción en su natal Campeche, estuvo atento a las selfies que se tomaba con las mujeres priístas.

 

Te puede interesar: Alito es arropado por grupos políticos del PRI que encabezan Astudillo y Figueroa

Alito es arropado por grupos políticos del PRI que encabezan Astudillo y Figueroa

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Amílcar Juárez

Chilpancingo

 

El líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, acusado de corrupción por la gobernadora morenista de su propio estado de Campeche, la morenista Layda Sansores, fue arropado este domingo por la clase política del priísmo que encabezan los ex gobernadores Héctor Astudillo Flores y Rubén Figueroa Alcocer.

Acarreo, reparto de playeras y aguas a la gente se vio durante el acto de este domingo en el auditorio Plutarco Elías Calles, del edificio estatal del PRI, durante la protesta de Alejandro Bravo Abarca y María del Pilar Vadillo Ruiz, el primero como presidente y la segunda como secretaria general del Comité Estatal de este partido.

«Alito, alito, está rete bonito», gritaron mujeres en las graderías cuando su líder nacional se abría paso entre los priístas para tomarse una selfie con quienes se lo solicitaban.

Desde su asiento, los ex gobernadores, Héctor Astudillo Flores, Rubén Figueroa Alcocer, ex líderes estatales del tricolor, diputados locales, alcaldes, regidores y síndicos observaban como rodearon a su líder nacional.

Sentado en el presidium estuvo Mario Moreno Arcos, el ex candidato del PRI y PRD a la gubernatura en las elecciones de junio del 2021 que esta vez se disciplinó y aceptó que los grupos políticos que dirigen Figueroa Alcocer y Astudillo Flores escogieran a Bravo Abarca como líder estatal del tricolor en sustitución de Héctor Apreza Patrón, ausente en el acto.

El pasado jueves 30 de junio circuló en las redes sociales una fotografía en donde por primera vez Moreno Arcos aparece al lado de Bravo Abarca acompañados por los ex gobernadores Astudillo Flores, Figueroa, Ángel Aguirre Rivero, el senador Manuel Añorve y el ex diputado local, Héctor Vicario Castrejón.

Desde finales del 2021, gente cercana a Moreno Arcos decían que este renunciaría al PRI. En el 2011 cuando Aguirre Rivero no fue candidato a gobernador por el tricolor y se fue al PRD para que fuera su abanderado, Moreno Arcos ayudó con su estructura política y territorial para que ganara la gubernatura.

En aquel tiempo tras la derrota del candidato del PRI a gobernador, Manuel Añorve, los priístas exigían la expulsión de Moreno por traidor.

En su discurso, durante la toma de protesta de la dupla Bravo Abarca y Vadillo Ruiz, Moreno Cárdenas dijo que se dio cuenta que en Guerrero los priístas se ponen de acuerdo dando una muestra de unidad.

«Esta es la muestra de que el priísmo en Guerrero no solamente está vivo sino está echado para delante porque aquí hubo diálogo e inclusión y acuerdo político», expresó el dirigente nacional del tricolor.

Moreno Cárdenas arremetió contra priístas como el senador Miguel Osorio Chong de quién han pedido su destitución.

«En el PRI todos nos conocemos; todos sabemos quienes son los que trabajan, los que han tenido una responsabilidad política electoral pero también conocemos a los que se acercan al partido en tiempos de elecciones y se prestan a darle servicio y el trabajo al gobierno para criticar a nuestro partido», agrego.

Señaló que los ataques y las campañas de desprestigio y calumnia contra el PRI es porque le dicen al gobierno federal de Morena todos sus errores.

«Le decimos a este gobierno de Morena que son la peor tragedia y la mayor desgracia que le ha pasado al país porque el país se les derrumba», señaló.

Según el líder nacional del tricolor en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ocurrieron más de 3 mil feminicidios, 4 mil secuestros y más de 123 mil homicidios.

El auditorio y la explanada del edificio del PRI estuvo colmado de gente proveniente, principalmente, de los municipios de Iguala, Zihuatanejo, Tlapa, Chilapa y Tlapehuala, donde actualmente el PRI es gobierno.

Los alcaldes de estos municipios estuvieron en primera fila en el acto.

El alcalde de Tlapa, Gilberto Solano Arriaga, hasta se peleó con sus compañeros de partido para que Morena Cárdenas se tomara una selfie con él.

Decenas de autobuses y combis de transporte público, donde trasladaron a la gente, estuvieron en fila en la avenida José Francisco Ruiz Massieu, frente al edificio del PRI estatal.

