Colorín pecho naranja, ave endémica de México traficada para convertirlas en mascota

Texto: Alberto Ramírez 

Foto: Cortesía Marisol Castro 

Martes 25 de junio del 2024

Chilpancingo

 

Colorín pecho naranja es una ave endémica de México y una de las más hermosas que se pueden ver en Guerrero, pero por sus llamativas características son víctimas de tráfico para venderlas como mascotas y así condenarlas a vivir en cautiverio.

Depende de la región, el nombre del ave es cambiada por los lugareños. Otros nombres que les asignan son colorín ventridorado, colorín pechinaranja o azulillo pechinaranja, pero el más común es colorín pecho naranja. Su nombre científico es Passerina leclancherii.

Estas aves son muy pequeñas, pero de gran belleza; en su etapa adulta miden 12 centímetros. Los machos tienen el plumaje de sus dorsales color azul, la corona verde y una mancha verde por la espalda; sus ventrales y máscara son de un amarillo brillante y al altura del pecho les nace un tono naranja. Las hembras son pardo oliváceo en el dorso, amarillo limón en las parte ventrales y tienen un anillo ocular amarillo.

De acuerdo con la maestra en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Marisol Castro Torreblanca, esta ave no está en ninguna categoría de amenaza de las Normas Oficiales Mexicanas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). No hay información puntual que determine que esta especie esté en riesgo o que sea vulnerable.

El ave en realidad habita desde Jalisco hasta Oaxaca, entre ellos está Guerrero. Castro Torreblanca, quien además es bióloga egresada de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), en entrevista explicó que la distribución de esta ave es por toda la franja costera de la entidad; también por la cuenca del río Balsas, y otros puntos donde la vegetación es selva baja caducifolia, bosques arbustivos, zonas de hierbas y áreas de pastos abiertos y tierras de cultivo abandonadas.

La alimentación principal de esta especie son insectos, semillas y en ocasiones frutos, debido a eso ayudan en gran medida a los ecosistemas naturales porque podría considerárseles dispersores de semillas y, además, controlan las poblaciones de insectos que se consideran plagas.

Extracción ilegal, un problema para la vida silvestre

Castro Torreblanca puntualizó que la caza de ésta y cualquier otra especie tiene impactos negativos en el ecosistema, porque las poblaciones pueden disminuir y no habrá quién cumpla las funciones de dispersión de semillas y control de plagas.

El biólogo Enrique Vázquez Arroyo externó su preocupación en la red social de Facebook por la extracción de esta ave para la venta ilegal como mascota, porque, aun cuando no está catalogada en amenaza, consideró que la extracción de cualquier especie de flora o fauna silvestre debe denunciarse.

En el mercado municipal Baltasar R Leyva Mancilla, de Chilpancingo, principalmente los fines de semanas, se observan decenas de aves enjauladas para la venta sin que haya una consecuencia por tráfico de especies.

La maestra en Ciencias Biológicas y coordinadora del Programa Aves Urbanas (PAU) Chilpancingo dijo que las autoridades no han actuado por frenar la caza de esta ave, quizá porque de manera oficial no está en riesgo, sin que esto niegue un problema por la caza ilegal de la especie.

La maestra también comentó que hay ejemplares que probablemente están a la venta y que provienen de alguna Unidad de Manejo Ambiental (UMA) o de Predios o Instalaciones que Manejan Vida Silvestre (PIMVS), espacios donde la vida silvestre es confinada con propósitos de reproducción controlada o son poblaciones para su aprovechamiento con fines comerciales, pero, insiste, los interesados deben cerciorarse de que todo esté en regla al momento de comprarlas.

Hay instituciones que tienen las responsabilidad del cuidado de las especies de flora y fauna y de vigilar y evaluar el cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables para la restauración, preservación y protección de los recursos naturales, como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado de Guerrero (Propaeg).

Castro Torreblanca comentó que en Guerrero estas instituciones no vigilan ni supervisan la venta ilegal de las poblaciones de las aves silvestres y de la fauna en general.

Dijo que hacer una denuncia para atender la venta ilegal de fauna silvestre es un trámite engorroso porque es un delito federal y, aún así, la supervisión y la vigilancia no se lleva a cabo.

Océanos en crisis: informe de la Unesco alerta sobre calentamiento y contaminación del mar

El informe Estados del Océano 2024, de la Unesco, señala que se ha incrementado la acidificación mientras que se están reduciendo los niveles de oxígeno en los océanos.


Texto: Anima Político/ Yvette Sierra Praeli/ Mongabay

Foto: Animal Político/ Sindicato de Pescadores de Ventanas

Sábado 22 de Junio del 2024

 

El océano se está calentando de manera acelerada, al doble del ritmo de lo que ocurría hace 20 años, lo que está ocasionando consecuencias preocupantes como el aumento del nivel del mar. En 2023, se registró uno de los mayores aumentos de temperatura desde la década de 1950. Así lo estableció la Organización Meteorológica Mundial (OMM) a inicios de este año y el último informe, Estado del Océano 2024 de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), presentado recientemente, confirmó la información.

“Mientras que las temperaturas atmosféricas tienden a fluctuar, el océano se está calentando de manera constante y sostenida”, indica el reporte.

El informe elaborado por más de 100 científicos de casi 30 países, ofrece un panorama nada alentador con datos inquietantes sobre las amenazas que enfrenta el océano. La contaminación por plástico; la eutrofización por el aumento del nitrógeno y de fósforo; la reducción de los niveles de oxígeno y la intensificación de eventos como los tsunamis son algunos de los problemas descritos en el reporte.

La contaminación por plásticos es uno de los mayores problemas de contaminación del océano. Foto: Daniel Muller / Greenpeace

“Tiene que haber cambios en las políticas, pero eso no está sucediendo en la mayor parte de los países. Somos conscientes del diagnóstico, pero no estamos haciendo nada por hacer un cambio, creo que hay que avanzar mucho más rápido. El aumento de temperatura lo venimos escuchando hace más de 20 años, pero sigue aumentando y el escenario sigue siendo malo”, señala el chileno Carlos Gaymer, director del Centro de Ecología y Manejo Sostenible de Islas Oceánicas (ESMOI) y profesor del Departamento de Biología Marina de la Universidad Católica del Norte.

Para Juan Carlos Riveros, director científico de Oceana en Perú, el informe muestra que estamos “avanzando hacia una extinción en términos de las condiciones de vida que podría haber en el océano en los próximos 20 años”. Riveros menciona que estamos casi a la mitad de la Década de los Océanos, y no se ha hecho mucho. “Estamos en un punto de quiebre”.

En diciembre de 2017, la Organización de las Naciones Unidas proclamó el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible que se iniciaba en 2021 y se extendía hasta 2030. El propósito fue establecer una alianza científica para unir a las personas con el océano, además de garantizar la relación entre la ciencia y la política para asegurar una buena gestión de los océanos y de las costas.

El océano se está calentando de manera constante y sostenida. Foto: Eduardo Sorensen / Oceana.

En medio de este panorama complicado, también hay tiempo para la esperanza. El informe menciona los esfuerzos que se están haciendo para recoger información con el fin de tener mayor conocimiento sobre el papel fundamental del océano en la vida del planeta, así como los programas de cultura oceánica que se están implementando en diversas partes del mundo. Estos esfuerzos incluyen el reconocimiento de los conocimientos de los pueblos indígenas que han observado, utilizado y conservado el océano y sus recursos durante cientos de años.

