La búsqueda de Oso

Texto: Andrea Mendoza

Foto: Redes 

Domingo 21 de abril del 2024

Chilpancingo

 

Un perro blanco de talla mediana con el hocico amarrado con un lazo, deambulaba por la colonia del PRI desde el pasado miércoles.

Su hocico estaba hinchado como parecía que ya llevaba varios días sin poder tomar agua y comer. Su cuerpo esquelético estaba cubierto de lodo, fue hasta el miércoles pasado cuando vecinos de la colonia del PRI pidieron ayuda por medio de redes a la rescatista independiente Mary Palacios.

Mary Palacios recibió la denuncia desde la mañana y al instante pausó sus tareas personales diarias y fue a la colonia del PRI para comenzar una búsqueda que hasta el día de hoy no para.

El primer día la rescatista hizo tres jornadas de búsqueda, en la mañana, tarde y noche. Algunos de sus seguidores se acercaron para auxiliarla.

Sus seguidores le decían diferentes paraderos donde habían visto por última vez a un perro con el hocico amarrado. La búsqueda del primer día no tuvo éxito.

El perro con aproximadamente dos días completos sin poder abrir el hocico de manera normal y saciar sus ganas de hambre debía estar débil y hambriento.

En el segundo día de búsqueda una persona contactó a la rescatista por medio de redes sociales para comentar que aquel perro con el hocico amarrado podría ser de ella.

El perro respondía al nombre de Oso y abogaron que hace tres semanas elementos de la Guardia Nacional recorrieron la colonia del PRI en busca de perros callejeros para llevarlos al centro de control y bienestar animal canino y felino, la dueña de Oso preguntó si habían visto a su perro a lo que ellos negaron.

Comentó que Oso siempre ha vivido dentro de su casa y lo tienen desde que era un cachorro, apenas tiene dos años, la dueña se siente preocupada porque en las fotos recientes del perro, que posiblemente sea Oso, su hocico parece muy lastimado por el cordón apretado que tiene.

La esperanza no pasó, en el tercer día Oso fue visto en el boulevard del muerto por la colonia del PRI, los vecinos comentaron que intentaron ayudarlo pero Oso estaba alerta ante cualquier contacto, tenía miedo de ser atacado nuevamente.

Ese día también se dió a conocer la noticia de que hallaron a un canino muerto en una colonia cercana a la del PRI, lo habrían dejado envuelto y amarrado en una barranca. Al parecer la razón de su muerte fue un atropellamiento.

Las dudas de que fuera Oso se hicieron visibles, el perro era color blanco y de talla mediana.

No era Oso pero fue uno de esos perros callejeros de los cuales los conductores no tienen cuidado ni respeto en los señalamientos.

En el cuarto día la ayuda no cesó e incluso veterinarios rescatistas y población se unieron a la búsqueda mediante brigadas y dinero en efectivo que usarían como recompensa para incentivar la búsqueda.

La suma del rescate llegó hasta 4,000 pesos. El día de ayer se convocó a una maxi brigada en punto de las seis y media de la tarde en la colonia del PRI para buscar a Oso.

Una vez más la búsqueda no tuvo éxito pero hallaron muchos perros que al igual que Oso son violentados día con día, algunos atropellados, con sarna o desnutridos por la falta de agua y comida que carecen a diario.

La búsqueda de Oso no se detendrá en su nuevo lema que la comunidad chilpancinguense promovió dice hasta encontrarte.

El calor de la última semana en chilpancingo fue desgastante físicamente para toda la ciudadanía, para Oso que no puede beber agua ni sentirse cómodo físicamente por el lazo que cubre todo su hocico es un tormento.

Amapola Periodismo pide que si has visto a Oso trates de quitarle el lazo o asegurarlo y hacer el reporte a algún rescatista para que Oso pueda ser atendido de manera inmediata.

Agresor de Stich podría pagar solo cuatro mil pesos para evitar el juicio

Solicitó al juez la suspensión condicional al proceso y pagar los gastos médicos de Stich a sus cuidadoras para resarcir el daño


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

Chilpancingo

Francisco «N» presunto agresor de Stich, perro que murió después de ser golpeado por comerse un pan de una panadería, solicitó al juez del caso una suspensión condicional al proceso para evitar ir a juicio y propuso a las cuidadoras de Stich pagar los gastos médicos.

De acuerdo con el asesor jurídico de Josefina García Jiménez, una de las cuidadoras de Stich, José Saúl Gante Carballido, la llamada suspensión condicional al proceso es un procedimiento al que tiene derecho el imputado, en este caso Francisco «N», para evitar ir a juicio y llegar a un acuerdo con la denunciantes.

Esta solicitud la realizaron durante la segunda audiencia del caso de Sitch, realizada el lunes 4 de septiembre en la Ciudad Judicial, en Chilpancingo.

