Escapa otra menor del DIF Acapulco; la hallan 24 horas después

En el mes han escapado tres menores, de una siguen sin saber de su paradero


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Ficha de búsqueda (Fiscalía General del Estado) 

Chilpancingo

 

María del Carmen Rojas Juárez, de 14 años, se fugó del albergue Villas de la niñas, adscrito al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Acapulco; es la tercera menor que huye de ese espacio en lo que va del mes.

Después de 24 horas desaparecida y de búsqueda por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del DIF municipal, María del Carmen fue hallada y volvió al albergue, informó la Procuraduría de Protección para Niños, Niñas y Adolescentes que dependen del DIF municipal.

La FGE precisó que la menor de 14 años fue localizada en la colonia Emiliano Zapata, zona urbana de Acapulco.

La mañana de hoy la dirección del DIF Acapulco informó que el pasado 17 de junio ocurrió la fuga de la menor de 14 años, quien estaba bajo resguardo del DIF municipal. El sistema institucional no dio explicaciones del caso.

María del Carmen es la tercera que escapa del albergue ubicado en la colonia Progreso. El pasado 9 de julio se fugaron Jade Brisai Dorantes de 11 años y Adriana Salmerón de 15 años. El DIF tampoco ofreció detalles del escape de las dos menores.

Después de seis días de desaparecida localizaron a Jade Brisai, en la colonia Jardín Azteca, ubicada al poniente del puerto, según la única información que difundió el DIF en un comunicado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ni el Ayuntamiento de Acapulco informaron sobre las condiciones en que hallaron a la menor.

De Adriana Salmerón sigue sin saberse de su paradero.

Por la tercera fuga ocurrida el día de ayer, el DIF municipal informó del despedido de la coordinadora del albergue y que comenzaran una investigación sobre las condiciones y los tratos que se dan en el lugar, se entiende que a los menores.

También que solicitaron ayuda a las autoridades ministeriales para localizar a la menor, por lo que fue activada la Alerta Amber para su pronta localización. Hoy se conoció que la hallaron.

Cuando se dio a conocer el despido de la coordinadora, usuarios en las redes sociales la defendieron y comentaron que realiza un buen trabajo al frente de la Villa de las niñas y que si existen deficiensas en los servicios del DIF es por los despidos que realiza la administración municipal.

 

Te puede interesar: La negligencia, el camino hacia el feminicidio de Magdalena Aguilar

Continúan desaparecidas las dos niñas que escaparon de albergue de Acapulco

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Redes 

Chilpancingo

 

La Fiscalía General del Estado (FGE) y la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez, informaron que dos niñas del albergue Las Villas ubicada en la colonia Progreso de este puerto, siguen desaparecidas y su búsqueda continúa.

En entrevista telefónica, López Rodríguez insistió en que las menores de edad se escaparon del albergue.

“Son niñas que venían con problemas de violencia (familiar) pero cuando uno está niña tiene mucha fortaleza para brincarse la bardita, de volada, pero se está haciendo el trabajo (de su búsqueda) pero eso le corresponde al presidente del DIF municipal (Fernando Solano Ramírez) rendir cuentas”.

Cada uno asume su responsabilidad, expresó.

El pasado 9 de julio, la FGE emitió la alerta Amber por las desapariciones de Adriana Salmerón Galeana y José Brisai Cruz, de 15 y 11 años, respectivamente.

La institución señala que la última vez que a ambas se les vio fue el sábado 9 de julio en el albergue Villa de las Niñas, ubicado en la calle Michoacán, en la colonia Progreso en Acapulco.

En la alerta Amber se difundieron las fotografías y las características físicas de las dos menores.

La Fiscalía señala que en el caso de Jade, de 11 años de edad vestía una blusa negra sin mangas y un mallón color rojo con verde y zapatos negros.

Adriana, de 15 años, vestía un pants gris con sudadera negra y tenis blancos.

Las dos menores de edad permanecían en el albergue Las Villas como una medida de protección impuesta por la Agencia del Ministerio Público del fuero común Especializada en Delitos Sexuales de la FGE.

Según la dirección del DIF municipal de Acapulco, a las siete y media del sábado 9 de julio, se informó a través de la coordinadora del albergue que las dos menores se escaparon.

Ese mismo día se inició su búsqueda y hasta el momento no aparecen.

 

 

 

Desaparecen dos niñas de albergue de Acapulco y Abelina dice que se escaparon

Este sábado la FGE emitió la alerta Amber dando a conocer la desaparición de las niñas Adriana Salmerón Galeana y José Brisai Cruz, de 15 y 11 años, respectivamente.


Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: FGE

10 de junio de 2022

Chilpancingo

 

La Fiscalía General del Estado (FGE) reportó, a través de la alerta Amber, la desaparición de dos menores de edad del albergue de Las Villas en Acapulco.

La alcaldesa morenista, Abelina López Rodríguez, aseguró que ambas se escaparon.

Este sábado la FGE emitió la alerta Amber dando a conocer la desaparición de Adriana Salmerón Galeana y José Brisai Cruz, de 15 y 11 años, respectivamente.

La institución señaló que la última vez que a ambas se les vio fue este sábado 9 de julio en el albergue Villa de las Niñas, ubicado en la calle Michoacán, en la colonia Progreso, en Acapulco.

Después que la FGE emitió el reporte, la edil de Acapulco aseguró que las dos menores reportadas como desaparecidas se escaparon del albergue.

«Las niñas a esa edad se brincan rapidito, no tengo el dato de cuando llegaron (al albergue) y es el presidente del patronato (del DIF municipal) el que tiene que responder», afirmó López Rodríguez.

Dijo que en la plática que tuvo con el presidente del (patronato del DIF) «es que las dos niñas llegaron con un problema y que se escaparon».

Hasta este domingo, las dos menores siguen desaparecidas, dijo la FGE.


Ya se cumplieron casi dos meses y Zuzuky no aparece; su madre denuncia inacción de la fiscal Sandra Luz Valdovinos

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

La madre de una adolescente denunció la inacción de la Fiscalía General del Estado (FGE) para lograr la localización de su hija de 19 años de edad que desde el pasado 29 de abril de este año desapareció en Chilpancingo.

Yolanda Encarnación Guzmán, madre de Zuzuky Judith, realizó una protesta este lunes afuera de la Fiscalía para denunciar las declaraciones que hizo este sábado el vicefiscal de Investigación, Ramón Ayala Gamboa, de que su hija no fue desaparecida sino que se fue por su propia voluntad de su casa, con dinero y ropa.

«Yo estoy aquí para que me diga el Vicefiscal donde está mi hija porque él (Ayala Gamboa) está diciendo que ella llevó ropa, dinero y eso es mentira», afirmó Encarnación Guzmán.

