Marchan normalistas rurales de todo el país en Chilpancingo para exigir justicia para Yanqui Kothan

Texto: Marlén Castro

Foto: Andrea Mendoza

Sábado 16 de marzo del 2024

Chilpancingo

 

“No has muerto. No has muerto. No has muerto camarada, tu muerte, tu muerte será vengada”, consignaron los normalistas rurales del país, entre otras frases combativas, en las calles de Chilpancingo, donde esta mañana marcharon para exigir castigo para el policía que asesinó a su compañero Yanqui Kothan Gómez Peralta.

Esta consigna dedicada al Che Guevara, en 1967, acomoda bien a los estudiantes normalistas para protestar este 2024 por el asesinato de Yanqui Kothan asesinado el pasado jueves 7 de marzo.

Los 61 años que han pasado desde la ejecución del Che a manos de un policía, parecen ser en vano. Yanqui Kothan murió por la mano de un policía, ahora prófugo, se dice.

 

Se trató de un contingente de unos 800 normalistas rurales de todo el país, al que se sumaron madres y padres de los 43 desaparecidos, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) y los colectivos Centro de Derechos de las Personas Víctimas de Violencia Minera Bello y el Colectivo de Personas Desaparecidas en Chilpancingo Lupita Rodríguez Enciso. En total, entre 1,100 y 1,300 personas marcharon para exigir justicia.

La marcha partió de la avenida Insurgentes, de la estatua de Nicolás Bravo, a las 11:20 de la mañana, una hora con 20 minutos más tarde del horario establecido en la convocatoria y concluyó hasta la salida a Tixtla, en el sitio en el que Yanqui Kothan fue asesinado.

Vianey Guzmán, la madre y otros familiares de Yanqui Kothan, también participaron en esta multitudinaria marcha para exigir justicia por el hijo, el hermano, el primo, el que ya no está con ellos desde hace nueve días. Los familiares se mimetizan entre los normalistas, por medidas de seguridad también se cubren el rostro para no ser identificados.

La marcha pasó por las avenidas Insurgentes e Ignacio Ramírez, hasta llegar al punto conocido como Las Banderas en donde se hizo una parada en el antimonumento a las 43, donde las madres y padres de los 43 se solidarizaron con la madre de Yanqui Kothan. Dijeron que comprenden su dolor, porque es un sentimiento compartido porque a nueve años y seis meses no saben nada de sus hijos.

De ahí se encaminaron rumbo al viejo libramiento a Tixtla, punto en el que los primeros manifestantes comenzaron a arribar alrededor de las 13:40 horas. Todo el contingente llegó al punto del lugar del asesinato hasta las 14:00 horas.

En el sitio del asesinato realizaron una manifestación, en donde habló Vianey Peralta; de parte de las madres y padres de los 43, Emiliano Navarrete, padre del normalista José Angel Navarrete, además de un joven normalista de cada delegación de las normales del país integradas a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM).

Vianey Peralta exigió justicia para su hijo, pero también habló de cómo está la economía nacional y local, la que hace que las familias apenas tengan para sobrevivir.

Emiliano Navarrete, por su parte, criticó a los policías que sin miramientos asesinan a jóvenes estudiantes, como ahora le tocó a Yanqui Kothan, de 23 años.