“La idea del Estado del Océano 2024 es también llamar la atención a todas las audiencias sobre los problemas que enfrentamos como humanidad. Pero más allá de solo continuar hablando, debemos priorizar acciones para reducir o contrarrestar lo que hemos venido haciendo por décadas”, señala Daniela Hill, una de las investigadoras que participó en la elaboración del informe.

Un mar que se calienta

Uno de los datos que revela el documento es que la temperatura del mar ha subido en promedio 1.45 °C por encima de los valores preindustriales. Sin embargo, hay zonas en el Mediterráneo, el Océano Atlántico Tropical y el Océano Meridional donde la temperatura ya alcanzó los 2 °C por encima de los niveles preindustriales. Esto significa que en el mar ya se superó el límite establecido en el Acuerdo de París, de no sobrepasar los 1,5 °C en relación a la era preindustrial, para frenar el calentamiento global y sus consecuencias dramáticas para el planeta.

El calentamiento del mar puede ocasionar consecuencias críticas como el aumento del nivel del mar. “El océano absorbe el 90 % del exceso de calor liberado en la atmósfera y, a medida que el agua se calienta, se expande”, señala el informe. Además, según explica Carlos Gaymer, director del ESMOI, el calentamiento del mar está derritiendo los hielos, lo que también contribuye al aumento del nivel del mar.

Sumado a eso, el reporte señala que una mayor temperatura en el mar “altera las corrientes oceánicas” e indirectamente puede incidir en las trayectorias de las tormentas. Al respecto, Gaymer asegura que se trata de algo “tremendamente crítico”, porque los cambios en las corrientes marinas pueden impactar en el funcionamiento de los ecosistemas. “Estos cambios pueden generar, entre otras cosas, variaciones en la distribución de especies y como consecuencia afectar actividades productivas como la pesca, puesto que también se producen variaciones en la distribución de los recursos pesqueros”.

La situación es, además, particularmente preocupante si se considera que los ecosistemas marinos también están siendo afectados por otras amenazas, como la eutrofización, es decir, el exceso de nutrientes orgánicos como fósforo y nitrógeno lo que provoca una disminución del oxígeno en el agua y la variación en el PH marino, es decir, su acidificación. Todo ello está fomentando una pérdida de biodiversidad,extinción de especies, blanqueamiento de los corales, enfermedades infecciosas y l cambios en el comportamiento animal incluídos la reproducción y la distribución de hábitats.

Por otra parte, Juan Carlos Riveros, de Océana Perú, agrega que el calentamiento del océano aumenta la probabilidad de “un mar más movido”, lo que implica generalmente oleajes que afectan las estructuras costeras como muelles, puertos e incluso zonas urbanizadas. En ese sentido, menciona que la frecuencia de accidentes o de eventualidades que pudieran tener los pescadores va a aumentar notablemente como consecuencia de este desequilibrio en la temperatura.

Según el estudio, el océano contiene 40 veces más carbono que la atmósfera. “Eso hace que actúe como una especie de refrigerante, pero también tiene sus consecuencias, pues así como absorbe dióxido de carbono, plásticos y otros elementos, eso tiene un límite”, dice Riveros.

El calentamiento del mar también impacta sobre las especies marinas. Foto: Pablo Heimplatz.

Esto significa que en el futuro cada vez habrá menos pescados, indica Riveros, y que muchas especies serán reemplazadas, paulatinamente, por otras de menor valor nutricional, con ciclos de vida más cortos y que no requieren tanta complejidad en su desarrollo como un pez grande. “En cierto sentido nuestro capital de alimentación que tenemos en el océano cada vez es más pobre, hay menos especies y están siendo reemplazadas por variedades con menor valor nutricional. Mientras sigamos sobreexplotando el océano lo que vamos a tener es un mar empobrecido”, asegura Riveros.

Más contaminación y menos oxígeno

“El océano sigue actuando como un sumidero, absorbiendo grandes cantidades de carbono” señala el informe de la Unesco, cuyos datos indican que el mar absorbe alrededor de la cuarta parte de las emisiones anuales de dióxido de carbono (CO2) de origen antropogénico que se emiten hacia la atmósfera. Eso aliviana los impactos del cambio climático en el planeta, pero produce que el océano se acidifique, explica el documento, lo que amenaza organismos marinos y servicios ecosistémicos, incluidos la seguridad alimentaria porque se reduce la biodiversidad y se degradan los hábitats.

La acidificación del océano y la reducción de oxigeno afecta a las especies marinas. Foto: Oceana / Carlos Aguilera.

La eutrofización es otro de los problemas expuestos en el informe. Esto ocurre cuando el océano recibe un exceso de nutrientes, particularmente de nitrógeno (N) y de fósforo (P), que llegan principalmente de la producción agrícola y la descarga de aguas residuales domésticas e industriales, y que favorece un rápido crecimiento de algas y otras plantas que cubren la superficie del agua. En un primer momento, la proliferación de algas provoca que la luz solar no pueda penetrar profundo en el agua y, como consecuencia, la vegetación muere al no poder llevar a cabo la fotosíntesis. Luego, los microorganismos que se alimentan de la materia muerta, como las bacterias, consumen el oxígeno que necesitan otras especies como peces y moluscos para sobrevivir.

“El aumento de la eutrofización finalmente ocasiona que zonas completas empiecen a morir. Hay lugares donde esto significa disminución de oxígeno a nivel local y un riesgo altísimo de que se produzcan floraciones de algas nocivas que tienen efecto directo en la distribución de especies y en la comunidad que consumen organismos que viven en zonas aledañas”, explica Gaymer.

Las denominadas ‘zonas muertas’, son lugares donde casi no queda vida marina debido a la disminución de la cantidad de oxígeno. Este descenso de los niveles de oxígeno está asfixiando a las especies costeras, señala el estudio.

En Latinoamérica, agrega Gaymer, los mayores efectos están ocurriendo en la costa atlántica y el Caribe. “En toda la zona de Brasil se ve el aumento de la eutrofización. También en Argentina, así como en el Caribe. Lo estamos viendo cada vez más en las zonas costeras asociadas a las desembocaduras de los ríos que aportan grandes concentraciones de contaminantes”, menciona el científico del ESMOI.

Expertos señalan que uno de los riesgos es la reducción de la cantidad de peces en el mar. Foto: Andre Baertschi.

“Desde la década de 1960, el océano ha perdido el 2 % de su oxígeno como consecuencia del calentamiento de las temperaturas y los contaminantes, entre ellos las aguas residuales y la escorrentía agrícola. Las áreas costeras son las más afectadas”, se indica en el informe según el cual se han identificado aproximadamente 500 de estas zonas.

Juan Carlos Riveros explica que muchas de estas zonas muertas son temporales, pues se producen sobre todo en época de lluvias cuando éstas arrastran nutrientes al mar, principalmente nitrógeno, fósforo y potasio como resultado de la actividad agrícola o del mal manejo de los desechos. “Lo que sucede en el mar es un aumento de la actividad bacteriana y fotosintética que finalmente absorbe el oxígeno y todo lo que ingresa en ese espacio muere porque no puede respirar”.

Riveros menciona que en la costa de Perú, en la desembocadura de los ríos por ejemplo, se presentan estas zonas muertas temporales.