En un mensaje que a través de las redes sociales dio el pasado sábado el Vicefiscal, Ramón Ayala Gamboa, aseguró que en una investigación que se hizo al facebook que tiene la adolescente Zuzuky «N» se detectó que su cuenta ha estado activa en los municipios de Arcelia, en Tierra Caliente y en Cuautla, en el estado de Morelos.

Esa rueda de prensa a la que solamente asistió un reportero de nota roja se desarrolló en la noche de este sábado 18.

El viernes 17, en otra conferencia que ofreció el Vicefiscal en el tocó otros temas, Encarnación Guzmán le reclamó al funcionario la falta de seriedad en las investigaciones para dar con el paradero de su hija.

Ayala Gamboa se incomodó ante la irrupción de la señora y solo dijo que la investigación estaba en curso.

«Yo en esos dos lugares (Arcelia y Cuautla) no tengo familiares y por eso estamos aquí para que me diga el vicefiscal a dónde está y que me lleve al lugar en el que se encuentre como lo manifiesta él», mencionó la madre de la adolescente.

El 29 de abril de este año la adolescente acudió al Palacio de Gobierno a realizar unos trámites al programa del Fondo de Apoyo a los Periodistas (FAP).

Zuzuky Judith le ayuda a su mamá a mantener en línea su página electrónica de información en facebook.

«El 29 de abril me dijo mi hija que después de acudir al Palacio iría a una reunión a la colonia Las Torres a las seis y media, pero nunca llegó a ese lugar», afirmó Encarnación Guzmán.

Esta colonia a donde acudiría Zuzuky «N» está ubicada a unas siete cuadras en la parte de atrás del Palacio.

«A las seis de la tarde de ese día (el 29 de abril) me avisan que mi hija no llega a esa reunión y es la fecha que no aparece», dijo la mamá de la adolescente.

Rechazó la versión del Vicefiscal cuando dice que su hija se llevó ropa y dinero de su casa.

«Yo le exijo al Vicefiscal que me diga dónde está mi hija porque si él dice que está por su propia voluntad le pido que me lleve a ese lugar para verla», dijo la mamá de Zuzuky.

Encarnación Guzmán dice que solamente ha sido recibida tres o cuatro veces en la Fiscalía para que le informen el avance de las investigaciones pero que hasta el momento no le ve ningún avance.

«La obligación de la Fiscalía es buscar a mi hija y entregármela pero vemos que no hace nada y solamente dicen mentiras», refirió.

La señora tuvo una nueva reunión con autoridades de la FGE.

 

Te puede interesar: Miedo y zozobra se apodera de la capital de Guerrero y, la alcaldesa organizando fiestas

Has visto a… Lucyla Mendoza, la víctima 13 de desaparición que expone la trata en Montaña alta

La desaparición de mujeres mucha veces queda desdibujada en medio de violencias más estructurales en la región 


Texto: Beatriz García 

Chilpancingo 

 

Lucyla Mendoza García estaría a punto de graduarse del Centro de Estudios de Bachillerato de Tlapa, una oportunidad que le brindó su familia y que muy pocas la tienen en la Montaña alta de Guerrero. Salió de su comunidad, Pueblo Viejo, municipio de Metlatónoc, para estudiar. Su graduación está prevista en julio, pero ella está desaparecida desde el 9 de mayo pasado. 

La joven es una de los 56 víctimas de desapareción que Amapola. Periodismo trangresor registró durante mayo; son hombres y mujeres adultos y menores de edad. 

Lucyla tiene 19 años, es originaria de uno de los municipios más pobres y de gran marginación en América latina, que se ubica en Guerrero; es una zona carente de servicios básicos como educación, salud, vivienda y servicios públicos. 

Es una de las pocas mujeres de la región a quien sus padres campesinos y hermanos migrantes en Estados Unidos le brindan la oportunidad de ir a Tlapa, la cabecera municipal a la que migra la población de otros municipios de la Montaña, en particular de la parte alta, en busca de mejores oportunidades de vida. 

Las mujeres en la Montaña viven en medio de distintas violencias físicas, como en otras partes de Guerrero: desapariciones, feminicidios y casamientos forzados. 

En Tlapa, por ser la ciudad más grande de la región, se concentran las escuelas y algunos servicios públicos, además es el principal centro económico.  

El 9 de mayo por la tarde, Lucyla quedó de visitar a una de sus amigas en Tlapa, pero nunca llegó. Sus padres estaban en Pueblo Viejo, ubicado a unas cuatro horas de esa cabecera municipal, sin acceso a la telefonía celular. A los cuatro días de la desaparición, las amigas de Lucyla llamaron a sus padres a la caseta de la comunidad para informarles que no sabían nada de su hija y que estaban preocupadas por ella.  

De inmediato, un familiar de Lucyla elaboró una ficha de su desaparición para publicarla en redes sociales. 

“Familiares de la jovencita Lucyla Mendoza García, así como autoridades estatales y municipales, piden la colaboración de la ciudadanía para dar con su paradero”, se lee en la ficha que aún circula en las redes. 

En la publicación, los familiares colocaron números telefónicos por si alguien tenía información de la joven. Los mensajes y llamadas que les llegaron fueron de extorsión y amenazas. En uno de los mensajes se leía que ya no buscaran más a la joven, de lo contrario “algo” le sucedería a la familia. 

En otro mensaje que recibieron les decían que Lucyla estaba en Acatepec, en la Montaña alta, que la habían comprado para una casa de citas, es decir, con fines de trata 

El caso de Lucyla, según la versión de un familiar, quien pidió no mencionar su nombre por su seguridad, puede ser similar al de otra  menor de la misma comunidad (Pueblo Viejo), a quien se la llevaron unos hombres con fines de trata, pero ella logró comunicarse con su familia, quienes pidieron ayuda a la policía y la niña regresó con vida. 

Sobre la desparición de Lucyla, la familia sospecha de Sergio Ramírez Comonfort, un hombre de la misma comunidad, quien, saben, vende a jóvenes y niñas. Al menos así está asentado en la denuncia que recogió el Centro de Derechos Huanos de la Montaña Tlachinollan, que acompaña a la familia de Lucyla.  

Un día después de que se corrió el rumor de la desaparición de la joven, Sergio Ramírez se esfumó de la localidad y su familia interpuso una denuncia penal por su supuesta desaparición, de acuerdo con la versión del familiar de la estudiante de bachillerato. 

Las autoridades no dan información a la familia sobre las investigaciones del caso. La información que tiene la familia es porque lo investigaron por su cuenta y ellos se la reportaron a las autoridades.  

La familia asumió una responsabilidad directa de Fiscalía General del Estado (FGE). También optó porque lo trataran directo en la FGE Chilpancingo, por desconfianza a las autoridades regionales.  

Las violencias en Guerrero contra las mujeres son expuestas y documentadas por familares de las víctimas, quienes terminan asumiendo el trabajao de investigar. También las activistas y feministas en pro de los derechos de la mujer, quienes lograron que la Secretaría de Gobernación (Segob) emitiera ya dos Alertas de Violencia de Género (AVG) en el estado. 