La multitud de priístas dieron pie a que Moreno Cárdenas dijera que con esta muestra de apoyo de sus compañeros de partido tenía más fuerza para enfrentar al gobierno de López Obrador.

«Muchas gracias porque esta unidad y fortaleza política me anima y me dan más ganas de seguir enfrentando a este gobierno represor y corrupto».

Durante su discurso Moreno Cárdenas mencionó dos veces al ex gobernador Figueroa Alcocer, quien vestía de camisa color guinda, y otra, al fallecido René Juárez Cisneros.

«Saludo a mi amigo y padrinazo político Rubén Figueroa y al negro Juárez en el lugar donde esté», añadió.

El ex mandatario estatal Juárez Cisneros falleció en mayo del 2021 por las secuelas del Covid-19.

Moreno Cárdenas quien fue gobernador de Campeche, hoy en poder de Morena, aseguró que el gobierno de López Obrador no impedirá que se constituya la coalición nacional para el 2024 y presumió que el PRI, aliados con el PAN y PRD suman 40 por ciento de los votos contra el 44 que tiene Morena en las encuestas para la elección presidencial.

«Hay tiro, hay tiro», señaló alegre Moreno Cárdenas a quien en todo momento el maestro de ceremonias del acto político Roberto Salazar López le decía «Alito Moreno» como si fuera su slogan de campaña ya que el político campechano ha dicho que quiere ser candidato presidencial.

El líder estatal del PRD, Alberto Catalán Bastida, sobrino político del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, estuvo en el acto como invitado especial y también fue mencionado por Moreno Cárdenas.

Salazar López, quien durante el gobierno de Astudillo Flores fue director de Actividades Cívicas, pedía a cada momento a la gente que le echara una porra a su ex jefe.

Cuando finalizaba el acto Salazar les dijo a los priístas que guardaran silencio porque un grupo musical cantaría las mañanitas a Astudillo Flores con motivo de su cumpleaños.

Un mariachi ingresó al auditorio y un grupo de mujeres ya tenían listo un pastel para que fuera repartido.

Astudillo fue felicitado con abrazos. El primero que lo felicitó fue Alejandro Bravo Abarca, el nuevo líder del PRI estatal, quien durante los seis años de su gobierno fue su Jefe de Oficina.

Moreno Arcos, quien peleaba la dirigencia del tricolor, salió del auditorio del lado contrario donde iba el contingente de Astudillo y Bravo Abarca.

Moreno Cárdenas, «Alito», se entretenía tomándose selfies con los priístas pero sobre todo con las mujeres.

 

 

Parque Pezuapa: Autoridades del PRI legalizaron este predio a supuesto dueño

Desde el 2002, los particulares intentaron apoderarse del parque Pezuapa en diferentes momentos, pero por las protestas de los vecinos no les fue posible.


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: José Miguel Sánchez

Chilpancingo

El parque Pezuapa que se ha convertido en un espacio recreativo que disfruta la población de Chilpancingo es motivo de un conflicto legal propiciado porque en la administración municipal que encabezó el priísta y empresario Jesús Tejeda Vargas firmaron unas escrituras a un particular.

Este conflicto lleva 20 años y desde  mediados de mayo de este año se reactivó debido a que el supuesto dueño comenzó trabajos de construcción en este espacio recreativo.

Fuentes del ayuntamiento de Chilpancingo mencionaron que el predio en cuestión está legalizado, que cuenta con todos los permisos municipales y sería difícil recuperarlo, pero que la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez buscaría mediar el problema.

Vecinos del Barrio de Tequicorral, ubicado al sur de esta capital,  proporcionaron documentos donde se revela que el primer propietario del predio fue Leopoldo Jorge Ramírez, quien lo fraccionó y vendió a una mujer de nombre María Concepción Cinco Ramos que, a su vez, lo vendió a un tal Carlos Mena, quien se dice actual propietario del espacio.

En el documento se explica que “el trámite fraudulento se conjugó inicialmente en el periodo 1996-1999 cuando fue alcalde de Chilpancingo Héctor Astudillo Flores quien fue gobernador de Guerrero en el período 2015-2021″.

Los vecinos dicen que las escrituras fraudulentas se ratificaron en gobiernos municipales posteriores emanados del PRI.

Por ejemplo, «en el 2018, cuando el priista Jesús Tejeda Vargas fungía como presidente municipal interino, se autorizó la subdivisión del parque para ser vendido en fracciones”, dice el documento.

Desde el 2002, los particulares intentaron apoderarse del predio en diferentes momentos, pero por las protestas de los vecinos no les fue posible.