A todos estos factores contaminantes del mar se suma el plástico que, desde la década de 1990, ha aumentado significativamente. “La contaminación por plástico no tiene solución posible en este momento si es que no se considera realmente reducir la producción de plástico de un solo uso y de plástico en general”, señala Gaymer.

En busca de soluciones

“Las áreas marinas protegidas brindan refugio a la vida marina contra estos factores estresantes. Más del 70% de especies en peligro de extinción buscan refugio en estas zonas. Y esos puntos críticos de biodiversidad marina son cruciales para apoyar tanto la seguridad alimentaria como la salud general de los océanos ahora y en el futuro”, señala el informe.

El mar absorbe alrededor de la cuarta parte de las emisiones anuales de dióxido de carbono. Foto: Nina Cordero.

Según el reporte, estos espacios protegidos albergan el 72 % de las 1500 especies marinas en peligro de extinción incluidas en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). “Los nuevos datos de la Unesco demuestran que, cuanto mayor es el nivel de regulación en una área marina protegida, más efectiva es en la protección de los ecosistemas locales”, se lee en el documento.

También se propone un mejor entendimiento y valoración del océano como un camino para intentar detener la degradación de los océanos, de tal forma que la sociedad en general reconozca sus vínculos con el océano y desarrolle un sentido de cuidado y conexión, generando cambios en valores, comportamientos y acciones.

Daniela Hill, directora de la Fundación Amiguitos del Océano en Ecuador y uno de los 20 científicos que integra el Grupo de expertos en cultura oceánica de la Unesco, explica que entender que la relación entre los seres humanos y el océano es un camino de doble vía. “La idea es lograr que las personas realmente encuentren este sentido de conectividad y de cómo nuestras propias acciones están beneficiando o no a esta casa común que tenemos todos”. Lo que se espera, insiste, “es que la gente entienda de que todos estos problemas que son del océano, que es la base fundamental de la vida en el planeta Tierra, nos repercute a todos. No solo es un tema de biodiversidad, sino también de economía y de la parte social”.

En ese sentido, el informe subraya la importancia de la participación no solo de los científicos en el conocimiento de los mares, sino también de quienes no forman parte del mundo académico.

El reporte destaca también la importancia del conocimiento de los pueblos indígenas. “Su conocimiento sobre cómo mantener el intrincado equilibrio entre la naturaleza y la humanidad sigue siendo un importante recurso al que pueden recurrir los investigadores y los responsables de la formulación de políticas”, señala el documento.

Paisaje submarino en los arrecifes del área natural protegida Parque Nacional Bajos del Norte. Foto: Oceana / Carlos Aguilera.

 

 

 

 

 

 

 

Este texto es original de Animal Político y es reproducido por Amapola Periodismo. Puedes leer el texto original y completo aquí.

Cascabel cola larga, serpiente endémica de Guerrero extraída por su belleza para pieza de colección 

Texto: Alberto Ramírez 

Foto: Bio-explora Guerrero/E.A.T.A

Martes 11 de junio del 2024

Chilpancingo 

 

La cascabel cola larga es una serpiente endémica de la Sierra de Guerrero que suele ser cazada con fines comerciales. Por su peculiar belleza suelen adquirirla extranjeros para ser coleccionadas.

Su nombre común es cascabel cola larga de Guerrero y su nombre científico es Crotalus ericsmith. 

El biólogo Enrique Vázquez Arroyo, quien tiene conocimiento de la venta ilegal de esta especie, informó que suelen comprarlas por grandes cantidades de dinero en el mercado negro.

Esta especie es de importancia médica toxicológica, es decir, venenosa.

Su belleza está en su piel, moteada por un especie de rombos en los que se entrelazan los colores amarillo, gris, y diferentes tonos de marrón; esta última gama muy parecido al suelo en el que habita; miden entre 84 y 85 centímetros, pero no más de metro de largo. Pero característica más particular es su cola larga; mucho en comparación con otras especies.

De acuerdo con el naturalista René Villanueva, en el documental En busca de la cascabel cola larga de Guerrero Crotalus ericsmith, colgado en el canal de Youtube Historia Natvrae, en 2008 se supo de esta especie por los herpetólogos, expertos en reptiles y anfibios, el mexicano Oscar Flores Villela y el estadounidense Jonathan A. Campbell.

Estas serpientes tienen hábitos trepadores, probablemente para eso les sirve su cola, para sujetarse; se le ha hallado sobre algunos arbustos aún cuando es terrestre. Su hábitat es en los bosques de pino y encino de la Sierra.

La dieta de la cascabel cola larga se basa en lagartijas y roedores. Hace uso de su cola como señuelo para atraer sus presas.

Los hábitos de estas serpientes son diurnos, pero también se mueve por la noche para desplazarse a otros lugares o para alimentarse.

Villanueva explicó que esta especie llega a tener de cuatro a 11 crías. La actividad de copulación se da entre los meses de agosto a octubre y las crías nacen en la primavera, al inicio de las lluvias.

En la red social de Facebook se han teñido algunas denuncias acerca de que algunas personas suben a la Sierra ex profeso a extraer esta especie por el alto valor económico en el mercado negro de esta especie endémica, es decir, que no está en ningún otro lugar del mundo.

Lluvia de oro, especie exótica en nuestra ciudad con finalidades ornamentales que puede convertirse en invasora 

Texto y foto: Alberto Ramírez 

Martes 28 de mayo del 2024

Chilpancingo 

 

La lluvia de oro, como es conocida comúnmente en la ciudad de Chilpancingo y en varios lugares de México, es un árbol exótico proveniente de Asia, introducido en nuestro país con fines ornamentales para adornar las calles con sus vistosas y hermosas flores amarillas.

Su nombre científico es Cassia fistula, pero en otras partes del continente americano también lo conocen como flor de santuario, caña fístula, flor de mayo, hoja sen, entre otros.

De acuerdo con la información del portal de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), este árbol es nativo de la India y es cultivado en las costas de México.

La lluvia de oro mide de 10 a 15 metros de altura y hasta 45 centímetros de diámetro, sus flores son color amarillo dorado, los que forman racimos colgantes y largos, también tiene vainas de 37 a 60 centímetros de longitud.

La principal finalidad que se tiene al plantar un árbol de esta especie es para adornar las calles, avenidas y parques de las ciudades.

La madera de este árbol es usada para carpintería, postes, mangos de algunas herramientas, construcciones, combustibles y más. Algunas personas utilizan la pulpa del fruto como laxante.

En la ciudad de Chilpancingo, como en muchas ciudades del país, plantaron árboles en las calles principales con la finalidad de que al florecer adornen la capital con su color amarillo dorado.

En el Andador Emiliano Zapata, en el centro de la ciudad, están plantados algunos de estos árboles y cuando florecen, capitalinos y foráneos posan para tomarse fotos junto a él. En el Parque de la Avispa también hay otros de estos árboles que adornan el lugar, otros más están en el Barrio de San Mateo, también en la colonia San Juan y en muchos puntos de la ciudad.

De acuerdo con la bióloga Marisol Castro, egresada de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), los árboles exóticos, como la lluvia de oro, afectan el ecosistema porque pueden convertirse en invasores, es decir, desplazar a especies de plantas nativas.

La lluvia de oro, como otros árboles exóticos, tiene la capacidad de adaptarse muy bien y su germinación es muy alta, esa es una de las razones por las cuales son usados para embellecer las ciudades, sin embargo, se corre el riesgo de que se vuelvan invasores.

