Suspenden servicio de transporte público y comerciantes cierran sus negocios por violencia en Chilpancingo

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

Cuando apenas Chilpancingo empezaba a recobrar su normalidad después de los hechos de violencia del sábado pasado, este lunes nuevamente fueron suspendidas las actividades del servicio de transporte público, los establecimientos comerciales cerraron y las calles de la ciudad quedaron vacías.

Esta situación fue generada porque unos 2,000 pobladores de comunidades de los municipios aledaños de Mochitlán, Quechultenango y Juan R Escudero, quena después de irrumpir en la ciudad se enfrentaron con elementos de la Policía Estatales y Guardia Nacional, primero en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco y después en la Autopista del Sol, al sur de esta capital.

Los manifestantes ingresaron con machetes y piedras, y retuvieron a 10 policías estatales y de la GN, además de una tanqueta que le quitaron a los propios agentes.

En la colonia Morelos, a unas cuadras del centro de la ciudad, un grupo armado atacó la base de transporte público de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec; el saldo fue un chofer muerto y dos heridos de bala.

Después de estos dos hechos de violencia, los comerciantes del mercado central Baltasar R Leyva Mancilla y empresarios cerraron sus establecimientos, suspendieron las labores en el Ayuntamiento municipal, Palacio de Gobierno y las dependencias del gobierno federal.

Las calles están solas desde entonces.

El secretario General de Gobierno, Ludwing Marcial Reynoso Núñez, informó que dialoga con una comisión de manifestantes, quienes, reconoció, tienen retenidos a 10 policías estatales y de la Guardia Nacional.

La plática con el funcionario ocurre luego de que los inconformes utilizaron la tanqueta como ariete para derribar la puerta principal del Palacio de Gobierno o sede del Ejecutivo estatal.

Las más de 2,000 personas que ingresaron permanecen en Palacio de Gobierno; también exigen la liberación de los líderes transportistas, Jesús “N” y Bernardo “N”, quienes fueron detenidos en posesión de cartuchos útiles de AK-47 y presuntamente droga.

Los dos detenidos que ya fueron trasladados esta mañana a la cárcel de Acapulco, son originarios de la comunidad de Colotlipa, municipio de Quechultenango.