Rutas foráneas reestablecen parcialmente el servicio en Chilpancingo

Base de combis Chilpancingo-Tixtla resguardada por elementos de seguridad, el 9 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Texto y foto: José Miguel Sánchez

9 de febrero del 2024

Chilpancingo

 

Las rutas foráneas de Chilpancingo restablecieron el día de hoy sus servicios de manera parcial, algunas modificaron sus horarios y otros improvisaron sus bases para sentirse más seguros en medio de una ola de violencia contra el sector.

El servicio de transporte público foráneo también se suspendió desde el día lunes, después de seis ataques armados contra conductores y unidades, de los cuales, dos ataques fueron contra unidades foráneas.

El lunes a las 6:30 de la mañana, las urvans de las rutas Chilpancingo-Tixtla y Chilpancingo- Petaquillas fueron atacadas a balazos y los conductores fallecieron.

Petaquillas y Tixtla son dos poblados donde, de acuerdo con fuentes de seguridad, opera el grupo del crimen organizado conocido como Los Ardillos.

Base de combis Chilpancingo-Tixtla resguardada por elementos de seguridad, este 9 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

Después de dichos ataques las demás rutas foráneas suspendieron sus servicios que poco a poco, esta mañana del viernes, se comienzan a reestablecer.

La ruta Chilpancingo-Zumpango comenzó desde ayer el servicio, con horarios reducidos de siete de la mañana a siete de la noche.

En el caso del servicio de taxis colectivos Chilpancingo-Iguala y Chilpancingo-Acapulco hoy se normalizó, con salidas cada hora, en días pasados brindaron servicio pocas unides durante el día.

Las urvans foráneas El Palmar-Chilpancingo y Apango-Chilpancingo reestablecieron el servicio.

En el caso de Chilpancingo-Apango las unidades operan con horarios reducidos.

Sobre las unidades Chilpancingo-Tixtla, solo el sitio Vicente Guerrero opera con normalidad.

Base de combis Chilpancingo-Tixtla resguardada por elementos de seguridad, este 9 de febrero del 2024. Foto: José Miguel Sánchez

El sitio Águilas Doradas, donde ocurrió el primer ataque de la mañana del lunes, sigue sin brindar el servicio. Las rutas Chilpancingo-Chilapa no brindan el servicio.

El servicio hacia los poblados de la zona sur como son las rutas del Río Azul, donde ocurrió el segundo ataque del lunes, operaron con normalidad, pero instalaron sus bases en la entrada del sur de la ciudad. Lo mismo ocurrió en el servicio a los pueblos conocidos como del Valle también operaron siempre pero sacaron sus bases de la ciudad, esperaban el pasaje a la salida sur.