Al sustituir las especias de plantas nativas por especies exóticas se rompe con las redes de interacción entre las especies ya que las plantas están relacionadas y asociadas a ciertas especies de animales, hongos, bacterias y virus, explicó la bióloga.

“Estas redes de interacción tienen millones de años de evolución y están adaptadas al medio. Entonces cuando quitas la vegetación nativa o natural, estás eliminando esas relaciones que hacen posible que los ecosistemas funcionen y nos provean de alimento, vestido, agua y todos los servicios ecosistémicos”.

La bióloga dijo que hay animales que se alimentan de los frutos o flores de plantas nativas, al sustituirlas por una especie exótica, ese animal podría adaptarse a otro alimento y al hacerlo podría enfermarse y morir e incluso existe el riesgo de extinguirse de manera local o general si su dieta es específica.

Eso puede suceder si en la ciudad se introducen más plantas exóticas, en el caso del lugar donde están plantados los árboles de lluvia de oro, anteriormente existían otros árboles, pero fueron sustituidos ya que las ramas alcanzaban los cables y rompían banquetas, cosas que la lluvia de oro no hace.

Lirio amarillo, especie usada para fines ornamentales, está en peligro de extinción

Texto: Alberto Ramírez 

Foto: Cortesía de Edgar Salmerón Barrera 

Martes 14 de mayo del 2024 

Chilpancingo 

 

El lirio amarillo es una planta endémica de México utilizada con fines ornamentales y una consecuencia es que en Guerrero está cataloga en peligro de extinción.

Esta planta es una epifita, crece sobre otro vegetal u objeto sin dañarlo; sólo lo utiliza como soporte. Crece sobre bosques de encinos y pino-encinos.

Otros nombres comunes que se le da al lirio amarillo, de acuerdo a la región, son orquídea hojas de cebolla y monjita. Su nombre científico es prosthechea karwinskii.

De acuerdo con el naturalista e historiador Edgar Salmerón Barrera, el lirio amarillo es endémico de México y nace en los estados de Michoacán, México, Morelos, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Guerrero. Aquí se halla de manera principal en las regiones Norte, Centro, Sierra y Montaña baja.

Tanto en Guerrero y Oaxaca el lirio amarillo está en peligro de extinción por el saqueo de la especie durante los últimos años.

“Su uso en ceremonias de peticiones de lluvia así como la extracción ilegal con fines ornamentales y de venta la tienen en peligro crítico de extinción, y sus poblaciones decaen año con año”, explicó el naturalista.

En los demás estados se clasifica, por ahora, como amenazada, porque el saqueo aún no es tan intenso, pero existe.

Debido a la belleza de esta planta es utilizada para fines ornamentales y religiosos, muchas de las comunidades la extraen para ocuparlas en sus ritos de petición de lluvia. En algunos lugares del país es común que la usen para la celebración de Semana Santa.

Los incendios forestales en temporadas de sequías también es un factor que contribuye a la extinción de esta y otras especies, por lo que es importante concientizar a la población acerca de este problema.

Sitios web como El Regional Coatepec mencionan que algunas comunidades usan estas orquídeas para el tratamiento de diabetes, inflamaciones, dolores musculares, cálculos renales, fiebres, entre otras enfermedades, sin embargo no hay estudios médicos que comprueben su eficacia.

La extracción ilegal para los diversos usos que se le da al lirio amarillo ocasionaron que esté catalogada en peligro de extinción en algunos lugares de distribución y en otros como amenazada.

Es una de las especies más comercializadas de manera ilegal, las extraen de su hábitat y suelen llevarlas a otras ciudades, muchas con diferentes climas o hacen una extracción incorrecta de la planta, que termina por morirse.

Es importante contribuir a la conservación de esta especie, concientizar a la población del peligro de seguir extrayéndola.

Contempla madre de desaparecido denunciar a la Fiscalía por extraviar el expediente del caso de su hijo

Texto y foto: Jesús Guerrero

Domingo 12 de mayo de 2024
Chilpancingo

Margarita Leyva, madre de Francisco Fonseca Leyva, desaparecido el 18 de mayo de 2019, no descarta la posibilidad de interponer una denuncia contra la Fiscalía General del Estado (FGE) por el extravió del expediente del caso de su hijo.

Este lunes 6 de mayo, Margarita Leyva acudió a la Fiscalía para preguntar cómo va el caso de su hijo, y se llevó “una sorpresa mayúscula” cuando un Agente del Ministerio Público del Fuero Común (AMPFC) le mostró el expediente en blanco, denunció la propia Margarita, en entrevista el 10 de mayo poco antes de participar en una protesta con otras madres de desaparecidos.

Francisco Fonseca trabajaba como ayudante de albañil, y la última vez que se le vio fue el 18 de mayo de 2019, cuando terminó su jornada laboral en una obra de la colonia Eduardo Neri, ubicada en la zona poniente de Chilpancingo.

«El 18 de mayo de hace cinco años estaba esperando a mi hijo para darle de comer, pero pasaban las horas y no llegaba. No pude dormir toda la noche”, recuerda Margarita Leyva, sin poder evitar las lágrimas.

Mencionó que después de preguntarles a sus compañeros de trabajo si lo habían visto y que le dijeron que no, se dio a la tarea de buscarlo por los cerros de la colonia Eduardo Neri.

 

«Uno como madre tiene que buscar a sus hijos; y lo sigo buscando», remarcó Margarita Leyva.

Comentó que una vez que tuvo una plática con un funcionario de la FGE, éste le inventó que su hijo Francisco se había ido a Estados Unidos a trabajar.

«Yo le exigí a ese funcionario que me mostrara videos o fotografías donde se ve a mi hijo subiendo a un autobús, pero nunca me dio pruebas; y es evidente que me mintió para que ya deje de exigir en las protestas la aparición de mi hijo», denunció.

Margarita Leyva no descartó interponer una denuncia contra la FGE por el extravió del expediente del caso de su hijo.

«¿Cómo es posible que después de cinco años (de) que interpuse la denuncia de la desaparición de mi hijo, la Fiscalía haya dejado en blanco su expediente?», cuestionó.

De acuerdo con los datos del colectivo Lupita Rodríguez Narciso, desde hace casi 12 años, en Guerrero hay cuatro mil personas desaparecidas.

Reto Naturalista 2024 registra 119 especies de flora y fauna en Chilpancingo

Texto: Alberto Ramírez

Domingo 05 de mayo del 2024

Chilpancingo

 

Como parte del Reto Naturalista Urbano 2024 se registraron 119 especies en 195 observaciones realizadas en la ciudad de Chilpancingo.

El Reto Naturalista Urbano se lanza cada año por iNaturaList para que la ciudadanía tenga participación en la exploración de su entorno, lo conozca y valore. Consiste en hacer un registro de las distintas especies de flora y fauna conocidas y desconocidas.

Grupo de participantes en el Reto Naturalista Urbano 2024 en el bioparque El Ranchito el 28 de abril del 2024. Foto: Cortesía de Marisol Castro

Esta actividad ayudará a los investigadores a conocer la distribución y conservación de las especies alrededor del mundo.

En las observaciones realizadas hallaron distintas especies de flora, como la flor de mayo, mejor conocida como cacalosúchil. Su nombre científico es Plumeria rubra.

