Sexto informe de gobierno: más de 216 millones desperdiciados en obras en Chilpancingo

Texto: Itzel Urieta y Amapola Periodismo

Fotografía: Oscar Guerrero (portada), Jesus Guerrero y Franyeli García 

14 de julio de 2021

Chilpancingo

 

Dos de las obras públicas más emblemáticas de la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores en Chilpancingo están mal hechas y son inviables: el parque lineal río Huacapa y el puente del distribuidor vial Chichihualco, lo que significa que más de 216 millones de pesos fueron mal invertidos.

 

Este jueves, el gobernador dio su sexto informe de gobierno, lo que significa que su administración está por terminar.

 

En un formato virtual, desde un salón de Casa Guerrero, el gobernador arrancó su mensaje con cifras alegres de su gobierno sobre la seguridad.

 

Aquí se hablará sólo de una muestra de los pendientes de este gobierno, que no figuraron en el informe oficial en el renglón sobre la obra pública.

 

En ese tema, Astudillo Flores sólo mencionó lo que para él son las obras grandes: de las fallidas no dijo nada.

 

Mencionó una inversión de 892 millones de pesos en obra pública este último año.

 

El parque lineal río Huacapa se planeó como una obra que incluía un corredor comercial, juegos infantiles, sanitarios, aparatos para hacer ejercicio y una ciclo pista de 1.6 kilómetros sobre el encauzamiento del río Huacapa, que está lejos de ser una vía turística, por el contrario, es un canal en el que se vierten las aguas negras de la ciudad. Pero la administración de Astudillo Flores consideró que era pertinente convertirlo en una espacio de esparcimiento.

 

La obra contempla el tramo que va de la calle Francisco I. Madero y Moisés Guevara, en el centro de Chilpancingo. De acuerdo con información documentada por la prensa, el entonces secretario de Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada, informó que la inversión sería de 63 millones 406 mil pesos.

 

La obra comenzó su construcción el 20 de marzo del 2017 y para darla a conocer hubo un acto donde estuvo presente el gobernador y el entonces alcalde, Marco Antonio Leyva Mena.

 

Ahí dijo que el parque estaría listo para el año 2019, sólo dos años después.

 

Han pasado cuatro años desde entonces y la obra está sin terminar, es más, está suspendida y abandonada por la poca viabilidad.

 

Un ejemplo de esto, la ciclovía simplemente no tiene continuidad, primero, porque el encauzamiento está dividido en tramos, y dos, porque continuarla hubiese significado talar los árboles al borde del encauzamiento.

 

En todo este periodo han ocurrido diversas protestas, desde vecinos que impidieron la tala de árboles hasta ciudadanos que dijeron que poner parques y espacios de ejercicio sobre las aguas negras de la ciudad es un riesgo para la salud pública.

 

En los inicios de la construcción, Astudillo Flores comentó que con esa obra se verían beneficiados 188,000 habitantes de Chilpancingo.

 

Durante las tardes, sólo se ven tres o cuatro personas caminando o utilizando los aparatos de ejercicio, porque los locales comerciales que se construyeron también están vacíos.

 

Durante una comparecencia ante el Congreso Local, Navarrete Quezada, el anterior secretario de Obras Públicas, informó que al final el costo de esa obra aumentó, pero nunca dijo cuánto.

 

Sólo mencionó que los vecinos del encauzamiento pidieron un andador peatonal, en lugar de la ciclo vía.

 

Esto significa que los 63 millones de pesos presupuestados al inicio, sólo es un aproximado, el tema es que todo esos recursos públicos invertidos no tuvieron sentido.

 

Otra de las obras más costosas del sexenio de Astudillo Flores es el puente del distribuidor vial Chichihualco.

 

Esta obra fue realizada con el argumento de evitar accidentes automovilistas entre quienes se dirigían hacia el crucero a Chichichualco, porque deben hacerlo por la Autopista del Sol.

 

Esta obra fue inaugurada el 28 de marzo del 2019; según datos de Navarrete Quezada se necesitó una inversión de 153 millones de pesos.

 

A estas alturas éste debe ser un monto pequeño de los recursos públicos gastados en esa obra, porque desde su inauguración son recurrentes las obras de reparación.

 

Ahora mismo, y así está desde hace varios meses, quien se dé una vuelta por el puente, ubicado al norte de la ciudad, se puede dar cuenta que los trabajos de reparación continúan.

 

Las quejas de la ciudadanía fueron recurrentes desde los pocos días de su inauguración por el mal estado del puente.

 

En redes sociales circulan varias fotografías y videos donde se observaban hundimientos en los carriles laterales, así como grietas en la cimentación del puente.

 

Días después de las denuncias comenzaron obras de rehabilitación en dicho puente y aún continúan; se puede observar que los trabajadores colocan muros y columnas de contención en las partes donde se observaban los desprendimientos.

 

Astudillo Flores dejará el cargo el próximo 15 de octubre y las obras emblemáticas que prometió para su ciudad natal se quedan con la implícita herencia de un mal estado.

 

Tags