«Ya se cumplieron once meses y no localizan a mi esposo», dice Samantha, esposa de Vicente Suástegui

Vicente Suastegui es integrante del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP) y defensor de la tierra y el río Papagayo. El pasado 5 de agosto de 2021 hombres armados se llevaron a Vicente, cuando trabajaba en un taxi en el puerto de Acapulco, desde ese entonces se desconoce su paradero.


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez 

9 de junio de 2022

Chilpancingo

 

Samantha Colón, esposa del defensor del medio ambiente, Vicente Suastegui Muñoz, desaparecido desde hace seis meses, acudió la mañana de hoy a la Fiscalía General del Estado (FGE) para pedir informes sobre los avances de la investigación y exigió a las autoridades la pronta aparición con vida del ambientalista.

Vicente Suastegui es integrante del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP) y defensor de la tierra y el río Papagayo. El pasado 5 de agosto de 2021 hombres armados se llevaron a Vicente, cuando trabajaba en un taxi en el puerto de Acapulco, desde ese entonces se desconoce su paradero.

El pasado domingo cumplió 11 meses desaparecido y su familia espera su pronta aparición con vida exigiendo a las autoridades realizar y agilizar su trabajo para encontrarlo.

Fuera de las instalaciones de la FGE Samantha declaró a medios de comunicación que se reunió con el Vicefiscal de investigación, Ramón Celaya Gamboa, quien le informó sobre los avances de la investigación para localizar a Vicente Suastegui.

Samantha dijo que a pesar de que existen avances en la investigación falta mucho para resolver el caso.

“Existen órdenes de aprehensión que no se han llevado a cabo, y son muy importantes porque son paras las últimas personas con las que estuvo Vicente antes de su desaparición, nosotros solo queremos resultados”, dijo Samantha y pidió que continúen las búsquedas para dar con el paradero de Vicente.

La esposa del defensor del medio ambiente denunció que el gobierno sigue negándole las medidas cautelares a ella y a sus hijas además del apoyo psicológico y económico.

“Nosotros vinimos a pedir que no quiten el dedo del renglón, que no le den carpetazo al caso, porque aquí hay unas hijas que esperan el regreso de su padre”, comentó Samantha.

Los familiares de Vicente dijeron que la línea de investigación que está siguiendo la FGE es por su labor en defensa del medio ambiente y el territorio

Desde hace 20 años, Vicente Suastegui junto con su hermano Marco Antonio, a través del Cecop luchan contra la construcción de la hidroeléctrica La Parota y empresarios gravilleros que explotan la zona.

Vicente Suastegui por su labor ya había sido arrestado y agredido por elementos de seguridad, dice un informe del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

En el 2018 Vicente Suástegui fue detenido y acusado por los delitos de homicidio y despojo y fue liberado después de pagar una fianza de 185 mil pesos.

Después de que el ambientalista recobró su libertad recibió amenazas de parte de policías ministeriales y estatales en Acapulco.

Su hermano Marco Antonio Suastegui encabeza las protestas y las búsquedas en la zona rural de Acapulco en espera de hallarlo con vida.

Pobladores de Petaquillas retienen a militares, Guardia y Policía Estatal

Cerca de las 13 horas, efectivos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal que patrullaban una de las calles de este poblado fueron vistos por los habitantes y de inmediato procedieron a retenerlos.


Texto y foto: Amapola Periodismo

7 de junio de 2022

Chilpancingo

 

Pobladores de la comunidad de Petaquillas, del municipio de Chilpancingo, tienen retenidos a elementos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal para exigir que haya recorridos de vigilancia para frenar la violencia en esta zona.

Las protestas de los pobladores y autodefensas civiles se lleva a cabo después que varios vehículos de transporte público de la ruta Petaquillas-Chilpancingo fueron incendiados por hombres armados.

Una de las demandas de los pobladores es de que se reinstale nuevamente el retén de revisión por parte de autodefensas de Petaquillas.

Desde la mañana de este martes, los habitantes de Petaquillas, que está ubicada a 10 kilómetros de Chilpancingo, cerraron los accesos de esta localidad. El servicio de transporte público Petaquillas-Chilpancingo y viceversa estuvo suspendido.

Cerca de las 13 horas, efectivos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal que patrullaban una de las calles de este poblado fueron vistos por los habitantes y de inmediato procedieron a retenerlos.

Poco después de las 14 horas arribó a la comunidad el director de Gobernación estatal, Francisco Cisneros y el delegado de gobierno en la región Centro del estado, Raúl Suárez Martínez, para negociar con los pobladores y autoridades.

A unos 300 metros de la entrada del pueblo hay varios camiones de policías antimotines estatales.

Los funcionarios estatales van a escuchar los planteamientos de la gente de esta comunidad y conseguir la liberación de las fuerzas de seguridad que están a bordo de sus patrullas rodeadas de los pobladores.

Este lunes, autoridades de Petaquillas ofrecieron una rueda de prensa para exigirle al gobierno que le permita la reinstalación de un retén de sus autodefensas, porque según ellos, ha aumentado el índice de actos delictivos y ninguna corporación policiaca ha podido frenar esta situación.

Hasta las 15 horas, los militares seguían retenidos por los pobladores y las autoridades negociando con las autoridades y dirigentes de los autodefensas.

En una entrevista que dio a los reporteros en Tixtla, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda dijo que en el tramo Chilpancingo-Petaquillas se instalará una Base de Operaciones Mixta compuesta por la Guardia Nacional, Ejército y Policía Estatal.

De Tijuana a Chilapa, ciudades peligrosas reciben pocos aspirantes a plazas médicas; gobierno ofrece sueldos de hasta 36 mil pesos

De las 13 mil 765 plazas que se están ofertando, solo han recibido postulación 4 mil 040, apenas el 29.3% del total. La falta de interés en esas vacantes es más notoria en ciudades con alta inseguridad.


Texto: Andrea Vega / Animal Político

Fotografía: José Luis de la Cruz (Archivo)

1 de junio de 2022

 

A una semana de que el gobierno federal lanzó la convocatoria para llenar las vacantes de médicos especialistas en el país, hay ciudades donde las postulaciones son pocas o incluso nulas. Hay casos como Tijuana, la ciudad número uno en homicidios, donde nadie se ha interesado en las plazas para medicina interna, la especialidad con más demanda en México.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular del IMSS, Zoé Robledo, admitió que la convocatoria no ha tenido una buena respuesta. De las 13 mil 765 plazas que se están ofertando, solo han recibido postulación 4 mil 040 (el 29.3%).

Esto, pese a que, de acuerdo con una revisión de Animal Político en el portal donde está publicada la convocatoria, se encontró que se están ofreciendo salarios de hasta 36 mil pesos.

