Demora y contradicciones: las versiones y dudas sobre el ataque en San José de Gracia

Funcionarios municipales y federales difieren en su relato de los hechos, y se achacan la respuesta tardía ante el ataque.


 

Texto: León Ramírez / Animal Político

Fotografía: José Luis de la Cruz / Archivo 

2 de marzo de 2022

 

¿Cuántas personas murieron por el ataque en el velorio en San José de Gracia, Michoacán? ¿De dónde surgió la cifra de 17 decesos? ¿Por qué las autoridades tardaron cuatro horas en llegar?

Son dudas que persisten tras este hecho violento, del que solo se tuvo conocimiento debido a la difusión de videos en redes sociales, mientras funcionarios municipales y federales difieren en su relato de los hechos, y se achacan la respuesta tardía.

La Fiscalía de Michoacán y la Secretaría de Seguridad y Protección Civil (SSPC) del gobierno federal ya vinculan esta agresión con una “venganza” entre grupos criminales, pese a que hasta el momento no han realizado ninguna detención ni han localizado los cuerpos de alguna de las víctimas.

Tardaron cuatro horas en llegar porque “no hubo reporte”

Desde que los agresores abrieron fuego en el sitio a tan solo unas calles del Palacio Municipal, y  hasta que llegaron las autoridades estatales y federales, pasaron al menos cuatro horas.

Un lapso que fue suficiente para que se alterara la escena, limpiando la sangre y recogiendo restos humanos.

Cuando por fin llegaron, las autoridades solo encontraron una bolsa con “masa encefálica”, manchas de sangre en el piso, 94 casquillos y marcas de disparos en las paredes, así como productos de limpieza, según los reportes de la Fiscalía de Michoacán y la SSPC.

El fiscal de Michoacán, Adrián López Solís, dijo en conferencia de prensa que el ataque sucedió alrededor de las 15:30, pero que se enteraron hasta después de las 18:00 horaspor un video que se difundió en redes sociales.

Y añadió que los agentes de la fiscalía y la Guardia Nacional tardaron otros 45 minutos en llegar desde la sede ubicada en Jiquilpan, Michoacán.

López Solís acusó que “antes de esa hora no se recibió reporte alguno sobre los acontecimientos”y agregó que ya que habían llegado las fuerzas de seguridad, la escena se había alterado.

El subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, enfatizó el reclamo y acusó al municipio de Marcos Castellanos, donde se encuentra San José de Gracia: “No hubo un alertamiento ni de la presidencia municipal ni de la fuerza municipal de seguridad pública”.

Además, Mejía agregó que las fuerzas municipales debieron haber “actuado como primer respondiente al tener conocimiento de los hechos, asegurar la escena y alertar a las autoridades”.

Versión del alcalde contradice dichos de Fiscalía y SSPC

El alcalde de Marcos Castellanos, José Luis Anguiano, sostiene una versión distinta a la de la Fiscalía y el gobierno federal.

Afirma que la policía municipal reportó la presencia de un grupo armado en San José de Gracia entre las 16:30 y las 17:00 horas, lo cual a su vez fue informado al mando regional, del ámbito estatal, pero que las fuerzas de seguridad llegaron hasta las 20:00.

En entrevista con Radio Fórmula, Anguiano afirmó que los agentes mantuvieron una distancia prudente, dieron el aviso y se mantuvieron a la espera de refuerzos, pues eran solo seis uniformados y alrededor de 60 personas armadas.

“Los mandos de seguridad, de acuerdo a los protocolos que tienen, y en función del personal y la fuerza que nosotros tenemos, hicieron lo prudente, lo que nos corresponde como autoridad municipal, haciendo el reporte debidamente”, dijo Anguiano.

Se dieron cifras en Facebook, pero no hay confirmación oficial de víctimas  

La tarde del 27 de febrero, en Facebook se difundió el video junto con un mensaje que reportaba los disparos en San José de Gracia y que al menos 17 personas que asistieron al velorio habían sido asesinadas.

“Hace unos momentos un comando armado llegó a lo que se aprecia lo que es un velorio, lugar donde ejecutaron a 17 personas (sin cifras oficiales por el momento) como si se tratara de un paredón de fusilamiento”, publicó una página a las 17:58.

Medios de comunicación de Michoacán como La Voz retomaron esa misma cifra, mientras que periodistas locales citan testimonios en donde se menciona un saldo de al menos 20 muertos.

Sin embargo,ni la Fiscalía ni el gobierno han reconocido oficialmente alguna víctima mortalporque, afirman, aún no hay evidencia para determinar el número de personas que murieron.

“Las evidencias hacen presumir que de entrada hay un cuerpo, que es el de que todo mundo atribuye a Alejandro ‘N’ alias ‘el Pelón’, que es el que ya mostramos hace unos momentos, y presumiblemente algunos de los acompañantes de Alejandro ‘N’ habrían sido privados de la vida, pero no tenemos ahorita la evidencia”, dijo Ricardo Mejía, subsecretario de seguridad, durante la conferencia de prensa matutina del 1 de febrero.

En tanto, el fiscal de Michoacán dijo el 28 de febrero que es probable que los agresores hayan recogido a las víctimas en vehículos, pero que no es posible informar sobre un número de víctimas “principalmente porque materialmente no están disponibles”.

Investigan una “venganza”

Aún sin tener detenciones ni haber localizado los cuerpos de alguna de las víctimas, el subsecretario de seguridad afirmó que el posible móvil es “una venganza” entre los jefes de dos células del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Comentó que posiblemente se trató de una diferencia de carácter personal y familiar, entre Alejando “N”, alias “El Pelón”, y Abel “N”, alias “El Toro” o “El Viejón”, ambos oriundos de San José de Gracia, que supuestamente pertenecieron a Los Templarios y después se integraron al CJNG.

En este sentido, comentó que Abel “N” ya está imputado como probable autor material e intelectual de los hechos.

Power your creative ideas with pixel-perfect design and cutting-edge technology. Create your beautiful website with Zeen now.