¿Por qué es importante cambiar la narrativa para hablar de las desapariciones en México?

Con el objetivo de contrastar el discurso dominante sobre las desapariciones en México, la organización Técnicas Rudas y los Colectivo Madres en Búsqueda Coatzacoalcos y la Voz de los Desaparecidos en Puebla idearon el proyecto “Narrativas y memorias sobre la desaparición en México”, el cual fue presentado en Guadalajara, Jalisco, buscando crear narrativas, memorias y relatos contra hegemónicos que coadyuven a las familias de las y los desaparecidos de Jalisco en su exigencia en la búsqueda de justicia, la verdad, la restauración y la no repetición.


 

Texto: Darwin Franco y Dalia Souza / Zona Docs

Fotografía: Zona Docs

26 de abril de 2022

 

“¿Cómo narrar aquello que no se puede expresar en palabras, que parece irreal, que no podemos entender? ¿Cómo narrar el dolor frente a lo atroz e inhumano cuando, en realidad, preferiríamos apartar la mirada y pensar que nunca ocurrió?” son la preguntas detonadoras del proyecto “Narrativas y memorias sobre la desaparición en México” que se presentó en Casa Clavigero de la Universidad ITESO con la presencia de familiares de las y los desaparecidos de Jalisco y Puebla, así como de las integrantes de Técnicas Ruda, organización que impulsa esta narrativa de relatos contra hegemónicos.

La presentación estuvo a cargo de Alina Peña del Departamento de Estudios Socioculturales de ITESO, quien destacó la valía del trabajo porque pone la muestra de cómo se puede construir de manera colaborativa nuevas formas de narrar el horror a través del arte y las diversas expresiones artísticas que han sido solidarias con la lucha de las familias buscadoras.

Este trabajo que colocó al centro a las familias de las y los desaparecidos, específicamente, de los colectivos Madres en Búsqueda Coatzacoalcos y la Voz de los Desaparecidos en Puebla estuvo apoyado por DW Akademie y la Red de Periodistas de A Pie, y consta de un libro y una serie de piezas artísticas que pueden consultarse en https://www.narrativasymemorias.org

A continuación la video nota que explica el proyecto Narrativas y memorias sobre la desaparición en México”,, así como la lucha de las madres Rosaura Patricia Amador, integrante del Colectivo Entre Cielo y Tierra quien busca a su hijo, Carlos Eduardo Amador Magaña, desaparecido desde el 13 junio de 2017 en Tlaquepaque, Jalisco; y de María Luisa Núñez Barojas del Colectivo La Voz de los Desaparecidos de Puebla quien localizó a su hijo, Juan de Dios Núñez Barojas, luego de que éste fuera desaparecido el 28 de abril de 2017 en el pueblo Tehuitzo, en Palmar de Bravo, Puebla.


Este contenido es propiedad de de ZonaDocs y lo reproducimos como parte de la Alianza de medios de la Red de Periodistas de Pie. Puedes consultar el originar el el siguiente enlace.

Cambio Climático: ¿Estamos llegando al punto de no retorno? (Parte 2)

En la entrega anterior de esta cobertura mencionamos algunos de los grandes hallazgos del nuevo informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático: consecuencias ambientales graves que ya no se pueden evitar, afectaciones específicas a México, y una serie de escenarios nada alentadores.

Sin embargo, el mismo reporte contiene una recopilación amplia de estrategias viables para enfrentar al cambio climático y mitigarlo. Las buenas noticias son que nunca antes habíamos sabido tanto sobre cómo responder.

Aunque se ha vuelto casi imposible evitar un calentamiento global mayor a los 1.5 grados centígrados sobre el nivel preindustrial, conllevando afectaciones a la seguridad y bienestar socioeconómico de las mexicanas, hemos descubierto el enorme impacto positivo que pueden tener las energías limpias y el cuidado de los ecosistemas.


Texto: Andres de la Peña / Zona Docs

Imagen; Zona Docs

22 de abril de 2022

 

Qué debemos hacer: tercer volumen

Las emisiones de gases de efecto invernadero no han hecho más que aumentar. Además, lo hacen de una manera que intensifica la desigualdad global, ya que los principales emisores de contaminantes no son los países más vulnerables.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Uno de los hallazgos del tercer volumen del reporte es que los costos unitarios de la energía eólica y solar, así como el costo de las baterías para automóviles eléctricos, se han reducido sustancialmente desde el año 2000. Al mismo tiempo, estas aplicaciones energéticas son cada vez más populares.

Desafortunadamente, incluso si todos los países cumplieran las metas nacionales voluntarias que anunciaron en la COP26 de 2021 en el marco del Acuerdo de París el IPCC estima probable que el calentamiento global exceda los 1.5 grados centígrados durante el siglo XXI.

Es por este motivo que varios países están cambiando su meta hacia el compromiso de llegar a la neutralidad de carbono para 2050. Este es el centro de la nueva política europea planteada por la presidenta de la Comisión Europea Úrsula von der Leyen; también fue la esencia de la cumbre de líderes por el clima que convocó Joe Biden al principio de su administración, en la cual Estados Unidos y China se comprometieron a conseguir esta neutralidad de carbono.

La neutralidad de carbono no se refiere a que un país deje de emitir gases de efecto invernadero absolutamente. Más bien se refiere a, combinando la reducción de emisiones con la captación de dióxido de carbono atmosférico con diferentes medios (como la reforestación), lograr tener un impacto netamente neutro: que cada año se capture por lo menos la misma cantidad que lo que se emite.

Uno de los cálculos más importantes en todo el AR6 es una estimación de qué tan atrasados estamos en la mitigación del cambio climático. La siguiente gráfica muestra cuatro “vías” alineadas con los escenarios del cambio climático.

 

La posición vertical de cada línea de color indica las gigatoneladas de dióxido de carbono y sus equivalentes (puesto que otros gases de efecto invernadero pueden ser “convertidos” a dióxido de carbono numéricamente) emitidos anualmente según los escenarios.

La línea roja corresponde al escenario donde se siguen las políticas actuales y los compromisos adoptados en la COP26 mientras que la línea azul corresponde al nivel de emisiones necesario para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, con por lo menos 50% de certidumbre, y con excesos limitados.

