Exigen a AMLO que cumpla su palabra de que el sistema de salud en Guerrero sea similar al de Dinamarca

Texto: Amapola periodismo

Fotografía: Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan 

18 de abril del 2023

Chilpancingo

 

 

Trabajadores de los hospitales de Tlapa y San Luis Acatlán, ubicadas en las zonas más marginadas de Guerrero, que junto a pobladores demandan medicamentos y mejores instalaciones exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que cumpla con su dicho de que el sistema de salud esté como en Dinamarca.

«Usted nos prometió un sistema de atención equiparado al de Dinamarca o Canadá, pero acá en Guerrero en la zona indígena y campesina de la Montaña y Costa Chica sigue prevaleciendo el abandono institucional, el nepotismo, la falta de medicamentos, así como el robo y venta de ellos que son gratuitos», se lee en un documento el Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio (Craadt).

Esta organización exige que el Hospital de Especialidades en San Luis Acatlán funcione a toda su capacidad, con personal y medicamentos.

Mediante un documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador; al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda denunciaron el saqueo del equipo médico que empezaron a instalar en este nuevo Hospital de San Luis Acatlán, en la Costa Chica.

Acusaron a la titular de la Secretaría de Salud estatal, Aidé Ibarez Castro y al representante del Instituto Nacional de Salud (Insabi), Jaime Rendón Gómez, de incumplir el acuerdo de hacer funcionar el nuevo hospital de especialidades.

En la actualidad funciona el Hospital Básico Comunitario, pero con una serie de deficiencias, como la falta de personal y de medicinas.

Durante un foro denominado en defensa del territorio, realizado este sábado en las instalaciones del Comisariado Ejidal, los integrantes de la Craadt denunciaron a la directora del Hospital Básico Comunitario, Glenis de la Cruz Cebrero y a la administradora, Saraí Castro, de recibir el medicamento en sus casas y después distribuirlos en clínicas particulares de San Luis Acatlán, que están a cargo del mismo nosocomio público.

Quienes hicieron esta denuncia fueron de manera directa los comisariados ejidales de San Luis Acatlán, Clemente Jiménez Santiago, de Vista Hermosa, en el municipio de Iliatenco, Claudio de los Santos García, de San Miguel del Progreso, del municipio de Malinaltepec, Federico Salgado Toribio, quienes entre otros, firman el escrito.

Señalaron que si bien las dos funcionarias ya fueron destituidas del cargo no les han investigado y el Hospital Básico Comunitario sigue con las mismas fallas e incluso un grupo de trabajadoras tienen tomadas las oficinas administrativas apoyados por la líder sindical de la Sección 36 del Sindicato de Trabajadores de Salud, Beatriz Vélez Núñez.

En relación al nuevo hospital que será de especialidades médicas en el mismo municipio de San Luis Acatlán, no ha entrado en funcionamiento porque el equipo médico desapareció.

«Adolecemos de atención médica profesional, digna, de calidad intercultural, además persisten actuaciones de omisión de las y los responsables políticos de la salud pública nacional», incluyeron en su documento los integrantes del Craadt.

Asimismo en el Hospital General de Tlapa, médicos, enfermeras y personal administrativo cumplieron este lunes 51 días en paro de labores para exigir que den posesión el nuevo director, dotación de medicamentos, reparación del drenaje en la sala de quirófanos y la red de electricidad en la lavandería.

El dirigente de la Subsección 13 de la Sección 36 del Sindicato de Trabajadores de Salud, Jesús Basurto Torres, afirmó que de las muchas demandas que han planteado al gobierno la única que atendieron fue¡ la destitución del director del Hospital, Javier Blanco.

«Nos dicen que hasta que entre el posesión el nuevo director, Silvio Rosales, es cuando se van a poder resolver las demás demandas como la dotación suficiente de medicamentos, las reparaciones a la sala de quirófanos, lavandería y el aire acondicionado», dijo Basurto Torres, entrevistado vía telefónica.

«Lo que dijo el presidente de que nuestro sistema de salud estará pronto como Dinamarca creo que nos falta un poquito», comentó en forma irónica el líder sindical.

Mencionó que debido al paro en el que participan más de 150 trabajadores las cirugías programadas fueron canceladas, sólo atienden las de urgencia.

«Tenemos una sala de quirófanos donde está mal el drenaje y eso es malo, porque puede haber infecciones tanto para el personal médico como para los pacientes”, comentó.

Fuentes de la Jurisdicción Sanitaria 04 de la región de la Montaña informaron que en esta zona con19 municipios hay 200 centros de salud, ocho hospitales básicos comunitarios, un hospital general y el Hospital del Niño y la Madre, éstos dos últimos en Tlapa.

La constante en los centros médicos es la falta de medicinas, médicos, enfermeras, ambulancias y equipo médico.

El pasado 12 de abril, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan dio a conocer que por falta de atención médica falleció un niño de cinco años en la comunidad de Calpanapa, municipio de Cochoapa el Grande.

El menor de edad es hijo de jornaleros agrícolas y tenía fuertes dolores de estómago, fiebre y diarrea; sus familiares lo llevaron a una clínica en la comunidad vecina de Dos Ríos, pero ahí sólo había una enfermera quien les dijo que no había medicamentos.

El menor fue canalizado a la cabecera de Cochoapa el Grande y de ahí enviado al Hospital General de Tlapa, pero en el trayecto hacia Tlapa en una camioneta particular falleció.

Tlachinollan denunció que el menor de edad murió de una parasitosis aguda, pero, sobre todo, por falta de atención médica.