Otra vez trabajadores de Hospital de Acapulco protestan por falta de insumos médicos y alimentos para los pacientes

Texto: Amapola Periodismo

Fotografía: Especial 

Chilpancingo

Personal del Hospital General El Quemado de Acapulco protestaron por la falta de insumos médicos, aire acondicionado en los quirófanos y alimentos para los pacientes y trabajadores de este nosocomio.

En un video que subieron a las redes sociales, la dirigente sindical del hospital, Mayanin Zúñiga Leyva, denunció que los pacientes, médicos y enfermeras se quedaron sin comer este fin de semana porque el almacén se quedó sin víveres.

“Estamos carentes desde haces meses, pero el día de ayer (domingo) se acentuó de forma definitiva, tal es el grado que no comieron los pacientes ni cenaron los pacientes ni el personal que labora una jornada de 12 horas”, dijo. 

En el video la dirigente sindical presenta a un hombre que, dijo, es empleado de una tortillería, y acudió al hospital para cobrar al menos de 2,592 pesos para seguir surtiéndoles las tortillas.

“Tienen un adeudo bastante importante, ya que ellos son los que abastecen las tortillas para todo este hospital”, comentó la dirigente sindical, quien es allegada a la secretaria general de la Sección 36 del Sindicato de Trabajadores de Salud (SNTS), Beatriz Vélez Núñez.

Ayer domingo y este lunes, los médicos, enfermeras y trabajadores administrativos del Hospital General El Quemado pegaron pancartas en las paredes donde hacen saber las irregularidades que existen en este nosocomio.

“Suspensión de cirugías por falta de aire acondicionado”, “En mis 50 años de servicio jamás un paciente se había quedado sin comer y sin cenar”, se leía en las cartulinas.

Los trabajadores exigen la salida del director general del hospital, Santos Olivares y el jefe administrativo, Saúl Jonathan Santiago, a quienes acusan de presuntos actos de corrupción.

Según los trabajadores desde el pasado jueves 15 de junio suspendieron las cirugías en los quirófanos porque siguen sin reparar el aire acondicionado.

A diario realizan entre 15 y 20 cirugías en este hospital ubicado en la zona rural de Acapulco, que en enero del 2018 fue puesto en marcha por el entonces presidente Enrique Peña Nieto y el ex gobernador Héctor Astudillo Flores.

El fin de semana pasado, la titular de la secretaría de Salud estatal, Aidé Ibarez Castro, reconoció que por falta de anestésico y las fallas en el aire acondicionado suspendieron las cirugías el miércoles y jueves de la semana pasada en este hospital y que las reprogramaron.

La funcionaria estatal aseguró que ya reparaban al aire acondicionado en los quirófanos. Mencionó que una de las causas de la cancelación de las cirugías es por la falta de fentanilo, un medicamento anestésico controlado que, dijo, pronto surtirían.

Pero hoy volvió a protestar por la misma razón.