Es decir que para 2030, las emisiones anuales mundiales deben ser aproximadamente la mitad de lo que se tiene proyectado si es que se busca lograr el escenario más optimista (SSP1-1.9). En términos numéricos, se necesita una reducción de aproximadamente 25 gigatoneladas en la emisión anual de dióxido de carbono y sus equivalentes para el año 2030.

Cómo podemos hacerlo

Afortunadamente, el IPCC tomó la tarea de estudiar las principales opciones de mitigación, su precio, y su potencial de reducción de emisiones para 2030.

El IPCC estimó múltiples opciones de mitigación, su potencial de reducción neto en las emisiones de gigatoneladas de dióxido de carbono anual y su precio (o ahorro, en algunos casos) en dólares por tonelada de dióxido de carbono reducida. Este es una especie de “acordeón” organizado temáticamente, mostrando cuáles vías de mitigación pudieran virar críticamente la tendencia del cambio climático.

En primer lugar, resalta que la energía eólica y solar no solamente tienen un altísimo potencial de reducción de emisiones, sino que también pueden ser más económicamente racionales y baratas en muchos casos. En segundo lugar, aunque con costos de entre 0 y 50 dólares por tonelada de reducción en emisiones, está la protección de bosques y ecosistemas.

Algunas de las soluciones de generación eléctrica más popularizadas por la ciencia ficción, la mercadotecnia verde y la desinformación también aparecen como pésimas opciones por sus altos costos y bajos potenciales. Entre estas panaceas engañosas están la energía geotérmica, la energía nuclear, y la generación de energía usando carbón atmosférico capturado por procesos físicos o químicos.

Igualmente, promete un bajo impacto neto el uso de bioelectricidad ─incluyendo el uso de biomasa o biocombustibles─, además de que en algunos casos puede representar una “maladaptación”: el uso de tierra arable para producción de biocombustibles puede generar riesgos en la seguridad alimentaria al reducir el suministro de comida; además, la adopción de monocultivos puede generar impactos como vulnerabilidad a las plagas y degradación de suelos.

En cambio, un método de captura de carbón más prometedor es la incorporación de este proceso en la agricultura de manera intencionada. Igualmente, aunque es sumamente costoso, un camino de alto impacto es la reforestación, aforestación ─generación de bosques donde no existían─ y la restauración de ecosistemas.

Otra de las panaceas engañosas resulta ser la construcción de edificios con alta eficiencia energética. Aunque en México y el mundo han proliferado las certificaciones de edificación sostenible, el IPCC estima que esta estrategia es altamente costosa y no podría reducir las emisiones por más de 2 gigatoneladas anuales incluso si se implementara en todo el planeta.

De la misma manera, el cambio de combustibles fósiles en vehículos de transporte para usar electricidad, gas natural, bioenergía o hidrógeno promete cambios significativos, aunque es relativamente caro. La ventaja de este método es que puede implementarse de manera progresiva entre la población y con costos difuminados entre millones de personas.

¿Por dónde empezar?

Desafortunadamente, para el IPCC es extremadamente complejo recomendar un curso de acción específico dado que cada una de las estrategias mencionadas previamente puede tener costos e impactos mucho mayores o mucho menores según el contexto específico de cada Estado.

Por ejemplo, no en todos los países es plausible generar energía solar, y en algunos la tecnología de celdas fotovoltáicas aún no es suficientemente barata. Sin embargo, quedan claros algunos puntos.

En primer lugar, el reporte lee:

“el concepto de un presupuesto de carbono significa que el mundo debe llegar a emisiones netas cero, sin importar si el calentamiento global se limita a 1.5 grados centígrados Crear emisiones netamente negativas puede, entonces, ser una parte importante de la estrategia de mitigación para compensar las emisiones remanentes o compensar aquellas hechas antes”.

En este sentido, el IPCC encuentra que la reforestación y la aforestación son estrategias viables.

En segundo lugar, es ineludible que todos los escenarios donde se cumplen las metas de mitigación implican una transición en la producción energética del mundo hacia energías renovables que no están basadas en biomasa, es decir: energía solar y eólica.

El reporte enfatiza que es necesario transicionar los modelos de desarrollo en sí, de modo que los mercados financieros, las políticas públicas, la innovación y las instituciones se dediquen al desarrollo sostenible. Sin embargo, el panel reconoce que esta transición es fundamentalmente sociopolítica, y que deberá implicar un transformaciones sociales antes de que se logren cambios prácticos.

Por eso, también se hace mención a la irrupción de nuevos actores de la sociedad civil, a los cambios en patrones de consumo, y a la noción de la gobernanza: la adopción de prácticas participativas en la toma de decisiones.

La clave en la arena política, según se evaluó en el reporte, es visibilizar las enormes oportunidades que ya existen (tanto social como económicamente) en perseguir el desarrollo sostenible.

 

Cambio Climático: ¿Estamos llegando al punto de no retorno? (Parte 1)

En 1988, un año después de la publicación del “Informe Brundtland” que introdujo la noción de sostenibilidad a la agenda global, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Meteorológica Mundial inauguraron el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).

La misión del IPCC es agrupar científicas de todo el mundo para estudiar y atender el cambio climático. Esta misión se cumple con la publicación de reportes periódicos, publicados en tres partes correspondientes a los tres grupos de trabajo del IPCC.

En agosto de 2021 se publicó el primer volumen del sexto reporte de evaluación (AR6), atendiendo la base científica y física del cambio climático.

En marzo de 2022 se publicó el segundo volumen, abordando las consecuencias socioeconómicas y las estrategias de adaptación. Finalmente, a principios de abril, se publicó el tercer volumen, que documenta las estrategias existentes para mitigar el cambio climático. Aquí la primera parte de este análisis puntual.


Texto: Andrés de la Peña / Zona Docs

Fotografía: Zona Docs

21 de abril de 2022

 

Punto de no retorno: el primer volumen del AR6 y lo que sabíamos hasta ahora

El primer volumen del AR6 fue un cubetazo de agua fría para el mundo, pues reveló que las consecuencias del cambio climático serán más dramáticas y más inmediatas de lo que creía la comunidad científica internacional; se encontró que varios fenómenos, como el aumento en el nivel del mar, se han vuelto completamente irreversibles, incluso en los mejores escenarios.