El 23 de junio del 2016 hicieron la solicitud ante Instituto Nacional de Mujeres (INM). Guerrero llevaba años con una violencia sistemática hacia las mujeres; el estado ocupó uno de los primeros tres lugares a nivel nacional en violencia feminicida durante el periodo 1984-2010. 

El 22 de junio del 2017, la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró la AVG en Guerrero. Los municipios dentro de esa alerta son Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Ometepec, Ayutla, Coyuca de Catalán, Tlapa e Iguala. Posteriormente se sumó Chilapa. 

El 5 de junio de 2020, ante el incumplimiento del estado para demostrar avances en la protección de la vida, integridad y seguridad de las mujeres, niñas y adolescentes guerrerenses, la Segob, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), emitió la segunda AVG por Agravio Comparado para Guerrero. 

La segunda AVG se emitió con el objetivo de garantizar a las niñas y mujeres víctimas de violación sexual la interrupción del embarazo sin que tuvieran que interponer una denuncia y evitar poner en riesgo su salud, garantía que tendrán hasta ahora que se despenalizó el aborto en el estado.  

A este contexto de las mujeres se suma la pobreza en la que están inmersas en los municipios y localidades de la Montaña alta del estado, principalmente en los municipios de Cochoapa el Grande y Metlatónoc que durante muchos años organizaciones internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU, las han catalogado como una de las regiones más pobres del mundo, lo que genera mayores dificultades para que las víctimas de alguna violencia acudan a la ciudad a interponer una denuncia. 

La familia de Lucyla es de las pocas que pudieron ir a interponer una denuncia formal a Tlapa, porque tienen familiares ahí. 

Sin embargo, Pueblo Viejo, de donde es originaria la joven, es un vivo ejemplo de pobreza y marginación de la región. 

Para llegar a Pueblo Viejo desde Tlapa–ubicada a entre tres y cuatro horas de distancia– se invierten tres horas en el camino de terracería, pero en temporada de lluvia pueden aumentar. El camino lo trazaron los mismos pobladores. Pero, el transporte solo llega a Zitlaltepec y de ahí los pobladores que van a la comunidad deben caminar una hora. 

El transporte público de Pueblo Viejo a Tlapa se reduce a dos camionetas pasajeras, pero con una sola salida al día. La camioneta sale entre 3:30 y 4:00 de mañana. El costo es de 120 pesos a 150 pesos.  

En caso de una urgencia, por ejemplo médica, los pobladores deben pagar un viaje particular que les cuesta 2,000 pesos, cantidad que casi nadie tiene. 

De acuerdo con pobladores, las autoridades les han prometido en muchas ocasiones la construcción de una carretera, pero nunca llega. 

En la localidad hay un centro de salud con apenas una enfermera, rara la vez llega un médico para dar atención. Los medicamentos que suelen darles sólo son paliativos, como paracetamol y ambroxol, incluso ha llegado medicamento caducado. 

El Centro de Estudios de Finanzas Públicas destaca que el porcentaje de pobreza moderada y extrema de la Montaña alta de Guerrero es de 88.72 por ciento, de acuerdo a un artículo publicado por Verificado. 

Esa información confirmada indica que los municipios donde más personas en pobreza viven son Cochoapa el Grande con 99.3 por ciento de su población y Metlatónoc con 98.4 por ciento. 

Con todas estas condiciones adversas que configuran violenias más estructurales es probable que la cifra de mujeres deesparecidas en la región Montaña sea mayor, pero hay pocas posibilidades de saberlo. 

56 víctimas de desparición en Guerrero durante mayo 

En mayo 56 personas de entre 8 y 80 años de edad desaparecieron en Guerrero, de los cuales 34 siguen desaparecidos, de acuerdo con el registro mensual que hace Amapola. 

El registro mensual contempla a mujeres y hombres desaparecidos de quienes sus familiares interpusieron denuncia formal ante las autoridades, por quienes se activaron fichas de Alerta Amber para menores de edad, fichas de Alerta Alba para mujeres mayores y fichas Has visto para el caso de hombres mayores. 

El registro también contempla desaparecidos por los que sus familiares interpusieron denuncia en el servicio telefónico Locatel y en la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, donde también se emitió ficha de búsqueda y que se distribuyó principalmente en redes sociales como Facebook. 

En este mismo registro están las personas que desaparecieron y días después fueron hallados asesinados, por ejemplo, el ganadero que desapareció en Zitlala, de quien después localizaron su cadáver junto a otra persona. Otro caso es el de hombre de quien hallaron su cadáver flotando en un arroyo y tenía una semana reportado como desaparecido. 

En la lista de desaparecidos de la Montaña alta en mayo, además de Lucyla, está el caso de Dolores Flores Basurto, de 20 años, quien desapareció en Tlapa el 11 de mayo, después fue localizada, no se sabe si viva a o muerta. 

También en Tlapa desapareció el 7 de mayo Crescencio Damián Oliva de 32 años, sigue sin ser  localizado; el 9 de mayo desapareció Sergio Ramírez Comonfort de 29 años, y Elmer Zahi Vázquez Cristino de 25 años y Zeferino Cristino Vázquez de 72 años, quienes desaparecieron el 22 de mayo pasado. Ninguno de ellos fue localizado. 

13 mujeres desaparecidas en la Montaña alta  

En la Montaña alta suman 13 niñas, adolecentes, jóvenes y adultas  desaparecidas desde el 2018 hasta mayo del 2022, de acuerdo con el registro de Tlachinollan.  

Los integrantes de este organismo de defensa de los derechos humanos en la Montaña alta de Guerrero acompañan a víctimas de las diferentes violencias que se viven en la zona, entre ellas las mujeres que han vivido una violencia feminicida. Contempla un periodo más amplio y comienzan a hacer visible un problema más complejo, como la trata de mujeres.  

La abogada Neil Arias Vitinio lleva puntual seguimiento sobre las desapariciones de menores de edad y mayores de edad. El último caso que registró y por el que acompaña a sus familiares es el de Lucyla Mendoza. 

Vía telefónica, la abogada contó que de las 13 desaparecidas que tiene registradas, la más pequeña  es de 5 años. 

Dentro de las líneas de investigaciones de estos 13 casos, de acuerdo con lo que las autoridades aportaron a los y las defensoras de Tlachinollan, en las desapariciones tuvieron que ver grupos criminales, algunos relacionadas a la trata de personas. 

Del caso de Lucyla, la abogada compartió que ha solicitado a las autoridades de la FGE que agoten todas las líneas de investigación, porque, de acuerdo con el relato de familiares y conocidos, el sospechoso es una persona que forma parte de un grupo criminal y tiene antecedentes de haber engañado a otras jóvenes de varias partes de la región. 

Lo grave para la abogada, es que el sospechoso ahora lo consideran una víctima, porque supuestamente está desaparecido, que impide se consolide la línea de investigación que indica que está involucrado en la desaparición de Lucyla. 

