Policías antimotines desalojan a normalistas; piden reunión con Félix Salgado y no con su hija la gobernadora

Texto: José Miguel Sánchez y Beatriz García

Fotografía: José Miguel Sánchez 

9 de noviembre del 2022

Chilpancingo

 

Casi un millar de estudiantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) que demandan plazas para los agresados, presupuesto para sus prácticas docentes y entrega de computadoras laptop, fueron desalojados de los dos accesos del Palacio de Gobierno.

En el desalojo hubo varios normalistas golpeados, denunciaron los líderes del FUNPEG.

Poco antes de que fueran retirados por la fuerza, los normalistas denunciaron la falta de diálogo y de respuesta a sus demandas por parte de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y del secretario de Educación Guerrero (SEG), Marcial Rodríguez Saldaña.

De este último exigieron su inmediata destitución y que con Salgado Pineda ya no quieren platicar; pidieron que sea el papá de la gobernadora, el senador Félix Salgado Macedonio, el que se acerque ellos para que resuelva sus peticiones.

Los estudiantes de las ocho normales públicas cumplen casi un mes en paro después de que el pasado 14 de octubre fueron desalojados por la Policía Estatal Antimotines y transportistas de la Autopista del Sol y de la avenida René Juárez Cisneros.

Este miércoles, los jóvenes iniciaron sus protestas con una marcha que arrancó en el monumento de Las Banderas y llegaron al Palacio de Gobierno.

Ahí, los manifestantes cerraron los dos accesos de la sede del Poder Ejecutivo y un carril de la avenida del encauzamiento del Río Huacapa, al sur de esta capital.

Poco después llegaron los agentes estatales.

«No a la represión», «exigimos la destitución del secretario de Educación, Marcial Rodríguez Saldaña», «el resultado de una represión es la manifestación», eran algunas de las consignas de las y los normalistas.

Uno de los líderes del FUNPEG dijo que las demandas que siguen sin atender las autoridades estatales es garantizar una plaza a los egresados, equipo de cómputo, material didáctico y uniformes deportivos.

«Estas demandas no son de ahora, son de cada año, pero las autoridades difícilmente las atiende», expresó.

A la llegada de los policías antimotines, los estudiantes, sobre todo los hombres, se defendieron con palos, piedras y conos de vialidad.

Finalmente, los jóvenes fueron replegados.

Después, los normalistas se dirigieron en marcha hacia el centro de Chilpancingo en donde cerraron el edificio Juan Álvarez que alberga oficinas del gobierno estatal y que está ubicado entre las calles Abasolo y 16 de septiembre.

Aquí algunos estudiantes quebraron cristales y pintarrajearon el edificio.

Durante la protesta hubo conatos de violencia con los trabajadores y algunos funcionarios que querían salir por el estacionamiento del edificio.

El personal y funcionarios del edificio de gobierno salieron, y a las dos de la tarde, los normalistas se retiraron y se concentraron en la plancha del zócalo de esta ciudad.

En la imagen, policías estatales encapsularon a estudiantes normalistas frente Palacio de Gobierno. Foto: José Miguel Sánchez

 

Salir de la versión móvil