Tijuana tiene tres vacantes para medicina interna, en el Hospital General de Tijuana, con un salario neto mensual de 33 mil 744 pesos, pero nadie ha aplicado todavía.

El estado de Baja California tiene 63 vacantes en medicina interna. Solo cuatro interesados han aplicado, aunque en el caso de la especialidad de urgencias médico quirúrgicas, la segunda con más demanda en el país, hay 25 vacantes y 19 interesados.

Asociaciones de médicos y médicos en lo individual han solicitado que se les garantice su seguridad para poder trabajar en estas zonas. Hasta ahora, el gobierno federal no ha presentado una estrategia relacionada con esto.

La Ciudad de México concentra 5 mil 258 postulaciones, mientras que estados como Chihuahua tienen menos de 300. En Ciudad Juárez, la segunda urbe con más homicidios, hay 12 vacantes para médicos internistas, con un salario de hasta 36 mil pesos. Para estas plazas, solo han aplicado tres interesados: uno para el Hospital General de Zona 35 de Ciudad Juárez, del IMSS, para el turno matutino, otro para el vespertino y uno más, aunque este tendría un sueldo de 30 mil 721 pesos, para el Hospital General Regional 1.

En tanto, para la especialidad de urgencias médico quirúrgicas hay 88 vacantes en total en Chihuahua, 13 de estas en Ciudad Juárez, en el Hospital General de Zona 35, del IMSS, y en el número 36, con un sueldo de 36 mil 841 pesos. Para estas plazas no hay postulaciones.

Un estado donde ha estado repuntando la inseguridad, hasta colocarlo en la novena posición en el país en homicidios dolosos, es Zacatecas. En esta entidad, hay 25 vacantes para medicina interna y solo cuatro postulaciones: una en Ojo Caliente, otra en Fresnillo, una más en Tlaltenango y la última en Loreto, con sueldos que van de los 33 mil 744 a los 28 mil 964.

En la especialidad de ginecología y obstetricia, la tercera con más demanda en el país, en Zacatecas hay 28 vacantes. Hasta el momento, el estado ha recibido 23 postulaciones, pero una misma vacante tiene siete. Está en el municipio de Guadalupe, en el Hospital de la Mujer Zacatecana, turno matutino, con un salario de 33 mil 744 pesos.

No van a alcanzar

El problema de la carencia de médicos especialistas no se resolvería ni aunque se cubrieran las 13 mil 765 plazas ofertadas y llegaran los 500 médicos cubanos que el presidente López Obrador aseguró que vendrán, porque en el país no hay especialistas suficientes que quieran cubrir las plazas que hay. Tal como informó Zoé Robledo, México tiene un déficit, para alcanzar las recomendaciones internacionales, de 154 mil 786 especialistas y de 33 mil 832 médicos generales.

Las cifras que dio ayer el director del IMSS contrastan con sus declaraciones, hechas en entrevistas para diversos medios, donde aseguró la semana pasada que de médicos generales no había tanto déficit y por eso no se estaban contratando en este momento.

En cambio, ahora asegura que faltan, mientras decenas de médicos generales se quedaron sin contratos después de estar trabajando durante casi dos años atendiendo enfermos de COVID-19.

Hay estados donde los déficit son más altos. En Guanajuato, por ejemplo, hay 73.6 médicos especialistas por cada 100 mil habitantes, cuando la recomendación internacional es de 230 médicos por cada 100 mil habitantes. En León, la tercera ciudad con más homicidios en el país, sí hay interesados en las plazas, pese al riesgo que existe. En ginecología y obstetricia, por ejemplo, hay dos vacantes y 42 interesados para el Hospital de Gineco Obstetricia 48, del IMSS, para los turnos vespertino y nocturno, con un sueldo de 29 mil 744 pesos.

Las ciudades más grandes, aunque tengan situaciones de inseguridad, están recibiendo algunas postulaciones. Lo contrario sucede en lugares más pequeños y alejados. Zoé Robledo informó que Veracruz es el estado con más necesidad de pediatras. En las zonas de La Huasteca, La Montaña y Papaloapan, no hay de estos especialistas para atender a más de 2.4 millones de niños y niñas.

De acuerdo con la plataforma donde está publicada la convocatoria, en Veracruz se están ofertando 150 vacantes para pediatras, con un sueldo neto de 33 mil 744 pesos al mes, y no hay postulaciones.

Guerrero, otro estado donde se reportó que no hay pediatras en las regiones Norte y Tierra Caliente ni en la región Montaña y Costa Chica, se están solicitando 49 de estos especialistas.

En este caso sí hay interesados, 21, pero nueve aplicaron para Acapulco y cuatro para el Centro. Chilapa de Álvarez, por ejemplo, donde hay ocho vacantes, tiene cero postulaciones, pese al salario que se oferta de 33 mil 744 pesos.

Robledo informó que 3 mil 339 vacantes localizadas en municipios con una población menor a 200 mil habitantes no cuentan con ninguna postulación; el 38% de estas vacantes se encuentra en Chiapas, Michoacán y Veracruz.

Además, 787 vacantes localizadas en municipios con rezago social de medio a muy alto no cuentan con ninguna postulación; el 57% de estas vacantes se encuentra en los estados de Chiapas, que tiene solo 32.2 especialistas certificados por cada 100 mil habitantes; Oaxaca, con 51.1, y Veracruz, con 52.0.

Quedan apenas cuatro días para llenar las vacantes. La convocatoria se cierra en el último minuto del próximo viernes 3 de junio. El martes 7 de junio se presentarán los resultados y el sábado 11 de junio se colocarán mesas en cada estado para recepción y revisión de documentos. Los postulantes seleccionados iniciarán el proceso de contratación.

Personal de salud durante una protesta para exigir contratos laborales y seguridad social a la administración pasada del priista Héctor Astudillo Flores. Foto: José Luis de la Cruz

Este texto es propiedad de Animal Político y lo reproducimos con su autorización. Puedes leer el original dando click en este enlace. 

Buscando a Vicente: el río grita para que le regresen a su defensor

Detenciones, asesinatos y hostigamiento durante la búsqueda  de Vicente Suástegui Muñoz, defensor de la tierra en Acapulco,Guerrero.


