Cuarta ola de Covid-19 alcanza a dependencias del gobierno del estado y Congreso

Los últimos datos de la Secretaría de Salud indican que hay 1,480 casos activos de Covid-19 en el estado, de los cuales 397 contagios y dos defunciones por esta causa se confirmaron en las últimas 24 horas.


 

Texto: José Miguel Sánchez
Fotografía: Oscar Guerrero
12 de enero 2022
Chilpancingo

 

Al menos dos funcionarios cercanos a la gobernadora Evelyn Salgado y burócratas de dependencias estatales y Congreso local se recuperan por Covid-19. La cuarta ola de la pandemia ha afectado también a las dependencias y cambiado dinámicas laborales.

El director de Comunicación Social, René Posselt Aguirre y el secretario de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, Eduardo Loria Casanova, están confinados debido a que se recuperan por la infección respiratoria.

Posselt Aguirre, quien es el vocero de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, resultó positivo a principios de este año y según versiones de sus allegados en los próximos días se reincorporará a sus labores debido a que tuvo en forma leve los síntomas del virus.

Trabajadores de la Secretaría de la Contraloría, se quejaron de que a pesar de que su jefe Eduardo Longoria se habría presentado a trabajar ya con la Covid-19, los están obligando a mantenerse en las oficinas.

Los empleados de esta Secretaría que pidieron se omitieran sus nombres para evitar alguna represalia dijeron que la semana pasada varios de ellos tuvieron contacto con Loria Casanova y temen haberse contagiado.

Señalaron que ellos no deberían de estar trabajando porque podrían tener el virus y contagiar a más compañeros de trabajo.

 

Nuevas medidas ante cuarta ola

En el Periódico Oficial que publicó este lunes el gobierno del estado establece como medidas sanitarias que en el Palacio de Gobierno todos los trabajadores utilicen el cubrebocas, además que en los accesos de cada edificio se les toma la temperatura y coloca gel antibacterial en las manos.

Personal de la Secretaría de Salud estatal instaló un módulo a un costado del auditorio «José María Izazaga», atrás del Palacio de Gobierno, en donde se les realizan pruebas rápidas a los trabajadores que tengan algún síntoma de la Covid-19.

En entrevista, la dirigente de la Sección VII del Sindicato de Servidores Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) Socorro Sánchez Salmerón, confirmó que cuatro trabajadores de diversas dependencias estatales están enfermos de coronavirus.

La líder sindical señaló que será hasta el próximo lunes 17 cuando las autoridades estatales den a conocer una determinación sobre si la burocracia sigue laborando en forma normal o se establecen guardias rotativas.

“La indicación de la jefa de personal del Poder Ejecutivo Alicia Ventura es esperar esta semana para poder tomar una decisión adecuada”, dijo Socorro Sánchez.

Esto debido a que los trabajadores de base regresaron a sus funciones el pasado lunes 10 de enero, y a las autoridades se les hace poco tiempo para tener un diagnóstico de la situación sanitaria, a pesar de que los trabajadores de confianza regresaron a trabajar desde el día de 3 de enero, expresó.

Mencionó que en el módulo que instaló la Secretaría de Salud en la parte trasera del Palacio para aplicar pruebas rápidas de Covid-19 sólo se reparten 50 fichas al día cuando la planta laboral en la sede del Poder Ejecutivo es de 3 mil trabajadores.

Las pruebas se empiezan aplicar a las diez de la mañana pero los que acuden para que se les realicen tienen que llegar tres horas antes para hacer fila y obtener una ficha.

Se observó que varias trabajadores que hacían fila tosían o estornudaban.

En el regreso a las labores en el Congreso local, 12 trabajadores administrativos resultaron positivos de Covid-19 luego de que personal de la Secretaría de Salud inició las pruebas rápidas en el estacionamiento de esta sede del Poder Legislativo.

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Apreza Patrón, informó que ninguno de los legisladores que se presentaron a realizarse la prueba resultó positivo de coronavirus.

Ante los contagios de Covid-19 en el gremio burócrata, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, dijo que no se van a cerrar las oficinas del gobierno estatal y que se reforzarán las medidas sanitarias.

«Ya están saliendo los contagios (Covid-19) por todos lados», respondió a una presunta que le hizo un reportero luego de encabezar un acto oficial en la residencia oficial de Casa Guerrero este miércoles a mediodía junto con la nueva secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes.

Rebasan los mil casos activos de Covid-19

Los últimos datos de la Secretaría de Salud indican que hay 1,480 casos activos de Covid-19 en el estado, de los cuales 397 contagios y dos defunciones por esta causa se confirmaron en las últimas 24 horas.

Los casos activos se concentran principalmente en los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, y Taxco.

 

La población es la responsable de evitar contagios Covid-19, sostienen autoridades ante cuarta ola de la pandemia

En el mundo y en Guerrero se vive la cuarta ola de contagios por la Covid-19, ahora con una nueva variante, Omicrón, que aun cuando no llega  al estado, los contagios por el virus SAR-CoV-2 continúan. Ante eso, las autoridades aseguran que la población es, en su mayoría, la responsable de prevenir los contagios.

Hasta la segunda ola de contagios, que se desarrolló principalmente en las fiestas decembrinas del año pasado, las autoridades estaban activas en actividades de prevención, información. Multaban negocios y a los choferes del transporte público que incumplían las medidas sanitarias. Esto ocurrió de manera particular en Chilpancingo.

A dos meses de que se cumplan dos años de que se declaró la pandemia de la Covid-19, el 20 de marzo del 2020, las medidas por parte de las autoridades, como un problema de salud pública, mermaron.