Destacó que la Montaña alta es una zona marginada y el problema  está en que para la FGE si una mujer desaparece en esta región es porque  “se fueron con el novio con consentimiento”. Con esa narrativa impuesta los casos quedan cerrados. 

En la Montaña alta las autoridades también se aprovechan porque a los familiares se les complica viajar, que impide exijan una investigación pronta y oportuna, pero los y las defensoras de Tlachinollan aseguran que estarán acompañando a las familias de cada víctima hsta encontrarlas. 

 

Te puede interesar: Masacre de El Charco, 24 años de impunidad

Desaparecen tres menores de edad y una mujer en la última semana en Guerrero

Texto: José Miguel Sánchez

5 de junio de 2022

Chilpancingo

 

En los últimos siete días tres menores de edad y un mujer están desaparecidas en distintos municipios de Guerrero, informó en su plataforma digital la Fiscalía General del estado.

l pasado 30 de mayo la Fiscalía  activó una ficha de la Alerta Amber por Lucero Cruz Méndez de 15 años de edad que desapareció en Ciudad Altamirano, que es la cabecera del municipio de Pungarabato, en la región de Tierra Caliente.

En el resumen de los hechos de la ficha indica que al momento de la desaparición de la menor de edad vestía sudadera gris, blusa de color naranja, pantalón de mezclilla y tenis negros.

El día primero de junio despareció Anay Ortega Peña, de 34 años de edad, por lo que se activó el protocolo Alba.

Según los hechos esta mujer desapareció en la Ciudad de Tlapa de Comonfort en la Montaña de Guerrero y se desconoce la vestimenta que vestía cuando fue la última vez que se le vio

A pesar que la desaparición de Anay Ortega ocurrió desde el primero de junio, la ficha del Protocolo Alba y de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas se accionó en las redes sociales este domingo cinco de junio.

En el sitio oficial de la Fiscalía General del Estado (FGE) no aparece la ficha de Anay Ortega.

Otro caso que ocurrió el primero de junio fue el del menor Kevin Leonel Jiménez Ortega, de 14 años de edad. Kevin, al igual que Anay, desapareció en Tlapa de Comonfort en Montaña.

Kevin vestía playera y pants negros al momento de su desaparición.

Otro caso es el de la menor Nayeli Pérez Leal de 15 años que desapareció el pasado 3 de junio en la comunidad de Ixcateopan, municipio de Alpoyeca en esta misma región de la Montaña.L

a menor vestía short negro, blusa blanca y tenis negros.

Su ficha aunque ya está circulando en redes sociales en el sitio oficial de la FGE no está publicada.

 

 

Aparece la menor desaparecida y sus familiares desbloquean vía federal

Texto: Amapola Periodismo

Chilpancingo

La estudiante de 16 años Yoseline apareció este domingo viva y salva y sus familiares, amigos y vecinos retiraron el bloqueo que desde ayer sábado mantenían en la carretera federal Acapulco-México en el punto conocido como Paso Limonero, en el entronque de la autopista del Sol.

Enrique Castillo, vocero de la Fiscal General, Sandra Valdovinos Salmerón, señaló que alrededor de seis y media de la mañana el papá de Yoseline llegó con su hija a las instalaciones de la Fiscalía en Acapulco.

«La niña vestía su uniforme de la escuela y con su papá fueron atendidas por la Fiscal Sandra Valdovinos», dijo Castillo.

«Ella (Yoseline) está siendo atendida por un médico forense», sostuvo.

La estudiante de 16 años fue raptada por un grupo de hombres armados este viernes alrededor de las seis y media de la mañana cuando junto con su novio se dirigía a su escuela en la calle San Agustín, en la Unidad Habitacional San Agustín en la zona suburbana de Acapulco.

La versión del novio es de que los sujetos golpearon a él y después subieron por la fuerza a Yoseline en un automóvil compacto.

Después del rapto de la menor, desde el viernes, familiares, amigos y vecinos de la menor de edad bloquearon la carretera federal Acapulco-México y la caseta de la Venta de la autopista del Sol.

Durante el bloqueo de este sábado se presentó la Fiscal General Sandra Valdovinos Salmerón quien se arrodilló ante los familiares de la menor de edad asegurándoles que iban a encontrar a Yoseline.

La intención de la Fiscal fue la de convencer a la gente que desbloquearan la vía federal, pero no lo logró.

Alrededor de las 9 y media de la noche, arribó al sitio la gobernadora Evelyn Salgado Pineda quien durante más de una hora tuvo una reunión con los padres de Yoseline.

Después la mandataria estatal les dijo a los manifestantes que su gobierno no iba a ordenar una represión y que se iba a intensificar la búsqueda con elementos de la Guardia Nacional Ejército y La Marina.

«Yo voy a participar en la búsqueda», les prometió Salgado Pineda quien se comprometió a que hoy domingo participaría en estas labores a partir de las 14 horas.

La gobernadora, la Fiscal, Sandra Valdovinos y la alcaldesa de Acapulco, Abelina López Rodríguez se retiraron del sitio a las once y media de la noche pero el bloqueo en la vía federal continuó.

Durante la reunión bastante tersa y ríspida, los vecinos de Yoseline le reclamaron duramente a la gobernadora y la alcaldesa su inacción para frenar la violencia en Acapulco.

«No hacen nada por cuidarnos; no podemos salir a las calles en paz porque tenemos miedo de que algo nos puede pasar, reclamaron los vecinos.

Enrique Castillo, Vocero de la Fiscal, Sandra Valdovinos, dijo que después de que la menor de edad apareció sana y salva, la gente desbloqueo la vía durante la madrugada de este domingo.

La Fiscalía General del Estado había ofrecido un millón de pesos de recompensa para quien diera información sobre el paradero de Yoseline.

Te puede interesar: Lenta la reactivación de empleos en Guerrero después de la pandemia

Bloquean carretera Acapulco_ Chilpancingo para exigir búsqueda de estudiante

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Redes

Chilpancingo

 

Familiares y vecinos de una menor de edad que fue privada de su libertad por hombres armados bloqueaban hasta la noche de este viernes la carretera federal Acapulco-México para exigir a las autoridades de la Fiscalía General del estado su búsqueda y presentación con vida.

Denunciaron que este viernes poco después de las siete de la mañana Joselyn Patricio de 16 años de edad junto con su novio se dirigía a clases al Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Guerrero (CECYTEG) cuando varios hombres armados se la llevaron y la subieron a la fuerza a un automóvil compacto.

Los secuestrados golpearon al novio de la menor de edad.

La escuela donde estudia la menor de edad está ubicada en la calle San Agustín en la Unidad Habitacional que lleva el mismo nombre.

El bloqueo de los inconformes se concentró en el punto conocido como El Retorno, en la zona suburbana de Acapulco.

