No avistan jaguares en la Sierra de Chilpancingo, sólo pumas

Una ONG advierte que podría deberse a la pérdida de hábitat


Texto: Itzel Urieta
Foto: Amapola Periodismo/Archivo 
14 de enero del 2023
Chilpancingo

 

El puma es el segundo depredador más grande del ecosistema mexicano después del jaguar. En Guerrero, de acuerdo con especialistas, su población es mayor comparada con la de otros felinos como jaguares, ocelotes, tigrillos y jaguarundis.

Guerrero Jaguar, asociación civil dedicada a la preservación y conservación del jaguar y otros felinos en la entidad, registró en 2023 varios avistamientos de pumas en el poblado serrano de Jaleaca de Catalán, municipio de Chilpancingo.

«En todos los sitios que hemos muestreado hemos encontrado pumas, a diferencia del jaguar del que no vimos ninguno», alertó el director de Guerrero Jaguar, Fernando Ruiz Gutiérrez.

Ejemplar de jaguar captado por cámaras trampa en el Ejido de Cordón Grande, en la Sierra de Tecpan, el 17 de noviembre del 2023. Fotografía: Ejido Forestal Cordón Grande/Archivo

De 12 muestreos que Guerrero Jaguar realizó de septiembre a diciembre en Jaleaca, en ninguno apareció un jaguar, pero en todos hubo aparición de pumas.

Ruiz Gutiérrez dijo que en el 85 por ciento de los muestreos realizados el felino que predomina es el puma, lo que indica que es una población estable, es decir, no está en peligro de extinción.

A pesar de eso los pumas, al igual que los jaguares y fauna silvestre de la zona, se enfrentan a dificultades que los ponen en riesgo.

La pérdida de hábitat, el sacrificio y la cacería furtiva son parte de los peligros a los que se enfrentan estos felinos.

Guerrero Jaguar tiene reportes de personas que cazan a los pumas por depredar su ganado.

«Hay gente a las que les depredan el ganado y los matan. Uno de los productores de Técpan tenía chivos; le mataron los chivos, esperaron a que regresara a comer y ahí mataron al puma», contó Ruiz Gutiérrez.

Pumas en la Sierra de Jaleaca, Guerrero, el 18 de octubre del 2023. Foto: Guerrero Jaguar/Arhivo

La caza de pumas es común porque son felinos más agresivos que los jaguares y hay registro de ataques a personas.

Una de las alternativas de Guerrero Jaguar para disminuir la caza de felinos es la sensibilización de las comunidades donde se registraron avistamientos de pumas y armar corrales de manejo nocturno para evitar la depredación de ganado.

«La parte más importante además del monitoreo es la sensibilización comunitaria y la toma de acuerdos y eso no lo hemos podido hacer en Jaleaca», explicó Ruiz Gutiérrez.

En diciembre del 2023, Guerrero Jaguar compartió datos de los avistamientos de felinos y expresaron su preocupación por que en la Sierra de Jaleaca no se registró ningún jaguar.

«Observamos un amplio número de registros de pumas, pero muy pocos de los demás felinos; aun no podemos determinar si hay una disminución en las poblaciones de las otras especies que están beneficiando a los pumas o si se debe a la temporalidad», reportó Guerrero Jaguar en su página de Facebook el 28 de diciembre del 2023.

Jaguar captado por las cámaras trampa de Guerrero Jaguar en el corredor comunitario para la conservación de su especie, el 26 de febrero del 2022. Foto: Cortesía Guerrero Jaguar/Archivo

De acuerdo con Ruiz Gutiérrez, son unos seis o siete pumas los que se mueven en la Sierra de Jaleaca, en un área de alrededor de 100 kilómetros.

La nula aparición de jaguares en esta zona preocupa al activista, porque en otros años si hubo avistamientos y dijo que se tiene que analizar porque este año no se observó en la zona.

«Puede ser que migren porque es temporada de estiaje y busquen alimento más arriba y que en lluvias regresen, pero lo determinaremos con más estudios y muestreos».

Lo más preocupante sería que los pocos avistamientos de jaguares sean por un tema de pérdida de su habitad o la caza, porque en esta zona falta concientizar a las poblaciones sobre la importancia de la conservación.