Hipopótamo, jirafa, cebra, varios búfalos y venados los recientes nacimientos en el Zoochilpan

Texto y foto: Andrea Mendoza

28 de enero 2024

Chilpancingo

 

En los últimos siete meses nacieron animales en el zoológico Zoochilpan: una cebra, varios búfalos, venados y un hipopótamo.

La médica veterinaria zootecnista (MVZ), Yamel Correa Medina, comentó que estos animales, a excepción del bebé hipopótamo, aún no son presentados a los visitantes por protocolo del zoológico.

Cebras del Zoochilpan, el 20 de enero del 2024. Foto: Andrea Mendoza

Para que el público vea a los nuevos animales es necesario realizar una cuarentena por las probabilidades de mortandad, informó Correa Medina.

Las crías de mamíferos necesitan crear un lazo con su madre, de lo contrario, la madre no lo protegerá ni alimentará, explicó la especialista.

Para que madre y cría creen un vínculo, el equipo del Zoochilpan modificó algunas áreas para que los visitantes no pasaran recurrentemente por la zona en la que están, para evitar estresar a los animales.

Correa Medina indicó que el Zoochilpan tiene como prioridad la conservación por sobre la reproducción, pues es una institución pequeña, y se prefiere dar una calidad de vida a los animales a sobrepoblar el zoológico.

“El año anterior se hicieron modificaciones en el zoológico, se separó a machos y hembras para tener un mejor control natal”.

Juanito, el nuevo hipopótamo del Zoochilpan, el 20 de enero del 2024. Foto: Andrea Mendoza

En el caso de los hipopótamos es imposible hacer dichas separaciones, pues son animales grandes y la falta de espacio hace imposible la separación de hembras y machos, por lo que su reproducción es inevitable.

Es posible que en junio o julio nuevamente nazca otro hipopotamo.

Por el momento, el único de los nuevos nacimientos expuestos al público es el bebé hipopótamo, al que los veterinarios nombraron Juanito.

Iguanas en Guerrero: cuando una comida típica es una especie endémica vulnerable

Texto: Alberto Ramírez Santos
Chilpancingo
23 de enero del 2024

 

En el territorio mexicano, hasta el momento, se tiene registro de 20 especies de iguanas. En la entidad hay tres de ellas, las cuales, están en alguna categoría de vulnerabilidad.

Las tres especies de iguanas que hay en Guerrero son la verde (Iguana iguana), la negra o garrobo (Ctenosaura pectinata) y una conocida como nopilchi (Ctenosaura clarki), indicó el biólogo Eduardo Yesua Barrera Nava, egresado de la Facultad de Ciencias Químicas Biológicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro).

La iguana nopilchi es la menos común y la más pequeña, rara vez se le puede observar en el territorio guerrerense.

Barrera Nava explicó que las iguanas son corpulentas y tienen escamas en formas de crestas que empiezan en la cabeza y se distribuyen a lo largo del dorso, son de hocico alargado y algo que las caracteriza es que son muy buenas trepadoras y nadadoras.

Cuando son jóvenes, las tres especies tienen un color verde por lo que es más complicado identificarlas.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) clasifica a la iguana verde en la categoría de protección especial (Pr), y al garrobo y el nopilchi como especies amenazadas (A).

Barrera Nava, quien tiene una maestría en el Centro de Investigaciones Biológicas del Instituto de Ciencias Básicas e Ingenierías de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), explicó que la razón por la que el nopilchi figura en esta categoría es porque es más propenso a desaparecer, debido a que su especie está restringida al estado de Guerrero y Michoacán.

Iguana nopilchi reposa sobre el tronco de un árbol en Aratichanguio municipio de Zirándaro, el 6 de mayo del 2015. Foto: Jean Cristian Blancas Hernández

Por otro lado, el garrobo tiene presencia en varios estados de la República Mexicana, por lo tanto, hay más ejemplares de su especie comparado con el nopilchi.

La iguana verde tiene protección especial porque además de tener presencia en el territorio mexicano, también habita en otros países.

El riesgo de extinción de estas especies no se delimita a su distribución territorial; existen diversos factores que contribuyen a que estos réptiles desaparezcan: la destrucción de su hábitat, el comercio y la caza ilegal.

“Como pasa con cualquier otra especie, la cacería desmedida tendrá un impacto notable en el ecosistema. Va a provocar la disminución de poblaciones y como consecuencia la desaparición de un herbívoro importante para el control de muchas especies vegetales”.

Las iguanas no son selectivas para escoger un hábitat, por lo que se les puede encontrar en selvas bajas y medias, matorrales y bosques secos.

También pueden habitar en lugares que son destinados a la agricultura y ganadería que conservan árboles o algunos sitios donde puedan anidar o refugiarse.

En general habitan en alturas menores a los 1,700 metros sobre el nivel del mar.

Iguanas negras descansan sobre rocas en la comunidad de Carrizal Cinta Larga, el 14 de octubre del 2019. Foto: Eduardo Yesua

Cuando la especie en riesgo es un platillo típico o medicina

En las comunidades rurales guerrerenses es más común que utilicen a las iguanas para su consumo. Por su mayor existencia, son las iguanas verdes y los garrobos las que más extraen de sus hábitats para este propósito.

No existe un registro certero, pero se cree que el mayor consumo de estas especies se da en la Costa Chica, Costa Grande y Acapulco, por lo tanto, es en estas regiones donde son más cazados estos animales.

Las tres especies que habitan en la entidad son utilizadas para realizar diferentes platillos con su carne.

Dependiendo de la zona es como preparan este platillo, algunos hacen caldo, otros mole verde o rojo, entre otras formas.

“Exquisito platillo, de lo más rico que he probado”, se lee en una publicación en Facebook de una fotografía de un platillo de iguana preparada en mole rojo.

Iguana negra preparada en caldo en la Costa Chica de Guerrero, el 23 de diciembre del 2023. Foto: Redes

A pesar de que a muchas personas les agrada este platillo, otras prefieren no consumirlo porque no les parece correcto.

“No la como ni porque me la regalen, no estoy de acuerdo que las maten para el consumo”, se lee en otro comentario de la misma publicación de Facebook.

En algunas comunidades las personas utilizan la sangre para remedio. Tienen la creencia que contiene vitaminas y ayudan a combatir ciertas enfermedades. No existe un estudio científico que lo pruebe.

En ocasiones mezclan la sangre con refresco o con algún tipo de jugo, otras veces la toman sin ningún otro líquido y lo hacen luego de sacrificar al animal.

“Yo estuve tomando la pura sangre, un señor que pasó vendiendo muebles me la recomendó que según para que se me quitara la diabetes”, contó la señora Miteria Abarca de la comunidad de Los Tepetates, municipio de Ayutla de los Libres, mientras sonreía un poco incrédula y con una expresión de pena.