«Estamos aquí (en el bloqueo) porque es la única forma que nos escucha el gobierno porque si ponemos la denuncia (ante el Ministerio Público) nos echamos tres, cuatro o cinco, seis y hasta un mes sin solución», señaló un familiar de la menor de edad.

«Por eso estamos aquí por si viene alguien y sea poderoso y nos oiga y pueda echarnos la mano», afirmó la mujer quien pedía la presencia del personal de la Fiscalía para que realizaran la búsqueda de la menor de edad.

Señaló que ellos junto con policías ministeriales empezaron a buscar a la menor de edad en casas abandonadas pero no lo han encontrado.

«Nosotros esperamos encontrarla bien y no es la única niña que ha desaparecido sin tener el apoyo de nadie», dijo la mujer que se identificó como tía de Joselyn Patricio.

Hasta las ocho de la noche la vía seguía cerrada por los inconformes ante la falta de respuesta de las autoridades.

 

Marchan para exigir presentación de Maria desaparecida desde hace dos años

De acuerdo con los familiares de las víctimas, Valadez Millán asesinó con un arma blanca a su esposa, Cendy Vázquez Ramírez, madre de la menor desaparecida.


Texto: José Miguel Sánchez 

Fotografía: Óscar Guerrero

29 de abril de 2022

Chilpancingo

 

Familiares de la niña Maria Fernanda Valadez Vázquez, desaparecida en 2019, marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir a las autoridades avances en las investigaciones para dar con el paradero de la menor de edad.

Los hechos ocurrieron en la cabecera municipal de Leonardo Bravo, Chichihualco el pasado cuatro de diciembre de 2019 cuando Javier Valadez Millan padre de la menor la sustrajo de su hogar.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, Valadez Millán asesinó con un arma blanca a su esposa, Cendy Vázquez Ramírez, madre de la menor desaparecida.

Derivado de los hechos, y después de interponer una denuncia ante el Ministro Público (MP), se mandó declarar a Valadez Millan, pero fue liberado horas después por falta de pruebas, denunció la hermana de la victima, Griselda Vázquez Ramírez.

Después de rindir su declaración el 12 de diciembre de 2019 ante el MP, Valadez Millan, huyó con su pareja sentimental Roberto Rayo Pérez.

Desde ese momento no se sabe el paradero de la niña Valadez Vázquez, que en ese momento tenía siete años de edad.

Existe una ficha de la Alerta Amber para lograr localizarla a la que exigieron debe ser actualizada porque la menor ahora tiene 9 años.

La marcha comenzó a las 11 de la mañana en la Alameda Granados Maldonado y recorrió las principales calles de la capital, los manifestantes se detuvieron en el Congreso del Estado donde colocaron una lona con la ficha de la Alerta Amber en uno de los accesos.

De ahí se trasladaron a la sede del Poder Ejecutivo, donde se manifestaron para exigir una audiencia con la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda.

«Le queremos pedir a la gobernadora su ayuda para dar en con el paradero de mi sobrina», dijo Vázquez Ramírez, tía de la menor desaparecida.

Agregó que el caso esta estancado en la FGE y por eso piden la intervención de Salgado Pineda.

Vázquez Ramírez dijo que ella y más familiares de la menor aportaron información importante a la FGE para lograr la detención de los captores, pero desconocen porque no los toman en cuenta.

Julisa Vázquez, hermana de la menor desaparecida explicó que a traves de alianzas con diversos grupos de personas desaparecidas lograron ubicar a Valadez Millán en la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas, información que le fue proporcionada a la FGE.

Derivado de esa información la familia explico que la FGE les informó que si acudieron al estado de Chiapas a buscar a Valadez Millán pero no lo encontraron.

A pesar de que la FGE informó que si acudieron al lugar, la familia dijo que en la carpeta de investigación no hay registro de que realizaron esa diligencia.

«Nuestra preocupación es por mi sobrina, las personas que nos hicieron el reporte dan parte que ven a su padre y a su pareja pero no hacen referencia a la niña», dijo Vázquez Ramírez.

En Palacio de Gobierno los manifestantes fueron atendidos por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno quienes les propusieron una reunión con la gobernadora para la próxima semana junto con la fiscal, Sandra Luz Valdovinos.

La familia dijo que a partir de hoy comienza una campaña de busqueda para exigir a las autoridades agilizar las investigaciones del caso.

 

Desatención a la violencia feminicida, protocolos de búsqueda lentos e ineficientes, denuncian activistas

En lo que va del año se han registrado 32 casos de feminicidio mientras 20 mujeres, niñas y jóvenes, están en calidad de desaparecidas


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

28 de abril de 2022

Chilpancingo

 

En lo que va del año se han registrado 32 casos de feminicidio mientras 20 mujeres, niñas y jóvenes, están en calidad de desaparecidas, de las cuales la Fiscalía General del Estado (FGE) no da la atención necesaria para resolver los casos con prontitud, denunciaron activistas por los derechos de la mujer.

De acuerdo con datos de la FGE hay 20 fichas activas de niñas y jóvenes desaparecidas, 17 de la Alerta Amber, una herramienta difusión que ayuda a localizar más rápido y en algunos casos ubicar el paradero exacto de niñas, niños y adolescentes que se encuentren en riesgo inminente de sufrir daño grave por motivo de no localización o cualquier circunstancia donde se presuma la comisión de algún delito ocurrido en territorio nacional.

Es decir, es el mecanismo nacional para la búsqueda y pronta localización de niñas, niños y adolescentes menores de 18 años de edad reportados como desaparecidos.

Los tres casos restantes están en el Protocolo Alba, cuyo objetivo es llevar a cabo una búsqueda inmediata para la localización de mujeres desaparecidas, “con el fin de proteger su vida, libertad personal e integridad”.

Para la activista por los derechos de las infancias, Emma Cerón Díaz, estas alertas son lentas y burocráticas, lo que que genera que se pierda tiempo importante para la localización de las niñas y jóvenes.

“Estas alertas son lentas y hacen perder tiempo valioso para encontrar a las mujeres y niñas sanas y salvas”, mencionó.

Explicó que al momento de la desaparición las familias que no saben los procedimientos. Lo primero que hacen es buscar con familiares y amigos cercanos, ahí se pierden uno o dos días y cuando llegan a los ministerios públicos o fiscalías las madres, padres o familiares lo hacen en blanco. Las autoridades les dar vueltas pidiéndoles documentos para activar las fichas.

“En lo que la familia va por un documento y lo entrega y le piden otro se pierde tiempo, y desgastas más a los familiares de la víctima”, dijo.

Otra problemática respecto a la activación de las fichas es que las autoridades no informan sobre los procesos para que las familias sepan qué hacer cuando les ocurre un caso de desaparición.

Cerón Díaz, integrante del Centro de Estudios sobre Infancias y Juventudes en Guerrero (Ceijgro) propone que en espacios y edificios públicos se coloquen los pasos a seguir en caso de tener un familiar desaparecido.

