Sospechan de intento de infiltración de un miembro del Partido Comunista: había estudiantes con tendencia a la lucha armada

 

Yo estudié en la Normal de 1986 a 1993. Fui la primera generación de bachillerato pedagógico. Me tocó el movimiento en el que mataron a Juan Manuel Huicán Huicán, en 1989. Cuando yo entré, recientemente habían expulsado a algunos estudiantes de quienes se sospechaba eran infiltrados por el gobierno, así que de ese tema, de los infiltrados y de que fuéramos cuidadosos, se nos hablaba mucho.

De mi generación, quien se convirtió en secretario general del Comité Ejecutivo Estudiantil fue Arnulfo Genchi Pérez.

Cuando yo era estudiante iba mucho a la Normal a hablar con nosotros Omar Garibay Guerra, un dirigente del Partido Comunista, pero algunas de sus actitudes comenzaron a ser sospechosas, porque nos inducía a ponernos en contra del Comité Estudiantil.

Comenzamos a estudiar acerca de los miembros del Partido Comunista y entendimos que históricamente no eran aliados de la lucha social. Garibay nos decía que la toma de carreteras o la toma del edificio de la Secretaría de Educación no eran formas de lucha.

Logró convencer a dos estudiantes, recuerdo que uno era de Acapulco y otro de Tierra Caliente, que comenzaron a rebelarse contra todo lo que hacía el Comité Estudiantil. Terminaron expulsados mientras que a Omar Garibay se le impidió el acceso a la Normal.

Pienso que la medida que se tomaba de expulsar a los contras ha sido muy drástica pero era la forma que teníamos de sacar a quienes tenían una actitud sospechosa.

Otra situación que se dio en esos años que yo estudié y quizá en otras generaciones anteriores a la mía es que en la Normal estudiaba un compañero cercano a la lucha armada. En mi generación, varias veces, apareció propaganda del PROCUP (Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo).

No era abierta la información a todos con respecto a que cierto compañero tenía esa inclinación, pero varios lo sabíamos porque hablaba en corto con nosotros y nos trataba de convencer de otras formas de lucha, pero en mi caso, me acuerdo que le decía: “para nosotros esta es nuestra forma de lucha”.

Ese compañero con esa tendencia tenía recelo al trabajo que iba a hacer Omar Garibay a la Normal y éste, por su lado, también. Tenían posiciones muy encontradas. Ese compañero terminó la Normal y se fue a ejercer como maestro. A Omar no se le ha vuelto a permitir la entrada.

Pienso que como históricamente la Normal se ha caracterizado por ser un lugar de formación política y de lucha social; algunos grupos con tendencia hacia la guerrilla creen que es el lugar adecuado para encontrar adeptos a la lucha armada, mientras que el gobierno no quita el dedo del renglón, de que eso puede pasar, precisamente por esta parte histórica de la Normal, y por eso manda infiltrados, para saber qué está pasando ahí.

En este caso, creo, que el gobierno tenía alguna información acerca del compañero cercano al PROCUP y por eso nos mandó quien nos vigilara.

 

*En este periodo el gobernador era José Francisco Ruiz Massieu (1987-1993). El presidente de México, Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). En 1992 se aprueba la reforma educativa de Salinas de Gortari. Fue el periodo de la llegada de los tecnócratas al poder, quienes impulsaron una serie de reformas de corte neoliberal.

 

Fotografía: Andalucía Knoll