Retiene policía comunitaria ilegalmente a padre de los 43 en Tixtla

La denuncia, explica el padre de familia, es un llamado a las autoridades para que castiguen estos tratos arbitrarios de los policías autodenominado comunitarios


 

Texto: Vania Pigeonutt

Fotografía: Facebook

6 de julio del 2020

 

Clemente Rodríguez Moreno, padre de Christián Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, denunció que alrededor de 15 policías comunitarios portando armas de grueso calibre y gritándole groserías, lo retuvieron ilegalmente más de cuarenta minutos, sobre la carretera Chilpancingo– Tixtla, a la altura de una tienda de autoservicio ubicada en la entrada hacia el centro de Tixtla.

 

El señor, originario de este municipio, lamentó mediante una denuncia que realizó en su Facebook, que los policías comunitarios le hayan tomado fotografías y videos a él y su esposa, amedrentándolos sin darle ninguna justificación.

 

Él se dirigió sobre esta carretera porque fue a recoger unas láminas, que un amigo le encargó, cuando fue detenido en compañía de su esposa Luz María Telumbre Casarrubias.

 

“Ahí me quedé parado en mi vehículo, ellos estaban a un costado, yo me esperé hasta que llegara el apoyo de la Policía Estatal. La policía estatal llegó. Cuando me detuvieron, me decían que me orillara, que para dónde iba y todo eso con groserías y como no le pude proporcionar ningún dato, más me grababan y a mi esposa”, contó vía telefónica Clemente Rodríguez.

 

En la transmisión que el padre de familia hizo en Facebook denunció:

 

“Acabo de ser detenido muy injustamente por la policía comunitaria. Les hago el conocimiento si me llega a pasar algo a mi esposa y a mí, hago responsable a la comunitaria supuestamente, que son autoridad, me amenazan tomando fotos a mi y a mi esposa. En estos momentos no podemos ni retirarnos, no sé qué cargos se me estén imputando, voy pasando en la carretera y muy groseramente me gritan: 'bájate hijo de tu puta madre', entonces estoy esperando a las autoridades competentes para que vengan a ver este caso”, narró.

 

Clemente Rodríguez contó que él les pidió el nombre del comandante de la comunitaria y le dijeron que no tienen por qué dar datos personales. Entonces él decidió no darles los suyos.

 

Esta denuncia, dijo, la realiza porque hay otros casos de gente que vive en Tixtla, en donde está ubicada la Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos, violentada por la Policía Comunitaria, sin que las autoridades municipales correspondientes hagan algo. Hizo el llamado a la alcaldesa, Ericka Alcaraz, para que regule a estas personas, que normalmente portan el rostro cubierto y dan malos tratos a la población.

 

Por fortuna, él pudo hablar con el fiscal General del Estado, Jorge de los Santos Barrila, quien envió policías estatales. Los comunitarios se retiraron al ver la presencia de la Policía Estatal, que lo escoltó junto a su esposa hasta su casa, en donde tenía que descargar las láminas que trasladaba en su camioneta.

 

“Mis hijas se asustaron mucho. Nosotros estamos en una pausa de actividades por la pandemia, nuestras actividades como padres que exigen la presentación con vida de los 43, son virtuales, pero seguimos en pie de lucha. Hago este llamado para que la población no sufra estas arbitrariedades, y para dejar un antecedente por mi familia y porque nosotros somos de aquí de Tixtla”, puntualizó.

 

 

 

<