Astudillo

Tlacolol – Astudillo el bravucón

El domingo 3 de julio, en el PRI en Guerrero anduvieron muy contentos con su nuevo Comité Directivo Estatal, incluso hasta el dirigente nacional Alejandro Moreno, alias Alito, se dio un baño de pueblo antes de que saliera huyendo del país, perdón de gira por Europa para denunciar que es perseguido por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El que no la pasó muy bien fue el ex gobernador, Héctor Astudillo Flores, pues además de felicitaciones por su cumpleaños, le llovieron los reclamos.

El añorvista, Javier Adame Vázquez le achacó a Astudillo la derrota electoral del PRI el año pasado. También lo acusó de haber entregado la gubernatura a la morenista, Evelyn Salgado Pineda y, de haber traicionado al candidato del tricolor, Mario Moreno Arcos.

Este reclamo enfureció al ex gobernador, quien escoltado por sus guaruras casi se le va a los golpes a Adame Vázquez. De lo que no se quedó con ganas fue mentarle la madre a su compañero de partido.

Y no creerán quién vio en primera fila el disgusto de Astudillo pues ni más ni menos que Mario Moreno Arcos, que no hizo el mínimo intento de defender a su ex jefe. El encontronazo terminó cuando los guaruras de Astudillo se lo llevaron del lugar, mientras que Adame Vázquez le alzó la mano a ex candidato priista, quién a juzgar de las imágenes, disfrutó el momento.

Después del escándalo, la ex vocera de Astudillo, Erika Lürs, intentó hacer el contro de daños con medios de comunicación amigos. Dijo que el enojo de su jefe fue porque el añorvista le reclamó no haberle entregado cinco permisos de transporte público.

¿A poco por cinco permisitos Astudillo mentó madres?

Por cierto, nos dicen que Mario Moreno está indeciso si se va o no del PRI. Esta semana será crucial porque espera que los meros macizos del tricolor (Astudillo y el ex gobernador, Rubén Figueroa Alcocer) decidan cuál será su destino, bueno dicho más clarito: qué huesito le van a dar para el 24 o, eso le prometieron frente Alito porque en realidad, nos dicen, fue pura finta para simular la unidad del priísta en Guerrero.

Mario Moreno tiene varias ofertas en el PRD y MC, pero uno de los meros macizos le dijo que para que siga su carrera política es dentro del PRI. Siendo así el panorama para el ex candidato es muy dasalentador, pues de los tres partidos no se hace uno.

La fiesta del tricolor no pudo terminar de otra manera. La secretaria general PRI, Pilar Badillo Ruiz, se estrenó con una joyita. Cuando le preguntaron los mochileros, reporteros adictos al apoyo oficial, si está de acuerdo con los dichos de Alito, de que a los periodistas no se les matan a balazos sino a hambre.

La secretaria rápidito pintó su rayita con su dirigente, pues les prometió que con ella sí habrá para los refrescos, eso sí, aseguró que será de su bolsillo. Los chayoteará y lo confesó. Así las cosas en el PRI.

 

Te puede interesar: Astudillo a punto de pelear a golpes con un priísta durante Consejo del PRI

Salir de la versión móvil