La variante delta y el hongo negro, las consecuencias de una pandemia

Texto: Beatriz García

Fotografía: José Luis de la Cruz

14 de julio del 2021

Chilpancingo

 

El SAR-Cov-2 tiene una estrecha relación con su variante delta y el hongo negro. Esta relación la explicó el doctor en Biomedicina Molecular y director del Laboratorio de Diagnóstico e Investigación en Salud (Labdis) de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Oscar del Moral Hernández.

 

El virus SAR-CoV-2 está compuesto por cerca de 30,000 letras en secuencia genética, entonces, cada una de estas van cambiando o desapareciendo y a eso se le llama mutación o variante del virus. De ahí se desprende la variante delta.

 

Quienes lo padecieron o lo padecen la Covid-19 tienen un sistema inmune debilitado y eso los hace vulnerables de contraer el hongo negro que, en realidad, no es una bacteria nueva, pero se hace oportuna en un contexto de pandemia, según explicó el especialista.

 

En Guerrero, las autoridades de Salud confirmaron casos de hongo negro, además, de que en estas dos últimas semanas, han reportado un rebrote de casos de la Covid-19.

 

Primero hablamos de la Covid-19 a más de un año de pandemia, después cómo surge la variante delta y, después, el hongo negro.

 

El doctor también es director de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas de la Uagro, de donde depende el Labdis, que justo abrió en el contexto de la pandemia. Ahí ya se han tomado 15,000 muestras para detectar el SAR-CoV-2.

 

–Va más de un año de pandemia y justo ahora se vive una alza de contagios, ¿qué está pasando?, –se le preguntó al especialista.

 

–Hasta cierto punto es normal, las pandemias anteriores, la de 1918, tuvo tres olas, la de influenza que se le conoció como gripe española, tuvo tres olas y la más mortal fue la segunda, este virus es respiratorio y ya en otras partes del mundo habían sucedido, es normal este tipo de reincidencias porque la gente se cansa de cuidarse, –respondió.

 

Aunque en Guerrero ya es una realidad la vacunación, el porcentaje de vacunados no sólo en el estado si no en todo el país es bajo, expuso el doctor. Justo la vacuna es elemento importante para contrarrestar el virus, entonces, no se puede hablar de que se está protegido de la Covid-19 de manera colectiva.

 

“Afortunadamente hasta ahorita no parece que sea tan grave, esperemos que no siga incrementando, no se ve tanto como a principio de año”, dijo.

 

Las vacaciones de verano iniciaron y ante la apertura del turismo en el estado hay un riesgo latente de que los contagios sigan propagándose.

 

El investigar manifestó que entre más aglomeraciones haya, el virus sigue estando en la población y se sigue dispersando. Por ejemplo, en el periodo de campañas políticas hubo una dispersión.

 

Del Moral Hernández entiende el problema económico en el contexto de una pandemia por el cierre masivo de comercios, pero sugirió un equilibro en el manejo de la pandemia, es decir, seguir ciertas medidas de manera obligatoria. Pero, aclaró, esta es una responsabilidad compartida entre autoridades y población.

 

“Si lo vemos en la práctica, el semáforo verde es prácticamente nada, ya no usan cubrebocas, están a la hora que sea, los aforos están al tope, ya nadie cumple ninguna restricción y por eso los contagios vuelven a subir”, mencionó.

 

Hasta este martes, de acuerdo con el reporte diario de la Secretaría de Salud del Estado, suman 43,694 contagios y 4,586 defunciones. En las últimas 24 horas se registraron 218 nuevos contagios, 97 más que un día anterior.

 

Variante delta

En Guerrero, aparentemente la variante delta de la Covid-19 no está presente, el por qué lo explica el doctor.

 

La Organización Mundial de la Salud(OMS) reconoce cuatro variantes con preocupación del virus SARS-CoV-2, por ser las más contagiosas, porque son proclives a mutaciones que pudieran reducir el efecto de las vacunas o la inmunidad natural adquirida después de una infección, entre estas la delta. Esto se conoció por un artículo publicado por la OMS.

 

La variante es una versión del virus que se dispersó en todo el mundo, y no habría razón para creer que no llegará o ya está en Guerrero, para saberlo se tienen que hacer estudios más sofisticados, aclaró el director de Labdis.

 

En el Labdis, en los próximos meses, dijo, podrán hacer estos estudios para detectar la variante del virus. Es posible que este laboratorio sea el primero en detectar si la variante circula entre la población.

 

Aunque en Guerrero, el 22 marzo en el Labdis ya descubrieron tres variantes del SAR-CoV-2 en el estado, pero ninguna considerada peligrosa.

 

 

Hongo Negro

La bacteria del Hongo Negro no es nueva en el mundo, pero con la Covid-19 la población es más vulnerable de propagarse. En Guerrero, por ahora, hay dos casos confirmados, uno en Ometepec y otro en Chilpancingo.

 

Fue el 1 de julio que el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, informó sobre la detección de los dos casos: el primero, una mujer de 71 años, diabética e hipertensa que, además, padeció la Covid-19 y estuvo intubada, el segundo, otra una mujer de 68 años.

 

“El hongo es distinto a un virus. Este hongo negro no es nuevo, esto ha existido desde hace mucho, hay reportes en México de esta enfermedad, lo que sucede que es un hongo que se conoce como oportunista, es decir, merma en personas que tiene un sistema inmune debilitado”, explicó.

 

Es un hongo que se halla en la basura, en el suelo, en el aire, pero si hay un sistema inmune fortalecido no pasa nada, de acuerdo con la explicación del especialista.

 

Las personas que tuvieron la Covid-19 o la padecen son más vulnerables en contraer la bacteria, porque su sistema inmune está débil, es por esa razón, expuso el investigador, que en medio de esta pandemia se habla de nuevos contagios. Aclaró que a diferencia de un virus, el hongo no se contagia de persona en persona.

 

“Los que se infectan con este hongo la mortalidad es muy alta, está arriba del 50 por ciento, quizá por eso llama mucho la atención esta enfermedad. Como tiene una mortalidad muy alta y no hay tratamiento, una vez que se diagnostica no se puede hacer nada con el paciente”, agregó del Moral Hernández.

 

–Entonces, la pandemia continúa, pero ¿cuál es el panorama de los expertos sobre cuánto tiempo más seguirá?, –se le preguntó al experto.

 

–Justamente acabo de leer un artículo donde se reunieron muchos expertos, premio nobel, para analizar cuánto tiempo falta, aún nadie lo sabe, pero más o menos, la conclusión es que por lo menos un año o dos años, más o menos, no en esta misma condición, va a ir disminuyendo, quizá vuelva a haber otros brotes en el mundo, –explicó.

 

Más adelante mencionó que es importante entender que la pandemia no ha terminado, que si bien hay cansancio en la población de seguir la medidas, pero se deben “aguantar”, porque aun cuando hay una esperanza con la vacuna, todavía las condiciones son inestables.