Texto: Tlachinollan Centro de Derechos Humanos de La Montaña / Pie de Página

Fotografía: Lenin Mosso

Acapulco

 

No hay nada, ni rastros de sus pasos entre las palmeras que se extienden por las comunidades afros de Acapulco. Por ningún lugar se le ha visto a Vicente Suástegui Muñoz, defensor de la tierra y el río Papagayo. Desde aquella funesta noche, cuando hombres armados se lo llevaron a un hotel de Tres Palos, las lágrimas permanecen en su familia. Ese 5 de agosto, cuando las nubes se desgajaban en torrenciales lluvias, empezó la pesadilla. Al filo de las 8 de la noche lo buscaron en las peligrosas calles de la colonia Renacimiento. Al siguiente día recorrieron las colonias vecinas, repartiendo volantes con la fotografía del defensor. Hombres y mujeres no quisieron dar información por el temor que los desaparecieran o los asesinaran. Ni una gota de confianza resbala por esa tierra de nadie, donde crece el terror impuesto por los grupos de la delincuencia organizada.

La familia no durmió por la desesperación y la preocupación. El 6 de agosto de 2021 fue recibida la denuncia en el Ministerio Público del Sector Central que se encuentra en la Fiscalía Regional en el puerto. Se iniciaron las investigaciones en la carpeta 2030080200466060821 por el delito de desaparición forzada de personas, cometida por particulares. La policía ministerial ordenó investigar los hechos, buscar testigos y evidencias, y también se emitió la alerta. Se giró oficio a diferentes dependencias para saber del paradero de Vicente, pero las autoridades informaron que desconocían de los hechos y que no contaban con información. La familia solicitó al Ministerio Público que ordenara a la policía ministerial que buscara a Vicente por las colonias de Acapulco, pero estos no lo hicieron (Vicente Suástegui: el defensor de la tierra, en el informe de Tlachinollan “Tu nombre que nunca olvido”.

Para saber qué caminos tomaron o donde lo escondieron. Nada más quedaron las calles retorcidas quietas y silentes, solo el ruido de las piedras y los carros incendiados aún dibujan en la tarde un trozo de humo en el mar. Prevalece la ley de las balas en plena luz del día. Los transeúntes siguen su camino, pero con el rostro palidecido. Una semana después de la desaparición de Vicente estas imágenes del terror provocaron que se suspendieran las búsquedas, porque cerca merodeaban personajes de la “maña”.

A pesar de la hecatombe de la violencia, Marco Antonio Suástegui, vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (Cecop), exigió a las autoridades estatales, con particular énfasis en la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE), implementar acciones de búsquedas para dar con el paradero de su hermano Vicente, así como la aceleración de las investigaciones para detener y castigar a los responsables.

En nueve meses la FGE cuenta con la detención de Juan Carlos N alias “El Brillo”, Jorge Eduardo N alias “El Junior”, Felipe N alias “La Yegua” y José Luis N alias “El Galletas o Hipo”. Sigue prófugo de la justicia el comandante de la UPOEG, Pedro Santos Cruz alias “El Pino”, uno de los más importantes perpetradores de la desaparición del defensor. Además del ex policía ministerial, Baltazar Cardona, que fue asesinado en el momento de su detención. Es un hecho que se debe esclarecer, sin embargo, las investigaciones de la FGE aun no garantizan el paradero de Vicente. No hay información judicial para las búsquedas, pese a que se han realizado 10, pero sin rumbo.

“Más preocupante es que no se ha tenido ninguna audiencia. Este 24 de mayo se iba a realizar la audiencia intermedia del “Brillo”, pero no se llevó a cabo. No hay ninguna sentencia en el caso. La Fiscalía no ha avanzado para entrevistar a los detenidos para que den mayor información del paradero del defensor a cambio de alternativas establecidas por la ley. Son los familiares quienes tienen que hacer sus propias indagaciones” comenta Rogelio Telliz, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Es hasta el 14 al 16 de agosto de 2021 cuando se realizó la primera búsqueda, conformada por la Comisión Nacional de Búsqueda, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, Fiscalía General del Estado de Guerrero, peritos y la unidad canina. El ambiente era hostil. La UPOEG cerró los caminos para que no pasara la caravana de búsqueda. En las colonias de Acapulco encontraron a un Tsuru incendiándose con el cuerpo de una persona en la cajuela. Las tensiones siguieron en la segunda búsqueda llevada a cabo el 19 al 22 por la presencia de civiles armados. La tercera abarcó del 30 de agosto al 2 de septiembre en medio de los patrullajes de la policía ciudadana; la cuarta jornada de búsqueda fue del 7 al 10 de septiembre; la quinta fue del 30 de septiembre al 2 de octubre; y la sexta en el mes de noviembre. Las miradas aviesas de civiles armados nunca dejaron de amedrentar a las y los buscadores.

Las búsquedas se quedaron suspendidas aproximadamente por cinco meses. La Comisión Nacional de Búsqueda no volvió al terreno. El resto de las autoridades se desentendieron aún más. Ante la poca importancia por parte de las autoridades en el caso Vicente, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan dirigió una acción urgente a las autoridades federales para que a la brevedad se realizaran más búsquedas, pero fue concedida la tarea a la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (CEBP), la Fiscalía, peritos y la unidad canina. Así fue que se han hecho cuatro jornadas de búsquedas del 21 de abril al 13 de mayo de 2022, pero sin tener resultados.

Marco Antonio, ya ahogado en la desesperación, pedía a gritos caminar en los cerros, barrancas, lagunas y ríos. Las horas pasaban más rápidas. En la descripción esperanzadora de seguir buscando a su hermano una pequeña sonrisa llegó a su rostro. Su mirada quedó perdida por un momento en el horizonte sin rumbo. Ese rostro afligido lleva 6 mil 744 horas con sus ojos rojos por una gota de agua que bruscamente salió del túnel de la angustia.

El pasado 5 de mayo, las búsquedas se cumplieron 270 días sin saber del defensor, “como si la tierra se lo hubiera tragado”. Su hermano tiene la esperanza de encontrarlo con vida.  Lo busca aquí y allá. Descarta cualquier lugar sospechoso. Intercambia la palabra con las familias que habitan cerca del infierno: Acapulco – quizá sea peor tanto que si llegara el diablo temblaría de miedo. Las voces se quiebran, pero poco a poco hablan de fosas, de gritos, de carros desconocidos que pasan en la noche y de personas extrañas. Es todo lo que pueden decir porque temen por sus vidas.

El pasado 12 y 13 de mayo fueron las últimas jornadas de búsquedas porque ya no se tenían más puntos. Aun cuando la Fiscalía del estado tenía que dar lugares para el rastreo, fue Marco Antonio quien terminó brindando la información para no esperar más tiempo. A menudo son las familias quienes tienen que andar preguntando de casa en casa, de corral en corral para recabar datos, mientras las autoridades están de espectadoras. Nada les conmueve, faltos de sensibilidad. En los recorridos están más preocupados por las espinas o los rayos del sol.