Desde 2014, con base en la evidencia sobre vías de solución plausibles y sobre los potenciales daños, se estableció la meta global de limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados sobre el nivel preindustrial para el año 2100.

Este primer volumen del AR6 dejó claro que la humanidad no está nada cerca de lograr su meta. De hecho, con el nivel de emisiones actual, habremos emitido suficientes gases de efecto invernadero como para fracasar oficialmente para el año 2030.

Qué tan atrasados estamos: el “presupuesto de carbón”

Un concepto útil para visualizar la realidad de estos datos es el “presupuesto de carbono”: la cantidad de gigatoneladas de dióxido de carbono que puede emitir la humanidad antes de fracasar en su meta de limitar el calentamiento global.

A partir de 2020, a la humanidad le “quedaban” 400 gigatoneladas de dióxido de carbono si quería mantener un 67% de probabilidades de sobrepasar los 1.5 grados centígrados de calentamiento: cerca de 300 gigatoneladas menos a las que se habían estimado en el reporte anterior.

Consecuencias socioeconómicas: el segundo volumen del AR6

El AR6 innovó sobre el AR5 al pasar del sistema de escenarios “RPC” al sistema de escenarios de caminos sociopolíticos compartidos (SSP por sus siglas en inglés). El panel estableció 5 SSP atendiendo a diferentes niveles de calentamiento global estimados para el año 2100, proyectando desde 1.9 a 8.5 grados centígrados de calentamiento.

El segundo volumen aborda las principales consecuencias socioeconómicas y ecosistémicas del cambio climático bajo el sistema de escenarios SSP, así como las principales estrategias de adaptación que podrían minimizar las pérdidas.

Estos escenarios son útiles para una diversidad de usos. Uno de ellos es la categorización de riesgos. El segundo volumen del AR6 toma estos escenarios y asocia cada uno con 5 causas de preocupación (RFC por sus siglas en inglés), que se refieren a cadenas de eventos preocupantes por el impacto que tienen en los sistemas humanos y naturales.

Las RFC son las siguientes: ecosistemas únicos y amenazados (RFC1); eventos meteorológicos extremos (RFC2); desigualdad en la distribución de los impactos del cambio climático (RFC3); agregación de impactos del cambio climático (RFC4); “eventos singulares de gran escala”: puntos de no retorno y cambios irreversibles (RFC5).

De acuerdo con los escenarios, el riesgo en estos cinco rubros en el escenario más optimista, el SSP1-1.9, es “alto” para los dos (RFC1 y RFC2) y moderado para los demás. Sin embargo, para el escenario medio (SSP2-4.5) ya se considera “muy alto” el riesgo en los primeros dos rubros y alto en los demás.

El principal punto que comunica este cuidadoso trabajo de proyección es el siguiente: cada fracción de diferencia que se pueda hacer en cuanto a la temperatura global tiene un impacto significativo en la sociedad.

Los daños en México hasta ahora: lo que no se puede prevenir

La situación particular de Norteamérica es compleja. Se trata de una región sumamente diversa y con gran variación de latitud: desde las placas árticas con las cuales colinda Canadá hasta las zonas tropicales al sur de México. Por ello es una región con muchos riesgos e impactos posibles.

El cambio climático ya ha reducido la productividad agrícola regional en un 12.5% desde 1961. Sin embargo, México ha sido el país más afectado por este efecto, habiendo perdido entre el 25% y el 30% de su productividad agrícola por efectos relacionados exclusivamente con el cambio climático. Otro riesgo importante para México es el de salud pública: la salud mental, la mortalidad y la morbilidad son sensibles a la temperatura y los climas extremos.

Igualmente, como uno de los países más biodiversos del mundo, México enfrenta un riesgo de degradación de ecosistemas marinos, costeros y terrestres. Esta degradación tiene efectos secundarios, ya que los ecosistemas amortiguan diferentes choques. Por ejemplo: los manglares rompen olas cuando hay huracanes, evitando inundaciones.

El IPCC estima que Norteamérica también ve amenazadas sus reservas de agua dulce, por lo cual se espera que la región tendrá menor superficie arable y menor acceso a agua de calidad. Esto perjudica a la alimentación en el continente, y amenaza todas las cadenas de alimentos.

La temperatura promedio anual aumentó dentro de Norteamérica, y seguirá aumentando. El noroeste de México observó un aumento en las temperaturas máximas de verano y menos lluvia a lo largo del año, lo cual afectará a la agricultura y ganadería. Son inevitables sequías más profundas y más largas en todo el país, pero el norte será el más afectado por estas.

La precipitación es otro sistema más que se verá gravemente afectado: la intensidad y frecuencia de eventos de precipitación intensa de un solo día ha aumentado desde mediados del siglo XX.

También ha aumentado la proporción de huracanes en categorías altas, afectando a las dos costas del país; los ciclones tropicales estacionales incrementarán su volumen de agua y la velocidad de sus vientos. En todo el mundo, el calentamiento global implica temporadas de lluvias más cortas, con menos lluvia en total cada año pero con eventos de precipitación dramáticos y capaces de producir inundaciones.

El derretimiento de hielo marítimo e incremento en el nivel del mar son seguros, por lo que se esperan mayores inundaciones en las dos costas del país. También se espera una mayor frecuencia e intensidad de olas de calor, particularmente en el norte y en la región del Golfo de México.

Percepción en Norteamérica: ¿existe el cambio climático o es todo una conspiración?

A pesar de que existe un consenso sobre el cambio climático antropogénico en la comunidad científica, existe una polarización y un debate activo sobre su existencia en el nivel público y político, así como sobre sus riesgos para la sociedad.

En un entorno de desconfianza hacia los expertos, las instituciones, los medios de comunicación e incluso los grupos ambientalistas, el IPCC detecta que la percepción pública limita la toma de decisiones.

La politización de la ciencia es un fenómeno más prevalente en Estados Unidos, en el contexto del trumpismo. Sin embargo, el AR6 menciona dos estudios en México: uno encontró que solo el 73% de las mexicanas considera que el cambio climático representa una amenaza mayor a la economía, el medio ambiente y la sociedad; el segundo encontró que solo el 85% cree en el cambio climático causado por la acción humana.