Con la llamada suspensión condicional, Francisco «N» propuso al juez y a las denunciantes pagar los gastos médicos que las cuidadoras de Stich realizaron para tratar de salvarle la vida, cantidad que asciende aproximadamente a 4,000 pesos, además de una serie de restricciones como son no salir del país, no tomar alcohol y asistir a terapia psicológica.

El juez determinará si la suspensión es aceptada en la audiencia del próximo 18 de septiembre.

«El juez no lo aceptó por el momento porque todavía no está claro quién es la víctima directa, si la señora Josefina, o su hija (ambas cuidadoras de Stich), entonces se dio una fecha para el 18 de septiembre para verificar esa parte», mencionó Gante Carballido.

El abogado, quien se especializa en derecho penal de los animales, explicó que el juicio contra Francisco»N» aún no inicia porque «en este momento hay un receso y en la audiencia del 18 de septiembre el juez tiene que ver si acepta la suspensión que propone el imputado o se inicia el juicio».

En este momento el caso está en la fase de investigación, por lo que el juicio no inicia.

Stich era un perro comunitario que el 27 de abril de este 2023 entró a una panadería en la colonia Lomas del Poniente, se comió un pan y Francisco «N» lo golpeó, lo dejó gravemente herido y falleció por las heridas de los golpes, cuatro días después.

Lili, quien por los últimos cinco años se encargó de cuidarlo, lo levantó y lo llevó a qué recibiera atención veterinaria.

Ahí le dijeron que Stich tenía una policontución desde el hocico hasta el cráneo. El sangrado del hocico se debió a que perdió las dos muelas y presentaba algunos huesos rotos.

Para García Jiménez, quien denunció a Francisco N por maltrato animal, la suspensión no es la solución al tema, ella desea que sea sancionado conforme a la ley, o en su caso, se le imponga una multa que sirva para donar alimento y campañas de esterilización para asociaciones protectoras de animales y rescatistas independientes.

«Espero que la autoridad actue con imparcialidad, y claro que no vulnere el derecho del imputado, pero si dejar el precedente a las autoridades, de que efectivamente son los vigilantes legales de los animales no humanos y los seres sintientes», mencionó Gante Carballido.

 

Este texto es parte de una iniciativa de Amapola periodismo para sensibilizar a la sociedad acerca del respeto y cuidado de los animales.

En Amapola Periodismo creemos que los altos índices de violencia en México, expresado principalmente en la tasa de homicidios, están relacionados a la falta de respeto a la vida.

El cuidado o maltrato a los animales silvestres y domésticos demuestran nuestra calidad humana.

¡No maltrates, protege!

Elementos de la Guardia Nacional atropellan a dos perros en situación de calle en Acapulco; uno murió

Habitantes de Acapulco que expusieron los hechos mediante redes sociales interpusieron denuncia contra los guardias por la agresión contra los canes


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Captura de video

20 de agosto del 2023

Chilpancingo

 

Elementos de la Guardia Nacional que circulaban en una patrulla atropellaron a dos perros en situación de calle el viernes pasado, durante un rondín en la calle Durango de la colonia Progreso, en Acapulco.

Este caso se hizo viral debido a que el video se difundió mediante redes sociales y fue compartido por asociaciones protectoras de animales y rescatistas independientes.

En el video se observa como tres perros se acercaron y ladraron al paso de una camioneta de la Guardia Nacional que iba cargada de elementos.

Uno de los perros corrió hacia otro lado, es decir, nunca fue arrollado, pero dos sí. Este par quedó enfrente de la patrulla, pero uno fue alcanzado por las llantas delanteras en movimiento y después le pasó encima la camioneta. El elemento que la conducía nunca detuvo la patrulla, por lo que usuarios en redes sociales suponen que la acción fue intencionada.

En el video se escuchó el llanto del perro lesionado.

La asociación protectora de animales Colitas Costeñas condenó el hecho y llamó a las autoridades a aplicar la Ley 491 de Bienestar Animal.

“Los elementos de la Guardia Nacional de manera criminal ni siquiera se detuvieron para prestar auxilio a los perritos. Un perro está muy grave, si alguien sabe quiénes son los vecinos que los auxiliaron, por favor dígales que queremos ayudar como sea, que por favor nos contacten”, se lee en una publicación realizada por Colitas Costeñas.

Otro usuario que compartió su indignación ante el hecho fue Ramiro Solio Almazán, ex regidor de Acapulco, quien auxilió a los canes e informó mediante su Facebook que uno era hembra y falleció.

Solorio Almazán interpuso la denuncia por maltrato animal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que se abrió una carpeta de investigación.

“Pedimos que no haya impunidad y que se finquen responsabilidades a los elementos de la Guardia Nacional para establecer un precedente y no vuelva a ocurrir un acto tan inhumano”, escribió Solorio Almazán en su Facebook.

Esta agresión se da en un contexto donde la ciudadanía y asociaciones protectoras de animales hacen visibles los actos maltrato que ocurren en diferentes municipios y exigen a las autoridades correspondientes la aplicación de la Ley.