El cacalosúchil es un árbol pequeño con tronco recto y copa abierta e irregular, oriundo de México, América Central y Sudamérica. Mide de cinco a ocho metros. Las flores son muy fragantes y pueden ser amarillas o en varios tonos de rosa o púrpura. Los frutos son vainas alargadas de 25 a 30 centímetros.

Foto: iNaturaListMx

También hicieron observaciones de fauna. Una de las especies localizadas fue el ave llamada mulato común o mulato azul; es endémica de México y puede ubicarse en varios estados de la República.

Es un ave canora de unos 25 centímetros. Los colores de ambos sexos son parecidos, con el plumaje gris azulado oscuro y opaco. Tienen una máscara de plumas negras que se extienden desde la base del pico hasta las mejillas. El pico y las patas son negros. Su nombre científico es Melanotis caerulescens.

Foto: iNaturaListMx

Todas las observaciones están registradas en el portal iNaturalistMx. Ahí pueden consultarse las 195 observaciones realizadas.

Para este reto participaron nueve personas organizadas por la comunidad de Observadores de Aves de Chilpancingo. Las observaciones ocurrieron en el bioparque El Ranchito, ubicado en Petaquillas, un pueblo de este municipio.

Hasta el viernes 3 de mayo, Chilpancingo ocupaba el lugar número 41 en registrar 195 observaciones, Monterrey estaba en primer lugar con 76,334.

A nivel nacional realizaron 161,184 observaciones y fueron identificadas 9,840 especies.

El proyecto del Reto Naturalista Urbano junta toda la información de todos los retos que realizan en las diferentes ciudades del país.

Las observaciones estuvieron programadas del 26 al 29 de abril, pero los observadores tienen la oportunidad de subirlas a la plataforma hasta el 5 de mayo; para el 6 será publicado el resultado final.

Los participantes registraron a las especies de flora y fauna a través de la aplicación iNaturalist, agregaron las fotografías de sus hallazgos y una pequeña descripción.

Es una actividad muy relevante e importante porque las personas que participan conocen mucho mejor su entorno y las especies con las que conviven diariamente.

Saca al Charles Darwin que llevas dentro: lánzate al Reto Naturalista Urbano 2024 

El registro y observación de especies como parte de este reto se llevará a cabo el 28 de abril en el bioparque Ranchito Viejo, en Petaquillas, de Chilpancingo


Texto: Alberto Ramírez 

Foto: Marisol Castro Torreblanca 

Martes 23 de abril del 2024

Chilpancingo 

 

iNaturaList lanzó el Reto Naturalista Urbano 2024, una iniciativa Internacional que busca conocer y valorar la biodiversidad que habita en las zonas urbanas de la región.

La actividad consiste en que las personas salgan a explorar su municipio y observen, plantas, animales y hongos que encuentren en su recorrido.

Las especies que se observen pueden ser conocidas o nuevas, no hay excepción.

Para participar en este reto es importante descargar la aplicación iNaturalist, es totalmente gratuita y está disponible en App Store y en Google Play.

Al crear la cuenta en esta aplicación es indispensable registrar el municipio en el que te encuentres y seleccionar y unirse al proyecto participante.

En la aplicación se tienen que subir fotos o vídeos de las especies que observaste y agregarle una pequeña descripción.

Las ciudades y municipios que tengan mayor número de observaciones y especies registradas recibirán un reconocimiento. Si bien esto no es una competencia, la actividad sirve para aprender y conectar con la naturaleza.

Participar en el reto ayudará a que conozcan mejor las distintas especies que hay en el entorno, muchas de ellas por no tener tiempo o no poner atención pasan inadvertidas.

Con esto también aportan a la ciencia ciudadana, pues las observaciones realizadas en este reto ayudarán a los científicos a comprender mejor la distribución y conservación de las especies urbanas.

De manera individual, el reto ayudará a conectar con la naturaleza y eso trae beneficios para la salud física y mental.

Se puede participar de manera individual o grupal con familiares y amigos.

El grupo Observadores de Aves de Chilpancingo lanzó el pasado jueves 19 de abril la invitación para las personas que se quieran unir al reto. El grupo organiza en Chilpancingo la realización del Reto Naturalista Urbano 2024.

Observadores de aves en la Facultad de Ciencias Naturales UAGro, Ex-Rancho Shalako, Petaquillas, el 16 Marzo del 2024. Foto: Marisol Castro Torreblanca

También se realizará un picnic entre los participantes. La actividad se llevará a cabo en Ranchito Viejo, un bioparque de la comunidad de Petaquillas, el domingo 28 de abril de 8 de la mañana a 2 de la tarde.

El principal requisito es descargar la aplicación iNaturaList en su celular, para realizar el registro y para más información enviar un mensaje a la página de Facebook Observadores de Aves de Chilpancingo.

iNaturaList es un espacio en donde se puede aprender sobre la flora y la fauna de México y del mundo.

Ahí se comparten los registros de lo que se observa en la naturaleza.

Es un espacio formado por profesionistas y aficionados inmersos en lo que pasa con la naturaleza, en específico con los animales y plantas.

Observación de aves en Chilpancingo, actividad que contribuye a su protección 

Texto: Alberto Ramírez

Foto: Cortesía de Marisol Castro 

Martes 16 de abril del 2024

Chilpancingo 

 

La actividad que realiza el grupo de observadores de aves en Chilpancingo consiste en salir a observar las aves y talleres relacionados con la naturaleza con el propósito de registrar y de contar a las aves en las localidades o áreas que se visiten.

Marisol Castro Torreblanca, bióloga egresada de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), es una de las coordinadoras de esta actividad.

La bióloga comentó que salen a realizar caminatas por las mañanas o en las tardes para observar y hacer el registro de aves.

Grupo de observadores de aves en el Jardín Botánico de la Uagro, el sábado 09 de marzo del 2024. Foto: Marisol Castro Torreblanca

En estas caminatas se comparte la información de las aves observadas de qué colores son, nombre común y científico, entre otros datos.

Toda esta observación se hace con binoculares que ellos mismos les prestan a los asistentes.

Los participantes identifican las aves a través de guías que también les prestan los coordinadores con la finalidad de que aprendan y realicen correctamente el registro.

Colibrí Opaco (Phaeoptila sordida) en el Jardín Botánico de la Uagro. Foto. Marisol Castro Torreblanca

En ocasiones hacen talleres a la par de las observaciones, donde les enseñan a los participantes a utilizar estas guías y aplicaciones digitales que sirven para la identificación de las aves ya sea en el recorrido, en sus perspectivas casas o en alguna área verde.

Esta actividad es una iniciativa a nivel internacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Esta institución tiene un programa llamado Programa de Aves Urbanas (PAU), que funciona en México y en otros países de América Latina.

Primavera (Turdus rufopalliatus) en el Jardín Botánico de la Uagro. Foto: Marisol Castro Torreblanca

El Programa de Aves Urbanas (PAU) promueve la observación, el conocimiento, el cuidado y la protección de las aves y de su entorno, también promueve que cualquier persona pueda ser partícipe de algo que se llama ciencia ciudadana.

La biologa explicó que la ciencia ciudadana tiene como propósito que la ciudadanía conozca a las aves, que sepan cómo se llaman, dónde están, por dónde se mueven y ellos con sus observaciones contribuyan a hacer ciencia participativa.

Al finalizar los recorridos y el conteo de las aves, los encargados suben ese registro a una plataforma que se llama eBird.

