Se pierde casi la mitad de agua potable en fugas por las tuberías viejas y obsoletas: CAPACH

En época de lluvias logran ingresar 500 litros de agua por segundo a la capital, de los 600 que necesitan, pero hasta 43 por ciento de esa agua se desperdicia


Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: José Luis de la Cruz (Portada) y Amílcar Juárez / Archivo Amapola 

24 de enero del 2023

Chilpancingo

 

La problemática de carencia agua en las casas de Chilpancingo tiene que ver con la fuga por las tuberías obsoletas que durante 40 años sólo han recibido reparaciones mínimas, según la versión del director de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPCH), Carlos Balbuena Schiaffini.

“Del 100 por ciento de agua que mandamos a la red, 42, 43 por ciento se pierde en fugas y muchas de las fugas salen a la luz, pero hay otras que no se ven y se producen los famosos socavones”, mencionó en entrevista en las oficinas centrales de CAPACH.

Entonces, los datos que proporcionó Balbuena Schiaffini indican que en época de lluvias logran ingresar 500 litros de agua por segundo a la capital, de los cuales la mitad se pierden en fugas de la red de tuberías que abastece de agua a la capital.

“La necesidad de Chilpancingo puede rondar los 600 litros por segundo y puede no ser mucha la diferencia pero con la pérdida de agua que tenemos, del 40 por ciento, obviamente hace que prácticamente se pierda la mitad”.

La red principal que existe desde hace 40 años y nunca recibió una remodelación, además del crecimiento urbano de Chilpancingo sin planeación.

En la imagen, dos jóvenes sacar agua de un pozo artesanal ubicada en el Barrio de San Mateo. Foto: José Luis de la Cruz (Archivo)

 

“Se le hacen parches (a la red) pero no existe un cambio de mínimo 10 kilómetros de tubería en muchos años y como son obras que son enterradas es complicado”.

La solución sería cambiar toda la red de agua de Chilpancingo y aunque Balbuena Schiaffini reconoce que hay esfuerzos por parte de la administración municipal, no es suficiente.

“Obviamente el presupuesto no alcanza para cambiar toda la red de Chilpancingo”.

Para cambiar la red de agua, de acuerdo con estimados de la CAPACH, necesitan alrededor del 1,000 millones de pesos.

El presupuesto aprobado por el Congreso local para el 2023 para la administración municipal es de 1,027 millones de pesos.

Datos de Conagua mencionan que Guerrero no tiene problemas de agua, pero en Chilpancingo, la capital, los habitantes sufren de desabasto todos los días.

Entre los demás factores que abonan a que el agua no llegue a casa de los usuarios están una deuda de 200 millones que tienen CAPACH a trabajadores y otros servicios, como el de luz eléctrica. De ese monto, 50 millones adeudan sólo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por esta razón los cortes de luz eléctrica para el bombeo de agua.

El resto, 130 millones son adeudos con trabajadores, por concepto de salarios y pagos.

CAPACH como organismo paramunicipal debería ser autosuficiente, pero no genera los recursos suficientes para serlo.

“El problema con eso son los usuarios morosos; de 43,000 tomas que hay en la ciudad la mitad no paga y el problema se hace más grande, si no paga no tenemos recursos para operar y si no operamos no podemos suministrar el agua”, agregó Balbuena Schiaffini.

Aun con este panorama, el mantenimiento de las tuberías es una responsabilidad institucional, es decir, que recae en la responsabilidad del organismo y, en un plano más amplio, del gobierno municipal.

Ante la falta de agua en Chilpancingo la ciudadanía opta por almacenar agua en tinacos y cisternas. Foto: Amílcar Juárez (Archivo)

Te puede interesar: 

El agua en Guerrero es vasta, la carencia está en los servicios básicos, revela estudio

Salir de la versión móvil