Pezuapa: Victima de la corrupción

La primera vez que los supuestos dueños lo intentaron fue en el año 2002, con ayuda del alcalde Saúl Alarcón Abarca; los vecinos impidieron dicha acción. También lo intentaron durante la administración municipal de Astudillo Flores en el 2009, a quien los vecinos le pedieron ayuda, pero nunca recibieron respuesta, dice el documento..

La tercera vez que buscaron apropiarse del predio fue el pasado 17 de mayo, cuando los vecinos denunciaron a través de un video en redes sociales que un grupo de personas llegaron al parque Pezuapa y comenzaron a talar árboles que ellos sembraron días antes.

Este grupo de personas, después de cortar los árboles, comenzaron a cercar el espacio e impidieron el acceso al parque.

Para evitar un conflicto entre los vecinos y quien se asume como dueño del espacio, personal del ayuntamiento clausuró la obra y dijo que revisarán la validez de esas escrituras.

En el documento proporcionado por los vecinos hay un plano del parque ya fraccionado que fue aprobado por el Cabildo municipal el 14 de mayo del 2018 y firmado por el entonces alcalde interino Jesús Tejeda Vargas.

“El Sr. Jesús Tejeda Vargas, como presidente municipal, firma tal subdivisión sabiendo que es área pública”, escribieron los vecinos en dicho documento.

Los vecinos señalan que el plano ya fraccionado en forma ilegal y autorizado por la administración municipal que encabezaba Tejeda Vargas la consiguieron a través de una solicitud de información ante el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información.

Durante la audiencia pública que encabezó el pasado viernes 3 de junio en la colonia Vicente Lombardo Toledano, la alcaldesa Norma Otilia Hernández se refirió al conflicto del parque Pezuapa y reconoció que las escrituras de ese predio a favor de un supuesto dueño «fue aprobada por el Cabildo de alguna administración pasada».

Hernández Martínez no quiso decir el nombre del alcalde interino Tejeda Vargas, quien en febrero del 2018 asumió la alcaldía en forma interina, después de que Marco Antonio Leyva Mena solicitó licencia al Congreso local derivado de un conflicto político que tenía con el entonces gobernador Héctor Astudillo Flores. Tejeda Vargas, concluyó el período constitucional en octubre del 2018.

“Invasiones como la del Pezuapa no van a ocurrir, aunque no fue una invasión porque quiero decirles que eso lo aprobó el Cabildo”, dijo Hernández Martínez.

Por su parte, el director jurídico de la Secretaría de Obras y Desarrollo Urban, José de Jesús Hernández Cuadra, informó que el caso del parque Pezuapa lo resolverá la Secretaría General del ayuntamiento.

Hernández Cuadra dijo que tiene conocimiento que el supuesto dueño cuenta con escrituras, pagos de predial y permisos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y que se está investigando quien fue la primer persona que vendió el predio porque aseguró que el parque Pezuapa está catalogado como zona federal

Fuentes dentro del ayuntamiento municipal informaron que el espacio que se pretende apropiar el particular fue entregado por un presidente municipal y avalado por un juez civil, que lo hace el legítimo dueño del espacio.

Esta fuente que no quiso hacer público su nombre, explicó que la barranca Pezuapa si es propiedad federal, pero el espacio donde se pretende privatizar ya no lo es.

Mencionó que la zona federal abarca exclusivamente el cauce de la barranca, que actualmente es el andador adoquinado del parque, y el espacio que se pretende privatizar queda fuera de la zona federal.

“El espacio del que se pretenden apropiar ya es zona municipal y si algún presidente lo quiso entregar a algún particular estaba dentro de sus funciones hacerlo”, explicó.

Dijo también que el que se dice propietario tiene en su poder escrituras y un deslinde catastral, pagos de predial, y una toma de agua, por lo que es muy difícil que realizar una expropiación.

Añadió que legalmente es muy complicado quitarle ese espacio a un particular con todos los antecedentes legales y de pagos con los cuenta el predio.

“En un juicio sería muy complicado que gane el ayuntamiento la propiedad del predio y lo más fácil sería que el ayuntamiento llegue a un acuerdo con el particular para comprar el especio en cuestión”, comentó.

Te puede interesar: ¿Dónde está la justicia? ¿dónde está la cuarta transformación?, reclaman los padres y madres de los 43

En Campeche, gobierno de Alejandro Moreno gastó 3 mil 800 mdp sin comprobar su destino; ASF y FGR indagan boquete

Durante la gestión de Alejandro Moreno, los malos manejos se dispararon, según auditorías federales. Solo se ha esclarecido el destino del 10% de los recursos observados.