Hizo un llamado a la sociedad a no revictimizar a las mujeres y niñas desaparecidas.

“La sociedad revictimiza a las mujeres desparecidas para negar la realidad que vivimos, preferimoss vivir en la negación y el morbo para invisibilizar el problema de mujeres desaparecidas”, mencionó.

La desaparición es un puerta al feminicidio

Ante el alza de violencia contra las mujeres, la activista Marina Reyna Aguilar mostró su preocupación por los casos sin resolver. De las 20 mujeres desaparecidas, 17 son menores de edad y sólo tres superan los 18 años, de acuerdo con información de la FGE.

Vía telefónica Reyna Aguilar informó que no hay respuesta de la FGE para atender con prontitud los casos de mujeres desaparecidas “es preocupante porque una desaparición es la puerta al feminicidio”.

Dijo que desde hace dos años las autoridades encargadas de impartir justicia se escudan en la pandemia de Covid-19 para no actuar con rapidez.

“Les cayó como anillo al dedo el tema de la pandemia para no hacer la labor que les corresponde, que es resolver delitos”, mencionó Reyna Aguilar en alusión a la FGE.

Agregó que el número de mujeres desaparecidas es preocupante, y es parte un problema a nivel nacional, “Como mujeres ya somos vulnerables, pero como las niñas son todavía más vulnerables en estos caso”, comentó.

De las 20 mujeres que están en calidad de desaparecidas, 18 eran menores de edad al momento de su desaparición, las alertas de búsqueda abarcan desde el año 2005 a la actualidad.

De acuerdo con los datos de Reyna Aguilar son 20 los municipios que registran los casos de mujeres desaparecidas, siendo Acapulco, Chilpancingo e Iguala las tres principales ciudades donde ocurren este tipo de delitos.

Calificó la situación como un caso de emergencia y de alerta roja para los sistemas municipales para atender, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer. Exigió a los municipios de Acapulco, Chilpancingo e Iguala para que esos sistemas atiendan los casos de violencia contra la mujer.

Pidió al Sistema Estatal para atender, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer para trabajar por atender y prevenir dichos casos.

En la última semana se movilizaron cientos de mujeres para exigir a las autoridades el esclarecimiento de distintos crímenes contra mujeres, el pasado 18 de abril en la comunidad de Cuajinicuilapa, en la Costa Chica de Guerrero, marcharon para exigir a las autoridades de Oaxaca esclarecer el asesinato de Frida Alondra de 17 años de edad, quien fue hallada muerta el 12 de abril en la comunidad de San Juan Bautista Lo de Soto en el estado de Oaxaca.

El 22 de abril trabajadoras del ayuntamiento de Chilpancingo marcharon para exigir justicia por el asesinato de Adelina de la Cruz Nava, quien fue hallada en la carretera Chilpancingo-Iguala con signos de tortura y un balazo en la cabeza, después fue trasladad a un hospital de Iguala donde falleció.

Por ambos casos colectivos feministas organizaron distintas movilizaciones este fin de semana, el sábado marcharon en Chilpancingo y el domingo realizaron un acto en el monumento a las banderas, al sur de la capital.

Para este texto no hay posicionamiento de la secretaria de la Mujer, Violeta Pino. No hubo respuestas a la petición de entrevista.

 

¿Has visto a?… Yuritzi: 15 meses de búsqueda incansable

Durante los últimos 15 de meses de búsqueda no hay un solo rastro. La Fiscalía General de Morelos (FGM) apenas ha realizado dos operaciones para localizarla. Sus hijos la esperan en Atoyac, Costa Grande de Guerrero


Texto: Arturo de Dios Palma

Fotografía: Cortesía

27 de abril del 2022

Chilpancingo

 

El último rastro de Ana Yuritzi García Adame fue a las 7:50 de la noche del 18 de enero del 2021 en Tequesquitengo, Morelos.

Cuatro horas antes, Adrián pasó por Ana Yuritzi al hotel donde se hospedaba, Fiesta Inn. Habían acordado comer para detallar la oferta que el hombre le hizo de invertir en tiendas de ropa en municipios de la Costa Grande, en Guerrero.

Ana Yuritzi subió al auto en el que llegó Adrián, un Jetta; se dirigieron a Tequesquitengo. Ahí comieron en el restaurante Infinity. Cuando terminaron, Adrián la llevó a una casa de renta ubicada sobre la avenida Circunvalación, en la misma zona.

En esa casa, fue donde el celular de Ana Yuritzi dejó de tener señal.

Han pasado 15 de meses y de Ana Yuritzi no hay un solo rastro. La Fiscalía General de Morelos (FGM) apenas ha realizado dos operaciones para localizarla. Adrián, quién no es Adrián sino José, está detenido. Octavio, el presunto autor intelectual, está libre: tres veces lo han detenido y, las tres veces, ha quedado en libertad.

En Atoyac, en la Costa Grande de Guerrero, las dos hijas de Ana Yuritzi sufren de manera inclemente su ausencia.

*
El 16 de enero del 2021, Ana Yuritzi llegó con su hermano Joaquín a Cuernavaca a comprar juguetes para sus hijas por el Día de Reyes.

Ese día, Joaquín regresó a Chilpancingo; Ana Yuritzi decidió quedarse para hablar con Adrián, un hombre que la contactó por las redes sociales para ofrecerle invertir en tiendas de ropa.

Ana Yuritzi estaba desempleada desde hace un par de años, vendía lo que podía para sobrevivir junto con sus hijas; tener un negocio no le pareció mala idea en ese momento.

El día 17, Ana Yuritzi terminó de hacer las compras y esperó para verse con Adrián. Todo ese tiempo estuvo en comunicación con su madre, atenta de cómo estaban sus hijas en Atoyac.

Ana Yuritzi —por instinto tal vez— envió a su madre el nombre de Adrián y una fotografía de él.

Su mamá la presionó para regresara lo más pronto porque sus hijas la querían ver.

“Nada más como y me regreso”, respondió Ana Yuritzi.

Ese 18 de enero, Ana Yuritzi comió y después desapareció.

Al día siguiente, Joaquín volvió a Cuernavaca, su hermanaestaba ilocalizable, no respondía el celular, no se comunicaba.

Joaquín no esperó más: presentó una denuncia por desaparición ante la fiscalía.

Desde entonces, Joaquín no ha parado de buscar a su hermana. La mayoría de las veces lo hace con sus recursos, por su cuenta ha obtenido la mayoría de datos y evidencias.

Con la fotografía que Ana Yuritzi envió a su madre, Joaquín descubrió que Adrián no era Adrián sino José Adame Gómez. Descubrió, también, un dato que lo aterró: era buscado por las autoridades por la desaparición de otra mujer.

Joaquín logró, por su cuenta, reconstruir esas últimas horas en las que el celular de Ana Yuritzi estuvo activo. Ubicó el trayecto que hizo José Adame con su hermana, desde que fue por ella al hotel hasta que llegaron a la casa de renta.

