Tragar fuego y vender chicles para sobrevivir

Texto y foto: Luceli Pastrana

Martes 14 de mayo del 2024

Chilpancingo

 

Adán y María Natividad, quienes tienen menos de 30 años, razón por la que figuran en las estadísticas de la población joven de este país, trabajan en el semáforo de la avenida Rufo Figueroa. Él como tragafuegos, ella en la venta de dulces y chicles.

Sus tres hijos, de ocho, seis y dos años, los acompañan en cada jornada.

Adán y María Natividad trabajan en este semáforo desde hace más de cinco años.

Adán empezó como limpiaparabrisas y después decidió probar como tragafuegos. María Natividad junto con sus tres pequeños, mientras Adán lanza llamaradas calientes, venden sus dulces.

Poco a poco, Adán aprendió a sortear el viento para que este no lo devuelva las llamas y lo queme, o haya algún accidente que afecte a las personas al volante que durante el semáforo en rojo quedan cerca de él.

Esta labor en la que está involucrada toda la familia les permite juntar el dinero pagar la renta de su vivienda, comer y mandar a los dos hijos mayores a la primaria.

Adán y María Natividad son criticados por poner a trabajar a sus tres hijos.

“No nada más ellos trabajan, trabajamos todos. Ellos ahorran su dinero y ya si queremos algo, entre todos lo compramos. Hay gente que piensa que los explotamos y nos beneficiamos nosotros. Si fuera así, nada más los pusiéramos a ellos a trabajar. Pero no. Como ve. Todos trabajamos”, se defiende María Natividad.

Adán, María Natividad y sus tres hijos comienzan su jornada de trabajo alrededor de las cuatro de la tarde. Después de que los dos mayores salen de la primaria, van por ellos, comen y después al semáforo. Concluyen su jornada alrededor de las nueve de la noche.

A pesar de que esta actividad de Adán y María Natividad no califica como un empleo, al trabajar por su cuenta, no entran en las estadísticas de personas desempleadas.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Empleo del INEGI, Guerrero es una de las cinco entidades con menor desempleo, incluso, en 2023, se posicionó como el estado con menor tasa de desempleo.