Texto: Zedryk Raziel y Arturo Ángel / Animal Político  

Fotografía: Facebook Alejandro Moreno

2 de mayo de 2022

 

A casi tres años de concluida su administración, las autoridades federales y de Campeche no han conseguido esclarecer el destino de más de 3 mil 800 millones de pesos de recursos federales que fueron transferidos a dicha entidad durante la administración del entonces gobernador y hoy presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

De acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), entre 2016 y 2018 (los tres años completos que gobernó Campeche) se identificaron irregularidades por un monto total de 4 mil 263 millones de pesos. De esa cantidad, hasta el corte del pasado 1 de junio, solo se habían encontrado pruebas para solventar el uso correcto de 412 millones de pesos.

Es decir, siguen sin esclarecerse ni devolverse más de 3 mil 851 millones de pesos de recursos públicos, esto es, el 90% del dinero observado.

Los datos de la ASF muestran claramente que justo en los tres años de administración del hoy presidente del PRI, el monto de los recursos mal manejados y no esclarecidos en la entidad se incrementó de forma exponencial.

Mientras que entre 2004 y 2015 los montos observados no superan los 70 millones de pesos anuales, para 2016 ascendieron a 122 millones, en 2017 rozaron los 300 millones de pesos; y en 2018 se dispararon hasta los 3 mil 430 millones de pesos.

El 2018 fue el último año completo que gobernó Moreno, ya que en 2019 pidió licencia para competir por la presidencia de su partido. En 2019 y 2020, las irregularidades volvieron a disminuir y no sobrepasan los 45 millones de pesos por año.

A través del área de comunicación social del CEN del PRI, Animal Político solicitó al dirigente partidista un posicionamiento respecto de las observaciones de la ASF sin aclarar, pero, hasta el cierre de esta edición, no se recibió respuesta alguna.

Aunque las observaciones hechas al gobierno de “Alito” (apodo con el que es conocido el priista)  ya tienen cerca de cuatro años que fueron realizadas, hasta el momento no han sido solventadas. Pese a ello, y como ha sido característico en la gestión del auditor federal David Colmenares, la ASF amplió los periodos de investigación y solventación y, hasta el momento, no ha presentado denuncias penales por el posible desfalco en Campeche.

No obstante, la Fiscalía General de la República (FGR) ya integra formalmente una carpeta de investigación por posibles malos manejos de recursos federales de Moreno Cárdenas en su periodo como gobernador de Campeche.

La indagatoria, iniciada por delitos que incluyen posible enriquecimiento ilícito, peculado y otros hechos de corrupción, se inició a partir de un desglose enviado por la Fiscalía General de Campeche, tras la denuncia presentada por la administración de la actual gobernadora, la morenista Layda Sansores.

Ésta es la segunda ocasión que se indaga penalmente al hoy presidente nacional del PRI. En 2019, a raíz de una denuncia presentada por el también priista Ulises Ruiz, la FGR abrió una carpeta de investigación por la presunta adquisición irregular de inmuebles por parte de “Alito” entre 2012 y 2015, durante su periodo como diputado federal.

Recientemente, la gobernadora Sansores ha acusado púbicamente a Moreno Cárdenas de haber incurrido en presuntos hechos de corrupción. El martes, la morenista divulgó un audio en el que Moreno Cárdenas supuestamente planea un esquema de lavado de dinero mediante operaciones inmobiliarias simuladas.

Los desfalcos

De todo el dinero público cuyo destino no comprobó Moreno Cárdenas durante su administración, el 80% corresponde sólo a 2018, año de la elección presidencial.

Uno de los fondos federales más afectados fue el de Participaciones Federales a Entidades Federativas y Municipios, en el que la ASF detectó un ejercicio no justificado de 2 mil 941 millones de pesos.

En la auditoría 606-DE-GF, el órgano fiscalizador determinó, por ejemplo, que 16 instituciones de Campeche –varias secretarías del Ejecutivo estatal, pero también institutos de educación y universidades– no aportaron documentación comprobatoria del gasto de 458 millones de pesos.

La ASF también detectó 17 adjudicaciones por 39 millones de pesos en las que no se comprobó la recepción de los bienes o la prestación de los servicios contratados, entre los que se encuentran eventos artísticos, asesorías, impresiones de libros y mantenimiento de aeronaves.

Otro de los fondos federales cuyos recursos se ejercieron indebidamente en el gobierno de “Alito” fue el de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), que tiene la finalidad de prestar servicio médico a la población que no cuenta con empleo formal o que no está incorporada en algún régimen de seguridad social, así como asegurar el abasto de medicamentos.