Un precedente importante para los animalistas ocurrió el 20 de julio pasado, cuando un juez vinculó a proceso a Francisco “N”, agresor del perro Stich, que murió a causa de los golpes que le propinó por comerse un pan en una panadería ubicada en la colonia Lomas del Poniente, en Chilpancingo.

Stich era un perro en situación de calle que fue golpeado de manera brutal el 28 de julio, los golpes le provocaron múltiples fracturas, y días después su muerte.

Desde ese momento, sus cuidadores y diversas asociaciones realizaron diversas marchas para exigir justicia.

Momentos donde una patrulla de la Guardia Nacional atropelló a dos perros en situación de calle en Acapulco. Foto: Captura de video.

 

Frijola, el otro caso de maltrato animal que sigue sin judicializarse

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Especial 

Chilpancingo

A tres meses del envenenamiento de Frijola, una perra mestiza, que fue adoptada por Nancy Sandoval de la Cruz, originaria de Ometpec, en la Costa Chica, no hay avances en la investigación y sigue sin judicializarse porque la Fiscalía General del Estado (FGE) no envía el resultado de la muesta de la comida que la habría envenenado.

Frijola fue envenenada el 18 de abril pasada. Consumió alimento que le dio una vecina.

Nancy había salido de Ometepec, se enteró del envenenamiento a su regreso, entonces interpuso la demananda ante el Ministerio Público (MP) de Ometepec. Logró que la FGE abriera una carpeta de investigación por maltrato o crueldad animal.

Berenice «N» fue identificada como la agresora, es vecina de Nancy, se desempeña como enfermera en el Centro de Salud de Ometepec. Berenice había mostrado intolerancia hacia los animales .

Después de que Nancy interpuso la denuncia recibió amenazas verbales por parte del ex esposo de la agresora, cree que para que desistiera de la denuncia.

Pero Nancy la presentó; por ahora está detenido el proceso porque aún no está el resultado del análisis a la muestra de la comida que ingirió Frijola y que le habría provocada la muerte.

«Supuestamente está trabado en Chilpancingo porque no han mandando el resultado del análisis de esa muestra (de comida); ya tiene mucho tiempo que se mandó», mencionó Nancy.

Nancy ya solicitó dos veces por oficio que sea agilizado ese trámite para que el caso de Frijola avance y se judicialice, la respuesta fue que «el documento está trabado en Chilpancingo».

«La negligencia ha sido desde acá (Ometepec). La perito entregó la muestra casi un mes después de que hizo su trabajo se inspección, y de ahí el MP se tardó otros 15 días o más en mandarla a Chilpancingo y es la fecha que no responden nada de allá».

La falta de protocolos por parte de la FGE para este tipo de casos que, de acuerdo con Nancy, no es común que denuncien, afecta en la investigación.

Además de la falta de empatía por quienes están en esas áreas.

«No sólo falta mucha empatía, sino que realmente se conozcan los protocolos para la investigación de estos casos».

Nancy solicitó a la FGE que enviara a un perito vetrinario que viajara a Ometepec para hacer la exhumación del cadáver de Frijola y se tomaran directamente las pruebas.

«La veterinario dijo que no, que ya había pasado algo de tiempo y que no iban a encontrar las sustancias en el animalito».

El caso de Frijola ocurrió días antes del caso de Stich, un perro en situación de calle que fue golepeado por comerse un pan de una panadería en la colonia Lomas del Poniente en Chilpancingo, y que días después falleció por la golpiza brutal.

El caso de Stich se judicializó la semana pasada. Nancy considera que fue por las marchas, demandas y el impacto que generó el caso.

De acuerdo con Nancy, en Ometepec es común el envenenamiento de perros que denuncian en redes sociales, pero no de manera formal.

Al caso de Frijola también se suma el de Keiko, un perro que fue asesinado a balazos en Ometepec el 24 de abril por un hombre identificado como Apolonio, quien se bajó de su automóvil y le disparó.

Una de la versiones que contaron los pobladores es que Keiko caminaba junto al menor de 13 años sobre una banqueta, y se topara con un niño de tres años, quien se asuntó al verlo, por lo que el padre mató al perro.

El 8 de mayo, Apolonio, el agresor de Keiko, fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Ometepec, y dijo ser originario del municipio de Tlacoachistlahuaca; estaba en estado de ebriedad y aceptó haber disparado contra el animal.

La familia humana de Keiko y el agresor llegaron a un arreglo por 7,000 pesos, con lo que el agresor quedó en libertad.

En ambos casos de Keiko y Frijola, la Ley de Bienestar Animal 491 no fue aplicada aun con las pruebas que presentaron sus familias humanas.

Stich, un parteaguas en casos de maltrato animal en Guerrero

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

El caso de Stich, perro que murió después de ser golpeado por comerse el pan de una panadería, es un parteaguas y marca un precedente para otros casos de maltrato animal en Guerrero.

Stich era un perro en situación de calle, vivía en la colonia Lomas del Poniente, el jueves 28 de abril entró a una panadería del lugar, se comió un pan y por esa acción el dueño del establecimiento lo atrapó y lo golpeó hasta dejarlo herido de gravedad.

