“Véngase a mi casa, mataron a mi mamá“, suplica niña de 11 años al abuelo, en Copanatoyac

Texto: Amapola periodismo (con Información de Itzel Urieta y Carmen González

Fotografía: Tlachinollan

Chilpancingo

5 de diciembre del 2023

 

Luis Vargas acusó a su ex yerno del asesinato de su hija María Margarita Vargas, de 30 años.

Los hechos ocurrieron en la cabecera municipal de Copanatoyac, en la región de la Montaña, la madrugada del domingo 3 de noviembre.

El padre de María Margarita denunció que la muerte de su hija es un feminicidio, no un suicidio, como pretende hacer creer el alcalde priísta de Copanatoyac, Eleuterio Reyes Calleja.

Luis Vargas culpó del asesinato de su hija María Margarita a su ex marido Pavel Bernabé Rosendo.

María Margarita, de 30 años, quien de acuerdo con la denuncia fue víctima de un feminicida, fue sepultada la tarde del viernes 4 de diciembre, en Copanatoyac.

Contó que su hija se separó hace tiempo por la violencia que padecía de su ex marido Pavel Bernabé Rosendo.

María Margarita vivía solo con sus dos hijas de 11 y siete años, en una casa cerca del río, en Copanatoyac.

Contó que en varias ocasiones, mientras vivían en pareja, María Margarita fue agredida por su ex marido, razón por la cual lo dejó, pero él iba a gritarle y a amenazarla.

Explicó que la madrugada del domingo 3 de noviembre, alrededor de la una y media, recibió una llamada de su nieta de once años, hecha desde el número de celular de Pavel Bernabé.

Su nieta le dijo de forma textual: “véngase a mi casa, mataron a mi mamá».

Cuando llegó a la casa a la que se fue a vivir su hija sola, contó, encontró una patrulla de la Policía Municipal de Copanatoyac, a unos vecinos y a sus nietas.

Los policías y los vecinos intentaban reanimar a María Margarita y contó que buscaron atención en clínicas privadas y en el hospital de Copanatoyac pero nadie abrió.

Así que se la llevaron a María Margarita al Hospital General de Tlapa, donde la ingresaron y luego salieron a decirle que estaba muerta.

Contó que el cadáver de su hija tenía signos de violencia, además de señas de una cuerda en el cuello, con la cual, cree, fue asesinada.

Yacimiento de María Margarita Vargas.

El cadáver de su hija fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo para practicarle la necropsia, por petición del mismo padre.

Luis Vargas pidió neutralidad en la investigación, sin tráfico de influencias en el Ayuntamiento, porque la madre del presunto feminicida, Pavel Bernabé, Josefa Rosendo Cisneros, es supervisora de la Zona de Preescolar en el municipio y es lideresa priísta.

Luis Vargas indicó que Josefa Rosendo y el alcalde tienen una buena relación y denunció que por eso está protegiendo al feminicida.

El presidente municipal de Copanatoyac ya fue señalado de encubrir otro feminicidio, se trata del doble feminicidio de las hermanas Avelina y Kenia Olivares López, dos mujeres nahuas de Tlalquetzalapa, asesinadas por Fernando Reyes Olivos, hijo del ex presidente municipal Enterbio Reyes Bello.

Ayer por la tarde fue el sepelio de María Margarita y de camino al panteón, la gente exigió justicia para la madre de dos pequeñas que quedan en la orfandad.