Habitantes de la zona suburbana de Acapulco esperan el transporte público ante la suspensión parcial del servicio. Foto: Especial

Por segundo día el servicio del transporte público en Acapulco es parcial

El paro del transporte tiene un origen político, Gobernación


Texto: José Miguel Sánchez
Martes 27 de febrero del 2024
Chilpancingo

Por segundo día consecutivo el puerto de Acapulco amaneció con poco transporte público en servicio y la suspensión total en algunas rutas, esto después de un fin de semana violento contra conductores y unidades.

El servicio de autobuses de la ruta denominada zona de hospitales y de la zona suburbana del puerto siguen suspendidas.

En la zona turística y el centro de Acapulco el transporte opera con cierta normalidad, ya que hay mucha afluencia de taxis colectivos y turísticos.

Desde la mañana de ayer, la falta de unidades del transporte público ocasionó aglomeraciones en algunas bases.

Habitantes de la zona suburbana de Acapulco esperan el transporte público ante la suspensión parcial del servicio. Foto: Especial

El Acabús opera de manera normal y en sus principales estaciones hay resguardo de elementos Policía Estatal.

Las rutas que mantienen suspendido el servicio por segundo día son la Hospital-Vacacional, Hospital-Ciudad Renacimiento, Hospital-Zapata y Hospital-Primero de mayo.

Ayer comenzó un paro de labores no anunciado por parte de las mencionadas rutas, por lo que dejaron de prestar el servicio.

Ayer la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), mediante un comunicado, informó que se desplegó una operación policiaca «que atiende la seguridad en el transporte público».

La SSP aseguró que hay 200 elementos en el puerto destinados a garantizar la seguridad en el transporte público.

Algunas rutas foráneas del puerto como las de Tecpan y Atoyac también suspendieron el servicio hoy.

Esta suspensión parcial ocurre después de un fin de semana violento para los conductores del transporte y sus unidades.

El pasado sábado un autobús del servicio urbano fue atacado a balazos y el domingo dos taxis y otro autobús fueron incendiados.

Por declaraciones de algunos conductores del transporte público se menciona que esta suspensión es para exigir garantías de seguridad.

Esta es la segunda crisis del transporte público que ocurre en Acapulco en lo que va del año; en enero después de varios ataques armados, incendios de unidades y asesinatos de transportistas el servicio se suspendió por una semana.

La violencia contra el transporte es una constante este 2024, desde inicios de año se registraron ataques y asesinatos contra conductores en Chilpancingo, Taxco, Iguala y Zihuatanejo.

El director general de Gobernación, Francisco Rodríguez Cisneros, aseguró que detrás de la suspensión del servicio hay intereses políticos, aunque no precisó de quién.

«Pensamos que hay una situación irregular atrás de esta situación, una situación de carácter político», dijo Rodríguez Cisneros.

El funcionario estatal aseguró que en Acapulco hay operaciones permanentes del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal para garantizar la seguridad y, dijo, la violencia en los últimos días son reacciones derivado de la presencia de los elementos de seguridad.

«Cada que hay una acción de la policía, una acción de las fuerzas del orden, hay una reacción también de aquellos (grupos del crimen organizado)», dijo.

Rodríguez Cisneros agregó que ya hay diálogo permanente con los transportistas para que el servicio se restablezca.