Tres días después Sitch falleció a consecuencia de sus heridas.

A través de Facebook se viralizó el caso, con un video donde una vecina de la colonia Lomas del Poniente grabó al canino con evidentes golpes y rastros de sangre en distintas partes del cuerpo.

Por su caso varias organizaciones de bienestar animal y sociedad civil exigieron justicia y castigo a los responsables, por lo que se interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Después de varias protestas en la capital para exigir a las autoridades castigo al agresor de Stich, la denuncia surtió efecto casi tres meses después, donde finalmente el 20 de julio un juez de control vinculó a proceso a Francisco “N” por agredir a Stich.

“Este es el primer caso de maltrato, hay muchos casos (de maltrato animal) pero este es el primero al que se le dio todo el seguimiento desde el inicio”, mencionó Lili Yareth Nájera, una de las cuidadoras de Stich.

“Es algo complicado desde el inicio porque son vueltas, son trámites, entonces nosotros como familia decidimos desde el inicio seguir todo el procedimiento”, agregó Lili Yareth.

El caso aún no termina, el juez dictó un plazo de 60 días para ampliar las investigaciones, por lo que aún no hay sentencia condenatoria en contra de Francisco “N”.

“Nos sentimos contentos porque se va aplicar la ley y quedará como ejemplo para muchas personas que maltratan y dañan a los animalitos”, dijo Lili Yareth.

Sitch llegó a la colonia Lomas del Poniente cuando era un cachorro. Estaba desnutrido y sin fuerzas; lo cuidaron Cinthya y Yareth Nájera, hermanas y vecinas de la colonia: lo alimentaron, lo bañaron y se encargaron de sus vacunas.

“Vamos a esperar la sentencia del juez para ver qué es lo que dictamina con todas las evidencias en la carpeta de investigación”, mencionó Lili Yareth.

Las cuidadoras de Stich sabían que el proceso sería largo, por lo que mediante el apoyo de asociaciones protectoras de animales y rescatistas independientes dieron seguimiento al caso y estuvieron pendientes del avance.

Asociaciones protectoras de animales también celebraron la determinación y lo consideran un hecho histórico que «marcará un antes y un después en casos de maltrato animal», mencionó la representante de Fundación Tesan, Izelt Anaya Cortés.

«El caso de Stich representa un avance para Guerrero ya que la sociedad debe tener presente que el maltrato animal es un delito y que existen sanciones, que aunque tardan, ya existe esa posibilidad», agregó Anaya Cortés.

Con el caso de Stich, las actvistas y asociaciones de protección animal esperan que se visibilicen otros casos de maltrato animal como el de Katrín, que sigue en la impunidad y el de nueve perros envenenados en la Facultad de Ciencias Naturales, en Chilpancingo.

Un caso que mencionó Anaya Cortés es el de Manolín, el burro que fue ingresado a la isla de la Roqueta para fines turísticos y que las asociaciones denunciaron como un caso de maltrato animal.

«Lo que nos deja de aprendizaje el caso de Stich es la importancia de la denuncia, y de la paciencia de sus cuidadoras por seguir todos los procesos en el Ministerio Público y ahora en el juzgado», dijo Anaya Cortés.

Asociaciones protectoras de animales celebraron este avance, el caso de Stich es el primer caso de maltrato animal en el estado en ser judicializado.

Organizaron diversas marchas para exigir que se aplicara la Ley 491 de Bienestar Animal.

Por su parte la Secretaría de Medio Ambiente y Recurso Naturales de Guerrero (Semaren) también se pronunció al respecto y celebró que se judicializara el caso.

“Hoy estamos haciendo historia todos juntos, y es un gran parteaguas de que a partir de lo que sucedió con Stich, que fue una desgracia, Stich va ser la bandera de más animales que sufran maltrato animal”, mencionó la directora del área de Bienestar Animal de la Samaren, Greta Fuentes de María.

Fuentes de María llamó a las personas a denunciar de manera formal el maltrato animal para que se apliquen las sanciones correspondientes.

El caso de Stich es un precedente para los demás casos de animales maltratados.

Aún hay casos en los que no se tiene respuesta, como el de Frijolita, una perra que fue envenenada en Ometepec, y el de Katrín, un perro del Fraccionamiento La Nuez que hallaron en bolsas negras asfixiado y con huellas de que fue torturado.

En el caso de Katrín hubo una denuncia formal que, de acuerdo con una de sus cuidadoras, la FGE le dio carpetazo sin explicar los motivos.

 

Manolín sigue en La Roqueta; Comité Insular pospone otra vez reunión para determinar su situación 

Texto: Itzel Urieta

Fotografía:

23 de julio del 2023

Chilpancingo

 

 

El Comité Insular de La Roqueta pospuso ya en dos ocasiones la sesión para determinar si el burro Manolín permanece o es retirado de esta isla de Acapulco.