¿Dónde está Vicente?  El montón de recuerdos que se alborota. En el recorrido que se realizó por las tierras de Bellavista Papagayo, Marco se quedó pensativo mirando las aguas del río. Hacía memoria de cuando jugaban con su hermano Vicente, quien durante 20 años defendió la vida del río para que no entraran las gravilleras, que están aliadas a los grupos de la delincuencia organizada. Hay cuatro familias caciques que están matando el río con la explotación de materiales pétreos que son exportados en barcos o vendidos en Acapulco, desde hace 50 años. Ahora el mismo río grita para que le regresen a su defensor.

La búsqueda se extendió al río arriba de la comunidad de Zoyamiche. Contadas almas se quedaron ante la violencia. Decenas de familias tuvieron que desplazarse a otras comunidades cercanas, casi hasta quedar deshabitado el lugar. Las tierras quedaron sin campesinos y campesinas que las cultiven. Hasta los árboles florecieron en las casas abandonadas. Una comunidad bajo asedio por la policía ciudadana de la UPOEG, que en ocasiones patrullan las secas calles del pueblo.

Para acercarnos a ese pueblo fantasma, la caravana tomó camino a pie por toda la ribera del río. Los pasos se hundían en la arena por más que se hacía esfuerzo. Perecía la pesadilla de la ausencia. Las miradas en las hojarascas, en las tierras removidas, en los hundimientos del terreno en toda la orilla de una barranca que ni una gota de agua escurría. Marco Antonio encontró una roca al llegar a la orilla del río Papagayo, subió para verla arriba y abajo. Con una vara midió la profundidad de las corrientes. Pensó en una manera de pasar. A lo lejos estaba una panga. Es por allá, dijo, con un respiro de esperanza. Llegando al sitio nadie quería pasar el río. Marco y Saturnino rápidamente se adentraron en las aguas. Desde la otra orilla gritaban para que pasara el resto, y por unos minutos fueron cruzando uno a uno. Entre la arena salió un señor con un quintal de alambre y lo puso en la panga. Así, un grupo de militares le pidieron que los cruzara hasta que todos pasaron.

Eran las dos de la tarde cuando Marco platicaba con una persona mayor de edad montado en un caballo.

El señor:

–Cómo no te voy a conocer, le dijo. Nos dijeron que estabas desaparecido.

– No– respondió Marco, –es mi hermano Vicente.

Bajaron las miradas, conteniendo las emociones bruscas que insoportablemente querían soltarse entre las piedras. El señor se bajó y le dio el caballo a Marco:

–Anda, aquí te espero.

El ruido del río al lado, algunos árboles y buitres que volaban en círculos. No se escuchaba nada, ni siquiera las piedras querían hablar, ya sea por el miedo o por el inclemente sol. Un poco de aire pasaba de rato en rato. Poco más de 2 kilómetros de camino. De regreso se hizo un abanico para abarcar el arenoso terreno, pero no hubo nada. Algunos volvieron a cruzar el río, mientras varios esperaron para que los pasaran en la panga, pero al salir tenían que avanzar cinco metros para cruzar completamente. Sin embargo, un señor se ofreció a cargar a un policía estatal, un militar y un guardia nacional porque no se quisieron mojar sus botas. La imagen tenía muchas interpretaciones, pero la más importante tenía que ver con el abuso de poder de las fuerzas armadas, pero ese es otro tema.

El recorrido siguió por una barranca llena de zarzas y espinos. En seguida apareció una huerta de palmeras de coco. Con los picos, palas, varillas y perros se escudriñaba el terreno, donde había pozos de agua, ropa tirada y la tierra suelta. La varilla entraba a la mitad y a veces más. Ahí se generaba una especie de remolino de integrantes de la caravana. Se escarbaba un poco y al final el perro de la fiscalía olfateaba para descartar que estuviera una persona enterrada. Solo la tierra sabe dónde los malhechores esconden a sus víctimas, en sus entrañas.

Las miradas vigilantes de la policía ciudadana de la UPOEG seguían el curso de la caravana. La osadía de algunos campesinos y campesinas relatan la despiadada ley que prevalece en las comunidades rurales de Acapulco, implantada por el comandante “Pino”. La única comunidad donde no llegaron fue en Medanitos Perros de Agua, cerca del mar. Para llegar se hace una hora desde la comunidad de Llano de la Puerta. Es una brecha poco transitada, llena de bejucos colgados. El polvo intacto, solo se levanta con los remolinos de aire. A las tres de la tarde no hay nada más que unas redes de pescar tiradas en el patio de las casas, hechas de palma de coco y unas plantas a los lados. En el centro del poblado está la escuela primaria, pero sin estudiantes y el resto es arena. El espantoso silencio es más grande que las olas del mar. Todo parecía abandonado hasta que empezaron a salir algunas personas desde el interior de sus chozas, con los rostros sorprendidos.

Marco Antonio se acercó a un señor para establecer un diálogo, donde explicaba los motivos de la llegada de la caravana de búsqueda:

–Mire, andamos buscando a mi hermano Vicente, porque desapareció desde hace 9 meses. Ya son muchos días y no lo encuentro.

El señor:

–Mire, pues por aquí luego viene gente desconocida en la noche. Son puros jóvenes, pero no sabemos que vienen hacer. Nosotros tenemos miedo. Luego vemos pasar motocicletas que sepa de donde son.

Las manos del señor señalaban hacia un lado, un escurrimiento de agua que desemboca al mar, donde tenía 6 meses que habían encontraron un cuerpo sin vida. El hermano de Vicente con la honda preocupación dijo que se descartara ese lugar. Se sumergieron las varillas para detectar algún olor extraño. Había algunos huesos de animales, chanclas, huaraches, ropa carcomida por el sol y muchos troncos de árboles que daban una sensación de melancolía. No hubo nada, pero se continuó por unos matorrales hasta que se encontró una casa abandonada que quedaba habitada sólo por murciélagos.

La caravana se detuvo a un lado de la brecha de terracería para revisar otras casas en obras negras con orificios de balas en las ventanas y con ropa adentro, invadidas por los árboles que crecen rompiendo las paredes. Sobre el paradero de Vicente no se avizora nada, pero hay bastantes señas de la violencia en la región. Es tierra de ausencias, desolación, pobreza y de arenas movedizas donde pululan los grupos delincuenciales. Se dibuja el desgobierno entre las olas de la impunidad.

En estas búsquedas sólo hay sombras que ocultan la verdad. La desesperanza es la única propuesta de vida de las autoridades que no hacen nada por desarticular a los grupos de la delincuencia. La violencia seguirá y las desapariciones no cesarán si no hay una política de Estado. El gobierno del estado está en un desfiladero en llamas. Es tiempo de que deje de cantar, más bien escuche las chicharras y mire que el día es gris. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que va del año Acapulco lleva 143 asesinatos de personas, mientras que en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas el puerto cuenta con mil 19 personas desaparecidas. Sigue siendo la ciudad más peligrosa de Guerrero y México. Este es el escenario más cruento de la historia reciente no sólo por las estadísticas, sino porque todos los días hay hechos de alta violencia.

