FGE reconoce dos ataques a balazos a tortillerías de Zihuatanejo

Texto y fotografía: Jesús Guerrero

Chilpancingo

Después de que se difundió en las redes sociales un video donde la trabajadora de una tortillería es herida a balazos por un individuo en Zihuatanejo, la Fiscalía General del Estado (FGE) reconoció que este ataque ocurrió este jueves en la colonia Primer Paso Frente Cardenista.

La FGE informó que la empleada de este negocio de nombre María N fue herida por proyectiles de arma de fuego y está internada en el Hospital General Bernardo Sepúlveda, en Zihuatanejo.

Según el reporte, la mujer presenta lesiones en el abdomen del lado izquierdo.

En su informe, la FGE dice que la trabajadora cuando escuchó disparos se tiró al suelo y después cuando se quiso levantar sintió ardor en el estómago y observó que le salía sangre.

En un video que se publicó en redes sociales se ve a la trabajadora de la tortillería con razón social Dos Hermanos, cuando llega un hombre de playera negra y saca de una bolsa de plástico una pistola y dispara.

Una empleada en el interior del negocio resultó herida.

El pasado 10 de abril en la colonia El Limón un hombre se metió a la tortillería Dos Arroyos y ante la mirada de una trabajadora sacó de su mochila una bomba molotov, la encendió y luego la arrojó en la máquina provocando un incendio.

Este martes, la FGE informó que el presunto responsable de este hecho fue detenido y puesto a disposición de las autoridades.

Evelio Méndez Gómez, secretario de Seguridad Pública estatal, dijo que se ha platicado con los empresarios de

Zihuatanejo de Azueta para que denuncien a quienes cometen estos delitos.

Mencionó que tras una serie de hechos de violencia que se registran en ese municipio de la Costa Grande se reforzó la seguridad con más elementos de las fuerzas federales y estatales.


Asume la Marina seguridad en Zihuatanejo

Con vigilancia policiaca abren Oxxos en Zihuatanejo

Texto: Amapola Periodismo 

Fotografía: Especial 

Chilapancingo

 

Las más de 20 tiendas de conveniencia llamadas Oxxo de los destinos turísticos Ixtapa y Zihuatanejo reabrieron hoy viernes con medidas de seguridad.

Los establecimientos cerraron el lunes 19 de septiembre por amenazas de extorsión por parte de miembros de un grupo del crimen organizado.

La versión de los empresarios de esas dos localidades de la Costa Grande es de que desde este viernes en la mañana elementos de la policía estatal resguardan estas tiendas de conveniencia.

La custodia policiaca fue una de las condiciones que pusieron los empresarios al gobierno estatal para reabrir sus establecimientos.

El cierre de las tiendas empezó porque el pasado fin de semana un integrante de un grupo del crimen organizado acudió a un Oxxo ubicado en la plaza Kioto para exigir el pago de una cuota a los trabajadores.

Un empleado de la tienda le dijo al delincuente que ellos no podían acceder a la caja y sacar dinero porque tiene un mecanismo de seguridad.

Eso enfureció al delincuente quien hirió de bala al trabajador.

Desde este lunes 19, las tiendas cerraron.

Este miércoles, funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal iniciaron una serie de pláticas con los dueños de los Oxxos y representantes de tiendas de autoservicio que también reciben amenazas de extorsión

El gobierno federal reforzó la seguridad en Zihuatanejo enviando otros 50 elementos de la Marina.

Además hace tres días, informó la SSP, ocho individuos que presuntamente pertenecen a un grupo delictivo y realizan las extorsiones fueron detenidos con armas largas y cartuchos útiles.

En estos dos destinos turísticos de Guerrero hay una oleada de violencia desde mayo de este año.

Fuerza Guerrerense y el Cártel Jalisco Nueva Generación, son los dos grupos criminales generadores de la violencia en esta zona, según la Fiscalía General del Estado (FGE).

A través de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) confirmó la repartura de las tiendas de conveniencia y para que estos negocios se mantengan abiertos habrá un despliegue de seguridad.

 

 

Cierran tiendas de conveniencia en Petatlán y Zihuatanejo por extorsión

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Especial 

Chilapancingo

 

Ante la inacción de las autoridades, dueños de una franquicia de tiendas de conveniencia de Petatlán y Zihuatanejo cerraron ante las amenazas de extorsión que les hace un grupo delictivo.

Son al menos 20 tiendas Oxxo establecidas en los dos destinos turísticos de Zihuatanejo e Ixtapa y tres en Petatlán que dejaron de vender que en su mayoría son productos chatarra.