Este Comité, en el que participan todas las instituciones involucradas, como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren), la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg), la Dirección Municipal de Ecología de Acapulco y la Secretaría de Marina (Semar).

La reunión se tenía prevista para el pasado viernes, pero fue pospuesta para hoy.

Esta tarde el titular de la Semaren, Ángel Almazán Juárez, informó a Amapola, periodismo transgresor que la reunión fue cancelada y pospuesta para la próxima semana.

En esta reunión todas las dependencias presentarían sus dictámenes ante la Marina para que sea esta dependencia la que decida el destino de Manolín.

Mientras el tiempo pasa, Manolín continúa en La Roqueta y de acuerdo con informes de asociaciones de bienestar animal, es víctima de maltrato animal.

La Roqueta es propiedad federal, por lo que su administración depende exclusivamente de la Marina. Ni Propaeg ni Semaren tienen jurisdicción para intervenir.

Entonces, la permanencia de Manolín en la La Roqueta depende únicamente de la Marina, aunque su retiro genera opiniones divididas entre las distintas instituciones del gobierno estatal.

El burro Manolín en la isla de La Roqueta. Foto: Ayuntamiento de Acapulco.

 

Caso de Stich, primer caso de maltrato animal en ser judicializado

Vinculan a proceso a su agresor


Texto: Itzel Urieta
Fotografía:
20 de julio del 2023

Chilpancingo

Un juez vinculó a proceso a Francisco “N”, agresor del perro Stich, que murió después de ser golpeado por comerse un pan en una panadería ubicada en la colonia Lomas del Poniente, en Chilpancingo.

Este es el primer caso que se judicializa en materia de maltrato animal en Guerrero.

La tarde de hoy fue la primera audiencia de control sobre el caso de Stich, un perro en situación de calle que murió después de que el dueño de una panadería lo golpeara de manera brutal el pasado 28 de abril.

Después de tres meses, en la audiencia de hoy, realizada en la sala tres de Ciudad Judicial, en Chilpancingo, se logró la vinculación a proceso de Francisco “N”, identificado como el agresor de Stich.

La audiencia inició a las dos de la tarde y culminó cerca de las cuatro.

En la audiencia Francisco “N” fue señalado como el autor material del asesinato de Stitch, a quien vincularon a proceso por el delito de maltrato animal y se le dictaron medidas cautelares.

Las medidas cautelares dictadas por el juez fueron que Francisco “N” firmará en el juzgado cada 15 días y no podrá salir del país.

Francisco “N” aún no es sentenciado ni declarado culpable, por lo que solicitó 60 días para ampliar las investigaciones; una próxima audiencia será el 20 de septiembre.

“Nos sentimos contentos porque a pesar de que el proceso es muy lento, se va aplicar la ley y quedará como ejemplo para muchas personas que maltratan y dañan a los animalitos”, dijo Lili Yaneth Nájera, una de las cuidadoras de Stich.
Stich tenía dos cuidadoras, Cinthya y Lili Yaneth Nájera, ellas cuidaron de Stich cuando llegó a la colonia Lomas del Poniente.

Fueron ellas quienes interpusieron una denuncia por maltrato animal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), después de la agresión a Stich.

Organizaron marchas para exigir a las autoridades correspondientes castigo al culpable.

Asociaciones protectoras de animales, rescatistas independientes y sociedad en general se unieron a la exigencia de justicia.

Asociaciones protectoras de animales marchan para exigir un alto al maltrato animal y exigir justicia por los perros y gatos asesinados en Chilpancingo. Foto: Óscar Guerrero.

 

Denuncian casos de envenamiento de perros en la Facultad de Ciencias Naturales de la Uagro

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales (Facina) de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), rescatistas independientes y sociedad civil marcharon esta tarde en Chilpancingo para exigir justicia por ocho perros asesinados en dicha institución.

De acuerdo con Monserrat Jorge Rodríguez, estudiante de séptimo semestre de la Facultad, ya suman ocho perros envenenados dentro de la Facultad.

El primer caso que registraron en ese plantel fue el de Chilindrino, un perro de raza doberman que acudía a la facultad y era alimentado por los alumnos.

Monserrat dejó de ver a Chilindrino y se enteró de que lo habían evenenado.

«Me enteré de que lo habían envenenado y que lo habían sacado de la facultad y lo habían dejado en el Huacapa», comentó.

Chilindrino tenía familia humana, pero era común verlo en la Facultad, como a otros animales. Monserrat comentó que un familiar de Chilindrino le confirmó que lo habían envenedado y no lo pudieron salvar.

Monserrat agregó que en la Facultad todos los perro y gatos que llegan a la escuela son alimentados y cuidados por los alumnos, y nunca fueron agresivos con nadie, aún así son envendedados y se sospechan de varios trabajadores del plantel.

Otro caso que los alumnos tienen identificado es el de Chicharrón, un perro mestizo que hace un año fue envenedado y salvado por los alumnos; seis meses después volvió a ser envenenado y falleció.

