Cancelan encuentro para la conservación de la flora y Fauna, acusan desinterés de la Semaren

Texto: Itzel Urieta

Chilpancingo

 

El Primer Encuentro Nacional para la Conservación y Bienestar de la Flora y Fauna de México fue cancelado por el biólogo Manuel Alfonso Anzaldo Meneses, quien lo estaba organizando.

Anzaldo Meneses acusó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales Guerrero (Semaren), a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a a la Secretaría de Bienestar y a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, de no interesarse por la Unidades de Medio Ambiente (Umas) ni los Predios de Manejo de Vida Silvestre (Pimvs).

El encuentro se realizaría los días 8, 9 y 10 de septiembre del 2022 en las instalaciones del Parque Papagayo, en Acapulco.

El biólogo anunció la cancelación de este encuentro en favor de la flora y fauna a través de las redes sociales, por donde tenía una amplia difusión.

“Los acuerdos y convenios que alegremente firman son solo documentos vacíos en los cuales, los actores detonantes siguen ausentes”, se quejó el biólogo.

Fernando Ruiz Gutiérrez, jefe de Departamento de Vida Silvestre, informó que esta actividad no era organizado por Semaren Guerrero.

Explicó que Anzalda Meneses se acercó a ellos para solicitar apoyo, el cual brindaron como Secretaría.

“Fue más bien un tema de logística y mala organización, él (Anzalda Meneses) se acercó a nosotros y nos pidió apoyo, pero ya faltaban 15 días. Entre permisos y oficios se fue el tiempo. Apoyamos en todo lo que estuvo en nuestras posibilidades”.

Ruiz Gutiérrez también explicó que se ofrecieron otras alternativas como sede del evento porque en el Parque Papagayo se cobra, trataron de gestionar que el costo disminuyera.

En este encuentro participaría Ruiz Gutiérrez con una ponencia sobre el jaguar, tema que trabaja desde hace varios años.

Por los comentarios emitidos, Ruiz Gutiérrez lamentó el mal entendido por parte de Anzalda Meneses y externó su apoyo y disposición (siempre y cuando se avise con anticipación), por si el encuentro se retoma.

Relleno sanitario de Acapulco daña medio ambiente, Semaren pide que se apliquen medidas

Texto: ​Jesús Guerrero

Fotografía: Especial

Chilpancingo

 

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) dio a conocer un informe en donde comprobó que el relleno sanitario de Acapulco daña al medio ambiente.

La dependencia emplazó a las autoridades de este municipio a que apliquen medidas correctivas de forma urgente.

El titular de esta Secretaría, Ángel Almazán Juárez, dijo que recomendaron a los funcionarios de la Dirección de Ecología de Acapulco y a la directora del relleno sanitario construir una nueva celda de emergencia.

Los trabajos de supervisión que realizaron autoridades ambientales en el relleno sanitario ubicado en el sitio conocido como Paso Texca es por la serie de denuncias que se han dado a conocer a través de las redes sociales sobre el ecocidio.

«El relleno sanitario de Acapulco está desbordado, los lixiviados inundan el lugar y están yéndose a los mantos acuíferos así como al río Texca», escribió en su cuenta de Twwiter, Ramiro Solorio Almazán, dirigente del Movimiento Ciudadano (MC) en este municipio.

«Una de las recomendaciones que hicimos es que se deben de realizar obras necesarias para evitar el derrame de lixiviados sobre todo en esta temporada de lluvias», expresó Almazán Juárez.

Indicó que se van a realizar estudios de suelo y agua para determinar el nivel de contaminación del relleno sanitario.

En este vertedero que está a cielo abierto se depositan diariamente 800 toneladas de basura.

En temporada de vacaciones el número es de mil y hasta mil 200.

«Después de los resultados de los estudios que haremos de los daños naturales podríamos presentar un plan de remediación del sitio contaminado», expresó el funcionario estatal.

Almazán Juárez aseguró que el relleno sanitario no está saturado.

De las 104 hectáreas del relleno, sólo utiliza el ayuntamiento un 40 por ciento de residuos.

«El personal que labora en el relleno sanitario no compacta debidamente los residuos y no los cubre con material biológico para que se eviten los malos olores y el escurrimiento de los lixiviados hacia las partes bajas», dijo.

