Marchan mujeres para exigir castigo a dueño de cafetería en Chilpancingo por violencia laboral y sexual

Última actualización:

Texto: Itzel Urieta

Fotografía: Óscar Guerrero 

25 de junio del 2023

Chilpancingo

 

Ex empleadas de la cafetería Smart Coffee Shop, ubicada en el Andador Emiliano Zapata de Chilpancingo, marcharon esta tarde para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) las atienda y sancione a Francisco Pacheco Pérez, dueño de la cafetería, por abuso laboral, sexual y violencia física.

Adriana entró a trabajar a Smart Coffe hace dos años. Optó por trabajar ahí después de que vio un anuncio pegado afuera de la cafetería; solicitaban mujeres de 18 a 25 años, y ella cumplía con los requisitos, en ese entonces tenía 19 años.

Cuando entró a trabajar como mesera en la cafetería todo era relativamente normal, al año y tres meses comenzó una relación con Pacheco Pérez, de 40 años.

Después de ocho meses de relación comenzaron a vivir juntos, en ese tiempo Adriana sufrió violencia física y explotación laboral.

Al ser pareja de Pacheco Pérez, éste la obligaba a trabajar sin sueldo; Adriana doblaba turnos y se encargaba de todo.

«Era trabajadora, era ama de casa, practicamente hacía todo», mencionó.

Adriana se separó de Pacheco Pérez poco tiempo después de cumplir ocho meses como pareja, interpuso una demanda ante la FGE por violencia física y sexual, y la dependencia giró una orden de aprehensión contra su agresor.

Al interponer la denuncia más mujeres se acercaron a Adriana y ella se dio cuenta que no fue la única que había pasado por una situación con Pacheco Pérez.

La denuncia la interpuso desde hace un año, la FGE le dio respuesta apenas el viernes pasado, luego de que Adriana hiciera público su caso.

«El trabajo sólo es el gancho para que pueda seguir haciendo esto, siempre pide muchachas para trabajar de entre 18 y 25 años».

Son cinco ex trabajadoras las que se sumaron a la denuncia pública de Adriana y dijeron haber pasado situaciones similares con Pacheco Pérez.

Adamari es otra víctima de Pacheco Pérez, denunció que cuando era trabajadora de Smart Coffee, Pacheco Martínez la invitó a salir, le dio una bebida con alguna sustancia que le hizo perder el conocimiento y abusó de manera sexual de ella.

Adamari no puso la denuncia de inmediato por miedo, cuando se atrevió a denunciar en la FGE le dijeron que «ya había pasado mucho tiempo» y no procedió.

También ella participó en la marcha para exigir justicia para sus demás compañeras.

La marcha salió del parque Margarita Maza de Juárez y llegó al kiosko del centro de Chilpancingo, donde colocaron algunas pancartas, en las que se leía «Francisco Pacheco Pérez abusador», «Smart Coffee es una farsa».

Las víctimas llamaron a las mujeres a no trabajar en esa cafetería, dijeron, pueden poner en riesgo su integridad y su vida.

«Queremos que nos hagan justicia a las demás chicas que también han sufrido abusos por esta persona (Pacheco Pérez), vamos a seguir presionando a la fiscalía para tener el resultado que buscamos», agregó Adriana.

 

Power your creative ideas with pixel-perfect design and cutting-edge technology. Create your beautiful website with Zeen now.