Este trabajo fue elaborado por el equipo de Pie de Página y lo reproducimos como parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

 

Te puede interesar: Reactivan Hospital en Tlacoapa pero no envían médicos especialistas

Policías estatales desalojan de carretera a familiares de taxistas de Acapulco desaparecidos

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Redes

Chilpancingo

 

Elementos de la Policía Estatal desalojaron de la carretera federal Acapulco-México a un grupo de personas que exigían la presentación con vida de dos taxistas que están desaparecidos desde hace una semana y las autoridades estatales no hacen nada para buscarlos.

Con sus escudos y con la amenaza de golpearlos, los agentes estatales se fueron contra mujeres y hombres que este martes iniciaron sus protestas con un bloqueo en el boulevard Vicente Guerrero a la altura de la colonia Emiliano Zapata.

Posteriormente al tener respuesta de las autoridades estatales los inconformes trasladaron su protesta a la carretera federal Acapulco-México a la altura del punto conocido como Paso Limonero.

La mamá del taxista Kevin Nicolás Hidalgo Salinas, señaló que su hijo desapareció este fin de semana.

Nicolás Hidalgo Salinas, de 22 años de edad, manejaba un taxi amarillo.

La señora Guadalupe Santos, tía de Luis René quien también es trabajador del volante, informó que su sobrino fue visto la última vez hace ocho días a la altura de la comunidad de La Venta cuando conducía la camioneta Urvan de transporte colectivo.

«Así como las autoridades se dedicaron a buscar a la niña Yoseline y a quien afortunadamente apareció con vida así también nuestros familiares que están desaparecidos que también los busquen y los presenten con vida», dijo una de las familiares del taxista desaparecido Kevin Nicolás Hidalgo.

En la protesta también participaron familiares del señor Javier Soriano Domínguez de 44 años de edad quien desapareció el pasado 5 de mayo en Chilpancingo.

Este fin de semana familiares de la estudiante de 16 años Yoseline que fue raptada por un grupo de hombres armados cuando se dirigía a su escuela bloquearon durante dos días la carretera federal Acapulco-México a la altura del punto conocido como Paso Limonero.

Los manifestantes desbloquearon la vía después que la menor de edad apareció con vida.

Este martes, los familiares de los dos taxistas y de un señor de Chilpancingo que están desaparecidos estaban en Paso Limonero cuando llegó la policía estatal y los desalojó a las 16 horas con 17 minutos.

Cuando los manifestantes bloqueaban la vía federal, el senador morenista Félix Salgado, papá de la gobernadora Evelyn Salgado, ofreció una conferencia de prensa para expresar su molestia por este tipo de manifestaciones de protesta.

(En Acapulco) «le echamos ganas a los bloqueos carreteros para que el Tianguis Turístico no venga», dijo el senador cuando visitaba un stand del Tianguis Turístico que se desarrolla en el Mundo Imperial en la Zona Diamante en Acapulco.

«Como que le echamos muchas ganas para que la gente no vuelva, si hay problemas sociales pero como que ahora se están haciendo presentes con distintos temas de una o por otra cosa», expresó Félix Salgado.

 

Te puede interesar: Hombres armados aterrorizan calles de Chilpancingo

Bloquean carretera para exigir la búsqueda de taxista desaparecido

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

Familiares y amigos de un taxista de la localidad de Buenavista de la Salud que está desaparecido desde el pasado siete de mayo bloquearon más de tres horas la carretera federal Chilpancingo-Acapulco para exigir a la Fiscalía General de Guerrero su búsqueda por tierra y aire.

Los manifestantes cerraron la vía federal a la altura de la comunidad de Cajelitos, del municipio de Chilpancingo a las ocho de la mañana.

Karen Janet Casarrubias Atrisco, hija del taxista Francisco Imer Casarrubias, señaló que su papá desapareció después de que fue a dar servicio de un viaje a la comunidad vecina de El Ocotito.

«Nosotros lo hemos buscado después que desapareció el siete de mayo porque el gobierno del estado no nos ayuda», sostuvo la hija del trabajador del volante.

Denunciaron que ellos no han visto que la Fiscalía realice la búsqueda.

«Su último pasaje (del taxista) fue en el poblado El Rincón e iba a El Ocotito», aseveró la hermana del taxista.

Francisco Imer Casarrubias tenía su base de taxista en Buenavista de la Salud que es una comunidad que está dentro de este polígono poblacional del corredor de El Ocotito, del municipio de Chilpancingo.

«Estamos muy desesperadas porque no sabemos nada de nuestro familiar porque no aparece él ni su coche», señaló una hermana del taxista desaparecido.

A raíz de que el trabajador del volante desapareció, las unidades de transporte colectivo camionetas Urvan llevan en sus parabrisas leyendas en la que exigen al gobierno la presentación con vida de Francisco Imer Casarrubias.

Los familiares del desaparecido dijeron que acordaron cerrar la carretera federal porque hasta ahora no han visto que la Fiscalía realice la búsqueda del taxista.

El Vicefiscal Especializado en Desaparición Forzada de la Fiscalía, Víctor Parra Téllez llegó al lugar del bloqueo para dialogar con los inconformes a quienes les prometió que van a intensificar la búsqueda con operativos en la zona.

Los familiares le exigieron al funcionario que realicen la búsqueda por tierra y aire.

Casi a las doce del día los familiares y amigos del taxista desaparecido levantaron el bloqueo.

Durante esta semana es la segunda protesta que se registra en Guerrero porque el gobierno de la morenista Evelyn Salgado no realiza la búsqueda de personas desaparecidas.

Este lunes 16 de mayo, familiares de tres policías municipales de Pilcaya que junto con otro agente desaparecieron el pasado 29 de abril.

Uno de los cuatro policías fue hallado muerto el cuatro de mayo en la carretera federal Iguala-Acapulco.

En la protesta del pasado lunes aquí en Chilpancingo, los familiares de los tres agentes municipales de Pilcaya que aún no aparecen denunciaron que no tienen evidencias de que el gobierno de Evelyn Salgado esté realizando la búsqueda.

Según los familiares, los teléfonos celulares de los policías siguen activos y su ubicación es en el Estado de México por lo que presumen que los tres siguen vivos.

Piden desplazados por la violencia una ley para que tenga justicia y verdad

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

14 de mayo del 2022

Chilpancingo

 

Personas desplazadas por la violencia de Guerrero, Chihuahua y Quintana Roo realizaron un encuentro en Chilpancingo en donde se pronunciaron porque el Senado de la República apruebe la Ley General de Desplazamiento Forzado.

