Normalistas de Ayotzinapa toman caseta en autopista para recabar recursos para el internado

Texto: Beatriz García

Fotografía: Franyeli García / Archivo

8 de enero del 2021

Chilpancingo

 

Las carencias económicas y materiales de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos llevó a los estudiantes a salir a las calles a botear. Este viernes se apoderaron de las casetas de cobro de Palo Blanco y sólo a cambio de una cooperación dieron paso a los automovilistas.

 

Los normalistas llegaron a la caseta de cobro minutos después de las once de la mañana, la mayoría cubiertos del rosto o con cubrebocas.

 

En el lugar ya los esperaba el secretario de Seguridad Pública del estado, David Portillo Menchaca y el subsecretario de Asuntos Políticos del gobierno del estado, Martín Maldonado del Moral, efectivos de la Guardia Nacional y policías antimotines del estado. El fin era evitar que los estudiantes tomaran las casetas.

 

Unos 15 minutos de discusión después entre estudiantes y autoridades, los normalistas tomaron las casetas por dos horas.

 

Los normalistas se apoderaron de las plumas en las casetas de cobro. Alzaban la pluma hasta que los automovilistas daban su aportación.

 

Un normalista, que no se identificó como es costumbre entre los estudiantes de Ayotzinapa por temor a represiones, explicó que en la escuela tienen muchas necesidades y carencias que el mismo gobierno no solventa y que son parte de sus responsabilidades.

 

La Normal es un internado, es decir que el gobierno estatal también debe equiparlo con alimentos, medicamentos para la enfermería, y para todo el funcionamiento educativo, pero, denunciaron, a veces no hay medicinas ni para atender una gripa o una tos.

 

Los estudiantes como cada toma de caseta exigieron la aparición pronta y con vida de sus 43 compañeros desaparecidos en Iguala. Dijeron que ya han pasado seis años y no hay avances en las investigaciones para dar con el paradero de los estudiantes, cuando el gobierno sabe dónde están porque participaron en la desaparición.

 

“Esta normal perdió 43 compañeros que están desaparecidos, 43 familias y madres que reclaman y lloran a sus hijos, seis años que el gobierno se echa la bolita entre uno y otro”, sentenció el normalista.

 

Otro normalista lamentó que en las protestas y actividades como la de hoy, los policías y las autoridades intervengan y no lo hagan con delincuentes.

 

Las autoridades policiacas les reclamaron que estaban amedrentando a los automovilistas con esta acción, pero ellos insistieron en que la realizaban para atender necesidades en la escuela.

 

“La escuela está deteriorada tiene tiempo que no le invierte el gobierno, al contrario en lugar de que impulse la educación se ve que no le importa el gobierno”, asentó.

 

Tags

<