En el último punto, la casa de renta, Joaquín ubicó la señal de otro celular, que un mes después se enteró que era de Octavio, la ex pareja de Ana Yuritzi.

*
Era la tarde del 15 de febrero, Joaquín recibió una llamada a su celular.

“Tenemos aquí enfrente a José”, dijo del otro lado del celular la hermana de Ana Karen, desaparecida el 10 de noviembre del 2019 en Temixco, Morelos.

“Hazle un escándalo, échale el carro o algo y dile a la policía que tiene una orden de aprehensión”, le sugirió Joaquín.

Joaquín se encontraba en la Ciudad de México, llamó a la FGM para solicitar que policías ministeriales detuvieran a José Adame.

Los familiares lograron que policías municipales arrestaran a José Adame mientras llegaban los ministeriales.

Ese día, Joaquín se enteró que el otro hombre detenido era Octavio. El dato lo inquietó: su hermana se separó porque ese hombre la golpeaba, la amenazaba, la hostigaba.

Ese mismo día fue detenida en su domicilio en Jiutepec, Morelos, Jesica, la pareja de José Adame.

José Adame y Jesica están vinculados a proceso por la desaparición de Ana Karen.

José Adame además por la desaparición de Ana Yuritzi y están relacionados con un tercer caso: la desaparición de Adriana Margarita Reyes Rufino.

Ana Karen desapareció el 10 de noviembre del 2019 en Temixco. Con las dos últimas personas que estuvo fue con José Adame y Jesica. De acuerdo a lo publicado por la prensa de Morelos, Ana Karen asistió a una fiesta en el poblado de Ocotepec, en Cuernavaca, acompañada por su hija de ocho años.

Al término de la fiesta, se fue con José Adame y Jesica a una casa en Temixco, donde sólo estuvo la pareja, Ana Karen y su hija.

Por la mañana, la pareja entregó a la niña con sus abuelos. Dijeron que la joven se salió de la fiesta y no volvió, que había bebido demasiado.

La FGM ha informado que Ana Karen murió en el último lugar donde estuvo con José Adame y Jesica. Sin embargo, a más de dos años no hay rastro de ella, no hay certeza de que esté muerta.

Adriana Margarita Reyes Rufino desapareció el 26 de enero del 2021. Eran las 10 de la mañana cuando fue a dejar a su hijo menor a su ex pareja, en la misma colonia, a cinco minutos.

Ahí pidió un servicio de transporte en la aplicación Didi para que la llevara a su trabajo en la plaza comercial Averanda. Llegó un vehículo, un March azul, y desde entonces no se sabe nada de ella.

La familia de Adriana se enteró porque una de sus compañeras habló a su casa para preguntar por qué no había llegado al trabajo. Uno de sus hermanos se alertó y de inmediato fue a la casa de la ex pareja. No estaba. Lo llamó y le dijo que no sabía, luego preguntó a los vecinos, hasta que le dijeron del automóvil azul. Fue a las oficinas de la aplicación pero aseguraron que no había registro del servicio para Adriana.

La familia tiene a dos sospechosos claros en la desaparición de Adriana: a la ex pareja, quién la violentó cuando vivieron juntos, y a Jesica.

Jesica fue novia de la ex pareja de Adriana de febrero a diciembre del 2020.

Uno de los hermanos recuerda que en noviembre del 2020, Adriana les dijo que si algo le pasaba la responsable sería Jesica. Les contó que la amenazaba a través de llamadas y mensajes en su celular.

“Una vez nos dijo que un amigo le advirtió que tuviera mucho cuidado con Jesica”, recuerda el hermano.

*
En 2018, Ana Yuritzi vivió seis meses con Octavio. Renunció a su plaza como profesora en Atoyac y se mudó junto con sus dos hijas a Cuernavaca.

La relación terminó cuando la joven descubrió que Octavio era casado pero, sobre todo, por la violencia a la que la sometía junto a sus hijas.

“Nosotros nos dimos cuenta que vivió sufrió violencia extrema con Octavio, la golpeaba, la amenazaba”, recuerda Joaquín.

La violencia era constante. Una vez, cuenta, Octavio amenazó a Ana Yuritzi con una pistola, después le ponchó las llantas de su auto a balazos. Otra vez, su hermana tuvo que pasarle a una vecina a las dos niñas por la parte de atrás de la casa porque Octavio la estaba golpeando.

Incluso, Joaquín mostró un video de cómo se ve a un hombre, que identificó como Octavio, intentando brincar la barda de la casa de Ana Yuritzi.

Después de todo eso, Ana Yuritzi decidió dejarlo y regresar a Atoyac. En su pueblo, sin trabajo comenzó a vender productos de belleza, artículos por catálogo y ropa.

Ana Yuritzi era la responsable de sus dos hijas, su esposo falleció cuatro años atrás en un accidente automovilístico.

Joaquín está seguro que Octavio es el autor intelectual de la desaparición de Ana Yuritzi. Pero llevarlo ante la justicia ha resultado casi imposible.

En la primera detención, a Octavio lo acusaron del delito contra la salud, el juez de control lo dejó en libertad, pese a que acreditó que su número de celular que había estado el mismo día, la misma hora y en el mismo lugar donde ubicaron por última vez el de su hermana.

Joaquín no desistió: la FGM casi un año después volvió a solicitar una orden de aprehensión contra Octavio.

“Hasta enero del 2022, no había ningún registro de que lo estuvieran buscando. En marzo, nos comenzamos a quejar ante organismo de derechos humanos, ante el Conavim y eso provocó su segunda detención”, relata.

El 18 de marzo, lo detuvieron, al día siguiente fue la audiencia de vinculación.

En la audiencia, el agente del MP cometió un error: leyó ante el juez el número de celular de Octavio de forma equivocada: uno con terminación 100, cuando el correcto es con terminación 1000.

La defensa de Octavio se aferró al error del MP y el juez lo dejó en libertad.

De inmediato, Joaquín exigió a la fiscalía que solicitará nueva orden de aprehensión. Lo volvieron a detener y el 24 de marzo de nuevo estaba en la audiencia de vinculación.

En esta ocasión, el abogado de Octavio argumentó: “¿Cómo se sabe que el número de celular que ubican en la casa de renta es de Octavio?”.

“Efectivamente la ley no obliga a los usuarios a registrar los número telefónicos. Compras un chip y si quieres lo pones a tu nombre. De ahí se agarró la defensa: nada les aseguraba que el número del celular estaba a nombre de Octavio”, explica Joaquín.

En las dos audiencias, dice Joaquín, el MP no argumentó lo suficiente las evidencias que responsabilizan a Octavio.

“Octavio fue detenido el 15 de febrero junto con José, al hacerle la pericial al teléfono, el IMEI es el mismo que estuvo en Tequesquitengo el 18 de enero. Lo que pasa es que cambió de número pero siguió utilizando el mismo equipo y sigue siendo el mismo IMEI”, dice.