Barrera Nava explicó que estas acciones conllevan un riesgo de salud para la persona que consume la sangre, al ser un organismo silvestre, está en contacto directo con muchas enfermedades del medio natural y puede existir la probabilidad de contagio a través de bacterias o parásitos.

Cuidados y acciones de las autoridades correspondientes

No existe una ley exclusiva para el cuidado de las especies de iguanas. La Ley General de Vida Silvestre y normas oficiales mexicanas protegen la especie, igual que lo hacen con más fauna endémica, amenazada y protegida.

Hay organismos facultados para atender las denuncias que se realizan sobre el uso y comercio de estas especies, tales como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren).

También hay organismos internacionales que se encargan de estos animales, como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Huevos de iguana recién extraídos en la Costa Grande de Guerrero, el 11 de noviembre del 2023. Foto: Redes

Barrera Nava considera que frenar la cacería de iguanas es una situación compleja, porque las autoridades deberían de estar en vigilancia constante y permanente en los sitios donde se distribuyen estas especies y en todas las zonas donde habitan.

El biólogo recomienda a las autoridades crear estrategias para detener la cacería y consumo ilegal.

Gran parte del problema no solo recae en las autoridades competentes, también en las personas que consumen o comercializan estos animales. La ignorancia o falta de información de la gente acerca de las consecuencias graves de la caza excesiva contribuyen a la desaparición de las especies.

Acciones y propuestas

Para Barrera Nava, la educación ambiental es clave para concientizar tanto a la población que consume a las iguanas como a las personas que las cazan, pues si no hay demanda no existe la oferta.

La falta de recursos económicos destinados para el sector ambiental también complica mucho la situación, debería destinarse recursos para reeducar a la población para que tengan una perspectiva diferente a favor de la flora y fauna.

Son muy necesarias las campañas y pláticas para la concientización sobre la caza ilegal de iguanas y de muchas otras especies de animales y plantas.

Para las personas que comercializan iguanas y su economía depende de eso existen formas legales de hacerlo, pero por falta de información mucha gente no lo hace o creen que es muy complicado o imposible.

Guardia Nacional rescata varios ejemplares de iguanas en Oaxaca, el 21 de agosto del 2021. Foto: Sitio oficial de Facebook oficial de la Guardia Nacional.

Los Predios e Instalaciones que Manejan Vida Silvestre (PIMVS) son criaderos intensivos que manipulan la vida silvestre con la finalidad de que haya una reproducción controlada de especies con fines reproductivos para comercializar, en este caso para las iguanas.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) es la encargada de autorizar los criaderos.

Además de realizar las cosas conforme a la ley, cuando se realice una venta, se tendrá la certeza de que se vende o compra un animal sano e incluso, si se tiene un producto de excelencia, se puede vender a un mejor precio.

La Chara de Omiltemi, la especie endémica de Guerrero en peligro de extinción

La venden en el mercado ilegal para que las personas las tengan en casa como mascotas


Texto: Alberto Ramírez Santos

Foto: Enrique Vázquez Arroyo

Chilpancingo

16 de enero del 2024

 

La Chara Garganta Blanca o Chara de Omiltemi es un ave pequeña color azul opaco, cabeza negra, con una línea blanca que recorre su frente, una especie que de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana (NOM-059) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) está catalogada en peligro de extinción.

Enrique Vázquez Arroyo, biólogo especializado en fauna silvestre, egresado de la Unidad Académica de Ciencias Químicos Biológicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) e integrante de Bio-explora Guerrero, explicó que esta especie se localizó por primera vez en 1903 en los bosques vírgenes de Omiltemi, en el municipio de Chilpancingo, por eso también se le conoce como La Chara de Omiltemi.

Con el paso del tiempo y con las investigaciones hay avistamientos y registros en los municipios de La Unión, Zihuatanejo, Tecpan y Atoyac, de la región Costa Grande; Leonardo Bravo, San Miguel Totolapan y Coyuca de Catalán, de la región Tierra Caliente del estado de Guerrero. También hay avistamientos del ave en algunos municipios de Oaxaca.

Su nombre científico es Cyanolyca mirabilis. Pertenece a la familia Corvidae, que son aves de tamaño mediano con picos fuertes y patas robustas. Regularmente se mueven en grupos pequeños, al ras del suelo, entre los arbustos o encima de los árboles para recolectar sus alimentos. Su dieta es omnívora; se alimenta de insectos y de semillas. Habitan en zonas boscosas, en bosques nublados, bosques de pino y bosques de encinos.

Hasta el momento no se tiene registro de que sean cazadas para usarlas como alimento, de lo que sí hay registro es de su venta ilegal para tenerlas cautivas en casas.

En México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tiene a La Chara de Omiltemi catalogada en peligro de extinción, pero la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) la considera una especie en vulnerabilidad.

Se ubica dentro de estas categorías porque existe una gran pérdida y fragmentación de su hábitat por los incendios forestales y por el tráfico ilegal para su venta como mascotas.

Estas aves tienen un rol ecológico muy importante en el ecosistema, pues dispersan las semillas de las frutas que consumen, además de comer insectos que se consideran plagas para algunas plantas.

Es una especie bioindicadora, es decir, cuando no existe presencia en su hábitat indica deterioro de la naturaleza.

De acuerdo con Vázquez Arroyo, las autoridades no actúan conforme a lo que les corresponde, pues cada día bajan de Omiltemi camiones con troncos de árboles talados clandestinamente, sin que hagan algo al respecto para frenar este problema. La tala de estos árboles perjudica en gran manera el hábitat de Las Charas Garganta Blanca.

Chara garganta blanca en bosques de Omiltemi reposa sobre un árbol a lado de una bromelia, el 8 septiembre del 2019. Fotografía: Enrique Vázquez Arroyo

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), esta última del gobierno de Guerrero, en teoría, son las encargadas de frenar las actividades ilícitas, pero no hacen nada para evitarlo.

El tráfico y venta ilegal en mercados y tianguis de esta y muchas otras especies en peligro de extinción o en situación de vulnerabilidad también es evidente y, de la misma manera, las autoridades no atienden este problema.

Vázquez Arroyo comentó que realizaron denuncias públicas en muchas ocasiones y que incluso llamaron a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sin recibir atención.

La comercialización ilegal de Las Charas de Omiltemi, de otras especies de animales y de plantas en situación de vulnerabilidad, regularmente se realiza con mayor fuerza los fines de semana y por consecuencia las denuncias no son atendidas porque las dependencias no trabajan en estos días.

«Aunque existen varias leyes que deberían proteger a los animales y plantas, realmente no se cumplen», denunció el biólogo.

