Protestan familiares de Miguel Huerta para exigir a FGE su búsqueda

El Servidor de la Nación, originario de Taxco, hoy cumple un año desaparecido en Temaxcalapa, municipio de Taxco

Texto y foto: Marlén Castro
Miércoles 28 de febrero del 2024
Chilpancingo

A las seis de la tarde del martes 28 de febrero, el servidor de la nación Miguel Huerta Torres, en Temazcalapa, municipio de Taxco, fue privado de su libertad por una mujer y un hombre armados.

Hoy que se cumple un año de su desaparición, su familia en desplazamiento forzado para preservar la vida, interrumpió su exilio para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) que lo busque, porque aunque están detenidos tres responsables, «no han hablado ni hablarán para decir a dónde se lo llevaron».

Huerta Torres es un líder natural de Temaxcalapa, gestor de diferentes necesidades en la comunidad, a quien seguían los pobladores por su capacidad de gestión.

Temazcalapa, como otras comunidades de la zona Norte, comenzó a sufrir el asedio de un grupo del crimen organizado.

Huerta Torres se opuso a las determinaciones establecidas por gente de ese grupo.

Se lo llevaron al salir de la Comisaría Municipal, a la que convocó a la población para acordar asuntos relativos a su trabajo como Servidor de la Nación.

Es militante de Morena.

La familia de Huerta Torres se integró al Colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera y hoy protestaron en la puerta de la Fiscalía para exigir resultados.

Integrantes del Colectivo María Herrera junto con familiares del desaparecido Miguel Huerta protestan en la FGE para exigir labores de búsqueda.

Cuando se lo llevaron a punta de las armas, Miguel estaba con su hijo de cinco años, el más pequeño de los cuatro hijos, quienes esperan volver a verlo vivo.

Al desinterés de la FGE, la familia Huerta se enfrenta también a la prepotencia del delegado del Bienestar, Iván Hernández Díaz, quien no canaliza el salario a sus hijos, tres de ellos son menores, aunque un Tribunal Federal ordenó la protección de los menores.

El Colectivo María Herrera convocó a una marcha que partiría del Monumento a Las Banderas a la Fiscalía, la que se transformó en una protesta en la puerta principal de la FGE porque ante el temor acudieron solamente unas once personas.