¿Cómo se miran los jóvenes guerrerenses en la elección más competida?

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Oscar Guerrero

6 de junio del 2021

Chilpancingo 

 

Este proceso electoral es uno de los procesos más importantes del país por la cantidad de cargos que se renovarán en los 32 estados de la República, y por la participación ciudadana que se espera en las urnas.

Uno de los sectores más mencionados en esta elección en Guerrero fueron los jóvenes. En diversos actos proselitistas, la candidata de Morena Evelyn Salgado Pineda, quien se asume desde ese lugar por sus 39 años, mencionó en su discurso: “Son los jóvenes y las mujeres el motor de la Cuarta Transformación”. Pero nunca habló con profundidad en esa propuesta.

El candidato de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, a través de redes sociales difundió algunas propuestas para apoyar a los jóvenes, como la autorización de proyectos con los que puedan emprender desde sus campos profesionales y de oficio. Además prometió la creación de espacios públicos para ellos en algunas regiones del estado.

Nada distinto a otras campañas o a otros promesas.

En el estado de Guerrero hay 920,227 jóvenes, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), todos ellos en edad para votar, lo que representa un 26 por ciento de la población. En Guerrero viven más de 3 millones de personas.

¿Qué expectativas tienen los jóvenes ante esta elección?

Ante este panorama, Amapola Periodismo realizó un sondeo con jóvenes de 18 a 30 años de edad para saber cómo se ven ellos en estas elecciones y qué expectativas tienen.

De acuerdo con los datos arrojados en el sondeo, la mayoría de jóvenes están dispuestos a salir a votar.

“Soy ciudadana y tengo derecho a elegir mis representantes”, Teresa de Jesús González, una de las jóvenes sondeadas. Para los jóvenes esta elección significa una oportunidad de que su voz sea escuchada.

Al preguntar si consideran que su voto es importante en estas elecciones, la mayoría contestó que sí. “Es muy importante votar para elegir gobernantes que estén comprometidos en mejorar el entorno en donde vivimos como sociedad”, fue la respuesta de Luis Gerardo Moctezuma, quien participa en sus segundas elecciones.

 

La mayoría se ha informado del proceso y los candidatos a partir de lo que se difunde en las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram.

“Generamos pequeños cambios” y “Es un derecho de todos y porque un voto puede marcar la diferencia”, comentaron María Guadalupe y Luis Eduardo.

Desde luego que no todos los jóvenes tienen la misma perspectiva sobre el proceso electoral.

“Da lo mismo que vote, de cualquier forma no representa un gran cambio para el estado o el país; el país sigue igual”, expresó Luis Ángel, aún así, dijo que está convencido de salir a votar.

Para otros, el proceso significa preocupación e incertidumbre porque elegirían sólo a quien consideran el menos peor.

“No hay mucho de donde elegir y eso me preocupa. Tenemos que elegir al menos peor, no tenemos certeza de lo que pueda suceder; si gana puede ser bueno o puede ser malo”, comenta Jania Estrada una de las jóvenes sondeadas en la calle en Chilpancingo.

Pero, a la vez, “es una de las pocas oportunidades que tenemos para ser escuchados”, agregó Carlos.

Si bien la participación de los jóvenes guerrerenses en este proceso electoral parece prometedora, no podemos descartar que hay jóvenes que no se sienten representados o que no tienen la información suficiente para salir a ejercer su voto.

“Desconozco si puedo votar en el lugar donde me encuentro”, comentó María Félix quien lleva un año viviendo en la capital. “No tramité mi credencial”, fue la respuesta de Ashley Pérez.

Lo cual dejó ver que aun teniendo acceso a información muchos jóvenes no investigan como tramitar su credencial o donde votar si no están en su lugar de residencia.

Los jóvenes muchas veces son catalogados como el futuro del país o como el cambio que necesitamos, pero en realidad, más allá que los incluyan en sus discursos, ¿los candidatos saben de sus necesidades reales? En ninguna propuesta de ellos, por ejemplo, se supo cuál será la oportunidad laboral para ellos en sus administraciones.

Durante este proceso electoral los partidos políticos hablaban sobre la participación de los jóvenes, sin embargo sólo se pudo observar a los jóvenes siendo parte de las porras de los candidatos.

La nula participación de candidatos jóvenes en esta elección es evidente.

En la corta lista de candidatos jóvenes que buscan un cargo público se encuentran; Elzy Camacho Pineda con 26 años de edad, busca ser la diputada local del distrito 17 y Olga Robledo Figueroa, candidata a diputada federal por el distrito 07.