En esta plataforma se puede registrar cualquier persona con su correo electrónico y hacer ahí el registro de aves que ven para que los investigadores a nivel mundial sepan cómo se mueven las aves, dónde están, cuándo llegan, de qué se alimentan, entre otros datos.

Estos registros permiten que se haga ciencia ciudadana y a la vez para conocer a las aves que nos rodean y conviven con nosotros en el entorno y que muchas veces pasan inadvertidas.

Las actividades de observación se realizan dos veces por mes, cada dos semanas, regularmente se realizan los días sábados o domingos.

Para conocer las fechas exactas se tiene que estar al pendiente de la convocatoria en la cuenta oficial de Facebook Observadores de aves de Chilpancingo.

En la ciudad de Chilpancingo se inició con esta actividad desde el año 2022. En otras ciudades como Tlapa, Acapulco, Zihuatanejo y San Gerónimo también las realizan, pero se adaptan de acuerdo con el contexto.

Luisito Común (Myiozetetes similis). Foto: Marisol Castro Torreblanca

Los que coordinan las actividades en Chilpancingo son el maestro Epifanio Blancas, del Instituto de Investigación Científica y la bióloga Marisol Castro Torreblanca, quien además también tiene estudios de posgrado en ciencias biológicas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Existen actividades que se realizan en fechas específicas, hay un calendario a nivel global en las que se marcan días concretos.

Las fechas más próximas son del 22 al 26 de abril que se realiza el conteo naturalista, se realiza la caminata y registran todos los organismos, plantas, insectos y mamíferos, entre otros.

Como estas fechas hay muchas más en las que se puede participar, para eso es importante estar al pendiente de las redes sociales para enterarse.

El número de participantes puede ir desde 1 a 30 personas; es conveniente que los grupos sean un poco reducidos para una mejor experiencia y atención porque además los binoculares son pocos.

El uso de binoculares es muy importante porque con ellos se puede ver a las aves a detalle y al no contar con esta herramienta los participantes que no logren observar correctamente puede perder el interés en la actividad.

Castro Torreblanca dijo que cuando los grupos son de muchas personas es un poco más difícil la observación de aves porque hay mucho ruido y las aves se dispersan.

En la actividad pueden participar todas las personas, desde niños hasta adultos mayores, pero es importante considerar que se trata de caminar y a veces resulta un poco pesado para algunos.

Momoto Corona Canela (Momotus mexicanas). Foto: Marisol Castro Torreblanca

El único requisito que se necesita es que tengan interés por aprender acerca de la biodiversidad, gusto por caminar y entusiasmo, no se necesita tener experiencia, esa se adquiere ahí en las actividades.

Los recorridos son gratuitos, a los participantes se les presta binoculares y las guías para identificar a las aves.

En ocasiones puede haber cuotas de recuperación simbólica, pero solo cuando se invita a personas que vayan a dar algún taller de dibujo, alebrijes u otro que se relacione con la naturaleza.

Las observaciones de aves se realizan principalmente en el jardín botánico de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), en las instalaciones de la Escuela Superior de Ciencias Naturales, pero también en las colonias Emperador Cuahutemoc, Rosario Ibarra, la colonia México y en cualquier otra área verde con un permiso .

Grupo de observadores de aves en la Facultad de Ciencias Naturales UAGro, Ex-Rancho Shalako, Petaquillas, el 15 de Marzo del 2024. Foto: Marisol Castro Torreblanca

Los organizadores tratan de hacer estas actividades en espacios seguros para los participantes debido a la inseguridad que se vive.

También reciben invitaciones de parte de los ciudadanos que quieran ques e visite a su comunidad o alguna área verde de alguna colonia.

Tejones, los mamíferos de Guerrero encargados de distribuir semillas 

Texto: Alberto Ramírez 

Foto: Bio-explora Guerrero/E.A.T.A

Martes 16 de abril del 2024

Chilpancingo 

 

Los tejones son los mamíferos medianos más abundantes de los bosques y selvas guerrerenses, con una función importante en el ecosistema donde habitan.

Son animales de tamaño medio, cuerpo largo y esbelto; puede medir hasta 120 centímetros, incluida su cola qué, prácticamente, corresponde a la mitad de su medida. Su hocico es muy alargado y puntiagudo, cabeza delgada, ojos pequeños, orejas cortas redondeadas, tienen extremidades cortas con uñas fuertes en los pies.

Foto: Bio-explora Guerrero/E.A.T.A

De acuerdo con el biólogo Enrique Vázquez Arroyo, fundador y miembro activo de Bio-explora Guerrero, la función que cumple esta especie en el ecosistema es muy importante pues dispersan semillas de diferentes especies de flora por todo el monte.

Además ayudan a mantener el equilibrio de las poblaciones de algunos bichos que podrían considerarse una plaga.

Son conocidos comúnmente como tejones, coatíes, pizote, entre otros nombres, depende de la zona de distribución es el nombre que reciben, su nombre científico es Nasua narica.

La alimentación de esta especie es omnívora; consume principalmente frutas e insectos, en menor cantidad vertebrados pequeños, ellos, a su vez, forman parte de la alimentación de animales grandes.

Foto: Bio-explora Guerrero/E.A.T.A

“Los coatíes se pueden llegar a avistar en manadas hasta de 20 individuos, conformadas por hembras juveniles que aprenden a identificar los sitios de alimentación, hidratación y refugio”, explicó el biólogo.

Los machos adultos solo se acercan en temporada de apareamientos, en otro momento no se les permite acercarse.

Regularmente los machos andan solos y son conocidos como tejones solitarios, mucha gente cree que son una especie diferente, pero no es así.

El problema de la pérdida, la fragmentación de su hábitat y la cacería ilegal son el resultado de la poca distribución en algunas zonas.

Por ser una animal que tiene una distribución desde Estados Unidos hasta Uruguay no se clasifica en alguna categoría de riesgo.

“En México está reportado en todos los estados de la República, excepto en la Península de Baja California, Norte y Sur”.

Foto: Bio-explora Guerrero/E.A.T.A

Vázquez Arroyo también dijo que en Guerrero se distribuye en todo el estado o por lo menos en la mayoría de los municipios.

En un reciente monitoreo, el biólogo publicó en el grupo de difusión de Facebook, Bio-explora Guerrero, un video donde se aprecia una familia de estos mamíferos en busca de alimento.

El video fue grabado en el municipio de Cocula, sobre el borde del Río Balsas.

Estos vídeos de monitoreo sirven para conocer la biodiversidad de un sitio en específico.

En las imágenes se observa a los animales en una minuciosa búsqueda de su alimento en el suelo.

Vázquez Arroyo explicó que estos monitores de la biodiversidad tienen una importancia muy grande porque permite conocer qué especies existen en determinados sitios.

Además, los monitores ayudan a conocer la población aproximada, conocer los hábitos e identificar si alguna especie está dentro de alguna categoría de riesgo, también conocer las posibles amenazas y las oportunidades de conservación.

 

 

¿Cómo podemos ver de manera segura el eclipse solar?

Texto: Darwin Franco/Zona Docs 

Foto: Zona Docs

Sábado 6 de abril 2024

 

¿Me puedo quedar ciego si miro directamente el eclipse solar? ¿Es verdad que se me pueden dañar las retinas oculares? ¿Qué tipo de lentos puedo usar para ver el eclipse? Son algunas de las dudas que surge entre las personas que desean apreciar el fenómeno astronómico, así que esta nota explora lo que sí podemos hacer para ver este fenómeno, pero también lo que debemos evitar para no tener ningún problema.

