Segundo día sin transporte; ciudadanos caminan hasta cuatro kilómetros para llegar a su destino

Texto: José Miguel Sánchez

Fotografía: Oscar Guerrero

Chilpancingo

El servicio de urvans del transporte público, por segundo día consecutivo, sigue suspendido después de un ataque armado donde tres choferes fueron asesinados y una unidad incendiada de la ruta Los Ángeles-Mercado, al oriente de la capital.

Dionicio Rios Mundo vive al norte de Chilpancingo, en la colonia Azteca y ante la falta de transporte hoy tuvo que caminar para realizar sus actividades diarias.

A las siete de la mañana salió de su casa para recoger unos análisis clínicos en un laboratorio del centro de la ciudad.

En la base de las combis de la colonia Azteca Dionicio estuvo alrededor de 40 minutos a la espera de que llegara una unidad, lo cual no ocurrió.

En ese punto convergen cuatro rutas que van del centro de la ciudad a colonias del norponiente, pero esta mañana ninguna apareció.

Al final Dionicio caminó hasta el centro de la ciudad, es decir, cuatro kilómetros que hizo en 50 minutos.

«Desgraciadamente no puedo esperarme otro día para salir, mañana salgo a México a una consulta medica y tengo que recoger los análisis», comenta antes de comenzar su caminata.

Dionicio también regresó a pie a su casa ante la falta de transporte.

Esta situación se repite en varios puntos de la ciudad, en las paradas más importantes del transporte, como la del mercado Baltasar R Leyva Mancilla y el centro las pocas unidades que circulan no se dan abasto para el número de personas que necesitan trasladarse.

Algunas personas en las paradas esperan más de 30 minutos, y deciden caminar.

Esperar alguna unidad que los acerque a un punto tampoco es una opción. Las pocas unidades que circulan se llenan rápido.

Además sólo recorren las principales calles y avenidas del centro de la ciudad.

Un par de choferes que laboraron hoy coincidieron en que la falta de unidades es un paro de labores para exigir al gobierno estatal garantías de seguridad.

«Por grupos de Whatsapp que tenemos nos dijeron que paráramos, porque esto será un paro de tres días para protestar por nuestros compañeros asesinados», mencionó el conductor que pidió se omitiera su nombre por temor a represalias.

«Ya nos dijeron los líderes que los que estemos trabajando es bajo nuestra propia seguridad y uno, pues, necesita llevar el pan a la mesa», dice uno de ellos.

Esta situación genera un grave problema para la movilidad de miles de ciudadanos.

Desde el ataque que sufrieron tres conductores en la colonia Los Ángeles, el servicio público disminuyó considerablemente, por la tarde hubo movilidad para habitantes de las colonias populares.

Pero esta mañana estos servicios fueron suspendidos en su mayoría.

La noche del lunes, aparecieron un par de lonas en dos puentes ubicados al norte de la ciudad, entre las colonias Tatagildo y Lázaro Cárdenas.

Dichas lonas estaban firmadas por el grupo criminal Los Tlacos y expresaron que esperaran a que las autoridades expulsen a Los Ardillos de Chilpancingo y mencionaron que si eso no sucede, «van a comenzar a actuar».

“Por cada carro que nos quemen serán 10 de ustedes”, se leía en las lonas, que minutos después fueron retiradas por elementos de seguridad.

Otro conductor del transporte público mencionó que sus líderes se reunieron la tarde ayer con funcionarios de la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad, la Secretaría General de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para abordar el tema.

Después de esa reunión, de acuerdo con el trabajador del volante, les informaron que sólo 20 por ciento de unidades laborarían hoy mientras elementos de seguridad les garantizaran rondides en las bases y paradas.

Las rutas foráneas en la zona sur de Chilpancingo evitan entrar a la capital e instalaron su base en los límites con Petaquillas, a la altura del cuartel de la Guardia Nacional.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal informó que realizan recorridos de vigilancia en algunas paradas de transporte.

Hasta las tres de la tarde, la afluencia de unidades del servicio público era mínima, la ciudad enfrentaba un severo problema para garantizar su movilidad.

Los que sí están en circulación son los taxis, que tampoco se dan abasto ante la necesitan de miles de personas para trasladarse.

*La falta de transporte afecta al sector empresarial: Coparmex*

Entrevistado vía telefónica, el presidente de la Coparmex Chilpancingo, Iván Salgado Ramírez, dijo que los últimos hechos de violencia y el inestable servicio del transporte desde hace un mes genera pérdidas económicas principalmente a pequeños y medianos negocios.

«Desde hace un mes se vive una inestabilidad en el comercio, con los últimos hechos de violencia y falta de transporte genera miedo en la población y en muchos negocios ante la falta de clientes deciden cerrar o modificar horarios, esto evidentemente nos generó una afectación, comenzando por la falta de población, clientes y luego de transporte», mencionó Salgado Ramírez.

De acuerdo con los datos de Coparmex un 80 por ciento de negocios tuvieron pérdidas en un 50 por ciento de su ingreso diario ante la falta de clientes que no llegan a sus negocios por falta de transporte.

«Cuando parece que ya todo vuleve a la normalidad ocurre otro hecho violento que genera miedo no solo a la población, también a nosotros como empresarios y comeciantes», dijo Salgado Ramírez.

Salgado Ramírez llamó a las instituciones a garantizar la seguridad a todos los sectores de la población.

 

Salir de la versión móvil