Hay leyes que solo existen, pero no se aplican, como la ley 491 de bienestar animal. “Muchas veces solo se enfocan en proteger a los animales domésticos como gatos, perros, entre otros, pero a la fauna silvestre la dejan en segundo plano, aunque esta ley habla de todos los animales, sin excepción”.

Para Vázquez Arroyo es muy importante crear campañas de educación ambiental. “La educación es la base de una mejor convivencia con la flora y la fauna”.

Estas campañas de concientización deben de existir en las regiones con más biodiversidad, pero también para las personas que hacen la compra de estos animales, para que puedan dimensionar el daño que les hacen y que se den cuenta de que son partícipes de la extinción de animales y plantas.

Además de las campañas también es importante realizar caminatas o actividades en el campo dónde haya estas aves y plantas para explicar su importancia y su función en el ecosistema.

También se deben de implementar estrategias para que la población genere recursos de otras maneras y no talar árboles y destruir hábitats de animales y plantas.

Se deberían de implementar grupos locales de guías de naturaleza para observar aves y otras especies, y proponer alternativas para un mejor manejo de los recursos naturales.

Vázquez Arroyo labora en monitoreo, investigación y rescate de fauna silvestre, además administra y es el fundador de la página y el grupo de Facebook Bio-Explora Guerrero.

Este grupo y esta página son de difusión. Vázquez Arroyo invitó a las personas que quieran saber más sobre las especies endémicas, tanto de plantas como de animales, sigan estas herramientas de difusión en esta red social. Ahí hay especialistas que pueden aclarar dudas sobre estos temas.

 

 

Contenido patrocinado por la clínica veterinaria Zooclinic

 

Con cuestionamientos sobre Otis, comparece el titular de Protección Civil

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Congreso del Estado de Guerrero 

30 de noviembre del 2023

Chilpancingo

 

Esta mañana compareció ante la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, el titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Roberto Arroyo Matus, en el Congreso local.

Durante su intervención y en un discurso de 12 minutos, Arroyo Matus informó sobre diversas acciones realizadas en su dependencia como, los simulacros y capacitaciones al personal de Protección Civil.

Mencionó que durante el huracán Otis, la Secretaría de Protección Civil fue la primer respondiente.

El cuestionamiento constante a Arroyo Matus fueron en temas relacionados a la prevención y actuación de Protección Civil entorno a Otis, así como los daños causados tras el paso del huracán.

Una de las preguntas que le hicieron al funcionario fue por qué fueron retirados 45 municipios de la declaratoria de emergencia, este cuestionamiento lo hizo la perredista Patricia Doroteo Calderón.

Arroyo Matus contestó que, hicieron todo lo posible porque aparecieran todos los municipios en dicha declaratoria, pero que las declaratorias solo se establecen en función de una corroboración que se realiza dependiendo del tipo de fenómeno.

“En este caso la declaratoria correspondió a la Conagua (Comisión Nacional del Agua),y verificó tanto los niveles de agua así como los niveles de viento”, explicó Arroyo Matus.

Roberto Arroyo Matus, titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil.

La diputada Gabriela Bernal Reséndiz cuestionó al titular de esa dependencia sobre si los avisos previos a la llegada de Otis fueron realizados a tiempo.

Arroyo Matus dijo que el crecimiento de Otis fue demasiado rápido, que los avisos se hicieron a través de redes sociales y perifoneos en las playas y zonas de alto riesgo.

Mencionó que se realizaron más de 70 acciones para alertar a la población sobre la trayectoria, evolución y desarrollo del huracán, como; boletines meteorológicos, avisos preventivos, alertamientos y comunicados de prensa.

“Naturalmente evacuar a las personas alrededor de tres a cuatro horas es imposible, una población de casi un millón de personas no se puede desplazar en tres horas”, dijo Arroyo Matus.

Arroyo Matus informó que se trabaja en los diferentes Atlas de Riesgo para que estén actualizados y todos los municipios cuenten con uno.

Reconoció el trabajo y la labor de los trabajadores de Protección Civil, dijo, “expusieron su vida aun cuando algunos eran damnificados”.

Sobre el tema de los daños en la infraestructura de difentes construcciones, explicó que hubo diversas pérdidas como, la de la Casa de la Cultura de Acapulco.

“Las normas para ese tipo de estructuras deben de cambiar de manera drástica para que no ocurra nuevamente una tragedia de este tipo”.

Llamó al sector turístico a que tengan elementos de seguridad en su infraestructura.

Aseguró que realizarán una norma que vigile y regule la calidad de los hoteles.

Cuestionado sobre en cuánto tiempo se restablecerá Acapulco, el funcionario respondió que, “No se tiene una fecha exacta y el restablecimiento será gradual”.

Arroyo Matus y todo el personal del Protección Civil fueron reconocidos por las diputadas morenistas, Nora Yanek Velázquez Martínez y Beatriz Mojica Morga, por su “trabajo y apoyo a los guerrerenses” durante el paso de Otis.

Mojica Morga solicitó romper los protocolos de la comparecencia para brindarles un aplauso en reconocimiento a su labor.

 

 

 

 

 

Texto patrocinado por el Congreso del Estado de Guerrero

El 80 por ciento de alimentos en el mundo se debe a las aves e insectos polinizadores

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Museo José Juárez

22 de noviembre del 2023

Chilpancingo

El 80 por ciento de los alimentos que consume la especie humana se cosecha gracias a las aves e insectos polinizadores, mencionó el especialista en ornitología, Epifanio Blancas Calva, uno de los autores del libro Aves comunes de la cuenca del Balsas.

El libro está escrito e ilustrado por Marisol Castro Torreblanca y Epifanio Blancas Calva, ambos especialista en ornitología, ciencia que estudia a las aves.

Recopila fotografías y la descripción de más de 300 aves que habitan en Guerrero, específicamente en la cuenca del río Balsas.

Castro Torreblanca realizó la mayoría de las fotografías del libro. Las imágenes son de aves de importancia vital para el ecosistema, como los colibríes polinizadores.

Algunas carroñeras que evitan la propagación de enfermedades y otras controladoras de plagas.

De acuerdo con Castro Torreblanca las fotografías fueron resultado de un esfuerzo conjunto entre ella y Blancas Calva, algunas personas que donaron fotografías y la población del Balsas que apoyo a los investigadores.

Además del trabajo de investigación y redacción donde se habla específicamente de la importancia de cada ave.

Blancas Calva y Castro Torreblanca indican en este libro sobre la importancia de cuidar y conservar estas aves para garantizar la supervivencia de la especie humana.