Las víctimas que fueron acompañados por organizaciones sociales y de derechos humanos se concentraron en el jardín de la iglesia Sagrado Corazón que está ubicada al sur de esta capital.

Durante la presentación de cada uno de ellos contó su historia de como fueron obligados a salirse de sus pueblos por las amenazas de las organizaciones criminales. 

Un vecino de la comunidad de Los Morros, del municipio de Leonardo Bravo que desde hace casi cuatro años junto con su familia fue expulsado por un grupo armado, dice que en el 2021 su mamá falleció y no pudo ir a su pueblo para sepultarla y rezarle los 9 días como es la costumbre en Guerrero.

«Llevamos casi cuatro años viviendo en Chichihualco (cabecera del municipio de Leonardo Bravo) y como ya no vamos a regresar a nuestras comunidades que el gobierno nos reubique un lugar donde vivir pero hasta el momento no lo ha hecho», señaló.

En este encuentro que va a durar dos días, hay familias desplazadas de las comunidades de Filo de Caballos, La Escalera e Izotepec, del municipio de Leonardo Bravo.

El noviembre del 2018, unos tres mil civiles armados que se identificaron como policías comunitarios expulsaron a tres mil personas de 9 comunidades del municipio de Leonardo Bravo.

Apenas el pasado 8 de mayo, este grupo de civiles que desplazó a estas tres mil personas desfiló por las calles de la localidad de Tlacotepec mostrando su armamento.

«El gobierno no hace nada por nosotros, ni el PRI, el PAN ni tampoco hoy Morena», señaló un desplazado de Los Morros.

Teodomira Rosales Sierra, directora del Centro Morelos, señaló que este el segundo encuentro nacional de víctimas y de organizaciones defensoras de desplazamiento forzado en México.

Dijo que este tipo de actividades es para impulsar la Ley General de Desplazamiento Forzado que está atorada en el Senado de la República.

«Esta Ley es para que las víctimas tengan acceso a la verdad y justicia y no repetición así como puedan acceder a las ayudas humanitarias de manera inmediata», señaló.

Señaló que esta ley que está en las comisiones en el Senado fue consensada por las víctimas en el 2020.

Indicó que en dicha Ley, se contempla que a las familias desplazadas se les otorgue una reubicación en caso de que no puedan retornar a sus comunidades.

«Que tengan reubicación, educación y alimentación segura», expreso.

Mencionó que aquí en Guerrero existe la Ley Estatal de Desplazamiento Forzado Interno pero que está no se cumple en nada.

«Hay miles de personas desplazadas por la violencia en Guerrero y el gobierno las tiene abandonadas e incluso las revictimiza», señaló Rosales Sierra.

 

Te puede interesar: Buscan a Vicente Suástegui en pueblos que tiene bajo control el crimen organizado

Denuncian la desaparición de otros dos en Chilapa, zona donde la violencia no para desde hace dos años

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

7 de mayo de 2022

Chilpancingo

 

Integrantes del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) denunciaron, a través de un comunicado, la desaparición de dos de sus integrantes cerca del crucero Chilapa-Atzacualoya este viernes en la tarde.

Los integrantes de la organización acusaron de las dos desapariciones al grupo delictivo al que identifican como Los Ardillos.

De acuerdo con el comunicado difundido por el CIPOG_ EZ, los desaparecidos son: Marcos Campos Ahujote, de la comunidad de Xicotlán y Lorena Chantzín Paxacuasingo de Acahuehuetlán, quienes fueron detenidos en un retén que tiene instalado este grupo armado en Atzacualoya del municipio de Chilapa.

“Sabemos que fueron Los Ardillos, Celso Ortega y la gente que integra al grupo narcoparamilitar, particularmente Audencio Lucas Rosario, quien está operando en la zona de Chilapa asesinando y secuestrando”, se lee en el comunicado.

El CIPOG_ EZ, señala que todas estas acciones ilícitas que comete este grupo delictivo y que en esa zona de la Montaña bas opera Marcos Campos, son solapadas por las autoridades del gobierno federal y estatal.

Denunciaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) y a la Gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, por no tomar acciones contra este grupo delictivo ni buscar a personas desaparecidas de la región.

“No han hecho nada por detener los asesinatos, desapariciones, torturas y demás acciones de Los Ardillos ni mucho menos por buscar a nuestros desaparecidos”, dicen.

Recordaron que desde el pasado 25 de enero están en calidad de desaparecidos Pablo Hilario Morales y Samuel Hernández Sánchez después de ser detenidos por la Policía Municipal de Atlixtac y hasta la fecha las autoridades estatales no dan con su paradero.

Violencia contra comunidades indígenas

En la ruta de la Montaña y en la zona denominada Costa-Montaña, considerada zona indígena,  el CIPOG-EZ y otros grupos autodefensas han sufrido ataques en los últimos años presuntamente por parte del grupo criminal Los Ardillos, uno de los grupos criminales de la región.

Al grupo criminal de Los Ardillos se les acusa de participar en hechos de violencia en la zona de la Montaña baja y la región Centro, desde desapariciones masivas, secuestros, asesinatos y desplazamientos forzados.

El 25 de enero fueron desaparecidos en el poblado de Atlixtac, presuntamente por Policías Municipales, dos integrantes del CIPOG-EZ, Pablo Hilario Morales y Samuel Hernández Sánchez.

En hechos más recientes el 31 de marzo fueron localizadas seis cabezas humanas sobre una camioneta en la avenida Eucaria Apreza, la principal de la ciudad, en el lugar había un mensaje donde se decía que en Chilapa está prohibida la venta de ciertas drogas, el secuestro y la extorsión.

En el tema de desplazamiento forzado, el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón indica que en los municipios de Chilapa y Zitlala más de dos mil personas fueron desplazadas por la violencia en los últimos años.

El 18 de enero de 2020  10 integrantes del grupo musical Sensación Musical, originarios de la comunidad indígena de Alcozacan, municipio de Chilapa de Álvarez, fueron asesinados y calcinados cuando regresaban de un concierto en la localidad de Tlayelpan.

La FGE atribuyó los hechos a Los Ardillos pero a dos años cuatro meses no hay justicia por el caso.

De acuerdo a informes de la Fiscalía de Guerrero, este grupo delictivo que está afincando en el municipio de Quechultenango es dirigido por Celso e Iván Jiménez Ortega, hermanos del diputado local del PRD, Bernardo Ortega Jiménez quien incluso en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero fue presidente del Congreso local.