El reporte declara:

“La desinformación retórica sobre el cambio climático y socavamiento deliberado de la ciencia también han contribuido a percepciones erróneas sobre el consenso científico, la incertidumbre, y han desestimado el riesgo y urgencia”.

En el mismo sentido, se señalan las omisiones y actuaciones irresponsables por parte de los medios de comunicación, que han alimentado la creación de un “debate”:

“La norma periodística del “balance” de perspectivas (dar igual peso a lo que dicen la comunidad científica y su oposición en cuanto al reporteo climático) sesga la cobertura al amplificar desigualmente algunos mensajes que no se sostienen en la ciencia, contribuyendo a la politización de la ciencia, el esparcimiento de desinformación, y reduciendo el consenso público para la acción”.

Los riesgos clave para Norteamérica

Dentro de los daños económicos que se esperan, también se incluye la expectativa de impactos en el turismo. En el caso mexicano, el reporte menciona el peligro de blanqueamiento y muerte de los arrecifes de coral en la península de Yucatán y en el Golfo de México. Igualmente, se espera una intensificación en las mareas de sargazo en las costas del Golfo y también en las del Océano Pacífico.

Esta amenaza es de particular importancia para México dado que es una de las potencias turísticas mundiales. El mismo reporte cita un estudio conducido en 2019 donde se encontró que el 30% de los hoteles en el Golfo de México están expuestos a inundaciones por el aumento en el nivel del mar, mientras que 66% se encuentran situados en playas en proceso de erosión. Algunos arrecifes ya se han visto impactados, como el arrecife de la bahía de Akumal, en Yucatán, que perdió un 79% de su cobertura entre 2011 y 2014.

La seguridad alimentaria es otro tema delicado en el reporte. Habrá una pérdida de productividad, pero la inocuidad de los alimentos también se ve amenazada: con mayores temperaturas se espera mayor prevalencia de parásitos y enfermedades transmitidas mediante la ingesta de alimentos contaminados.

El IPCC proyecta ver más prevalencia de la bacteria vibrio parahaemolyticus en almejas, los coliformes, la salmonella, la bacteria campylobacter acarreada por moscas y transmitida en la comida, el cólera, entre otras.

También se verá impactada la producción hidroeléctrica: en Canadá se esperan aumentos debido al deshielo, pero en México se espera una pérdida de por lo menos 20%. Esto es grave, ya que la energía hidroeléctrica representa el 25% de la capacidad instalada y es la energía renovable más prevalente en el país, mientras que la energía solar y eólica no representa más del 5%. Al mismo tiempo, las altas temperaturas incrementarán la demanda eléctrica al intensificar las necesidades de refrigeración.

Finalmente, las siguientes décadas producirán grandes números de desplazados climáticos, que tendrán, desde el marco del derecho internacional público, la facultad de solicitar refugio en México:

“La migración y los desplazamientos asociados con los peligros climáticos se están volviendo más frecuentes en Centroamérica y Sudamérica, y se espera que continúen aumentando”.

La frecuencia de sequías, tormentas tropicales, huracanes, deslaves e inundaciones ya intensifican el desplazamiento en Guatemala, Honduras y El Salvador, donde se ve amenazada la seguridad alimentaria. Brasil podría perder 900 mil habitantes debido al desplazamiento que producirá tan solo el aumento del nivel del mar.

A cubetazos combate Ejército incendio en Chilpancingo

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Oscar Guerrero

1 de abril del 2022

Chilpancingo

 

Con cubeta de agua en mano, elementos del Ejército Mexicano participaron en la sofocación de un incendio forestal que se registró en un cerro ubicado arriba del Fraccionamiento Villas del Parador, ubicado al sur de Chilpancingo.

Alrededor de las 14 horas con 30 minutos de este viernes se recibió el reporte de que en las cercanías de este asentamiento se registraba un incendio.

Al sitio llegó personal de Protección Civil estatal y municipal para tratar de sofocar el siniestro ya que las llamas estaban a varios metros de las viviendas.

Posteriormente arribaron elementos del Ejército Mexicano en dos camionetas.

Luego con cubetas que consiguieron que se las prestaran los vecinos del Fraccionamiento empezaron acarrearlas con agua para sofocar el fuego.

Luego de más de dos horas de combate en el que también participaron los vecinos de esa colonia, fue sofocado el incendio.

El pasado miércoles en Atoyac de Álvarez ante la falta de personal de Protección Civil, Bomberos y de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) vecinos de varias colonias participaron en la sofocación de un incendio que ya llevaba más de 24 horas en activo.

Según la Secretaría de Protección Civil estatal hasta este jueves en Guerrero había 17 incendios forestales activos en igual número de municipios de Guerrero.

En la sofocación de los siniestros participan elementos del Ejército Mexicano, Bomberos, Protección Civil, Brigadas rurales, voluntarios y de la Comisión Nacional Forestal.

Los incendios que estaban en activo están ubicados en los municipios de Cochoapa el Grande, Chilpancingo, Zirándaro, Coyuca de Catalán, Pungarabato, Huitzuco de los Figueroa, Tlapa de Comonfort, Zihuatanejo de Azueta, Coyuca de Benítez, Tepecuacuilco, Coyuca de Catalán, Copanatoyac, Tlapa, Juan R. Escudero, Atlixtac y Alpoyeca en donde hay dos siniestros.

Son más de mil 200 hectáreas afectadas por los incendios forestales, informó Protección Civil.

Desde hace cuatro días un incendio ubicado en un cerro llamado Cerro Gordo, en Iguala no ha podido ser controlado.

Según los reportes ya van más de 40 hectáreas de vegetación diversa que han sido afectadas.

 

Te puede interesar: Trasladan otros 20 cadáveres más al panteón ministerial

Por órdenes de Norma Otilia, el Valle del Ocotito se queda sin coordinación de Protección Civil

Texto: José Miguel Sánchez y Jesús Guerrero

Fotografía: Cortesia 

30 de marzo de 2022

Chilpancingo 

En medio de la temporada de incendios forestales, la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, desapareció la coordinación local de Protección Civil del Valle del Ocotito.

Dicha Coordinación tenía la finalidad de atender incendios forestales, accidentes automovilísticos  y emergencias médicas en el Valle del Ocotito.