Según el funcionario, este miércoles se corrigió el derrame de lixiviados en una de las tres tinas del relleno sanitario.

Almazán Juárez afirmó que debido a las lluvias esa tina se saturó de lixiviados y provocó su derramamiento hacia las partes bajas.

En agosto del 2021, derivado de la acumulación de la basura tirada en las calles y las irregularidades ambientales del relleno sanitario, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriseg) emitió una alerta sanitaria al municipio de Acapulco.

Esto ocurrió durante la administración municipal de la también morenista Adela Román Ocampo.

En mayo de este 2022, con la actual alcaldesa Abelina López Rodríguez, la Copriseg levantó esta alerta sanitaria.

«La anterior administración municipal no manejó bien el relleno sanitario y eso derivó en que se emitiera una alerta que ya se levantó pero ya hicimos la recomendación a las actuales autoridades que contraten más personal y maquinaria para operar el relleno», expuso el funcionario.

La operatividad de este relleno sanitario género una serie de protestas y bloqueos de parte de los pepenadores.

En marzo de este año, los pepenadores cerraron el relleno sanitario para exigir a las autoridades municipales que ordene a los trabajadores recolectar el material como el fierro, aluminio y botellas de plástico.

Hasta ahora, son los pepenadores quienes recolectan material y es lo que les genera un sustento económico.

 

Te puede interesar: La negligencia, el camino hacia el feminicidio de Magdalena Aguilar

Desaparecen tres tigres que incautó el Ejército en Quechultenango

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Oficial

6 de marzo del 2022

Chilpancingo

 

Los tres tigres que mediante un operativo realizado por el Ejército Mexicano y Guardia Nacional incautaron e integrantes de un grupo delictivo en el municipio de Quechultenango el pasado 15 de febrero, están desaparecidos, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Señala que en febrero, personal de la PROFEPA Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Fiscalía Estatal, el Ejército, Ministerio Público y la Guardia Nacional realizaron un operativo (en Quechultenango) para transportar tres tigres y al llegar al lugar donde estaban asegurados los felinos la jaula se encontraba abierta, vacía, limpia, sin restos de excretas, orina, alimentos o sangre.

«Actualmente la Procuraduría está realizando una investigación», indica esta dependencia federal.

«Se hace una atenta invitación a evitar la difusión de información no confirmada, a fin de aumentar las probabilidades de encontrar a los ejemplares con vida», afirma.

El pasado 17 de febrero un día después de que 50 elementos del Ejército Mexicano y 20 agentes ministeriales estatales fueron retenidos por unos 500 pobladores de Quechultenango, la Fiscalía General del estado informó que durante los operativos que realizaron en esa zona lograron incautar tres tigres que estaban encerrados en una jaula.

El comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Enrique Martínez López y el Secretario de Seguridad Pública estatal, Evelio Méndez Gómez negociaron con los pobladores para que liberaran a los soldados y agentes ministeriales firmando una minuta de acuerdos.

Parte de los puntos acordados fue dejar en libertad a Jesús Flores, uno de los detenidos por el Ejército además de que las autoridades federales y estatales deberán de informar al ayuntamiento de Quechultenango de sus operativos en esta zona para que en estos participen la policía municipal y la llamada policía comunitaria.

La Fiscalía General del estado dio a conocer que como resultado de ese mismo operativo realizado durante esos días (antes de la retención del Ejército y agentes estatales) en Quechultenango que es la cabecera de este municipio y en la localidad de Tlanicuilulco, un individuo fue detenido, se decomisaron 28 kilos de marihuana, once vehículos, autopartes, un arma de grueso calibre y cartuchos útiles.

En el caso de los tres tigres quedaron bajo resguardo en su jaula.

Debido a que la delegación de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (PROFEPA) no contaba con jaulas y un zoológico donde llevar a los felinos se retrasó el operativo para realizar el rescate.

El pasado 26 de febrero después de que la PROFEPA tuviera listas las tres jaulas para los tigres decidió movilizar a su personal con acompañamiento del Ejército, Ministerio Público, Guardia Nacional, se trasladaron a Quechultenango para el rescate de los felinos.

El plan era de llevar a los tigres a una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) al parecer la que está ubicada en el municipio de Tecpan de Galeana.

