Usuarios de salas fitness, deportes y gimnasios se manifiestan contra el cierre

Texto y fotografía: Beatriz García

9 de noviembre del 2020

Chilpancingo

 

Dueños, instructores y usuarios de salas fitness, deportes y gimnasios marcharon y bloquearon frente al ayuntamiento, para exigir el no cierre de sus espacios, luego del decreto oficial que impide la apertura por la pandemia de la Covid-19.

 

A las nueve de la mañana, los manifestantes se congregaron en la explanada del Monumento a las Banderas, para marchar rumbo al zócalo de la ciudad.

 

La mayoría de los manifestantes fueron mujeres, jóvenes, adultas y adultas mayores.

 

Las consignas de unos 100 manifestantes fue: “No al cierre, no al cierre!”, “¡No somos el problema, somos la solución”.

 

El presidente de la Asociación de Salas Fitness en Guerrero, Víctor Hugo Aguilar, dijo que están en contra de sus espacios deportivos, porque aguantaron un cierre al inicio de la pandemia pero que dos es insostenible.

 

Las autoridades deportivas del municipio y del estado nunca se acercaron a estos lugares para preguntarles sobre su situación ante la contingencia.

 

Dijo que han implementado protocolos sanitarios rigurosos.

Cumplieron con el cupo limitado y sana distancia que se requiere.

 

Además de que invirtieron en desinfectantes, termómetros, gel antibacterial, pues tienen que desinfectar los espacios cada hora.

 

Lamentó que al pedirles que cierren sus espacios hasta nuevo aviso, algunos optarán por cerrar definitivamente, porque además siguen pagando rentas, pero no hay ingresos en los negocios.

 

Ante este problema, unas 10 salas fitness en la ciudad cerraron definitivamente ante la falta de ingresos para que subsistan los espacios.

 

El representante de la organización expuso que para muchos dueños el ingreso de sus negocios también es el sustento de sus familias

“Queremos un acercamiento (con las autoridades) y llegar a un diálogo, lo hemos querido pero no se ha dado”.

 

Por ejemplo, en su negocio hay cuatro instructores que viven de lo que ganan ahí.

 

Las pérdidas en estas salas fitness han sido de hasta el 50 por ciento, indicó el dueño.

 

“Muchos tuvimos que vender comida, buscar muchas formas, un cierre más ya no lo podemos hacer”, lamentó.

 

La propuesta de los dueños y usuarios de estos negocios es que les autoridades acudan a supervisar sus espacio para comprobar que cumplen con las medidas sanitarias, y que si se requiere implementar un protocolo más estricto lo harán.

 

El presidente del Comité del Deporte del Municipio de Chilpancingo, Arturo Robledo, lamentó que el rumor es que sólo pueden funcionar las salas que cuenten con ventilación, que esto afecta los derechos de quienes están rentando los espacios que pagan mes con mes.

 

Expresó que ante la pandemia el cuerpo también debe fortalecerse y nutrirse y que estos centros son indicados para ello.

 

“Solicitamos al gobierno municipal y estatal que se hagan las revisiones pertinentes cuando deben de hacerse, porque ha habido salas de deporte y salas fitness y algunos gimnasios que no están llevando el protocolo, que no están cuidando a los socios y clientes. A los que estamos trabajando de forma legal y derecha nos están trayendo de raya y los que no, solo por tener un familiar político ellos sí pueden”, argumentó.

 

 

<