El caso más reciente es el de Canela y Travis, que el pasado 24 de junio fue hallada muerta en las inmediaciones del plantel.

Canela, un mes antes de su asesinato parió ocho cachorros y después de su muerte los estudiantes dejaron de verlos.

Otros perros envenenados son Igor y Coffe.

Por todos estos casos, la tarde hoy un grupo de estudiantes de la Facultad, acompañados por asociaciones protectoras de animales y sociedad civil marcharon para exigir a las autoridades investiguen los hechos.

La marcha comenzó pasadas la seis de la tarde del Monumento a Las Banderas y avanzó rumbo al norte de la ciudad hasta llegar a la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac.

En un breve mintin los estudiantes mencionaron que interpondrán una denuncia ante la Secretaría de Medio Ambiente del municipio de Chilpancingo para que inicie una investigación.

 

Marchan en Chilpancingo contra el maltrato animal

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Asociaciones protectoras de animales, rescatistas independientes y sociedad civil marcharon este domingo en Chilpancingo para en exigencia de un alto al maltrato animal, y que las autoridades castiguen a los maltratadores de animales y a los culpables del caso Zoochilpan.

Esta marcha fue una iniciativa a nivel nacional convocada después del caso de Scooby, un perro del Estado de México, quien falleció después de que un sujeto lo arrojó a un caso con aceite hirviendo.

Sergio «N», presunto agresor de Scooby, fue detenido el 30 de mayo, exactamente un día después de cometer el delito de maltrato animal, 24 horas después de su detención un juez dictó prisión preventiva.

En Guerrero, las asociaciones exigen el mismo castigo para los casos de Stich, un perro que fue golpeado cuando ingresó a una pandería en la colonia Lomas del Poniente y se robó un pan.

Por esa acción el dueño de la panadería le propinó un golpiza a Stich; quedó con daños severos y dos días después falleció.

Otro caso es el de Katrim, un perro callejero del fraccionamiento La Nuez, que fue hallado asesinado en una bolsa negra con signos de tortura.

«Tenemos muchos casos de maltrato y demandas, tal vez sólo 1 por ciento son atendidas y no como una resolución, sino con otra contestación, estamos exigiendo justicia y la aplicación de la Ley de Bienestar Animal», mencionó Zazil Meza Fernández, presidenta de la asociación Latidos de Vida.

Llamaron a la ciudadanía a respetar a los animales y a ser dueños responsables.

«Queremos la regularización de la venta de cachorros, que sean dueños responsables», agregó Izelt Anaya Gregorio, de fundación Tesan.

La marcha salió del Monumento a Las Banderas, recorrió las avenidas Lázaro Cárdenas y Juan Álvarez hasta llegar al zócalo de la capital.

En el edificio Vicente Guerrero hicieron una parada y gritaron algunas consignas contra la Procuraduría de Protección al Ambiente (Propaeg).

«¡Propaeg escucha, ponte a trabajar!», «¡Propaeg atiende las demandas!», gritaron los manifestantes.

Lo mismo hicieron en el Ayuntamiento, realizaron una parada. «¡Ecología escucha, esta es tu lucha!», fue otra consigna que gritaron.

A la marcha también asistieron los organizadores del foro Análisis del Zoológico Zoochilpan, entre los que están el ex secretario de Semaren, Octavio Kilimek Alcaraz, y el empresario y veterinario Jorge Silva Camacho, quienes exigieron un seguimiento al caso del zoológico y, sobre todo, resultados.

A esta petición se sumaron los integrantes de las asociaciones protectoras de animales, quienes pidieron a la Secretaría de Contraloría Interna, del gobierno estatal, un informe de los resultados de la auditoría, para deslindar responsabilidades y den con el paradero de los cuatro watusis y una cebra que extrajeron del zoológico.

La marcha concluyó en la Plaza Civica Primer Congreso de Anáhuac, donde realizaron una obra de teatro sobre el maltrato animal y el nulo apoyo que hay de las instituciones judiciales y ministeriales para castigar a los agresores.

También leyeron un pliego petitorio que entregarán al Poder Ejecutivo, en el que platean que asigne un presupuesto anual para el bienestar animal, difundir la Ley 491 de Bienestar Animal, campañas masivas de esterilización y la creación de albergues para perros y gatos maltratados y en situación de calle, multas y sanciones para los agresores de animales y la instauración de la Policía Ecológica.

En la impunidad, asesinatos y maltrato contra animales en Guerrero

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero (Archivo)

30 de mayo del 2023
Chilpancingo

 

Aun cuando el maltrato animal ya es catalogado como delito en todas sus modalidades, en redes sociales abundan denuncias públicas de casos de maltrato contra perros y gatos, muchas de ellas no son formalizadas y no hay sanciones contra los agresores.

Datos que tiene la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren) es que a nivel estatal sólo hay cinco denuncias formales por maltrato animal, de las cuales aún no hay resultados  y tampoco sanciones para los agresores.