El pasado viernes, en las redes sociales se difundió una fotografía donde aparecen los tres tigres del municipio de Quechultenango aparentemente muertos.

«Lo que pudo haber pasado es de que los dueños de esos tigres regresaron y se los llevaron», dijo una fuente del gobierno estatal.

Al respecto, en entrevista con el encargado de despacho de la delegación estatal de la PROFEPA, Omar Magallanes Telumbre, negó que los tigres estén muertos.

«Ninguna autoridad reconoce esa parte (que estén muertos) porque no se sabe, pero son parte de las investigaciones que está llevando a cabo la Fiscalía», expresó el funcionario federal.

Te puede interesar: ¿Dónde están los tigres asegurados en Quechultenango la noche del 16 de febrero?

Profepa: los tres tigres de Quechultenango están bajo custodia de la Fiscalía local

La Semaren, la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero y el zoológico Zoochilpan están en espera de indicaciones para coadyuvar en el resguardo y posterior traslado de los felinos a un lugar adecuado para su cuidado


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez / Archivo

23 de febrero 2022

Chilpancingo

Los tres tigres que fueron asegurados en Quechultenango están bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó el encargado de despacho de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Omar Magallanes Telumbre.

Vía telefónica, Magallanes Telumbre, afirmó que debido a las condiciones en que fueron asegurados los tres felinos-dos hembras y un macho-, no es procedimiento de Profepa intervenir, hasta que la Fiscalía realice las investigaciones correspondientes.

De acuerdo con información de la FGE, los tres tigres fueron asegurados en un operativo conjunto en el municipio de Quechultenango, zona donde opera el grupo del crimen organizado denominado Los Ardillos.

En el operativo de seguridad participaron elementos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional y Policía Ministerial y duró tres días, comenzó el día 13 y concluyó el 16 de febrero.

Dicho operativo concluyó porque alrededor de 200 pobladores de Quechultenango retuvieron a 50 militares y 20 policías ministeriales por algunas horas, la condición para liberarlos fue que se retiraran de la zona y para hacer rondines serán acompañados por elementos de la Policía Municipal.

Después de que los elementos de seguridad fueron expulsados, la FGE informó a través de un comunicado que fue durante un operativo que aseguró a los tres tigres, además de 11 vehículos, cinco inmuebles donde había autopartes, armas de uso exclusivo del Ejército y 28 kilos de hierba seca parecida a la marihuana.

Por el momento, y de acuerdo con información de Profepa, los tigres se encuentran bajo resguardo de la FGE.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (Propeg) y el zoológico Zoochilpan están en espera de indicaciones para coadyuvar en el resguardo y posterior traslado de los felinos a un lugar adecuado para su cuidado.

De acuerdo con el director del Zoochilpan, José Rubén Nava Noriega, sería difícil mantener en el estado a los tres felinos, debido a su tamaño y sus necesidades porque aquí en Guerrero no existe la infraestructura para cuidarlos.

“Un tigre aquí en Zoochilpan se devora 3 pollos al día, y los espacios que tenemos son muy reducidos para albergar a tres animales de ese tamaño”, mencionó.

Agregó que se necesita que para los tres felinos haya un área de cuarentena adecuada, ya que es necesario saber en qué condiciones de salud llegan y en caso de tener enfermedades no contaminar a los que viven en el zoológico.

La propuesta de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales es que los tres tigres sean ubicados en zoológicos fuera del estado.

Fuentes extraoficiales informaron que los tres tigres siguen en la misma jaula en el patio de una casa ubicada en la cabecera del municipio de Quechultenango.

 

¿Dónde están los tigres asegurados en Quechultenango la noche del 16 de febrero?

De acuerdo con Ángel Almazán Juárez, titular de Semaren ni ellos ni la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (Propeg) tuvieron contacto con los tigres


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oficial y Amílcar Juárez

23 de febrero de 2022

Chilpancingo

 

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) desconoce el paradero de los tres tigres pantera que fueron asegurados por la Fiscalía General del Estado (FGE), Guardia Nacional y Ejército Mexicano tras el operativo del pasado 16 en Quechultenango.

La dependencia quedó en espera de la notificación para trasladar a los felinos a un lugar seguro, luego del cateo en ese municipio, de donde son los principales líderes de un grupo criminal, de acuerdo a las autoridades, donde además de los animales exóticos incautaron 11 vehículos con reporte y drogas.