“El 80 por ciento de los alimentos que consumimos se lo debemos a las aves e insectos polinizadores, sin ellos los anaqueles de las tiendas, mercados y grandes supermercados estarían vacíos”, dicen en este libro.

Mencionan también el daño que los químicos, pesticidas y semillas alteradas genéticamente causan a la naturaleza.

El libro se presentó el miércoles 22 de noviembre en el Museo José Juárez, en el centro de Chilpancingo.

Fue financiado por el Consejo Nacional de Humanidades Ciencia y Tecnología (Conahcyt), mediante un proyecto que realiza el Instituto de Investigación del Área de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro).

El académico y activista por el medio ambiente, Alfredo Méndez Bahena, presentador del libro, llamó a las autoridades ambientales a conocer los problemas reales que afectan el ecosistema y a no tomar decisiones desde un escritorio.

También destacó la importancia de la publicación de este libro, porque hace accesible el conocimiento de la importancia del cuidado de las aves.

Dijo que en la medida que el ciudadano promedio acceda a la información sobre la riqueza natural que lo rodea, podrá valorarla.

“El cuidado nace del conocimiento”, aseguró.

Alfredo Méndez Bahena dando declaraciones sobre su libro en su presentación. Fotografía: Itzel Urieta

Señaló que la gran mayoría de la población guerrerense no adquirirá ese conocimiento en las aulas, por lo que es importante difundir este tipo de publicaciones para crear un conocimiento que permita conocer y defender el territorio.

El libro tiene un costo de 150 pesos y puede ser adquirido en el Jardín Botánico de la Universidad Autónoma de Guerrero.

 

 

Este texto es parte de una iniciativa de Amapola Periodismo para sensibilizar a la sociedad acerca del respeto y cuidado de los animales.

En Amapola Periodismo creemos que los altos índices de violencia en México, expresado principalmente en la tasa de homicidios, están relacionados a la falta de respeto a la vida.

El cuidado o maltrato a los animales silvestres y domésticos demuestran nuestra calidad humana.

¡No maltrates, protege!

‘Caricioterapia’ y atención: así trabajan rescatistas en la rehabilitación de perros que vivieron maltrato extremo

La rehabilitación de perros maltratados y abandonados es un proceso largo, de paciencia y muchas caricias. Esto nos cuentan rescatistas y la “policía de perritos” de la CDMX.


Texto: Sharenii Guzmán / Animal Político

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

19 de octubre 2023

 

Cuando Duncan, un pitbull rescatado, sale al área común a que Julia Berenice le de su paseo, se emociona, brinca y se tira al piso para tallarse el lomo.

Se reincorpora y se sienta frente de ella para recibir un premio. Cuenta que antes no dejaba de saltar. “No está mal que salte, pero eso lleva a una mala conducta. Duncan es un perrito muy agradecido, siempre está hiperventilado, eso hay que regular”.

Para Julia Berenice Chaga Pérez, guía y cuidadora en la Fundación Toby, los perros rescatados son muy agradecidos. Tienen un corazón muy noble, muy sincero, dócil y son entregados, aunque hayan sufrido mucho.

“Se nota en su carita esa expresión de agradecimiento, de que nunca habían tenido este tipo de interacción con alguien o ese tipo de atención. Su comportamiento es distinto y aprenden a disfrutar cada momento”, señala Berenice.

Al inicio de su rehabilitación pueden mostrar comportamientos que reflejan trauma como miedo, desconfianza, incluso, agresividad de tanta violencia o abandono que sufrieron.

Julia comenta que en estos casos hay que trabajar para restablecer la confianza hacia los humanos, eso se llama contracondicionamiento o desensibilización.

“Primero que tengan confianza, que sepan que no les vas a quitar la comida, que no les vas a pegar y que pueden confiar en ti”, relata Berenice, quien trabaja con animales rescatados del maltrato extremo.

“Si ellos saben que no les vas a quitar la comida entonces poco a poco van a dejar que tú te acerques y si saben que va a haber más comida se empiezan a desensibilizar y dejan de tener esta conducta de agresividad de desconfianza o de ser territoriales

Cómo se presenta el maltrato animal

Mariana Boy Tamborell, titular de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), explica que el maltrato no solamente es perceptible de manera física, como lesiones o laceraciones, sino también tiene consecuencias y se manifiesta a través de la conducta de los animales.

“Las conductas ansiosas o agresivas también pueden denotar cierto maltrato que está afectando sus estados mentales y que no es perceptible de manera física”, indica Boy.

Por ejemplo, Pirata se acerca y busca que lo acaricien. Es un perrito que lleva en el rostro la marca del maltrato. No tiene un ojo y en su lugar una cicatriz.

Durante la entrevista, Pirata encuentra la mano del jefe Andrés Martínez, quien no duda en hacerle cariños. “¿Sabes cuál es la mejor rehabilitación para un perrito que fue maltratado?”, pregunta el policía y responde en seguida: “la caricioterapia”

Dos perros callejeros rondando en el andador Zapataz en Chilpancingo.

Bailarina, por su parte, es una perrita con secuelas de moquillo y por eso fue abandonada. Corre y juega con otros perros. Pirata y ella son residentes en la Brigada de Vigilancia Animal, ubicada a un costado del Parque Ecológico de Xochimilco.

“Una de las actividades que tenemos en primera instancia es responder a situaciones de peligro por agresión animal (…) Cuando el animal es maltratado y abandonado le toca totalmente a la Brigada porque se está cometiendo el delito de maltrato”, expresa García Valdés.

En la CDMX el maltrato animal es considerado delito y es castigado con entre dos y 10 años de prisión. Esto por causarle lesiones incluso la muerte a una mascota, de acuerdo con el Código Penal Local, la Ley de Protección a los Animales y la Ley de Cultura Cívica locales.

La Brigada trabaja en conjunto con la Fiscalía General de Justicia de la CDMX.

“Es una área que le pertenece a la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México y en palabras resumidas somos la policía que protege a los animales”, dice Ismael García Valdés, director operativo de la Brigada de Vigilancia Animal.

Este grupo comenzó en 2005 como un programa de prevención del delito que operaba con 50 elementos. Hace 10 años se cambió a las instalaciones de Xochimilco, donde actualmente mantienen bajo resguardo a 220 perros y gatos, además de fauna silvestre.

Todos ellos son animales que se encontraban en condición de maltrato y que derivado de una denuncia ciudadana fueron rescatados.

Cómo actúa la Brigada Animal de la CDMX

Luego de que llegan al domicilio donde se levantó el reporte realizan una verificación y en caso de que no les permitan la entrada se levanta una carpeta de investigación para que se autorice una orden de cateo para rescatar a los animales que se encuentran al interior del inmueble.