En la auditoría 603-DS-GF, la ASF determinó un monto de 339 millones de pesos cuyo destino no fue aclarado, una cuarta parte del total de recursos transferidos por la Federación a Campeche por concepto del FASSA.

Entre las irregularidades financieras detectadas se encuentra el hecho de que no existe documentación comprobatoria de erogaciones con cargo al capítulo 1000 (nómina); tampoco se cobraron penalizaciones a proveedores; y las que fueron cobradas fueron depositadas a cuentas no autorizadas.

Tampoco se retornaron a la Tesorería de la Federación (Tesofe) recursos del fondo que no fueron gastados; se hicieron pagos en exceso por concepto de sueldo a personal no calificado; se detectaron gastos de viáticos sin comprobar y se pagó a trabajadores del Seguro Popular con recursos del FASSA.

La ASF también encontró malos manejos del Programa Proyectos de Desarrollo Regional, cuyo objetivo es financiar proyectos en infraestructura, transporte, educación, salud, deporte y cultura tanto a nivel estatal como municipal.

En la auditoría 616-DS-GF, se detectó un posible daño al erario por 63.8 millones de pesos, que fueron pagados a cinco empresas por obras de construcción y remodelación de inmuebles que no se concluyeron.

Riqueza investigada

En julio de 2019, cuando ya había solicitado licencia al cargo de gobernador para contender por la dirigencia del PRI, Reforma dio a conocer que Moreno Cárdenas era dueño de una mansión en la capital del estado con valor de 46 millones de pesos, misma que construyó a lo largo de dos años en los que declaró ingresos de 5 millones de pesos anuales.

El diario documentó que “Alito” mintió en su declaración patrimonial, al afirmar que el valor de la propiedad era de 6 millones de pesos.

No es la única propiedad cuyo valor habría “maquillado” el ahora dirigente priista. En septiembre del mismo año, Reforma publicó que, según la denuncia presentada por Ulises Ruiz en la FGR, Moreno falseó el valor real de 15 inmuebles que adquirió en Campeche, los cuales fueron comprados con dinero en efectivo y cuya procedencia se desconoce.

En abril pasado, el Fiscal General de Campeche, Renato Sales, informó que se estaba integrando una carpeta de investigación contra el exgobernador por posible enriquecimiento ilícito en la adquisición de inmuebles.

El fiscal detalló que uno de los bienes es un polígono de 30 hectáreas que el priista compró en Champotón a un precio de medio centavo por metro cuadrado y el cual, supuestamente, donó a su madre.

En el audio divulgado el martes por Layda Sansores, Moreno se refiere a ese terreno como suyo.

Sales precisó que otras propiedades del dirigente priista que están bajo investigación son dos casas ubicadas en los fraccionamientos Campeche Hills y Country Club, así como un departamento en la Ciudad de México.


Este texto es propiedad de Animal Político y lo reproducimos con su autorización. Puedes leer el original dando click en este enlace. 

Matracas sin fuerza en el registro de Alejandro Bravo quien apoyado por Astudillo y Figueroa será nuevo líder del PRI

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

4 de abril del 2022

Chilpancingo

 

En el registro del único candidato a dirigir el PRI estatal, Alejandro Bravo Abarca las matracas se escucharon sin fuerza.

Cuando ganas con imposición, no es unidad, es fractura», escribió en su cuenta de facebook, Marco Antonio Leyva Mena, ex líder estatal del PRI, ex diputado local, ex alcalde de Chilpancingo y actualmente cercano a líderes nacionales de Morena.

La frase que dijo Bravo Abarca después de su registro de que «el PRI está más vivo que nunca y que nadie pretenda vernos en la lona», generó escepticismo seguramente en muchos de los que acudieron a la explanada para verlo y escucharlo.

Cohetes, una danza de tlacololeros que provenía el barrio de San Mateo de Chilpancingo así como lonas y pancartas pintadas con el nombre de Alejandro o Bravo que es su primer apellido, fue parte del lustre que le dio al evento político del registro de los candidatos a dirigir al PRI ante la comisión de procesos internos del este partido.

Frente a la explanada está el segundo piso de las oficinas del tricolor cuyo edificio se asemeja una gran urna.

La convocatoria que publicó el PRI estatal decía registro de candidatos, pero solo acudió uno. Así Bravo Abarca, ex alcalde de Petatlán, luego de Zihuatanejo de Azueta y del 2015 al 2021, jefe de la oficina del gobernador Héctor Astudillo ya ganó por default, dijeran los expertos en futbol.

