Marchan en Tlapa para exigir justiciar por Gaspar, niño que murió por una bala pérdida

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Tlachinollan 

Chilpancingo

Familiares, amigos, maestros y compañeros del niño Gaspar «N, de siete años, originario de Tlapa de Comonfort, realizaron esta mañana una marcha para exigir justicia y castigo a los responsables de su muerte.

El niño fue herido en la cabeza por una bala pérdida durante un ataque armado el lunes pasado, a la altura del río Jale, también un adulto identicado como Luis «N», de 60 años, quien era chofer de una unidad de la ruta Cochoapa el Grande-Tlapa.

Luis y Gaspar fueron trasladados al hospital de Tlapa, donde el primero falleció. El menor fue llevado en helicóptero al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, en Chilpancingo.

Gaspar permaneció en el hospital hasta el día de ayer; antes de ser intervenido perdió la vida.

El niño era conocido como Gasparcito, cursaba el primer año en la escuela primaria Galileo, turno matutino.

Existen dos versiones sobre su asesinato. Una es que acompañó a su madre a vender comida cerca del lugar donde ocurrió el ataque armado.

La madre de Gaspar tiene tres hijos más, por lo que en redes sociales algunas personas de la ciudad se solidarizaron para brindarle apoyo económico.

Otra versión indica que Gaspar hacía la tarea en su casa, ubicada cerca del lugar cuando la bala lo alcanzó.

La muerte de Gaspar causó indignación entre los habitantes de la ciudad.

«Era un pequeño de siete años que sólo estaba en el lugar y la hora equivocada», escribió una usuaria en redes sociales.

Fue iniciativa de maestros e integrantes del Comité de Padres de Familia de la escuela realizar la marcha para exigir justicia por el menor.

La marcha partió de la primaria Galileo y llegó al Ayuntamiento de Tlapa.

Durante la marcha las niñas, niños, maestros y maestras vistieron ropa color blanca, y llevababan pancartas y globos blancos; durante el recorrido el contingente se mantuvo en silencio.

«Los niños también tenemos derechos», «Justicia para Gaspar», «Sr. Presidente (Gilberto Solano Arreaga) urge la seguridad», fueron las consignas que se leían en las pancartas que después colocarons en la entrada del Ayuntamiento.

«Es una marcha pacífica. Exigimos justicia para nuestro alumno Gaspar, quien estaba en el lugar y la hora equivocados. Queremos que las autoridades hagan las investigaciones correspondientes», mencionó el director de la primaria Galielo, Julián García Narciso.

Al término de la marcha los alumnos soltaron globos blancos y aplaudieron de manera en memoria de Gaspar.

 

Salir de la versión móvil