“Esto es cuando ya tenemos toda la información casi un 95% garantizado de que sí está sucediendo el maltrato y que se necesita con urgencia rescatar a los animales”.

La Brigada, además de trabajar con personal de la Fiscalía CDMX, también colabora de cerca con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), y otras áreas de la SSC-CDMX.

Tanto la PAOT como la Brigada, están en constante comunicación con una red de rescatistas independientes y fundaciones.

Para poder actuar:

La PAOT debe de recibir la denuncia.

Junto con la SSC acuden al domicilio para realizar una valoración física y emocional del animal de compañía.

Depende de eso, se van o pueden pedir una orden de cateo, la cual la debe de realizar la Fiscalía y un juez de control del tribunal la emite.

“Muy importante decir que pues que nuestras facultades para rescatar a los animales más bien son entregas voluntarias. Nosotros así como solicitamos que nos permitan hacer una valoración de los animales voluntariamente también el rescate los animales lo hacemos a través de entregas voluntarias, es decir, hay un trabajo de convencimiento por parte de la PAOT para que nos entreguen a los animales”, explica Mariana Boy.

“No es lo mismo rehabilitar a un perro que fue utilizado para peleas”

Rodrigo Estrella maneja una camioneta tipo ambulancia que por fuera dice con letras grandes Rescate Animal. Este vehículo no trae torreta, pero los ladridos se escuchan a lo lejos como si fueran una chicharra. Adentro van en su transportadora perros que han sido rescatados o encontrados por él.

Como etólogo conoce el comportamiento animal no sólo por lecturas que ha hecho, sino porque lleva 30 años en contacto con animales.

Al llegar al lugar, donde previamente fue contactado por vecinos, desciende de su camioneta con una cuerda en la mano y en la otra trae un puño de croquetas. Es la tercera ocasión que acude. La primera y segunda fue para hacer reconocimiento del lugar y analizar a los dos perros que andan deambulando por una colonia de la alcaldía Álvaro Obregón. La idea es establecer confianza con ellos por medio de la comida.

Estrella asume que los dos perros son madre e hijo, por lo que intenta capturar primero al macho.

Dice que en estos casos cuando los perritos tienen mucha hambre se acercan a comer en la mano y ahí es cuando les coloca en el cuello, con un movimiento rápido, la correa. Es probable que se asusten y se muevan agitados, por lo que deben de introducirse de inmediato en la transportadora.

Cada rescate es distinto, depende del animal y del impacto que tuvo la agresión.

Rodrigo reitera que es importante analizar el contexto: tanto el lugar donde se encuentran como las condiciones físicas y emocionales -como si están temerosos o a la defensiva- y con base en eso actuar.

“No es lo mismo rehabilitar a un perro que fue utilizado para peleas a un perro que simplemente peleaba su comida. Es muy diferente, entonces cada uno tiene un tratamiento distinto y a cada uno hay que tratarlo de manera independiente, y determinar qué es lo mejor para ellos”, destaca Estrella.

También la rehabilitación en cada caso es personalizada.

Si bien hay técnicas, se debe seguir conforme a la agresión y cómo va respondiendo el animal de compañía.

Primero se debe brindar atención veterinaria si la requiere, cumplir un periodo de cuarentena, y luego trabajar en el comportamiento y el aspecto psicológico.

“Después viene un proceso de cuarentena, desparasitación, vacunación, esterilización y ya que su salud es óptima entramos en el aspecto psicológico del animal para que pueda recuperarse y determinar si es adoptable o no”, apunta.

¿Por qué existe el maltrato animal?

Para las personas consultadas, la razón de la violencia en contra de animales es multifactorial y no sólo es cultural ni socioeconómica.

Las causas son complejas y contradictorias y la respuesta en cómo combatirla tampoco está en una sola receta ni en endurecer las leyes. Va desde la educación temprana hasta acciones concretas como la esterilización masiva.

Para Rodrigo Estrella en el abandono animal interfieren diferentes motivos. Uno es que cuando la gente atraviesa una crisis económica en el hogar, el primer afectado es la mascota. Otro es que cuando adquieren a un perrito por impulso lo terminan dejando en la calle. Y una de las razones más comunes es por la falta de educación.

“Hay quien cree que los animales no son seres sintientes y que puede hacer con ellos lo que sea, por eso en México tenemos un rezago de más de 30 años en la cuestión animal”.

Las leyes ayudan, pero para Estrella dónde se verá el cambio en la sociedad es en la educación y cultura de respeto.

Por su parte, Tehila Catán considera que en los últimos años han aumentado los casos de maltrato, pero también la visibilidad de esas historias gracias a las redes sociales.

“Mientras no haya realmente castigos. Creo que esto nunca va a parar. La calidad humana está desapareciendo. Yo mi fe en la humanidad al menos en mi caso quizá por lo que vivo a diario es nula. Yo veo cada vez esto en mayor decadencia. Por eso la importancia de aplicar las leyes, porque leyes sí hay pero que haya quien las aplique que la gente entienda que todo ser vivo merece respeto que no se puede maltratar”.

El suboficial Ismael García Valdés relata que en su experiencia como policía ha observado que el maltrato animal ocurre en todos los niveles sociales y no es una cuestión socieconómica.

También ha visto que los maltratadores pueden ser de todas las edades: niños, adolescentes, adultos jóvenes, adultos maduros, adultos de la tercera edad.

“Cuál sea el origen al menos desde mi punto de vista como policía no lo he encontrado, porque he visto que es en todas las edades, todas las clases sociales y no sé si sea porque (las personas) acumulan demasiado sentimientos, energía, no sé, pero agredir o maltratar un animal yo creo que lo hacen como una válvula de escape”.

Desatiende población de Chilpancingo campaña de esterilización gratuita para perros en situación de calle

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Ayuntamiento de Chilpancingo

Chilpancingo

Después de que el Ayuntamiento de Chilpancingo anunciara una campaña de 500 esterilizaciones gratuitas para perros en situación de calle, sólo acudió 30 por ciento de las personas que agendaron una cita para llevar a las caninos de sus colonias, denunció el director del Centro de Control Canino y Felino, Filiberto Pérez de la Cruz.

El obejtivo de la campaña es reducir la población canina en situación de calle, la cual, de acuerdo con asociaciones protectoras de animales, es de más de 65,000 perros.

La campaña inició ayer y culminó hoy. Durante este fin de semana esterilizaron 250 perros, en un mes y medio se esterilizarán otros 250.

La convocatoria fue únicamente para perros y perras en situación de calle, para los caninos con familias, el Centro de Control ofrece esterilizaciones a bajo costo siempre.

De acuerdo con Pérez de la Cruz, para esta primera etapa de esterilizaciones, inscribieron a 250 personas, pero al momento de las esterilizaciones sólo acudieron 75 personas a su cita.