Esta zona en donde están ubicadas las comunidades de El Ocotito, Cajeles, Dos Caminos, Buenavista de la Salud y Mohoneras, pertenecen al municipio de Chilpancingo y es durante los meses de marzo, abril y mayo cuando los incendios forestales se multiplican.

Vía telefónica el paramédico Orlando Castro Vega, quién también coordinaba las labores de Protección Civil en la zona, dijo que la Secretaria de Seguridad pública del municipio le informó al equipo de la Coordinación acerca de un cambio de nombramiento, y ahora harán labores de cuidado en el parque del Valle Industrial ubicado en El Ocotito.

«Se nos informó que por órdenes de la presidenta dejáramos de hacer funciones de Protección Civil local y ahora seremos veladores de aquí del parque», dijo Castro Vega.

Agregó que ahora cualquier accidente será reportado al número 911 y será atendido desde Chilpancingo.

Castro Vega dijo que no le preocupa su nombramiento, pero si la inmediatez con la que ahora se atenderán las emergencias, pues será a través del número de emergencias 911 que se hará el reporte a Chilpancingo.

Anteriormente era mediante un número de Whatsapp donde los pobladores del Valle del Ocotito hacían el reporte de alguna emergencia, y que eso hacia más eficiente los auxilios.

La Coordinación local de Protección Civil en Ocotito, se encargó, entre otras cosas de combatir los incendios forestales en las zonas cercanas.

Actualmente y de acuerdo con información de Castro Vega diario se reportan incendios forestales, pero los lograron contener hasta este martes con ayuda de las autoridades y ciudadanos de los pueblos.

Ciudadanos de Atoyac sofocan incendio

Un incendio forestal que sigue activo desde hace más de 24 horas en las cercanías de Atoyac de Álvarez y que ha provocado la devastación de 30 hectáreas de vegetación diversa, ciudadanos de esta demarcación participan en su sofocación.

Se trata de un incendio que se registra en el poblado de La Laja, cerca de la cabecera del municipio de Atoyac, en la región de la Costa Grande.

Debido a que el incendio no ha podido ser apagado por personal de Protección Civil del estado, Bomberos y de la CONAFOR, vecinos de las comunidades de La Vainilla y Puente de Ixtla, están participando en las tareas para por lo menos controlarlo.

En un informe que dio a conocer la Secretaría de Protección Civil estatal, informó que se están tratando de sofocar 17 incendios forestales que se registran en igual número de municipios de Guerrero.

Para la sofocación de los siniestros participan elementos del Ejército Mexicano, Bomberos, Protección Civil, Brigadas rurales, voluntarios y de la Comisión Nacional Forestal.

Los incendios que están activos hasta este miércoles están ubicados en los municipios de Cochoapa el Grande, Chilpancingo, Zirándaro, Coyuca de Catalán, Pungarabato, Huitzuco de los Figueroa, Tlapa de Comonfort, Zihuatanejo de Azueta, Coyuca de Benítez, Tepecuacuilco, Coyuca de Catalán, Copanatoyac, Tlapa, Juan R. Escudero, Atlixtac y Alpoyeca en donde hay dos siniestros.

Son más de mil 200 hectáreas afectadas por los incendios forestales, informó Protección Civil.

 

Te puede interesar: Familias de Zihuaquio huyen otra vez por amenazas de grupo delictivo

Exigen a autoridades saneamiento del Huacapa

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

25 de marzo de 2022

Chilpancingo

Sociedad y ambientalistas de Chilpancingo denunciaron la inacción de las autoridades para sanear el otrora cristalino Río Huacapa por lo que exigieron su rescate.

Durante una reunión que se desarrolló de los integrantes del Consejo de la Cuenca del Río Huacapa- Rio Azul y autoridades estatales y federales se denunció que este cuerpo de agua es de los más contaminados de Guerrero

En la reunión estuvieron la directora de la Comisión Nacional del Agua(CONAGUA), Norma Arroyo Domínguez, el director de la Comisión de Agua Potable Saneamiento y Alcantarillado del Estado de Guerrero (CAPASEG) Facundo Gastelúm Félix y el encargado de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) Luis Enrique Carbajal Neri.

En la reunión, Angela Memije Alarcón, activista ambiental y coordinadora de esta Cuenca, les recriminó a los funcionarios su falta de voluntad para que el gobierno invierta recursos públicos para el rescate del Río Huacapa que desde hace más de dos décadas se ha convertido en un gran drenaje de aguas negras.

A esta reunión a la que solamente tuvo acceso AMAPOLA, Periodismo Transgresor se realizó el pasado jueves.

Durante la reunión se pidió apoyo para reforestar la zona de Omiltemi, lugar donde inicia la cuenca, y exigieron que se rehabiliten las 6 plantas tratadoras que hay a lo largo del río.

Pidieron la rehabilitación de la red de drenaje entubado para Chilpancingo, que quedó inhabilitado durante los fenómenos naturales de Ingrid y Manuel en el 2013 lo que generó que el Río Huacapa se haya convertido en un drenaje a cielo abierto, provocando malos olores y problemas de salud pública para cientos de familias que viven en sus márgenes.

Los funcionarios dijeron tener limitantes para actuar en el rescate de la cuenca.

Además señalaron que no existen recursos para costear los gastos de las reparaciones de las cinco plantas tratadoras de aguas residuales que sirven para sanear los ríos Azul y el Huacapa.

«Los ayuntamientos no cuentan con recursos para reparar las plantas (tratadoras) ya que el 98 por ciento de los organismos operadores (de agua y alcantarillado) del país están en quiebra financiera» señaló Norma Arroyo, directora de CONAGUA en Guerrero.

El director de CAPASEG, Facundo Gastélum dijo en la reunión que si las plantas tratadoras de aguas residuales no funcionan es porque los ayuntamientos no pueden costearlas y prefieren abandonarlas.

“Nosotros les entregamos una planta a los ayuntamientos con una vida útil de 10 años, pero los organismos administradores del agua no cuentan con el recurso para operarlas y las abandonan a los 3 años”, dijo Gastélum.

De acuerdo con el director de CAPACH, Luis Enrique Carbajal, se acaba de rehabilitar la planta tratadora de Chilpancingo que se encuentra en la comunidad de Petaquillas.

