Violencia en Guerrero

AMLO minimiza violencia, va más allá de 6 estados; usa dichos engañosos sobre apoyos y enfrentamientos

Aunque la violencia se concentra en algunas zonas, más de seis estados viven homicidios, feminicidios, desapariciones y ataques de personas armadas.


Texto: León Ramírez y Siboney Flores / Animal Político 

Fotografía: José Luis de la Cruz (Archivo) 

16 de junio de 2022

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador desestimó que en todo el país se vivan situaciones de violencia pues afirmó que los homicidios están focalizados en seis estados, y que además en esas entidades ya se atiende la situación con programas sociales.

Sin embargo, su información es engañosa y falsa: existen estados con mayor tasa de homicidios que no están contemplados en su lista; han sucedido eventos graves de violencia en entidades con menor número de asesinatos.

Estados con altas tasas de desapariciones tampoco aparecen en su conteo, y es mentira que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro se enfoque en los estados más violentos.

Además, el mandatario repitió la idea de que supuestamente 75% de los homicidios se relacionan con enfrentamientos entre bandas, y en respuestas vía transparencia el gobierno negó tener un estudio que sustente dicha afirmación.

“No es generalizado”, dijo el presidente durante la conferencia matutina del 15 de junio, y agregó que “en seis estados se concentra el 50 por ciento de los homicidios, en seis de 32 estados”.

Según el gobierno, los estados que tienen la principal situación de violencia son Michoacán, Guanajuato, Estado de México, Baja California, Jalisco y Sonora, entidades que “concentran programas sociales”.

Si se analizan únicamente las cifras absolutas de víctimas de homicidio doloso y feminicidios del registro del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a abril de 2022, es verdad que estas entidades encabezan la lista.

Pero si se toma en cuenta la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes –la relación de asesinatos con la población del estado–, aparecen otras que no están contempladas entre la lista del gobierno de las seis entidades con más violencia.

Los seis estados con mayor tasa de homicidios son ColimaZacatecas, Baja California, Michoacán, Sonora y Morelos. Además, otros cuatro estados –Guanajuato, Chihuahua, Guerrero y Quintana Roo– superan la tasa de homicidios a nivel nacional, que de enero a mayo de 2022 se ubicó en 8.36 por cada 100 mil habitantes.

De acuerdo con Alejandro Hope, especialista en seguridad, el análisis de los homicidios es la herramienta idónea para evaluar la situación de violencia que se vive porque es el delito con la menor cifra negra, y porque el derecho tutelado es la vida.

Sin embargo, considera que resulta una obviedad afirmar que las cifras totales de homicidios se concentran solo en algunos estados, porque es una tendencia que se mantiene desde gobiernos anteriores y no toma en cuenta a la población.

En un lugar como Colima o como Zacatecas, la situación es gravísima aunque el número absoluto de homicidios no pinte en términos nacionales”, comentó.

Por otro lado, en los estados de Morelos, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz, Baja California Sur y Zacatecas se concentran los feminicidios, según la tasa obtenida con datos del SESNSP, pero no aparecen en el listado del gobierno de estados con más violencia.

Además, datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), también de enero a mayo de 2022, ubican a Zacatecas, Morelos, Quintana Roo, Jalisco, Sinaloa y Ciudad de México como las entidades con mayor tasa de personas en esta situación. De ese listado, solo Jalisco aparece en el conteo de seis estados que dio el presidente.

Sobre este punto, Hope considera que se debe tener precaución al incluir las cifras de desapariciones en un análisis sobre la violencia, dado que no queda claro en la base de datos qué se está midiendo ni las causas de la desaparición.

Ernesto López Portillo, Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana, señala que es complicado relacionar desapariciones y homicidios, “pero es una hipótesis que sí hay que trabajar. Sí hay que hacerse preguntas, de qué tamaño serían las desapariciones, y hay que relativizar el tema de la cifra oscura de los homicidios”.

“Hay que insistir en que la inseguridad se compone de temores, riesgos y daños de múltiple naturaleza, y que los homicidios son uno de múltiples indicadores que deben ser utilizados”, comenta.

“La inseguridad está hecha de cuestiones subjetivas relacionadas con los temores, de las percepciones, son cuatro indicadores: temor asociado a percepción de seguridad, confianza institucional, victimización y denuncia”, agrega.

Eventos de violencia abarcan más de seis estados

Si bien el presidente sostiene que la violencia se concentra en seis estados, en lo que va del año se han registrado importantes multihomicidios, enfrentamientos y ataques en otras demarcaciones.