El resto no se presentó ni llamó para cancelar.

«Tuvimos que ir a las colonias a invitar gente a que trajeran a los perros, sí se anotaron, pero de las que estaban pre anotadas faltó el 70 por ciento», mencionó Pérez de la Cruz.

Los lugares de quienes no cancelaron la cita no se perdieron, las sustituyeron para perros de otras colonias.

Las colonias que tienen detectadas con mayor población de perros en situación de calle son Jardínes de Zinnia, la CNOP, Fraccionamiento La Nuez y las colonias de la perifería de la ciudad.

Pérez de la Cruz consideró que hubo buena difusión de la campaña, pero faltó compromiso y resposabilidad por parte de la población para llevar a los perros.

Llamó a la ciudanía a no desaprovechar esta campaña y a ser responsables al momento de inscribirse y apartar una fecha.

Las esterilizaciones las realizaron en el Centro de Control Canino

«Creo que es una gran oportunidad, es la primera vez que se ve esto en un municipio y desaprovechar la situación está complicado».

Sobre los resultados de la campaña, Pérez de la Cruz mencionó que aún no puede dar la cantidad de cuantos nacimientos se previenen, porque todavía no se tienen los datos precisos del número de hembras esterilizadas.

Datos de asociaciones protectoras de animales indican que por cada camada, una perra puede parir entre seis y ocho cachorros cada ocho meses.

Después de tres meses de conflicto Manolín se va de La Roqueta

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Redes 

Chilpancingo

El burro Manolín fue retirado de la isla de La Roqueta, en Acapulco, después de permanecer en el lugar dos meses y de varios conflictos entre asociaciones protectoras de animales, de servicios turísticos e instituciones gubernamentales.

Esta mañana, Manolín fue retirado de manera voluntaria por el secretario de la Asociación Pro Defensa de la Isla de la Roqueta, el empresario Alejandro Martínez Sídney, principal impulsor de que el burro permaneciera en la isla con fines turísticos.

Manolín fue ingresado a La Roqueta por iniciativa de la Asociación Pro Defensa de La Roqueta, que dirige Robyn Sidney Gordon, madre de Martínez Sidney.

Ángeles López Sotelo, representante de la Fundación de Apoyo a Comunidades Vulnerables y Sin Voz (Fundacom – Bienestar animal), principal impulsora de que Manolín fuera retirado de la isla celebró esta acción.

«Estamos contentas de que finalmente fue retirado porque se estaban violentando sus derechos. Hay dominios básicos que los médicos veterinarios tienen establecidos como el dominio a la comida y al agua, a la parte emocional, al ambiente y a la atención médica y se estaban violando estas cinco libertades básicas», mencionó López Sotelo.

Después de esta decisión, Fundacom y Adopta a un amigo A C emitieron un boletín de prensa en el que agradecieron a la Semaren, a la Secretaría de Marina y a diversas asociaciones protectoras de animales, por su labor en pro del bienestar animal.

En este boletín pidieron al titular de la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg), Carlos Toledo Manzur, que «reflexione sobre su capacidad ética y profesional».

Esto debido a que Toledo Manzur aseguró durante todo el proceso que Manolín no era víctima de maltrato animal.

«No es necesario que haya sangre o huesos quebrados para tipificar el maltrato animal», mencionó en entrevista López Sotelo.

Desde el ingresó de Manolín a la isla, el 7 de mayo pasado, diversas asociaciones protectoras de animales denunciaron que esa acción era maltrato animal.

Además que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren) detectó una serie e irregularidades en los trámites de ingreso de Manolín a la isla.

Estas denuncias hicieron que el 24 de mayo, en una sesión extraordinaria del Consejo Consultivo Ciudadano para la Atención y Bienestar de los Animales, acordó retirar a Manolín de la isla.

Los argumentos que establecieron para el retiro de Manolín fue el incumplimiento en la legislación ambiental y la violación de la Ley 491 de Bienestar Animal del estado, así como la falta de permisos de la Secretaría de Marina que acreditaran el ingreso de Manolín.

Aun con los resolutivos, al acuerdo no se le dio cumplimiento y durante junio y julio el destino de Manolín fue discutido por las asociaciones protectoras y la Asociación Pro Defensa de la Roqueta, esta última se negaba a retirlo de la isla y la Semaren había determinado que el burro sufría maltrato animal.

Las instituciones del gobierno estatal aseguaron no tener jurisdicción para retirar a Manolín de La Roqueta, porque sólo le correspondía a la Secretaría de Marina, dependencia federal aque administra la isla.

La mañana de hoy Manolín fue sacado de la isla. En un video publicado por Martínez Sidney se le escucha decir que regresará al rancho de Azoyu, de donde salió originalmente.

Martínez Sidney aseguró que fue por la intervención de la gobernadora, Evelyn Salgado Pineda, que retiraton el burro después de llegar a un acuerdo con los turisteros que consiste en remodelar varias zonas de la isla para atraer el turismo.

 

Frijola, el otro caso de maltrato animal que sigue sin judicializarse

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Especial 

Chilpancingo

A tres meses del envenenamiento de Frijola, una perra mestiza, que fue adoptada por Nancy Sandoval de la Cruz, originaria de Ometpec, en la Costa Chica, no hay avances en la investigación y sigue sin judicializarse porque la Fiscalía General del Estado (FGE) no envía el resultado de la muesta de la comida que la habría envenenado.

Frijola fue envenenada el 18 de abril pasada. Consumió alimento que le dio una vecina.

Nancy había salido de Ometepec, se enteró del envenenamiento a su regreso, entonces interpuso la demananda ante el Ministerio Público (MP) de Ometepec. Logró que la FGE abriera una carpeta de investigación por maltrato o crueldad animal.

Berenice «N» fue identificada como la agresora, es vecina de Nancy, se desempeña como enfermera en el Centro de Salud de Ometepec. Berenice había mostrado intolerancia hacia los animales .

Después de que Nancy interpuso la denuncia recibió amenazas verbales por parte del ex esposo de la agresora, cree que para que desistiera de la denuncia.

Pero Nancy la presentó; por ahora está detenido el proceso porque aún no está el resultado del análisis a la muestra de la comida que ingirió Frijola y que le habría provocada la muerte.

«Supuestamente está trabado en Chilpancingo porque no han mandando el resultado del análisis de esa muestra (de comida); ya tiene mucho tiempo que se mandó», mencionó Nancy.

Nancy ya solicitó dos veces por oficio que sea agilizado ese trámite para que el caso de Frijola avance y se judicialice, la respuesta fue que «el documento está trabado en Chilpancingo».