El acuerdo que tomaron los dueños de esta cadena de tiendas Oxxo es debido a que el pasado domingo en la noche un individuo armado se introdujo a una de estos negocios ubicado en la plaza Kioto de Zihuatanejo exigiéndole a los empleados la entrega del dinero.

Los trabajadores se negaron a dárselo bajo el argumento de que no tenía acceso a la máquina al sistema donde se guarda el dinero.

Ante esta negativa, el delincuente accionó su arma contra uno de los empleados hiriéndolo de bala.

Se informó que un grupo delictivo que opera en el municipio de Zihuatanejo de Azueta, en la región de la Costa Grande, está exigiéndole una cuota a los empresarios de estas tiendas de conveniencia.

“Están amenazando por extorsión a las tiendas Oxxo, pero ya fueron detenidos ocho de ellos”, dijo en entrevista Evelio Méndez Gómez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Méndez Gómez recordó que anteriormente bandas del crimen organizado estaban extorsionando a los empresarios hoteleros y de las ferreterías de Zihuatanejo.

“Pero esas extorsiones contra los hoteleros y ferreteros se calmaron pero ahora están extorsionando a los Oxxos”, dijo.

En Zihuatanejo, desde hace más de tres meses la violencia no para ya que dos grupos delictivos que se disputan la plaza realizan extorsiones a diversos sectores económicos como a los empresarios hoteleros, ferreteros, transportistas y hasta a los industriales de la masa y la tortilla.

En junio los empresarios de la masa y la tortilla cerraron sus establecimientos por tres días al igual que el transporte público por amenazas de cobro de cuota por

Parte de la delincuencia.

Incluso un transportista fue asesinado a balazos por haberse negado a pagar la cuota y eso originó que se se suspendiera el servicio local y foráneo.

En el caso de los transportistas aceptaron pagar la cuota a la delincuencia por lo que incrementaron el pasaje al público usuario.

Los empresarios que no han querido hacer público toda la espiral de violencia que se vive en este destino turístico para evitar amenazas, acusaron la inacción del gobierno de la morenista Evelyn Salgado y de la Federación de no hacer nada para frenar la violencia.

“La gente ya no sale a las calles en la noche porque aquí prácticamente se vive un toque de queda”, comentó un empresario vía telefónica.

Esta fuente reveló que son alrededor de 20 Oxxos los que están en Zihuatanejo que es la cabecera del municipio, y en el balneario de Ixtapa los que están cerrados desde este lunes.

Solamente en el centro de esta localidad hay seis tiendas de conveniencia y otros más distribuidos en las colonias.

El pasado cinco de agosto cuando empresarios de las ferreterías cerraron por amenazas de extorsión, visitó Zihuatanejo la gobernadora Evelyn Salgado Pineda quien junto con el alcalde Jorge Sánchez pusieron en marcha varias obras.

Los empresarios se quejaron de que en la visita que hizo Salgado Pineda nunca tocó el tema de la inseguridad que se vive en este municipio.

“Claro la gobernadora llegó en helicóptero aquí y no viajó por tierra por medidas de seguridad y no se enteró de lo que aquí se está viviendo”, sostuvo un empresario.

Salgado Pineda que en esa ocasión visitó varias colonias de Zihuatanejo fue blindada por elementos de la policía estatal, la Marina y el Ejército.

El empresario reconoció que pese a la ola de inseguridad que se vive en ese destino turístico no ha mermado mucho la afluencia turística.

“En este mes de septiembre usualmente no hay muchos visitantes y apenas llegamos a un 50 por ciento de ocupación pero esta baja también tiene que ver por la violencia y las lluvias que pegaron por la tormenta tropical Lester”, contó.

Mencionó que es durante los meses de noviembre y diciembre cuando los hoteleros y empresarios del ramo turístico esperan que aumente la ocupación del turismo nacional y extranjero.

“Pero si el gobierno no nos ayuda para frenar la inseguridad el turismo no vendrá a Zihuatanejo”, expresó.

 

Asume la Marina seguridad en Zihuatanejo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: José Luis de La Cruz / Archivo

Chilpancingo

 

Efectivos de la Marina asumieron el control de la seguridad en el municipio de Zihuatanejo, donde en los últimos tres meses la violencia aumentó con ataques al transporte público, establecimientos comerciales, extorsiones y cobro de piso.

Desde este jueves fue designado el teniente de fragata, Carlos Sedas Taracera, como titular de la Secretaría de Seguridad Pública en ese municipio.

