Entregan medalla al mérito civil a la activista Tita Radilla, pide justicia por los desaparecidos y que legisle la Ley de Desaparición Forzada

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Óscar Guerrero 

Chilpancingo

 

La activista por los derechos humanos y personas desaparecidas de la guerra sucia, Tita Radilla Martínez, recibió esta tarde la Presea al Mérito Civil, Nicolás Bravo, por su activismo a favor de las víctimas de desaparición forzada.

La activista denunció la omisión de las autoridades federales y estatales por no permitir el acceso a la justicia “que se merecen las familias de las personas desaparecidas”.

Entrevistada al término de la entrega de las preseas al Mérito Civil, Radilla Martínez dijo que en la actual administración no hay un avance real para lograr la justicia que requieren las familias de los desaparecidos.

Agregó que al Poder Legislativo local le falta aprobar una ley con todo y presupuesto sobre desaparición forzada en el estado de Guerrero.

“Queremos que los diputados aprueben un presupuesto necesario para las búsquedas y localización de nuestros seres queridos que son miles a nivel nacional y que día a día esta cifra de horror sigue creciendo y nadie la para”, mencionó Radilla Martínez.

Otra de las exigencia de Radilla Martínez fue acelerar los trabajos de la Comisión de la Verdad para la Investigación de las Violaciones a los Derechos Humanos Durante la Guerra Sucia de los años sesentas y setentas del Estado de Guerrero (Comverdad).

Consideró que la Comverdad registra pocos avances en las investigaciones y las familias necesitan saber la verdad de lo qué paso con sus seres queridos.

“La verdad es que muchos de nosotros ya estamos enfermos, casi cinco décadas de buscar a nuestros desaparecidos y necesitamos una respuesta del gobierno mexicano porque (las desapariciones) son un acto de gran magnitud y así deben de ser las acciones del Estado, enormes, grandes, para que pueda haber resultados”.

Sobre el reconocimiento entregado hoy por manos de la gobernadora morenista, Evelyn Salgado Pineda, Padilla Martínez dijo que no es un honor recibir medallas o reconocimientos y que si los aceptan es para que el problema de los desaparecidos sea visibilizado.

“Yo espero que a partir de este reconocimiento los diputados nos escuchen y aprueben el proyecto de iniciativa de desaparición forzada para la protección de las familias de las personas desaparecidas”.

Radilla Martínez dijo que para las familias de las personas desaparecidas “no hay una cuarta transformación, todo está igual a cinco décadas de comenzar esta lucha por la aparición con vida, en mi caso, de mi padre”, dijo.

Explicó que todo seguirá igual si no cambian a los funcionarios “de antaño” que siguen en los mismos puestos de poder.

“Si queremos que cambien las cosas las instituciones deben cambiar y sanearse, no queremos más protección para los perpetradores”.

Radilla Martínez indicó que para la entrega del premio no hubo un acercamiento con la gobernadora para plantearle sus demandas, pero mencionó que de su parte buscará una reunión para tratar sus demandas.

Radilla Martínez, mejor conocida como Tita Radilla, es una activista mexicana que lucha por la justicia para personas víctimas de desaparición forzada y sus familiares. Es vicepresidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en México (Afadem), y denunció en distintas ocasiones y ante instancias internacionales el caso de su padre Rosendo Radilla.

Rosendo Radilla Pacheco fue desaparecido por elementos del Ejército un 25 de noviembre de 1974 con la excusa de que Rosendo componía corridos para Lucio Cabañas y por tener vínculos con él y Genaro Vázquez Rojas, ambos guerrilleros. Desde esa fecha no se sabe nada de su paradero.

Otros de los reconocimientos otorgados el día de hoy, por el aniversario de la creación del estado de Guerrero, fue a Antonia Ramírez Marcelino, mujer nahua, originaria de la comunidad de Ocotequila, municipio de Copanatoyac, en la región de la montaña alta de Guerrero, que el pasado mes de febrero junto con otras nueve mujeres de la comunidad impugnaron la elección de comisarios por no permitir la participación de las mujeres.

Finalmente, a través de un fallo del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero (TEE) se logró que las mujeres votaran por primera vez en una elección de comisarios.

Otra mujer que recibió el galardón fue la activista por los derechos de las personas afromexicanas, Mijane Jiménez Salinas.

Otra mujer premiada esta mañana es Artemisa Jaramillo, originaria de Tixtla, quien recibió el premio Guillermo Soberón Acevedo, por sus aportes en ciencia y tecnología. Artemisa Jaramillo es una líder mundial en tecnología digital.

También fueron reconocidos y reconocidas María de Jesús Mateos Morales, Jesús Bartolo Bello López, Juan Carranza Soriano, Olivia Leyva Muñoz, Eloísa Maciel Oregón, Jaqueline Avilés de la O, Demian Alarcón Ortiz, Robyn Bendicta Sidney Gordon, Sergio Anacleto Aguilar, Neftalí García Castro, Baldemar Arteaga Martínez y Raúl Calvo Sánchez.

Otros de los galardones entregados por la gobenadora fue la Condecoración Estatal Vicente Guerrero al artista plástico Bernardo Rosendo Ponce; la Juan Álvarez fue para el abogado Joel Moreno Temelo; la Ignacio Manuel Altamirano fue para Vera Judith Villa Guardiola.