Congreso viola ley que proteje la movilidad de personas con discapacidad

Francisca Meza Carranza El Congreso del Estado viola la Ley 817 para las personas con discapacidad en Guerrero al no adaptar el recinto legislativo para personas con discapacidad, a pesar de contar con una legisladora que utiliza silla de ruedas.  El  artículo seis de esta ley reconoce y protege el derecho de libre tránsito, es decir, el desplazamiento libre, sin barreras, obstáculos físicos o arquitectónicos.  Desde su publicación en el Periódico Oficial en diciembre del 2011, la legislación establece en sus transitorios que las instalaciones públicas deberían ser adaptadas de manera paulatina en un lapso no mayor a seis meses a partir de la entrada en vigor.  “Para tal fin, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, los 81 Ayuntamientos Municipales y los organismos autónomos, contemplarán en sus respectivos presupuestos los recursos necesarios para la realización de dichas adaptaciones en los inmuebles que de ellos dependan”, en el cuarto transitorio.  El acceso a las oficinas administrativas y de los legisladores cuentan con rampas y un elevador para el acceso, y en la pasada legislatura se construyó una rampa que lleva hacia el exterior del recinto legislativo Primer Congreso de Anáhuac, sin embargo la situación se complica dentro del sitio donde se hacen leyes en Guerrero.  Para un diputado o diputada en silla de ruedas su libre tránsito en el interior se limita a la primera de las tres hileras de curules, lo que le impide subir a tribuna o emitir un voto por cédula, como lo ha denunciado la diputada perredista Elsy Camacho Pineda.  La dificultad no es sólo para los legisladores pues aquellas personas con discapacidad que quieran acudir a atestiguar alguna sesión tendrían un camino de escalones que haría su acceso difícil y en algunos casos imposible. El tema es similar para el área de Prensa.  Durante la 63 Legislatura se han efectuado diversas remodelaciones que van desde un jardín hasta la demolición de un edificio que será reconstruido con una inversión inicial de 20 millones, en una primera etapa, pero nada que incluya el Recinto.  De acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Guerrero existen 669 mil 526 personas con discapacidad de las que 50.4 por ciento tienes dificultades para caminar subir o bajar. 

Texto: Francisca Meza Carranza

Fotografía: Oficial 

11 de abril del 2022

Chilpancingo

 

El Congreso del Estado viola la Ley 817 para las personas con discapacidad en Guerrero al no adaptar el recinto legislativo para personas con discapacidad, a pesar de contar con una legisladora que utiliza silla de ruedas.

El  artículo seis de esta ley reconoce y protege el derecho de libre tránsito, es decir, el desplazamiento libre, sin barreras, obstáculos físicos o arquitectónicos.

Desde su publicación en el Periódico Oficial en diciembre del 2011, la legislación establece en sus transitorios que las instalaciones públicas deberían ser adaptadas de manera paulatina en un lapso no mayor a seis meses a partir de la entrada en vigor.

“Para tal fin, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, los 81 Ayuntamientos Municipales y los organismos autónomos, contemplarán en sus respectivos presupuestos los recursos necesarios para la realización de dichas adaptaciones en los inmuebles que de ellos dependan”, en el cuarto transitorio.

El acceso a las oficinas administrativas y de los legisladores cuentan con rampas y un elevador para el acceso, y en la pasada legislatura se construyó una rampa que lleva hacia el exterior del recinto legislativo Primer Congreso de Anáhuac, sin embargo la situación se complica dentro del sitio donde se hacen leyes en Guerrero.

Para un diputado o diputada en silla de ruedas su libre tránsito en el interior se limita a la primera de las tres hileras de curules, lo que le impide subir a tribuna o emitir un voto por cédula, como lo ha denunciado la diputada perredista Elsy Camacho Pineda.

La dificultad no es sólo para los legisladores pues aquellas personas con discapacidad que quieran acudir a atestiguar alguna sesión tendrían un camino de escalones que haría su acceso difícil y en algunos casos imposible. El tema es similar para el área de Prensa.

Durante la 63 Legislatura se han efectuado diversas remodelaciones que van desde un jardín hasta la demolición de un edificio que será reconstruido con una inversión inicial de 20 millones, en una primera etapa, pero nada que incluya el Recinto.

De acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Guerrero existen 669 mil 526 personas con discapacidad de las que 50.4 por ciento tienes dificultades para caminar subir o bajar.

 

Te puede interesar: ¿Y los más de 600,000 votos que prometieron los Salgado dónde están?