Según el funcionario dicha planta funciona al cien por ciento.

En el encuentro realizado en las oficinas de Conagua, al sur de Chilpancingo, estuvieron presentes representantes del programa federal Sembrando Vida, quienes se comprometieron a donar árboles para la reforestación de Omiltemí.

El Consejo de Cuenca ve como un asunto prioritario el rescate de Omiltemi  ya que debido a su  deforestación, incendios forestales y plagas, ya no se genera el agua necesaria para los más de 200 mil habitantes de Chilpancingo.

Después de la reunión la activista ambientalista Angela Memije Alarcón dijo que este fue un primer acercamiento con las autoridades para presentarles las problemáticas y posibles soluciones.“

Luego de este primer encuentro realizaremos mesas de trabajo con cada organismos para ver específicamente que puede hacer cada uno”, mencionó.

Este primera  se da en la temporada de estiaje, la época con menos agua del año, y se espera lograr reducir las problemáticas de desabasto de agua en la capital.

Una de las principales es la falta de agua, y la falta de plantas tratadoras en la cuenca del Río Huacapa.

Cinco de las seis plantas no están funcionando por lo que el agua no se trata al 100 por ciento, mientras que para el tema de abasto no existe la suficiente para abastecer a la ciudad.

De 600 litros que se necesitan para abastecer a la ciudad, solo llegan 250 litros por segundo.

 

Te puede interesar: Periódico que dirige hija de Félix Salgado promueve a éste en la candidatura presidencial para el 24

Día Mundial del Agua. No funcionan cinco plantas tratadoras en Río Huacapa, dice ambientalista

Se necesitan de 500 a 600 litros por segundo para que el tandeo de agua sea por lo menos una vez a la semana, pero las fuentes de captación en buenas temporadas solo logran recolectar 350


Texto: José Miguel Sánchez 

Fotografía: Amílcar Juárez

22 de marzo de 2022 

Chilpancingo  

La activista por el medio ambiente, Ángela Memije Alarcón, denunció que cinco de las seis plantas tratadoras de aguas residuales que se ubican en la micro cuenca del Río Huacapa – Río Azul siguen sin funcionar, y la de Chilpancingo, que es la única en activo, no está operando al cien por ciento.

Explicó que esta micro cuenca comienza en la comunidad Omiltemi, en la Sierra de Chilpancingo, y termina en Quechultenango, donde el Río Azul se convierte en Río Omitlán para juntarse con en el Papagayo y finalmente desembocar en las aguas del Océano Pacífico, en Acapulco.

Para sanear el recorrido que hace el agua existen seis plantas tratadoras para la micro cuenca, las cuales se ubican en Jaleaca, Amojileca, Chilpancingo, Tepechicotlán, Cozcamila y Quechultenango, de las cuales la única que funciona es la de Chilpancingo, dijo Memije Alarcón.

Agregó que el proyecto de las seis plantas tratadoras era sanear toda el agua de la cuenca desde río arriba con el objetivo de llegar al río Omitlán lo menos contaminada y que en el proceso el agua tratada fuera de ayuda para los agricultores de la zona.

“Tenemos seis plantas de tratamiento, ya existe la infraestructua, lo que le pedimos a las autoridades es que se rehabiliten para lograr sanear el agua”, comentó.

A pesar que la planta tratadora de Chilpancingo es la única en funcionamiento, no está trabajando el cien por ciento debido a la descompostura de algunos equipos necesarios para sanear el agua.

Memije Alarcón explicó que eso es una problemática que se debe abordar con todos los niveles de gobierno e hizo un llamado a las autoridades municipales, estatales y federales para, en conjunto, resolver la problemática del agua.

“Se deben gestionar tarifas especiales para que los organismos operadores de agua como Capach no paguen tanto por el servicio de luz, los costos elevados hacen que se bombee menos agua y que las plantas tratadoras no funcionen”, dijo.
Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) aseguran que en México hay 44 millones de personas que no tienen acceso diario al agua, y ocho millones no cuentan con tuberías que les provean este servicio a sus hogares.

Chilpancingo vive estrés hídrico  

De acuerdo con datos de Capach a Chilpancingo ingresan 250 litros de agua por segundo, lo que es insuficiente para abastecer a toda la ciudad.

Se necesitan de 500 a 600 litros por segundo para que el tandeo de agua sea por lo menos una vez a la semana, pero las fuentes de captación en buenas temporadas solo logran recolectar 350.

La falta de agua en Chilpancingo genera un fenómeno llamado estrés hídrico, y de acuerdo con Memije Alarcón eso es el causante de las protestas y bloqueos de los colonos de Chilpancingo porque la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible.

“Nos dan agua cada 20 días o tres meses y tenemos que bañarnos, lavarnos las manos, lavar nuestra ropa, pero ¿cómo vamos hacer todo eso si no hay agua? eso al ama de casa, al estudiante, al padre de familia le causa estrés, porque no sabe cómo le va hacer”, dijo.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) indican que para el año 2025, mil 900 millones de personas vivirán en países o regiones que enfrentan una escasez absoluta de agua, y dos tercios de la población mundial en una situación de estrés hídrico.

La ambientalista que este martes participò en un acto oficial por el Día Mundial del Agua y que se desarrolló en la plaza central de Chilpancingo, planteó que para solucionar el tema del agua es necesario realizar acciones conjuntas entre la autoridades y sociedad.

Es decir, detalló, que haya propuestas que sean apoyadas económicamente desde los tres niveles de gobierno.

 

Te puede interesar: Día Mundial del Agua. El Río Huacapa sin saneamiento

Día Mundial del Agua. El Río Huacapa sin saneamiento

Las aguas negras que corren a cielo abierto por el encauzamiento provocan malos olores e incluso enfermedades, denunciaron los vecinos que viven en las márgenes de esta obra


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez

22 de marzo del 2022

Chilpancingo

 

El encauzamiento del Río Huacapa que se ha convertido en desagüe de aguas negras y que en el 2013 sufrió daños por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel no ha tenido un tratamiento adecuado de sus descargas y funciona parcialmente.

La planta tratadora de aguas residuales localizada en Petaquillas fue puesta en marcha en el 2011 durante el gobierno del perredista Zeferino Torreblanca Galindo.

