Desaparecen tres tigres que incautó el Ejército en Quechultenango

Desaparecen tres tigres que incautó el Ejército en Quechultenango

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Oficial

6 de marzo del 2022

Chilpancingo

 

Los tres tigres que mediante un operativo realizado por el Ejército Mexicano y Guardia Nacional incautaron e integrantes de un grupo delictivo en el municipio de Quechultenango el pasado 15 de febrero, están desaparecidos, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Señala que en febrero, personal de la PROFEPA Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Fiscalía Estatal, el Ejército, Ministerio Público y la Guardia Nacional realizaron un operativo (en Quechultenango) para transportar tres tigres y al llegar al lugar donde estaban asegurados los felinos la jaula se encontraba abierta, vacía, limpia, sin restos de excretas, orina, alimentos o sangre.

«Actualmente la Procuraduría está realizando una investigación», indica esta dependencia federal.

«Se hace una atenta invitación a evitar la difusión de información no confirmada, a fin de aumentar las probabilidades de encontrar a los ejemplares con vida», afirma.

El pasado 17 de febrero un día después de que 50 elementos del Ejército Mexicano y 20 agentes ministeriales estatales fueron retenidos por unos 500 pobladores de Quechultenango, la Fiscalía General del estado informó que durante los operativos que realizaron en esa zona lograron incautar tres tigres que estaban encerrados en una jaula.

El comandante de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Enrique Martínez López y el Secretario de Seguridad Pública estatal, Evelio Méndez Gómez negociaron con los pobladores para que liberaran a los soldados y agentes ministeriales firmando una minuta de acuerdos.

Parte de los puntos acordados fue dejar en libertad a Jesús Flores, uno de los detenidos por el Ejército además de que las autoridades federales y estatales deberán de informar al ayuntamiento de Quechultenango de sus operativos en esta zona para que en estos participen la policía municipal y la llamada policía comunitaria.

La Fiscalía General del estado dio a conocer que como resultado de ese mismo operativo realizado durante esos días (antes de la retención del Ejército y agentes estatales) en Quechultenango que es la cabecera de este municipio y en la localidad de Tlanicuilulco, un individuo fue detenido, se decomisaron 28 kilos de marihuana, once vehículos, autopartes, un arma de grueso calibre y cartuchos útiles.

En el caso de los tres tigres quedaron bajo resguardo en su jaula.

Debido a que la delegación de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (PROFEPA) no contaba con jaulas y un zoológico donde llevar a los felinos se retrasó el operativo para realizar el rescate.

El pasado 26 de febrero después de que la PROFEPA tuviera listas las tres jaulas para los tigres decidió movilizar a su personal con acompañamiento del Ejército, Ministerio Público, Guardia Nacional, se trasladaron a Quechultenango para el rescate de los felinos.

El plan era de llevar a los tigres a una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) al parecer la que está ubicada en el municipio de Tecpan de Galeana.

El pasado viernes, en las redes sociales se difundió una fotografía donde aparecen los tres tigres del municipio de Quechultenango aparentemente muertos.

«Lo que pudo haber pasado es de que los dueños de esos tigres regresaron y se los llevaron», dijo una fuente del gobierno estatal.

Al respecto, en entrevista con el encargado de despacho de la delegación estatal de la PROFEPA, Omar Magallanes Telumbre, negó que los tigres estén muertos.

«Ninguna autoridad reconoce esa parte (que estén muertos) porque no se sabe, pero son parte de las investigaciones que está llevando a cabo la Fiscalía», expresó el funcionario federal.

Te puede interesar: ¿Dónde están los tigres asegurados en Quechultenango la noche del 16 de febrero?