La Ley 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero establece que las instancias indicadas para denunciar casos de maltrato animal son la Fiscalía General del Estado (FGE), la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg) y los ayuntamientos.

De esas tres instancias sólo la FGE tiene las atribuciones de sancionar de manera jurídica el maltrato animal. De ahí la importancia, según las asociaciones protectoras de animales, de que haya denuncias formales por maltrato a los animales.

Asociaciones protectoras de animales, como Tesan, a diario reciben de cinco a 10 denuncias, sólo en Chilpancingo, de algún caso de maltrato animal del que las personas se percatan en la calle o con sus vecinos, pero muchas de estas denuncias no pasan de ser llamados en redes sociales o solicitudes para que las asociaciones intervengan.

Las 10 denuncias diarias que recibe Tesan se contraponen con las cinco denuncias formales de las que da cuenta la Semaren que tiene en los últimos meses. Estos datos son sólo de una asociación de varias que existen en Chilpancingo; todas reciben denuncias.

Tener mascotas en las azoteas, amarrados, sin agua ni comida, abandonarlos y atentar contra su integridad son sólo algunos de los tipos de maltrato que sanciona la Ley 491.

Los casos de los que tiene registro la Semaren son el el Stich, Katrin, mascotas que por el nivel de violencia ejercida contra ellas trascendieron y cientos de personas salieron a exigir justicia.

El caso más reciente es el de Stich, un perro callejero que era cuidado por los vecinos de la colonia Lomas del Poniente. El 27 de abril, después de entrar a una panadería y comerse un pan, Stich fue golpeado por el dueño del negocio. A los tres días de que le propinaron la golpiza Stich falleció por los golpes.

El caso conmocionó a la sociedad de Chilpancingo, por lo que se organizaron marchas e interpusieron una denuncia ante la FGE que no ha trascendido.

El caso de Katrín fue el de otro perro que fue brutalmente asesinado y por el que continúan exigiendo justicia.

El 10 de agosto del 2022, Katrin fue hallado muerto dentro de una bolsa de basura en una barranca cercana al fraccionamiento La Nuez, por el crimen, vecinos exigieron a las autoridades que se cumpla la Ley de Bienestar Animal y se castigue a los responsables, nada eso ha sucedido.

El cadáver de Katrín fue hallado dentro de una bolsa negra con signos de tortura, tenía varios huesos rotos; se cree que murió asfixiado dentro de La Bolsa. También por el asesinato de Katrín hay una denuncia ante la FGE.

El caso más reciente es de Frijola, tal como lo documentó Amapola, periodismo transgresor, era una perra mestiza adoptada que fue envenenada en Ometepec; el caso también fue denunciado ante la FGE.

Una integrante de la familia humana de Frijola, Nancy Sandoval, identificó a la responsable; hay pruebas y testigos y aún así la FGE no ha actuado.

Agatha, una perra que en el Fraccionamiento La Nuez de Chilpancingo, el mismo lugar donde asesinaron a Katrin, sufrió abuso sexual.

Por el hecho hay una denuncia ante la Propaeg y la Dirección de Medio Ambiente de Chilpancingo. De acuerdo con la información de Semaren los denunciantes no quisieron interponerla ante el Ministerio Público.

Otra denuncia es por Goliat, por el cargo de negligencia,  porque su familia humana lo dejó sin tratamiento médico por un cáncer que padecía; la denuncia tanmpoco llegó a la FGE.

De estas cinco denuncias formales, hasta el momento, la FGE o la autoridad competente no ha determinado sanciones, por lo que los casos continúan en la impunidad.

A pesar que en la mayoría de los casos se tiene identificado al agresor, su domicilio y el móvil del delito, las autoridades ministeriales no aceleran los procesos para sancionarlos.

El maltrato se debe denunciar

La coordinadora de Bienestar Animal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guerrero (Semaren), Gretta Fuentes de María, expuso que es importante realizar las denuncias formales ante las instancias correspondientes para apliquen la ley y haya castigo para los agresores de animales.

En agosto del 2022, Tlapa de Comonfort, en la región Montaña, se convirtió en el primer municipio del estado en sancionar a dos personas por maltrato animal.

Fuentes de María considera que muchas personas no denuncian el maltrato animal porque desconocen la legislación y porque normalizan el maltrato a los animales. No saben que hay una ley que los protege.

Otra de las causas es que no se denuncia es por miedo o por evitar conflictos con los vecinos o personas conocidas.

 

Con arreglo de 7,000 pesos quedó libre un individuo que asesinó a balazos a un perro en Ometepec

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Facebook Ayuntamiento de Ometepec 

8 de mayo del 2023

Chilpancingo

 

La Secretaría de Seguridad Pública de Ometepec informó que ayer por la tarde detuvo al agresor de Keiko, un perro Pastor Alemán asesinado a balazos el 24 de abril pasado en esa cabecera municipal de Costa Chica, pero que después de un acuerdo de 7,000 pesos con la familia del canino, quedó en libertad.

