Ante la falta de resultados gubernamentales contra la venta de niñas comunidades de la Montaña propondrán otra estrategia 

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Amílcar Juárez (Archivo)

20 de septiembre del 2022

Chilpancingo 

 

Elvira García Rodríguez, integrante del Colectivo Contra el Abandono y Discriminación en la Montaña Alta, dijo que ante el fracaso de la estrategia contra la venta de niñas implementada por la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la población implementará su propia estrategia para enfrentar dicha problemática.

«La estrategia contra la venta de niñas que fue a presentar la gobernadora y la ONU a Tlapa es un fracaso, es una estrategia oscura porque no se está trabajando en nuestras comunidades», denunció García Rodríguez.

El pasado 10 de noviembre, Salgado Pineda acompañada de la secretaria de la Mujer, Violeta Pino Girón; de representantes de la ONU y de la Comisión Nacional Contra la Violencia y la Discriminación (Conavim), presentaron en la ciudad de Tlapa de Comonfort, una estrategia para erradicar la venta de niñas en Guerrero.

A casi un año de que la estrategia se implementó no hay resultados concretos, la venta de niñas continúa y los talleres que se supone llevarían a la población solo los realizan en las cabeceras municipales, denunció García Rodríguez.

«Estamos haciendo conciencia y estamos trabajando para parar esto (la venta de niñas), pero no por la estrategia que la gobernadora está manejando, si no porque nosotros decimos ser una población más conciente y ya no permitir esos casos», mencionó García Rodríguez en entrevista al término de una protesta afuera de Palacio de Gobierno.

A través del Colectivo al que García Rodríguez pertenece pretenden dar cursos, talleres y capacitaciones a los autoridades de las comunidades, a los adultos mayores y a la población para concientizarlos sobre la problemática de la venta de niñas.

García Rodríguez dijo que si la estrategia de la gobernadora no funciona es porque pretenden imponerles ideas que «son de la ciudad y de la nada quieren aplicarlas a las comunidades y eso no debe de ser».

Agregó que la secretaria de la Mujer acudió al poblado de Joya Real pero no fue bien recibida por los pobladores por considerar que quería imponerles ideas.

Otra de las denuncias es que ningún funcionario público o representante de las organizaciones no gubernamentales que impulsan la estrategia se acercan a las comunidades a dialogar.

«Se supone que hay representantes y enlaces regionales, pero nunca los vemos ni sabemos qué hacen, por eso nosotros aparte impulsaremos nuestra propia propuesta», dijo García Rodríguez.

De acuerdo con García Rodríguez para los talleres tampoco se tiene personal capacitado porque no conocen las lenguas originarias de la región.

«Los pueblos originarios queremos cambiar, pero no porque nos lo imponga la ONU o la gobernadora, si no porque nosotros así lo decidimos».

En la imagen, una protesta de mujeres contra la violencia machista el pasado 24 de abril en Chilpancingo. Foto: Amílcar Juárez.

 

Sigue la venta de niñas en La Montaña ante la inacción del gobierno de Evelyn

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

 

Elvira García Rodríguez, integrante del Colectivo Contra el Abandono y Discriminación en la Montaña Alta, dijo que la estrategia contra la venta de niñas que desde noviembre del 2021 puso en marcha la gobenadora Evelyn Salgado Pineda junto con la titular de la Secretaría de la Mujer, Violeta Pino Girón no funciona y que al contrario, la venta de menores de edad está en aumento.

«Parece que hasta aumentaron los casos de venta de niñas, no tenemos datos porque nadie le pone atención pero nosotros que estamos ahí lo vemos, y desde que se implementó la estrategia nada cambió en nuestras comunidades», mencionó García Rodríguez.

Durante una conferencia de prensa que ofreció en las oficinas de la delegación 17 del SNRP,  García Rodríguez habló sobre el tema de la venta de niñas y matrimonios forzados.

García Rodríguez mencionó que si no se atiende el problema de la educación y la salud en las comunidades no se va a detener la venta de niñas.

«La venta de niñas, que fue un caso muy famoso a nivel internacional, se da porque no hay estudios porque las jóvenes no saben que hacer cuando salen de la primera y la secundaria y para que no les pasen cosas malas sus padres deciden casarlas», dijo García Rodríguez.

Indicó que la falta de centros educativos genera que los padres prefieran casar a sus hijas, porque en muchas comunidades de la Montaña no hay telesecundarias ni bachilleratos y enviarlas a estudiar fuera representa un gastos que no pueden costear.

El pasado 10 de noviembre, Salgado Pineda acompañada de la secretaria de la Mujer, Violeta Pino Girón; de representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Nacional Contra la Violencia y la Discriminación (Conavim), presentaron en la ciudad de Tlapa una estrategia para erradicar la venta de niñas en Guerrero.

La semana pasada la gobernadora Evelyn Salgado informó que ya envió una iniciativa de ley al Congreso local que contempla la penalización de los matrimonios forzados entre menores de edad.

García Rodríguez mencionó que presentar esa estrategia en Tlapa fue un error, porque ahí ya no se cometen esos actos que deberían de constituir en delitos graves.

«En su estrategia dicen que van a castigar conforme a la ley, y si, está bien, pero primero deben darle atención a las personas, porque para empezar allá arriba (Cochoapa el Grande), nadie conocemos nuestros derechos y obligaciones», afirmó.

Otro de los puntos que consideran para erradicar la venta de niñas y los matrimonios forzados es mejorar el sistema de salud.

«Nuestras niñas tienen a sus hijos como Dios manda, casi casi como animalitos por qué no se les da la educación necesaria, y si les pasa algo malo a ella o al niño tiene que viajar 6 horas hasta Ometepec o Tlapa para ser atendidos, y si no hasta se mueren», aseguró García Rodríguez.