Mario Moreno Arcos, el que se perfilaba como el rival de Bravo Abarca, ya no quiso competir en la contienda interna bajo el argumento de que el «juego no estaba parejo».

Y es que Alejandro Bravo, tuvo de su lado, no solo el árbitro sino hasta el balón.

El virtual líder del tricolor, Alejandro Bravo entró a la explanada del PRI y arropado por diputados locales y el ex líder de la CNC, Juan José Castro Justo, así como el regidor del ayuntamiento de Acapulco, René Juárez Albarrán, hijo del ex tinto ex mandatario estatal, René Juárez Cisneros.

Si bien los principales promotores de Bravo Abarca, Rubén Figueroa Alcocer y Héctor Astudillo, no lo acompañaron a su registro si llegaron varios de sus allegados.

Héctor Astudillo Calvo, hijo del ex gobernador Héctor Astudillo Flores, encabezó la comitiva de recepción de Bravo Abarca.

Ni el ruido de las matracas, cohetones, danzantes o las porras estridentes de un grupo de jóvenes matraqueros (a quienes les pagó un dinero por asistir) calentó el ambiente.

Apenas había ingresado a la oficina de juntas del edificio del PRI Alejandro Bravo para solicitar su registro, llegó caminando la ex titular de la Secretaría de la Mujer durante el gobierno de Astudillo, Mayra Gloribel Martínez.

Cuando Mayra estuvo al frente de la Secretaría de la Mujer, la  gobernadora Evelyn Salgado Pineda era la delegada de esta secretaría en Acapulco. Hasta noviembre del 2020, Evelyn, renunció al cargo, según el anterior gobierno de Astudillo.

Mayra Gloribel, quien lucía un vestido de color rojo entró unos minutos al edificio del PRI y luego se salió.

Entre los asistentes se contó a varios ex funcionarios o líderes de colonias o del PRI que participaban activamente en los actos de campaña del entonces candidato a la gubernatura, Mario Moreno Arcos en el 2021.

Por ejemplo ahí estaba el ex director de Actividades Cívicas del gobierno de Astudillo, Roberto Salazar López que fungió como maestro de ceremonias en el mitin y dirigía las porras a favor de Bravo.

«Por favor guarden silencio porque ya está a unos pasos de aquí nuestro próximo líder del PRI, Alejandro Bravo Abarca», gritó Roberto Salazar López quien en la década de los ochentas militó en el desaparecido Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) que en esa época dirigía la activista Rosario Ibarra de Piedra.

Los priístas que apoyaron a Mario Moreno ahora estaban aquí con otra playera.

Otra de las frases que ha escrito en sus redes sociales el ex edil de Chilpancingo, Marco Leyva Mena: «en el PRI, no aprendemos de las derrotas».

En el 2005, el PRI en Guerrero sufrió su primera gran derrota electoral al perder la gubernatura. Les ganó el empresario Zeferino Torreblanca Galindo.

En el 2011, los priístas no pudieron recuperarla aunque uno de sus compañeros de partido Ángel Aguirre Rivero ganó con bajo las siglas del PRD.

Por los hechos de Iguala (la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa) el PRI con Héctor Astudillo ganó la gubernatura en las elecciones del 2015.

Mario Moreno, no pudo mantener para el PRI la gubernatura en el 2021. Quería ser líder estatal de su partido y los que no lo dejaron ser, (Héctor Astudillo, Héctor Apreza y Rubén Figueroa Alcocer) los acusó recietemente de «caciques».

En el 2011, Mario Moreno, estando en el PRI, apoyó a Ángel Aguirre para que con el PRD en alianza con el MC ganara la gubernatura.

Pero ahora ni Aguirre apoyó extramuros a Mario.

Cerca de las 12 del día de este lunes, concluyó el acto en el que Bravo Abarca solicitó su registro como candidato a dirigir el PRI estatal junto con su compañera Pilar Badillo Ruiz quien va como secretaria general y alguna vez fue diputada local.

A las 13 con 30 minutos concluyó el cierre de registros de aspirantes a dirigir el PRI y sin la inscripción de nadie más Bravo Abarca tomará protesta como nuevo líder de este partido en el Consejo Político Estatal.

En ese acto deberán estar los que lo impulsaron en este cargo, Héctor Astudillo y Rubén Figueroa Alcocer quienes además son consejeros.