 

Te puede interesar: Con navaja y gas pimienta, estudiante sale de su casa a la escuela, en uno de los estados más riesgosos para las mujeres

Con navaja y gas pimienta, estudiante sale de su casa a la escuela, en uno de los estados más riesgosos para las mujeres

Texto: Alejandro Ortiz  / Ahora Guerrero

7 de mayo del 2022

 

Junto con sus lapiceros, un bote de gas pimienta, y una navaja en su bolsillo, así es como se prepara hoy en día Nidia y decenas de jóvenes mujeres que se alistan, para ir a la escuela o salir a la calle en Chilpancingo.

“De que lloren en mi casa, mejor que lloren en la suya”, es la mentalidad con la que sale a las calles de la capital del Estado de Guerrero, una de las entidades más peligrosas para las mujeres en los últimos años.

Estudiante universitaria con calificaciones sobresalientes, sabe que hoy en día el autocuidado incluye más que solamente dar aviso a sus padres sobre su ubicación, así que junto a sus útiles escolares, la acompañan herramientas de protección.

Fue su propio padre, quien al ver la situación para las jóvenes en Guerrero, que decidió brindarle dichas herramientas, con las cuales buscan darle un poco más de seguridad, e incluso le ha dado las instrucciones de defenderse ante cualquier intento de violencia en su contra.

“Todos los días me entero que intentaron llevarse a otras niñas en CU (Ciudad Universitaria), en la parada del Tec (Tecnológico de Chilpancingo) llegó un señor con dos caguamas y le tomaba fotos a las niñas; obviamente me da miedo, si algo me pasara preferiría haberme defendido”, dice la joven estudiante sobre los cotidianos hechos de violencia.

“De la cárcel puedo salir, de la tumba no”, narra Yael, joven de 28 años que en dos ocasiones fue tratada de ser levantada en Chilpancingo, y quien ahora porta una navaja de asalto para autodefensa.

A la serie de agresiones, se suman persecuciones, acosos y otras formas de violencia, muchas de ellas en plena vía pública y a unos pasos de agentes de corporaciones policiacas.

“Cuando salgo al trabajo he tenido que pedirle a mi esposo que se fije cómo voy vestida, por si acaso”, así de grave es el protocolo de seguridad que ha tenido que adaptar a su vida cotidiana.

De acuerdo con el medio digital Amapola Periodismo Transgresor, hasta el mes de abril, en Guerrero se han contabilizado el asesinato de 32 mujeres; la mayoría de los casos ocurrieron en los municipios de Chilpancingo, Acapulco e Iguala, los cuales cuentan con Alerta de Género, desde el año 2017 por la violencia contra las mujeres.

En junio del 2017, la Secretaría de Gobierno decretó la primera Alerta de Género, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Convim), para ocho municipios de Guerrero, que son: Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Ayutla de los Libres, Coyuca de Catalán, José Azueta (Zihuatanejo), Ometepec y Tlapa de Comonfort.

“El estado de Guerrero deberá diseñar un programa de trabajo que permita implementar las medidas de seguridad, prevención y justicia previstas en la declaratoria correspondiente, entre las que destacan publicar y divulgar en medios de comunicación y lugares estratégicos la naturaleza y los alcances de la AVGM con información accesible para la población, así como diseñar y ejecutar inmediatamente una estrategia para la recuperación de espacios públicos y la prevención de la violencia”, informaba la Segob al Estado de Guerrero.

A esto, se suman datos como el arrojado en 2017 por la Organización de Naciones Unidas para las Mujeres (ONU-Mujeres), que destacó a Acapulco como la ciudad mexicana más riesgosa para las mujeres, por encima de Ecatepec, (Estado de México), y Ciudad Juárez (Chihuahua).

La violencia contra las mujeres, va desde agresiones verbales, asesinatos, desapariciones, venta de niñas y otras más, que continúan sin ser erradicadas.

Este texto fue elaborado por el equipo de Ahora Guerrero y lo reproducimos con su autorización.

 

Te puede interesar: Normalistas bloquean autopista del Sol para exigir material didáctico

Teme autodefensa de UPOEG nuevo ataque armado en Buenavista

Texto: Amapola periodismo

Fotografía: Óscar Guerrero

5 de abril de 2022

Chilpancingo

 

 

La madrugada de este martes, agentes de una operación policiaca mixta irrumpieron en el poblado de Buena vista de la Salud, municipio de Chilpancingo, para asegurar seis vehículos de quienes se presentan como integrantes del sistema de seguridad y justicia comunitario de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

La acción policiaca ocurrió a las 3:30 horas. En respuesta, integrantes del supuesto sistema comunitario cerraron la circulación en la carretera federal Acapulco-Chilpancingo y aseguraron el perímetro que colinda con la Autopista del Sol, donde colocaron un vehículo de carga pesada, pero los policías alcanzaron a salir por la misma vía. Mantienen el bloqueo en la carretera federal.

Uno de los integrantes del sistema comunitario informó que después del ataque que sufrieron el 26 de enero, donde varios integrantes de la UPOEG fueron asesinados, se sumaron más personas a los patrullajes.

A uno de estos grupos, que se transportan en camionetas particulares para solidarizarse, fue que los policías institucionales les asegurarin sus vehículos en la madrugada, de acuerdo con el testimonio de miembros del sistema comunitario.

Lo que reportaron es que han tenido acercamiento con los mandos de seguridad federal y estatal que permanecen en la zona y saben del apoyo, es por eso, dijo uno de ellos, que les sorprende esta actitud.

«La presencia del gobierno», según un integrante de la UPOEG, sólo ha servido para hostigar a la población y al sistema comunitario.

«Nosotros no estamos haciendo desastres, nosotros buscamos frenar la violencia. Ya no hay diferencia entre el gobierno y el crimen organizado, están trabajando en coalición, es lo que se ve. Quizás no es como lo estoy diciendo, pero es lo que se ve», comentó el comunitario.

El bloqueo que mantienen en la carretera federal México-Acapulco es indefinido, según los inconformes, hasta que haya un acercamiento o negociación con miembros del gobierno. Los miembros del sistema aseguraron que en la región Costa Chica-Montaña sus compañeros harán una acción similar.


«Pareciera que el gobierno quiere quitar a la policia comunitaria de aquí, porque Buenavista ha dado mucho de qué hablar en los medios. Al gobierno convendría el silencio que trae consigo el crimen organizado», advirtió uno de los comunitarios.

Los miembros del sistema temen que suceda otra masacre, porque días antes del 26 de enero el gobierno realizó una operación policiaca de desarme; días después los atacaron miembros de un grupo delictivo.

«Me atrevería a decir que mañana o pasado es probable un desarme, como lo ha habido, y que el crimen organizado se esté preparando a los alrededores para un ataque, como sucedió hace tres meses», dijo uno de ellos.