Un eclipse solar ocurre cuando la luna bloquea cualquier parte del sol. La última vez que esto ocurrió fue el 11 de julio de 1991; por ello, el eclipse solar que sucederá el próximo 8 de marzo de 2024 ha causado una gran expectativa, pero también miedo y escepticismo.

De acuerdo a las estimaciones realizada por la NASA, el eclipse solar total cruzará por Norteamérica (México, Estados Unidos y Canadá), así como en algunas partes de Europa. En estos lugares será posible ver este fenómeno astronómico que sucede únicamente cuando la Tierra, la Luna y el Sol se alinean.

Sin embargo, la expectativa que esto nos causa debe estar acompañada por medidas de seguridad, pues bajo ninguna circunstancia “es seguro mirar directamente al sol sin protección ocular especializada”.

De acuerdo a la NASA, el único momento en que será posible hacer una observación del sol es “durante la breve fase total de un eclipse solar total” que es cuando la luna bloquea completamente la cara brillante del Sol.

¿Por qué no debemos ver de manera directa el eclipse solar total?

De acuerdo a especialistas de los servicios de Oftalmología del Hospital Juárez de México del Hospital General de México“Dr. Eduardo Liceaga y del Hospital General Dr. Manuel Gea González, “el ojo es vulnerable frente a la luz solar directa y a los rayos ultravioleta (UVA)”.

Luz solar y rayos ultravioleta que, pese a que el sol esté total o parcialmente cubierto por la luna, no dejan de emitirse por lo que existe un riesgo latente de tener lesiones oculares si se mira el eclipse solar total de forma directa.

“Al observarlo de forma directa sin la protección adecuada, se corre el riesgo latente de que las células de la retina sufran estrés oxidativo que conlleva inflamación, cicatrización y secuelas irreversibles en la visión”, señalaron los expertos.

Algunas de las afectaciones oculares podrían ser:

  • Percepción distorsionada de los colores (discromatopsia / daltonismo)
  • Alteración de la forma y el tamaño de los objetos en la visión (metamorfopsia)
  • Incapacidad para ver con nitidez las letras pequeñas
  • Aparición de una mancha negra centrada en la visión conocida como escotomo, lo que implica una perdida significativa de la visión.
  • Retinopatía solar, que es un daño fotoquímico de la retina ocasionado por mirar al sol sin una protección adecuada.

En el caso de los daños en la visión todo dependerá de la intensidad de la radiación solar y del tiempo de exposición al eclipse solar; en la mayoría de los casos, estos padecimientos oftalmológicos resultan irreversibles.

Los especialistas fueron enfáticos al señalar que la retina es:

“una membrana ubicada en la parte interna del ojo constituida por varios conjuntos de células nerviosas que se encargan de decodificar la información luminosa que es percibida por el ojo y enviarla al cerebro en forma de imágenes a través del nervio óptico”.

Por tanto, si existe algún daño en la retina, ésta no podrá transformar la luz en visión. De ahí que se requiere extremar precauciones para no poner en riesgo nuestra salud visual.

Por tanto, la Secretaria de Salud recomienda que “toda persona que desee observar el eclipse de forma directa lo haga protegiéndose con lentes con filtro de rayos ultravioleta categoría UV 400”, pero sólo deberá hacerlo por algunos segundos, esto para reducir la probabilidad de daño.

Explicaron también que “los lentes oscuros o polarizados convencionales no protegen contra la radiación ultravioleta”, pues sólo atenúan la intensidad de la luz, por lo que “no constituyen una barrera de protección”.

¿Cómo podemos ver el eclipse solar total de forma segura?

De acuerdo al Instituto de Geofísica de la UNAM y la NASA, la única manera de poder ver de forma segura el eclipse solar total será “utilizando anteojos de observación solar (“anteojos para eclipses”) o un visor solar de mano que sea seguro”.

Pero hay que tomar en cuenta que “los anteojos para eclipses NO son gafas de sol comunes: sin importar lo oscuras que sean”; por lo tanto, advierten que “las gafas de sol comunes no son seguras para observar el sol”. Así que si deseas usar “anteojos para eclipses” debes verificar que estos cumplan con la norma internacional ISO 12312-2.

Lo que debes de evitar a toda costa “es mirar el sol a través de una lente de cámara, telescopio, binoculares o cualquier otro dispositivo óptico mientras usas tus anteojos para eclipses”, esto porque los rayos solares concentrados atravesarán y quemarán el filtro, y entrarán en tus ojos, causando lesiones graves.

Para una observación segura, explican expertos de la UNAM, también puedes usar un vidrio para soldar; no obstante, debes de asegurarte que su grado de opacidad sea de 14 o más. Si no tiene este grado no será seguro observarlo, así que -precisan los científicos- si no sabes cuál es su graduación “no lo uses para observar el eclipse”.

Así mismo apuntan que: No se puede observar el eclipse a través de cámara, binoculares o telescopios que no tengan los filtros adecuados, tampoco es seguro verlo con lentes oscuros, negativos fotográficos, radiografías, discos compactos o papel aluminio y los más importante: “NUNCA LO VEAS DE MANERA DIRECTA”.

Si no posees “anteojos para eclipses” existen varios métodos para ver el eclipse de forma segura, se pueden usar métodos de observación indirecta, lo que garantiza que no veamos de manera directa el sol, pero que sí garantizan que podamos ver el fenómeno astronómico.

Aquí algunos métodos seguros.

  • Proyector estenopeico, el cual puedes realizar con una caja de zapatos, tal y como se muestra en la siguiente imagen, pero recuerda: ¡NO mires al Sol a través del agujero!
  • Utilizar las hojas de los árboles, pues a través de las sombras también se puede proyectar las fases parciales del eclipse
  • Emplea utensilios de cocina como coladores, pues sus agujeros circulares proyectarán figuras de media luna en el suelo durante las fases parciales de un eclipse solar.

En el siguiente video, la NASA también ofrece otras formas seguras de mirar el eclipse solar que sucederá este próximo 8 de abril, fecha que deberás de aprovechar pues la próxima vez que esto ocurra será el el 30 de marzo de 2052.

Otra forma segura de verlo es seguir la transmisión en vivo que hará la NASA, a través de este enlace que se activará el 8 de abril; en ésta, un experto acompañará esta experiencia y responderá en tiempo real a tus preguntas, las cuales puedes hacer utilizando: #preguntaNASA.

 

 

 

 

 

 

Este texto pertenece a ZonaDocs y es reproducido por Amapola Periodismo como parte de una alianza de medios.

La jamaica, un producto poco rentable para los campesinos y revendedores en la actualidad 

Texto y foto: Alberto Ramírez 

2 de abril del 2024 

Chilpancingo 

 

La jamaica es una planta producida en gran parte del estado de Guerrero, para muchas familias en Acapulco y la zona de la Costa Chica es su principal fuente de ingresos.

La flor de la jamaica es usada para elaborar diversos productos, como helados, aguas frescas, mermeladas, tés, entre otros.

En el año 2022, la gobernadora del estado publicó en su cuenta oficial de Facebook que Guerrero era el principal productor de jamaica a nivel nacional.

El municipio con mayor producción fue Ayutla de los Libres con 1,840 toneladas. Seguido por Tecoanapa con 1,709 toneladas y, en tercer lugar, Acapulco con 684 toneladas.