La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) informó que esta planta fue construida para una capacidad de tratar 250 litros de aguas residuales por segundo. Llegan a través de 24 barrancas de Chilpancingo.

Pero hasta el momento dicha planta que es administrada por la Comisión de Agua, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG) no funciona al cien por ciento, dijeron los de CAPACH.

Las aguas negras que corren a cielo abierto por el encauzamiento provocan malos olores e incluso enfermedades, denunciaron los vecinos que viven en las márgenes de esta obra.

Ana quien tiene su vivienda entre las calles Moisés Guevara y el Paseo Alejandro Cervantes, señala que el río siempre ha generado olores fétidos que se agudizan en los meses de abril y mayo por las intensas oleadas de calor.

Los colonos de la Juan N. Álvarez, que se ubica sobre el encauzamiento, aprendieron a convivir con la situación, pues reconocen que no pueden hacer más.

“Aunque nosotros quisiéramos hacer algo no podemos, el gobierno es el que tiene la maquinaria y el dinero para desazolvar el río cada temporada”, reclamó Ana.

Chilpancingo da el 83 por ciento de las aguas negras al Huacapa

De acuerdo con la tesis académica La Gestión del Saneamiento en la Cuenca del Río Huacapa-Río Azul, que realizó el estudiante del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTG) Armando Catalán Castro, Chilpancingo aporta el 83% de las aguas residuales descargadas en el Río Huacapa, el resto lo hacen las comunidades pequeñas como Amojileca y Petaquillas.

Estas aguas sucias van a desembocar al Río Azul que se ubica en el municipio de Quechultenango.

De acuerdo con este estudio académico la condición topográfica de Chilpancingo sirvió para que el cauce del Río Huacapa fuera utilizado como receptor natural de aguas residuales que generan los pobladores.

Esas condiciones convirtieron al río Huacapa en un canal a cielo abierto de aguas residuales, lo que genera los olores fétidos que afectan a 40 colonias que están asentadas en sus márgenes.

Algunos vecinos de estos asentamientos humanos recuerdan que antes el río Huacapa era un espacio libre de agua negras, y fue por el crecimiento de la ciudad que se comenzó a verter las aguas residuales.

“Yo he vivido toda mi vida aquí y recuerdo que antes en el Huacapa no era de agua negras, salíamos y lavábamos ropa y nos bañábamos”, recuerda Ana.

Desde que encauzaron el Huacapa las familias que viven en sus márgenes sufren los malos olores, y de acuerdo con un informe realizado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), provoca daños a la salud.

“El río Huacapa presenta serios problemas de contaminación, teniendo en esta zona un foco de infección muy fuerte que afecta principalmente a niños, y adultos mayores”, dice la tesis del estudiante Armando Catalán Castro.

El encauzamiento del Huacapa tiene siete kilómetros que inician en la colonia de la San Rafael Norte y concluye en el Fraccionamiento La Cinca.

 

Te puede interesar: Desaparece desde hace un año programa de Escuela de Tiempo Completo en Chilpancingo

Causa pánico sismo con epicentro en Acapulco; no hubo daños, asegura Protección Civil

Texto y foto: Jesús Guerrero

18 de marzo del 2022

Chilpancingo

 

Un sismo de 4. 8 grados con epicentro a seis kilómetros al sureste de Acapulco provocó pánico en la gente de Chilpancingo.

El sismo fue apenas perceptible pero las alarmas sísmicas de los edificios públicos causó susto.

Cientos de trabajadores de las dependencias estatales y del ayuntamiento de Chilpancingo se salieron de los edificios.

El Secretario de Protección Civil del Estado, Roberto Arroyo Matus, dijo que el sismo no ocasionó daños materiales en Acapulco ni en otras zonas de Guerrero.

«Afortunadamente no hay novedades», dijo el funcionario estatal.

 

Te puede interesar: Matan a seis integrantes de familia en emboscada en Metlatónoc

Desaparecen tres tigres que incautó el Ejército en Quechultenango

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Oficial

6 de marzo del 2022

Chilpancingo

 

Los tres tigres que mediante un operativo realizado por el Ejército Mexicano y Guardia Nacional incautaron e integrantes de un grupo delictivo en el municipio de Quechultenango el pasado 15 de febrero, están desaparecidos, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Señala que en febrero, personal de la PROFEPA Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Fiscalía Estatal, el Ejército, Ministerio Público y la Guardia Nacional realizaron un operativo (en Quechultenango) para transportar tres tigres y al llegar al lugar donde estaban asegurados los felinos la jaula se encontraba abierta, vacía, limpia, sin restos de excretas, orina, alimentos o sangre.

«Actualmente la Procuraduría está realizando una investigación», indica esta dependencia federal.

«Se hace una atenta invitación a evitar la difusión de información no confirmada, a fin de aumentar las probabilidades de encontrar a los ejemplares con vida», afirma.

El pasado 17 de febrero un día después de que 50 elementos del Ejército Mexicano y 20 agentes ministeriales estatales fueron retenidos por unos 500 pobladores de Quechultenango, la Fiscalía General del estado informó que durante los operativos que realizaron en esa zona lograron incautar tres tigres que estaban encerrados en una jaula.

El comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Enrique Martínez López y el Secretario de Seguridad Pública estatal, Evelio Méndez Gómez negociaron con los pobladores para que liberaran a los soldados y agentes ministeriales firmando una minuta de acuerdos.

Parte de los puntos acordados fue dejar en libertad a Jesús Flores, uno de los detenidos por el Ejército además de que las autoridades federales y estatales deberán de informar al ayuntamiento de Quechultenango de sus operativos en esta zona para que en estos participen la policía municipal y la llamada policía comunitaria.

La Fiscalía General del estado dio a conocer que como resultado de ese mismo operativo realizado durante esos días (antes de la retención del Ejército y agentes estatales) en Quechultenango que es la cabecera de este municipio y en la localidad de Tlanicuilulco, un individuo fue detenido, se decomisaron 28 kilos de marihuana, once vehículos, autopartes, un arma de grueso calibre y cartuchos útiles.

En el caso de los tres tigres quedaron bajo resguardo en su jaula.

Debido a que la delegación de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (PROFEPA) no contaba con jaulas y un zoológico donde llevar a los felinos se retrasó el operativo para realizar el rescate.