Fuentes del gobierno del estado confirmaron que un grupo importante de elementos de la Marina patrullan las calles de Zihuatanejo y desplazaron en estas tareas a los policías municipales.

Empresarios de este destino turístico, ubicado en la Costa Grande, dijeron que la presencia de marinos en tareas de seguridad es una buena medida para enfrentar a los grupos del crimen organizado.

En junio, uno de esos grupos que existen por la complicidad de autoridades y grupos económicos y políticos, exigieron a los empresarios de la masa y la tortilla el pago de una cuota.

Los pequeños empresarios cerraron sus establecimientos durante tres días.

La inacción de las autoridades federales, estatales y municipales fueron la causa de que los industriales cedieron ante el grupo criminal pagando la cuota.

El 6de julio pasado, los transportistas suspendieron el servicio local y foráneo debido al asesinato de un conductor del servicio público en una de las calles del centro de Zihuatanejo.

Los transportistas reanudaron el servicio al público y aceptaron pagar cuota.

A partir de esta semana, los concesionarios de transporte local aumentaron el precio del pasaje de nueve a 12 pesos.

Pero también hubo un incremento en el servicio foráneo, por ejemplo, de Zihuatanejo a Petatlán el cobro del pasaje era de 35 pesos, ahora es de 42.

El incremento al servicio de transporte público en Zihuatanejo es sin el permiso de la Dirección Estatal de Transporte del Gobierno del Estado.

«Lo que nosotros suponemos es de que los concesionarios de transporte se vieron obligados a subirle al precio del pasaje para que les alcance en el pago de la cuota a la delincuencia», dijo un empresario de Zihuatanejo entrevistado vía telefónica.

Uno de los empresarios mencionó que desde este jueves muchos elementos de la Marina tienen bajo su control las instalaciones del cuartel de la policía municipal.

«Los marinos son los que ahora están vigilando las calles», mencionó.

Uno de los antecedentes que tiene la policía municipal es de que ha sido acusada de tener nexos con la delincuencia.

En el 2017, el Ejército Mexicano desarmó a la policía municipal y descubrió que 42 de éstos no estaban acreditados como elementos de esta corporación pero portaban el uniforme y las insignias.

En esa ocasión fueron detenidos tres presuntos delincuentes infiltrados en esta corporación.

 

Te puede interesar: 

En agosto 35 denuncias por desaparición de personas

Zihuatanejo, a merced del crimen

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Redes

Chilpancingo

 

Un espectacular en una de las principales calles de Zihuatanejo, con la imagen de un empresario asesinado hace dos años y por el que se pide justicia, es el reflejo del clima de inseguridad que viven los habitantes de este destino turístico.

El 24 de junio del 2020, en plena pandemia por el Covid-19, el empresario Ricardo Sotelo Luna fue asesinado a tiros en su negocio.

Han pasado dos años y en Zihuatanejo nada ha cambiado.

Siete meses antes del crimen de Ricardo, su tío Diego Sotelo, fue asesinado a balazos. Tío y sobrino habían protestado en las calles contra la inseguridad.

Por eso en Zihuatanejo levanta la voz. Es otra zona de silencio debido a la complicidad de los grupos económicos y políticos con el crimen organizado.

Tampoco existen medios de comunicación que difundan lo que realmente ocurre en ese destino turístico. Hay denuncias de que los periodistas de la zona están amenazados.

Este miércoles en la mañana, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda encabezó la sesión del Consejo para la Construcción de la Paz en la que informó el despliegue de fuerzas de seguridad federal y estatal en el municipio de Zihuatanejo para restablecer el servicio de transporte que desde el pasado domingo 3 de julio se suspendió por la violencia.

A las pocas horas que el transporte público reactivó el servicio, en una de las calles del centro de Zihuatanejo, hombres armados asesinaron a balazos al chofer de una unidad.

Los hombres armados bajaron a los pasajeros y después mataron al conductor de la Urvan de la ruta Zihuatanejo-Petatlán.

«Con gran dolor anunciamos el cobarde asesinato de uno de nuestros choferes!

Le pedimos a las autoridades competentes que ya paren esta situación de inseguridad!

Es el mensaje que a través de su página electrónica de Facebook escribió la empresa de transporte público Dos Costas.

Esta asociación a la que están aglutinados varios concesionarios de transporte cuenta con más de cien unidades que cubren las rutas de Zihuatanejo a los municipios de Petatlán y La Unión, así como comunidades aledañas.