«La negligencia ha sido desde acá (Ometepec). La perito entregó la muestra casi un mes después de que hizo su trabajo se inspección, y de ahí el MP se tardó otros 15 días o más en mandarla a Chilpancingo y es la fecha que no responden nada de allá».

La falta de protocolos por parte de la FGE para este tipo de casos que, de acuerdo con Nancy, no es común que denuncien, afecta en la investigación.

Además de la falta de empatía por quienes están en esas áreas.

«No sólo falta mucha empatía, sino que realmente se conozcan los protocolos para la investigación de estos casos».

Nancy solicitó a la FGE que enviara a un perito vetrinario que viajara a Ometepec para hacer la exhumación del cadáver de Frijola y se tomaran directamente las pruebas.

«La veterinario dijo que no, que ya había pasado algo de tiempo y que no iban a encontrar las sustancias en el animalito».

El caso de Frijola ocurrió días antes del caso de Stich, un perro en situación de calle que fue golepeado por comerse un pan de una panadería en la colonia Lomas del Poniente en Chilpancingo, y que días después falleció por la golpiza brutal.

El caso de Stich se judicializó la semana pasada. Nancy considera que fue por las marchas, demandas y el impacto que generó el caso.

De acuerdo con Nancy, en Ometepec es común el envenenamiento de perros que denuncian en redes sociales, pero no de manera formal.

Al caso de Frijola también se suma el de Keiko, un perro que fue asesinado a balazos en Ometepec el 24 de abril por un hombre identificado como Apolonio, quien se bajó de su automóvil y le disparó.

Una de la versiones que contaron los pobladores es que Keiko caminaba junto al menor de 13 años sobre una banqueta, y se topara con un niño de tres años, quien se asuntó al verlo, por lo que el padre mató al perro.

El 8 de mayo, Apolonio, el agresor de Keiko, fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Ometepec, y dijo ser originario del municipio de Tlacoachistlahuaca; estaba en estado de ebriedad y aceptó haber disparado contra el animal.

La familia humana de Keiko y el agresor llegaron a un arreglo por 7,000 pesos, con lo que el agresor quedó en libertad.

En ambos casos de Keiko y Frijola, la Ley de Bienestar Animal 491 no fue aplicada aun con las pruebas que presentaron sus familias humanas.

Stich, un parteaguas en casos de maltrato animal en Guerrero

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

El caso de Stich, perro que murió después de ser golpeado por comerse el pan de una panadería, es un parteaguas y marca un precedente para otros casos de maltrato animal en Guerrero.

Stich era un perro en situación de calle, vivía en la colonia Lomas del Poniente, el jueves 28 de abril entró a una panadería del lugar, se comió un pan y por esa acción el dueño del establecimiento lo atrapó y lo golpeó hasta dejarlo herido de gravedad.

Tres días después Sitch falleció a consecuencia de sus heridas.

A través de Facebook se viralizó el caso, con un video donde una vecina de la colonia Lomas del Poniente grabó al canino con evidentes golpes y rastros de sangre en distintas partes del cuerpo.

Por su caso varias organizaciones de bienestar animal y sociedad civil exigieron justicia y castigo a los responsables, por lo que se interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Después de varias protestas en la capital para exigir a las autoridades castigo al agresor de Stich, la denuncia surtió efecto casi tres meses después, donde finalmente el 20 de julio un juez de control vinculó a proceso a Francisco “N” por agredir a Stich.

“Este es el primer caso de maltrato, hay muchos casos (de maltrato animal) pero este es el primero al que se le dio todo el seguimiento desde el inicio”, mencionó Lili Yareth Nájera, una de las cuidadoras de Stich.

“Es algo complicado desde el inicio porque son vueltas, son trámites, entonces nosotros como familia decidimos desde el inicio seguir todo el procedimiento”, agregó Lili Yareth.

El caso aún no termina, el juez dictó un plazo de 60 días para ampliar las investigaciones, por lo que aún no hay sentencia condenatoria en contra de Francisco “N”.

“Nos sentimos contentos porque se va aplicar la ley y quedará como ejemplo para muchas personas que maltratan y dañan a los animalitos”, dijo Lili Yareth.

Sitch llegó a la colonia Lomas del Poniente cuando era un cachorro. Estaba desnutrido y sin fuerzas; lo cuidaron Cinthya y Yareth Nájera, hermanas y vecinas de la colonia: lo alimentaron, lo bañaron y se encargaron de sus vacunas.

“Vamos a esperar la sentencia del juez para ver qué es lo que dictamina con todas las evidencias en la carpeta de investigación”, mencionó Lili Yareth.

Las cuidadoras de Stich sabían que el proceso sería largo, por lo que mediante el apoyo de asociaciones protectoras de animales y rescatistas independientes dieron seguimiento al caso y estuvieron pendientes del avance.

Asociaciones protectoras de animales también celebraron la determinación y lo consideran un hecho histórico que «marcará un antes y un después en casos de maltrato animal», mencionó la representante de Fundación Tesan, Izelt Anaya Cortés.

«El caso de Stich representa un avance para Guerrero ya que la sociedad debe tener presente que el maltrato animal es un delito y que existen sanciones, que aunque tardan, ya existe esa posibilidad», agregó Anaya Cortés.

Con el caso de Stich, las actvistas y asociaciones de protección animal esperan que se visibilicen otros casos de maltrato animal como el de Katrín, que sigue en la impunidad y el de nueve perros envenenados en la Facultad de Ciencias Naturales, en Chilpancingo.

Un caso que mencionó Anaya Cortés es el de Manolín, el burro que fue ingresado a la isla de la Roqueta para fines turísticos y que las asociaciones denunciaron como un caso de maltrato animal.

«Lo que nos deja de aprendizaje el caso de Stich es la importancia de la denuncia, y de la paciencia de sus cuidadoras por seguir todos los procesos en el Ministerio Público y ahora en el juzgado», dijo Anaya Cortés.

Asociaciones protectoras de animales celebraron este avance, el caso de Stich es el primer caso de maltrato animal en el estado en ser judicializado.

Organizaron diversas marchas para exigir que se aplicara la Ley 491 de Bienestar Animal.

Por su parte la Secretaría de Medio Ambiente y Recurso Naturales de Guerrero (Semaren) también se pronunció al respecto y celebró que se judicializara el caso.

“Hoy estamos haciendo historia todos juntos, y es un gran parteaguas de que a partir de lo que sucedió con Stich, que fue una desgracia, Stich va ser la bandera de más animales que sufran maltrato animal”, mencionó la directora del área de Bienestar Animal de la Samaren, Greta Fuentes de María.

Fuentes de María llamó a las personas a denunciar de manera formal el maltrato animal para que se apliquen las sanciones correspondientes.

El caso de Stich es un precedente para los demás casos de animales maltratados.