El pasado 26 de febrero después de que la PROFEPA tuviera listas las tres jaulas para los tigres decidió movilizar a su personal con acompañamiento del Ejército, Ministerio Público, Guardia Nacional, se trasladaron a Quechultenango para el rescate de los felinos.

El plan era de llevar a los tigres a una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) al parecer la que está ubicada en el municipio de Tecpan de Galeana.

El pasado viernes, en las redes sociales se difundió una fotografía donde aparecen los tres tigres del municipio de Quechultenango aparentemente muertos.

«Lo que pudo haber pasado es de que los dueños de esos tigres regresaron y se los llevaron», dijo una fuente del gobierno estatal.

Al respecto, en entrevista con el encargado de despacho de la delegación estatal de la PROFEPA, Omar Magallanes Telumbre, negó que los tigres estén muertos.

«Ninguna autoridad reconoce esa parte (que estén muertos) porque no se sabe, pero son parte de las investigaciones que está llevando a cabo la Fiscalía», expresó el funcionario federal.

Te puede interesar: ¿Dónde están los tigres asegurados en Quechultenango la noche del 16 de febrero?

Ejército dice estar listo para cualquier contingencia ambiental en Guerrero

De acuerdo con datos de la Conafor en Guerrero, en el 2021 hubo 73 incendios forestales, que afectaron 24 mil hectáreas de suelo


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez

28 de febrero de 2022

Chilpancingo

En una demostración que se realizó en las instalaciones del 60 Batallón de Infantería ubicado en Chilpancingo, mandos del Ejército Mexicano dijeron estar preparados para cualquier contingencia en cuanto a los incendios forestales que se registren en Guerrero.

Durante un recorrido realizado con un grupo de reporteros, el capitán segundo, José Manuel Hernández Ángeles, señaló es en estas semanas cuando inician los incendios forestales debido a la falta de disponibilidad de agua por la temporada de estiaje.

En el Plan DN-III-E, el Ejército Mexicano hizo un llamado a la población guerrerense a que extreme sus precauciones.

Durante la demonstración realizada en las instalaciones militares, el Ejército dio a conocer el uso de las herramientas, protocolos, personal e infraestructura con los que cuenta el Plan DN-III-E en Guerrero para actuar en caso de desastres naturales.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Guerrero, en el 2021 hubo 73 incendios forestales, que afectaron 24 mil hectáreas de suelo.

Hernández Ángeles mencionó que a través del Plan DN-III-3 colaboran con autoridades civiles como Bomberos, Protección Civil, y Conafor para ayudar en zonas afectadas por incendios.

Es a través de juntas de coordinación en las que participan las autoridades civiles y militares para darle seguimiento a los incendios y actuar de manera inmediata, dijo Hernández Ángeles.

La demostración se realizó en el Sexto batallón de ingenieros de combate donde personal militar realizó la presentación de equipamiento como maquinaria pesada para abrir caminos, así como dormitorios, consultorios y cocinas ambulantes para apoyar en las zonas de desastre.

Después de la temporada invernal se activan los protocolos para la temporada de incendios que comprende del mes de marzo a junio.

El 21 de marzo próximo comienza el equinoccio de la primavera y es cuando aumentan las temperaturas y también los incendios forestales.

Debido a la veda electoral por la revocación de mandato del próximo 10 de abril, ningún alto mando militar y funcionarios públicos asistieron a esta demostración.

 

Profepa: los tres tigres de Quechultenango están bajo custodia de la Fiscalía local

La Semaren, la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero y el zoológico Zoochilpan están en espera de indicaciones para coadyuvar en el resguardo y posterior traslado de los felinos a un lugar adecuado para su cuidado


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez / Archivo

23 de febrero 2022

Chilpancingo

Los tres tigres que fueron asegurados en Quechultenango están bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó el encargado de despacho de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Omar Magallanes Telumbre.

Vía telefónica, Magallanes Telumbre, afirmó que debido a las condiciones en que fueron asegurados los tres felinos-dos hembras y un macho-, no es procedimiento de Profepa intervenir, hasta que la Fiscalía realice las investigaciones correspondientes.

De acuerdo con información de la FGE, los tres tigres fueron asegurados en un operativo conjunto en el municipio de Quechultenango, zona donde opera el grupo del crimen organizado denominado Los Ardillos.

En el operativo de seguridad participaron elementos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional y Policía Ministerial y duró tres días, comenzó el día 13 y concluyó el 16 de febrero.

Dicho operativo concluyó porque alrededor de 200 pobladores de Quechultenango retuvieron a 50 militares y 20 policías ministeriales por algunas horas, la condición para liberarlos fue que se retiraran de la zona y para hacer rondines serán acompañados por elementos de la Policía Municipal.

Después de que los elementos de seguridad fueron expulsados, la FGE informó a través de un comunicado que fue durante un operativo que aseguró a los tres tigres, además de 11 vehículos, cinco inmuebles donde había autopartes, armas de uso exclusivo del Ejército y 28 kilos de hierba seca parecida a la marihuana.

Por el momento, y de acuerdo con información de Profepa, los tigres se encuentran bajo resguardo de la FGE.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (Propeg) y el zoológico Zoochilpan están en espera de indicaciones para coadyuvar en el resguardo y posterior traslado de los felinos a un lugar adecuado para su cuidado.

De acuerdo con el director del Zoochilpan, José Rubén Nava Noriega, sería difícil mantener en el estado a los tres felinos, debido a su tamaño y sus necesidades porque aquí en Guerrero no existe la infraestructura para cuidarlos.

“Un tigre aquí en Zoochilpan se devora 3 pollos al día, y los espacios que tenemos son muy reducidos para albergar a tres animales de ese tamaño”, mencionó.

Agregó que se necesita que para los tres felinos haya un área de cuarentena adecuada, ya que es necesario saber en qué condiciones de salud llegan y en caso de tener enfermedades no contaminar a los que viven en el zoológico.

La propuesta de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales es que los tres tigres sean ubicados en zoológicos fuera del estado.

Fuentes extraoficiales informaron que los tres tigres siguen en la misma jaula en el patio de una casa ubicada en la cabecera del municipio de Quechultenango.

 

Salir de la versión móvil