El sistema comunitario exigió a los tres niveles de gobierno poner atención y la reintegración de manera inmediata de los seis vehículos asegurados

Critican que Ejército no realizara detenciones de grupo criminal en Quechultenango

La CIPOEG-EZ a la cual está agrupada la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Originarios (CRAC-PF) ha tenido enfrentamientos con integrantes de este grupo denominado Los Ardillos en comunidades de los municipios de Chilapa y José Joaquín Herrera


 

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía:

17 de febrero de 2022

Chilpancingo

 

El Consejo Indígena Popular de Guerrero Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) criticó que el Ejército Mexicano no haya podido ser capaz de realizar las detenciones de los operadores del grupo, a quienes consideran, paramilitar, denominado por la Fiscalía General del Estado (FGE), como Los Ardillos en Quechultenango.

En un comunicado que emitió esta organización un día después que pobladores de Quechultenango retuvieron cinco horas a 50 efectivos del Ejército y a 20 agentes ministeriales, señala que no se entiende como entran (los militares) a realizar un operativo y un grupo de 200 personas, los amedrantan y expulsan de la comunidad.

«Tampoco entendemos que se haya suscrito una minuta con gente de Los Ardillos en la que se acordó que se permitirá la realización de operativos militares en Quechultenango acompañados de la policía municipal así como de las guardias comunitarias», señala el CIPOG-EZ.

«Acaso con toda la inteligencia militar no saben que en Quechultenango no hay policía comunitaria sino sicarios al servicio de los Ardillos», dice esta agrupación.

Asegura que está comprobado que las policías municipales trabajan para el crimen organizado igual que muchos presidentes municipales entre ellos el de Quechultenango (Crisóforo García).

La CIPOEG-EZ a la cual está agrupada la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Originarios (CRAC-PF) ha tenido enfrentamientos con integrantes de este grupo denominado Los Ardillos en comunidades de los municipios de Chilapa y José Joaquín Herrera.

Señala que bajo amenazas de muerte los pobladores de Quechultenango fueron obligados por los Ardillos a retener a los militares este miércoles.
«Si las fuerzas del estado no logran desarticular a los criminales Ardillos y Rojos, detener a sus cabezas, el escenario de guerra y muerte en nuestras comunidades continuará», advierte el CIPOG-EZ.

Suspende operativos el Ejército en zona de Ardillos

Después de que este miércoles habitantes de Quechultenango retuvieron y expulsaron a 50 militares y agentes ministeriales, el Ejército Mexicano y Guardia Nacional suspendieron el desplieque en esta zona que está dominada por el grupo delictivo de Los Ardillos.

El domingo 13, el Ejército y Guardia Nacional iniciaron los patrullajes entrando por la comunidad de Petaquillas y luego en los municipios de Mochitlán y Quechultenango.

Una de las versiones es de que el despliegue del Ejército y Guardia Nacional a esa zona fue debido a que existe la acusación de que el grupo delictivo que controla esta zona Los Ardillos fueron los que atacaron a los policías comunitarios de la comunidad de Buenavista de la Salud, del municipio de Chilpancingo el pasado 26 de enero.

En saldo de ese enfrentamiento fue de seis muertos, cuatro de los guardias civiles y dos del grupo de Los Ardillos.

Durante el operativo que el Ejército había empezado hace tres días se decomisaron vehículos con reporte de robo y en la cabecera municipal de Quechultenango se detuvo al médico, Jesús Flores.

Durante la retención de los militares, los pobladores enardecidos retuvieron a más de una decena de periodistas. Al corresponsal de La Jornada, Sergio Ocampo Arista, le quitaron su teléfono celular aunque después se lo regresaron.

Cuando los comunicadores estaban retenidos la noche de este miércoles, varios de sus compañeros solicitaron el apoyo de la organización Artículo 19 que intervino ante la Secretaría de Gobernación para que fueran liberados.

«Ya todo bien». «Ya vamos de regreso a Chilpancingo», fueron los mensajes que hicieron a través de whatsapp, algunos de los reporteros cuando salían del poblado junto con el Ejército Mexicano.

Acapulco: un paraíso que sigue acumulando muertos y heridos

Además de los cuatro cuerpos hallados en Acapulco fue herido un hombre cuyo estado de salud es reportado grave


Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Franyeli García

1 de febrero del 2022

Chilpancingo

 

Acapulco continúa acumulando escenas de violencia. Apenas inició febrero y en dos diferentes hechos fueron encontrados cuatro cuerpos en partes y un hombre fue herido cerca del centro del puerto.

La madrugada de hoy martes en Acapulco fueron hallados cuatro cuerpos en el interior de varias bolsas negras en la carretera federal que conduce a este destino turístico.

El descubrimiento ocurrió alrededor de las seis de la mañana luego de que a través del número de emergencia 911, una voz anónima informó que cerca de la comunidad de El Porvenir, a unos metros del fraccionamiento Unidad Real y de la autopista del Sol, había cadáveres tirados.

Elementos de la Guardia Nacional y Policía Estatal, así como personal de la Fiscalía llegaron al lugar y constataron que los cuatro cuerpos estaban en fragmentos al interior de varias bolsas negras.

Los cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Acapulco.

Hasta el momento se desconoce la identidad de las cuatro víctimas.

Un herido a balazos Un hombre fue herido a balazos en la calle Diego Hurtado de Mendoza y avenida Constituyentes, cerca del centro de este puerto.

El herido fue trasladado a un hospital para su atención médica y su estado de salud es reportado como grave.

Una historia de antaño

El despliegue de efectivos del Ejército, Marina, Guardia Nacional y Policía estatal no han frenado las balaceras, homicidios y diversos hechos de violencia en el puerto que desde el 2018 es gobernado por Morena, partido donde milita el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La alcaldesa morenista Abelina López Rodríguez quien con sus polémicas declaraciones ha dicho que la violencia se debe a la falta de alimentación y al calor, informó que la Secretaría de Seguridad Pública municipal cuenta con 14 patrullas y 900 agentes para brindar seguridad a la ciudadanía.

Dice que el municipio requiere por lo menos 135 patrullas. Culpa a las anteriores administraciones municipales del desastre financiero que le heredaron, incluyendo a su antecesora la también morenista, Adela Román Ocampo.

La violencia en Acapulco, cobró fama nacional e internacional el 27 de enero del 2006 en la colonia La Garita cuando un grupo de la policía municipal se enfrentó a balazos con pistoleros que pertenecían a un grupo criminal dejando como saldo cinco muertos.

En ese entonces el alcalde de ese municipio era Félix Salgado Macedonio, senador morenista con licencia y papá de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda.

Salir de la versión móvil