¿Y los más de 600,000 votos que prometieron los Salgado dónde están?

¿Y los más de 600,000 votos que prometieron los Salgado dónde están?

Texto: Jesús Guerrero

Fotografía: Amílcar Juárez y Oscar Guerrero

11 de abril del 2022

Chilpancingo

 

Durante tres meses el senador con licencia Félix Salgado Macedonio y su hija la gobernadora Evelyn Salgado Pineda promovieron el voto para la consulta de revocación de mandato y durante el domingo en Chilpancingo y Acapulco, bastiones de Morena, no hubo la afluencia esperada de votantes en las casillas.

Los Salgado tejieron una estrategia de obtener al menos 600,000 votos a favor de que el presidente Andrés Manuel López Obrador permanezca en el cargo aún con un 30 por ciento de casillas instaladas en Guerrero.

En las elecciones presidenciales del 2018, López Obrador tuvo un millón 14 mil 265 votos, 700,000 más que el priista Antonio Meade.

Cuando era visible la ausencia de ciudadanos en las casillas, tres de la tarde de ayer domingo, es decir, tres horas antes del cierre de las votaciones, la gobernadora escribió en su cuenta personal de Facebook lo siguiente: “Amigas y amigos aún están a tiempo de salir a votar y ser parte de este ejercicio democrático”.

Pero eran las 17:30 horas y las casillas, como la ubicada en el zócalo de Chilpancingo, estaban semivacías. Antes, a las dos de la tarde, en una urna de la cancha de basquetbol de la colonia Los Ángeles de esta ciudad sólo había 10 papeletas depositadas.

Donde sí hubo una fila larga fue en la casilla especial ubicada en la zona de las centrales de autobuses, a la que acudió por la mañana la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, su mamá, María de Jesús Pineda y su hermana Liz Salgado Pineda, presidenta del DIF estatal.

Cuando la gobernadora esperaba para votar, un grupo de universitarios de la Uagro llegaron a esta casilla para echarle porras al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la gobernadora.

«A ver, pues, una foto de esas como se la toman los equipos de futbol», les dijo Salgado Pineda a los jóvenes que eran encabezados por Filemón Vital Ventura, coordinador de la Comisión mixta para la admisión del personal de la administración central de la Uagro.

“¡Juntos seguimos con AMLO, que viva la UAGro y Evelyn Salgado!”, gritaron los estudiantes.

A los estudiantes les prometieron subirles un punto de calificación en la materia académica que ellos quisieran para que acudieran a emitir su voto a favor de que López Obrador siguiera en el cargo. También hubo presiones para los trabajadores académicos y administrativos de la Uagro, pero muchos no obedecieron ese llamado de los directivos de las escuelas, denunciaron los propios universitarios.

Desde febrero pasado, después de que solicitó licencia al Senado de la República, Salgado Macedonio anunció que iniciaría una gira por Guerrero, Puebla, Morelos, Michoacán y Oaxaca para promover la consulta de revocación de mandato, con el argumento de que el INE no la difundía en los medios de comunicación ni en las calles.

La promoción sólo la realizó en Guerrero con mítines y reuniones en donde se observó la participación de funcionarios del gobierno estatal.

«El INE nos debería de pagar porque estamos haciéndole el trabajo que los consejeros como Lorenzo Córdova y Ciro Murayama no hacen», era la frase favorita del papá de la gobernadora en su recorrido.

A las reuniones y mítines que encabezaba Salgado Macedonio y a la que acudían funcionarios también llegaba gente que le quería pedir algún favor, como empleo. «Hola, hola, hola, conéctense, conéctense», así iniciaba sus reuniones que transmitía en vivo en sus redes sociales.

El pasado 27 de marzo fue el día en que fue más visible la participación del gobierno estatal en la promoción de la consulta con la movilización de más de 5,000 personas que fueron encabezadas por la gobernadora y su padre.

En esta marcha denominada «Que siga la democracia” ocurrida en Chilpancingo participaron alcaldes, diputados locales y funcionarios del gobierno estatal que militan en Morena.

Ese mismo día de las movilizaciones a las que convocó Salgado Macedonio y su hija, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio a conocer una resolución que confirmaba la no permisión de propaganda gubernamental, incluida la de servidores públicos en el periodo de veda por revocación de mandato.

A cinco días de que se realizara la consulta y a pesar de la veda electoral, la gobernadora dio el banderazo del arranque de la supervisión de la conservación y construcción de caminos en las comunidades de 23 municipios de las regiones Montaña y Costa Chica.

Se trata de la construcción de 66 caminos rurales de concreto hidráulico en esas dos zonas de alta marginación que el pasado 20 de febrero anunció en Chilpancingo el presidente Andrés Manuel López Obrador con una inversión de mil millones de pesos en este año y dos mil millones más para el 2023 y 2024.

Tres mese después de que inició la promoción de la consulta de revocación de mandato, el senador con licencia acudió este domingo a emitir su voto en una casilla ubicada al sur de esta ciudad y en donde nuevamente arremetió contra el INE. «Al INE le quedó grande la yegua», dijo.

La noche de ayer, la familia Salgado cerró su jornada con un mitin en la plaza central Primer Congreso de Anáhuac de Chilpancingo y sin conocer los resultados oficiales de la votación de la consulta festejaron a lo que ellos le llamaron el triunfo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

«La gente votó porque siga nuestro presidente pese a los ataques del INE, los del yunque y los conservadores», dijo Salgado Macedonio acompañado por la gobernadora, su otra hija Liz Salgado y su esposa María de Jesús Pineda, así como de la alcaldesa Norma Otilia Hernández Martínez y el líder estatal de Morena, Ney Cuauhtémoc Catalán.

El mitin fue animado por el subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Marco Antonio Marbán Galván, quien en la campaña política de la gobernadora fue el animador de los mitines.

Más noche, la familia Salgado encabezaría otro festejo en el Asta Bandera de Acapulco. Hasta allá se trasladó la porra ambulante que acompañaba a Salgado Macedonio.