Joaquín afirma que de acuerdo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los casos de desapariciones, las pruebas circunstanciales son igual de importantes que un señalamiento directo.

“Es decir: no hay un video, un audio, un testimonio directo pero los antecedentes de violencia, las amenazas constantes, que su celular haya estado ese día y que haya sido detenido con el principal responsable, José, lo pone como un probable responsable”, asegura.

Pero Joaquín tiene un dato más para afirmar que Octavio es el autor intelectual de la desaparición de su hermana: “Platiqué con los policías ministeriales que los detuvieron. Uno de ellos me dijo que los separaron, que José luego luego cantó: `yo se la entregué a Octavio y la tiene viviendo como su mujer ́ y también reconoció a Octavio como su jefe”.

El problema es que esta declaración José Adame no la hizo ante el juez y eso le quita el valor jurídico.

—¿Ustedes conocían a Octavio?

—Sí, sí lo conocíamos, ellos vivieron como pareja, él no vino a Guerrero pero nosotros íbamos a Cuernavaca a verlos.

—¿Saben a qué se dedica Octavio?

—A nosotros nos decía que tenía unos ranchos y si tenía sus vacas, pero ya haciendo la investigación descubrimos que es de los principales generadores de violencia, que ya lo tiene identificado la fiscalía local y las autoridades federales.

—¿En la delincuencia organizada?

—Le hicieron una red de vínculos y lo vincularon con una organización criminal de Iguala, ¿Con cuál? La verdad no sé.

—¿No han recibido algún tipo de amenaza?

—No hemos recibido amenazas porque hasta ahora lo involucramos en el caso, pero él me vio en la sala de juicios, si noté que me echó miradas intimidatorias pero hasta ahí; no descartamos que intenté algo.

—Viendo el perfil de Octavio, ¿No tienes miedo?

—Sí, pero si me quedaba callado va a seguir libre, que esté consciente que desapareció a una mujer, que desapareció a la madre de dos niñas, que le quitó la hija a una madre. Sabiendo eso él no puede seguir tan tranquilo.

—¿Él tiene otras investigaciones?

—Sé que tiene otras, algunos fiscales me han dicho: `sabemos a qué se dedica, sabemos qué hace´, pero no lo detienen. No me consta si hay corrupción o qué cosa.

*
En estos 15 meses, Joaquín y su familia ha recorrido un camino a contracorriente, casi todo lo que han logrado ha sido por sus propios recursos, por su iniciativa. En las autoridades han encontrado más burocracia que resultados.

Desde el inicio, Joaquín detectó irregularidades en la investigación. De entrada, en 15 meses, la fiscalía sólo ha realizado dos búsquedas para localizar a su hermana. En los primeros días avisó a las autoridades sobre la casa de renta donde presuntamente José entregó a Ana Yuritzi a Octavio, pero tardaron más de dos meses en catearla.

Después, cuando ubicó a Octavio y ofreció toda la evidencia, la FGM tardó casi un año para solicitar la orden de aprehensión. Durante todo este tiempo, no ingresaron los datos de Octavio a la Plataforma México, el sistema donde los estados comparten información de presuntos delincuentes para que puedan ser detenidos en entidades distintas a donde cometieron el crimen.

“Tuve que ir a la Conavim y ellos me acompañaron a la fiscalía para presionar la detención de Octavio”, recuerda.

Ante la lentitud constante de la FGM, Joaquín acudió a la Comisión de Derechos Humanos de Morelos.

“Cuando llegó el momento de la mesa de trabajo para conciliación, el visitador que nos acompañaba se abrazó con el fiscal y con la MP. Se conocen y eso no permitió que le diera el contexto legal que se requería y así fue: todos los argumentos que te estoy contando no aparecen en el acta que hizo el visitador”.

“No puedo decir que en la fiscalía no me atienden, si me atienden pero no me resuelven nada. Esta es una pregunta para el fiscal, Uriel Carmona Gándara: ¿Qué les hace falta para localizar a mi hermana?”.

¿Por qué es importante cambiar la narrativa para hablar de las desapariciones en México?

Con el objetivo de contrastar el discurso dominante sobre las desapariciones en México, la organización Técnicas Rudas y los Colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos y la Voz de los Desaparecidos en Puebla idearon el proyecto “Narrativas y memorias sobre la desaparición en México”, el cual fue presentado en Guadalajara, Jalisco, buscando crear narrativas, memorias y relatos contra hegemónicos que coadyuven a las familias de las y los desaparecidos de Jalisco en su exigencia en la búsqueda de justicia, la verdad, la restauración y la no repetición.


 

Texto: Darwin Franco y Dalia Souza / Zona Docs

Fotografía: Zona Docs

26 de abril de 2022

 

“¿Cómo narrar aquello que no se puede expresar en palabras, que parece irreal, que no podemos entender? ¿Cómo narrar el dolor frente a lo atroz e inhumano cuando, en realidad, preferiríamos apartar la mirada y pensar que nunca ocurrió?” son la preguntas detonadoras del proyecto “Narrativas y memorias sobre la desaparición en México” que se presentó en Casa Clavigero de la Universidad ITESO con la presencia de familiares de las y los desaparecidos de Jalisco y Puebla, así como de las integrantes de Técnicas Ruda, organización que impulsa esta narrativa de relatos contra hegemónicos.

La presentación estuvo a cargo de Alina Peña del Departamento de Estudios Socioculturales de ITESO, quien destacó la valía del trabajo porque pone la muestra de cómo se puede construir de manera colaborativa nuevas formas de narrar el horror a través del arte y las diversas expresiones artísticas que han sido solidarias con la lucha de las familias buscadoras.

Este trabajo que colocó al centro a las familias de las y los desaparecidos, específicamente, de los colectivos Madres en Búsqueda Coatzacoalcos y la Voz de los Desaparecidos en Puebla estuvo apoyado por DW Akademie y la Red de Periodistas de A Pie, y consta de un libro y una serie de piezas artísticas que pueden consultarse en https://www.narrativasymemorias.org

A continuación la video nota que explica el proyecto Narrativas y memorias sobre la desaparición en México”,, así como la lucha de las madres Rosaura Patricia Amador, integrante del Colectivo Entre Cielo y Tierra quien busca a su hijo, Carlos Eduardo Amador Magaña, desaparecido desde el 13 junio de 2017 en Tlaquepaque, Jalisco; y de María Luisa Núñez Barojas del Colectivo La Voz de los Desaparecidos de Puebla quien localizó a su hijo, Juan de Dios Núñez Barojas, luego de que éste fuera desaparecido el 28 de abril de 2017 en el pueblo Tehuitzo, en Palmar de Bravo, Puebla.


Este contenido es propiedad de de ZonaDocs y lo reproducimos como parte de la Alianza de medios de la Red de Periodistas de Pie. Puedes consultar el originar el el siguiente enlace.

Salir de la versión móvil