Apenas el 14 de junio, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, hombres armados recorrieron calles, se enfrentaron a balazos y provocaron que personas en la zona se atrincheraran en sus casas y negocios para protegerse.

En Atlixco, Puebla –estado que no figura en las listas con más homicidios– asesinaron a 10 personas, entre ellas dos menores de edad, el 9 de marzo de 2022. El gobernador de la entidad, Miguel Ángel Barbosa, acusó sin dar detalles que se trataba de “una ejecución entre bandas”.

La violencia también llegó a Querétaro, el cuarto estado con menor tasa de homicidios, cuando el 5 de marzo se registraron enfrentamientos y hechos violentos en el estadio Corregidora, con un saldo de al menos 26 personas heridas.

La organización Causa en Común lleva un registro de “atrocidades” en el país, que abarca de multihomicidios y casos de tortura hasta violencia contra migrantes. Según este conteo, basado en notas periodísticas, se han contado 1,940 hechos de enero a abril.

Si bien estas “atrocidades” se concentran en algunos estados, en los 32 estados se ha reportado al menos una.

Además, el Informe de Búsqueda e Identificación de Personas del primer semestre del año pasado detalló que se habían ubicado 1,749 fosas con restos humanos del 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2021.

Entre los municipios con más fosas se ubicaron Tecomán, en Colima, y Ahome y Mazatlán, en Sinaloa, de nuevo dos estados que no aparecen en la lista del presidente.

El mayor número de cuerpos se ubicó en los estados de Jalisco, Colima, Sinaloa, Guanajuato y Sonora.

Jóvenes Construyendo Futuro no se enfoca en estados con más homicidios

El presidente también afirmó que en los estados donde hay más violencia, “ahí tenemos más Programas de Bienestar”. Posteriormente, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, difundió el número de beneficiarios de “programas sociales” en estas entidades.

“6 estados concentran 49% de los homicidios del país. Esas entidades concentran programas sociales: Michoacán (25,979), Guanajuato (5,653), EdoMex (27,349), Baja California (1205), Jalisco (7,428) y Sonora (2,553). Nuestro objetivo es arrebatarle los jóvenes a la delincuencia”, escribió en Twitter.

Aunque no especificó a qué refieren estas cifras y el área de comunicación de la oficina de Presidencia no respondió a la solicitud de aclaración, sus datos coinciden con el padrón de beneficiarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro en los estados, según la página del Padrón Único de Beneficiarios.

Sin embargo, si se cotejan los datos de los 32 es falso que estos programas se concentren en la lista que difundió el gobierno.

En realidad, Veracruz, Chiapas, Tabasco, Guerrero, Estado de México y Michoacán tienen más beneficiarios; mientras que Baja California registra menos en todo el país.

Sin sustento, que el 75% de homicidios se relacione con enfrentamientos “entre bandas”

Sobre el tema de homicidios, el presidente también afirmó que “la mayor parte de los homicidios, 75%, tiene que ver con enfrentamientos entre grupos de las bandas”, aunque ni la Oficina de la Presidencia, ni el SESNSP, ni la Secretaría de Gobernación ni la Fiscalía General de la República (FGR) tienen información que sustente esta afirmación.

En respuesta a solicitudes de información dirigidas a estas instituciones, todas reconocieron no tener datos que demuestren que 3 de cada 4 homicidios están relacionados con enfrentamientos entre grupos delictivos.

Presidencia dijo el 6 de abril que “no es competente para atender su solicitud” y refirió al SESNSP, mientras que este organismo indicó que no cuenta con esos datos y que la solicitud podría hacerse a la oficina de la Presidencia de la República.

La FGR, por su parte, dijo que no tenía el dato y recomendó hacer la petición a Presidencia. La Secretaría de Gobernación sugirió acudir al SESNSP y a la FGR.

Según Alejandro Hope, este cálculo es especulación, porque no hay una base de datos oficial que desglose los homicidios por móvil.

“Hay ‘ejecutómetros’ –uno público y varios privados– que clasifican homicidios cómo relacionados con delincuencia organizada a partir de ciertas características del incidente (uso de arma larga, cadáver mutilado, mensaje, etc.), pero no pasa de ser especulación informada”, comentó.


Este texto es propiedad de Animal Político y lo reproducimos con su autorización. Puedes leer el texto original dando click en este enlace.