De acuerdo con Ángel Almazán Juárez, titular de Semaren ni ellos ni la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (Propeg) tuvieron contacto con los tigres.

Más de 200 pobladores retuvieron por más de cinco horas a elementos del Ejército y a 20 agentes ministeriales estatales en respuesta de este operativo coordinado por las fuerzas federales.

Los ministeriales y soldados fueron dejados en libertad después que el Secretario de Seguridad Pública estatal, Evelio Méndez Gómez y el comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Enrique Martínez López firmaron una minuta de acuerdos donde se establece que en los operativos que realice el Ejército en esa zona serán en coadyuvancia con la policía municipal de Quechultenango y la llamada policía comunitaria.

En entrevista telefónica, Almazán Juárez, contó que cuando la FGE aseguró a los tigres se avisó a Semaren para que buscaran donde resguardarlos para su posterior cuidado. Debido a la falta de infraestructura y espacio en el Zoochilpan se pretendía que los tres felinos fueran trasladados a un zoológico fuera del estado, donde recibirían la atención adecuada.

El personal de Semaren esperó la notificación oficial para tener acceso a los tigres y comenzar las labores de traslado a través de la Propeg, pero la FGE ya no les notificó nada.

Días después del primer aviso por parte de la FGE y mientras Semaren y Propeg esperaban la notificación oficial, los pobladores de Quechultenango expulsaron a las fuerzas de seguridad que días antes aseguraron a los tres felinos, junto con armas de fuego y vehículos.

En comunicados de prensa, las autoridades informaron que ese día se incautaron: “Cinco inmuebles donde se encontraron autopartes, entre ellos 10 puertas de vehículos de diferentes marcas, 7 radiadores, 7 condensadores, 7 salpicaderas, 3 cofres, 2 tableros, un medallón, así como 2 motores y 4 vehículos desarmados también con informe de robo”.

En el operativo se decomisaron 28 kilos de hierba verde con características de la marihuana, 11 vehículos, autopartes, tres tigres, un arma de uso exclusivo del Ejército y fuerza aérea, cartuchos útiles y objetos tecnológicos diversos que fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Sin rastro de los felinos

Almazán Juárez dijo que Semaren desconoce dónde están esos tigres, la última información fue la que todos conocen, que los aseguraron los agentes de la FGE.

“Yo quisiera dar más información, pero la realidad es que Semaren desconoce el paradero de esos tres felinos, la FGE ya no nos informó nada”, comentó.

En el zoológico de Chilpancingo llegan algunas especies rescatadas de distintas situaciones, por esta razón Amapola periodismo buscó al director del Zoochilpan para preguntar si ellos sabían del paradero de los felinos.

Aunque el director del Zoochilpan, José Rubén Nava Noriega, dijo que también desconoce dónde están los felinos.

“Yo no tengo información de dónde terminaron los tigres, de hecho, también me gustaría saber para poder ayudar”, mencionó.

Nava Noriega dijo no tener acercamiento con las instituciones que aseguraron a los tigres, pero espera que pronto se puedan poner en contacto para brindarles a los felinos la atención que requieren.

De acuerdo con los procedimientos institucionales es mediante oficio que se les notifica a las dependencias las actividades o colaboraciones que realizan, y de acuerdo con Nava Noriega el Zoochilpan no recibió ningún documento donde se mencionan a los felinos.

El personal del Zoochilpan reconoce que es imposible mantener a tres tigres en sus instalaciones por cuestiones de espacio, alimento y salubridad, pero Nava Noriega dice que eso no es impedimento para apoyar en labores de diagnóstico y traslado de los animales, una labor que por ley le corresponde.

Las leyes de bienestar animal indican que los zoológicos tienen que coadyuvar en el cuidado de animales rescatados.

Nava Noriega indica que la llegada de los felinos puede servir para que las instituciones se den cuenta de la importancia y carencia de los zoológicos en el cuidado y preservación animal.

En el boletín emitido por la FGE un día después del operativo, la dependencia dijo que los tres tigres se pusieron a disposición de la autoridad competente, aunque en realidad Semaren, Propeg, y el Zoochilpan desconocen dónde están.

Salir de la versión móvil