Transportan a miles de habitantes de estas localidades de la Costa Grande.

Debido a la violencia ya son tres veces que desde hace casi dos meses se ha suspendido el servicio de transporte público en este destino turístico.

El crimen organizado impuso el terror a la ciudadanía y a los sectores económicos de Zihuatanejo con la quema de unidades de transporte, un establecimiento de cervecería y amenazas a los empresarios de la masa y la tortilla.

A principios del mes de junio, los 50 tortillerías cerraron sus establecimientos durante tres días por amenazas de extorsión.

Durante esos tres días se suspendieron las clases en las escuelas y a través de las redes sociales un supuesto grupo criminal exigió a la ciudadanía abstenerse de salir a las calles después de las diez de la noche.

Un empresario que pidió que se omitiera su nombre señaló que los comerciantes de todos los ramos están amenazados.

Señaló que en el caso de los empresarios de los hoteles de Zihuatanejo e Ixtapa, un grupo criminal exige una cuota de entre cinco a diez mil pesos.

«Vamos a cerrar porque ya desde hace 15 días nos están hablando por teléfono que debemos de dar una cuota», dijo esta fuente.

Los empresarios tienen miedo de que si no dan ese dinero les pueden hacer algún daño.

Señaló que mantener abiertos los hoteles implica dos cosas: una aceptar dar la cuota y la otra, no pagarla seguramente serían agredidos e incluso asesinados.

«Esto nunca había ocurrido y es inaudito que las autoridades del gobierno permitan esto a pesar de que saben de la situación tan grave que viven los ciudadanos de Zihuatanejo», dijo el empresario vía telefónica.

Ciudadanos entrevistados también vía telefónica condenaron que el gobierno de la morenista Evelyn Salgado Pineda no haga nada para brindar seguridad a los habitantes de este municipio de la Costa Grande.

«Las veces que ha venido a Zihuatanejo la gobernadora (Evelyn Salgado) es solamente para tomarse la foto y se va en un helicóptero porque no viaja por tierra porque seguramente tiene miedo de toparse con la delincuencia», dijo uno de los entrevistados.

Hace un mes, cuando hubo una serie de hechos delictivos, al extremo de que se impusiera un toque de queda a la ciudadanía, arribaron a Zihuatanejo elementos de la Marina, Ejército, Guardia Nacional y

Policía estatal para resguardar la seguridad.

Pero las fuerzas federales solo estuvieron unos días y se retiraron, reveló el empresario quien exigió que el gobierno detenga a los cabecillas de lo grupos criminales.

Informes de la de la Fiscalía General del Estado informaron que la violencia en Zihuatanejo es generada por dos grupos criminales.

Esa es siempre la versión oficial de los órganos encargados de proporcionar seguridad. Especialistas afirman que son grupos económicos y políticos generan la violencia apoyándose en grupos criminales.

En un comunicado este martes 5 de julio, la FGE informó la detención de tres hombres armados a quienes se les atribuye ser los presuntos responsables del incendio de vehículos en Zihuatanejo y de pertenecer a una célula de un grupo criminal que opera en esa zona.

 

Te puede interesar: Inicia otra mega operación de fuerzas federales en Chilpancingo para frenar la violencia

Reportero de Zihuatanejo recibe amenaza de muerte, después de regresar de su refugio dentro del Mecanismo de Protección a Periodistas

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Amílcar Juárez 

9 de febrero del 2022

Chilpancingo

 

En 2019, el reportero Leonardo Martínez Peralta huyó de Zihuatanejo después de que rafaguearon las oficinas de los periódicos El Despertar de la Costa y el ABC, en este último, lugar donde trabajaba, tres años después regresó porque según el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) su riesgo disminuyó. El pasado cuatro de febrero lo amenazaron de muerte.

El reportero recordó que en febrero del 2019 cubrió una nota del hallazgo de unos cadáveres, pero en el ABC llegaron amenazas de dos grupos criminales contrarios, uno pidiendo que se publicara la nota y otro que no. Se publicó. Al siguiente día rafaguearon las instalaciones del periódico y de El Despertar de la Costa.

Leonardo Martínez salió de inmediato de Zihuatanejo hacia la Ciudad de México junto con otros de sus compañeros, con apoyo del mecanismo de protección.

En agosto pasado, cuando estaba a punto de terminar la medida cautelar impuesta por el mecanismo, el analista Alfonso de la Peña le llamó para informarle de la evaluación que le habían hecho, el resultado: tenía que regresar a Zihuatanejo porque “ya no corría riesgo” y “con cierta precaución”.