Aún hay casos en los que no se tiene respuesta, como el de Frijolita, una perra que fue envenenada en Ometepec, y el de Katrín, un perro del Fraccionamiento La Nuez que hallaron en bolsas negras asfixiado y con huellas de que fue torturado.

En el caso de Katrín hubo una denuncia formal que, de acuerdo con una de sus cuidadoras, la FGE le dio carpetazo sin explicar los motivos.

 

Permanencia de animales en La Roqueta, “un capítulo de vergüenza de maltrato animal”, Semaren

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Gobierno Municipal Acapulco

Chilpancingo

La introducción del burro Manolín y de más animales silvestres que no pertenecen a la isla de La Roqueta son parte de un “capítulo de vergüenza del maltrato animal” en Guerrero, consideró la jefa de área del Bienestar Animal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren), Greta Fuentes de María.

El caso de Manolín es la punta del iceberg de años que introdujeron de manera ilegal a la isla.

“La gente tomaba decisiones arbitrarias, sin tomar en cuenta el impacto ecológico y el bienestar animal, porque ahorita Manolín es mediático, pero tenemos informes de Coqueta que vivió y murió en esa isla y de otro burro sin nombre que vivió y murió”, mencionó Fuentes de Maria.

La funcionaria de la Semaren mencionó el caso del zoológico de La Roqueta que fue inaugurado en 1990 por órdenes de la esposa del entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu, Fernanda Riveroli.

Dicho zoológico fue administrado por el DIF estatal y cerrado en 2005, según reportan medios locales, porque dicha dependencia se declaró insolvente para mantener el espacio.

“Tenemos también el zoológico que hubo que fue todo un capítulo de vergüenza de maltrato animal, de quien permitió la introducción de animales silvestres en cautiverio que los llevó a la muerte y al maltrato, previo a eso tenemos a los burros borrachos, otro capítulo de maltrato”, dijo Fuentes de María.

El próximo lunes, adelantó, la Semaren, la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Guerrero (Propaeg) y la Dirección de Ecología de Acapulco entregarán a la Secretaría de Marina (Semar) sus dictámenes sobre la situación del burro Manolín para que sea esta última instancia la que determine la permanencia o retiro del burro.

«Ahí es donde se van a volver a dar todo los detalles acerca de la investigación que se ha llevado a cabo por parte de las diferentes instancias y se va a tomar una decisión de si se queda o no se queda el ejemplar”, mencionó.

Manolín ingresó a La Roqueta el 7 de abril del 2023 por los movimientos que hizo la Asociación Pro Defensa de la Isla de la Roqueta, que dirige Robyn Sídney Gordón, madre del presidente de la Camara Nacional de Comercio-Servicios Turísticos (Canaco-Servitur) Acapulco, Alejandro Martínez Sídney.

Desde su ingreso diferentes asociaciones protectoras de animales buscan que Manolín sea retirado de La Roqueta, por considerar su estancia en ese lugar turístico como maltrato animal.

Ante estas denuncias intervino la Semaren y la Propaeg, instituciones que en dos dictámenes llegaron a conclusiones distintas.

Al final será la Marina la que determine el destino de Manolín.

 

Llaman protectores de animales a adoptar para bajar cifra de perros en situación de calle

Sólo en Chilpancingo hay 65,000. El Centro de Control Canino y Felino tiene en adopción a 14, uno de ellos es Conciencia, una perra que fue rescatada con sus cachorros en pleno parto en la calle


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Conciencia es una perra mestiza de color negro, tiene unos tres años y fue rescatada por el Centro de Control Canino y Felino de Chilpancingo hace un año, cerca de una tienda departamental, al sur de la ciudad, cuando paría a sus cachorros.

Además de tener a sus cachorros, Conciencia estaba enferma de moquillo, una enfermedad infectocontagiosa de origen viral de alta morbilidad y mortalidad que afecta a los perros.

La nombraron Conciencia en el Centro de Control Canino y Felino donde llegó con sus cachorros, por su color; es el animal que lleva más tiempo ahí.

A un año de que la rescataron, espera ser adoptada y así tener una familia humana que cuide de ella.

Conciencia es parte de los 14 canes que están en el Centro de Control Canino y Felino, que fueron rescatados a través de reportes que hacen los ciudadanos y que esperan ser adoptados.

Conciencia estuvo en la Expo Feria Canina Adopta no Compres, organizada por el Centro de Control Canino y Felino que depende del Ayuntamiento de Chilpancingo, por el Día Internacional del Perro.

El objetivo de esta expo feria es que se de una oportunidad a los perros rescatados de tener un familia, así como apoyar a diversas asociaciones defensoras de animales que también llevaron algunos perros en adopción.

De acuerdo con el director del Centro de Control Canino y Felino, Filiberto Pérez de la Cruz, a través de la difusión que se le dio a la expo feria, se logró que se adoptaran a seis cachorros del Centro de Control.

En este centro también tienen canes de edad avanzada, como Viejita, quien es una perra que llegó hace unos meses; la rescataron cerca del área de las preparatorias con sarna. Calculan que Viejita tiene más de 10 años, lo que la convierte en la perra más longeva del Centro de Control.

Los datos sobre perros en situación de calle no se han actualizado, según esos datos, hay más de 65,000 perros en situación de calle en la capital, Pérez de la Cruz mencionó que aun cuando no hay actualización de estos datos, considera que la cifra aumentó.

En esta expo feria también participaron algunas asociaciones protectoras de animales como Elígeme Casa Hogar de Gatos Adultos, quienes rescatan a gatos adultos y enfermos en situación de calle; los cuidan, los alimentan, les brindan tratamiento médico y posteriormente los ponen en adopción.

Los perros y gatos se entregan esterilizados, vacunados y desparasitados.

Para adoptar se necesita credencial de elector, CURP, comprobante de domicilio y verificar que se tenga un espacio adecuado para los animales, además de solvencia económica que permita darle una calidad de vida al perro o gato adoptado.

En Chilpancingo no hay cultura del bienestar animal

De acuerdo con Pérez de la Cruz en Chilpancingo no existe una cultura de cuidado hacia los animales.

«Queremos tener un pensamiento y estilo de vida diferente, hay tanto perro en la calle que podemos adoptar, la parte importante es que luego dicen ya está grande y es agresivo, pero no, se adaptan y son muy agradecidos», dijo Pérez de la Cruz.

«Muchos de los perros que tenemos tuvieron dueño y fueron abandonados y es el mismo caso con los más de 65,000 que hay en la capital», agregó.

Para evitar que el número de perros y gatos aumente, también se planea una campaña de esterilización gratuita para 500 perros en situación de calle.

Salir de la versión móvil