El jueves pasado, la secretaria de Salud del estado, Aidé Ibarez Castro, dijo a Amapola . Periodismo transgresor, que aun cuando distribuyen medicamentos en centros de salud y hospitales, hacen pruebas Covid-19 en las jurisdicciones y hospitales, la población tiene una responsabilidad primordial de evitar contagios, siguiendo las medidas sanitarias que las autoridades de salud indicaron, como uso correcto de cubrebocas, gel antibacterial, lavado de manos, sana distancia, evitar aglomeraciones y acudir a espacios cerrados.

A la par de este discurso, en Guerrero, sobre todo en diciembre pasado, las autoridades mantuvieron en pie las ferias de fin de año en los municipios, como en el caso de Chilpancingo y Chilapa, dos municipios de la región Centro que cada año realizan estas  celebraciones con espectáculos artísticos que permiten la presencia de cientos de personas.

En Chilpancingo es un claro ejemplo de lo que no se debía hacer. Expertos y autoridades estatales y federales advirtieron que por motivo de las festividades de diciembre se originaría una cuarta ola de contagios, además de la aparición de la variante Ómicron que propaga más rápido el contagio, pero con menos letalidad.

La alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, planteó de manera reiterada que la Feria de Navidad y Año Nuevo que concluyó ayer en las instalaciones ubicadas en la colonia Los Ángeles, se siguieron todos los protocolos sanitarios como que tomaron la temperatura y aplicaron gel antibacterial a los asistentes, además que solicitaron certificado de vacunación contra el SAR-CoV-2, de lo contrario, realizaron pruebas rápidas para detectar el virus. La feria no se realizó el año pasado.

De acuerdo a una consulta con asistentes a los eventos programados tanto en la plaza de toros Belisario Arteaga y el teatro del pueblo Rubén Mora Gutiérrez este fin de semana, a ninguno les pidieron sus certificado médico para ingresar ni tampoco observaron módulos de pruebas rápidas detección del SARS-CoV-2.

El secretario de Salud municipal, Cipriano Gutiérrez Castro, aseguró en un comunicado del viernes pasado que previo a esta festividad adquirieron 10,000 pruebas rápidas, y que en los 20 días que llevaba la feria aplicaron 1,831 y de éstas 56 fueron positivas, pero que la mayoría eran visitantes de Querétaro, Oaxaca, Sinaloa y Ciudad de México, y de municipios locales como Iguala y Acapulco.

Según dijo el funcionario, la mayoría eran asintomáticos y a los positivos no se les permitió la entrada a la feria ni a sus acompañantes, aunque llevaran certificado de vacunación.

En las instalaciones de la feria se instalaron negocios de diferentes giros: ropa, trastes, comida, bares y juegos mecánicos. Mientras que en la plaza de toros se realizan corridas y bailes amenizados por grupos musicales y solistas. El martes pasado, fue de las noches que más repleta se vieron las instalaciones de la feria, ante la presencia del grupo musical El Recodo; no hubo sana distancia, ni uso correcto del cubrebocas y mucho menos pidieron el certificado de vacunación.

Además en el espacio del teatro del pueblo, todos los días hay conciertos musicales y artísticos, no es posible la sana distancia, además, las personas suelen quitarse el cubrebocas para consumir alimentos.

El 6 de enero, Día de los Reyes, la administración municipal invitó a los niños de Chilpancingo a las instalaciones de la feria para regalarles juguetes y rosca.

En el caso del zócalo de Chilpancingo, como medida de prevención para evitar contagios, las autoridades anteriores decidieron cerrarlo desde marzo de 2020 hasta mayo pasado, pero asumiendo que la población debía responsabilizarse de las medidas sanitarias.

Antes, en el trasporte público, las autoridades de Tránsito y Vialidad hacían operativos para verificar que en las unidades se respetaran las medidas sanitarias, pero ahora nada de este continúa.

En los comercios, tan sólo del primer cuadro de la ciudad, la situación es similar al trasporte, son pocas las personas que ofrecen gel antibacterial y tapetes desinfectantes de calzado.

En los mercados, como el central, el Baltasar R Leyva Mancilla, los comerciantes no suelen usar gel antibacterial y ofrecen fruta a los compradores sin desinfectarla entre las aglomeraciones.

El senador y padre de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, Félix Salgado Macedonio dijo el jueves pasado que en esta semana Guerrero retrocederá a semáforo naranja, ante el alza de contagios de coronavirus, resultado de las fiestas decembrinas. Las autoridades del estado no lo han hecho oficial y las federales informaron que esperarán hasta el próximo 23 para determinar qué pasa con los colores del semáforo.

El módulo de tomas de muestra para detectar SAR-CoV-2 que instalaron las autoridades municipio en la alameda Granados Maldonado, las largas filas son visibles desde el lunes pasado.

En el último registro epidemiológico de las autoridades de Salud del estado que hicieron público ayer domingo, indica que Guerrero mantiene 1,114 casos activos de coronavirus, de estos 293 se registraron en las últimas 24 horas y una defunción en el mismo lapso de tiempo.

Los 1,114 casos activos se concentran principalmente en: Acapulco de Juárez, con 472; Iguala, 170; Chilpancingo, 151; Taxco, 118; Zihuatanejo, 48; Chilapa, 21; Pungarabato, 18; Ometepec, 14; Tixtla, 13 y Tlapa, 11.

De las 477 camas  habilitadas para pacientes Covid con ventilador para respiración artificial, se encuentran ocupadas 34, que representa el 7 por ciento y de las 1,017 camas para atención médica general están ocupadas 563, el 53 por ciento.

 

Texto: Beatriz García – Fotografía: Oscar Guerrero – 10 de enero del 2022 – Chilpancingo


Te puede interesar – ¿Sabes qué afecciones ocasiona el Omicrón y cuáles son los servicios de salud disponibles en Guerrero?