Lo único que le aportaron en el mecanismo a su regreso fue: un botón de pánico- que en diversas ocasiones han denunciado reporteros que no sirve porque no se atiende el llamado cuando lo piden-, a su casa le colocaron una reja con alambre de púas y doble chapa. En agosto pasado regresó a Zihuatanejo.

El regreso del reportero no fue fácil. Lo primero que hizo fue buscar trabajo. Encontró negativas, así como le pasó en Ciudad de México, que al enterarse que era desplazado le negaban trabajos. No le quedó de otra que ir a El Despertar de la Costa a pedir que le permitieran ser colaborador, sin pago, para no perder sus derechos en el Fondo de Apoyo a Periodistas.

En el periódico no mandaría nada que tuviera que ver con grupos criminales, y hace unos días mandó su primera nota sobre los Bancos del Bienestar que están sin funcionar en Petatlán, Zihuatanejo y en La Unión.

El pasado 4 de febrero reporteó sobre la contaminación del agua y acudió a dependencias como Ecología municipal, a la Comisión de Protección contra Riesgos Sanitarios (Copriseg) y al Centro de Salud, para saber sobre los riesgos en torno a la problemática. Le tomaron sus datos.

Luego fue al arroyo de la colonia El Calechoso, tenía una entrevista con pobladores.

“Llegué al lugar y me atendieron. Y en eso veo que pasa un tipo en una moto. Hasta ese día me di cuenta que ya llevaba días siguiéndome. Ya tenía tres días que me estaba siguiendo”, relató.

Al regresar, debajo de un árbol, estaba un hombre de unos 25 años, lo notó sospechoso porque se le quedaba viendo, cuando se lo topó paró al reportero y lo insultó.

“Mira hijo de tu puta madre, ya sabemos que ya regresaste, vimos tu nombre en el periódico”, le dijo el hombre al reportero, para finalizar con un manotazo en el pecho y el arrebato del botón de pánico que traía colgado en el cuello.

Al subir a su vehículo, el reportero, dijo, que marcó al 911 para reportar lo sucedido y llegaron seis patrullas para hacer un retén. Los policías le dijeron que denunciara por la amenaza de muerte que vivió. Aceptó.

La amenaza y el robo también lo notificó al mecanismo de protección, y envió correos al coordinador ejecutivo nacional, Enrique Irazoque Palazuelos, al jefe de la Unidad de Evaluación de Riesgos, Alfonso de la Rosa López, y a su primer contacto Columba Pérez Pacheco. Además le notificó a la empresa RCU, quien le dotó del botón de pánico y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Cuando a Leonardo Martínez le notificaron que debía regresar a Zihuatanejo porque el riesgo había disminuido tuvo la certeza que conforme empezara a escribir las amenazas regresarían, y así fue.

Antes de huir en 2019, las amenazas que recibió, dijo, eran de muerte y sabía que venían de grupos criminales, por ejemplo, una vez le dijeron que lo iban a matar, a cortar la cabeza y le iban a dejar cartulinas.

“Uno de los acuerdo con el mecanismo fue que iban hacer rondines en las cercanías de mi domicilio, en todo este tiempo sólo una vez han venido. Vinieron el 2 de noviembre del 2021, sólo me hicieron firmar un formato de que habían venido”, lamentó el reportero.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) también le hizo una promesa, que le ayudarían a buscar empleo, tampoco cumplió. Además tiene la duda de si pronto le quitarán el apoyo de 4,000 pesos al mes que le da comisión ejecutiva.

“A veces siento que no me van a dar trabajo, eso me pone triste, me deprime. Acá siento que los compañeros se alejan de mí por el riesgo. La verdad si estoy pensando que si no encuentro trabajo en algún medio pues irme a la iniciativa privada, porque es difícil trabajar de gratis para los periódicos”, expresó el reportero.

Aunque la amenaza de muerte está latente Leonardo Martínez decidió hacer pública su situación, porque además el mecanismo de protección no está haciendo su trabajo pese al riesgo que vive, y no quiere ser un muerto más en la lista.

De acuerdo al organismo internacional Artículo 19, del 2000 al 2022 registró el asesinato de 48 periodistas en el país. Durante enero asesinaron a cuatro periodistas y durante el sexenio del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, han asesinado a 29 periodistas.

El pasado 3 de enero, el colaborador del medio digital Monitor Michoacán, fue asesinado a balazos, en Zitácuaro, municipio de Michoacán, por hombres desconocidos.

Salir de la versión móvil