Te puede interesar: Justicia comunitaria: sentencian a 25 años de trabajos comunitarios a feminicida

Mario Moreno declina participar para dirigencia del PRI y abre una nueva división en su partido

Texto:  Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

4 de abril del 2022

Chilpancingo

 

El ex candidato a gobernador, Mario Moreno Arcos, declinó su participación en el proceso interno del PRI para contender por la dirigencia estatal de su partido y deja el camino libre para que Alejandro Bravo Abarca, ex jefe de la oficina del ex gobernador Héctor Astudillo Flores, sea el nuevo líder del tricolor.

Lo anunció a unas horas de que se abra el registro de inscripción de aspirantes a dirigir este partido, que será las oficinas estatales, ubicadas al sur de esta capital del estado.

«No hubo piso parejo; no hay condiciones para contender», dijo en su mensaje a través de su cuenta personal de Facebook el ex candidato a gobernador por la alianza PRI-PRD en las elecciones del 2021. «La vida no se acaba, pronto habrá otras oportunidades», agregó.

A Moreno Arcos, quien ha sido dos veces alcalde de Chilpancingo por el PRI, se le ubica como militante de otro partido político en los próximos meses.

En el mensaje dijo que su declinación de participar en la contienda interna por la dirigencia del PRI «es el resultado de muchos silencios que decían más que mil palabras y de muchos movimientos incomprensibles que yo no quería ver».

La postura política de Moreno Arcos ocurre después de una serie de confrontaciones políticas con el actual líder estatal del PRI, Héctor Apreza Patrón, y otros líderes de su partido que son parte del grupo del ex gobernador Astudillo Flores.

Después de que perdió la elección a gobernador ante la morenista Evelyn Salgado Pineda, Moreno Arcos expuso que su derrota electoral fue porque no recibió el apoyo suficiente de los grupos políticos e incluso los acusó de «caciques».

Eso le costó a Mario Moreno que Apreza Patrón y Astudillo Flores formaran un bloque en su contra y ahora apoyen a Alejandro Bravo Abarca para que sea el nuevo dirigente estatal del PRI.

La asunción de Bravo Abarca será mediante un Consejo Político Estatal del PRI, órgano político que está avasallado por los ex gobernadores Astudillo Flores y Rubén Figueroa Alcocer, y Apreza Patrón.

 

Te puede interesar: Fumigaciones de Ejército afecta sembradíos de amapola y medio ambiente, denuncian campesinos de la Sierra

Colocan videocámaras en Congreso: PRI, dice que es espionaje, Morena, señala que es para prevenir delitos

Además, en el 2019, el Congreso local adquirió en 7.1 millones de pesos un tablero electrónico para el pase de lista de los diputados y el sentido de su voto en las iniciativas o decretos, sin embargo, este aparato ya no está en el salón de sesiones


Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

2 de marzo del 2022

Chilpancingo

La colocación de videocámaras en los pasillos del Congreso local ha abierto una polémica entre las fracciones parlamentarias principalmente del Morena, que es el grupo mayoritario, y el PRI.

El jefe de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Héctor Apreza Patrón, asegura que estas videocámaras que desde este lunes fueron instaladas en distintos lugares visibles del recinto legislativo es para espiarlos.

«Es espionaje, están violando a nuestra intimidad lo que representa una violación a nuestras garantías constitucionales», afirmó el legislador.

Los diputados del PRI protestaron desde este martes en la noche por esta medida, que según ellos, fue una decisión unilateral del presidente de la Junta de Coordinación Política, el morenista, Alfredo Sánchez Esquivel.

«Los diputados (de Morena) nos dicen que se colocaron videocámaras para que se tomen evidencias cuando los normalistas de Ayotzinapa se metan el Congreso a realizar actos vandálicos y con eso la Fiscalía tenga elementos para acusarlos de algún delito. «No que los de Morena, son de izquierda?”, ironizó Apreza Patrón.

Las videocámaras fueron colocadas principalmente frente a las salas de juntas de los grupos parlamentarios y según el diputado Héctor Apreza, es una evidencia más de que según él, los quieren tener bajo vigilancia.

Otro punto que tocó sobre este mismo tema el diputado priísta es de que el presidente de la Junta de Coordinación Política no informó a que empresa se le compraron las videocámaras y su costo.

A su parecer la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso no realiza las acciones de gobierno con transparencia.

A su vez, el presidente de la Junta, Alfredo Sánchez Esquivel, aseguró que desde hace tres legislaturas el Congreso ya tenía este sistema de seguridad.

«Es una paranoia la que tienen los compañeros», dijo el morenista al referirse a los dichos de sus homólogos del PRI y del PRD de que con esas videocámaras los tendrán bajo vigilancia.

Aclaró que ninguna de las videocámaras tiene audio o micrófonos.

