Empieza busqueda del niño desaparecido hace unos días en Guanajuato

Familiares y el Centro de Desarrollo Indígena Loyola iniciaron la búsqueda, porque la Fiscalía de Guanajuato y la Comisión Estatal de Búsqueda no accionaron con prontitud.


Texto: Jesús Guerrero

Foto: Cortesía del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

Martes 21 de mayo del 2024

Chilpancingo

 

Colectivos y la Comisión Estatal de Búsqueda de Guanajuato comenzaron la búsqueda del niño Javier Modesto «N», desaparecido la semana pasada en el estado de Guanajuato.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan informó que los familiares del niño y el Centro de Desarrollo Indígena Loyola iniciaron la búsqueda, debido a que la Fiscalía General de Guanajuato (FGG) y la Comisión Estatal de Búsqueda no accionaron con prontitud.

Javier Modesto, de tres años y originario de la comunidad indígena na savi Joya Real, municipio de Cochoapa el Grande, perteneciente a la Montaña de Guerrero, desapareció la tarde del 15 de mayo, mientras esperaba a sus padres que trabajaban como jornaleros en El Jaguey, municipio de La Romita, Guanajuato.

En entrevista con reporteros, Tlachinollan señaló que incluso la FGG emitió la ficha de la alerta Amber de Javier Modesto hasta que el Centro de Desarrollo Indígena Loyola presionó para ello.

Hasta el lunes 19 de mayo, la FGG y la Comisión Estatal de Búsqueda iniciaron de manera oficial la búsqueda en la zona de El Jagüey y La Romita, cabecera del municipio del mismo nombre.

De acuerdo con la información del organismo de derechos humanos, este martes 20, se organizaron tres frentes de búsqueda, uno, en el que la familia del niño desaparecido recorrerá las calles de las comunidades para pegar en lugares públicos la ficha de la alerta Amber que emitió la FGG, y pasará casa por casa para preguntar por el niño desaparecido.

Una segunda búsqueda la llevó a cabo la Comisión Estatal de Búsqueda, y otra más la Fiscalía General de Guanajuato, informó Tlachinollan.

A cinco días de la desaparición de Javier Modesto, la FGG finalmente reaccionó, debido a la presión de las autoridades, colectivos de buscadoras y el Centro de Desarrollo Indígena Loyola.

Respecto a las autoridades de Guerrero, Tlachinollan aseguró que no han colaborado en nada.

El día en que desapareció, Javier estaba sentado a la sombra de un árbol, a unos 50 metros donde sus padres Anselmo Modesto Martínez y Maura Moreno estaban trabajando en el corte del tomate, pero cuando éstos fueron por su hijo, ya no lo encontraron.

Anselmo Modesto y Maura que son originarios de la comunidad de Joya Real, del municipio de Cochoapa el Grande, en la Montaña Alta de Guerrero, junto con Javier Modesto y sus otros seis hijos salieron de su pueblo el 30 de abril de este año hacia Guanajuato para trabajar en el corte de tomate en el rancho de un empresario en la localidad de El Jagüey.

«La familia se trasladó por su propia cuenta a esa comunidad para trabajar», especificó Tlachinollan.

También mencionó que el niño Javier Modesto no habla español y que todavía es amamantado por su madre.

Tlachinollan mencionó que el niño Javier Modesto no estaba al cuidado de sus demás hermanos, porque al igual que sus padres trabajaban en el corte del tomate.

El Centro de Derechos Humanos refirió que no se tienen antecedentes de la desaparición de algún niño de Guerrero en las zonas agrícolas de estados del país donde, durante todo el año, familias de la Montaña se emplean como jornaleros.

Hasta este martes, el niño Javier Modesto no había sido localizado.

 

Power your creative ideas with pixel-perfect design and cutting-edge technology. Create your beautiful website with Zeen now.