Sin embargo, desde hace más cinco años la producción en los municipios de Tecoanapa y Ayutla ha bajado considerablemente.

Planta de jamaica cortada y lista para desprenderla de la bellota en Los Tepetates, municipio de Ayutla de los Libres, en el año 2018.

De acuerdo con Ambrocio Ramírez, agricultor de maíz, frijol y calabaza y, antes de jamaica, de la comunidad de Los Tepetates, del municipio de Ayutla, la producción de jamaica bajó en gran medida.

Varias de las principales comunidades vecinas productoras como Cruz Quemada, Lagunillas, Colotepec, Los Tepetates, Buenavista de Allende, entre otras, ya casi no siembran este producto cuando hace más de seis años todos los terrenos en el mes de noviembre y diciembre estaban totalmente coloreados de rojo por la flor de la jamaica.

Ambrocio comentó que la actividad de siembra y cosecha de la jamaica es muy tediosa y que se requiere de mucha inversión para producirla y al venderla no hay ganancia.

La inversión para esta actividad agrícola no solo es de dinero, también se requiere de mucho tiempo.

En las comunidades antes mencionadas dejaron de cultivar la jamaica en gran parte porque era más el dinero que invertían que las ganancias obtenidas.

Uno de los problemas que se presentan en la comunidad de Los Tepetates es que la mayoría de hombres jóvenes se van a Estados Unidos para intentar tener una mejor vida.

Los pocos que se quedan y aceptan ser trabajadores para cosechar cualquier producto cobran muy caro un día de trabajo, esto hace que muchos productores de jamaica opten por mejor no sembrarla.

Ambrocio comentó que hace años casi todas las familias de la comunidad sembraban la jamaica, pero ahora solo son como tres o cuatro familias que se dedican a eso porque ya no es negocio.

Familia despicando la jamaica en los Tepetates en el año 2018

Además de los altos costos de los trabajadores, hubo ocasiones en las que a la planta les cayó una plaga y todo lo que invirtieron tanto en tiempo y dinero se perdió.

Hace más de ocho años la cosecha de jamaica era una fuente de ingresos para los campesinos que la sembraban y, además, generaban fuentes de empleo, porque contrataban a otros campesinos para trabajar en los plantíos.

Los que no tenían su propio terreno se iban a las comunidades vecinas donde había más plantíos y se alquilaban para trabajar por semanas e incluso se quedaban hospedado con sus mismos patrones o rentaban pequeñas casas o cuartos.

Regularmente eran los hombres más jóvenes los que se iban a trabajar para ahorrar para las fiestas decembrinas y los que ya tenían familia lo hacían para comprar las cosas que requería una casa para vivir en mejores condiciones.

En la actualidad, según las palabras de Ambrocio, ya casi nadie se quiere dedicar a ese trabajo por lo tanto ya no es una fuente de ingreso.

La cosecha

La jamaica se siembra casi al mismo tiempo que la milpa y regularmente en el mismo terreno, algunos la siembran a finales del mes de mayo, otros en junio e incluso en julio, pero la cosecha se lleva a cabo después que la del maíz.

A finales de noviembre y en el mes de diciembre era cuando todos los productores trabajaban para cosechar la flor de Jamaica. La cosecha es el proceso más complicado.

Cuando la planta de jamaica mide un metro de altura, aproximadamente, los productores podan sus ramas para que le crezcan más.

Tienen que limpiar para que no crezca junto al monte porque le impide desarrollarse bien, algunos productores la fertilizan.

Después de haber terminado de tirar sus hojas y de haber floreado, una pequeña flor blanca, está se convierte en color rojo y esa es la parte de la planta que se rescata.

Cuando llega el momento de cosechar, los campesinos cortan las ramas de la planta y la llevan en algún lugar del terreno para continuar con el proceso.

Posteriormente se despica la jamaica con estacas o con uñeros o al menos así lo hacen en esa parte de la Costa Chica.

Las estacas son un trozo cuadrado de madera de aproximadamente uno o dos metros de altura y 20 centímetros de ancho. El largo de la estaca depende de la persona que la vaya a ocupar o de su estatura.

A ese trozo de madera se le hace una pequeña abertura en medio en la parte de arriba y se les coloca aluminio o algún otro material para que al momento de pasar las ramas entre este materia, la bellota quede pegada en las ramas y salga solo la flor, que es la parte que interesa rescatar.

De cierta manera este proceso es más rápido, pero al final se tiene que escoger para que no vaya revuelta la flor con hojas, bellotas o cualquier otra basura.

Otras personas le quitan la flor con uñeros, pequeños artefactos fabricados regularmente con aluminio, con las tapaderas de las latas de chiles en vinagre u otro producto.

El uñero, como su nombre lo dice, se coloca en el dedo, y se despica la flor una por una, aunque el proceso es mucho más tardado, el producto sale limpio, sin hojas, sin pedazo de bellotas.

La planta de jamaica, sobre todo la bellota, tiene mucho ahuate, por lo que además de tedioso y cansado, regularmente el cuerpo siempre tiene picazón.

La venta de jamaica en los pueblos y en Chilpancingo

Ambrocio Ramírez dijo que cuando todas las comunidades sembraban casi en todos sus terrenos, mucha gente de fuera iba a comprarles grandes cantidades a precios muy bajos y al final los campesinos tenían poca o nula ganancia.

“Es mucho trabajo y se le gana muy poco, muchas veces la compraban muy barata y al final uno le terminaba poniendo”, lamentó.

Ahora que son pocos los productores pueden vender la jamaica a un mejor precio, pero mucha gente prefiere ya no apostarle a ese negocio.

Por la poca producción, en la actualidad, el kilo lo pueden vender hasta en 200 pesos, pero eso jamás hubiera sucedido si los productores siguieran plantando Jamaica al por mayor.

Puesto ambulante de jamaica en el mercado Baltasar R. Leyva Mancilla en Chilpancingo en febrero del 2024

Que no haya mucha producción de jamaica, no solo afecta a los productores, sino que también a los revendedores como es el caso de Arnulfo Hernández.

Arnulfo es un vendedor ambulante en el mercado Baltasar R. Leyva Mancilla, de quien su única fuente de ingreso es la venta de jamaica.

Comentó que ha tenido muchos obstáculos porque a él le venden la jamaica un poco cara y por ser revendedor tiene que venderla más cara aún para obtener ganancias.

El problema con el que casi siempre se enfrenta es el regateo de las personas que van al mercado a comprar.

Arnulfo dijo que tiene que pagar 30 pesos diarios para vender en las calles aledañas del mercado y que ahora el Ayuntamiento ya no lo deja vender en la calle que está a un costado donde hay más gente; se tuvo que mover a una calle más lejana.

Él vende la jamaica por litros, aproximadamente 150 gramos, a 25 o 30 pesos, si es posible un poco más caro para que su negocio le sea rentable.

Beneficios de consumir jamaica

De acuerdo con el sitio del Gobierno de México, la flor de jamaica tiene diversos beneficios, se puede usar para bajar de peso, combatir los síntomas de la gripa, como remedios de enfermedades estomacales, entre otros.

Contiene vitaminas (A, C, B1, E) y minerales como el hierro, fosfato y calcio.

Es una fibra natural, contiene propiedades antioxidantes, antisépticas, purgativas, diuréticas, sedantes, entre otras.

Salir de la versión móvil