«Esas cámaras están grabando desde hace varias legislaturas así es de que si alguien hizo alguna travesura ahí quedó grabado», señaló.

Sobre lo que dijo el legislador Apreza de que a partir de la colocación de esos aparatos los estarán espiando, dijo que «el león cree que todos son de su condición».

Sánchez Esquivel afirmó que esa videovigilancia servirá para prevenir delitos que se cometan en las instalaciones del Congreso y puso como ejemplo que hace un tiempo se robaron el sello de las oficinas de la Oficialía de Partes.

Señaló que también estas videocámaras forman parte de un protocolo cuando los normalistas ingresen a las instalaciones del Poder Legislativo a realizar protestas y destrozos.

Dónde quedó el tablero electrónico

En el 2019, el Congreso local adquirió en 7.1 millones de pesos un tablero electrónico para el pase de lista de los diputados y el sentido de su voto en las iniciativas o decretos, sin embargo, este aparato ya no está en el salón de sesiones.

«No sabemos dónde quedó ese tablero», afirmó el diputado priísta Héctor Apreza.

El tablero electrónico se compró durante la 62 Legislatura local de la cual también formaba parte el legislador Apreza Patrón.

 

Congreso falla en designar Auditor que propuso Evelyn

A pesar de que el Congreso entra en periodo de receso el sábado, los diputados siguen sin tomar esta decisión


 

Texto: Jesús Guerrero

Foto: Oficial

Chilpancingo

13 de enero del 2022

 

Diputados del PRI y PRD se unieron para evitar que la fracción mayoritaria de Morena designara a Olivia Valdovinos Sarabia, como nueva titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE) propuesta que avaló la gobernadora Evelyn Salgado.

En la sesión que concluyó después de la una de la madrugada de hoy jueves, Olivia Valdovinos obtuvo 24 votos, Héctor Gervacio Jiménez 18 y Odiseo Rubio Vejar, ningún voto a su favor.

Para que uno de los tres aspirantes a la ASE fuera designado como titular de la Auditoría requerían 31 votos.

La celeridad para designar al titular de la ASE se frenó debido a que en la misma fracción parlamentaria de Morena no había unidad para votar por Olivia Valdovinos Sarabia quien era la propuesta de la gobernadora Evelyn Salgado.

Inicialmente varios legisladores morenistas apoyaban a Héctor Gervacio porque también contaba con el aval del senador Félix Salgado Macedonio.

Gervacio Jiménez que desde el gobierno de Héctor Astudillo es encargado de despacho de la Contraloría Interna de la Secretaría de Salud fue ratificado en este cargo por la gobernadora Evelyn Salgado.

En la votación Gervacio Jiménez obtuvo los 18 votos del PRI y PRD.

Los 24 votos que obtuvo Olivia Valdovinos, fueron 21 de Morena, otro del PT, uno más del PVEM y PAN.

La terna de aspirantes a la titularidad de la ASE y que fue sometida a votación por el Congreso fue impugnada por la organización Colectivo Gamma que dirige Jesús Flores García.

En un escrito firmado por Flores, señala que ninguno de los candidatos cumplen con los requisitos que establece la convocatoria que publicó el Congreso el  30 de junio del 2021.

Indica que los tres candidatos violan la fracción VIII de la convocatoria en donde se establece que para aspirar a la Auditoría no debieron ser titulares dependencia, entidad y organismo de la función pública estatal o municipal o representante popular federal, estatal, titular de algún órgano constitucional, autónomo, magistrado del Poder Judicial, consejero de la judicatura o titular de cualquier entidad fiscalizable durante dos años previos a su designación.

En el caso de Héctor Gervasio Jiménez desde el gobierno de Héctor Astudillo fue designado encargado de despacho de la Contraloría Interna de la Secretaría de Salud estatal.

Gervasio se inscribió como aspirante a Auditor y en vez de renunciar sigue en este mismo cargo en el actual gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda.

En el 2019, la Auditoría Superior de la Federación responsabilizó a Héctor Jiménez Gervasio de la contratación de 15 trabajadores que no cumplían con el perfil y eso originó que este órgano fiscalizador lo sancionara con la obligación de devolver 4 millones y medio de pesos a las arcas públicas.

Eso señalan lo resultados de la auditoría 2019-A-12000-19-081-2020-812-DS, que realizó la ASF. En su denuncia el ciudadano, Fernando Rodríguez Bermeo.

Olivia Valdovinos Sarabia, otra de las que está en la terna, fue directora de la Auditoría de Desempeño y Presupuestal de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hasta el 2019.

 

Salir de la versión móvil