Agresor de Stich podría pagar solo cuatro mil pesos para evitar el juicio

Última actualización:

Solicitó al juez la suspensión condicional al proceso y pagar los gastos médicos de Stich a sus cuidadoras para resarcir el daño


Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero / Archivo

Chilpancingo

Francisco «N» presunto agresor de Stich, perro que murió después de ser golpeado por comerse un pan de una panadería, solicitó al juez del caso una suspensión condicional al proceso para evitar ir a juicio y propuso a las cuidadoras de Stich pagar los gastos médicos.

De acuerdo con el asesor jurídico de Josefina García Jiménez, una de las cuidadoras de Stich, José Saúl Gante Carballido, la llamada suspensión condicional al proceso es un procedimiento al que tiene derecho el imputado, en este caso Francisco «N», para evitar ir a juicio y llegar a un acuerdo con la denunciantes.

Esta solicitud la realizaron durante la segunda audiencia del caso de Sitch, realizada el lunes 4 de septiembre en la Ciudad Judicial, en Chilpancingo.

Con la llamada suspensión condicional, Francisco «N» propuso al juez y a las denunciantes pagar los gastos médicos que las cuidadoras de Stich realizaron para tratar de salvarle la vida, cantidad que asciende aproximadamente a 4,000 pesos, además de una serie de restricciones como son no salir del país, no tomar alcohol y asistir a terapia psicológica.

El juez determinará si la suspensión es aceptada en la audiencia del próximo 18 de septiembre.

«El juez no lo aceptó por el momento porque todavía no está claro quién es la víctima directa, si la señora Josefina, o su hija (ambas cuidadoras de Stich), entonces se dio una fecha para el 18 de septiembre para verificar esa parte», mencionó Gante Carballido.

El abogado, quien se especializa en derecho penal de los animales, explicó que el juicio contra Francisco»N» aún no inicia porque «en este momento hay un receso y en la audiencia del 18 de septiembre el juez tiene que ver si acepta la suspensión que propone el imputado o se inicia el juicio».

En este momento el caso está en la fase de investigación, por lo que el juicio no inicia.

Stich era un perro comunitario que el 27 de abril de este 2023 entró a una panadería en la colonia Lomas del Poniente, se comió un pan y Francisco «N» lo golpeó, lo dejó gravemente herido y falleció por las heridas de los golpes, cuatro días después.

Lili, quien por los últimos cinco años se encargó de cuidarlo, lo levantó y lo llevó a qué recibiera atención veterinaria.

Ahí le dijeron que Stich tenía una policontución desde el hocico hasta el cráneo. El sangrado del hocico se debió a que perdió las dos muelas y presentaba algunos huesos rotos.

Para García Jiménez, quien denunció a Francisco N por maltrato animal, la suspensión no es la solución al tema, ella desea que sea sancionado conforme a la ley, o en su caso, se le imponga una multa que sirva para donar alimento y campañas de esterilización para asociaciones protectoras de animales y rescatistas independientes.

«Espero que la autoridad actue con imparcialidad, y claro que no vulnere el derecho del imputado, pero si dejar el precedente a las autoridades, de que efectivamente son los vigilantes legales de los animales no humanos y los seres sintientes», mencionó Gante Carballido.

 

Este texto es parte de una iniciativa de Amapola periodismo para sensibilizar a la sociedad acerca del respeto y cuidado de los animales.

En Amapola Periodismo creemos que los altos índices de violencia en México, expresado principalmente en la tasa de homicidios, están relacionados a la falta de respeto a la vida.

El cuidado o maltrato a los animales silvestres y domésticos demuestran nuestra calidad humana.

¡No maltrates, protege!