Sobre la estrategia mencionó que está mal focalizada porque nunca les preguntaron a las comunidades que necesitan para detener la venta y matrimonios forzados de niñas.

«Si se mejora la salud y la educación podríamos solucionar el tema de la venta de niñas que tanto le preocupa al gobierno, pero les preocupa porque no sabe como resolverlo, firma convenios con la ONU para resolverlo pero nadie nos pregunta a nosotros que necesitamos para que eso ya no pase», mencionó.

Te pude interesar: 

Niña con matrimonio forzado, la encarcela su suegra y le exige que le pague 160 mil pesos

 

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Amílcar Juárez 

Chilpancingo

 

Una niña de 14 años de Cochoapa El Grande que sufrió matrimonio forzado fue encarcelada por la policía comunitaria, huyó de su pueblo porque es perseguida por su suegra que le exige la devolución de los 160 mil pesos que pagó por ella.

La menor, a quien le pondremos el nombre de Ema para resguardar su identidad, fue obligada a casarse en julio del 2021 cuando tenía 13 años.

Con el que se casó tenía 16 años.

Fueron el abuelo materno y el tío paterno de Ema los que recibieron los 160 mil pesos de pago por su venta.

En la boda hubo comida, alcohol y baile que los mismos suegros pagaron.

Pero el suplicio de Ema continuó después de su matrimonio forzado ya que sus suegros y esposo se la llevaron a los campos agrícolas de Autlán, Jalisco.

En ese lugar, a pesar de su corta edad, los suegros y su esposo la obligaban a guisarles el desayuno, almuerzo, comida y cena todos los días.

La niña también trabajaba en los campos agrícolas sin recibir ningún dinero porque se la paga se la daban a su suegra.

«Aquí la suegra y el hijo prácticamente estaban explotando a la niña quien poco después de haber sido obligada a casarse quedó embarazada», señaló Neil Arias Vitinio, abogada del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

En marzo de este 2022 la niña, esposo y suegros regresaron a Cochoapa El Grande. La menor ya tenía más de ocho meses de embarazo.

Fue en ese mismo mes que Ema decidió huir de la casa de sus suegros y refugiarse con su mamá que tiene su vivienda en la colonia San Rafael, ubicada en la misma cabecera del municipio.

En un parto de alto riesgo, la menor de edad parió en el centro de salud de Cochoapa.

Pero la suegra no se quedó contenta con su huida y continuamente la hostigaba para exigirle la devolución de los 160 mil pesos que había pagado por su «venta».

El 28 de abril pasado, la suegra acompañó al comandante y a cinco integrantes de la policía comunitaria para que la detuvieran en su casa, todavía convaleciente del parto que había tenía un mes antes.

Con el encarcelamiento de Ema y de una de sus hermanas, sus suegros querían presionar a sus familiares para que les regresaran los 160 mil pesos.

Cuando se supo que Ema y su hermana estaban encerradas en la cárcel de Cochoapa, personal del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan acudieron y con el apoyo de la Fiscalía lograron la liberación de las dos víctimas, el mismo 28 de abril.

Al comandante y los cinco policías comunitarios se les integró una carpeta de investigación por el delito de privación ilegal de la libertad en agravio de las dos menores de edad.

Pero la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha actuado y ahora los policías comunitarios persiguen a Ema por el robo de un arma cuando fue detenida.

«Eso es absolutamente falso, ella no robó ninguna arma», señaló la abogada Arias Vitinio.

La situación de Ema, su mamá y otros siete familiares, entre hermanos y primos se complicó porque ante el acoso que sufrían por la comunitaria y sus suegros tuvieron que huir de su comunidad en la Montaña Alta, en donde los índices de pobreza y marginación son de los más elevados del país.

Ahora Ema y su familia desplazadas viven en una casa lejos de Cochoapa El Grande.

Son tan graves sus condiciones que a veces no tienen para comer.

Arias Vitinio contó que la mamá de Ema y los demás familiares que vivían en su casa en Cochoapa tenían como modo de manutención económica la venta de atole.

«Se salieron de su comunidad prácticamente sin nada y hasta ahora no vemos el apoyo de las autoridades del gobierno del estado», expresó la abogada.

Mencionó que en un principio la Secretaría de la Mujer apoyó con algunos insumos a la familia, pero eso ha sido insuficiente ya que aparte de comida se requiere el pago de la renta de la casa.

El caso de Ema no ha sido el único que se ha dado a conocer en el 2021 y en lo que va de este 2022.

Por ejemplo, en octubre del 2021, se informó del caso de la niña Nayely de la comunidad Joya Real, municipio de Cochoapa El Grande, quien escapó de sus tratantes para evitar que la casaran de manera forzada a cambio de la cantidad de 200 mil pesos.

También como en el caso de Ema, Nayely fue detenida por la policía comunitaria para que sus familiares regresaran los 200 mil pesos que recibieron por su venta.

La abogada Arias Vitinio, dijo que a más de ocho meses de que la gobernadora morenista Evelyn Salgado Pineda y la titular de la Secretaría de la Mujer, Violeta Pino, pusieron en marcha la estrategia para frenar la venta de niñas o matrimonios forzados en la Montaña este plan solo se ha concretado en realizar talleres de información en las comunidades y cabeceras de los municipios.

«No se va a fondo en el asunto», dijo la abogada.

Se trató de entrevistar a la secretaria de la Mujer, Violeta Pino Girón, quien contestó la llamada pero dijo que en ese momento era imposible dar una versión porque estaba en una reunión.

«Después le regreso la llamada», fue lo que dijo la funcionaria estatal.

Salir de la versión móvil