De acuerdo con un boletín emitido por el Ayuntamiento de Ometepec, el agresor de Keiko fue detenido después de una averiguación previa y «apoyándose de las cámaras de video vigilancia donde sucedieron los hechos».

Apolonio, el victimario de Keiko, fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Ometepec, y dijo ser originario del municipio de Tlacoachistlahuaca; estaba en estado de ebriedad y aceptó haber disparado contra él.

«A la comandancia llegó el dueño del perro y llegaron a un arreglo, el agresor pagó la cantidad de 7,000 pesos y fue puesto en libertad al ser retirados los cargos», se lee en el comunicado.

Datos de la Ley de Bienestar Animal 491 y del Código Penal del estado contempla de seis meses a seis años de prisión y multas de 250 a 500 veces el salario mínimo a quien practique maltrato animal.

En el caso de Keiko no se aplicó ninguna multa con base a la ley, sólo fue un acuerdo entre las partes afectadas.

Keiko fue asesinado cuando acompañaba a uno de sus humanos a una tienda de autoservicio en Ometepec.

Una de las versiones que contaron los pobladores es que Keiko caminaba junto a un menor de 13 años sobre una banqueta, ambos se toparon con un niño de tres años, quien se asustó al ver a perro, y el padre del niño mató a Keiko.

La familia de Keiko sostuvo que siempre fue un perro tranquilo, que durante sus cuatro años nunca agredió a nadie. “Tuvo una muerte injusta”, mencionaron.

En las redes sociales se hizo viral un video donde se ve al hombre cómo le dispara al perro en plena calle de Ometepec, en la región de la Costa Chica.

Keiko se retorcía del dolor en la calle sin que alguien lo auxiliara. Finalmente Keiko quedó tirado en la calle. Ahí murió.

Habitantes de Ometepec denunciaron que en esa ciudad el matrato animal se ha normalizado.

Por ejemplo, hace unas semanas, una mujer acudió ante el Ministerio Público del Fuero Común de esa ciudad para denunciar a una persona que presuntamente había envenenado a su perra.

Pero además esa misma persona es sospechosa de envenenar a dos perros y un gato más.

 

 

 

Marchan para exigir justicia por el asesinato del perro Stich

Texto y fotografía: Itzel Urieta

7 de mayo del 2023

Chilpancingo

 

Ante los nulos avances de las autoridades en las investigaciones del caso Stich, el perro callejero que fue brutalmente golpeado por comerse un pan de una panadería, y que falleció a causa de los golpes, organizaciones protectoras de animales, sociedad civil y rescatistas independientes realizaron una marcha este sábado por las calles de Chilpancingo para exigir se aplique la Ley 491 de Bienestar Animal y los agresores sean castigados.

La marcha se realizó a ocho días de que la denuncia formal por maltrato animal fue interpuesta ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común en contra de quien resulte responsable de haber golpeado a Stich.

Dicha movilización comenzó en el Monumento a las Banderas, al sur de la capital, y avanzó al norte por las avenidas Lázaro Cárdenas y Juan Álvarez hasta concluir con un mitin y ofrenda en la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac.

Por las calles, los asistentes a las marcha gritaron varias consignas sobre bienestar animal y de justica para Stich y todos los perros y gatos que fueron golpeados, torturados y abandonados.

«Justica para Stich, justicia para todos», «Maltrato animal, trastorno mental», se escuchó.

En la Plaza Cívica los manifestantes colocaron en el piso una lona con la foto de Stich y alrededor las fotografías de perros y gatos que fueron asesinados a golpes y otros envenenados y abandonados.

Además los manifestantes prendieron una vela por cada caso denunciado durante la marcha.

Con esta actividad, los defensores y defensoras de los derechos de las mascotas pretenden visibilizar casos de maltrato animal y la inoperancia de las autoridades para sancionar a los agresores, a pesar que ya esta penado en el Código Penal del Estado y en la Ley de Bienestar Animal.

Los asistentes a la marcha firmaron un documento en el que piden a las autoridades de los tres niveles de gobierno y a los tres poderes de la entidad realizar acciones para castigar el maltrato animal, además de solicitar campañas masivas de esterilizaciones gratuitas para mascotas.

El caso Stich

Stich estuvo cuatro días en revisión, luego de que fue golpeado. El pasado jueves 27 de abril a Stich lo golpearon después de, supuestamente, ingresar a una panadería y comerse un pan, y  tratar de morder a un niño y a su abuelo.

Según versiones de vecinos, los supuestos agresores golpearon a Stich toda la noche del jueves hasta dejarlo sangrando y herido.

Los hechos ocurrieron en la colonia Lomas del Poniente, y el principal sospechoso es el propietario de la panadería.

Por los golpes, Stich tenía una policontución desde el hocico hasta el cráneo, presentaba sangrado en el hocico debido a que perdió dos colmillos, además de varios huesos rotos.

Después de cuatro días de atención médica falleció la noche del lunes 1 de mayo.

Salir de la versión móvil